Germany says every state can name capital, but not Jerusalem / Alemania dice que cada estado puede nombrar su capital, pero no a Jerusalem

Today, 3:00 pm 16

Replying to far-right MP’s query, Berlin argues that Israel’s 1980 declaration of the united city as its capital violated international law

The German government affirmed last week that every country has the right to name its own capital, but argued that the status of Jerusalem can only be settled through Israeli-Palestinian negotiations.

“As a matter of principle, every state has the right to determine a city in its territory to be its capital,” Niels Annen, a minister of state in Germany’s Foreign Ministry, stated in response to a query by a lawmaker from the far-right Alternative for Germany party.

Annen cited Israel’s 1980 Basic Law: Jerusalem, which declares that the “complete and united” city is the Jewish state’s capital, and added: “Since the eastern part of Jerusalem that Israel occupied in 1967 contrary to international law is not part of Israel’s sovereign territory, the international community, including Germany, has not recognized this declaration.”

In his written response Friday, Annen cited United Nations Security Council Resolution 478, which in 1980 proclaimed that Israel’s declaration on united Jerusalem being its capital “constitutes a violation of international law.”

To read the full article:
 

Alemania dice que cada Estado puede nombrar su capital, pero no Jerusalem.

En respuesta a la consulta del MP de la extrema derecha, Berlín argumenta que la declaración de Israel de la ciudad unida como su capital en 1980 violaba el derecho internacional.

El gobierno alemán afirmó la semana pasada que cada país tiene derecho a nombrar su propio capital, pero argumentó que el estatus de Jerusalem solo puede resolverse a través de negociaciones israelí-palestinas.

“Como cuestión de principio, todos los estados tienen el derecho de determinar que  ciudad de su territorio es su capital”, dijo Niels Annen, ministro de Estado en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, en respuesta a una pregunta de un legislador de la extrema derecha.

Annen citó la Ley Básica de Israel de 1980: Jerusalem, que declara que la ciudad “completa y unida” es la capital del Estado judío y agregó: “Dado que la parte oriental de Jerusalén que Israel ocupó en 1967 contraria al derecho internacional no es parte del soberano territorio de Israel, la comunidad internacional, incluida Alemania, no ha reconocido esta declaración “.

En su respuesta escrita del viernes, Annen citó la Resolución 478 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, dijo que la declaración de Israel en 1980 de Jerusalem unida como su capital “constituye una violación del derecho internacional”.

Annen, socialdemócrata, también citó el artículo XVII de los Acuerdos de Oslo de 1995, que establece que Jerusalem es uno de los temas “que se verán  en las negociaciones sobre el estatuto permanente”. También se refirió a una decisión del Consejo Europeo de 2014 que decía que un camino “Debe encontrarse a través de negociaciones para resolver el Estado de Jerusalem como la futura capital de ambos estados”, refiriéndose a Israel y a un futuro estado palestino.

“El Gobierno Federal comparte la opinión de que el estatus de Jerusalem, al igual que otros asuntos relacionados con el estatus final, solo puede resolverse mediante negociaciones para que sea duradero y aceptable”, escribió Annen el viernes.

A principios de esta semana, la canciller Angela Merkel, hizo el mismo argumento en una entrevista con el Canal 10 de Israel, reiterando que Berlín no moverá su embajada en Israel desde Tel Aviv a Jerusalem.

La semana pasada, Petr Bystron, una de las alternativas para los principales voceros de la política exterior de Alemania, presentó una consulta escrita al gobierno pidiéndole que nombrara la capital de Israel.

En un comunicado de prensa, agregó luego que su facción apoya firmemente al Estado de Israel y la decisión del 6 de diciembre del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalem y trasladar allí la embajada de Estados Unidos.

“La respuesta del gobierno alemán fue casi idéntica a la de la Autoridad Palestina, que ha protestado contra la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos a Jerusalem desde diciembre”, dijo Byron en un comunicado de prensa emitido el martes.

Bystron dijo que estaba “sorprendido de que, incluso 70 años después de la fundación del Estado de Israel, el gobierno alemán no tenga idea de cuál es su capital”. Le sorprendió especialmente, dijo, que el ministro de Asuntos Exteriores Heiko Maas, que acababa de visitar Jerusalem y enfatizó la “Responsabilidad especial y solidaridad de Alemania con el Estado judío democrático de Israel”, no estaba dispuesto a apoyar la posición de Israel.

“Considerando la responsabilidad especial que el gobierno alemán sigue enfatizando hacia Israel, es extraño que sigan repitiendo los argumentos de los enemigos de Israel”, dijo Bystron.

 Boicot oficial de Israel al popular partido de oposición, conocido por su acrónimo Alemán AfD, debido a sus políticas nacionalistas y xenófobas.

 Al igual que otros partidos de extrema derecha en Europa, el AfD rechaza formalmente el antisemitismo y profesa apoyar firmemente a Israel, viendo un enemigo común en el islamismo radical. Sin embargo, el partido es ampliamente rechazado por la comunidad judía local, que argumenta que promueve la xenofobia y no se distancia adecuadamente de los antisemitas dentro de sus filas.
To read the full article:
 
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s