Parashiot

Sábado 10/02/2018

Mishpatim

Éxodo 21:1 – 24:18

21(1) “Y éstas son las leyes que les darás. (2) Cuando compres un siervo hebreo, servirá para ti seis años y al séptimo año, saldría libre gratuitamente. (3) Si hubiera entrado solo a tu servicio, solo saldrá; si fue casado (con mujer hebrea), su mujer saldrá con él. (4) Si su amo le hubiera dado mujer (pagana) y ella pariere para él hijos he hijas, la mujer y su prole serán para su amo, y él saldrá solo. (5) Y si el siervo dice: “Quiero a mi amo, a mi mujer y a mis hijos. No saldré libre”, (6) lo acercará su amo a los jueces y lo arrimarán a la puerta de su casa o a la jamba se ella y horadará su oreja con un punzón, ha de servirlo para siempre. (7) Si vende un hombre a su hija por sierva, no saldrá ésta como los demás siervos. (8) si desagradara a su amo y si éste no la tomara por mujer, permitiría que ella fuera redimida, pero no podría tenerla a pagano después de haberla despreciado.(9) Y si la destinara para su hijo, le dará a ella el derecho de las hijas (la tratará como tal), (10) y si tomara para sí otra, no disminuirá a la primera su comida, su vestidura y sus derechos conyugales, (11) mas si no cumpliera esas tres obligaciones, ella saldrá libre gratuitamente. (12) El que golpeara a un hombre de modo que muriera, también ha de morir, (13) pero si lo hubiera hecho impremeditadamente, es decir, sólo porque Dios lo puso ante su mano, Yo le ensañaré un lugar donde pueda refugiarse. (14) y al hombre que mate alevosamente a su prójimo, de Mi altar lo tomarás para que muera. (15) y el que golpee a su padre o a su madre, será muerto.

(16) Y el que rapte a un hombre, ya sea para venderlo o para tenerlo en su poder, será muerto.

(17) Y el que maldiga a su padre o a su madre será muerto.

(18) Y cuando en medio de una riña un hombre golpee a su prójimo con piedra o con puño y el agredido no muere y tenga que guardar cama, (19) si se levanta y ande con bastón, el agresor será redimido pagándole el tiempo perdido y la curación.

(20) Cuando un hombre hiera a su siervo o a su sierva con la vara y la víctima muera bajo su mano, el muerto será vengado, (21) pero si sobrevive un día o dos, no será vengado porque es propiedad de su amo. (22) Y cuando en medio de una riña de hombres una mujer resulte golpeada grávida y ésta dé a luz sin que haya desgracia, el agresor será multado según lo imponga el marido de la mujer el cual entregará la multa a los jueces, (23) pero si hubiera desgracia, daría alma por alma, (24) ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, (25) quemadura por quemadura, herida por herida, moretón por moretón. (26) Y cuando un hombre golpea el ojo de su siervo o de su criada hasta volverlo inútil, le dará su libertad por su ojo. (27) Y si hace caer un diente de su siervo o de su criada, le dará su libertad por su diente. (28) Y cuando un buey mate a una persona de una cornada, el buey será lapidado y sus Arne no se comerá; el dueño del animal será libre de culpa. (29) Mas si el buey fuera corneado de ayer y anteayer y si fuera prevenido su dueño y éste no hubiera hecho caso a las advertencias y que el buey matara a una persona, el buey será lapidado y su dueño también moriría. (30) Si le fuera exigida una indemnización, él daría como rescate de su alma todo lo que se le impusiera. (31) Si el buey cornee a un hijo o hija menor, se aplicará la misma ley. (32) Si el buey cornee a un siervo o sierva, el amo indemnizará con treinta siglos de plata, y el buey será lapidado. (33) Y cuando un hombre abriera un pozo y no lo cubriera y cayera allí un buey o un asno, (34) el dueño del Pozo daría indemnización pecuniaria al dueño del animal pero se quedaría con la osamenta. (35) y cuando el buey de un hombre hiriera al buey de su prójimo causándole la muerte, venderán al buey vivo, se repartirían el valor obtenido y también se repartirán el buey muerto. (36) Mas si se sabía que el buey era corneados de ayer y de antes de ayer y su dueño no lo tenía encerrado, éste dará buey y cuatro ovinos por el cordero.

22(1) Si durante un asalto fuera sorprendido el asaltante, si fuera herido y muriera, nadie sería culpado de sangre, (2) pero si hubiera salido el sol sobre él (es decir, si era evidente que no tenía intenciones de matar), habría venganza de sangre. De no ser muerto, el ladrón pagará lo robado; si no tenga, será vendido en servidumbre por el valor de lo robado. Si se halle en sus manos animal todavía vivo, ya sea buey, asno o cordero, pagará el doble. (4) Cuando alguien con su ganado dañe un campo o viña de otro (paciendo en él o pisoteándo) pagará restitución con lo mejor de su propio campo o de su propia viña. (5) Cuando alguien haga fuego y éste se propague en campo ajeno quemando parvas o mieses, ciertamente pagará indemnización. (6) Cuando alguien diera a otro planta o útiles para cuidar y éstos fueran luego robados de la casa de quien los custodia, éste pagaría como indemnización el doble de su valor si fuera hallado el ladrón; (7) pero si no apareciera, el dueño de la casa debería jurar ante los jueces que no puso mano en los bienes de su prójimo. (8) En toda acusación o querella sobre buey, asno, cordero, vestimentas o cualquier otra cosa desaparecida que haya pertenecido al querellante, entenderán los jueces a ambos litigantes a quienes llevan la causa. El que resulte condenado por los jueces pagará el doble al otro. (9) Cuando alguien diera a otro para cuidar un asno, un buey, un cordero o cualquier otro animal, y el animal muriera o fuera atrapado o robado sin testigo alguno, (10) el depositario juraría por el Eterno que no puso mano en los bienes de su prójimo y el dueño de ellos aceptaría el juramento y no percibiría indemnización. (11) pero si el animal le fuera robado (al depositario), le pagaría al dueño. (12) y si fuera despedazado, por lo desgarrado no pagaría, previa presentación del testimonio. (13) y cuando alguien pidiera prestado a su prójimo un animal y éste fuera quebrado o muriera, si su dueño no estuviera con él, pagaría (indemnización). (14) Si su dueño estuviera con él, no pagaría. Si era alquilado, el daño entra en el alquiler.

(15) Si alguien sedujera a una virgen no desposada y se acostara con ella, pagaría la dote y la tomaría por mujer. (16) Si el padre de ella se negara a dársela, el seductor pagaría la dote usual por las vírgenes. (17) No dejarás vivir a la hechicera. (18) Todo el que se ayuntara con animal, moriría.

(19) El que sacrifique a algún dios que no sea el Eterno será exterminado. (20) No engañaras ni oprimidas al extranjero porque extranjero fuiste en tierra de Egipto. (21) A ninguna viuda y a huérfano maltratarás. (22) Si los maltratas y claman a Mí, Yo los escucharía, (23) y se encendería Mi ira y os mataría con la espada y serían vuestras mujeres viudas y vuestros hijos huérfanos.

