¿ Por qué decimos Shabbat Shalom?

16 de Junio 2018 / 3 Tamuz 5778

Si dejas de rechazar el Sábado, si te abstienes de dedicarte a tu negocio en Mi día sagrado y consideras el Sábado como un deleite, si consideras honroso el día sagrado del Eterno y lo honras, si no haces tus propios designios ese día, ni que ejerzas tu negocio o hablas de él, entonces te deleitarás en el Eterno y te haré cabalgar sobre los lugares elevados de la tierra; te alimentaré con la herencia de Jacob tu padre porque la boca del Eterno lo ha dicho así. Isaías 58:13-14

Parasha Koraj

Números 16 – 18

¿Por qué decimos “Shabat Shalom?

El significado cabalístico más profundo de Shabat.
por Eitiel Goldwicht

SALMO 92

Cántico. Para el día Sábado (Shabat, descanso). (2) Es cosa buena alabar al Eterno y cantar alabanzas a Tu Nombre, oh Altísimo, (3) declarando Tu benevolencia por la mañana, y tu fidelidad por las noches, (4) con un instrumento de diez cuerdas, y con un arpa y con el dulce son de la lira. (5) Porque Tú, Oh Eterno, me has alegrado con Tu labor, exaltaré las obras de Tus manos. (6) ¡Cuán grande son Tus obras, oh Eterno! Y Tus pensamientos son muy profundos como la hierba. (7) El que es bruto no sabe, y el tonto no comprende esto. (8) Cuando los inicuos florecen como la hierba, y cuando los obradores de maldad proliferan, es cuando más pueden ser destruidos. (9) Pero Tú, oh Eterno, está en lo alto para siempre. (10) Porque he aquí que Tus enemigos, oh Eterno, tus enemigos perecerán. Todos los obradores de iniquidad serán esparcidos. (11) Pero a mi honra Tú la has exaltado como el cuerno del uro. Soy ungido con rico óleo. (12) Mis ojos han reparado en los que me acechan. Mis oídos han escuchado el deseo de los inicuos que se levantan contra mí. (13) El justo florecerá como palmera. Crecerá como un centro en el Líbano. (14) Plantados (los justos) en la Casa del Eterno, florecerán en los atrios de nuestro Dios. (15) Producirán todavía fruto en edad avanzada. Serán vigorosos y de abundantes frutos, (16) para declarar que el Eterno es recto. Es mi roca en la que no hay injusticia.

SALMO 93

(1) El Eterno reina. Revestido es de majestad. El Eterno está vestido: Se ha ceñido de fortaleza. El mundo está establecido para que no pueda moverse. (2) Tu trono está establecido desde antiguo. Tú eres desde la eternidad. (3) Se han levantado los torrentes, oh Eterno. la crecientes han elevado su voz. Las inundaciones hacen oír su estruendo. (4) Sobre la voz de muchas aguas, las poderosas olas del mar, el Eterno desde lo alto muestra Su poder. (5) Tus testimonios son muy seguros. La santidad orna Tu casa, Oh Eterno, para siempre.

Melave Malka – Guía paso a paso

Melave Malka significa “Escoltar a la Reina”, la Reina Shabat. Ella entró el viernes por la noche con toda su gloria, y ahora la acompañamos a salir con la misma majestuosidad.

Tenemos una fiesta.

Supongo que puedes llamarla “Banquete Honorífico” de Shabat, porque su existencia proclama: hey, hemos logrado algo aquí. Fue increíble.

Y queremos hacerlo de nuevo.

Guía paso a paso(…)

Para leer ela rtículo completo:

http://www.aishlatino.com/sh/csh/Melave-Malka.html?s=rab

Havdalá – Guía paso a paso

Vino, especies y velas. havdalá es la ceremonia con la que concluye Shabat.

Así como proclamamos la entrada d el Shabat haciendo “Kidush”, así también marcamos la salida del Shabat con “Havdalá”.

1. Lo que necesitarás:

  • Una vela doble (o dos velas pegadas con sus mechas juntas)
  • Copa de vino o jugo de uvas
  • Especias (los clavos de olor funcionan bien)
  • Un Pedazo de papel aluminio (o un plato) para que la vela gotee, y para extinguir la llama

2. Shabat termina cuando tres estrellas de tamaño mediano son visibles a primera vista en el cielo de la noche. Este tiempo varía de acuerdo a la ubicación y temporada.

3. Si el tiempo de finalización del Shabat ha pasado, uno puede recitar las siguientes palabras y comenzar a hacer actividades de “la semana”: (…)

Baruj ha-mavdil bein kodesh le-jol.

Bendito es Quien divide entre lo sagrado y lo mundano.

Para leer el artículo completo:

http://www.aishlatino.com/sh/csh/Havdala–Guia-paso-a-paso.html?s=rab

 

Advertisements

What to Do with a Stale Mate / Qué hacer con un Estancamiento

“Nothing new under the sun,” wrote King Solomon in Ecclesiastes. And so, we discover in this week’s Torahreading that infidelity and other marital problems aren’t exactly a new societal phenomenon.

One of the main features of our Parshah is the story of the sotah, a woman accused of adultery. In the biblical account, the husband would bring his wife to the Temple, where a kohen (priest) would enact the ceremony of the “bitter waters.” The relevant passages from the Torah were written on a scroll and dissolved in the “curse-causing waters.” The name of G‑d appeared in these passages, and therefore every possible alternative was explored first in order to avoid the erasure of the divine name. If, indeed, there was no alternative, then the ceremony would be concluded, and in the process G‑d’s name would, in fact, be erased.

