Man and Woman / Hombre y Mujer

Tzvi Freeman

It is a mistake to consider man and woman two separate beings. They are no more than two halves of a single form, two converse hemispheres that fit tightly together to make a perfect whole. They are heaven and earth encapsulated in flesh and blood.

It is only that on its way to enter this world, this sphere was shattered apart. What was once the infinity of a perfect globe became two finite surfaces. What was once a duet of sublime harmony became two bizarre solos of unfinished motions, of unresolved discord.

So much so, that each one hears in itself only half a melody, and so too it hears in the other. Each sees the other and says, “That is broken.” Feigning wholeness, the two halves wander aimlessly in space alone.

Until each fragment allows itself to surrender, to admit that it too is broken. Only then can it search for the warmth it is missing. For the depth of its own self that was ripped away. For the harmony that will make sense of its song.

And in perfect union, two finite beings find in one another infinite beauty.

*     *    *     *

The Torah does not know of man and woman as separate beings, since they were first one.

Genesis 2

22 And the Lord God built the side that He had taken from man into a woman, and He brought her to man.   כבוַיִּ֩בֶן֩ יְהֹוָ֨ה אֱלֹהִ֧ים | אֶת־הַצֵּלָ֛ע אֲשֶׁר־לָקַ֥ח מִן־הָֽאָדָ֖ם לְאִשָּׁ֑ה וַיְבִאֶ֖הָ אֶל־הָֽאָדָֽם:
23 And man said, “This time, it is bone of my bones and flesh of my flesh. This one shall be called ishah (woman) because this one was taken from ish (man).”   כגוַיֹּ֘אמֶר֘ הָֽאָדָם֒ זֹ֣את הַפַּ֗עַם עֶ֚צֶם מֵֽעֲצָמַ֔י וּבָשָׂ֖ר מִבְּשָׂרִ֑י לְזֹאת֙ יִקָּרֵ֣א אִשָּׁ֔ה כִּ֥י מֵאִ֖ישׁ לֻֽקֳחָה־זֹּֽאת:

The Torah shows us that G-d called “good” everything he had created. Only when he created Adam, he said he; “It’s not good for the man to be alone”.

Genesis 2

18 And the Lord God said, “It is not good that man is alone; I shall make him a helpmate opposite him.”   יחוַיֹּ֨אמֶר֙ יְהֹוָ֣ה אֱלֹהִ֔ים לֹא־ט֛וֹב הֱי֥וֹת הָֽאָדָ֖ם לְבַדּ֑וֹ אֶֽעֱשֶׂה־לּ֥וֹ עֵ֖זֶר כְּנֶגְדּֽוֹ:

Likewise, G-d says that the woman will be an opposite help. What sense would it make for women to have the same function as men, right? Both are a harmonious complement.

After creating Eve, G-d was magnifying His supreme glory. He had created a female creature that could reflect her glory forever.

Marriage, the union of a man and a woman, was always in G‑d’s plan.

Proverbs 18

22 He who has found a wife has found good, and has obtained favor from the Lord.   כבמָצָ֣א אִ֖שָּׁה מָ֣צָא ט֑וֹב וַיָּ֥פֶק רָ֜צ֗וֹן מֵיְהוָֽה:

Rabbi Shimon bar Yochai (2nd century CE)

As they set out from their place above, each soul is male and female as one. Only as they descend to this world do they part, each to its own side. And then it is the One Above who unites them again. This is His exclusive domain, for He alone knows which soul belongs to which and how they must reunite.

(Zohar, Book I, 85b)

HOMBRE Y MUJER

Es un error considerar al hombre y a la mujer dos seres separados. No son más que dos mitades de una sola forma, dos hemisferios inversos que encajan estrechamente para formar un todo perfecto. Son el cielo y la tierra encapsulados en carne y sangre.

Es solo que en su camino para ingresar a este mundo, esta esfera se hizo añicos. Lo que una vez fue la infinidad de un globo perfecto se convirtió en dos superficies finitas. Lo que una vez fue un dúo de armonía sublime se convirtió en dos solos extraños de movimientos inacabados, de discordia sin resolver.