(24) Cuando prestes dinero al pobre de Mi pueblo, no serás con él como acreedor (no le exigirás la devolución por la fuerza) ni pondrás sobre él interés. (25) Si tomes en prenda el vestido de tu prójimo, se lo devolverás antes de que se haya puesto el sol, (26) porque con eso se cubre él y viste su carne, y además ¿en qué ha de dormir? Y será que cuando clame a Mí, Yo lo escucharé pues soy misericordioso.

(27) A los jueces no maldecirás, (porque aplican el juicio de Dios) ni tampoco al gobernante de tu pueblo. (28) No demorarás la ofrenda de tu cosecha y de tus primeros jugos ( aceite y vino). me consagrarás al primogénito de tus hijos. (29) así harás con tu vacuno y con tu ovino: seis días estará con su madre y al octavo, Me lo darás. (30) Sed para Mí santos. No comeréis carne desgarrada en el campo: la echaréis a los perros.

23(1) No difundirás rumos falso. No ayudarás al malvado a ser testigo falso. (2) No andarás tras la muchedumbre para hacer el mal, y no obrarás en un proceso inclinándote por la mayoría para desvirtuar la justicia. (3) Y al pobre, no lo desfavorecerás en su disputa. (4) Cuando encuentres el buey de tu enemigo o su asno extraviado, se lo devolverás.

(5) Cuando veas al asno del que te odia arrastrándose penosamente por la carga pesada, no pasarás de largo, sino que lo ayudarás. (6) No pervertirás el derecho del pobre en su proceso. (7) Te alejarás de toda mentira y no harás morir injustamente al inocente y al justo porque no justificaré al culpable de ello. (8) Y no tomarás soborno, porque el soborno ciega el juicio m´ñas prudente y desnaturaliza las palabras de los justos. (9) No oprimirás al extranjero porque vosotros conocéis el alma del extranjero ya que lo fuisteis en tierra de Egipto. (10) Sembrarás tu tierra seis años y cosecharás tu fruto, (11) pero en el séptimo año, la dejarás descansar y comerán de ella los pobres de tu pueblo y lo que quede, lo comerán los animales del campo. Lo mismo harás con las viñas y los olivares. (12) Trabajarás seis días (por semana) y al séptimo descansarás, y también descansarán tu buey, tus son, el hijo de tu siervas y el extranjero. (13) Cumpliréis cuanto os he mandado y no os acordéis de los hombres de otros dioses. que éstos ni siquiera sean oídos en vuestra boca. (14) tres veces al año celebrarás fiestas en Mi honor. (15) Guardarás la fiesta del pan ácimo que comerás durante siete días como te mandé, al tiempo señalado del mes de la primavera (Aviv), pues en él saliste de Egipto y ninguno se presentará ante Mí con las manos vacías. (16) También la fiesta de la siega de las primicias de tu labor, de lo que hubieras sembrado en el campo, y la fiesta de la terminación de la cosecha, a fines de año, al acabar de recoger lo que sembraste. (17) tres veces al año presentarás todo hijo tuyo ante el Señor, al Eterno. (18) No ofrecerás sangre de Mi sacrificio sobre pan fermentado y no quedará grasa de Mi fiesta hasta la mañana siguiente. (19) Los primeros frutos de tus campo los traerás a la casa del Eterno, tu Dios. No cocinarás cabrito en la leche de su madre. (20) He aquí que envío delante de ti un ángel para guardarte en el camino y para llevarte al lugar que te preparé. (21) Acátale y escucha su voz. No te rebeles contra él. (22) pero si escuchas su voz y cumples sus mandatos, Yo seré enemigo de tus enemigos y oprimiré a tus opresores, (23) porque irá Mi ángel delante de ti y te conducirá a la tierra de los amoríos, de los meteos, de los mereceos, de los cancaneos, de los heveos y de los jebuseos y Yo los exterminaré. (24) No te inclinarás ante sus dioses, ni les servirás, ni harás como hacen ellos sino que los destruirás totalmente y despedazarás sus estatuas. (25) serviréis al Eterno, vuestro Dios; Él bendecirá tu pan y tu agua y alejará de ti las enfermedades. (26) no habrá mujer que aborte, ni mujer estéril en tu tierra y colmaré el número de tus días. (27) Mi terror procederá tu marcha y consternaré a todos los pueblos a que lleguen, y todos tus enemigos volverán ante ti la espalda. (28) Y haré aguijonear con la avispa a los heveos, los cananeos y los meteos para que huyan ante ti. (29) no los desterraré en un solo año para que no quede la tierra desolada y que no se multipliquen ante ti las bestias salvajes. (30) Los expulsaré poco a poco hasta que te engrandezcas y poseas la tierra, (31) y pondré tus límites desde el Mar Rojo (Yam Suf) hasta el mar de los filisteos (Yam Plishtim, o sea el Mediterráneo), y desde el desierto hasta el río (presumiblemente el Éufrates), pues daré tu mano a los moradores de la tierra y los arrojarás de ella. (32) No pactarás con ellos ni con sus dioses. (33) No habitarán en tu tierra, no sea que te hagan pecar contra Mí tentando para que sirvas a sus dioses”.

24(1) Y le dijo a Moisés: “Subid al Eterno, tú, Aarón, Nadab y Abiú y setenta ancianos de Israel, y os prosternaréis desde lejos. (2) Sólo se acercará Moisés. Que ellos no se acerquen, ni que el pueblo suba con él”. Y Moisés contó al pueblo lo que le había dicho el Eterno y enumeró todas Sus leyes, y respondió el pueblo al unísono: “Todo lo que mandó el Eterno haremos”. (4) Y Moisés escribió todas las palabras del Eterno, madrugó, construyó un altar en la falda del monte y puso doce pilares por las doc e tribus de Israel. (5) Y mandó que los jóvenes brindarán al Eterno holocausto y sacrificio pacífico de toros. (6) Y Moisés tomó la mitad de la sangre y la vertió en los tazones, y la otra mitad de la sangre la derramó sobre el altar. (7) Y Tomó el libro de la Alianza y lo leyó a los oídos del pueblo. y dijeron ellos: “Todo lo que mandó el Eterno haremos, obedeciéndole”. (8) y Moisés tomó la sangre y al roció sobre el pueblo diciendo: “He aquí sangre del pacto que estableció el Eterno con vosotros en relación con estos preceptos”. (9) Y subieron Moisés, Aarón, Nadab y Abiú y setenta ancianos de Israel, (10) y vieron al Dios de Israel. Bajo sus pies había un pavimento de baldosas de zafiro, brillantes como el cielo. (11) pero no extendió su mano sobre los elegidos de los hijos de Israel, que contemplaron a Dios, comieron y bebieron. (12) y le dijo el Eterno a Moisés: “Sube hasta Mí, hasta el  monte y espera allí, que Yo te daré las tablas de piedra con la ley y los preceptos que deberás enseñarles”. (13) y se levantaron Moisés y su ayudante Josué y subió Moisés al monte de Dios. (14) y les dijo a los ancianos (previamente): “Esperadnos aquí hasta que volvamos. Tendréis a Aaron y a Jur con vosotros para dirimir vuestros pleitos”. (15) Y subió pues Moisés al monte, que fue totalmente cubierto por la nube. (16) se cernió así la gloria del Eterno sobre el monte Sinaí, que quedó cubierto por la nube. (17) Y la gloria del Eterno parecía un fuego devorador sobre la cumbre del  monte, a los ojos de los hijos de Israel. (18) Entró entonces Moisés en la nube sobre la cumbre y estuvo allí durante cuarenta días con sus noches.