If the woman was guilty, the waters would cause her death. If innocent, she would be blessed and her marriage would enjoy a blissful future.

Thus, Jewish tradition teaches that no stone be left unturned to make peace between man and wife. Even if it means taking the drastic step of erasing the name of G‑d! To save a marriage, it’s worth it.

How much effort do we put into our marriages today? Interestingly, the jealous husband in the Parshah is also chastised should he overreact and run to the kohen unnecessarily.

Today, I fear, we run to the lawyer much too quickly.

Too many young marrieds, after the inevitable first argument, come to the premature conclusion that they must have made a mistake. “We had a fight!” “He shouted at me.” “Let me quit while I’m ahead.”

It may well sound ridiculous, but in my own rabbinic experience I have seen it all too often. There is a name for it. It’s called “unrealistic expectations.” We forget that some of the best marriages on earth had rocky beginnings, and that it is normal and natural to take time to settle down and settle into a marriage.

Why is it that we expect our marriages to cruise along smoothly without the slightest hiccup, when we have no such presumptions about any other area of life? Say a business shows a loss in the first quarter. Do we close up shop? Of course not. We sit down, we strategize, we find new ways of doing things; with time and effort, things turn around. Why, then, do we close down our marriages with such alacrity at the first signs of difficulty?

Then there are those who are married for years, but are locked in loveless marriages. They see no hope for a better future, and are resigned to living out their lives, as Thoreau put it, “in quiet desperation.”

To read the full article:

parshah/article_/What-to-Do-with-a-Stale-Mate.htm

“Nada nuevo bajo el sol”, escribió el rey Salomón en Eclesiastés. Y así, descubrimos en la lectura de la Torá de esta semana que la infidelidad y otros problemas matrimoniales no son exactamente un nuevo fenómeno social.

Una de las principales características de nuestra parashá es la historia de la sotah, una mujer acusada de adulterio. En el relato bíblico, el esposo llevaría a su esposa al Templo, donde un kohen (sacerdote) representaría la ceremonia de las “aguas amargas”. Los pasajes relevantes de la Torá fueron escritos en un pergamino y se disolvieron en la “maldición”. causando aguas. “El nombre de Di-s apareció en estos pasajes, y por lo tanto todas las alternativas posibles se exploraron primero para evitar el borrado del nombre divino. Si, de hecho, no había alternativa, entonces la ceremonia concluiría, y en el proceso el nombre de Di-s sería, de hecho, borrado.

Si la mujer era culpable, las aguas causarían su muerte. Si fuera inocente, sería bendecida y su matrimonio disfrutaría de un feliz futuro.

Por lo tanto, la tradición judía enseña que no se debe dejar piedra sin mover para hacer la paz entre el hombre y la esposa. ¡Incluso si eso significa dar el paso drástico de borrar el nombre de Di-s! Para salvar un matrimonio, vale la pena.

¿Cuánto esfuerzo ponemos en nuestros matrimonios hoy? Curiosamente, el marido celoso de la parashá también es castigado si reacciona de forma exagerada y corre al kohen innecesariamente.

Hoy, me temo, acudimos al abogado demasiado rápido.

Demasiados jóvenes casados, después del inevitable primer argumento, llegan a la prematura conclusión de que deben haber cometido un error. “¡Tuvimos una pelea!” “Me gritó”. “Déjame salir mientras estoy adelante”.

Puede sonar ridículo, pero en mi propia experiencia rabínica lo he visto con demasiada frecuencia. Hay un nombre para eso. Se llama “expectativas poco realistas”. Olvidamos que algunos de los mejores matrimonios en la tierra tuvieron un comienzo difícil, y que es normal y natural tomarse un tiempo para casarse y establecerse.

¿Por qué esperamos que nuestros matrimonios naveguen sin problemas sin el menor contratiempo, cuando no tenemos tales presunciones sobre cualquier otra área de la vida? Digamos que una empresa muestra una pérdida en el primer trimestre. ¿Cerramos la tienda? Por supuesto no. Nos sentamos, formulamos estrategias, encontramos nuevas formas de hacer las cosas; con tiempo y esfuerzo, las cosas cambian. ¿Por qué, entonces, cerramos nuestros matrimonios con tanta prontitud ante los primeros signos de dificultad?

Luego están aquellos que están casados por años, pero están encerrados en matrimonios sin amor. No ven ninguna esperanza de un futuro mejor, y se resignan a vivir sus vidas, como dijo Thoreau, “En silenciosa desesperación”.

Estoy aquí para decirte que no tiene por qué ser así. Muchos matrimonios han tocado fondo y luego han rebotado en una relación bella, sensible y madura.

Aquí hay algunos puntos importantes a tener en cuenta:

  1. La ayuda esta disponible, hay consejeros altamente calificados en cada comunidad.
  2. No debería haber ningún estigma en buscar ayuda. Si tienes gripe, ve al doctor. Es curable. Entonces, es una relación enferma?
  3. Nunca es demasiado tarde. He visto a personas embarcarse en un camino nuevo y fresco después de 18 o 25 años de matrimonio, y nunca han mirado hacia atrás.
  4. Reparar su relación existente es, de lejos, la mejor opción disponible para usted.

¿Por qué buscar ayuda es la mejor opción? Pregúntese honestamente: ¿Se está divorciando y luego buscando una mejor nueva pareja ? ¿Qué te hace pensar que están haciendo cola para casarse con personas divorciadas con equipaje? Y quedarse soltero tampoco es divertido. La soledad no es un picnic. Y no pienses que tu miserable ex se va a caer del planeta Tierra después de tu divorcio. Aún tendrá que involucrarlo en asuntos familiares, especialmente si hay niños. Así que puedes evitar la mayoría de los dolores de cabeza, con poca o ninguna compensación.