Tanto es así, que cada uno oye en sí mismo sólo la mitad de una melodía, y así también oye en el otro. Cada uno ve al otro y dice: “Eso está roto”. Fingiendo estar completos, las dos mitades vagan solas sin rumbo en el espacio.

Hasta que cada fragmento se permita rendirse, admitir que también él está roto. Sólo entonces puede buscar el calor que le falta. Por la profundidad de su propio yo que fue arrancada. Por la armonía que dará sentido a su canto.

Y en perfecta unión, dos seres finitos encuentran el uno en el otro una belleza infinita.

*     *    *     *

La Torá no conoce al hombre y la mujer como seres separados, ya que primero fueron uno.

Genesis 2

(22)Y Di-s el Eterno, convirtió el costado que había tomado del hombre en una mujer, y la trajo al hombre.

(23) Entonces el hombre dijo: “Ésta es por fin hueso de mis huesos y carne d emi carne. Será llamada Mujer (ishá) porque fue sacada del hombre (ish).

La Tora nos muestra que  Di-s llamo “bueno”, a todo lo que habia creado. Solo cuando creó a Adan, dijo; “No es bueno que el hombre este solo”.

Genesis 2:18, 

No es bueno que el hombre esté solo:le haré una ayuda opuesta a él.

Asimismo, Di-s dice que la mujer será una ayuda opuesta. Qué sentido tendría que la mujer  tenga la misma función del hombre, verdad?. Ambos son un complemento armonioso.

Después de crear a Eva, Di-s estaba magnificando Su gloria suprema. Había credo una criatura femenina que podía reflejas Su gloria para siempre.

El matrimonio, la unión de un hombre y una mujer, estuvo siempre en el plan de Di-s.

Proverbios 18:22

El que ha encontrado esposa ha encontrado el bien y ha obtenido el favor de Di-s.

Rabí Shimon bar Yochai (siglo II d.C.)

A medida que parten de su lugar en lo alto, cada alma es masculina y femenina como una sola. Solo cuando descienden a este mundo se separan, cada uno por su lado. Y luego es el de Arriba quien los vuelve a unir. Este es Su dominio exclusivo, porque solo Él sabe a qué alma pertenece y cómo deben reunirse.

(Zohar, Libro I, 85b)

REFERENCIA:

https://www.chabad.org

The Blessing of Love / La Bendición del Amor

Una hermosa bendición que se vuelve  personales.

Números 6 (24-26)

“Que el Señor te bendiga y te cuide.
Que el Señor haga resplandecer Su rostro sobre ti y tenga de ti misericordia.
Que el Señor alce Su rostro hacia ti y te conceda la paz”.

La primera línea, “Que Di-s te bendiga y te guarde”,  sobrepasa las  bendiciones materiales como el sustento, salud física, riquezas, etc. Di-s, el Eterno, no solo es la fuente de todas las bendiciones, sino que Su presencia es lo único que nos dará una perfecta satisfacción, complacencia de todo lo que Él a permitido que logremos en esta vida. Lo necesitamos a ÉL.

El segundo, “Que Di-s haga brillar Su rostro sobre ti y sea misericordioso contigo”, se refiere a la bendición interpersonal de la gracia entre nosotros y los demás. 

La tercera línea es la más profunda de todas: “Que Di-s vuelva Su rostro hacia ti y te conceda la paz”.

Hay más de siete mil millones de personas en la tierra. ¿Qué nos convierte en algo más que un rostro en la multitud, una ola en el océano, un grano de arena en la orilla del mar? El hecho de que somos hijos de Di-s. Él es nuestro padre. Él vuelve Su rostro hacia nosotros. A Él le importa.

Este conocimiento nos da una profunda sensación de paz interior. No necesitamos probarnos a nosotros mismos para recibir una bendición de Di-s. Todo lo que necesitamos saber es que Su rostro está vuelto hacia nosotros. Di-s nos ve, nos escucha, nos sostiene en Sus brazos de Amor.

VERSOS DE LA TORA – BIBLIA RELACIONADOS.

