Ladino

Amigos, hace un tiempo tuve la oportunidad de asistir a un concierto en Ladino del Trío Sefardí , me encanto y decidí averiguar más sobre el Ladino.

Quizás algunos de ustedes en esa busqueda de sus raíces Judías, encuentren respuesta aquí. Posiblemente se sientan identificados con algunas frases que  escuchó de  sus padres o abuelitos.

10 Ladino Words to Learn and Use All the Time

You don’t need to be Sephardic!

For centuries the language of the Sephardic community, descendants of Jews driven from Spain in 1492, was Ladino, a unique version of Spanish, peppered with Hebrew. From Sarajevo to Seattle, and from Istanbul to Amsterdam, this language functioned much like its Ashkenazi counterpart, Yiddish, uniting its speakers across national borders and cultural divides.Still spoken by the Jews of Turkey, particularly the older generation, Ladino reflects the religious, social, and economic challenges and triumphs of the Jewish people. Since 2001, Rabbi Mendy Chitrik has served as Chabad emissary to Turkey and rabbi of the Istanbul Ashkenazic community. Here is his pick of 10 Ladino words everyone can enjoy incorporating into their everyday speech:

1. Kal (Synagogue) קאל

To read the full article:

chabad.org/jewish/10-Ladino-Words-to-Learn-and-Use-All-the-Time

Durante siglos, el idioma de la comunidad sefardí, descendientes de Judíos expulsados de España en 1492, fue el Ladino, una versión única del español, salpicada de hebreo. Desde Sarajevo hasta Seattle, y desde Estambul hasta Amsterdam, este idioma funcionó de manera muy similar a su contraparte Ashkenazi, el Yiddish, uniendo a sus hablantes a través de las fronteras nacionales y las divisiones culturales.

Aún hablado por los Judíos de Turquía, particularmente la generación anterior, Ladino refleja los desafíos y triunfos religiosos, sociales y económicos del pueblo Judío. Desde 2001, el Rabino Mendy Chitrik ha servido como emisario de Jabad a Turquía y rabino de la comunidad Ashkenazic de Estambul. Aquí está su selección de 10 palabras Ladinas que todos pueden disfrutar incorporando a su discurso cotidiano:

1. Kal (Synagogue) קאל

Una contracción kahal, hebreo para “comunidad”, kal significa “sinagoga”, donde se reúne la comunidad. Por lo tanto, puede decir Vamos al kal: “Vamos a la sinagoga”.

2. Dio (G‑d) דיו

En la versión clásica Ladina de Ein Kelokeinu cantada después de los servicios de Shabat, escuchará a la congregación cantar, non como muestro Dio, “no hay nadie como nuestro Di-s”. Dio en Ladino para Di-s. Es interesante que la versión en español sea Dios, que suena como plural, indicando (Dios no lo quiera) que hay más de un Di-s. Como lengua Judía, el Ladino se refiere al Creador como Dio, inconfundiblemente singular.

3. Kayades (Quiet)קיאדיס

Esta palabra significa “seamos silenciosos”. Usted usa esta palabra cuando quiere decir que ahora es un buen momento para no atraer atención indebida. Desafortunadamente, durante la Inquisición, cuando practicar el Judaísmo se castigaba con la muerte, los Judíos de España y Portugal se volvieron expertos en esta habilidad, haciendo todo lo posible para permanecer “fuera del radar”.

4. Pasensya (Patience) פסינסיה

Este es un primo de la palabra Inglesa, “paciencia”. Pero también tiene una capa adicional, que indica la capacidad de aceptar dificultades con ecuanimidad y fe. Cuando alguien pierde a un ser querido, es común desear que Di-s otorgue a esa persona pasensya.

5. Pezgaduras (Heaviness) פיזגדוראס

Esta palabra significa “pesadez”, que denota a una persona para quien todo es pezgado, “pesado” o un gran problema (lo opuesto a liviano, “ligero”).

