Saudi Arabia, Gulf allies welcome Trump pullout from Iran deal /  Arabia Saudí, los aliados del Golfo dan la bienvenida a la decisión de Trump, de retirarse del trato con Irán

8 May 2018, 11:54 pm

Saudi Arabia, Gulf allies welcome Trump pullout from Iran deal

Riyadh, UAE and Bahrain, staunch rivals of Islamic Republic, join Israel in offering rare support for US decision to reimpose sanctions

Saudi Arabia, regional rival of Iran and longtime US ally, said it “supports and welcomes” US President Donald Trump’s decision on Tuesday to withdraw from the 2015 Iran nuclear deal.

“The kingdom supports and welcomes the steps announced by the US president towards withdrawing from the nuclear deal… and reinstating economic sanctions against Iran,” the foreign ministry said late Tuesday, joining Israel as one of the few countries to back Trump’s move.

Riyadh’s allies in the Gulf, the United Arab Emirates and Bahrain, also issued statements via their foreign ministries in support of Trump’s decision, which has thrown a wrench between the United States, Europe and their allies in the region.

The US Navy’s Fifth Fleet is based in Bahrain, strategically located between Saudi Arabia and Iran.

Saudi Arabia accused Iran of “taking advantage of the revenue generated by the lifting of the sanctions to destabilize the region,” the foreign ministry said.

To read the full article:

https://www.timesofisrael.com/saudi-arabia-gulf-allies-welcome-trump-pullout-from-iran-deal/

Arabia Saudí, los aliados del Golfo dan la bienvenida a la decisión de Trump, de retirarse del trato con Irán

Riyadh, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, acérrimos rivales de la República Islámica, se unen a Israel para ofrecer un apoyo excepcional a la decisión de Estados Unidos de imponer sanciones

Arabia Saudita, rival regional de Irán y aliado de Estados Unidos desde hace mucho tiempo, dijo que “apoya y da la bienvenida” a la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de retirarse del acuerdo nuclear con Irán del 2015.

“El reino apoya y celebra los pasos anunciados por el presidente estadounidense para retirarse del acuerdo nuclear (…) y restablecer las sanciones económicas contra Irán”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores el martes por la noche, uniéndose a Israel como uno de los pocos países que respalda la medida de Trump.

Los aliados de Riyadh en el Golfo, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin también emitieron declaraciones a través de sus ministerios de relaciones exteriores en apoyo de la decisión de Trump, que ha lanzado una llave inglesa entre Estados Unidos, Europa y sus aliados en la región.

La Quinta Flota de la Marina de los EE. UU. Tiene su base en Bahréin, estratégicamente ubicada entre Arabia Saudita e Irán.

Arabia Saudita acusó a Irán de “aprovechar los ingresos generados por el levantamiento de las sanciones para desestabilizar la región”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El reino del Golfo gobernado por los suníes está encerrado en múltiples guerras de poder con su rival chiita en el Medio Oriente, incluso en Yemen, Siria e Irak.

Trump anunció que Estados Unidos se retiraba del acuerdo nuclear de Irán el martes, cumpliendo una promesa de campaña y desafiando a los aliados europeos que le imploraron mantener un acuerdo que las agencias internacionales han dicho que Teherán está cumpliendo.

En un discurso muy esperado de la Sala de Recepción Diplomática de la Casa Blanca, Trump arrojó el acuerdo histórico establecido bajo el predecesor Barack Obama como “defectuoso” e incapaz de frenar el comportamiento iraní o detener la búsqueda de la República Islámica para desarrollar un programa nuclear.

“Estoy anunciando hoy que Estados Unidos se retirará del acuerdo nuclear con Irán”, dijo al tiempo que agregó que su administración “establecerá el más alto nivel de sanción económica”.

Trump dijo que el acuerdo de 2015, que incluía a Alemania, Francia y Gran Bretaña, fue un “trato unilateral horrible que nunca debería haber sido hecho”.

Trump enfatizó que las sanciones también se aplicarían a otras naciones que hicieron negocios con Irán, lo que significa que Estados Unidos podría aplicar sanciones a sus aliados europeos más cercanos. “Estados Unidos no será rehén del chantaje nuclear”, dijo Trump.

Sin embargo, los funcionarios dijeron que las compañías europeas tendrían varios meses para retirarse del mercado iraní.

Respondiendo a la medida, el primer ministro Benjamin Netanyahu, que ha presionado contra el acuerdo, dijo que ofreció su apoyo total para la “movida audaz” de Trump.

Los signatarios europeos se comprometieron a cumplir el acuerdo.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, criticó el anuncio de Trump como un acto de “guerra psicológica” y advirtió que su país podría comenzar a enriquecer uranio más que nunca en las próximas semanas.

La televisión estatal dijo que la decisión era “ilegal, ilegítima y socava los acuerdos internacionales”, informó Reuters.

Hablando en vivo por la televisión estatal, Rouhani dijo que deseaba discutir la decisión de Trump con las partes europeas, rusas y chinas del acuerdo de 2015. Hay un “poco tiempo” para negociar, dijo, y agregó que enviará al ministro de Relaciones Exteriores Mohammad Javad Zarif a los países que permanecen en el acuerdo.

En enero, Trump suspendió las sanciones por tercera vez en su presidencia, pero dijo que no volvería a tomar esa acción a menos que el Congreso y los aliados europeos enmendaran el pacto.

Desde entonces, los negociadores internacionales han intentado infructuosamente hacer cambios en el acuerdo, y Teherán se ha negado a aceptar ninguna modificación de sus términos.

El acuerdo de Irán, alcanzado en 2015 por los Estados Unidos, otras potencias mundiales e Irán, levantó la mayoría de las sanciones estadounidenses e internacionales contra el país. A cambio, Irán acordó restricciones en su programa nuclear que hacen que sea imposible producir una bomba, junto con inspecciones rigurosas.

En las últimas semanas, los líderes de Francia, Gran Bretaña y Alemania han presionado al presidente para que no se salga del acuerdo, mientras que el primer ministro Benjamin Netanyahu hizo una campaña asidua para desacreditar el acuerdo.

Si el acuerdo colapsa, Irán sería libre de reanudar actividades de enriquecimiento prohibidas, mientras que las empresas y bancos que hacen negocios con Irán tendrían que luchar para liberarse o entrar en conflicto con los estadounidenses. Los funcionarios estadounidenses desempolvaron planes para vender una retirada al público y explicar sus complejas ramificaciones financieras.

 Reflexión:

¿Acaso no es de mayor valor opinión de Arabia Saudí?

El acuerdo nuclear con Irán está firmado entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., Rusia, China, Francia y el Reino Unido, más Alemania).

Fuente de la foto:

ilustración-mapa-de-arabia-saudita

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s