Moses the Rebuker? / Moisés el Reprendedor?

Moses the Rebuker?

By Naftali Silberberg

This Shabbat, we will be reading from the Torah some of the most beautiful blessings and praises ever showered upon our nation:

G‑d perceives no iniquity in Jacob, and sees no perversity in Israel; the L-rd, his G‑d, is with him, and the friendship of the King is with him.” “How goodly are your tents, O Jacob, your dwelling places, O Israel!”

The highlight of these blessings is the only clear prophecy written in the Torah concerning the coming of Moshiach:

I see it, but not now, I look at him, but it isn’t near. A star has issued from Jacob and a staff will come forth from Israel…”

What is astonishing about these blessings is their source—Balaam, the malicious anti-Semite What is astonishing about these blessings is their source—Balaam, the malicious anti-Semite who eagerly accepted Balak‘s invitation to curse the Jews. Why couldn’t these prophecies have been transmitted through Moses, the champion of the Jews? Instead we find that Moses’ prophecies are replete with rebukes and admonitions, and warnings of the misfortunes which would befall our people as a consequence of disobeying G‑d’s word. Is this a classic case of role reversal?! Moses should have showered us with blessings and honor, and Balaam should have been the mouthpiece for G‑d’s reprimands!

To read the full article:

chabad.org/parshah/jewish/Moses-the-Rebuker

Moisés el Reprendedor?

Este Shabat, estaremos leyendo de la Torá algunas de las bendiciones y alabanzas más hermosas que jamás se hayan derramado sobre nuestra Nación:

“Di-s no percibe iniquidad en Jacob, y no ve perversidad en Israel; el Señor, su Di-s, está con él, y la amistad del Rey está con él”. “¡Qué bien están tus tiendas, oh Jacob, tus moradas, oh Israel!”

El punto culminante de estas bendiciones es la única profecía clara escrita en la Torá con respecto a la venida de Moshiach:

“Lo veo, pero no ahora, lo miro, pero no está cerca. Una estrella ha salido de Jacob y un bastón saldrá de Israel …”

Lo sorprendente de estas bendiciones es su fuente: Balaam, el antisemita malicioso que aceptó con entusiasmo la invitación de Balak de maldecir a los judíos. ¿Por qué no se pudieron transmitir estas profecías a través de Moisés, el campeón de los judíos? En lugar de eso, encontramos que las profecías de Moisés están llenas de reproches y admoniciones, y advertencias de las desgracias que afectarán a nuestro pueblo como consecuencia de desobedecer la palabra de Di-s. ¿Es este un caso clásico de inversión de roles? ¡Moisés debería habernos bañado con bendiciones y honor, y Balaam debería haber sido el portavoz de las reprimendas de Di-s!

Y el Midrash responde: “Sí, hubiera sido correcto que los reproches emanaran de la boca de Balaam y las bendiciones de la boca de Moisés. Sin embargo, si Balaam hubiera reprendido, los judíos habrían [desatendido los reproches] diciendo: ‘nuestro enemigo nos está reprendiendo’. Y si Moisés hubiera bendecido, las naciones del mundo [ignorarían las bendiciones,] diciendo: ‘el que los ama los ha bendecido’. Por lo tanto, Di-s dijo: “Dejen que Moisés, que los ama, los reprenda, y que Balaam, que los detesta, los bendiga”.

A menudo nos inclinamos a reprender a otros que han errado en sus caminos. En estas situaciones, es vital tener en cuenta que la única advertencia legítima es aquella que se deriva del amor y el cuidado. Si el que recibe el reproche percibe que el reprendedor habla por ira o por justicia propia, la reprensión es inútil y no logrará ningún bien. El versículo dice: “No odiarás a tu hermano en tu corazón; reprenderás a tu prójimo”. Primero, asegúrate de no albergar animosidad en tu corazón, y solo entonces podrás castigarte.

Esta lección es especialmente apropiada ahora, al inicio de las tres semanas de luto por la destrucción del Templo Sagrado. Se nos dice que el Templo fue destruido por falta de armonía entre los judíos; y al aumentar nuestro amor, bendiciones y alabanzas para nuestros hermanos judíos, mereceremos ver el Tercer Templo Santo, y las Tres Semanas se transformarán en un período de felicidad y alegría.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s