REFLEXIÓN:

 

¿Antiguo Testamento? ,… Indemnización, multa, pagar daños y perjuicio, el agresor cubre los gastos de la visita al doctor y el tiempo de recuperación, deudas, deberes conyugales, etc.

21(1) Y estas son las leyes que les darás.

Para los siervos y siervas:

¿Cuántos años servirá como siervo y en que año debía de ser libre?
Cuando compres un siervo hebreo, servirá para ti seis años y al séptimo año, saldrá libre gratuitamente.

¿Si el siervo estaba casado?
21(3) Si hubiera entrado solo a tu servicio, solo saldrá; si fue casado (con mujer hebrea), su mujer saldrá con él. (4) Si su amo le hubiera dado mujer (pagana) y ella pariera para él hijos o hijas, la mujer y su prole serán para su amo, y él saldrá solo.

¿Podía el siervo,  elegir no ser libre?
21(5) Si el siervo dice: “Quiero a mi amo, a mi mujer y a mis hijos. No saldré libre”, (6) lo acercará su amo a los jueces y lo arrimará a la puerta de su casa o a la jamba de ella y horadará su oreja con un punzón, ha de servirlo para siempre.

Si un hombre vende a su hija como sierva:
21(7) Si vende un hombre a su hija por sierva, no saldrá ésta como los demás siervos.

¿Porqué?
21(8) Si desagrada a su amo y si éste no la tomara por mujer, permitiría que ella fuera redimida, pero no podrá venderla a pagano después de haberla despreciado.

¿Si la destinara para su hijo?
21(9) Y si la destinara para su hijo, le daría a ella el derecho de las hijas (la trataría como tal),

¿Y si el hombre tomaba otra esposa? ¿Tres deberes básicos que debe cumplir el hombre hacia su esposa?21(10) Y si tomará para si otra, no disminuiría a la primera su comida, su vestidura y sus derechos conyugales.

 ¿Si no lo cumple?
21(11) Mas si no cumpliera esas obligaciones, ella saldría libre gratuitamente.

Cuándo un hombre golpea a su prójimo:

21(12) El que golpeara a un hombre de modo que muriera, también ha de morir,

¿Un lugar de refugio para los que impremeditadamente causaban la muerte?

21(13) pero si lo hubiera hecho impremeditadamente, es decir, sólo porque Dios lo puso ante su mano, Yo le señalaré un lugar donde pueda refugiarse.

Al parecer no existe casualidad o  involuntario. Que opinas?

¿Sabías que en Estados Unidos, existen en la actualidad ciudades de refugio?

Causa de muerte:

¿Si un hombre mata alevosamente, y se refugia en Tu altar?

21(14) Y al hombre que mate alevosamente a su prójimo, de Mi altar lo tomarás para que muera.

21(15) Y el que golpee a su padre o a su madre, será muerto.
21(16)Y el que rapte a un hombre, ya sea para venderlo o para tenerlo en su poder, será muerto.
21(17) Y el que maldiga a su padre o a su madre será muerto.

¿ El agresor debe pagar la cura y el tiempo de reposo hasta que se recupere el herido?

21(18) Y cuando en medio de una riña un hombre golpee a su prójimo con piedra o con el puño y el agredido no muera y tenga que guardar cama, (19) si se levanta y anda con bastón, el agresor será redimido pagándole el tiempo perdido y la curación.

¿Han escuchado algunas veces que un hombre, dispara en defensa propia y termina preso? Miren esta ley, que útil para los “tiempos modernos”. 

Claro esta, en este tiempo “no hay esclavitud, no hay siervos”. 

22(1) Si durante un asalto fuera sorprendido el asaltante, si fuera herido y muriera, nadie sería culpado de sangre, (2) pero si hubiera salido el sol sobre él (es decir, si era evidente que no tenía intenciones de matar), habría venganza de sangre. De no ser muerto, el ladrón pagará lo robado; si no tenga, será vendido en servidumbre por el valor de lo robado.

Los que descendemos de  familias dedicadas a la agricultura sabemos de estos casos, ya que son frecuentes,… los daños, no las restituciones. Qué útil seria aplicarla en este tiempo, ¿verdad?

22(4) Cuando alguien con su ganado dañe un campo o viña de otro (paciendo en él o pisoteándo) pagará restitución con lo mejor de su propio campo o de su propia viña.

¿La indemnización es por no cuidar bien lo que nos confiaron o por aceptar cuidar algo que  no somos capaces de proteger? Qué opinan?

22(6) Cuando alguien diera a otro plata o útiles para cuidar y éstos fueran luego robados de la casa de quien los custodia, éste pagaría como indemnización el doble de su valor si fuera hallado el ladrón;

¿Una excepción?

22(7) pero si no apareciera, el dueño de la casa debería jurar ante los jueces que no puso mano en los bienes de su prójimo.

¿Les suena conocida estas palabras? “Querella, jueces, litigantes, condena, indemnización, alquiler…”

22(8) En toda acusación o querella sobre buey, asno, cordero, vestimentas o cualquier otra cosa desaparecida que haya pertenecido al querellante, entenderán los jueces a ambos litigantes a quienes llevan la causa. El que resulte condenado por los jueces pagará el doble al otro.

22(9) Cuando alguien diera a otro para cuidar un asno, un buey, un cordero o cualquier otro animal, y el animal muriera o fuera atrapado o robado sin testigo alguno, (10) el depositario juraría por el Eterno que no puso mano en los bienes de su prójimo y el dueño de ellos aceptaría el juramento y no percibiría indemnización. (11) pero si el animal le fuera robado (al depositario), le pagaría al dueño. (12) y si fuera despedazado, por lo desgarrado no pagaría, previa presentación del testimonio. (13) y cuando alguien pidiera prestado a su prójimo un animal y éste fuera quebrado o muriera, si su dueño no estuviera con él, pagaría (indemnización). (14) Si su dueño estuviera con él, no pagaría. Si era alquilado, el daño entra en el alquiler.

Una virgen:

22(15) Si alguien sedujera a una virgen no desposada y se acostara con ella, pagaría la dote y la tomaría por mujer. (16) Si el padre de ella se negara a dársela, el seductor pagaría la dote usual por las vírgenes.

¿Existe la hechicería en este tiempo?

22(17) No dejarás vivir a la hechicera.

La Torá es un Libro de Instrucción para la vida,…no es un libro lleno de santos y puros, con  aureolas sobre sus cabezas! 

22(18) Todo el que se ayuntara con animal, moriría.

¿Existen sacrificios en este tiempo?

22(19) El que sacrifique a algún dios que no sea el Eterno será exterminado.

¿Cómo es considerado el extranjero, para el Eterno?

22(20) No engañaras ni oprimidas al extranjero porque extranjero fuiste en tierra de Egipto.

