Shabbat Shalom

Elul 27, 5781

Septiembre 4, 2021

Torah Reading:

Nitzaim: Deuteronomio 29:9 – 30:20

Haftarah: Isaiah 61:10 – 63:9

Devarim – Deuteronomy – Chapter 30:(11-15)(19-20)

11 For this commandment which I command you this day, is not concealed from you, nor is it far away.   יאכִּ֚י הַמִּצְוָ֣ה הַזֹּ֔את אֲשֶׁ֛ר אָֽנֹכִ֥י מְצַוְּךָ֖ הַיּ֑וֹם לֹֽא־נִפְלֵ֥את הִוא֙ מִמְּךָ֔ וְלֹֽא־רְחֹקָ֖ה הִֽוא:
12 It is not in heaven, that you should say, “Who will go up to heaven for us and fetch it for us, to tell [it] to us, so that we can fulfill it?”   יבלֹ֥א בַשָּׁמַ֖יִם הִ֑וא לֵאמֹ֗ר מִ֣י יַֽעֲלֶה־לָּ֤נוּ הַשָּׁמַ֨יְמָה֙ וְיִקָּחֶ֣הָ לָּ֔נוּ וְיַשְׁמִעֵ֥נוּ אֹתָ֖הּ וְנַֽעֲשֶֽׂנָּה:
13Nor is it beyond the sea, that you should say, “Who will cross to the other side of the sea for us and fetch it for us, to tell [it] to us, so that we can fulfill it?”   יגוְלֹֽא־מֵעֵ֥בֶר לַיָּ֖ם הִ֑וא לֵאמֹ֗ר מִ֣י יַֽעֲבָר־לָ֜נוּ אֶל־עֵ֤בֶר הַיָּם֙ וְיִקָּחֶ֣הָ לָּ֔נוּ וְיַשְׁמִעֵ֥נוּ אֹתָ֖הּ וְנַֽעֲשֶֽׂנָּה:
14Rather,[this] thing is very close to you; it is in your mouth and in your heart, so that you can fulfill it.   ידכִּֽי־קָר֥וֹב אֵלֶ֛יךָ הַדָּבָ֖ר מְאֹ֑ד בְּפִ֥יךָ וּבִלְבָֽבְךָ֖ לַֽעֲשׂתֽוֹ:
15 Behold, I have set before you today life and good, and death and evil,   טורְאֵ֨ה נָתַ֤תִּי לְפָנֶ֨יךָ֙ הַיּ֔וֹם אֶת־הַֽחַיִּ֖ים וְאֶת־הַטּ֑וֹב וְאֶת־הַמָּ֖וֶת וְאֶת־הָרָֽע:

DEUTERONOMIO 30:(11-15)(19-20)

1 Los mandamientos cuya observancia te ordeno hoy no te son ocultos ni están lejos(difíciles de cumplir).

12 No están en el cielo para que digas:”¿Quién subirá por nosotros al cielo para alcanzarlos, para que podamos cumplirlos?”.

13 Tampoco están del otro lado del mar para que digas: “¿Quién cruzará el mar para alcanzarlos, para que podamos cumplirlos?.

14 La palabra está cerca de ti, en tu boca, en tu corazón para que puedas cumplirla.

15 Mira, oh Israel, que hoy he puesto ante ti la vida y el bien; también la muerte y el mal.

19 “Pongo hoy por testigos contra vosotros al cielo y a la tierra, de que os di para escoger entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición y os exhorté a escoger la vida para ti y tu simiente,

20 amando al Eterno tu Di-s escuchando Su voz y siguiendo Sus caminos, pues Él es tu vida, oh Israel y la extención de tus días para que puedas vivir en paz en al tierra que el Eterno juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob que les daría.

Nitzavim in a Nutshell

Deuteronomy 29:9–30:20

The Parshah of Nitzavim includes some of the most fundamental principles of the Jewish faith:

The unity of Israel: “You stand today, all of you, before the L‑rd your G‑d: your heads, your tribes, your elders, your officers, and every Israelite man; your young ones, your wives, the stranger in your gate; from your wood-hewer to your water-drawer.”

To Read the full Article:

chabad.org/jewish/Nitzavim-in-a-Nutshell

Resumen de la Parashá

Deuteronomio 29:9-31:30

La sección de Nitzavím (firmes) contiene algunos de los principios más fundamentales de la fe judía:

La unión del pueblo judío: “Todos ustedes se encuentran hoy firmes ante Di-s, su Di-s, los jefes de sus tribus, los ancianos, los oficiales, todos los hombres de Israel; los niños, las mujeres, el extraño que vive con ustedes; desde el leñador hasta el aguatero”.

Para leer el artículo completo:

es.chabad.org/jewish/Resumen-de-la-Parash

*     *     *     *     *

ISAÍAS 60

10 Me deleitaré en el Eterno. Se regocijará mi alma en mi Dios porque me ha vestido con ropas de salvación. Me ha cubierto con el manto de al victoria como un novio se pone una diadema sacerdotal y como una novia se adorna con sus joyas.

11 Porque como los productos brotan de la tierra y como el huerto siembra semillas las cuales se desarrollan, así Dios, el Señor, traerá la victoria y la gloria que brotarán delante de las naciones.

ISAÍAS 62

1 Por Sión no guardaré silencio y por Jerusalem no descansaré hasta que salga su triunfo como resplandor y su salvación como una antorcha que quema.