Para muchas personas, el trabajo es una palabra de cuatro letras, que debe evitarse a toda costa. Pero, si invierte la mitad de la cantidad de trabajo en su relación existente que necesitaría para sobrevivir a un divorcio, puede tener una relación maravillosa.

Una mujer que conozco ahora está en su tercer matrimonio. Intenté aconsejarla durante su primer matrimonio. Pero, ella estaba decidida a terminarlo. Hoy, ella admite libremente que si hubiera sabido entonces lo que sabe ahora, nunca se hubiera divorciado del esposo número uno. Porque, con todas sus fallas, en comparación con los maridos números dos y tres, ¡él era un ángel!

El matrimonio y la vida familiar son parte integrante de la vida. Pueden brindar satisfacción y felicidad a cada uno de nosotros, si trabajamos en ello. Nuestras vidas pueden ser ricas y satisfactorias de esa manera profunda y maravillosa, siempre que seamos lo suficientemente grandes como para buscar ayuda y mejorar el estancamiento existente. Si miramos las cosas de manera más objetiva, probablemente descubramos que ambos somos compañeros bastante obsoletos.

El judaísmo tiene mucho que ofrecer para revivir las relaciones cansadas. Si bien el sistema mikveh no debe considerarse como una panacea para todos los males matrimoniales, puede tener una influencia profundamente positiva. Dar el paso decisivo. Llama para una cita para ver a tu rabino favorito. También puede dirigirlo a buenos consejeros profesionales que se comprometan a hacer que los matrimonios funcionen.

La Torá nos enseña cómo es el matrimonio sagrado a los ojos de Di-s. Permítanos mostrar un poco más de respeto por nuestros votos matrimoniales. Y tal vez deberíamos pensar en ese “otro” que hace mucho por nosotros todos los días, lo cual, tristemente, damos por sentado.

Números 6 

(11) Y le dijo el Eterno a Moisés: (12) “Diles a los hijos de Israel: Cuando la mujer de cualquier hombre se desvíe de su fidelidad y lo engañe (13) acostándose con otro hombre subrepticiamente sin  que haya testigos ni  que sea sorprendida en el acto, (14) pero el marido tenga celos por ello, bien se haya ella manchado o no, (15) él la llevará ante el sacerdote y ofrecerá por ella una oblación de un diezmo de efa de harina de cebada, sin verter aceite ni incenso. Será oblación de celos, recordatorio de la iniquidad cometida. (16) Y el sacerdote la hará aproximarse y presentarse ante el Eterno. (17) Y el sacerdote tomará agua santa en un vaso de arcilla y tomará también polvo del piso del Tabernáculo y lo echará en el agua. (18) Y el sacerdote presentará la mujer ante el Eterno y descubrirá su cabeza, despeinándola y pondrá la oblación de celos en sus manos, mientras el sacerdote tenga en su mano el vaso con el agua amarga de la maldición. (19) Y el sacerdote la juramentará y le dirá: “Si ningún extraño se acostó contigo y si no te impurificaste con otro en lugar de tu marido, líbrate de esta agua amarga de la maldición, (20) pero si fuiste infiel a tu marido y te impurificaste acostándote con otro aparte de tu marido, que seas condenada”. (21) En tal caso, el sacerdote juramentará a la mujer diciendo: “Que el Eterno haga de ti excecración entre tu pueblo para que tu vientre se hinche, que se seque tus muslos, (22) y entren en tus entrañas estas aguas malditas que hinchen tu vientre y quiebren tus muslos” Y la mujer dirá: “Amén, amén”. (23) Y el sacerdote inscribirá estas maldiciones en un registro y luego las borrará con el agua amarga. (24) Y hará beber a la mujer esa agua que entrará en sus entrañas. (25) Y el sacerdote tomará de manos de la mujer la oblación de los celos, la agitará en balanceo ante el Eterno y la ofrecerá en el altar. (26) Y el sacerdote tomará un puñado y lo quemará en el altar y hará beber el agua a la mujer. (27) Al beber el agua, en caso de ser la mujer culpable de contaminación por infidelidad a su marido, la maldición entrará en sus entrañas con su amargura y se le hinchará el vientre y se le secarán los muslos, convirtiéndose ella en execración  en medio de su pueblo. (28) Si, por el contrario, ella no se ha purificado, quedara indemne y será fecunda. (29) ésta es la ley de los celos, para cuando una mujer haya sido infiel a su marido y se haya impurificado, (30) y que el espíritu de los celos se haya apoderado del marido. Llevará pues a su mujer ante el Eterno y el sacerdote hará con ella lo que prescribe esta ley, (31) con lo cual, el marido quedará libre de culpa y la mujer sobrellevará su pecado”.

Nazirites and Nunneries / Nazareos y Conventos

By Yossy Goldman

The mightiest man in the Bible was, of course, Samson. He took on the most savage of beasts and leveled a stadium with his bare hands. In the end, Samson was undone by a haircut—Delilah cut his hair and he lost his strength. Why should such an innocuous event have sapped his strength? The answer is that Samson was a nazirite. And as we read in this week’s Torah portion, the sacred vow of the nazirite precludes him from cutting his hair, coming into contact with the dead, and drinking wine.

At the end of a person’s nazirite period, there were certain atonement offerings he needed to bring to the Temple. The Talmud asks: why should a nazirite, who essentially has taken upon himself voluntary prohibitions beyond the letter of the law, be required to seek atonement? What sin did he commit? One Talmudic opinion suggests that the fact that he denied himself the pleasure of drinking wine is considered sinful.