¿Cómo considera el Eterno a la viuda y al huérfano? ¿Qué tiene que hacer la viuda y el huérfano cuando son maltratados?
22(21) A ninguna viuda y a ningún huérfano maltratarás. (22) Si los maltratas y claman a Mí, yo los escucharía, (23) y se encendería Mi ira y os mataría con la espada y serían vuestras mujeres viudas y vuestros hijos huérfanos.

Prestamos: ¿Con quien no te portaras como acreedor?
22(24) Cuando prestes el dinero al pobre de Mi pueblo, no serás con él como acreedor (no le exigirás devolución por al fuerza) ni pondrás sobre él interés.

22(25) Si tomas en prenda el vestido de tu prójimo, se lo devolverás antes de que se haya puesto el sol.

¡No maldecirla al juez ni al gobernante!

22(27) A los jueces no maldecirás, (porque aplican el juicio de Dios) ni tampoco al gobernante de tu pueblo.

¿Qué tenemos que ofrendar sin demora?

22(28) No demorarás la ofrenda de tu cosecha y de tus primeros jugos ( aceite y vino).

¿A quienes consagramos para el Eterno?

Me consagrarás al primogénito de tus hijos. (29) así harás con tu vacuno y con tu ovino: seis días estará con su madre y al octavo, Me lo darás.

¿Qué nos pide el Eterno?

(30) Sed para Mí santos. No comeréis carne desgarrada en el campo: la echaréis a los perros.

 

¿Alguna vez hemos sido acusado falsamente?

23(1) No difundirás rumos falso. No ayudarás al malvado a ser testigo falso.

¿Nos movemos con las masas o somos como el salmon?

(2) No andarás tras la muchedumbre para hacer el mal, y no obrarás en un proceso inclinándote por la mayoría para desvirtuar la justicia.

¿Discriminamos?

(3) Y al pobre, no lo desfavorecerás en su disputa.

¿Pervertimos el derecho?

(6) No pervertirás el derecho del pobre en su proceso.

¿Mentimos?

(7) Te alejarás de toda mentira y no harás morir injustamente al inocente y al justo porque no justificaré al culpable de ello.

¿Sabias que la tierra debe descansar?

(10) Sembrarás tu tierra seis años y cosecharás tu fruto, (11) pero en el séptimo año, la dejarás descansar y comerán de ella los pobres de tu pueblo y lo que quede, lo comerán los animales del campo.

¿Sabias que tenemos que presentar a nuestros hijos tres veces al año, ante el Eterno?

(17) tres veces al año presentarás todo hijo tuyo ante el Señor, al Eterno.

¿Cuando vamos al restaurant, pedimos cabrito?

No cocinarás cabrito en la leche de su madre.

¿A quién envía el Eterno para que vaya delante de Israel?

(20) He aquí que envío delante de ti un ángel para guardarte en el camino y para llevarte al lugar que te preparé. (21) Acátale y escucha su voz. No te rebeles contra él. (22) pero si escuchas su voz y cumples sus mandatos, Yo seré enemigo de tus enemigos y oprimiré a tus opresores, (23) porque irá Mi ángel delante de ti y te conducirá a la tierra de los amorreos, de los meteos, de los mereceos, de los cancaneos, de los heveos y de los jebuseos y Yo los exterminaré.

¿Idolatria? ¿Somos idolatras?

(24) No te inclinarás ante sus dioses, ni les servirás, ni harás como hacen ellos sino que los destruirás totalmente y despedazarás sus estatuas. (25) serviréis al Eterno, vuestro Dios; Él bendecirá tu pan y tu agua y alejará de ti las enfermedades.

¿Porqué el Eterno no extermina  inmediatamente al enemigo?

(29) no los desterraré en un solo año para que no quede la tierra desolada y que no se multipliquen ante ti las bestias salvajes.

¿Quiénes fueron los elegidos para contemplaron al Dios de Israel?

24(9) Y subieron Moisés, Aarón, Nadab y Abiú y setenta ancianos de Israel, (10) y vieron al Dios de Israel. Bajo sus pies había un pavimento de baldosas de zafiro, brillantes como el cielo. (11) pero no extendió su mano sobre los elegidos de los hijos de Israel, que contemplaron a Dios, comieron y bebieron.

¿Para que llamó el Eterno a Moises?

(12) y le dijo el Eterno a Moisés: “Sube hasta Mí, hasta el , monte y espera allí, que Yo te daré las tablas de piedra con la ley y los preceptos que deberás enseñarles”.

¿Cuando Moisés subia a reunirse con  el Eterno, el pueblo se quedo sin líder?

(13) y se levantaron Moisés y su ayudante Josué y subió Moisés al monte de Dios. (14) y les dijo a los ancianos (previamente): “Esperadnos aquí hasta que volvamos. Tendréis a Aaron y a Jur con vosotros para dirimir vuestros pleitos”. (15)

¿Qué sucedió cuando Moises subió a reunirse con Dios el Eterno? ¿Cómo se llamaba el monte donde Dios esperaba a Moisés? 

(15) Y subió pues Moisés al monte, que fue totalmente cubierto por la nube. (16) se cernió así la gloria del Eterno sobre el monte Sinaí, que quedó cubierto por la nube. (17) Y la gloria del Eterno parecía un fuego devorador sobre la cumbre del  monte, a los ojos de los hijos de Israel.

¿Cuánto tiempo estuvo Moisés con el Eterno?

(18) Entró entonces Moisés en la nube sobre la cumbre y estuvo allí durante cuarenta días con sus noches.

Sábado 17/02/2018

Terumah

Éxodo 25(1) – 27(19)

25(1) Y le dijo el Eterno a Moisés: (2) “Diles a los hijos de Israel que me traigan ofrendas donadas por todo hombre, que las dé de corazón. (3) Tomaréis de ellos como ofrendas de oro, plata y cobre; (4) lana teñida de color celeste púrpura y carmesí; lino y pelo de cabra; (5) cueros de carnero teñidos de rojo; cueros de tejón y madera de acacia; (6) aceite para las luminarias, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático; (7) piedras de ónice y piedras de engarce para el efod y el pectoral. (8) Me harás un santuario y moraré en medio de ellos. (9) Como todo lo que Yo te muestro, el modelo del Tabernáculo y el modelo de todos sus utensilios, así haréis.

(10) Y construirán un arca (arón) de madera de acacia de dos codos y medio de longitud y un codo y medio de ancho y un codo y medio de altura. (11) Y lo revestirás de oro puro, por dentro y por fuera, y lo circundarás con una moldedura de oro. (12) fundirás para el arca cuatro anillos de oro que pondrás en los cuatro ángulos, dos de un lado y dos de otro. (13) Harás varas de madera de acacia y las revertirás de oro, (14) y las introducirás en los anillos sobre ambos costados del arca para transportarla. (15) y las varas estarán siempre introducidas en los anillos del arca. Nunca se quitarán de allí. (16) Pondrán en el arca el testimonio que os daré. (17) Y harás un propiciatorio (capóret, cubierta del arca) de oro puro, de dos codos y medio de longitud y un codo y medio de ancho. (18) Harás dos querubines de oro batido que pondrás en los dos extremos del propiciatorio, (19) situados uno frente al otro. Ambos querubines estarán en los dos extremos. (20) Y los querubines con sus alas extendidas hacia arriba cubrirán el propiciatorio, y sus caras mirarán una frente a la otra. (21) Y pondrás el propiciatorio sobre el arca y en el arca, pondrás el testimonio que te daré. (22) Allí, sobre el propiciatorio, entre ambos querubines, me revelaré a ti y te comunicaré lo que te mandaré para los hijos de Israel.

