JUKAT

Números 19(1) – 22(1)

Y le dijo el Eterno a Moisés: (2)”He aquí el precepto que dispone el Eterno. Di a los hijos de Israel que te traigan una vaca rojiza sin mácula alguna y sobre la cual no se haya puesto yugo. (3) Se la daréis a Eleazar el sacerdote, quien la sacará del campamento y la hará degollar en su presencia. (4) Y Eleazar el sacerdote mojará su dedo en la sangre de la victima y rociará siete veces el frente del Tabernáculo. (5) Luego hará quemar la vaca ante sus ojos. La piel, la carne, la sangre y los excrementos serán quemados. (6) Y el sacerdote tomará un palo de cedro, hisopo y tinte carmesí y los echará en medio del fuego en que arda la vaca. (7) Después, el sacerdote lavará sus vestiduras, se lavará con agua e irá al campamento pero será considerado impuro hasta el atardecer. (8) Y el que quemó el animal también lavará sus vestiduras, se lavará con agua y será impuro hasta el atardecer. (9) Y un hombre que sea puro recogerá las cenizas de la vaca y las pondrá fuera del campamento en lugar limpio y las guardará, para la congregación de los hijos de Israel, para el agua de la expiación. (10) Y el que recogió las cenizas de la vaca lavará sus vestiduras y será impuro hasta el atardecer. Será ley eterna para los hijos de Israel y para los extranjeros que morarán con ellos. (11) El que toque el cadáver de un hombre quedará impuro durante siete días. (12) Deberá purificarse con las cenizas de la vaca rojiza al tercer día para quedar puro al séptimo día, pero si no se purifica al tercer día, no será puro al séptimo. (13) Quien toque el cuerpo muerto de cualquier hombre y no se purifica, profana la morada del Eterno, esa alma será extirpada del seno de Israel porque el agua de expiación no se roció sobre ese hombre, que permanece impuro. (14) Esa es la ley aplicable cuando un hombre muere en una tienda. Todo lo que hay en la tienda o entrada a ella quedará impuro durante siete días. (15) Y todo recipiente descubierto que no tenga tapa ajustada será impuro. (16) Y el que toque en el campo a un muerto por espada o un cadáver cualquiera o huesos de hombre o una tumba, quedará impuro por siete días. (17) Y para volver a purificarse, el impuro tomará cenizas de purificación (de las vacas rojizas quemadas) que echará en una vasija con agua corriente. (18) Y una persona limpia (pura) tomará un hisopo y lo sumergirá en el agua, rociará con él la tienda, todos los utensilios y todas las personas que estaban allí, igualmente rociará al que toque huesos humanos, un muerto por espada o por muerte común o una tumba. (19) Y la persona pura rociará a la impura al tercer día y al séptimo día, el purificado lavará sus vestiduras, se lavará con agua y quedará puro al atardecer. (20) Pero el impuro que no se purifica será cortado de la congregación porque ha profanado el santuario del Eterno. Al no ser rociado con el agua de expiación quedo impuro. (21) Y será ley perpetua. Él que rocíe el agua de purificación, lavará sus vestidos y el que lo toque quedará impuro hasta el atardecer. (22) Y todo lo que toque el impuro será impuro y el alma que lo toque será impuro hasta el atardecer.