Now the question is: why is it wrong to deny oneself anything? Just because the Creator allows us to enjoy the fruit of the vine, is it wrong to decline? Will I really be held accountable for every product that bears a kosher certification which I choose to do without? Just because a popular ice cream was recently approved by the kashrutauthorities, am I a sinner for sticking to sorbet? And if I haven’t yet made it to that fancy kosher restaurant in Manhattan, am I desperately in need of some atonement?

Nazareos y Conventos

El hombre más poderoso en la Biblia fue, por supuesto, Sansón. Se enfrentó a la bestia más salvaje y arrasó un estadio con sus manos. Al final, Sanson fue vencido por un corte de pelo. Delilah le cortó el cabello y perdió su fuerza. ¿Por qué un evento tan inofensivo le ha restado fuerza? La respuesta es que Sansón era un nazareo. Y mientras leemos en la porción de la Torá de esta semana, el voto sagrado del nazareo le impide cortarse el pelo, entrar en contacto con los muertos y beber vino.

Al final del período nazareo de una persona, había ciertas ofrendas de expiación que necesitaba llevar al Templo.

El Talmud pregunta: ¿Por qué un nazareo, que esencialmente ha asumido las prohibiciones voluntarias más allá de la letra de la ley, debe pedir la expiación? ¿Qué pecado cometió? Una opinión talmúdica sugiere que el hecho de que se haya negado a sí mismo el placer de beber vino se considera pecaminoso.

Ahora la pregunta es: ¿Por qué está mal negarse a sí mismo algo? El hecho de que el Creador nos permita disfrutar del fruto de la vid, ¿Está mal declinar? ¿Seré realmente responsable de cada producto que tenga una certificación kosher de la cual elijo prescindir? Solo porque un helado popular fue aprobado recientemente por las autoridades de kashrut, ¿Soy un pecador por apegarme al sorbete? Y si aún no he llegado a ese lujoso restaurante kosher en Manhattan, ¿Necesito desesperadamente alguna expiación?

La respuesta, al parecer, tiene más que ver con la actitud que con la iniquidad flagrante. ¿Cuál es la forma correcta de vivir? ¿Cuál debería ser nuestro enfoque sobre la creación de Di-s y el mundo material? ¿Necesitamos divorciarnos de la sociedad para ser santos? ¿Deberíamos rechazar algo que no sea totalmente espiritual porque tememos que pueda interferir con nuestra piedad?

Hay ideologías que predican el celibato y reverencian a quienes se aislan de la rutina diaria de la actividad mundana. Ven el cuerpo como impuro y el matrimonio como una concesión menos que ideal a la fragilidad humana. Luego hay algunos que escalan montañas para escapar a los reinos espirituales. Los cielos son mucho más dichosos y bellos que las esquinas y callejones crasos de la vida de la ciudad.

Judaism sees it differently. We follow neither rejectionist nor escapist theologies. We embrace and engage G‑d’s world. Of course, there are clear guidelines, even rules and regulations. But within the Torah framework we should work with the Almighty’s universe. “In the beginning G‑d created heaven and earth.” Earthiness, too, is part of His vast, eternal plan. That plan is that earthly beings, men and women, should invest their time, energy, wealth and wisdom to infuse the material realm with G‑dliness.

El judaísmo lo ve de manera diferente. No seguimos teologías rechazistas ni escapistas. Abrazamos e involucramos el mundo de Di-s. Por supuesto, hay pautas claras, incluso reglas y regulaciones. Pero dentro del marco de la Torá, debemos trabajar con el universo del Todopoderoso. “Al principio, Di-s creó el cielo y la tierra”. La terrenalidad también forma parte de Su vasto y eterno plan. Ese plan es que los seres terrenales, hombres y mujeres, deberían invertir su tiempo, energía, riqueza y sabiduría para infundir el reino material con Dignidad.

Cada mitzvá que hacemos logra eso. Tomamos lo físico y lo transformamos a lo espiritual, no rompiéndolo o huyendo de él, sino enfrentándolo y moldeándolo en algo sagrado y resuelto.

“Los judíos no tienen conventos”, dice el proverbio. Una yeshivah no debe ser un monasterio, sino una escuela para enseñará y capacitará a los estudiantes para crear valor espiritual en el mundo material. Así que el nazareo, que debido a su propia debilidad moral consideró necesario distanciarse de lo que el Creador nos permitió, es algo pecaminoso después de todo. Y su actitud realmente requiere alguna expiación.

Números 6:1

Y le dijo el Eterno a Moisés: (2) “Diles a los hijos de Israel: Cuando alguien, sea hombre o mujer, haga voto de consagración al Eterno, (3) se abstendrá del vino y de las bebidas fuertes. Y no beberá vinagre de vino, ni vinagre de bebida fuerte, ni licor alguno de uva. Ni siquiera comerás uvas, ya sea frescas o secas. (4) En todo tiempo de su nazareato, no comerá nada hecho de la vid, desde las pepitas hasta el hollejo. (5) En todo tiempo de su nazareno, no pasará navaja por su cabeza. Mientras transcurra ese tiempo de consagración al Eterno será santo y se dejará crecer sus cabellos ilimitadamente. (6) En todo el tiempo de su consagración al Eterno, no se acercará a cadáver alguno. (7) Ni siquiera se impurificará por su padre o su madre, por su hermano o por su hermana cuando mueran porque la diadema de su  Dios está sobre su cabeza. (8) Todo el tiempo de su nazareato, será santo al Eterno.

