Al análisis de un sacerdote que supera a la de cualquier político. – Perú

Estimados Amigos, el COVID-19 nos ha permitido ver la enorme desigualdad que se vive en el país; desigualdad en el sistema de salud, en el acceso a las vacunas, la educación, Internet, los servicios en línea, etc. El país está luchando para salir de la pandemia de COVID-19 y recuperarse de sus devastadoras consecuencias.

Aunado, los peruanos tenemos que asumir las consecuencias de la escalofriante migración de extranjeros. Extranjeros que ingresan por vía terrestre. 
 
¿Quién controla o supervisa ?
¿Los migrantes están vacunados?
¿Gozan de buena salud?
 
Nuestros compatriotas que viven en el norte del país están aterrorizados, viendo como los buses llegan llenos de migrantes.
 
¿Quién protege al pueblo peruano?
 
Lo más escalofriante y aterrador es que en estas condiciones, quieran que nuestros preciosos niños retornen a las clases presenciales. 
¿ Acaso han tomado en consideración las horas que tendrán que estar los niños con las mascarillas?
¿ Acaso tenemos mascarillas especiales libres de componentes de plásticos(químicos)?
 
¿Qué está haciendo el gobierno?
¿Acaso está buscando y desarrollando prácticas de buenas gobernanzas para enfrentar esta emergencia?
 
También se tiene que tener presente que viene el tiempo de la helada en la serranía del Perú.
¿Acaso ya nos acostumbramos a escuchar que los hijos de nuestros hermanos peruanos que viven en las serranías mueren de frío?
 
Considero que todo lo que se está viviendo en el país, debe ser  un impulso para la verdadera y pacífica participación del pueblo para expresarse y para ser escuchado. Esto también es democracia.
 
Comparto el vídeo de un sacerdote que describe de manera “brillante” (como lo expresa José Barba), lo que se está viviendo en Perú.
 
 

CONTENIDO DEL VIDEO:

(…) Una dimensión de ese anuncio es también la denunciar. Denunciar aquellas cosas que están mal, y denunciarlas con valentía, sin temor. Ante el  caos y el desgobierno que estamos viviendo en nuestro país, ante este gobierno comunista que ha llegado al poder, no podemos queridos hermanos quedarnos  callados.

El presidente y su gabinete, salvo algunas honrosas excepciones, manifiesta ineptitud, falta de preparación para el cargo, descoordinación entre ellos mismos, incomunicación con el país, falta de respeto a la dignidad de las mujeres y en muchos casos un oscuro pasado corrupto vinculado a movimientos terroristas, y mientras tanto  el dólar sigue subiendo, siguen subiendo los precios, hay más desempleo y cada vez más gente tiene miedo o se quiere ir del país.
Estamos como un carro sin frenos que está descendiendo por una carretera destapada y llena de curvas. En ese sentido lo que más sorprende es la indiferencia y la indiferencia especialmente de los más jóvenes.
 
Ayer en la noche conversaba con una señora que me decía:
Somos las mujeres adultas las que estamos luchando por defender el futuro de nuestros hijos mientras ellos están cómodamente sentados o viendo una serie de Netflix o jugando un video juego. Quizás porque ellos no les ha tocado vivir lo que hemos vivido nosotros cuando éramos jóvenes en la década de los 70 o 80 y quizás porque no se dan cuenta que el problema al fin y al cabo no es nuestro, porque nosotros mal que bien estamos de salida.
 
El problema es justamente de ellos, que van a tener que trabajar y construir una familia en un país que si sigue así va a ser inviable y lamentablemente en la mayoría de estos jóvenes, en las universidades les han metido un chip neomarxista, relativista, pro ideología del género, comenzando por la universidad católica que realmente de católica tiene muy poco.
 
Yo creo que el Señor nos está gritando también a nosotros (…) `Ábrete”, y ese ábrete supone escuchar lo que Di-s nos quiere decir  en este momento , en este aquí y ahora y tener también el coraje y la valentía de seguir luchando por nuestra patria, de no caer en tristeza ni  desaliento, ser solidarios con las personas que más necesitan, con los más  pobres y no perder la esperanza en un futuro y en un Perú mejor.
Pidámosle al Señor que nos de esa fuerza, que nos libere de nuestros miedos, de nuestros temores, de nuestros desalientos y que nos ayude a escuchar y a proclamar con valentía su palabra.
Que así sea. 

*      *      *      *     * 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Efectos en la salud humana

Existen muy pocos estudios que evalúen los riesgos potenciales para los seres humanos por el uso prolongado de las mascarillas. Uno de los primeros síntomas que se ha observado es el conocido con el nombre de maskacné, que es la aparición de acné en la cara debido al taponamiento de los poros que provocan la humedad y el vapor que se generan al respirar y al hablar con la mascarilla puesta.

Por otro lado, el 1 de diciembre de 2020, la OMS desaconsejó el uso de mascarillas para practicar deporte intenso, ya que podía provocar daños cardiovasculares generando arritmias cardiacas y neumotórax espontáneo. Y recientemente, un tipo de mascarilla que contenía grafeno ha sido retirado del mercado canadiense y español por la sospecha de que pueda causar daños en los pulmones por la inhalación de nanopartículas de dicho material.