20(1) Y llegaron los hijos de Israel, toda la comunidad al desierto de Zin, en el mes primero y acampó el pueblo en Cades, donde murió Miriam (hermana de Moisés y Aarón) y fue sepultada. (2) Y como no había agua para la gente, se reunieron contra Moisés y Aarón. (3) Y riñeron con Moisés, a quien increparon: “¡Ojalá nosotros hubiéramos muerto cuando nuestro hermanos murieron delante del Eterno! (4) ¿Por qué trajiste al pueblo de Israel a este desierto para que muramos, nosotros y nuestro ganado?  (5) ¿Por qué nos hiciste salir de Egipto para traernos a este lugar tan malo? No es lugar paras sembrar, ni para cultivar higueras, ni viñedos, no granados y ni siqueira hay agua para beber”. (6) Entonces Moisés y Aarón se posternarón a la entrada del Tabernáculo y se les apareció la gloria del Eterno. (7) Y le dijo el Eterno a Moisés: (8)”Toma la vara, reúne a la comunidad y a tu hermano Aarón y habladle a la peña ante la vista de ellos porque de la roca manará agua que dará a la gente y a los animales”. (9) Y Moisés tomo la vara de ante el Eterno, como Él le había ordenado. (10) Moisés y Aarón reunieron a la congregación delante de la peña y les dijo: “Oíd ahora, rebeldes. ¿Podremos hacer brotar agua de esta peña?”. (11) Y levanto Moisés su mano y con la vara golpeó la peña dos veces y comenzó a salir de ella agua en abundancia; la congregación y los animales bebieron entonces hasta saciarse. (12) Y le dijo el Eterno a Moisés:”Por cuanto no creísteis en Mí, glorificándome a los ojos de los hijos de Israel, no haréis entrar a este pueblo a la tierra que les prometí”. (13) Esa fuente de aguas se llamó meribá (Merivá – querella) porque allí los hijos de Israel querellaron al Eterno y Él se glorificó ante ellos. (14)Moisés envió después mensajeros desde Cades al rey de Edom para decirle: “Así dice tu hermano Israel. Tú sabes la adversidad que se abatió sobre nosotros, (15) cómo nuestros padres fueron a Egipto y vivieron allí muchos años y cómo los egipcios luego nos maltrataron a nosotros y a nuestros padres. (16) Y cuando clamamos al Eterno, Él oyó nuestra voz y envió un mensajero que nos libró de Egipto y ahora estamos en Cadés, ciudad situada en el extremo de tu frontera. (17) Te ruego que nos dejes pasar por tu país. No pasaremos por los campos (cultivados), ni por los viñedos, ni beberemos el agua de tus pozos. Marcharemos por el camino real, sin desviarnos a la derecha ni a la izquierda hasta que hayamos pasado tus limites”. (18) Pero contestó Edom: “No pasarás por mi territorio, pues de lo contrario, te enfrentaré con la espada”, (19) Y los hijos de Israel le dijeron:”Iremos por el camino real. Si yo o mi ganado bebe de tu agua, yo te pagaré se precio. Por cierto, no dañaremos nada. Sólo pasaremos con los pie”. (20) Pero se empecinó: “No han de pasar” y Edom se dispuso a enfrentar a Israel con mucha tropa y mano fuerte. (21) Pero los hijos de Israel se apartaron de Edom al negarse éste a conceder autorización de paso. (22) Y toda la congregación se fue de Cades y llegó al monte Hor. (23) Y le dijo el Eterno a Moisés y Aarón en el monte Hor, en la frontera de la tierra de Edom: (24) “Sea reunido Aarón con su pueblo, pues no ha de entrar en la teirra que he dado a los hijos de Israel, porque fuisteis rebeldes a Mi palabra en al fuente de meriba. (25) Haz que Aarón y su hijo Eleazar suban al monte Hor, (26) quílate a Aarón sus vestimentas y ponlas a su hijo Eleazar y Aarón será reunido con su pueblo y morirá allí. (27) Y Moisés hizo lo que le ordenó el Eterno y subieron al monte Hor, ante la vista de toda la congregación. (28) Moisés quitó a Aarón sus vestiduras y se la spuso a su hijo Eleazar y murió allí Aarón, en la cumbre del monte; Moisés y Eleazar bajaron al monte. (29) Y toda la congregación, al ver que Aarón había expirado, lloró por él durante treinta días. Fue duelo de toda la casa de Israel.

21(1) Cuando el rey Arad, de los cananeos, que moraba e el Neguev supo que la gente de Israel venía por el camino de Atarim, acometió a los de Israel y se llevó cautivo a algunos. (2) Israel hizo entonces voto al Eterno: “Si nos entregas a este pueblo en nuestras manos, destruiremos sus ciudades”. (3) Y el Eterno escuchó la voz de Israel y le entregó a los cananeos que fueron destruidos junto con sus ciudades. Y ese lugar fue llamado Hormá (exterminio). (4) Se fueron del monte Hor, camino del mar Rojo, para rodear la tierra de Edom y el pueblo impacientó durante el trayecto. (5) Protestó el pueblo contra Dios y contra Moisés: “¿Por qué nos trajiste de Egipto para morir en el desierto, donde no hay pan ni agua? Nuestra alma esta harta de pan liviano”. (6) Entonces el Eterno envió al pueblo serpientes venenosas que causaron con sus mordeduras gran mortandad.