(23) Y harás una mesa de madera de acacia de dos codos de longitud, un codo de ancho y un codo y medio de altura, (24) y la revestirás de oro puro y la circundarás con una moldura de oro. (25) Y le harás un marco de un palmo de altura en torno, con guirnaldas de oro. (26) Le harás también cuatro anillos de oro que pondrás sobre los cuatro ángeles que corresponden a las cuatro patas de la mesa. (27) Frente al marco estarán los anillos, donde se introducirán las varas para transportar la mesa. (28) harás las varas de madera de acacia y las revestirás de oro y la mesa será llevada con ellas. (29) Y harás de oro puro las fuentes, las cucharas, las jarras y los tazones que se verterán para las libaciones. (30) y pondrás sobre la mesa permanente el pan de la proposición.

(31) Y harás un candelabro de oro puro, labrado a martillo. Y también será de oro su base, su tallo, sus cálices, sus glóbulos y sus flores. (32) y seis brazos saldrán de sus costados, tres de uno y tres del otro. (33) El primer brazo tendrá tres cálices a modo de flores de almendro, con sus glóbulos y sus flores, y el segundo brazo también tendrá tres cálices con flores de almendro, con sus glóbulos y sus flores, y lo mismo todos los seis brazos que emergen del tallo. (34) El tallo tendrá cuatro cálices como flores de almendro, con sus glóbulos y sus flores. (35) Habrá un glóbulo debajo de dos de los brazos que salen del tallo y un glóbulo debajo de otros dos brazos y otro glóbulos debajo de los dos brazos restantes, conforme al número de brazos que tiene el candelabro. (36) Todo será de un sólo cuerpo, macizo, de oro batido. (37) Y en los extremos de los brazos, harás las siete lamparás que encenderás de manera que alumbre de frente. (38) las pinzas y la cazoleta donde se apaguen los pabilos cortados serán de oro puro. (39) Con un talento de oro puro se hará el candelabro con todos sus utensilios. (40) Mira bien el modelo que te he mostrado en el monte y hazlo conforme al modelo.

26(1) Y el Tabernáculo, lo harás de diez cortinas de lino fino teñido de celeste, púrpura y carmesí, con dibujos de querubines de fina hechura. (2) Cada cortina medirá veintiocho codos de largo y cuatro codos de ancho, y esa será la medida para todas las cortinas. (3) Cinco cortinas estarán unidas entre sí y las otras cinco estarán también unidas una con otra. (4) Y harás lazos celestes sobre el borde de la cortina donde termina el primer conjunto y lo mismo en el extremo del segundo. (5) Y serán cincuenta lazos en el borde del primer conjunto y cincuenta en el borde del segundo, correpondiéndose los lazos uno con los otros. (6) Y harás cincuenta broches de oro y con ellos juntarás las cortinas una con otra, configurando un sólo Tabernáculo. (7) Y harás cortinas de pelo de cabra que tenderás en el Tabernáculo. Serán once cortinas en total. (8) Medirán cada una treinta codos de largo y cuatro codos de ancho. Medirán igual las once cortinas. (9) Y unirán cinco cortinas entre sí y seis cortinas entre sí, y doblarás la sexta cortina hacia el frente de la tienda. (10) Y harás cincuenta presillas en el borde de uno de los dos grupos de cortinas, en el extremo donde se hace el enlazamiento y cincuenta presillas en el borde del otro grupo, también donde se hace el enlazamiento. (11) Y harás cincuenta broches de cobre, los introducirás en las presillas y unirás la tienda. (12) De lo que sobre de las cortinas de la tienda, la mitad colgarás sobre la parte posterior del Tabernáculo. (13) Un codo de un lado y un codo de otro lado, o sea lo que sobrará de la longitud del Tabernáculo se extenderá sobre los costados del tabernáculo para cubrirlos. (14) Y harás una cubierta para la tienda de cuero de carnero teñido de rojo y una cubierta de cuero de tejón que irá sobre la anterior.

(15) Y harías las tablas para el Tabernáculo de madera de acacia que serán verticales. (16) tendrán diez codos de largo y un codo y medio de ancho. (17) Cada tabla tendrá dos espigas para poder encajar el borde de una en el borde de la otra. Así harás todas las tablas del tabernáculo. (18) Serán veinte tablas orientadas hacia el sur. (19) Y harás cuarenta zócalos de plata para que vayan debajo de las veinte tablas. Irán dos zócalos de plata para que vayan debajo de las veinte tablas. irán dos zócalos debajo de cada tabla con sus dos espigas. (20) Y en el segundo costado del Tabernáculo, orientado hacia el norte, irán otras viente tablas, (21) con sus cuarenta zócalos de plata, o sea dos zócalos debajo de cada tabla. (22) Y para la parte posterior del tabernáculo, orientada al accidente, harás seis tablas. (23) y harás dos tablas para ángulos, en la parte posterior, (24) de modo que puedan unirse con la tabla correspondiente  por la parte inferior y trabarse bien hasta arriba, cada una por medio d aun anillo. Así será para los dos rincones. (25) Y serán ocho tablas con dieciséis zócalos, dos zócalos debajo de cada tabla. (26) Y harás travesaño de acacia, cinco para las tablas de un costado del Tabernáculo, (27) y cinco par las tablas del otro costado y cinco para el lado que cierra el fondo, hacia el oeste. (28) El travesaño del medio pasará de extremo a extremo entre las tablas. (29) Y cubrirá las tablas de oro y sus anillos y también cubrirá de oro los travesaños. (30) Y construirá el Tabernáculo según el modelo que te fue mostrado en el monte.

(31) Y harás un velo de lino fino torzal teñido de celeste, púrpura y carmesí. Lo harás con mano experta, con querubines. (32) Y lo pondrás sobre cuatro columnas de acacia recubierta de oro, con ganchos de oro, sobre cuatro zócalos de plata. (33) Y colgarás el velo con broches y detrás del velo pondrás el arca del testimonio. Y el velo separará el lugar santo del lugar santísimo. (34) Pondrás sobre el arca del testimonio el propiciatorio e el lugar santísimo. (35) Y pondrás la mesa fuera del velo y frente a la mesa, pondrás el candelabro hacia el sur. La mesa será puesta sobre el lado del norte. (36) Y harás un velo a la puerta de la tienda, de color celeste, púrpura y carmesí, y lino fino torzal que será obra de artífice. (37) Para este velo, harás cinco columnas de acacia y las cubrirás con oro, y también sus broches de oro, y fundirás para ellos cinco zócalos de cobre.