“guardar los mandamientos” (Exo 20:6). La obediencia es la que abre la puerta a las bendiciones (Deu. 4:40; Deu. 12:28).

(Los Salmos 3:3) Mas tú, Elohim, eres escudo alrededor de mí; Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.

(Salmo 27:8-11)  Mi corazón ha dicho de ti: Buscad Mi rostro. Tu rostro buscaré,  oh Señor; No escondas Tu rostro de mí. No apartes con ira a tu siervo; Mi ayuda has sido. No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación. Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, el Señor me recogerá.  Enséñame, oh Señor, Tu camino, y guíame por senda de rectitud a causa de mis enemigos.

(Exodo 34:29) … al descender del monte, Moisés no sabía que la piel de su rostro resplandecía por haber hablado con Dios.

(Salmo 119:135)  Haz resplandecer Tu rostro sobre tu siervo, y enséñame tus estatutos.
(Salmo 4:7)  Muchos dicen: ¿Quién nos mostrará el bien? ¡Alza, oh SEÑOR, sobre nosotros la luz de Tu rostro!

(Salmo 67:1-2)  Dios tenga piedad de nosotros y nos bendiga, y haga resplandecer Su rostro sobre nosotros; para que sea conocido en la tierra tu camino, entre todas las naciones tu salvación.

(Jeremias 17:7-8) Bendito el hombre que confía en el Señor y pone su confianza en Él.
Será como un árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme que llegue el calor, y sus hojas están siempre verdes. En época de sequía no se angustia, y nunca deja de dar fruto.

The Blessing Love

This beautiful blessing becomes more and more personal.

Numbers 6

24 “May the Lord bless you and watch over you.   כדיְבָֽרֶכְךָ֥ יְהוָֹ֖ה וְיִשְׁמְרֶֽךָ:
25 May the Lord cause His countenance to shine to you and favor you.   כהיָאֵ֨ר יְהוָֹ֧ה | פָּנָ֛יו אֵלֶ֖יךָ וִֽיחֻנֶּֽךָּ:
26 May the Lord raise His countenance toward you and grant you peace.”   כויִשָּׂ֨א יְהוָֹ֤ה | פָּנָיו֙ אֵלֶ֔יךָ וְיָשֵׂ֥ם לְךָ֖ שָׁלֽוֹם:

The first line, “May G‑d bless you and keep you,” goes beyond material blessings such as sustenance, physical health, wealth, etc. G‑d, the Eternal, is not only the source of all blessings, but his presence is the only thing that will give us perfect satisfaction, fulfillment of all that He has allowed us to achieve in this life. We need HIM.

The second, “May G‑d make his face shine upon you and be merciful to you,” refers to the interpersonal blessing of grace between us and others.

The third line is the most profound of all: “May G‑d turn his face toward you and grant you peace.”

There are seven billion people on earth. What makes us more than a face in the crowd, a wave in the ocean, a grain of sand on the seashore? The fact that we are children of God. He is our father. He turns his face towards us. He cares.

This knowledge gives us a deep sense of inner peace. We do not need to prove ourselves to receive a blessing from G-d. All we need to know is that his face is turned towards us. Gd sees us, hears us, holds us in his everlasting arms.

Versos de la Torah

Torah Verses

“keep the commandments” (Exodus 20:6). Obedience is what opens the door to blessings (Deut. 4:40; Deut. 12:28).

Psalms 3

4 But You, O Lord, are a shield about me, my glory and He Who raises up my head.   דוְאַתָּ֣ה יְ֖הֹוָה מָגֵ֣ן בַּֽעֲדִ֑י כְּ֜בוֹדִ֗י וּמֵרִ֥ים רֹאשִֽׁי:

Psalms 27

8 On Your behalf, my heart says, “Seek My presence.” Your presence, O Lord, I will seek.   חלְךָ֚ | אָמַ֣ר לִ֖בִּי בַּקְּשׁ֣וּ פָנָ֑י אֶת־פָּנֶ֖יךָ יְהֹוָ֣ה אֲבַקֵּֽשׁ:
9 Do not hide Your presence from me; do not turn Your servant away with anger. You were my help; do not forsake me and do not abandon me, O God of my salvation.   טאַל־תַּסְתֵּ֬ר פָּנֶ֨יךָ | מִמֶּנִּי֘ אַל־תַּט בְּאַ֗ף עַ֫בְדֶּ֥ךָ עֶזְרָתִ֥י הָיִ֑יתָ אַל־תִּטְּשֵׁ֥נִי וְאַל־תַּֽ֜עַזְבֵ֗נִי אֱלֹהֵ֥י יִשְׁעִֽי:
10 For my father and my mother have forsaken me, but the Lord gathers me in.   יכִּֽי־אָבִ֣י וְאִמִּ֣י עֲזָב֑וּנִי וַֽ֜יהֹוָה יַֽאַסְפֵֽנִי:
11 Instruct me, O Lord, in Your way, and lead me in the straight path because of those who lie in wait for me.   יאה֚וֹרֵ֥נִי יְהֹוָ֗ה דַּ֫רְכֶּ֥ךָ וּ֖נְחֵנִי בְּאֹ֣רַח מִישׁ֑וֹר לְ֜מַ֗עַן שֽׁוֹרְרָֽי:

Psalms 119

35 Cause Your countenance to shine upon Your servant and teach me Your statutes.   קלהפָּנֶ֣יךָ הָ֖אֵר בְּעַבְדֶּ֑ךָ וְ֜לַמְּדֵ֗נִי אֶת־חֻקֶּֽיךָ:

Psalms 4

7 Many say, “Who will show us goodness?” Raise up over us the light of Your countenance, O Lord.   זרַבִּ֥ים אֹֽמְרִים֘ מִֽי־יַרְאֵ֪נוּ֫ ט֥וֹב נְסָה־עָלֵ֑ינוּ א֖וֹר פָּנֶ֣יךָ יְהֹוָֽה:

Psalms 64

2 God will be gracious to us and bless us; He will cause His countenance to shine with us forever.   באֱלֹהִ֗ים יְחָנֵּ֥נוּ וִֽיבָֽרְכֵ֑נוּ יָ֚אֵ֥ר פָּנָ֖יו אִתָּ֣נוּ סֶֽלָה:
3 That Your way should be known on earth, Your salvation among all nations.   גלָדַ֣עַת בָּאָ֣רֶץ דַּרְכֶּ֑ךָ בְּכָל־גּ֜וֹיִ֗ם יְשֽׁוּעָתֶֽךָ:

Jeremiah 17

7 Blessed is the man who trusts in the Lord; the Lord shall be his trust.   זבָּר֣וּךְ הַגֶּ֔בֶר אֲשֶׁ֥ר יִבְטַ֖ח בַּֽיהֹוָ֑ה וְהָיָ֥ה יְהֹוָ֖ה מִבְטַחֽוֹ:
8 For he shall be like a tree planted by the water, and by a rivulet spreads its roots, and will not see when heat comes, and its leaves shall be green, and in the year of drought will not be anxious, neither shall it cease from bearing fruit.   חוְהָיָ֞ה כְּעֵ֣ץ | שָׁת֣וּל עַל־מַ֗יִם וְעַל־יוּבַל֙ יְשַׁלַּ֣ח שָֽׁרָשָׁ֔יו וְלֹ֚א יִרְאֶה֙ (כתיב יִרְאֶ֙) כִּֽי־יָבֹ֣א חֹ֔ם וְהָיָ֥ה עָלֵ֖הוּ רַֽעֲנָ֑ן וּבִשְׁנַ֚ת בַּצֹּ֙רֶת֙ לֹ֣א יִדְאָ֔ג וְלֹ֥א יָמִ֖ישׁ מֵֽעֲשׂ֥וֹת פֶּֽרִי:

ARTICLE

More than mere expressions of gratitude, blessings are portals to other spiritual realms.

Blessings are a portal to the Infinite. They are the utterances and sentiments shared by us and our ancestors for thousands of years.

