Vezot -Haberaja

DEUTERONOMIOS 33

1 Y ésta es la bendición que Moisés, varón de Dios impartió a los hijos de Israel antes de su muerte.

2 Dijo: “El Eterno apareció en el Sinaí y resplandeció ante ellos desde Seir.

Irradió Su luz desde el monte Parán, en medio de Sus miradas de santos (ángeles) y de Su diestra salió el fuego de la Ley para ellos.

3 ¡Oh Tú que amas a Tus tribus y tienes en Tu mano a todos Tus santos (ángeles), que se sientan a Tus pies para recibir tus órdenes!.

4 ” Moisés nos dio una Ley, posesión de la comunidad de Jacob,

5 mientras Él era Rey en Jesurún cuando se congregaron los jefes del pueblo y las tribus de Israel” (reconoció al pueblo)

6 “Viva Rubén y no muera; que sus hombres no sean pocos” (Dijo Moisés)

7 Y dijo sobre Judá: “Escucha, oh Eterno, la voz de Judá y tráelo a su pueblo. Sean sus manos numerosas y sé Tú para él un auxilio contra sus enemigos”.

8 Y dijo sobre Leví: “Tus tumin y tus urim son de tus hombres piadosos, puestos a prueba en Masá y junto al manantial de Meribá.

9 Hombres (levitas) que dijeron a su padre: “No los hemos visto”, ni reconocieron a sus hermanos (en el episodio del becerro de oro), por guardar Tu palabra y cumplir Tu Pacto.

10 Enseñaran a Jacob Tus preceptos y a Israel Tu ley. Quemarán incienso ante Ti y holocaustos en Tu altar.

11 Bendecid, oh Eterno, la sustancia de Tu pueblo y otorga Tu favor a las obras de sus manos. Castiga los lomos de quienes se levantan contra él y de quienes le aborrecen para que no puedan levantar más”.

12 Y dijo sobre Benjamín: “El amado del Eterno vivirá seguro junto a Él, pues gozará de Su protección todo el día y morará entre sus hombros.

13 Y dijo sobre José:” Bendiga el Eterno su tierra, con Sus preciosos dones del cielo y Sus bullantes manantiales que se despeñan hacia las profundidades,

14 y los deliciosos frutos que madura el sol y los selectos frutos que madura la luna,

15 y lo mejor de los viejos montes y de la antigua colinas,

16 y lo más escogido de la grosura de la tierra y de sus productos. Y que el favor de Aquel que se apareció en la zarza se pose sobre la testa de José, el que fue separado de sus hermanos.

17 Su gloria será como la de un toro primerizo y sus cuernos serán hermosos como los del búfalo. Con ellos a pueblos cornearán juntos, hasta los confines de la tierra. Y son ellos las multitudes de Efrayim y son ellos los millares de Menashé.

18 Y dijo sobre Zabulón: “Alégrate, Zabulon, en tus correrías (por el mar), pero tú, Isacar, regocíjate en tus tiendas.

19 Llamarán a los pueblos a la montaña donde brindarán sacrificio de justicia, sorberán de los mares su abundancia y de la arena sus tesoros ocultos”.

20 Y dijo sobre Gad: “Bendito sea Él que ensancha a Gad, que vive en vigilia como una leona y destroza el brazo enemigo con un golpe de su cabeza.

21 Obtuvo la primera parte de la heredad para sí, asignada para él(al oriente del Jordán) por el Legislador y la ocupó con los jefes de su tribu, por justicia del Eterno.

22 Y dijo sobre Dan: “Dan es un cachorro de león que asaltará desde Basán”.

23 Y dijo de Neftalí: “¡Oh Neftalí, colmado de favores y de la bendición del Eterno, apodérate del oeste y del sur!”.

24 Y dijo sobre Aser: “Sea Aser bendito entre los hijos y sea grato a sus hermanos y que se sumerja su pie en aceite (por sus prósperos olivares).

25 Sean de hierro y cobre tus cerrojos, y sean tus fuerzas como tus días (prolongados).

26 “No hay nadie como Dios, oh Jesurún, que cabalga por el cielo para venir en tu ayuda, mostrando Su gloria.

27 El Dios de los tiempos antiguos es tu refugio y Sus brazos son eternos.

Él espantará al enemigo ante ti y te animara a aniquilarlo.

28 Israel vive en seguridad. La fuente de Jacob se alza solitaria sobre una tierra plena de trigo y de mosto, fructificada por el rocío del cielo.

29 ¡Dichoso eres, oh Israel! ¿Quién es como tú, pueblo salvado por el Eterno, el escudo que te protege y la espada que te hace triunfar?,

Tus enemigos descubrirán sus propias mentiras ante ti y tú pisotearás sus colinas”.

DEUTERONOMIO 34

“ÉSTA ES LA TIERRA QUE JURÉ A ABRAHAM, A ISAAC Y A JACOB DICIENDO: “A TU SIMIENTE LA DARÉ”

1 Y Moisés subio del llano de Moab al monte Nebo, a la cima del Pisgá, que está frente a Jericó y el Eterno le mostró toda la tierra de Galaad, hasta Dan;

2 y toda la tierra de Neftalí, la tierra de Efraín yy la de Manases yy toda la tiera de Judá, hasta el mar de más allá,

3 y también al Néguev, el valle de Jericó, la ciudad de las palmeras hasta Zohar (Tzoar).

4 Y le dijo el Eterno:”Ésta es la tierra que juré a Abraham, a Isaac y a Jacob diciéndoles: “A tu simiente la daré”. Te la hice ver con tus ojos pero no has de para allí”.

5 Así Moisés, siervo del Eterno, murió allí en la tierra de Moab, conforme a las palabras del eterno.

6 Y Él mismo lo sepulto en el valle, en la tierra de Moab, frene a Bet Peor y nadie conoció  su sepultura hasta hoy.

7 Moisés tenía ciento veinte años de edad al morir. Nunca se habia enturbiado sus vista, ni había desaparecido su vigor.

8 Y lloraron los hijos de Israel a Moisés en el valle de Moab durante 30 días, hasta que termino los días de su duelo.

9 Y Josué hijo de Nun estaba henchido del espíritu de sabiduría porque Moisés había posado sus manos sobre él. Y los hijos de Israel ñle obedecieron, tal como el Eterno le había ordenado a Moisés.

10 Y no apareció ningún otro profeta en Israel como Moisés, a quien el Eterno había tratado cara a cara,

11 y a quien el Eterno había mandado hacer tantas maravillas y prodigios en la tierra de Egipto, al faraón, a sus siervos y a todo el país,

12 y tantos milagros terribles con poderosa mano, ante los ojos de todo Israel.

La Canción de la Redención

Sostennos, Di-s, hasta el momento
Cuando se revelará un ayudante y apoyo
El león de Di-s se levantará como un cachorro
Para traernos Tu Redención
Devolver a nuestros exiliados a la Tierra
Desciende de los hijos de Peretz
es un rey ungido
fuerte y espiritual
Él viene y está a punto de levantarse.
Su victoria pronto será revelada.
Fortalécenos, Di-s, hasta su llegada
Hasta que el redentor revele su santo brazo
Para que merezcamos y discutiremos
Los dolores de parto del Mashíaj
Los poderosos se han callado
Y hemos quedado como [Su] nación
Él nos sustentará durante dos días.
Y en el tercero, encontraremos vida.

https://www.chabad.org/5664870

Fuente:

chabad.org/jewish/The-Song-of-Redemption

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s