27(1) Y harás el altar de madera de acacia, de cinco codos de largo, cinco codos de ancho y tres codos de alto. (2) En cada uno de sus cuatro ángulos, harás un cuerno y los revestirás de cobre bruñido. (3) Y las ollas para echar la ceniza, las palas, los aspersorios, las tenazas, el incensario y todos los demás utensilios, los harás de cobre bruñido. (4) Y le harás un enrejado en forma de malla y en sus cuatro esquinas, pondrás cuatro anillos de cobre bruñido. (5) lo colocarás debajo de la Corona del altar en su parte media. (6) harás para el altar varas gruesas de madera de acacia y los recubrirás de cobre bruñido. (7) Y se introducirán las varas en los anillos a ambos costados del altar, al transportarlo. (8) Lo harás de tablas ahuecadas como te fue mostrado en el monte. (9) Y harás el atrio del Tabernáculo en el lado sur, con cortinas de lino fino torzal de cien codos de longitud a lo largo de cada costado, (10) y veinte columnas con viene zócalos de cobre bruñido. Los ganchos de la columna y sus anillos serán de plata. (11) También en el costado norte habrá cortinas de cien codos de longitud total y veinte columnas con viente zócalos de cobre bruñido. Los ganchos de las columnas y sus anillos serán de plata. (12) Del lado occidental habrá cincuenta codos de cortinas y diez columnas con sus diez zócalos. (13) Del lado oriental, el atrio tendrá cincuenta codos. (14) Y habrá cortinas de quince codos desde un extremo, con tres columnas y tres zócalos, (15) y cortinas de otros quince codos desde el otro extremo, con tres columnas y tres zócalos. (16) Para la entrada de atrio, habrá un velo de veinte codos, teñidos de celeste, púrpura y carmesí que será de lino fino torzal, hecho por artífice. Sus columnas serán cuatro y sus zócalos serán cuatro. (17) Todas las columnas que circundarán el atrio tendrán ganchos de plata y zócalo y de cobre bruñido. (18) La longitud del atrio será de cien codos y cincuenta de anchura para ambos lados y cinco codos de altura. Serán (las cortinas) de lino torzal y los zócalos de cobre bruñido. (19) Todos los utensilios del Tabernáculo y todos sus clavos serán de cobre bruñido.

REFLEXIÓN:

¿Qué ofrendas pide el Eterno? ¿Con que actitud espera el Eterno que demos ofrenda?

25 (1) Y le dijo el Eterno a Moisés: (2) “Diles a los hijos de Israel que me traigan ofrendas donadas por todo hombre, que las dé de corazón.

Las ofrendas para construir el tabernáculo:

25 (3) Tomaréis de ellos como ofrendas de oro, plata y cobre

¿Qué colores y tipos de lana?

25 (4) lana teñida de color celeste púrpura y carmesí; lino y pelo de cabra

¿Qué tipo de cueros? ?Qué tipo de madera?

25  (5) cueros de carnero teñidos de rojo; cueros de tejón y madera de acacia

¿Diferentes tipos de especies ?

25 (6) aceite para las luminarias, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático.

¿Qué tipo de piedras? 

25 (7) piedras de ónice y piedras de engarce para el efod y el pectoral.

¿Para qué?

25 (8) Me harás un santuario y moraré en medio de ellos.

¿El Eterno mostró un modelo de todo lo que  Moisés tenía que preparar acá en la tierra? ¿Acaso en los cielos existe otro?

25 (9) Como todo lo que Yo te muestro, el modelo del Tabernáculo y el modelo de todos sus utensilios, así haréis.

¿El Eterno mando construir el arca?

25 (10) Y construirán un arca (arón) de madera de acacia de dos codos y medio de longitud y un codo y medio de ancho y un codo y medio de altura (10-17)

¿ Querubines? ¿Quién ordeno hacer querubines?

25 (18) Harás dos querubines de oro batido que pondrás en los dos extremos del propiciatorio, (19) situaos uno frente al otro. Ambos querubines estarán en los dos extremos. (20) Y los querubines con sus alas extendidas hacia arriba cubrirán el propiciatorio, y sus caras mirarán una frente a la otra. (21) Y pondrás el propiciatorio sobre el arca y en el arca, pondrás el testimonio que te daré.

¿Qué se pondría en el arca?

(21) Y pondrás el propiciatorio sobre el arca y en el arca, pondrás el testimonio que te daré.

¿Dónde se revelaría el Eterno?

(22) Allí, sobre el propiciatorio, entre ambos querubines, me revelaré a ti y te comunicaré lo que te mandaré para los hijos de Israel.

Se  mando construir una mesa, ¿Qué se colocaría en la mesa?

25 (23) Y harás una mesa de madera de acacia de dos codos de longitud, un codo de ancho y un codo y medio de altura (23-28), (30) y pondrás sobre la mesa permanente el pan de la proposición.

25 (31) Y harás un candelabro de oro puro, labrado a martillo. Y también será de oro su base, su tallo, sus cálices, sus glóbulos y sus flores (31- 39).

¡El Eterno le mostro un modelo para que lo vea Moises?

25 (40) Mira bien el modelo que te he mostrado en el monte y hazlo conforme al modelo.

¿De que color tenían que ser las cortinas del Tabernáculo?

26(1) Y el Tabernáculo, lo harás de diez cortinas de lino fino teñido de celeste, púrpura y carmesí, con dibujos de querubines de fina hechura (26-29)

¿El Eterno le mostro el modelo del Tabernáculo a Moisés?

26 (30) Y construirá el Tabernáculo según el modelo que te fue mostrado en el monte.

Sábado 24/02/2018

Tetzaveh

Éxodo 27:20 – 30:10

Pr. Deuteronomio 25(17-19)

Samuel 15(2-34)

ADAR

27(20) Y ordenarás a los hijos de Israel que te traigan aceite de oliva puro para encender una luminaria perenne (las lámparas del candelabro). (21) En el Tabernáculo de reunión, fuera del velo tendido delante del testimonio, Aarón y sus hijos lo prepararán (el candelabro), desde la tarde hasta la mañana, para que arda ante el Eterno como ley perpetua para las generaciones de los hijos de Israel.

28(1) Y tú acercarás a tu hermano Aarón y a sus hijos de entre los hijos de Israel, para hacerlo sacerdote para Mí. Llama pues a Aarón y a Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar, hijos de Aarón. (2) Y harás vestiduras sagradas para tu hermano Aarón, por razones de dignidad y esplendor. (3) Y les dirás a los hombres diestros y sabios de corazón que hagan tales vestiduras que santificarán a Aarón haciendo sacerdote para Mí. (4) Y estos son los vestidos que harán: pectoral, efod, manto, túnica a cuadros, turbantes y cinturón. (5) Utilizarán para ello oro y telas teñidas de celeste, púrpura y carmesí, y también lino. (6) Y harán el efod de oro, celeste, púrpura y carmesí y lino torzal, y será obra de artífice. (7) tendrá dos hombreras unidas en sus dos extremos. (8) Y el cinturón con que se ceñirá el efod será de oro, celeste, púrpura, carmesí y lino torzal. (9) Y tomarás dos piedras de ónice y grabarás sobre ellas los nombres de los hijos de Israel. (10) Grabarás seis nombres en una piedra y seis en la otra, por el orden de su nacimiento. (11) Harás el tallado como se tallan las piedras preciosas, grabarás los nombres de los hijos de Israel como s graban los sellos y engarzarás las piedras en oro. (12) Y pondrás ambas piedras sobre las hombreras del efod, en memoria de los hijos de Israel y Aarón llevará tales nombres ante el Eterno sobre sus dos hombreras, en memoria de aquellos. (13) Y harás los engarces de oro. (14) Harás también dos cadenillas trenzadas de oro puro y las fijarás en los engarces.