6. Vaziduras (Nothingness) וזידוראס

Esto significa “nada”. Puede usar esto para describir el resultado de un proyecto fallido, las palabras vacías de un parlanchín o algo que simplemente no tiene sentido.

7. Midrash (Study Hall) מידרש

Esto se refiere a la pequeña sala de oración adyacente a una sinagoga más grande, un primo de la shtiebel Yiddish (“choza”) o cheder sheni (“segunda sala”). El término proviene de beit midrash, en Hebreo para “casa de estudio”, pero en el lenguaje Ladino común, la primera palabra se ha eliminado.

8. Ajeno (Foreigner) אז’ינו

Un ajeno es un “extranjero”. Exiliado de Tierra Santa tras la destrucción del Templo Sagrado, y una vez más exiliado de la Península Ibérica, donde contribuyeron tanto a la comunidad local de muchas maneras ricas, el Judío Sefardí sintió agudamente su estado como ajeno, un extraño en una tierra extraña.

9. Kaminando i Avlando (Walking and Talking) קמיננדו אי אבלנדו

Esto significa “caminar y hablar”, y lo usa como “el tiempo lo dirá”. No hay necesidad de apresurarse a tomar decisiones apresuradas. Camina junto a Di-s y mira lo que tiene guardado contigo.

10. Haberes Buenos (Good News) חביריס בואינס

Paralelamente al término Hebreo besurot tovot, haberes buenas significa “buenas noticias”, algo de lo que siempre deseamos escuchar más. ¡Amén!

Will Ladino Rise Again?

January 5, 2010 7:26 PM

When a language becomes extinct, the culture of the people who spoke it dies. According to some experts, that will be the fate of what was the most widely spoken of all Jewish languages: Ladino. Every year, several languages around the world disappear, just like species of birds and animals. Ladino is slated to join them.

Every few years, the United Nations agency UNESCO produces a Red Book of Endangered Languages. Yiddish is listed as “endangered”; Ladino as “seriously endangered.” Apart from a small group of enthusiasts and academics, the Jewish world has taken little notice of Ladino’s demise.

What is Ladino? Where is it from? Why is it important? And why is it ignored by the Jewish world?

To read the full article:

www.chabad.org/jewish/Will-Ladino-Rise-Again

¿Ladino se Levantará de Nuevo?

Cuando un idioma se extingue, la cultura de las personas que lo hablan muere. Según algunos expertos, ese será el destino de la lengua Judía más hablada: El Ladino. Cada año, varios idiomas en todo el mundo desaparecen, al igual que las especies de aves y animales. Ladino está programado para unirse a ellos.

Cada pocos años, la agencia de las Naciones Unidas UNESCO produce un Libro Rojo de Lenguas en Peligro. El yiddish aparece como “en peligro de extinción”; Ladino como “en grave peligro de extinción”. Además de un pequeño grupo de entusiastas y académicos, el mundo judío ha prestado poca atención a la desaparición de Ladino.

¿Qué es el Ladino? ¿De dónde es? ¿Por qué es importante? ¿Y por qué es ignorado por el mundo Judío?

Ladino, también conocido como Judeo- español, Spanyolit, Judezmo, Hakitia y otros términos, comenzó su vida en 1492 cuando los judíos fueron expulsados de España. Algunos se refieren a él como un lenguaje “fosilizada”, lo que implica que es una antigüedad que no ha cambiado desde 1492. Eso no es cierto.

Cuando los 150,000 a 300,000 judíos abandonaron España, se llevaron consigo sus idiomas. Tomaron hebreo, el idioma de oración y estudio. Como el yiddish, no se usaba en casa ni en las calles. El idioma de uso diario era el castellano, tal como se hablaba a fines del siglo XV.