Recientemente hemos publicado un estudio sobre los niveles de plastificantes en diferentes tipos de mascarilla, así como el grado de liberación de dichos compuestos durante su uso. Hay que tener en cuenta que las mascarillas faciales se producen a partir de polímeros como polipropileno, poliestireno, polietileno y poliéster. Polímeros que contienen una serie de compuestos químicos, como plastificantes y retardantes de llama.

Para leer el artículo completo:

theconversation.com/es-seguro-para-la-salud-el-uso-continuado-de-las-mascarillas

Puno: Niños escalan cerros para escuchar radio y recibir clases [VIDEO]

Penuria. A diario, cientos de niños convierten los apus del ande peruano en sus salones de clases. Desde temprano inician la caminata llevando pequeñas radios en el cuello. Se estima que el 35% de escolares en Puno no cuentan con acceso a medios de comunicación. Algunos desistieron de estudiar.

Para leer el artículo completo:

larepublica.pe/en-puno-ninos-escalan-cerros-para-escuchar-radio-y-recibir-clases-aprendo-en-casa-lrsd

¿Acaso vamos a permitir que se repita año tras año lo mismo?

Publicada el 04 de Julio de 2016

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Internacional/2016/07/04/810923/Ola-de-frio-y-heladas-provocan-la-muerte-de-48-ninos-entre-mayo-y-junio-en-Peru.html

Perú: Ola de frío y heladas provocan la muerte de 48 niños entre mayo y junioSegún informó el Ministerio de Salud, en ese periodo se registraron 7.569 casos de neumonía. Las provincias más afectadas fueron las de la zona andina del país.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Internacional/2016/07/04/810923/Ola-de-frio-y-heladas-provocan-la-muerte-de-48-ninos-entre-mayo-y-junio-en-Peru.html

ALERTAN QUE 81 DISTRITOS DE LA SELVA Y SIERRA ESTÁN EN RIESGO POR LAS BAJAS TEMPERATURAS

Jeremías 29:7
Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz.

Shabbat Shalom – Haazinu 

Tirhrei 12, 5782 / Septiembre 18, 2021
 
Torah Reading
 
Haftarah:
 

Yeshayahu – Isaiah – Chapter 58(13-14)

13 If you restrain your foot because of the Sabbath, from performing your affairs on My holy day, and you call the Sabbath a delight, the holy of the Lord honored, and you honor it by not doing your wonted ways, by not pursuing your affairs and speaking words.   יגאִם־תָּשִׁ֚יב מִשַּׁבָּת֙ רַגְלֶ֔ךָ עֲשׂ֥וֹת חֲפָצֶ֖יךָ בְּי֣וֹם קָדְשִׁ֑י וְקָרָ֨אתָ לַשַּׁבָּ֜ת עֹ֗נֶג לִקְד֚וֹשׁ יְהֹוָה֙ מְכֻבָּ֔ד וְכִבַּדְתּוֹ֙ מֵֽעֲשׂ֣וֹת דְּרָכֶ֔יךָ מִמְּצ֥וֹא חֶפְצְךָ֖ וְדַבֵּ֥ר דָּבָֽר:
14Then, you shall delight with the Lord, and I will cause you to ride on the high places of the land, and I will give you to eat the heritage of Jacob your father, for the mouth of the Lord has spoken.   ידאָ֗ז תִּתְעַנַּג֙ עַל־יְהֹוָ֔ה וְהִרְכַּבְתִּ֖יךָ עַל־בָּ֣מֳתֵי(כתיב בָּ֣מֳותֵי) אָ֑רֶץ וְהַֽאֲכַלְתִּ֗יךָ נַֽחֲלַת֙ יַֽעֲקֹ֣ב אָבִ֔יךָ כִּ֛י פִּ֥י יְהֹוָ֖ה דִּבֵּֽר:

 

Haazinu in a Nutshell

Deuteronomy 32:1–52

The greater part of the Torah reading of Haazinu (“Listen In”) consists of a 70-line “song” delivered by Moses to the people of Israel on the last day of his earthly life.

Calling heaven and earth as witnesses, Moses exhorts the people (…)

To read the full article:

