9 Ways to Love Yourself More / 9 Maneras de Amarte Más

By Rosally Saltsman

Loving yourself and knowing your strengths are vital to being a successful person. The Torah directs us to, “Love your neighbor as yourself,” which means that the prerequisite to loving others is to love yourself first. Hillel the Elder, exhorts us: “ … If I am not for myself, who is for me?” (Avot 1:14)

Low self-esteem and the inability to see our greatness as G‑dly people is the root cause of many of our problems and the reason we don’t reach our utmost potential.

So let’s discuss ways to raise our self-esteem and love ourselves more, so that we can become even more!

You can include things like learning to ride a bike or drive a car, learning to play an instrument, type or crochet, getting your high school diploma or renting an apartment. We tend to disregard accomplishments that most people do. But every skill we master, every contribution we make, is significant and adds up. With every skill mastered and every milestone passed, we gain confidence in our capabilities, and this encourages the belief in our ability to brave something new. Once you’ve put together your list, continue to add to your accomplishments. It doesn’t have to be big; it could be successfully attempting a new recipe, learning a new computer program or mastering a prayer in Hebrew.

To read the full article:

chabad.org/theJewishWoman/9-Ways-to-Love-Yourself-More

Amarte a ti mismo y conocer tus fortalezas es vital para ser una persona exitosa. La Torá nos dirige a “Amar a tu prójimo como a ti mismo”, lo que significa que el requisito previo para amar a los demás es amarte a ti mismo primero. Hillel el Viejo, nos exhorta: “… Si no soy para mí, ¿quién es para mí?” (Avot 1:14)

La baja autoestima y la incapacidad de ver nuestra grandeza como personas Divertidas es la causa fundamental de muchos de nuestros problemas y la razón por la que no alcanzamos nuestro máximo potencial.

¡Así que discutamos maneras de elevar nuestra autoestima y amarnos más, para que podamos llegar a ser aún más!

1. Haz una lista de lo que has logrado.

Puede incluir cosas como aprender a andar en bicicleta o manejar un automóvil, aprender a tocar un instrumento, tipo o crochet, obtener su diploma de escuela secundaria o alquilar un apartamento. Tendemos a ignorar los logros que la mayoría de las personas hacen. Pero cada habilidad que dominamos, cada contribución que hacemos, es significativa y se suma. Con cada habilidad dominada y cada hito pasado, ganamos confianza en nuestras capacidades, y esto fomenta la creencia en nuestra capacidad para desafiar algo nuevo. Una vez que haya reunido su lista, continúe agregando a sus logros. No tiene que ser grande; podría intentar con éxito una nueva receta, aprender un nuevo programa de computadora o dominar una oración en hebreo.

2. Haz una lista de cómo has contribuido al mundo.

¿Eres voluntario? Dar caridad? ¿Recuerdas los cumpleaños de las personas? ¿Escribe notas de agradecimiento? Cualquier cosa que hagas para hacer del mundo un lugar mejor te estira como ser humano. Cuanta más influencia positiva tengas, más interactúas, das y le importas a los demás, mayor será tu potencial. Escribir las acciones de bondad que haces por los demás te proporcionará un tremendo sentido de gratificación y te ayudará a darte cuenta de cómo contribuyes a nuestro mundo. También aumentará su deseo de seguir haciéndolo.

3. Enumere sus atributos positivos.

Haz una lista de cosas buenas sobre ti mismo; Puede ser que tenga un sentido del humor ingenioso o una sonrisa cálida, una buena memoria o una habilidad para los idiomas; usted es un buen cocinero o dar consejo sabio (Por cierto, incluso los atributos negativos pueden usarse para el bien. Estamos destinados a utilizar todos nuestros rasgos de personalidad para servir a Di-s de una manera positiva. Estar enojado, enfadarse, pero si estamos enojados por la injusticia y luego usamos eso para que nos motive a combatirlo, luego usamos esa característica para el bien. Enumere sus atributos positivos o las cosas agradables que la gente dice sobre usted, y luego priorice los cinco primeros. Esas son las áreas en las que puede sobresalir buscando más oportunidades para expresarlas.

4. Cortar un poco de holgura.

Todos tenemos días malos; todos cometemos errores. Cada uno de nosotros se arrepiente, pero estos no deberían formar el núcleo de su opinión sobre usted mismo. Cuando haya cometido un error, corríjalo, haga enmiendas y resuelva evitar volver a cometerlo, pero no se demore en él para siempre ni lo lleve consigo. En su lugar, llevar a cabo sus éxitos. Mil éxitos son más ligeros que 10 arrepentimientos. En lugar de revisar tus errores, revisa tus logros. Pensar en el bien que haces y en lo que has hecho atrae más oportunidades para hacer el bien porque eso es en lo que te estás enfocando.

5. Mímate a ti mismo.

Nosotros (especialmente las mujeres) pasamos mucho tiempo cuidando a otras personas. A menudo, solo nos cuidamos a nosotros mismos, incluso a nuestras necesidades básicas, como dormir y comer, una vez que todos los demás han sido atendidos. No podemos sentirnos bien si nuestros cuerpos no funcionan con la máxima eficiencia. La Torá nos ordena que nos cuidemos muy bien, física y mentalmente. Duerme bien, come bien y juega bien. Asegúrate de hacer cosas solo para ti; lea un buen libro, vaya a un masaje, salga a caminar, vaya a tomar un café con un amigo, vaya de compras y compre un regalo. Algo sólo para ti.

6. Rodéate de personas que reafirmen tu valor.

Es difícil amarte a ti mismo si no tienes personas amorosas a tu alrededor. Despojarse de personas críticas y amigos insinceros. Rodéate de personas cuyos atributos te gustaría modelar, que te alienten y validen, y que te traten con amabilidad y respeto. Necesitamos una sección de animadores, no un comité de revisión crítica.

7. Retarte a ti mismo. Haz lo que sea difícil.

Todos sentimos una descarga de adrenalina después de superar un obstáculo. Desafíate a ti mismo en algún área de tu vida: aprende una nueva habilidad o un nuevo idioma, estudia Torá, entrena para una maratón o trabaja en un rasgo de carácter que te gustaría mejorar, como no chismear o gritar. Establece metas a corto y largo plazo para ti mismo y traza tu progreso. Luego agrega tus éxitos a la lista de tus logros.

8.Imagínate haciendo el bien.

Si te imaginas haciendo un acto heroico o filantrópico, incluso si no estás en posición de hacerlo, libera endorfinas en tu cerebro. Es como si realmente lo hicieras, e incluso puede hacer que sea posible en la realidad. Cuando fantaseas un poco sobre ser un héroe, también te dará claridad sobre las causas que son importantes para ti. Luego puede unir fuerzas con personas que trabajan por estas causas para hacer del mundo un lugar mejor.

9. Desarrollate en lo que eres bueno

No hay nada, pero nada, eso nos haga sentir tan bien con nosotros mismos que ejercitando nuestras fortalezas. Todos tenemos habilidades y talentos, esas áreas en las que destacamos. Con demasiada frecuencia, se ponen en un segundo plano. Incluso si no puedes ser un atleta olímpico, un famoso autor o un músico famoso, puedes practicar tu deporte, escribir poesía o ensayar. Incluso si no eres un especialista en inglés o matemático, puedes hacer crucigramas y Sudoku. Nuestros talentos son dados por nuestro uso y autoexpresión.

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s