BEHAR and BEJUKOTAY – La Torá desde BimBam.com

BimBam’s digital storytelling sparks connections to Judaism for learners of all ages.

La narración digital de BimBam despierta conexiones con el judaísmo para estudiantes de todas las edades.

This is Parshat Behar (בְּהַר “on the mount” Leviticus 25:1–26:2) Episode 32 of the weekly Torah cartoon from BimBam.com. Each week, a different storyteller – some musical, some poetic, some just straight-up, tell the story of the current Torah portion…and then we animate it!

Did you know that the Torah has lots to say about sustainable farming practices? Organic farmer Emily Freed explains the laws of the land in down-to-earth language

Esto es Parshat Behar (בְּהַר “en el monte” Levítico 25: 1-26: 2) Episodio 32 de la caricatura semanal de la Torá desde BimBam.com. Cada semana, un cuentacuentos diferente, algunos musicales, otros poéticos, otros directamente, cuentan la historia de la parte actual de la Torá … ¡y luego la animamos!

¿Sabía que la Torá tiene mucho que decir acerca de las prácticas de agricultura sostenible? La agricultora orgánica Emily Freed explica las leyes de la tierra en un lenguaje práctico.

Interesante!!!

Amigos, en mi búsqueda, para compartirles sobre la Torah, encontré esta web. Divina!!! A mi me encanto!!! Espero la disfrute toda la familia!!!

Interesting!!!

Friends, in my search, to share with you about the Torah, I found this website. Divine !!! I loved it!!! I hope the whole family enjoys it !!!

BimBam es una compañía de producción de nuevos medios sin fines de lucro.

http://www.bimbam.com

https://www.bimbam.com/about-us/

https://www.bimbam.com/judaism-101/prayers-blessings/

 

BEHAR – BEJUKOTAY (Todo ello porque los hijos de Israel son siervos Míos, pues Yo los libré de la tierra de Egipto, Yo, el Eterno, vuestro Dios)

Levíticos 25 – 27

25(1) Y le dijo el Eterno a Moisés en el monte Sinaí: (2) “Dile a los hijos de Israel: Cuando lleguéis a la tierra que os di, la tierra descansará por el Eterno. (3) Seis años la sembrarás y seis años podarás tu viña y recogerás su fruto, (4) pero el séptimo año será sábado(Shabbat, reposo) estricto para la tierra y para el Eterno: ni sembrarás tu campo, ni podarás tu viña. (5) Lo que crezca espontáneamente de tu cosecha (del año anterior), no lo recogerás y no vendimiarás tu viña silvestre. Será año de descanso para la tierra. (6) Y el descanso de la tierra será alimento para ti, para tu siervo, para tu sierva, para tu asalariado y para el forastero que habita contigo. (7) Y también para tus reses y para los demás animales de tu tierra, esa producción se destinará a ser su alimento. (8) Y contarás siete sábados de años, o sea siete veces siete años, cuarenta y nueve años en total. (9) Y el día diez del séptimo mes (del año quincuagésimo), día de la expiación, harás resonar la trompeta en toda vuestra tierra. (10) Santificaréis el año quincuagésimo y proclamaréis en toda la tierra la libertad de todos sus habitantes. Será año de jubileo para vosotros, devolveréis a cada hombre lo que le pertenece y devolveréis cada hombre a su familia. (11)Es jubileo (yovel). Ese año no sembraréis, ni cosecharéis lo que haya crecido espontáneamente, ni vendimiaréis vuestra viñas silvestres. (12) Por ser jubileo, ese año será sagrado para vosotros. Del campo comeréis su fruto. (13) Y ese año del jubileo devolveréis a cada cual su posesión. (14) En toda venta o en toda compra que hagáis, a tu prójimo no le engañarás. (15) Comprarás a tu prójimo a cierto precio, con respecto a la cantidad de años después del jubileo y él te venderá un campo en proporción a la cantidad de años de su fruto. (16) Conforme al número de años (que faltan para el jubileo) aumentarán o disminuirán el precio. (17) No engañarán pues al prójimo, sino que temerás a tu Dios. (Lo ordeno) Yo, el Eterno, tu Dios. (18) Dondequiera cumpláis Mis preceptos y respetéis Mis juicios, viviréis a salvo en la tierra. (19) La tierra dará su fruto, lo comeréis y habitaréis allí en paz. (20) Y si os preguntáis que comeréis en el séptimo año en vista  de que no debéis sembrar ni cosechar nada en él, (21) os impartiré Mi bendición en el sexto año para que la tierra rinda