chabad.org/jewish/Haazinu-in-a-Nutshell

Devarim – Deuteronomy – Chapter 32

1 Listen, O heavens, and I will speak! And let the earth hear the words of my mouth!   אהַֽאֲזִ֥ינוּ הַשָּׁמַ֖יִם וַֽאֲדַבֵּ֑רָה וְתִשְׁמַ֥ע הָאָ֖רֶץ אִמְרֵי־פִֽי:
2 My lesson will drip like rain; my word will flow like dew; like storm winds on vegetation and like raindrops on grass.   ביַֽעֲרֹ֤ף כַּמָּטָר֙ לִקְחִ֔י תִּזַּ֥ל כַּטַּ֖ל אִמְרָתִ֑י כִּשְׂעִירִ֣ם עֲלֵי־דֶ֔שֶׁא וְכִרְבִיבִ֖ים עֲלֵי־עֵֽשֶׂב:
3 When I call out the name of the Lord, ascribe greatness to our God.   גכִּ֛י שֵׁ֥ם יְהֹוָה֖ אֶקְרָ֑א הָב֥וּ גֹ֖דֶל לֵֽאלֹהֵֽינוּ:
4 The deeds of the [Mighty] Rock are perfect, for all His ways are just; a faithful God, without injustice He is righteous and upright.   דהַצּוּר֙ תָּמִ֣ים פָּֽעֳל֔וֹ כִּ֥י כָל־דְּרָכָ֖יו מִשְׁפָּ֑ט אֵ֤ל אֱמוּנָה֙ וְאֵ֣ין עָ֔וֶל צַדִּ֥יק וְיָשָׁ֖ר הֽוּא:
5 Destruction is not His; it is His children’s defect you crooked and twisted generation.   השִׁחֵ֥ת ל֛וֹ לֹּ֖א בָּנָ֣יו מוּמָ֑ם דּ֥וֹר עִקֵּ֖שׁ וּפְתַלְתֹּֽל:
6 Is this how you repay the Lord, you disgraceful, unwise people?! Is He not your Father, your Master? He has made you and established you.   והַ לְיהֹוָה֙ תִּגְמְלוּ־זֹ֔את עַ֥ם נָבָ֖ל וְלֹ֣א חָכָ֑ם הֲלוֹא־הוּא֙ אָבִ֣יךָ קָּנֶ֔ךָ ה֥וּא עָֽשְׂךָ֖ וַֽיְכֹֽנְנֶֽךָ:
7 Remember the days of old; reflect upon the years of [other] generations. Ask your father, and he will tell you; your elders, and they will inform you.   זזְכֹר֙ יְמ֣וֹת עוֹלָ֔ם בִּ֖ינוּ שְׁנ֣וֹת דֹּֽר וָדֹ֑ר שְׁאַ֤ל אָבִ֨יךָ֙ וְיַגֵּ֔דְךָ זְקֵנֶ֖יךָ וְיֹֽאמְרוּ־לָֽךְ:
8 When the Most High gave nations their lot, when He separated the sons of man, He set up the boundaries of peoples according to the number of the children of Israel.   חבְּהַנְחֵ֤ל עֶלְיוֹן֙ גּוֹיִ֔ם בְּהַפְרִיד֖וֹ בְּנֵ֣י אָדָ֑ם יַצֵּב֙ גְּבֻלֹ֣ת עַמִּ֔ים לְמִסְפַּ֖ר בְּנֵ֥י יִשְׂרָאֵֽל:
9 Because the Lord’s portion is His people Jacob, the lot of His inheritance.   טכִּ֛י חֵ֥לֶק יְהֹוָ֖ה עַמּ֑וֹ יַֽעֲקֹ֖ב חֶ֥בֶל נַֽחֲלָתֽוֹ:
10 He found them in a desert land, and in a desolate, howling wasteland. He encompassed them and bestowed understanding upon them; He protected them as the pupil of His eye.   ייִמְצָאֵ֨הוּ֙ בְּאֶ֣רֶץ מִדְבָּ֔ר וּבְתֹ֖הוּ יְלֵ֣ל יְשִׁמֹ֑ן יְסֹֽבְבֶ֨נְהוּ֙ יְב֣וֹנְנֵ֔הוּ יִצְּרֶ֖נְהוּ כְּאִישׁ֥וֹן עֵינֽוֹ:
11 As an eagle awakens its nest, hovering over its fledglings, it spreads its wings, taking them and carrying them on its pinions.   יאכְּנֶ֨שֶׁר֙ יָעִ֣יר קִנּ֔וֹ עַל־גּֽוֹזָלָ֖יו יְרַחֵ֑ף יִפְרֹ֤שׂ כְּנָפָיו֙ יִקָּחֵ֔הוּ יִשָּׂאֵ֖הוּ עַל־אֶבְרָתֽוֹ:
12 [So] the Lord guided them alone, and there was no alien deity with Him.   יביְהֹוָ֖ה בָּדָ֣ד יַנְחֶ֑נּוּ וְאֵ֥ין עִמּ֖וֹ אֵ֥ל נֵכָֽר:
13 He made them ride upon the high places of the earth, that they would eat the produce of the field. He let them suck honey from a rock, and oil from the mighty part of the crag.   יגיַרְכִּבֵ֨הוּ֙ עַל־בָּ֣מֳתֵי (כתיב על־במותי) אָ֔רֶץ וַיֹּאכַ֖ל תְּנוּבֹ֣ת שָׂדָ֑י וַיֵּֽנִקֵ֤הוּ דְבַשׁ֙ מִסֶּ֔לַע וְשֶׁ֖מֶן מֵֽחַלְמִ֥ישׁ צֽוּר:
14 The cream of cattle and the milk of sheep, with the fat of lambs and rams of Bashan and he goats, with kidneys of wheat, and it [the congregation of Israel] would drink the blood of grapes [which was] as the finest wine.   ידחֶמְאַ֨ת בָּקָ֜ר וַֽחֲלֵ֣ב צֹ֗אן עִם־חֵ֨לֶב כָּרִ֜ים וְאֵילִ֤ים בְּנֵֽי־בָשָׁן֙ וְעַתּוּדִ֔ים עִם־חֵ֖לֶב כִּלְי֣וֹת חִטָּ֑ה וְדַם־עֵנָ֖ב תִּשְׁתֶּה־חָֽמֶר:
15 And Jeshurun became fat and rebelled; you grew fat, thick and rotund; [Israel] forsook the God Who made them, and spurned the [Mighty] Rock of their salvation.   טווַיִּשְׁמַ֤ן יְשֻׁרוּן֙ וַיִּבְעָ֔ט שָׁמַ֖נְתָּ עָבִ֣יתָ כָּשִׂ֑יתָ וַיִּטּשׁ֙ אֱל֣וֹהַּ עָשָׂ֔הוּ וַיְנַבֵּ֖ל צ֥וּר יְשֻֽׁעָתֽוֹ:
16 They provoked His zeal with alien worship; they made Him angry with abominations deeds.   טזיַקְנִאֻ֖הוּ בְּזָרִ֑ים בְּתֽוֹעֵבֹ֖ת יַכְעִיסֻֽהוּ:
17 They sacrificed to demons, which have no power, deities they did not know, new things that only recently came, which your forefathers did not fear.   יזיִזְבְּח֗וּ לַשֵּׁדִים֙ לֹ֣א אֱלֹ֔הַּ אֱלֹהִ֖ים לֹ֣א יְדָע֑וּם חֲדָשִׁים֙ מִקָּרֹ֣ב בָּ֔אוּ לֹ֥א שְׂעָר֖וּם אֲבֹֽתֵיכֶֽם:
18 You forgot the [Mighty] Rock Who bore you; you forgot the God Who delivered you.   יחצ֥וּר יְלָֽדְךָ֖ תֶּ֑שִׁי וַתִּשְׁכַּ֖ח אֵ֥ל מְחֹֽלְלֶֽךָ:
19 And the Lord saw this and became angry, provoked by His sons and daughters.   יטוַיַּ֥רְא יְהֹוָ֖ה וַיִּנְאָ֑ץ מִכַּ֥עַס בָּנָ֖יו וּבְנֹתָֽיו:
20 And He said, “I will hide My face from them. I will see what their end will be, for they are a generation of changes; they are not [recognizable] as My children whom I have reared.   כוַיֹּ֗אמֶר אַסְתִּ֤ירָה פָנַי֙ מֵהֶ֔ם אֶרְאֶ֖ה מָ֣ה אַֽחֲרִיתָ֑ם כִּ֣י ד֤וֹר תַּהְפֻּכֹת֙ הֵ֔מָּה בָּנִ֖ים לֹֽא־אֵמֻ֥ן בָּֽם:
21 They have provoked My jealousy with a non god, provoked My anger with their vanities. Thus, I will provoke their jealousy with a non people, provoke their anger with a foolish nation.   כאהֵ֚ם קִנְא֣וּנִי בְלֹא־אֵ֔ל כִּֽעֲס֖וּנִי בְּהַבְלֵיהֶ֑ם וַֽאֲנִי֙ אַקְנִיאֵ֣ם בְּלֹא־עָ֔ם בְּג֥וֹי נָבָ֖ל אַכְעִיסֵֽם:
22 For a fire blazed in My wrath, and burned to the lowest depths. It consumed the land and its produce, setting aflame the foundations of mountains.   כבכִּֽי־אֵשׁ֙ קָֽדְחָ֣ה בְאַפִּ֔י וַתִּיקַ֖ד עַד־שְׁא֣וֹל תַּחְתִּ֑ית וַתֹּ֤אכַל אֶ֨רֶץ֙ וִֽיבֻלָ֔הּ וַתְּלַהֵ֖ט מֽוֹסְדֵ֥י הָרִֽים:
23 I will link evils upon them. I will use up My arrows on them.   כגאַסְפֶּ֥ה עָלֵ֖ימוֹ רָע֑וֹת חִצַּ֖י אֲכַלֶּה־בָּֽם:
24 They will sprout hair from famine, attacked by demons, excised by Meriri. I will incite the teeth of livestock upon them, with the venom of creatures that slither in the dust.   כדמְזֵ֥י רָעָ֛ב וּלְחֻ֥מֵי רֶ֖שֶׁף וְקֶ֣טֶב מְרִירִ֑י וְשֶׁן־בְּהֵמֹת֙ אֲשַׁלַּח־בָּ֔ם עִם־חֲמַ֖ת זֹֽחֲלֵ֥י עָפָֽר:
25 From outside, the sword will bereave, and terror from within; young men and maidens, suckling babes with venerable elders.   כהמִחוּץ֙ תְּשַׁכֶּל־חֶ֔רֶב וּמֵֽחֲדָרִ֖ים אֵימָ֑ה גַּם־בָּחוּר֙ גַּם־בְּתוּלָ֔ה יוֹנֵ֖ק עִם־אִ֥ישׁ שֵׂיבָֽה:
26 I said that I would make an end of them, eradicate their remembrance from mankind.   כואָמַ֖רְתִּי אַפְאֵיהֶ֑ם אַשְׁבִּ֥יתָה מֵֽאֱנ֖וֹשׁ זִכְרָֽם:
27 Were it not that the enemy’s wrath was heaped up, lest their adversaries distort; lest they claim, “Our hand was triumphant! The Lord did none of this!”   כזלוּלֵ֗י כַּ֤עַס אוֹיֵב֙ אָג֔וּר פֶּן־יְנַכְּר֖וּ צָרֵ֑ימוֹ פֶּן־יֹֽאמְרוּ֙ יָדֵ֣נוּ רָ֔מָה וְלֹ֥א יְהֹוָ֖ה פָּעַ֥ל כָּל־זֹֽאת:
28 For they are a nation devoid of counsel, and they have no understanding.   כחכִּי־ג֛וֹי אֹבַ֥ד עֵצ֖וֹת הֵ֑מָּה וְאֵ֥ין בָּהֶ֖ם תְּבוּנָֽה:
29 If they were wise, they would understand this; they would reflect upon their fate.   כטל֥וּ חָֽכְמ֖וּ יַשְׂכִּ֣ילוּ זֹ֑את יָבִ֖ינוּ לְאַֽחֲרִיתָֽם:
30 How can one [person] pursue a thousand, and two put ten thousand to flight, unless their [Mighty] Rock has sold them out, and the Lord has given them over?   לאֵיכָ֞ה יִרְדֹּ֤ף אֶחָד֙ אֶ֔לֶף וּשְׁנַ֖יִם יָנִ֣יסוּ רְבָבָ֑ה אִם־לֹא֙ כִּֽי־צוּרָ֣ם מְכָרָ֔ם וַֽיהֹוָ֖ה הִסְגִּירָֽם:
31 For their rock is not like our [Mighty] Rock. Nevertheless, our enemies sit in judgment.   לאכִּ֛י לֹ֥א כְצוּרֵ֖נוּ צוּרָ֑ם וְאֹֽיְבֵ֖ינוּ פְּלִילִֽים:
32 For their vine is of the vine of Sodom, and of the field of Gomorrah; their grapes are grapes of rosh, and they have bitter clusters.   לבכִּֽי־מִגֶּ֤פֶן סְדֹם֙ גַּפְנָ֔ם וּמִשַּׁדְמֹ֖ת עֲמֹרָ֑ה עֲנָבֵ֨מוֹ֙ עִנְּבֵי־ר֔וֹשׁ אַשְׁכְּלֹ֥ת מְרֹרֹ֖ת לָֽמוֹ:
33 Their wine is the bitterness of serpents, and the bitterness of the ruthless cobras.   לגחֲמַ֥ת תַּנִּינִ֖ם יֵינָ֑ם וְרֹ֥אשׁ פְּתָנִ֖ים אַכְזָֽר:
34 Is it not stored up with Me, sealed up in My treasuries?   לדהֲלֹא־ה֖וּא כָּמֻ֣ס עִמָּדִ֑י חָת֖וּם בְּאֽוֹצְרֹתָֽי:
35 Vengeance is poised with Me, and it will pay at the time their foot stumbles. For the appointed day of their reckoning is near, and what is destined for them hastens.   להלִ֤י נָקָם֙ וְשִׁלֵּ֔ם לְעֵ֖ת תָּמ֣וּט רַגְלָ֑ם כִּ֤י קָרוֹב֙ י֣וֹם אֵידָ֔ם וְחָ֖שׁ עֲתִדֹ֥ת לָֽמוֹ:
36 When the Lord will judge His people, and will reconsider His servants, when He sees that the power is increasing, and none is controlled or strengthened.   לוכִּֽי־יָדִ֤ין יְהֹוָה֙ עַמּ֔וֹ וְעַל־עֲבָדָ֖יו יִתְנֶחָ֑ם כִּ֤י יִרְאֶה֙ כִּי־אָ֣זְלַת יָ֔ד וְאֶ֖פֶס עָצ֥וּר וְעָזֽוּב:
37 Then He will say, “Where is their deity, the rock in which they trusted,   לזוְאָמַ֖ר אֵ֣י אֱלֹהֵ֑ימוֹ צ֖וּר חָסָ֥יוּ בֽוֹ:
38 who ate the fat of their sacrifices and drank the wine of their libations? Let them arise and help you! Let them be your shelter!   לחאֲשֶׁ֨ר חֵ֤לֶב זְבָחֵ֨ימוֹ֙ יֹאכֵ֔לוּ יִשְׁתּ֖וּ יֵ֣ין נְסִיכָ֑ם יָק֨וּמוּ֙ וְיַעְזְרֻכֶ֔ם יְהִ֥י עֲלֵיכֶ֖ם סִתְרָֽה:
39 See now that it is I! I am the One, and there is no god like Me! I cause death and grant life. I strike, but I heal, and no one can rescue from My Hand!   לטרְא֣וּ | עַתָּ֗ה כִּ֣י אֲנִ֤י אֲנִי֙ ה֔וּא וְאֵ֥ין אֱלֹהִ֖ים עִמָּדִ֑י אֲנִ֧י אָמִ֣ית וַֽאֲחַיֶּ֗ה מָחַ֨צְתִּי֙ וַֽאֲנִ֣י אֶרְפָּ֔א וְאֵ֥ין מִיָּדִ֖י מַצִּֽיל:
40 For I raise up My hand to heaven, and say, ‘As I live forever.’   מכִּֽי־אֶשָּׂ֥א אֶל־שָׁמַ֖יִם יָדִ֑י וְאָמַ֕רְתִּי חַ֥י אָֽנֹכִ֖י לְעֹלָֽם:
41 When I sharpen the blade of My sword, and My hand grasps judgment, I will bring vengeance upon My adversaries and repay those who hate Me.   מאאִם־שַׁנּוֹתִי֙ בְּרַ֣ק חַרְבִּ֔י וְתֹאחֵ֥ז בְּמִשְׁפָּ֖ט יָדִ֑י אָשִׁ֤יב נָקָם֙ לְצָרָ֔י וְלִמְשַׂנְאַ֖י אֲשַׁלֵּֽם:
42 I will intoxicate My arrows with blood, and My sword will consume flesh, from the blood of the slain and the captives, from the first breach of the enemy.’   מבאַשְׁכִּ֤יר חִצַּי֙ מִדָּ֔ם וְחַרְבִּ֖י תֹּאכַ֣ל בָּשָׂ֑ר מִדַּ֤ם חָלָל֙ וְשִׁבְיָ֔ה מֵרֹ֖אשׁ פַּרְע֥וֹת אוֹיֵֽב:
43 Sing out praise, O you nations, for His people! For He will avenge the blood of His servants, inflict revenge upon His adversaries, and appease His land [and] His people.   מגהַרְנִ֤ינוּ גוֹיִם֙ עַמּ֔וֹ כִּ֥י דַם־עֲבָדָ֖יו יִקּ֑וֹם וְנָקָם֙ יָשִׁ֣יב לְצָרָ֔יו וְכִפֶּ֥ר אַדְמָת֖וֹ עַמּֽוֹ:
44 And Moses came and spoke all the words of this song into the ears of the people he and Hoshea the son of Nun.   מדוַיָּבֹ֣א משֶׁ֗ה וַיְדַבֵּ֛ר אֶת־כָּל־דִּבְרֵ֥י הַשִּׁירָֽה־הַזֹּ֖את בְּאָזְנֵ֣י הָעָ֑ם ה֖וּא וְהוֹשֵׁ֥עַ בִּן־נֽוּן:
45 And Moses finished speaking all these words to all Israel.   מהוַיְכַ֣ל משֶׁ֔ה לְדַבֵּ֛ר אֶת־כָּל־הַדְּבָרִ֥ים הָאֵ֖לֶּה אֶל־כָּל־יִשְׂרָאֵֽל:
46 And he said to them, “Set your hearts to all of the words which I bear witness for you this day, so that you may command your children to observe to do all the words of this Torah.   מווַיֹּ֤אמֶר אֲלֵהֶם֙ שִׂ֣ימוּ לְבַבְכֶ֔ם לְכָ֨ל־הַדְּבָרִ֔ים אֲשֶׁ֧ר אָֽנֹכִ֛י מֵעִ֥יד בָּכֶ֖ם הַיּ֑וֹם אֲשֶׁ֤ר תְּצַוֻּם֙ אֶת־בְּנֵיכֶ֔ם לִשְׁמֹ֣ר לַֽעֲשׂ֔וֹת אֶת־כָּל־דִּבְרֵ֖י הַתּוֹרָ֥ה הַזֹּֽאת:
47 For it is not an empty thing for you, for it is your life, and through this thing, you will lengthen your days upon the land to which you are crossing over the Jordan, to possess it.”   מזכִּי לֹֽא־דָבָ֨ר רֵ֥ק הוּא֙ מִכֶּ֔ם כִּי־ה֖וּא חַיֵּיכֶ֑ם וּבַדָּבָ֣ר הַזֶּ֗ה תַּֽאֲרִ֤יכוּ יָמִים֙ עַל־הָ֣אֲדָמָ֔ה אֲשֶׁ֨ר אַתֶּ֜ם עֹֽבְרִ֧ים אֶת־הַיַּרְדֵּ֛ן שָׁ֖מָּה לְרִשְׁתָּֽהּ:
48 And the Lord spoke to Moses on that very day, saying,   מחוַיְדַבֵּ֤ר יְהֹוָה֙ אֶל־משֶׁ֔ה בְּעֶ֛צֶם הַיּ֥וֹם הַזֶּ֖ה לֵאמֹֽר:
49 Go up this Mount Avarim [to] Mount Nebo, which is in the land of Moab, that is facing Jericho, and see the Land of Canaan, which I am giving to the children of Israel as a possession,   מטעֲלֵ֡ה אֶל־הַר֩ הָֽעֲבָרִ֨ים הַזֶּ֜ה הַר־נְב֗וֹ אֲשֶׁר֙ בְּאֶ֣רֶץ מוֹאָ֔ב אֲשֶׁ֖ר עַל־פְּנֵ֣י יְרֵח֑וֹ וּרְאֵה֙ אֶת־אֶ֣רֶץ כְּנַ֔עַן אֲשֶׁ֨ר אֲנִ֥י נֹתֵ֛ן לִבְנֵ֥י יִשְׂרָאֵ֖ל לַֽאֲחֻזָּֽה:
50 And die on the mountain upon which you are climbing and be gathered to your people, just as your brother Aaron died on Mount Hor and was gathered to his people.   נוּמֻ֗ת בָּהָר֙ אֲשֶׁ֤ר אַתָּה֙ עֹלֶ֣ה שָׁ֔מָּה וְהֵֽאָסֵ֖ף אֶל־עַמֶּ֑יךָ כַּֽאֲשֶׁר־מֵ֞ת אַֽהֲרֹ֤ן אָחִ֨יךָ֙ בְּהֹ֣ר הָהָ֔ר וַיֵּאָ֖סֶף אֶל־עַמָּֽיו:
51 Because you betrayed Me in the midst of the children of Israel at the waters of Merivath Kadesh, [in] the desert of Zin, [and] because you did not sanctify Me in the midst of the children of Israel.   נאעַל֩ אֲשֶׁ֨ר מְעַלְתֶּ֜ם בִּ֗י בְּתוֹךְ֙ בְּנֵ֣י יִשְׂרָאֵ֔ל בְּמֵֽי־מְרִיבַ֥ת קָדֵ֖שׁ מִדְבַּר־צִ֑ן עַ֣ל אֲשֶׁ֤ר לֹֽא־קִדַּשְׁתֶּם֙ אוֹתִ֔י בְּת֖וֹךְ בְּנֵ֥י יִשְׂרָאֵֽל:
52 For from afar, you will see the land, but you will not come there, to the land I am giving the children of Israel.   נבכִּ֥י מִנֶּ֖גֶד תִּרְאֶ֣ה אֶת־הָאָ֑רֶץ וְשָׁ֨מָּה֙ לֹ֣א תָב֔וֹא אֶל־הָאָ֕רֶץ אֲשֶׁר־אֲנִ֥י נֹתֵ֖ן לִבְנֵ֥י יִשְׂרָאֵֽל:

12 Tishrei, 5782 / Septiembre 18, 2021

Lectura de la Torá:

 
Haftarah:

Samuel II 22:1-51

Isaías 58:13 

Si dejas de rechazar el Sábado, si te abstienes de dedicarte a tu negocio en Mi día sagrado y consideras el Sábado como un deleite, si consideras honroso el día sagrado del Eterno y lo honras, y no haces tus propios designios ese día, ni que ejercer tu negocio o hablas de él,

(14) entonces te deleitaras en el Eterno y te haré cabalgar sobre los lugares elevados de la tierra; te alimentaré con la herencia de Jacob tu padre porque la boca del Eterno así lo a dicho.

Resumen de la Parashá

Deuteronomio 32:1-32:52

Una gran parte de la porción de la Torá Haazinu (Oigan) consiste en una “canción” de 70 líneas dicha por Moshe al pueblo de Israel en el último día de su vida.

Llamando al cielo y la tierra como testigos (…)

es.chabad.org/jewish/Resumen-de-la-Parash

HA –AZINU

32 (1) ¡Escuchad o cielos y hablaré; que oiga la tierra las palabras de mi boca!

(2) Mi enseñanza caerá sobre vosotros como la lluvia y mi palabra fluirá como el rocío, como llovizna sobre los tiernos brotes y como aguacero sobre la hierba.

(3)Cuando invoque el Nombre del Eterno, glorificad a nuestro Dios.

(4) Él es la Roca y Sus obras son perfectas, como perfectos son Sus juicios, Su fidelidad y Su rectitud.

(5) La corrupción no es de Él sino de Sus hijos, integrantes de una generación perversa y torcida.

(6) ¿Así pagáis al Eterno, oh pueblo ruin e insensato? ¿Acaso no es Él el Padre que te crió, te hizo pueblo entre los pueblos y te estableció?

(7) Acuérdate de los días antiguos. Piensa en los años de tantas generaciones, oh Israel. Pregunta a tu padre y te lo dirá. Pregunta a tus ancianos y te lo dirán.

(8) Cuando el Dios Supremo dio a cada pueblo su heredad, dividió a los hijos del hombre y fijó los límites de los pueblos conforme al número de los hijos de Israel.

(9) Y Su pueblo es posesión Suya. Jacob es Su heredad.

(10) Lo halló en un desierto, en la mayor soledad y lo amparó, le enseñó Su camino y lo cuidó como a la niña de Sus ojos,

(11) como el águila que agita su nido, revolotea sobre su cría, extiende sus alas y toma a sus polluelos entre sus plumas.

(12) Así lo guío el Eterno sin la ayuda de ningún Dios extraño.

(13) Lo condujo a las alturas de la tierra para que comieran el fruto de los campos y le dio a sorber miel de la roca y aceite de la dura peña;

(14) le dio crema batida de vaca y leche de oveja, con la grosura de los corderos, de los corderos de Basán y machos cabríos con la flor del trigo. Y bebió la espumosa sangre de la uva.

(15) Pero Jesurún (Yeshurún, el pueblo de Israel), al engordar, se encabrió. Al cubrirse de gordura, abandonó a Dios su Creador y se olvidó de la Roca de su salvación.

(16) Lo provocaron celándolo con dioses extraños, con abominaciones que causaron Su gran ira.

(17) Ofrecieron sacrificios a demonios que no son Dios, dioses que no conocían, a nuevos dioses vecinos a quienes tus padres nunca reverenciaron.

(18) No te acordaste de la Roca que te había sustentado y te olvidaste del Dios que te hizo nacer.

