Tiempos de Oscuridad y Vergüenza en el Congreso de la República del Perú

Permitanme tomar las palabras de la Congresista, Señora Martha Chávez,  ya que  ellas refleja  mi sentir al ver lo que esta sucediendo en nuestra amada Patria.

Tiempos de oscuridad y vergüenza en el Congreso de la Republica. Políticos sin escrúpulos y sin coraje para defender a nuestra patria, están entregando al Perú a las garras del comunismo internacional, de la corrupción institucionalizada y de la cultura de la muerte.

Mi Opinión:

Ahora , quizás los dueños de algunos de los Medios de Comunicación, habrán comprendido que la forma en cómo manipulan la noticia, puede llevar a una población a lo que hemos llegado hasta este día, contar nuestros muertos, contar nuestros herido y buscar a nuestros desaparecidos.

¿Cómo pueden utilizar los medios de comunicación para alterar la paz social?

¿Cómo se atreven?

Tampoco se quedan atrás los agitadores políticos que se dicen líderes, que incentivan a la población para que salga a las calles, sabiendo que todo se ha realizado de acuerdo a nuestra Constitución y  sabiendo que estamos en Estado de Emergencia.

¿Acaso no se ha procedido de acuerdo a la Constitución el procedimiento para declarar la vacancia del presidente?

¿Acaso no se ha realizado la transferencia de gobierno de manera Constitucional ?

¿Acaso no se ha realizado la transferencia de gobierno de acuerdo a la Constitución?

Si ignoras o conociéndolo, induces a la violencia y a la polarización no eres digno de liderar al Pueblo Peruano!

¿ Acaso no Estamos en Estado de Emergencia?

¿ Acaso no permiten 1000 personas en un estadio de 50 mil?

¿ Acaso no estan prohibido los cultos en las diferentes denominaciones religosas?

DECRETO SUPREMO No 170-2020-PCM

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

CONSIDERANDO:

Que, los artículos 7 y 9 de la Constitución Política del Perú establecen que todos tienen derecho a la protección de su salud, del medio familiar y de la comunidad, y que el Estado determina la política nacional de salud, correspondiendo al Poder Ejecutivo normar y supervisar su aplicación, siendo responsable de diseñarla y conducirla en forma plural y descentralizada para facilitar a todos, el acceso equitativo a los servicios de salud;

Que, el artículo 44 de la Constitución prevé que son deberes primordiales del Estado garantizar la plena vigencia de los derechos humanos, proteger a la población de las amenazas contra su seguridad y promover el bienestar general que se fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral y equilibrado de la Nación (…)

gob.pe/institucion/pcm/normas-legales/

Asimismo, no debemos pasar por alto a los agitadores profesionales.

(Pido disculpas por el vocabulario)

MIQUEAS 3

1b (…) ¿Acaso no les corresponde a ustedes
    conocer el derecho?
Ustedes odian el bien y aman el mal;
    a mi pueblo le arrancan la piel del cuerpo
    y la carne de los huesos;
ustedes se devoran a mi pueblo,
    le arrancan la piel, le rompen los huesos;
lo descuartizan como carne para la olla,
    como carne para el horno».

 

 

 

 

 

Madre Peruana Lamento Profundamente Tu Perdida

(Foto tomada de whatsApp)

Durante una protesta en Lima, Perú; dos Mujeres, dos Madres perdieron a sus hijos, sus preciosos hijos.

Como Padres, no podemos imaginar la perdida de un hijo, ya que nosotros esperamos a que ellos nos sobrevivan.

¿Quién puede discernir los decretos del cielo?

Solo puedo decirles que Lamento Profundamente su Perdida.

Cada uno de nosotros tenemos diferentes formas de sobrellevar nuestro dolor, en ese conocimiento comparto  algunos versos de la Biblia, con la esperanza de encontar consuelo en ellos, de que un día volveremos a ver a nuestros seres queridos (hijos, esposos, padres, hermanos,…).

2 Samuel 12:15-23

15 Y Natán se volvió a su casa.

Y Jehová hirió al niño que la mujer de Urías había dado a David, y enfermó gravemente.

16 Entonces David rogó a Dios por el niño; y ayunó David, y entró, y pasó la noche acostado en tierra.

17 Y se levantaron los ancianos de su casa, y fueron a él para hacerlo levantar de la tierra; mas él no quiso, ni comió con ellos pan.

18 Y al séptimo día murió el niño; y temían los siervos de David hacerle saber que el niño había muerto, diciendo entre sí: Cuando el niño aún vivía, le hablábamos, y no quería oír nuestra voz; ¿cuánto más se afligirá si le decimos que el niño ha muerto?

19 Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto.

20 Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró.

Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió.

21 Y le dijeron sus siervos: ¿Qué es esto que has hecho? Por el niño, viviendo aún, ayunabas y llorabas; y muerto él, te levantaste y comiste pan.

22 Y él respondió: Viviendo aún el niño, yo ayunaba y lloraba, diciendo: ¿Quién sabe si Dios tendrá compasión de mí, y vivirá el niño?

23 Mas ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, mas él no volverá a mí.