2 Las naciones verán su triunfo. Todos los reyes presenciarán su gloria y serás llamado por un nombre nuevo designado por al boca del Eterno.

3 Serás también una corona de belleza en la mano del Eterno y una diadema real en la mano abierta de Di-s.

4 No te darán más la mala fama de abandonada y a tu tierra no la considerarán más desolada sino que te llamarán Jeftziba (Mi deleite en ella) y a tu tierra Beulá (casada, poseída) porque el Eterno se deleita en ti y tu tierra será poseída.

5 Porque así como el mancebo se desposa con una doncella, así se regocijará tu Di-s de ti.

6 He emplazado centinelas sobre tus muros, oh Jerusalem. Nunca se descuidarán, ni de día ni de noche. Los que recordáis al Eterno, Sus promesas, no toméis descanso,

7 ni Le concedáis descanso hasta que establezca a Jerusalem y vuelva a hacer de ella una alabanza en al tierra.

8 El Eterno ha jurado por Su mano derecha y por el  brazo de Su fuerza: “De seguro, no daré más de tu trigo para que sirva de alimento a tus enemigos; los extranjeros no beberán más tu vino por el cual has trabajado,

9 sino que quienes lo cosecharon, lo comeran alabando al Eterno; los que lo vendimieron, lo beberán en los atrios de mi Santuario”:

10 ¡Pasad, pasad por los portones! ¡Despejad el camino del pueblo, alzad la calzada, recoged las piedras, enarbolad una bandera sobre los pueblos!

11 he aquí que el Eterno ha proclamado hasta el confín de la tierra, decid a la hija de Sión: “He aquí que viene tu salvación. He aquí que Su recompensa es con Él y su recompensa delante de Él”.

12 Y los llamarán pueblo santo, redimido por el Eterno. Y serás llamada la buscada, ciudad no abandonada.

ISAÍAS 63

1 ¿Quién es éste que viene de Edom con vestidos rojos de Bozra? ¿Quién es éste tan airoso en su traje, tan impresionante por su fuerza? Yo, que hablo en victoria, poderoso para salvar.

2 ¿Por qué son rojo tu traje y tus ropas como la del que pisa el lagar?

3 He pisado yo solo el lagar de los pueblos, no había nadie conmigo y entonces los pisé en Mi ira y los atrapé en Mi indignación; su sangre salpicó Mis ropas, tiñendo toda Mi vestidura.

4 Porque el día de venganza que había en Mi corazón y Mi año de redención han venido.

5 Miré y no había nadie a quien ayudar, observé asombrado y no había nadie a quien sostener. Por lo tanto, Mi propio brazo Me trajo salvación y Mi ira me sostuvo.

6 Pisoteé los pueblos en Mi ira y los embriagué en Mi indignación, derramé su sangre sobre la tierra.

7 Mencionaré la misericordia del Eterno y las alabanzas al Eterno conforme a todo lo que el Eterno nos ha otorgado; hablaré de su gran bondad para con la casa de Israel, con que Él nos ha agraciado conforme a Su infinita misericordia,

8 porque dijo:”Ciertamente son Mi pueblo, hijos que no obrarán con deslealtad”. Así fue su Salvador.

9 En toda su aflicción, Él fue afligido y él ángel de Su Presencia los salvó. en Su amor y en Su piedad los redimió. Los apoyó y los ayudó desde los tiempos  antiguos.

10 Pero se rebelaron y afligieron a Su Espíritu Santo por lo que Se tornó en enemigo de ellos y Él mismo luchó contra ellos.

11 Su pueblo recordó los días antiguos, los días de Moisés: “¿Dónde está El que los hizo subir del mar (Rojo) con los pastores de Su rebaño? ¡Dónde está Él que puso Su Espíritu Santo en medio de ellos.

12 El que hizo Su glorioso brazo por la mano derecha de Moisés; el que dividió las aguas ante ellos para Su nombre eterno;

13 El que los condujo sin tropiezo por las profundidades como caballo en el desierto?

14 Como el ganado que baja al valle y el Espíritu del Eterno los hizo descansar, así Tú condujiste a Tu pueblo para hacerte un Nombre Eterno”.

15 Mira hacia abajo desde el cielo y observa desde Tu santa y gloriosa habitación. ¿Dónde está Tu celo y Tu poder, el anhelo de Tu corazón y Tu misericordia que ahora reprimes hacia mi?

16 Tú eres nuestro Padre, porque Abraham no nos conoce, e Israel no nos reconoce. Tú, oh Eterno, eres nuestro Padre. Nuestro Redentor, Eterno es Tu Nombre.

17 ¿Por qué, oh Eterno, permites que nos desviemos de tus caminos y endureces nuestro corazón del temor a Ti? Por consideración a Tus siervos, haz volver a las tribus de Tu heredad.

18 Han expulsado a Tu santo pueblo. Nuestros adversarios han pisoteado Tu Santuario.

19 Nos hemos vuelto como aquellos que no son llamados por Tu Nombre. ¡oh, si desgarraras los cielos para que pudieras bajar, para que las montañas se estremecieran ante Tu rostro!

El Shofar

Una profunda explicacion sobre el Shofar y explicacion en base a nuestra sagrada Tora.

es.chabad.org/jewish/El-Shofar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s