(15) Y el pectoral será obra de artífice, como el efod. Será de oro y de tela teñida de celeste, púrpura, y carmesí y también de lino fino torzal. (16) Será cuadrado y doble, de un palmo de largo por un palmo de ancho, (17) y lo llenarás con cuatro hileras de piedra preciosa. La primera hilera constará de un rubí, un topacio y un ágata. (18) Y la segunda hilera contendrá una turquesa, un zafiro y un diamante.(19)Y la tercera tendrá un ópalo, un ágata y una amatista. (20) Y la cuarta un berilo, un ónice y un jaspe. Las piedras irán engarzadas en oro. (21) Y en cada piedra, se grabará el nombre de cada una de las doce tribus, con grabados de sello. (22) Y harás sobre el pectorales cadenillas trenzadas de oro puro. (23) harás sobre el pectoral también dos anillos de oro que pondrás sobre ambos extremos. (24)Y pondrás ambas trenzas sobre los dos anillos, en los extremos del pectoral. (25)Fijarás dos extremos de las cadenillas a los engarces del pectoral y los otros dos extremos, los unirás a los engarces de la parte anterior de las dos piedras de las hombreras del efod. (26) y harás dos anillos de oro que pondrás en los dos extremos inferiores del pectoral, en el borde que toca la parte interior del efod.(27) y harás otros dos anillos de oro que pondrás sobre las dos hombreras del efod, por delante, cerca de la unión y por encima del cinturón del efod. (28) Y juntarás en el pectoral por sus anillos a los anillos del efod, con hilo celeste para que esté sobre el cinturón del efod y no se moverá el pectoral de su posición sobre el efod. (29) Y Aarón llevará los nombres de los hijos de Israel en el pectoral, o sea sobre su corazón, cuando entre en el santuario, como recordatorio perpetuo ante el Eterno. (30) Y pondrás en el pectoral los urim y los tumim, que llevará Aarón sobre su corazón al entrar en el santuario del Eterno.

(31) Y el manto del efod será celeste. (32) tendrá en el medio una abertura para la cabeza y alrededor de la abertura, habrá un refuerzo tejido, obra de artífice, con la fortaleza necesaria para que no se desgarre. (33) y diseñaras en sus orillas granadas de color celeste, púrpura y carmesí, con cascabeles de oro en derredor. (34) harás un cascabel de oro y una granada sobre la orla de la vestimenta en todo el contorno. (35) y los cascabeles estarán sobre Aarón durante el oficio y serán oídos al entrar en el santuario y al salir de él y con ello no morirá. (36) Y harás una lámina de oro puro donde grabarás, con grabado de sello “Santidad al Eterno”. (37) la sujetarás con un hilo celeste delante del turbante, (38) sobre la frente de Aarón, quien llevará la carga de los pecados para cuyo perdón los hijos de Israel brinden sus ofrendas que santificarán ante el Eterno para que Él otorgue Su gracia. (39) y bordarás una túnica de lino y harás un turbante también de lino con un cinturón, todo hecho por artífice. (40) Y a los hijos de Aarón también harás túnicas, cinturones y tiaras para dignidad y esplendor . (41) Y harás que tu hermano Aarón y sus hijos se vistan de la manera específica y los ungirás santificándolos para que me sirvan. (42) Y les harás calzoncillos de lino blanco para cubrir su desnudez, desde los lomos hasta los muslos. (43) Y así estarán vestidos Aarón y sus hijos al entrar al Tabernáculo o al acercarse al altar para oficiar en santidad, de modo que no merezcan la muerte por cometer pecado. Ley eterna es para él y para su simiente después de él.