(7)El pueblo acudió a Moisés implorando: “Hemos pecado murmurando contra el Eterno y contra ti. Pide al Eterno que aleje las serpientes de nosotros”. Y Moisés intercedió por el pueblo. (8) Y le dijo el Eterno a Moisés:”Haz una serpiente, ponla en lo alto de un mástil y sucederá que el hombre mordido que la mire vivirá”. (9)Moisés hizo una serpiente de cobre pulido y la colocó sobre un mástil. (10) Y los hijos de Israel marcharon y acamparon en Obot. (11) Marcharon desde Obot y acamparon en Ijé-abarim, en el desierto que esta frente a Moab, hacia el este. (12)Marcharon desde allí y acamparon en el arroyo de Zered. (13) Y marcharon desde allí y acamparon al otro lado del Arnón, en el desierto que empieza en la frontera de los amorreos, por cuanto Anón es el límite de Moab, entre Moab y la tierra de los amorreos. (14)Por eso se dice en el libro de las guerras del Eterno: “Vaheb en Suf (lo que Él hizo en el mar Rojo) y en el valle del Arnón, (15) en el declive del valle que se extiende desde Ar (ciudad amorrea) hasta el linde de Moab”. 86) Y desde allí marcharon al lugar de la fuente junto al cual el Eterno le dijo a Moisés: “Reúne al pueblo, que le daré agua”.

(17) Entonces cantó Israel este cántico:”Brota, oh fuente. Cantadle vosotros. (18) Oh pozo que cavaron los jefes del pueblo con sus báculos, por orden del legislador”. Y del desierto fueron a Matana. (19)Y de Matana a Nahaliel y de Nahaliel a Bamot. (20) Y de Bamot fueron al valle que hay en Moab y a la cima del Pisgá, que se alza frente al desierto. (21)Israel envió mensajeros a Sihón, rey de los amorreos para decirles: (22) Permitanos pasar por tu tierra. No cruzaremos los campos ni los viñedos, ni beberemos agua de tus pozos sino que iremos derecho por el camino real hasta que pasemos su territorio”. (23) Pero Sihon no concedio autorización de paso y reunió a toda la gente para combatir contra Israel en el desierto; vino Jahaza y peleó contra Israel. (24) E Israel lo hirió a filo de espada y heredó sus tierras desde el Arnón hasta Jaboc y el linde del territorio de los hijos de Amón, país poderoso, (25)Y tomó Israel todas esas ciudades y moró en todas las ciudades de los amorreos, en Hesbón y en todas las ladeas. (26) Hesbón era de la ciudad donde estaba Sihon, rey de los amorreos que había peleado antes contra el rey de Moab y había tomado toda su tierra, hasta el Arnón. (27) Por eso cantan los poetas: “Venid a Hesbón. Sea la ciudad de Sihón reconstruida, (28) pues un fuego salió de Hesbón y llama de la ciudad de Sihón que devoró a Ar de Moab y a los amos de las alturas del Arnón. (29)¡Ay de ti, Moab! Perdido estás, pueblo idólatra, con tus hijos en fuga y tus hijas en el cautiverio para Sihón, el rey amorreo. (30) Los hemos asaeteado. Hesbón fue exterminado hasta Dibón y la devastación llegó hasta Nofa y también hasta Medeba”. (31) de tal modo, Israel conquistó la tierra de los amorreos. (32) Moisés hizo explorar Jazer; luego conquistaron sus aldeas y sojuzgaron a los amorreos que vivian allí. (33) Se volvieron y se dirigieron a Basán, desde donde salió al encuentro de ellos Og, el rey de Basán, desde donde salió al encuentro de ellos Og, el rey de Basán, con toda su tropa para acometerlos en Edrei. (34) Y el Eterno le dijo a Moisés: “No le temas porque lo he entregado en tu mano, con todo su pueblo y su tierra. Haz con él como hiciste con Sihón, rey amorreo, que moraba en Hesbón”. (35) Y lo batieron a él (Og), a sus hijos y a todo el pueblo, hasta que no quedó nadie de ellos y poseyeron sus tierras.