(19) Y cuando el Eterno lo vio, se burló de ellos, por la provocación de sus hijos y de sus hijas.

(20) Entonces dijo:  ”Esconderé Mi rostro de ellos y veré como terminarán porque es una generación perversa de hijos impíos.

(21) Con sus vanidades, suscitaron Mi cólera y Mis celos de dioses que no son tales. Por eso, Yo los provocaré con cualquier pueblo sin importancia.

(22) Las llamas del fuego de Mi ira llegará hasta el abismo más profundo, abrasarán la tierra y las bases mismas de las montañas.

(23) Agotaré los males que puedo causarle y dirigiré contra ellos todas Mis saetas.

(24) Serán aniquilados por el hombre, por el calor sofocante y por la gran destrucción. Enviaré contra ellos hasta los dientes de las bestias salvajes y el veneno de los reptiles que se arrastran por el polvo.

(25) La espada los exterminará por fuera y el espasmo los consumiré por dentro, tanto al mancebo como a la doncella, tanto al niño de pecho como al hombre canoso.

(26) Dije para Mí que los esparciré por todos los confines hasta desaparecer todo recuerdo de ellos entre los hombres,

(27) si no fuera que el enemigo, pronto a pelear encarnizadamente contra ellos, ensoberbecido por la victoria, se atribuyera al mérito a sí mismo y no al Eterno

(28) Son un pueblo mal aconsejado y carente de entendimiento.

(28) Si fueran sabios, comprenderían esto y sabrían el fin que les espera.

(30) ¿Cómo puede uno solo perseguir a un millar, y dos hacer huir a una multitud, sin contar con el apoyo de la Roca, con la ayuda decisiva del Eterno?

(31) La roca de ellos no es como la Roca nuestra, pero son jueces nuestros.

(32) El vino de ellos es de las viñas de Sodoma y de Gomorra. Sus uvas son como la hiel y sus racimos son amargos.

(33) Ponzoña de serpiente es su vino, veneno mortal de áspides.

(34) ¿Acaso no tengo esto bien guardado entre mis tesoros?

(35) Mías son la venganza y las recompensa, para cuando tropiece el pie. Y el día de su calamidad está cercano; las cosas que sobrevendrán se aproximarán rápidamente.

(36) El Eterno hará justicia a Su pueblo y se apiadará de él cuando haya agotado Sus castigos.

(37) Entonces dirá Él: “¿Dónde están tus dioses, la roca en quién confiaron?

(38) ¿Quién comió la grosura de sus sacrificios y quien bebió el vino de sus libaciones? Que acudan en vuestra ayuda y os protejan.

(39) Ved pues que la Roca soy Yo, solamente Yo y ningún otro Dios Me acompaña. Yo doy la muerte y doy la vida. Yo hiero y curo; nadie puede liberarse de Mi mano.

(40) Alzo Mi mano al cielo jurando por Mi vida eterna

(41) que cuando afile Mi espada relampagueante y que en Mi mano tome el juicio, me vengaré de mis enemigos de quienes me aborrecen.

(42) Haré que Mis saetas se embriaguen de sangre y que Mi espada se harte de carne. Fluirá en abundancia la sangre de los muertos, de los cautivos y de las cabezas de los jefes enemigos”.

(43) “Exaltad, oh pueblos, al pueblo suyo, porque Él vengará la sangre de Sus siervos y castigará a Sus adversarios; hará la expiación de la tierra y de Su pueblo”.

(44) Vino Moisés y entonó ese cántico en los oídos del pueblo, él y Josué hijo de Nun.

(45) “Moisés concluyó sus enseñanzas a todo Israel diciendo:

46) “Poned vuestro corazón en todas las palabras que hoy puse como testimonio ante vosotros y comunicadlas a vuestros hijos para que también cumpla todos los mandatos de esta Ley;

(47) pues no son cosas vanas para vosotros: son vuestra vida. Por ellas podréis prolongar vuestros días en al tierra que heredaréis cuando hayáis cruzado el Jordán”.

(48) Y le dijo el Eterno a Moisés ese mismo día:

(49) “Sube a este monte Abarim (Avarim) –el monte Nebo (N´vá), en la tierra de Moab (Moav), frente a Jericó (Yericó) – y contempla la tierra de Canaán, que doy a los hijos de Israel por heredad;

(50) muere en esta montaña para reunirte con tu pueblo como Aarón, tu hermano murió en el monte Or (Hor) para reunirse con su pueblo,

(51) por cuanto prevaricasteis contra Mí, entre los hijos de Israel ante el manantial de Meribá Cades (Merivat Cadesh), en el desierto de Sin (Tzin), al no santificarme entre los hijos de Israel.

(52) Sin embargo, contemplarás de lejos la tierra que doy a los hijos de Israel, a la cual no podrás entrar”.

The shofar cries, “Father! Father!”
Said the sixth rebbe of Lubavitch, Rabbi Yosef Yitzchak, “It is not so much the words, ‘Father, Father!’ The main thing is the cry.”

El shofar grita: “¡Padre! ¡Padre!”

Dijo el sexto Rebe de Lubavitch, el rabino Yosef Itzjak, “No son tanto las palabras, ‘¡Padre, Padre!’ Lo principal es el grito”.