29(1) He aquí lo que les harás hacer para que, santificados, Me sirvan como sacerdotes. Tomarás de entre el ganado un novillo y dos carneros sin tacha (sanos), (2) pan ázimo y tortas no leudadas mezcladas con aceite y buñuelos ázimos untados en aceite. Los harás de sémola de trigo. (3) Los pondrás en un canastillo y los llevarás en él con el novillo y los dos carneros. (4) y cuando Aarón y sus hijos lleguen a la puerta del Tabernáculo, los harás lavarse con agua. (5) tomarás los vestidos y pondrás a Aarón la túnica y el manto del efod, el efod y el pectoral, y le ceñirás el efod con el cinturón, (6) y pondrás el turbante sobre su cabeza y pondrás la lámina sagrada o diadema sobre el turbante. (7) Y tomarás aceite de unción y lo derramarás sobre su cabeza y así lo ungirás (sacerdote). (8) Y acercarás a sus hijos y les vestirás las túnicas, (9) y los ceñirás, como Aarón, les pondrás también turbantes y serán sacerdotes por la ley eterna. De tal modo consagrarás a Aarón y a sus hijos. (10) Luego, aproximarás el toro ante el Tabernáculo y apoyarán Aarón y sus hijos sus manos sobre la cabeza del animal. (11) y degollarás el toro ante el Eterno, a la puerta del Tabernáculo. (12) y tomarás la sangre del toro y la verterás sobre los cuernos del altar con tu dedo. Verterás toda la sangre en el cimiento del altar. (13) Y tomarás todo el sebo que cubre las entrañas, la redecilla del hígado y los dos riñones con el sebo que los envuelve y quemarás todo eso en el altar. (14) La carne, la piel y los excrementos los sumarás fuera del campamento. Es el sacrificio expiatorio. (15) Tomarás luego uno de los carneros, y Aarón y sus hijos apoyarán sus manos sobre la cabeza del animal, (16) y degollarán el carnero y tomarán su sangre y a verterás sobre el altar en derredor. (17) Trozarás el carnero, lavarás sus entrañas y sus patas y las pondrás sobre sus trozos y sobre su cabeza, (18) y quemarás todo el carnero sobre el altar. Es el holocausto al Eterno, ofrenda grata al Eterno que se consume totalmente. (19) Y tomarás El segundo carnero y Aarón y sus hijos sus manos apoyarán sobre la cabeza del animal, (20) y lo degollarán; tomarás su sangre y la verterás sobre el lóbulo de la oreja derecha de Aarón y sobre el lóbulo de las orejas derechas de sus hijos y sobre el pulgar de su mano derecha y sobre el pulgar de su pie derecho, y verterás también la sangre sobre el altar, en derredor. (21) y tomarás la sangre que está sobre el altar y la mezclarás con el aceite de la unción y salpicarás la mezcla sobre Aarón y sus hijos y sobre sus vestidos, para así santificarlos, a ellos con sus vestiduras. (22) Y tomarás el sebo, la cola, el sebo que recubre la entraña del carnero, la redecilla del hígado, los dos riñones y el sebo que esta sobre ellos y el muslo derecho porque es carnero de ordenación. (23) Y tomarás la canastilla de pan ázimo puesta ante el Eterno, que contiene también la torta de pan de aceite y un pastel no leudados, (24) y pondrás todo sobre las manos de Aarón y de sus hijos y lo mecerás agitándolo ante el Eterno. (25) después, lo tomarás de sus manos y lo quemarás en el altar, encima del holocausto. Es ofrenda que consume el fuego (ishé, ofrenda ígnea), de olor grato al Eterno. (26) luego tomarás el pecho del carnero de la ordenación que es Aarón, y lo agitarás ante el Eterno, y esa porción será tuya. (27) y santificarás el pecho de la ofrenda agitada y el muslo de la ordenación, es decir, lo que fue mecido y que fue apartado del carnero de la ordenación, que es de Aarón y de sus hijos. (28) ésa será la parte de Aarón y sus hijos a perpetuidad de los sacrificios pacíficos que brindarán los hijos de Israel al Eterno. (29) y los vestidos sagrados que son de Aarón, después de él serán para la ordenación de sus hijos. (30) Siete días los vestirá el que fuera sacerdote de sus hijos, en lugar de él, cuando viniera al Tabernáculo para oficiar en el santuario. (31) Tomarás el carnero de la ordenación y cocinarás se carne en lugar sagrado. (32) Y Aarón comerá con sus hijos la carne del carnero y el pan que está en el canastillo, a la puerta del Tabernáculo de reunión. (33) Comerás lo que ha servido para su expiación para ser santificado pero ningún extraño comerá tales cosas, que son santas. (34) Y si quede algo de la carne de la ordenación y del pan para el día siguiente, lo quemarás por el fuego. No será comido, porque es cosa santa. (35)Y harás a Aarón y a sus hijos lo que Yo te ordené. Los consagrarás durante siete días. (36) Cada día ofrecerás el novillo de la expiación en el altar y lo santificarás. (37) Durante esos siete días, harás la expiación en el altar y así será santificado. Y el altar será santísimo y todo el que lo toque adquirirá santidad con ello. (38) Y esto es lo que harás sobre el altar. Sacrificarás en él diariamente dos carneros de un año de edad, (39) uno por la mañana y el otro por la tarde. (40) Y con cada carnero ofrecerás la décima parte de un efá de sémola mezclada con un cuarto de hin de aceite de aceitunas machacadas, y la libación será de un cuarto de hin de vino para el primer carnero. (41) El Segundo carnero, lo brindarás a la tarde, igual que el de la mañana, con su correspondiente libación. Será ofrenda ígnea, de olor grato al Eterno. (42) será holocausto perpetuo para vuestras generaciones a la puerta del Tabernáculo, ante el Eterno, donde Yo estaré presente para hablarte. (43) allí me presentaré a los hijos de Israel, y el lugar será santificado con Mi gloria. (44) Santificaré el Tabernáculo y el altar, como así a Aarón y a sus hijos para que me sirvan. (45) Moraré entre los hijos de Israel y seré el Dios de ellos. (46)Y reconocerán que Yo soy el Eterno, su Dios, quien los libre de la tierra de Egipto para habitar entre ellos: Yo, el Eterno, su Dios.

30(1) Y harás un altar para quemar incienso. Lo harás de madera de acacia. (2) medirá un codo de largo, un codo de ancho y dos codos de alto. Será pues cuadrado y de él saldrán cuernos. (3) Lo revestirás de oro puro, tanto el techo como sus paredes y sus cuernos. Y le harás un contorno de moldura de oro. (4) Habrá dos anillos de oro debajo de su moldura sobre ambos costados y en esos anillos, se introducirán las varas para transportar el altar. (5) y harás las varas de madera de acacia y las revestirás de oro. (6) Pondrás este altar delante del velo que oculta el arca del testimonio  y el propiciatorio que está sobre el testimonio, allí donde Yo he de hacerme presente ante ti. (7) Y Aarón quemará incienso de especias sobre este altar, todas las mañanas al encender las luminarias del candelabro. (8) También quemará Aarón el incienso por las tardes al encender las luminarias. Se hará así perpetuamente, por vuestras generaciones. (9) No quemaréis incienso extraño, ni holocausto, ni otras ofrendas, ni haréis libación alguna en el altar. (10)Y expiará Aarón sobre sus cuernos una vez al año (el Día de expiación, Yom Kipur), con la sangre del sacrificio de las víctimas expiatorias (el novillo y el macho cabrío). Expiaréis pues, una vez al año de ese modo por vuestras generaciones. Este altar es santísimo para el Eterno”.

Reflexión:

¿Qué aceite pidió el Eterno? ¿Para qué? ¿Dónde?

27(20) Y ordenarás a los hijos de Israel que te traigan aceite de oliva puro para encender una luminaria perenne (las lámparas del candelabro). (21) En el Tabernáculo de reunión, fuera del velo tendido delante del testimonio, Aarón y sus hijos lo prepararán (el candelabro), desde la tarde hasta la mañana, para que arda ante el Eterno como ley perpetua para las generaciones de los hijos de Israel.

¿A quien eligió el Eterno? ¿Para qué?

28(1) Y tú acercarás a tu hermano Aarón y a sus hijos de entre los hijos de Israel, para hacerlo sacerdote para Mí. Llama pues a Aarón y a Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar, hijos de Aarón.

¿Para quién mando el Eterno preparar vestiduras sagradas? ¿Por que razón?

(2) Y harás vestiduras sagradas para tu hermano Aarón, por razones de dignidad y esplendor.

¿A quien se eligió para preparar los vestidos?

(3) Y les dirás a los hombres diestros y sabios de corazón que hagan tales vestiduras que santificarán a Aarón haciendo sacerdote para Mí.

¿Cuáles fueron las indicaciones?

(4) Y estos son los vestidos que harán: pectoral, efod, manto, túnica a cuadros, turbantes y cinturón. (5) Utilizarán para ello oro y telas teñidas de celeste, púrpura y carmesí, y también lino. (6) Y harán el efod de oro, celeste, púrpura y carmesí y lino torzal, y será obra de artífice. (7 – 28)

¿Qué llevaría Aarón en el pectoral?

28(29) Y Aarón llevará los nombres de los hijos de Israel en el pectoral, o sea sobre su corazón, cuando entre en el santuario, como recordatorio perpetuo ante el Eterno. (30) Y pondrás en el pectoral los urim y los tumim, que llevará Aarón sobre su corazón al entrar en el santuario del Eterno.

 

 

28(36) Y harás una lámina de oro puro donde grabarás, con grabado de sello “Santidad al Eterno”.

LA BIBLIA

HEBREO – ESPAÑOL

Versión Castellana

Conforme a la tradición judía

Por Moisés Katznelson

Fuentes:

https://www.templeinstitute.org/mishkan.htm

https://www.templeinstitute.org/beged/priestly_garments.htm

https://www.templeinstitute.org/ark-of-the-covenant-gallery.htm

Cherubim:

https://www.templeinstitute.org/winged-cherubim-gallery.htm

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s