Desde España, los judíos viajaron a Holanda, Inglaterra, Marruecos y pueblos y ciudades de todo el Imperio Otomano. Separado de la influencia de los españoles de España, que también cambió a través de los siglos y se modernizó, Ladino mantuvo sus raíces en el siglo XV y también cambió, pero de una manera diferente. Sus cambios fueron influenciados por los muchos países y culturas en los que se establecieron los Judíos españoles.

De esta manera, el desarrollo del Ladino fue similar al del Yiddish, que se desarrolló a lo largo de los siglos con infusiones constantes de otros idiomas dondequiera que vivieran los judíos. Ladino tomó prestado del griego, turco y francés. El yiddish se convirtió en un idioma distinto, no simplemente un dialecto del alemán, aunque siguió siendo un idioma germánico. Ladino también cumple con los criterios de un idioma distinto, y no es simplemente un dialecto del español. Al igual que el yiddish, el ladino estaba fuertemente influenciado por el hebreo, que seguía siendo el idioma de estudio y oración.

Con los judíos de habla – Ladina habiéndose establecido tan ampliamente, Ladino desarrolló gradualmente dos dialectos. El Ladino Oriental se hablaba en Turquía y Rodas y reflejaba el español castellano. El ladino Occidental estaba más cerca del norte de español y portugués y se hablaba en otras partes de Grecia, así como en Macedonia, Bosnia, Serbia y Rumania.

Al igual que el Yiddish, el Ladino se escribió con letras Hebreas, excepto que el Ladino usó la escritura Rashi. El guión de Rashi era, de hecho, originalmente un guión Ladino para separar el comentario de Rashi de la Torá. Fue solo a principios del siglo XX que el ladino comenzó a escribirse usando el alfabeto Latino, como la mayoría de los idiomas Europeos.

Hubo un tiempo en que aproximadamente el 80 por ciento de los Judíos de la Diáspora hablaban Ladino

Desde la expulsión, se ha hablado Ladino en el norte de África, Egipto, Grecia, Turquía, la ex Yugoslavia, Bulgaria, Rumania, Francia, Israel, Estados Unidos y América Latina. Hubo un tiempo en que aproximadamente el 80 por ciento de los Judíos de la Diáspora hablaban Ladino. Sin embargo, el Holocausto acabó con alrededor del 90 por ciento de todos los hablantes de Ladino del mundo.

Durante muchos años, Israel desalentó el uso del Ladino y el Yiddish a favor del Hebreo Moderno. También ha habido asimilación con los Judíos Ashkenazi y con los no Judíos, y la enorme interrupción de los Judíos de los países árabes. En  Estados Unidos, la vida Judía ha sido dominada por Ashkenazis con antecedentes Yídish, a menudo en detrimento de quienes hablan Ladino. Quedan pocos restos, que se cree que están en algún lugar entre 150,000 y 200,000 hablantes de Ladino, la mayoría de los cuales no son fluidos, aunque un estudio de 2005 sugirió que solo existen 110,000 hablantes de Ladino, no uno que habla solo Ladino.

 El Yiddish de los Sefardíes

A menudo se dice que Ladino es el “Yiddish” de los Sefardíes. Esto no es exactamente cierto, aunque existen similitudes. Algunos creen que, porque al menos en Israel ahora hay más Sefardíes que Ashquenazíes, Ladino regresará. Pero aunque la palabra “Sepharad” se refiere a España, al igual que “Ashkenaz” se refiere a Alemania, una alta proporción de los llamados Sefardíes no son de origen Español, y Ladino nunca estuvo en su historia, incluidos los judíos de Yemenita, Kurdos y Fondo de Bukharan.

La pregunta es si Ladino se extinguirá. Si bien los académicos aún podrán leer Ladino, una vez que un idioma ya no “vive”, deja de contribuir al desarrollo cultural, social e intelectual de un pueblo. Esto es ciertamente cierto con Anglosajón y Arameo, y es probable que se le ocurra al Escocés Gaélico.

La realidad es que la mayoría de los hablantes de ladino tienen más de 50 años y muchos de ellos (según los estudios) no lo hablan bien. Esto significa que en unos 30 años, Ladino estará muerto.

