Isaías 43

Pero ahora sí dice el Eterno que te creó, oh Jacob, el que te formó, oh Israel: No temas porque te he redimido. Te he llamado por tu nombre. Tú eres mío. (2) Cuando pases por las aguas, seré contigo y por los ríos, no desbordarán. Cuando camines por el fuego, no serás quemado, ni la llama se encenderá sobre ti. (3) Porque soy el Eterno tu Dios, el Santo de Israel, tu salvador. Yo di a Egipto por tu rescate, a Etiopía y a Sába (S’va) por ti. (4) Cómo eres preciosos a mi vista y honorable, te he amado y daré hombres por ti y pueblos por tu vida. (5) No temas, porque estoy contigo. Traeré a tu descendencia desde el oriente y te recogeré desde el occidente. (6) Le diré al norte: “¡Renuncia!” y al sur: “¡No retrocedas!” Traed a mis hijos de lejos y a Mis hijas desde los confines de la tierra. (7) Quien ha sido creado para Mi gloria es llamado en Mi nombre. Yo le he formado, sí, Yo lo he hecho”. (8) El pueblo ciego que tiene ojos será sacado y también los sordos que tienen oídos. (9) Todas las naciones son convocadas y los pueblos son reunidos. ¿Quién entre ellos puede declarar esto  y anunciaros cosas anteriores? Que ellos traigan sus testigos para que puedan ser justificados, para que oigan y digan: “Es verdad”. (10) Vosotros sois Mis testigos dice el Eterno, y Mi siervo a quien he elegido; para que sepáis, Me creáis y comprendáis que Yo soy Él. Antes de Mí, no había ningún Dios formado, ni lo habrá después de Mí.

(11) Yo soy, Yo soy el Eterno y fuera de Mí no hay salvador. (12) He declarado, he salvado, he anunciado y no hay ningún Dios extraño entre vosotros. Por tanto, sois Mis testigos, dice el Eterno y Yo soy Dios. (13) Sí, desde que el día fue, Yo soy Él. Y no hay nadie que pueda librar de Mi mano. Lo que Yo haga, ¿Quién lo podrá deshacer?

(14) Así dice el Eterno, vuestro redentor, el Santo de Israel: Por vosotros he enviado a Babilonia y haré bajar a todos ellos como fugitivos, a los caldeos en la nave de sus clamores. (15) Soy el Eterno, vuestro Santo, el Creador de Israel, vuestro Rey.

(16) Así dice el Eterno, que hace un camino en el mar y un sendero en las aguas impetuosas, (17) que sacó el carro y el caballo. El ejército y el poder juntos se acuestan y no se levantarán. Se han extinguido como mecha apagada. (18) No recordéis las cosas anteriores, ni consideréis las cosas de antiguo. (19) He aquí que haré algo nuevo. Ahora saldrá a luz: ¿no las notáis ya? Haré un camino en el desierto y ríos en el yermo. (20) Me honrarán las bestias del campo, los chacales y los avestruces porque doy agua al desierto y río en el yermo para dar de beber a Mi pueblo, Mi elegido, (21) el pueblo que formé para Mí, para que pudiera hablar en Mi alabanza.

(22) Sin embargo, no me has visitado, oh Jacob, ni te has preocupado por Mí, oh Israel. (23) No Me has traído el pequeño ganado de tu ofrenda, ni me has honrado con tus sacrificios. Yo no te he cargado con ofrendas vegetales, ni te he cansado con inciensos. (24) No has comprado para Mí caña aromática con dinero. Ni Me has satisfecho con el sebo de tus sacrificios sino que me has importunado con tus pecados y me has cansado con tus iniquidades. (25) Yo soy. Yo soy el que borra tus transgresiones por mi gracias; así como tus pecados, no recordaré. (26) Hazme recordar, entremos juntos en juicio. Declara tu causa para que puedas ser inocente. (27) Tu primer padre pecó y tus mediadores prevaricaron contra Mí. (28) Por lo tanto, profanaré a aquellos príncipes del santuario, lanzaré un anatema contra Jacob y vituperaré a Israel.

Reflexión:

¡Hermosa promesa para los esparcidos de Israel entre las naciones!

¡Cuán hermosos es Escuchar al Eterno decir: ¡Mío eres Israel!

(…) 4 Cómo eres preciosos a mi vista y honorable, te he amado y daré hombres por ti y pueblos por tu vida. (5) No temas, porque estoy contigo. Traeré a tu descendencia desde el oriente y te recogeré desde el occidente. (6) Le diré al norte: “¡Renuncia!” y al sur: “¡No retrocedas!” Traed a mis hijos de lejos y a Mis hijas desde los confines de la tierra. (7) Quien ha sido creado para Mi gloria es llamado en Mi nombre. Yo le he formado, sí, Yo lo he hecho”.

¡Israel, los Testigos, Israel, el siervo,…!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s