con hartura para tres años. (22) Sembraréis en el octavo y seguiréis comiendo los frutos añejos hasta el año noveno, es decir hasta que venga el producto del octavo. (23) Y la tierra no podrá ser vendida a perpetuidad porque es Mía, por cuanto sois forasteros y peregrinos para Mí. (24) Y otorgaréis redención por toda la tierra que tengáis. (25) Si tu hermano, apremiado por la pobreza, vende algo de su propiedad, su pariente más próximo lo redimirá, rescatando la venta de aquél. (26) Y si el hombre no tiene redentor pero le alcanzarán sus medios para el propio rescate, (27) contará los años de la venta (los que faltan para el jubileo) y pagarán por rescate deduciendo el valor proporcional de los años (o cosecha) transcurridos. (28) Pero si no puede rescatar la propiedad, ésta permanecerá en poder del comprador hasta el año del jubileo, en el cual será restituida al vendedor. (29)Y si un hombre vende una vivienda en una ciudad con fortaleza (murallas defensivas), tiene el derecho de rescate hasta cumplirse un año de la venta. (30) Si durante ese plazo, la propiedad no fue rescatada, será para siempre propiedad del que la compró, pues no será liberada en el año del jubileo. (31) pero las casas de las aldeas sin fortaleza se repuntarán  como los campos: podrán rescatarse y si no fueron rescatadas, serán liberadas en el año del jubileo. (32) En cuanto a las propiedades de los levitas en las ciudades de su posesión, los levitas podrán redimirlas en cualquier momento. (33) Cuando una casa de ciudad asignada a los levitas no fue rescatada, quedará liberada en el año del jubileo porque las casas de los levitas en sus ciudades son su posesión entre los hijos de Israel, (34) y el campo circundante no podrá venderse porque es también posesión de los levitas a perpetuidad. (35) Si tu hermano padre estrechez económica, lo acogerás como a forastero y a peregrino, para que viva contigo. (36) No le prestarás a interés, ni te aprovecharás de su pobreza sino que temerás a tu Dios para que tu hermano viva contigo. (37) No le prestarás dinero a interés y no le darás tu comida con intención de ganancia. (38) Lo ordeno Yo, el Eterno tu Dios, que te libró de la tierra de Egipto para darte la tierra de Canaán y ser tu Dios. (39) Si tu hermano que vive contigo empobrece y se vende a ti, no lo obligarás a servirte como siervo (esclavo), (40) sino que lo tomarás como asalariado, estará contigo como peregrino y te servirá hasta el año del jubileo, (41) ocasión en la cual quedará liberado, tanto él como sus hijos y volverá al seno de su familia y a la propiedad de sus padres, (42) por cuanto los hijos de Israel son Mis siervos, a quienes saqué de la tierra de Egipto; por eso no podrán ser vendidos como siervos. (43) No los tratarás con rigor, pues temerás a tu Dios. (44) Pero podrás poseer siervo o sierva de los pueblos vecinos. De ellos podrás comprar siervos o sirvas. (45) También podrás comprar los hijos de los forasteros que viven con vosotros y los de sus familias y serán propiedad vuestra. (46) Incluso podréis transferirlos por herencia a vuestros hijos, siendo posesión a perpetuidad. Pero a vuestros hermanos, los hijos de Israel, no los trataréis con rigor. (47) Si el forastero o peregrino que vive con vosotros se enriquece y se empobrece un hermano tuyo que está con él; si se vende a dicho extranjero o a una de su familia, (48) después de ser vendido, le quedará el derecho de rescate, el cual deberá ser ejercido por uno de sus hermanos. (49) en cuyo defecto podrá efectuar la redención su tío o el hijo de su tío o algún pariente cercano, o bien él mismo, si sus propios medios económicos lo permiten. (50) Contará con el comprador los años desde la venta hasta el año del jubileo y el precio de la venta será prorrateado entre los años que conforman ese lapso, valorándose las jornadas de labor como las de un jornalero. (51) Si quedan aún muchos años, se pagará el rescate conforme a la cantidad de esos años. (52) Si quedan pocos años hasta el del jubileo, se hará la cuenta y se pagará el rescate conforme al número de esos años. (53) Y será tratado (este siervo) como si fuera un asalariado, o sea sin dureza (durante el periodo de servidumbre).