Un Renacimiento Ladino

Se están haciendo esfuerzos para mantener vivo el Ladino. La música Sefardí, incluidas las canciones Ladinas, cuenta con un público más amplio que nunca. Hay festivales culturales Ladinos, y las cinco principales universidades israelíes enseñan Ladino y tienen departamentos que se concentran en estudios Sefardíes, incluido un importante centro mundial en la Universidad Bar Ilan y el centro de cultura Ladina en Ben Gurion.

Las principales escuelas rabínicas estadounidenses han ignorado en gran medida al Ladino

Algunas universidades europeas tienen actividades similares, pero en los Estados Unidos la única universidad que la enseña regularmente es la Universidad de Tufts. Allí, la profesora Gloria Ascher es una de las principales especialistas Ladinas del mundo. Las principales escuelas rabínicas estadounidenses han ignorado en gran medida al Ladino, aunque la Universidad Yeshiva está haciendo un esfuerzo por revitalizarlo. Algunas sinagogas Españolas y Portuguesas dan clases en Ladino, pero incluso las organizaciones Sefardíes no tienen ninguna actividad importante para revitalizar el idioma.

El reciente establecimiento del Centro de Investigación de la Cultura Sefardí Otomano-Turca en Estambul puede convertirse en un catalizador para cambiar esta situación. Israel, que tiene el mayor número de hablantes de Ladino en el mundo, ha formado la Autoridad Nacional para Ladino. El Instituto Maale-Adumim para Ladino también se ha establecido en Israel con el único propósito de preservar el idioma. Kol Israel también transmite en Ladino. La Sorbona en París ha abierto un Departamento de judeo – español, y hay un renovado interés académico en España. La embajada española en Tel Aviv tiene un interés particular en la preservación del Ladino. El Consejo de Preservación Ladino se estableció en 2002.

Uno de los esfuerzos más singulares para establecer una comunidad mundial de hablantes de ladino es Ladinokomunita, un sitio de Internet donde aproximadamente 700 hablantes de Ladino de todo el mundo socializan a través de Internet en Ladino. El periódico semanal Judío turco también publica una página en Ladino.

Ladino, Yiddish y el Futuro

Si bien el Yiddish todavía se considera en peligro de extinción, el pensamiento actual es que no se extinguirá. Parece haber alcanzado una meseta en su declive. A diferencia del Ladino, hay una población Yiddish que todavía es lo suficientemente grande como para mantener el idioma. Sin embargo, la verdadera fuerza en la preservación del Yiddish reside en el movimiento Jasídico. El Yiddish todavía se usa como idioma diario en la mayoría de las comunidades Jasídicas, y muchas Yeshivá Jasídicas usan el idioma como un medio diario de comunicación y enseñanza. Debido a que las comunidades Jasídicas tienen una tasa de natalidad considerablemente más alta que la población Judía en general, hay una generación joven Yídish para reemplazar a los que se están muriendo o que han desaparecido. Esto a pesar de la desaparición virtual del teatro Yiddish, con un puñado de excepciones como Folksbiene en Nueva York y la publicación popular Yiddish.

Se requerirá un esfuerzo enorme para enseñar y usar el idioma.

Ladino no está en la misma posición. Debido a que el movimiento jasídico surgió exclusivamente en el mundo Ashkenazi, no existe un equivalente en el mundo Sefardí que use al Ladino como medio de comunicación o educación. Del mismo modo, sería raro encontrar una escuela que enseñe en Ladino.

El resultado es que si Ladino y su rica cultura se transmiten a las generaciones futuras de todos los Judíos, no solo a los Sefardíes, se requerirá un enorme esfuerzo para enseñar y usar el idioma, incluso de manera secundaria. Los entusiastas académicos y otros entusiastas no serán suficientes.

https://www.youtube.com/watch?v=MH_vQAkxEtw

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s