Decid entre las naciones: ¡El Eterno reina! ¡Canten al Eterno toda la tierra! Él juzgará a los pueblos con equidad.

Salmo / Psalm 96

Cantad al Eterno un nuevo cántico. Canten al Eterno toda la tierra. (2) Cantad al Eterno, bendito sea su Nombre. Proclamad Su salvación de día en día. (3) Declarad Su gloria entre las naciones, Sus obras, obras maravillosas entre todos los pueblos. (4) Porque grande es el Eterno, y digno de las mayores alabanzas, y digno de ser temido sobre todos los dioses. (5) Porque todos los dioses de los pueblos no son nada, pero el Eterno hizo los cielos. (6) La gloria y la majestad son delante de Él. La fuerza y la belleza son en Su Santuario. (7) Tributad al Eterno, oh familias de los pueblos, tributad al Eterno gloria y fortaleza. (8) Tributad al Eterno la gloria debida a Su Nombre. Y traed ofrendas, y venid a Sus atrios. (9) Adorad al Eterno en la belleza de Su santidad. Temblad ante Él todo la tierra. (10) Decid entre las naciones: “El Eterno reina”. El mundo fue establecido de modo que no puede moverse. Él juzgará a los pueblos con equidad. (11) Alégrense los cielos, y regocíjese la tierra. Ruja el mar y todo lo que hay en él. (12) Alborócese el campo y todo lo que hay en él. Entonces todos los arboles del bosque cantarán jubilosos (13) ante el Eterno, porque Él ha venido para juzgar a la tierra. Juzgará al mundo con justicia y a los pueblos con fidelidad.

Salmo 97

(1) El Eterno reina. Regocíjese la tierra. Alégrese la multitud de las islas. (2) Nubes y tinieblas hay alrededor de Él. La rectitud y la justicia son el basamento de Su trono. (3) Un fuego va delante de Él, y quema a Sus adversarios en derredor. (4) Sus relámpagos iluminaron el mundo. La tierra los vio y tembló. (5) Las montañas se derritieron como cera ante la Presencia del Eterno, ante al Presencia del Señor de toda la tierra. (6) Los cielos declaraban Su justicia, y todos los pueblos vieron Su gloria. (7) Avergonzados sean todos los que adoran imágenes esculpidas, que se jactan de cosas de nada. Inclínense ante Él todos los dioses. (8) Sión se alegró, y las hijas de Judá se alborozaron, por causa de Tus juicios, oh Eterno. (9) Porque Tú, oh Eterno, eres el más alto sobre toda la tierra. Tú eres exaltado mucho más alto que todos los dioses. (10) Vosotros que amáis al Eterno, odiad el mal. Él preserva las almas de Sus fieles librándolos de la mano de los malvados. (11) Para los justos se difundió la luz, y la alegría para los rectos de corazón. (12) Alegraos en el Eterno, oh justos, y alabad Su santo Nombre.

Salmo 98

(1) Salmo. Cantad al Eterno un nuevo cántico, porque Él ha hecho cosas maravillosas. Su diestra y Su santo brazo obraron salvación de Su parte. (2) El Eterno ha dado a conocer Su salvación. Su justicia ha revelado Él ante la vista de las naciones. (3) Él se ha acordado de Su misericordia y de Su fidelidad hacia la casa de Israel . Todos los confines de la tierra han visto la salvación de nuestro Dios. (4) Gritad jubilosamente al Eterno, toda la tierra. Prorrumpir en alabanzas y cantad vuestra alegría. (5) Cantad alabanzas al Eterno con la lira. Con la lira y la voz de salmodia. (6) Con trompetas y el son de la corneta aclamad al Rey, el Eterno. (7) Ruja el mar y todo lo que él contiene; el mundo, y todo lo que en él mora. (8) Batan las manos los torrentes y canten jubilosamente las montañas (9) ante el Eterno, porque Él ha venido para juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con equidad.

Salmo 99

(1) El Eterno reina. ¡Tiemblen los pueblos! Él está entronizado sobre los querubines. Estremézcase la tierra. (2) Grande es el Eterno en Sión, y está sobre todos los pueblos. Santo es. (4) (Su fuerza es) la fuerza del Rey que ama la justicia . Tú has establecido la equidad. Tú has ejecutado justicia y actitud en Jacob. (5) Exaltad al Eterno nuestro Dios, y prosternaos ante Su escabel. Santo es. (6) Moisés y Aaron entre Sus sacerdotes, y Samuel (Shmuel) entre los que invocan Su nombre, llamaron al Eterno, y Él les respondió. (7) Les habló en la columna de nube. Ellos guardaron Sus testimonios, y el estatuto que Él les dio. (8) ¡Oh Eterno, Dios nuestro! Tú les respondiste. Dios compasivo fuiste Tú para ellos, aunque Te tomaste venganza cuando se descarriaron. (9) Exaltad al Eterno nuestro Dios, y adoradle en Su santo monte, porque el Eterno nuestro Dios es santo.

Salmo 100

Salmo de alabanza. Gritad jubilosamente al Eterno, toda la tierra. (2) Servid al Eterno con alegría. Presentaos ante Su presencia cantando. (3)Sabed que el Eterno es Dios, El que nos hizo, y nosotros somos Suyos, Su pueblo, y el rebaño de Su dehesa. (4)Entrad por Sus portones con agradecimiento, y penetrad en Sus atrios con alabanzas. Alabadle y bendecid Su Nombre, (5) porque el Eterno es benevolente. Su misericordia perdura para siempre, y Su fidelidad se mantiene para todas las generaciones.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s