22(1) Y los hijos de Israel marcharon y acamparon en el llano de Moáb, al otro lado del Jordán, cerca de Jericó.

LA BIBLIA

HEBREO – ESPAÑOL

Versión Castellana

Conforme a la tradición judía

Por Moisés Katznelson

Reflexión:

¿Quien pidió una vaca roja?

Y le dijo el Eterno a Moisés: 19(2)”He aquí el precepto que dispone el Eterno. Di a los hijos de Israel que te traigan una vaca rojiza sin mácula alguna y sobre la cual no se haya puesto yugo.

¿Para qué?

19(3) Se la daréis a Eleazar el sacerdote, quien la sacará del campamento y la hará degollar en su presencia.

19(5) Luego hará quemar la vaca ante sus ojos. La piel, la carne, la sangre y los excrementos serán quemados.

¿Que le pone el sacerdote a la vaca que esta ardiendo?

19(6) Y el sacerdote tomará un palo de cedro, hisopo y tinte carmesí y los echará en medio del fuego en que arda la vaca.

¿Las cenizas la tenía que recoger un hombre puro? ¿Para qué? ¿Es ley eterna?

19(9) Y un hombre que sea puro recogerá las cenizas de la vaca y las pondrá fuera del campamento en lugar limpio y las guardará, para la congregación de los hijos de Israel, para el agua de la expiación. (10) Y el que recogió las cenizas de la vaca lavará sus vestiduras y será impuro hasta el atardecer. Será ley eterna para los hijos de Israel y para los extranjeros que morarán con ellos.

¿Una tumba? ¿Si, quien toque un muerto,  hueso de hombre o tumba, estará impuro, que debe de hacer para purificarse? ¿Quien los ayudará a purificarse?

19(17) Y para volver a purificarse, el impuro tomará cenizas de purificación (de las vacas rojizas quemadas) que echará en una vasija con agua corriente. (18) Y una persona limpia (pura) tomará un hisopo y lo sumergirá en el agua, rociará con él la tienda, todos los utensilios y todas las personas que estaban allí, igualmente rociará al que toque huesos humanos, un muerto por espada o por muerte común o una tumba.

¿Como lo hará? ¿Es ley perpetua?

(19) Y la persona pura rociará a la impura al tercer día y al séptimo día, el purificado lavará sus vestiduras, se lavará con agua y quedará puro al atardecer. (20) Pero el impuro que no se purifica será cortado de la congregación porque ha profanado el santuario del Eterno. Al no ser rociado con el agua de expiación quedo impuro. (21) Y será ley perpetua.

¿Dónde y cuando murió Mirian?

20(1) Y llegaron los hijos de Israel, toda la comunidad al desierto de Zin, en el mes primero y acampó el pueblo en Cades, donde murió Miriam (hermana de Moisés y Aarón) y fue sepultada.

¿El pueblo volvió a quejarse? ¿Que hicieron Moisés y Aarón?

20(6) Entonces Moisés y Aarón se posternarón a la entrada del Tabernáculo y se les apareció la gloria del Eterno.

¿Que ordeno el Eterno?

20(7) Y le dijo el Eterno a Moisés: (8)”Toma la vara, reúne a la comunidad y a tu hermano Aarón y habladle a la peña ante la vista de ellos porque de la roca manará agua que dará a la gente y a los animales”.

¿Que hizo Moisés?

20(11) Y levanto Moisés su mano y con la vara golpeó la peña dos veces y comenzó a salir de ella agua en abundancia; la congregación y los animales bebieron entonces hasta saciarse.

¿Que dijo el Eterno?

20(12) Y le dijo el Eterno a Moisés:”Por cuanto no creísteis en Mí, glorificándome a los ojos de los hijos de Israel, no haréis entrar a este pueblo a la tierra que les prometí”.

¿Donde ocurrió? ¿Como se llama esa fuente de agua?

20(13) Esa fuente de aguas se llamó meribá (Merivá – querella) porque allí los hijos de Israel querellaron al Eterno y Él se glorificó ante ellos.

¿Con que actitud Moisés pidio permiso a Edom para pasar por su país?

(14)Moisés envió después mensajeros desde Cades al rey de Edom para decirle: “Así dice tu hermano Israel(…)

¿Como respondió Edom?