(54) Y si así no fue rescatado, quedará liberado en el año del jubileo, tanto él como sus hijos. (55) Todo ello porque los hijos de Israel son siervos Míos, pues Yo los libré de la tierra de Egipto, Yo, el Eterno, vuestro Dios.

26(1) No haréis para vosotros ídolos ni imágenes grabadas o esculpida, ni erigiréis monumentos (idolátricos) ni piedras esculpidas para postraos ante ellas, por cuanto vuestro Dios soy Yo, el Eterno. (2) Mis sábados guardaréis y Mi santuario reverenciaréis. (Lo ordeno) Yo, el Eterno.

BEJUKOTAY

(3) Si en Mis leyes andáis y cumpliéis Mis preceptos, (4) os brindaré lluvias a su tiempo, la tierra dará su producto y el árbol del campo dará su fruto; (5) vuestra trilla se prolongará hasta la vendimia y la vendimia hasta la siembra, comeréis vuestro pan hasta saciaros y moraréis con tranquilidad en vuestra tierra. (6) Daré paz en la tierra, os acostaréis sin temor, haré desaparecer de vuestra tierra los animales dañinos y no pasará la espada por vuestra tierra. (7) Perseguiréis a vuestros enemigos que caerán ante vosotros por la espada. (8) Cinco de vosotros perseguirán a cien de ellos y cien de vosotros perseguirán a diez mil de ellos; vuestros enemigos caerán ante vosotros por la espada, (9) por cuanto Yo os protegeré, os haré fructíferos para que os multipliquéis y consolidaréis Mi pacto con vosotros. (10) Comeréis del grano de años anteriores y podréis sacar los granos viejos y almacenar los granos nuevos. (11) Estableceré Mi morada entre vosotros y Mi alma no os aborrecerá. (12) Andaré entre vosotros, seré vuestro Dios y vosotros seréis Mi pueblo. (13) (Lo ordeno) Yo, el Eterno, vuestro Dios, que os liberé de la tierra de Egipto para que no fuerais sus siervos, quebrando nuestro yugo para que pudierais ir con la cabeza erguida (14) Mas si no me escucháis y no cumpléis Mis mandatos, (15) si os burláis de mis preceptos y vuestra alma os aborrece Mis juicios haciendo que Mi Pacto quede nulo, (16) esto os haré: echaré sobre vosotros el terror, la tisis y la fiebre que consume los ojos y entristece el alma y sembraréis vuestra simiente en vano porque vuestros enemigos la comerán. (17) Volveré Mi rostro contra vosotros, seréis llagados ante vuestros enemigos que se ensañarán duramente con vosotros y huiréis sin que nadie os persiga. (18) y si después persistéis en vuestro desdén, septuplicaré Mis castigos por vuestros pecados, (19) quebrantando vuestra envalentonada fuerza y tornando vuestro cielo como hierro y vuestra tierra como cobre. (20) Se desgastará vuestra fuerza inútil, no dará fruto vuestra tierra y no dará fruto el árbol de la tierra. (21) Y si todavía persistéis en vuestra terquedad contra Mí, añadiré sobre vuestras heridas siete veces más por vuestros pecados. (22) Y lanzaré contra vosotros las bestias salvajes del campo que os despojarán de vuestros hijos, exterminarán vuestro ganado, reducirán vuestro ganado, reducirán vuestra población y vuestros caminos quedarán desolados. (23) Y si a pesar de todo persistéis en vuestro proceder, (24) os castigaré todavía siete veces más por vuestros pecados. (25) Y emplearé contra vosotros una espada vengadora por la invalidación de Mi Pacto y seréis agrupados en vuestras ciudades, donde enviaré terrible peste y seréis entregados en la mano del enemigo. (26) Y cuando os haya dejado de daros pan, diez mujeres lo cocerán en un sólo horno y vuestro pana será repartido (racionado) por su peso, con lo que comeréis sin satisfaceros. (27) Y si con todo continuáis a no escucharme y me desdeñáis, (28) seguiré dando rienda suelta a Mi ira y os intensificaré Mi castigo siete veces más, (29) al punto de que comeréis la carne de vuestros hijos y la de vuestras hijas. (30) Destruiré vuestros altares idólatras y vuestras imágenes del sol y pondré vuestros cadáveres sobre los cadáveres de vuestros ídolos y Mi alma os aborrecerá. (31) Haré de vuestras ciudades eriales y de vuestros santuarios una desolación y no aspiraré más los olores (de vuestros sacrificios) que me eran gratos. (32) Y haré que la tierra se convierta en un desierto y vuestros enemigos se asombrarán de ello. (33) Os dispersaré entre los pueblos y esgrimiré una espada tras vosotros. Vuestras tierras serán devastadas y vuestras ciudades quedarán en ruinas. (34) Entonces, gozará la tierra sus sábados en todo el tiempo de su desolación, en tanto que vosotros estaréis viviendo en tierras enemigas. Así la tierra descansará por los sábados que no respetásteis. (35) Por todo el tiempo que dura la desolación ha de descansar, por todos los sábados que no respetasteis  mientras morabais en ella. (36) Y entre los que quedará de vosotros en las tierras enemigas, enviaré debilidad en sus corazones de modo que se atemorizarán por el simple susurro de una hoja que se agita y huirán continuamente de la espada, aun cuando nadie los persiga. (37) Y en su huida de la espada, tropezaran los unos con los otros y no podréis resistir a  vuestros enemigos. (38) pereceréis a montones entre los pueblos, y las tierras de vuestros enemigos os tragaran. (39) Y los que quedaran serán consumidos por sus propios pecados y por los de sus padres en las tierras de vuestros enemigos. (40) Pero si confesaran sus iniquidades y las de sus padres, por las transgresiones de  mis mandatos, (41) reconociendo que por obrar contrariamente a mis juicios los llevé a las tierras de sus enemigos y si se humillaran sus corazones incircuncisos y aceptaran la justicia de los castigos por sus pecados, (42) Me acordaría de Mi Pacto con Jacob, de  Mi Pacto con Isaac, y de mI pacto con Abraham y Me acordaría también de la tierra, (43) que durante de la desolación disfruto de sus sábados descuidados por quienes se despreocuparon de Mis estatutos. (44) Es que ni siquiera por todo eso, cuando estuvieren en tierras ajenas, los desechare totalmente, ni me dejare llevar por MI ira para anular Mi Pacto con ellos, por cuanto Yo soy Su Dios el Eterno, (45) Por ellos me acordaré de Mi Pacto con sus ancestros, a quienes libre de la tierra de Egipto ante los ojos de todos los pueblos para que Yo fuera Su Dios, el Eterno. (46) Tales son las leyes, estatutos y enseñanzas que el Eterno dio a los hijos de Israel por intermedio de Moisés.