In the Torah, blessings are seen as a conduit for spiritual and physical potential. God blesses Adam and Eve to fill the world, Abraham is called a blessing for all his descendants, Jacob steals the first-born blessing and alters his future, the high priests bless the nation with an ever-expanding relationship with peace (…)

To read the full article:

The Power of Jewish Blessings

 

El Poder de las Bendiciones Judías

Más que meras expresiones de gratitud, las bendiciones son portales a otros reinos espirituales.

Las bendiciones son un portal al Infinito. Son las declaraciones y sentimientos compartidos por nosotros y nuestros antepasados ​​durante miles de años.

En la Torá, las bendiciones se ven como un conducto para el potencial espiritual y físico. Dios bendice a Adán y Eva para llenar el mundo, Abraham es llamado bendición para toda su descendencia, Jacob roba la bendición del primogénito y altera su futuro, los sumos sacerdotes bendicen a la nación con una relación cada vez más amplia con la paz. La lista sigue y sigue.

De hecho, el Talmud (Ta’anit 8b) enseña: “Una bendición se encuentra solo en un objeto que está oculto [samui] del ojo”, lo que sugiere que el poder de las bendiciones se encuentra en lo que no se ve, en meta- realidad detrás de lo que es fácilmente observable.

La palabra hebrea para bendición, braja, comparte las mismas letras que la palabra estanque (b’raycha), lo que sugiere que cuando uno ofrece una bendición, en realidad estamos reuniendo energía y abriendo una fuente de vida. También comparte una raíz con la palabra para arrodillarse (nivrachah), insinuando que las bendiciones nos ayudan a apoyarnos en lo que estamos bendiciendo, enfocando nuestra gravedad en un lugar para que podamos reunir nuestra energía para lo que ha llegado y lo que está por venir.
Las melodías y los ritmos de las bendiciones judías han servido como aglutinante cultural para la práctica diaria Judía durante miles de años. Hay bendiciones sobre la comida y la bebida, al salir del baño, antes de ir a dormir y durante los eventos del ciclo de vida. Los Judíos que rezan tres veces al día recitan docenas de bendiciones.

El Talmud (Menachot 43b) establece que cada persona está obligada a recitar 100 bendiciones cada día, sugiriendo que la forma de vivir conectado con lo Divino es vivir una vida inmersa en bendiciones, en gratitud. Esto es tan importante para la tradición Judía que los sabios escribieron (Berajot 35a) que está prohibido beneficiarse del mundo sin hacer una bendición. Se podría decir que el valor que se le da a las bendiciones es fundamental para toda la vida Judía.
Y, sin embargo, con la condición humana que tiende al olvido, es fácil que la recitación de bendiciones se vuelva rutinaria. Entonces, ¿cómo podemos hacer que las bendiciones sean transformadoras en lugar de transaccionales? Una idea es tomar tres segundos antes de hacer una bendición para meditar en nuestra propia voz dentro de la bendición, para encontrar dentro de ella lo que es significativo para nosotros, en esencia, para convertirse en la bendición.

La festividad de Tu Bishvat es un momento en el que este tipo de conciencia espiritual en torno a las bendiciones se vuelve mucho más accesible. El seder de Tu Bishvat, una práctica mística que todavía se observa hoy, está repleto de bendiciones para el año nuevo Judío de los árboles, una época en la que damos muchas bendiciones a las creaciones divinas del mundo y nos conectamos con el destino de los árboles, la comida y la naturaleza en nuestras vidas.

El seder se originó en Tzfat, en el norte de Israel, en una montaña de místicos que suspiraban por profundizar e innovar la forma en que abordamos las bendiciones y la oración. Tiene sentido que recopilen una serie de bendiciones que reflejen el potencial espiritual desbloqueado de las vides, los árboles, las frutas y las plantas.
Dado el énfasis de la festividad en el poder de las bendiciones, es apropiado cerrar con una bendición:

Que sea la voluntad del Universo que podamos aprovechar la oportunidad de contemplar el poder y el propósito de las bendiciones Judías y el papel que juega nuestra voz dentro de la bendición misma, mejorando nuestra capacidad de concentración mientras liberamos el potencial desconocido de lo que es. dentro y alrededor de nosotros.