(18) Pero contestó Edom: “No pasarás por mi territorio, pues de lo contrario, te enfrentaré con la espada”, (…)

¿Que paso en el monte Or?

(23) Y le dijo el Eterno a Moisés y Aarón en el monte Hor, en la frontera de la tierra de Edom: (24) “Sea reunido Aarón con su pueblo, pues no ha de entrar en la teirra que he dado a los hijos de Israel, porque fuisteis rebeldes a Mi palabra en al fuente de meriba. (25) Haz que Aarón y su hijo Eleazar suban al monte Hor, (26) quílate a Aarón sus vestimentas y ponlas a su hijo Eleazar y Aarón será reunido con su pueblo y morirá allí. (27) Y Moisés hizo lo que le ordenó el Eterno y subieron al monte Hor, ante la vista de toda la congregación. (28) Moisés quitó a Aarón sus vestiduras y se la spuso a su hijo Eleazar y murió allí Aarón, en la cumbre del monte; Moisés y Eleazar bajaron al monte. (29) Y toda la congregación, al ver que Aarón había expirado, lloró por él durante treinta días. Fue duelo de toda la casa de Israel.

¿Que hizo el rey Arad de los cananeos?

21(1) Cuando el rey Arad, de los cananeos, que moraba e el Neguev supo que la gente de Israel venía por el camino de Atarim, acometió a los de Israel y se llevó cautivo a algunos.

¿Como reacciono Israel? ¿Se intimido? ¿Clamo al Eterno? ¿Hizo un voto al Eterno para rescatar a sus hermanos?

21(2) Israel hizo entonces voto al Eterno: “Si nos entregas a este pueblo en nuestras manos, destruiremos sus ciudades”.

¿El Eterno escucho a Israel?

21(3) Y el Eterno escuchó la voz de Israel y le entregó a los cananeos que fueron destruidos junto con sus ciudades. Y ese lugar fue llamado Hormá (exterminio).

¿Después se volvieron a quejar? ¿Porqué?

(4) Se fueron del monte Hor, camino del mar Rojo, para rodear la tierra de Edom y el pueblo impacientó durante el trayecto. (5) Protestó el pueblo contra Dios y contra Moisés: “¿Por qué nos trajiste de Egipto para morir en el desierto, donde no hay pan ni agua? Nuestra alma esta harta de pan liviano”.

¿Que paso?

21(6) Entonces el Eterno envió al pueblo serpientes venenosas que causaron con sus mordeduras gran mortandad.

¿El pueblo clamo al Eterno y el Eterno volvió  a perdonar?

21(7)El pueblo acudió a Moisés implorando: “Hemos pecado murmurando contra el Eterno y contra ti. Pide al Eterno que aleje las serpientes de nosotros”. Y Moisés intercedió por el pueblo. (8) Y le dijo el Eterno a Moisés:”Haz una serpiente, ponla en lo alto de un mástil y sucederá que el hombre mordido que la mire vivirá”. (9)Moisés hizo una serpiente de cobre pulido y la colocó sobre un mástil. (10) Y los hijos de Israel marcharon y acamparon en Obot.

¿El libro de las guerras del Eterno? ¿ Acaso las guerras del Israel, son las del Eterno?

21(14)Por eso se dice en el libro de las guerras del Eterno: “Vaheb en Suf (lo que Él hizo en el mar Rojo) y en el valle del Arnón, (15) en el declive del valle que se extiende desde Ar (ciudad amorrea) hasta el linde de Moab”.

21(17) Entonces cantó Israel este cántico:”Brota, oh fuente. Cantadle vosotros. (…)

21(34) Y el Eterno le dijo a Moisés: “No le temas porque lo he entregado en tu mano, con todo su pueblo y su tierra. Haz con él como hiciste con Sihón, rey amorreo, que moraba en Hesbón”. (35) Y lo batieron a él (Og), a sus hijos y a todo el pueblo, hasta que no quedó nadie de ellos y poseyeron sus tierras.

22(1) Y los hijos de Israel marcharon y acamparon en el llano de Moáb, al otro lado del Jordán, cerca de Jericó.

Foto de la roca:

http://es.chabad.org/library/article_cdo/aid/514971/jewish/Resumen-de-la-Parash.htm

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s