27(1) Y le dijo el Eterno a Moisés, (2) “Diles a los hijos de Israel: Si un hombre formula un voto o promesa, tu harás la valuación del monto (de la ofrenda pertinente) al Eterno. (3) Y tu valuación será para el varón de veinte a sesenta años de edad, de cincuenta siclos sagrados de plata. (4) Y si se trata de mujer, tu valuación será de treinta siclos. (5) Y si el hombre tiene cinco a veinte años de edad, tu valuación será de veinte siclos y si es mujer será de diez siclos. (6) Y si se trata de un niño de un mes a cinco años, la valuación será cinco siclos de plata para el varón y de tres siclos para loa mujer. (7) Y de setenta años para arriba, será de quince siclos para el varón y de diez para la mujer. (8) Si se trata de un promesante pobre, el sacerdote calculará la donación  conforme a los medios de que aquél dispone. (9) Y si es un animal lo que se ofrenda al Eterno, todo los que se dará de el será cosa santa. (10) No será cambiado ni sustituido bueno por malo, ni  malo por bueno; si se permuta un animal por otro, ambos serán considerados como sagrados. (11) Si el animal es impuro, ósea de los que no pueden ofrecerse al Eterno, el protestante lo presentará al sacerdote, (12) quien lo valuará, sea bueno o malo y su valuación será tenida por correcta. (13) Pero si el protestante quiere rescatarlo, añadiré un quinto al monto de dicha valuación. (14) Y cuando do un hombre santifique su casa al Eterno, el sacerdote la valuará, sea buena o mala y esa valuación será respetada. (15) Y si quiere rescatar su casa, deberá agregar la quinta parte del monto a dicha valuación y volverá a ser suya. (16) Y si un hombre santifica al Eterno su campo (o parte de el), su valuación será conforme a su rendimiento. Así un Omer de cebada será valuado en 50 siclos de plata. (17) Si santifica su campo al año siguiente del jubileo no se modificará la valuación, (18) Pero si santifica el campo después de dicho año, el sacerdote deberá tener en cuenta los años que falta para el próximo año jubilar para efectuar la reducción proporcional. (19) El que santifico el campo lo rescata, añadirá un quinto a la valuación original y el bien volverá  a ser suyo. (20) Si no  rescata  vende a otra persona, no podrá ser más rescatado, (21) Y cuando al llegar el año jubilar, será consagrado como bien ofrendado por el voto y pasará ser propiedad del sacerdote. (22) Si alguien consagra (santifica) al Eterno un campo que compró, (23) el sacerdote hará la valuación teniendo en cuenta los años que faltan para el jubileo y efectuará el pago resultante ese mismo día, como cosa santa dedicada al Eterno. (24) En el año jubilar, el campo será restituido al que lo había comprado ósea al propietario. (25) Y todas sus valuaciones serán en siclos sagrados, de 20 giras por siclo. (26) Solo la primera cría d aun animal que es primicia para el Eterno, no podría ser santificada por nadie, pues pertenece al Eterno. (27) Y si es de animal impuro, el primerizo será rescatado conforme a tu valuación, añadiéndole un quinto y si no es redimido, será vendido  al monto de su valuación. (28) Nada de los que un hombre destina o dedica de sus posiciones, específicamente al Eterno, sea hombre, animal o campo de su propiedad podrá ser vendido o rescatado. Todo lo destinado especialmente al Eterno es cosa santísima. (29) Ningún hombre condenado por el hombre (a muérte) podrá ser rescatado sino que morirá. (30) Y todo diezmo de la tierra sea de su simiente o del fruto del árbol pertenece al Eterno. Santo e para Él. (31) Y si alguien quiere redimir parte de su diezmo, deberá añadirle la quinta parte de su monto. (32) Y todo diezmos de vacunos o de ovinos, es decir de todo lo que pasa bajo la vara, será santo para el Eterno. (33) No se a de averiguar si es bueno o malo, ni se permutará, pero si a pesar de todo se permuta, serán cosa santa tanto el animal como el que lo remplaza y no podaron ser rescatados”. (34) tales son los mandatos que el Eterno impartió a Moises para los hijos de Israel en el monte Sinaí.

Levítico25 (55) Todo ello porque los hijos de Israel son siervos Míos, pues Yo los libré de la tierra de Egipto, Yo, el Eterno, vuestro Dios.

Fuente de la imagen:

https://www.bimbam.com/behar/

 

¡¡¡Shabbat Shalom!!!

11/05/2018

26 IYAR 5778 

Parasha: BEHA-HALOTEJA (BEHAR – BEHUKOTAI)

Levítico 25 – 27

25(1) Y le dijo el Eterno a Moisés en el monte Sinaí: (2) “Diles a los hijos de Israel: Cuando lleguéis a la tierra que os di, la tierra descansará por el Eterno. (3) Seis años la sembrarás y seis años podarás tu viña y recogerás tu fruto, (4) pero el séptimo año será de sábado (Shabat, reposo) estricto para la tierra y para el Eterno: ni sembrarás tu campo, ni podarás tu viña (…)

Pasos básicos para convertir la noche del viernes en Shabat.

1.- Encendido de las velas

2.- Servicio de la noche

3.- Shalom Alejem

4.- Eshet Jail

5.- La Bendición de los hijos

6.- Kidush

7.-Lavado de Manos

8.- Ha-Motzi

9.- Comida festiva

10.- Dear Torah

11.- Canciones

12.- La Bendición después de la comida

Kidush del Viernes en la Noche

(Decimos en voz baja: Y hubo anochecer y hubo amanecer) El sexto día. Así el cielo y la tierra fueron terminados, y todas sus huestes. En el séptimo día Dios acabó Su obra que había realizado, y Él se abstuvo en el séptimo día de toda Su obra que había realizado. Dios bendijo al séptimo día y lo santificó, pues en él Se abstuvo de toda Su obra que Dios creó para realizar.

Con vuestra venia, mis maestros, rabinos y señores: Bendito eres Tú, HASHEM, Dios nuestro, Rey del universo, que crea el fruto de la vid. (Los demás responden: “Amén”).

Bendito eres Tú, HASHEM, Dios nuestro, Rey del universo, que nos santificó con Sus preceptos, nos favoreció y con amor y favor nos legó Su sagrado Shabat, una remembranza de la creación. Pues ese día es el prólogo de las convocaciones sagradas, un recuerdo del Éxodo de Egipto, y a nosotros elegiste y santificaste de entre todas las naciones. Y Tu sagrado Shabat con amor y favor nos legaste. Bendito eres Tú, HASHEM, que santifica el Shabat. (Todos los presentes responde: Amén).

 

Pasos básicos para convertir la noche del viernes en Shabat:

http://www.aishlatino.com/sh/csh/48420587.html?s=rab