Shabbat Shalom

Friday, Septiembre 14, 2018

5 Tishrei, 5779
Parasha   Vayelech  
Devarim – Deuteronomio 31 (1-30)
ENCENDIDO DE VELAS

Barúj ata A-do-nái E-lo-héinu mélej haolámashér kidshánu bemitzvotáv vetzivánu lehadlik ner shel Shabat Kodesh

Bendito eres Tú, Di-s, nuestro Señor, Rey del Universo, Quien nos santificó con Sus preceptos y nos ordenó encender las velas del sagrado Shabat

KABALAT SHABAT: Dando la bienvenida al Shabat

Después del encendido de velas los miembros de la familia van la sinagoga para las oraciones de minjá, Kabalat Shabat 

Seis capítulos de Salmos dan comienzo al Kabalat Shabat 
en la mayoría de los rituales, cantidad que representa a  los días de la Creación. Al concluir los seis capítulos se dice leja dodi likrat cala, penei Shabat nekablá – Ven mi bien amado, al encuentro de la novia,  el  Shabat está llegando, vamos a recibirlo – que fue compuesto por Rabí Shlomó Alkabetz. El último párrafo, Boi Beshalom  bienvenida seas -, se dice de pie y girando los cuerpos y los rostros hacia la entrada de la sinagoga (casi siempre para el lado oeste, opuesto al arón hakodesh – arca sagrada – que se encuentra en el este), como si esperáramos la llegada de la novia, que es la reina de Shabat.

Para continuar leyendo:

Devarim – Deuterono mio – Chapter 31

And Moses went, and he spoke the following words to all Israel. אוַיֵּ֖לֶךְ משֶׁ֑ה וַיְדַבֵּ֛ר אֶת־הַדְּבָרִ֥ים הָאֵ֖לֶּה אֶל־כָּל־יִשְׂרָאֵֽל:
2He said to them, “Today I am one hundred and twenty years old. I can no longer go or come, and the Lord said to me, “You shall not cross this Jordan.” בוַיֹּ֣אמֶר אֲלֵהֶ֗ם בֶּן־מֵאָה֩ וְעֶשְׂרִ֨ים שָׁנָ֤ה אָֽנֹכִי֙ הַיּ֔וֹם לֹֽא־אוּכַ֥ל ע֖וֹד לָצֵ֣את וְלָב֑וֹא וַֽיהֹוָה֙ אָמַ֣ר אֵלַ֔י לֹ֥א תַֽעֲבֹ֖ר אֶת־הַיַּרְדֵּ֥ן הַזֶּֽה:
3The Lord, your God He will cross before you; He will destroy these nations from before you so that you will possess them. Joshua he will cross before you, as the Lord has spoken. גיְהֹוָ֨ה אֱלֹהֶ֜יךָ ה֣וּא | עֹבֵ֣ר לְפָנֶ֗יךָ הֽוּא־יַשְׁמִ֞יד אֶת־הַגּוֹיִ֥ם הָאֵ֛לֶּה מִלְּפָנֶ֖יךָ וִֽירִשְׁתָּ֑ם יְהוֹשֻׁ֗עַ ה֚וּא עֹבֵ֣ר לְפָנֶ֔יךָ כַּֽאֲשֶׁ֖ר דִּבֶּ֥ר יְהֹוָֽה:
4And the Lord will do to them, as He did to the Amorite kings, Sihon and Og, and to their land, [all of] which He destroyed. דוְעָשָׂ֤ה יְהֹוָה֙ לָהֶ֔ם כַּֽאֲשֶׁ֣ר עָשָׂ֗ה לְסִיח֥וֹן וּלְע֛וֹג מַלְכֵ֥י הָֽאֱמֹרִ֖י וּלְאַרְצָ֑ם אֲשֶׁ֥ר הִשְׁמִ֖יד אֹתָֽם:
5And [when] the Lord delivers them before you, you shall do to them according to all the commandment that I have commanded you. הוּנְתָנָ֥ם יְהֹוָ֖ה לִפְנֵיכֶ֑ם וַֽעֲשִׂיתֶ֣ם לָהֶ֔ם כְּכָ֨ל־הַמִּצְוָ֔ה אֲשֶׁ֥ר צִוִּ֖יתִי אֶתְכֶֽם:
6Be strong and courageous! Neither fear, nor be dismayed of them, for the Lord, your God He is the One Who goes with you. He will neither fail you, nor forsake you.” וחִזְק֣וּ וְאִמְצ֔וּ אַל־תִּֽירְא֥וּ וְאַל־תַּֽעַרְצ֖וּ מִפְּנֵיהֶ֑ם כִּ֣י | יְהֹוָ֣ה אֱלֹהֶ֗יךָ ה֚וּא הַֽהֹלֵ֣ךְ עִמָּ֔ךְ לֹ֥א יַרְפְּךָ֖ וְלֹ֥א יַֽעַזְבֶֽךָּ:
7And Moses called Joshua and said to him in the presence of all Israel, “Be strong and courageous! For you shall come with this people to the land which the Lord swore to their forefathers to give them. And you shall apportion it to them as an inheritance. זוַיִּקְרָ֨א משֶׁ֜ה לִֽיהוֹשֻׁ֗עַ וַיֹּ֨אמֶר אֵלָ֜יו לְעֵינֵ֣י כָל־יִשְׂרָאֵל֘ חֲזַ֣ק וֶֽאֱמָץ֒ כִּ֣י אַתָּ֗ה תָּבוֹא֙ אֶת־הָעָ֣ם הַזֶּ֔ה אֶל־הָאָ֕רֶץ אֲשֶׁ֨ר נִשְׁבַּ֧ע יְהֹוָ֛ה לַֽאֲבֹתָ֖ם לָתֵ֣ת לָהֶ֑ם וְאַתָּ֖ה תַּנְחִילֶ֥נָּה אוֹתָֽם:
8The Lord He is the One Who goes before you; He will be with you; He will neither fail you, nor forsake you. Do not fear, and do not be dismayed.” חוַֽיהֹוָ֞ה ה֣וּא | הַֽהֹלֵ֣ךְ לְפָנֶ֗יךָ ה֚וּא יִֽהְיֶ֣ה עִמָּ֔ךְ לֹ֥א יַרְפְּךָ֖ וְלֹ֥א יַֽעַזְבֶ֑ךָּ לֹ֥א תִירָ֖א וְלֹ֥א תֵחָֽת:
9Then Moses wrote this Torah, and gave it to the priests, the descendants of Levi, who carried the ark of the covenant of the Lord, and to all the elders of Israel. טוַיִּכְתֹּ֣ב משֶׁה֘ אֶת־הַתּוֹרָ֣ה הַזֹּאת֒ וַיִּתְּנָ֗הּ אֶל־הַכֹּֽהֲנִים֙ בְּנֵ֣י לֵוִ֔י הַנֹּ֣שְׂאִ֔ים אֶת־אֲר֖וֹן בְּרִ֣ית יְהֹוָ֑ה וְאֶל־כָּל־זִקְנֵ֖י יִשְׂרָאֵֽל:
10Then, Moses commanded them, saying, “At the end of [every] seven years, at an appointed time, in the Festival of Succoth, [after] the year of release, יוַיְצַ֥ו משֶׁ֖ה אוֹתָ֣ם לֵאמֹ֑ר מִקֵּ֣ץ | שֶׁ֣בַע שָׁנִ֗ים בְּמֹעֵ֛ד שְׁנַ֥ת הַשְּׁמִטָּ֖ה בְּחַ֥ג הַסֻּכּֽוֹת:
11When all Israel comes to appear before the Lord, your God, in the place He will choose, you shall read this Torah before all Israel, in their ears. יאבְּב֣וֹא כָל־יִשְׂרָאֵ֗ל לֵֽרָאוֹת֙ אֶת־פְּנֵי֙ יְהֹוָ֣ה אֱלֹהֶ֔יךָ בַּמָּק֖וֹם אֲשֶׁ֣ר יִבְחָ֑ר תִּקְרָ֞א אֶת־הַתּוֹרָ֥ה הַזֹּ֛את נֶ֥גֶד כָּל־יִשְׂרָאֵ֖ל בְּאָזְנֵיהֶֽם:
12Assemble the people: the men, the women, and the children, and your stranger in your cities, in order that they hear, and in order that they learn and fear the Lord, your God, and they will observe to do all the words of this Torah. יבהַקְהֵ֣ל אֶת־הָעָ֗ם הָֽאֲנָשִׁ֤ים וְהַנָּשִׁים֙ וְהַטַּ֔ף וְגֵֽרְךָ֖ אֲשֶׁ֣ר בִּשְׁעָרֶ֑יךָ לְמַ֨עַן יִשְׁמְע֜וּ וּלְמַ֣עַן יִלְמְד֗וּ וְיָֽרְאוּ֙ אֶת־יְהֹוָ֣ה אֱלֹֽהֵיכֶ֔ם וְשָֽׁמְר֣וּ לַֽעֲשׂ֔וֹת אֶת־כָּל־דִּבְרֵ֖י הַתּוֹרָ֥ה הַזֹּֽאת:
13And their children, who did not know, will hear and learn to fear the Lord, your God, all the days that you live on the land, to which you are crossing the Jordan, to possess. יגוּבְנֵיהֶ֞ם אֲשֶׁ֣ר לֹא־יָֽדְע֗וּ יִשְׁמְעוּ֙ וְלָ֣מְד֔וּ לְיִרְאָ֖ה אֶת־יְהֹוָ֣ה אֱלֹֽהֵיכֶ֑ם כָּל־הַיָּמִ֗ים אֲשֶׁ֨ר אַתֶּ֤ם חַיִּים֙ עַל־הָ֣אֲדָמָ֔ה אֲשֶׁ֨ר אַתֶּ֜ם עֹֽבְרִ֧ים אֶת־הַיַּרְדֵּ֛ן שָׁ֖מָּה לְרִשְׁתָּֽהּ:
14And the Lord said to Moses, “Behold, your days are approaching [for you] to die. Call Joshua and stand in the Tent of Meeting, and I will inspire him. So Moses and Joshua went, and stood in the Tent of Meeting. ידוַיֹּ֨אמֶר יְהֹוָ֜ה אֶל־משֶׁ֗ה הֵ֣ן קָֽרְב֣וּ יָמֶ֘יךָ֘ לָמוּת֒ קְרָ֣א אֶת־יְהוֹשֻׁ֗עַ וְהִתְיַצְּב֛וּ בְּאֹ֥הֶל מוֹעֵ֖ד וַֽאֲצַוֶּ֑נּוּ וַיֵּ֤לֶךְ משֶׁה֙ וִֽיהוֹשֻׁ֔עַ וַיִּתְיַצְּב֖וּ בְּאֹ֥הֶל מוֹעֵֽד:
15And the Lord appeared in the Tent, in a pillar of cloud. The pillar of cloud stood at the entrance to the Tent. טווַיֵּרָ֧א יְהֹוָ֛ה בָּאֹ֖הֶל בְּעַמּ֣וּד עָנָ֑ן וַיַּֽעֲמֹ֛ד עַמּ֥וּד הֶֽעָנָ֖ן עַל־פֶּ֥תַח הָאֹֽהֶל:
16And the Lord said to Moses: Behold, you are [about to] lie with your forefathers, and this nation will rise up and stray after the deities of the nations of the land, into which they are coming. And they will forsake Me and violate My covenant which I made with them. טזוַיֹּ֤אמֶר יְהֹוָה֙ אֶל־משֶׁ֔ה הִנְּךָ֥ שֹׁכֵ֖ב עִם־אֲבֹתֶ֑יךָ וְקָם֩ הָעָ֨ם הַזֶּ֜ה וְזָנָ֣ה | אַֽחֲרֵ֣י | אֱלֹהֵ֣י נֵֽכַר־הָאָ֗רֶץ אֲשֶׁ֨ר ה֤וּא בָא־שָׁ֨מָּה֙ בְּקִרְבּ֔וֹ וַֽעֲזָבַ֕נִי וְהֵפֵר֙ אֶת־בְּרִיתִ֔י אֲשֶׁ֥ר כָּרַ֖תִּי אִתּֽוֹ:
17And My fury will rage against them on that day, and I will abandon them and hide My face from them, and they will be consumed, and many evils and troubles will befall them, and they will say on that day, ‘Is it not because our God is no longer among us, that these evils have befallen us?’ יזוְחָרָ֣ה אַפִּ֣י ב֣וֹ בַיּֽוֹם־הַ֠ה֠וּא וַֽעֲזַבְתִּ֞ים וְהִסְתַּרְתִּ֨י פָנַ֤י מֵהֶם֙ וְהָיָ֣ה לֶֽאֱכֹ֔ל וּמְצָאֻ֛הוּ רָע֥וֹת רַבּ֖וֹת וְצָר֑וֹת וְאָמַר֙ בַּיּ֣וֹם הַה֔וּא הֲלֹ֗א עַ֣ל כִּי־אֵ֤ין אֱלֹהַי֙ בְּקִרְבִּ֔י מְצָא֖וּנִי הָֽרָע֥וֹת הָאֵֽלֶּה:
18And I will hide My face on that day, because of all the evil they have committed, when they turned to other deities. יחוְאָֽנֹכִ֗י הַסְתֵּ֨ר אַסְתִּ֤יר פָּנַי֙ בַּיּ֣וֹם הַה֔וּא עַ֥ל כָּל־הָֽרָעָ֖ה אֲשֶׁ֣ר עָשָׂ֑ה כִּ֣י פָנָ֔ה אֶל־אֱלֹהִ֖ים אֲחֵרִֽים:
19And now, write for yourselves this song, and teach it to the Children of Israel. Place it into their mouths, in order that this song will be for Me as a witness for the children of Israel. יטוְעַתָּ֗ה כִּתְב֤וּ לָכֶם֙ אֶת־הַשִּׁירָ֣ה הַזֹּ֔את וְלַמְּדָ֥הּ אֶת־בְּנֵֽי־יִשְׂרָאֵ֖ל שִׂימָ֣הּ בְּפִיהֶ֑ם לְמַ֨עַן תִּֽהְיֶה־לִּ֜י הַשִּׁירָ֥ה הַזֹּ֛את לְעֵ֖ד בִּבְנֵ֥י יִשְׂרָאֵֽל:
20When I bring them to the land which I have sworn to their forefathers [to give them], a land flowing with milk and honey, they will eat and be satisfied, and live on the fat [of the land]. Then, they will turn to other deities and serve them, provoking Me and violating My covenant. כ כִּֽי־אֲבִיאֶ֜נּוּ אֶל־הָֽאֲדָמָ֣ה | אֲשֶׁר־נִשְׁבַּ֣עְתִּי לַֽאֲבֹתָ֗יו זָבַ֤ת חָלָב֙ וּדְבַ֔שׁ וְאָכַ֥ל וְשָׂבַ֖ע וְדָשֵׁ֑ן וּפָנָ֞ה אֶל־אֱלֹהִ֤ים אֲחֵרִים֙ וַֽעֲבָד֔וּם וְנִ֣אֲצ֔וּנִי וְהֵפֵ֖ר אֶת־בְּרִיתִֽי:
21And it will be, when they will encounter many evils and troubles, this song will bear witness against them, for it will not be forgotten from the mouth of their offspring. For I know their inclination what they [are planning] to do today, [even] before I bring them in to the land which I have sworn [to give them].” כאוְהָיָ֠ה כִּֽי־תִמְצֶ֨אןָ אֹת֜וֹ רָע֣וֹת רַבּוֹת֘ וְצָרוֹת֒ וְ֠עָֽנְתָ֠ה הַשִּׁירָ֨ה הַזֹּ֤את לְפָנָיו֙ לְעֵ֔ד כִּ֛י לֹ֥א תִשָּׁכַ֖ח מִפִּ֣י זַרְע֑וֹ כִּ֧י יָדַ֣עְתִּי אֶת־יִצְר֗וֹ אֲשֶׁ֨ר ה֤וּא עֹשֶׂה֙ הַיּ֔וֹם בְּטֶ֣רֶם אֲבִיאֶ֔נּוּ אֶל־הָאָ֖רֶץ אֲשֶׁ֥ר נִשְׁבָּֽעְתִּי:
22And Moses wrote this song on that day, and taught it to the children of Israel. כבוַיִּכְתֹּ֥ב משֶׁ֛ה אֶת־הַשִּׁירָ֥ה הַזֹּ֖את בַּיּ֣וֹם הַה֑וּא וַיְלַמְּדָ֖הּ אֶת־בְּנֵ֥י יִשְׂרָאֵֽל:
23And He commanded Joshua the son of Nun, and said: “Be strong and courageous! For you shall bring the children of Israel to the land that I have sworn to them, and I will be with you.” כגוַיְצַ֞ו אֶת־יְהוֹשֻׁ֣עַ בִּן־נ֗וּן וַיֹּ֘אמֶר֘ חֲזַ֣ק וֶֽאֱמָץ֒ כִּ֣י אַתָּ֗ה תָּבִיא֙ אֶת־בְּנֵ֣י יִשְׂרָאֵ֔ל אֶל־הָאָ֖רֶץ אֲשֶׁר־נִשְׁבַּ֣עְתִּי לָהֶ֑ם וְאָֽנֹכִ֖י אֶֽהְיֶ֥ה עִמָּֽךְ:
24And it was, when Moses finished writing the words of this Torah in a scroll, until their very completion, כדוַיְהִ֣י | כְּכַלּ֣וֹת משֶׁ֗ה לִכְתֹּ֛ב אֶת־דִּבְרֵ֥י הַתּוֹרָֽה־הַזֹּ֖את עַל־סֵ֑פֶר עַ֖ד תֻּמָּֽם:
25that Moses commanded the Levites, who carried the ark of the covenant of the Lord, saying: כהוַיְצַ֤ו משֶׁה֙ אֶת־הַֽלְוִיִּ֔ם נֹֽשְׂאֵ֛י אֲר֥וֹן בְּרִֽית־יְהֹוָ֖ה לֵאמֹֽר:
26“Take this Torah scroll and place it along side the ark of covenant of the Lord, your God, and it will be there as a witness. כולָקֹ֗חַ אֵ֣ת סֵ֤פֶר הַתּוֹרָה֙ הַזֶּ֔ה וְשַׂמְתֶּ֣ם אֹת֔וֹ מִצַּ֛ד אֲר֥וֹן בְּרִֽית־יְהֹוָ֖ה אֱלֹֽהֵיכֶ֑ם וְהָֽיָה־שָׁ֥ם בְּךָ֖ לְעֵֽד:
27For I know your rebellious spirit and your stubbornness. Even while I am alive with you today you are rebelling against the Lord, and surely after my death! כזכִּ֣י אָֽנֹכִ֤י יָדַ֨עְתִּי֙ אֶת־מֶרְיְךָ֔ וְאֶת־עָרְפְּךָ֖ הַקָּשֶׁ֑ה הֵ֣ן בְּעוֹדֶ֩נִּי֩ חַ֨י עִמָּכֶ֜ם הַיּ֗וֹם מַמְרִ֤ים הֱיִתֶם֙ עִם־יְהֹוָ֔ה וְאַ֖ף כִּי־אַֽחֲרֵ֥י מוֹתִֽי:
28Assemble to me all the elders of your tribes and your officers, and I will speak these words into their ears, and I will call upon the heaven and the earth as witnesses against them. כחהַקְהִ֧ילוּ אֵלַ֛י אֶת־כָּל־זִקְנֵ֥י שִׁבְטֵיכֶ֖ם וְשֹֽׁטְרֵיכֶ֑ם וַֽאֲדַבְּרָ֣ה בְאָזְנֵיהֶ֗ם אֵ֚ת הַדְּבָרִ֣ים הָאֵ֔לֶּה וְאָעִ֣ידָה בָּ֔ם אֶת־הַשָּׁמַ֖יִם וְאֶת־הָאָֽרֶץ:
29For I know that after my death, you will surely become corrupted, and deviate from the way which I had commanded you. Consequently, the evil will befall you at the end of days, because you did evil in the eyes of the Lord, to provoke Him to anger through the work of your hands. כטכִּ֣י יָדַ֗עְתִּי אַֽחֲרֵ֤י מוֹתִי֙ כִּֽי־הַשְׁחֵ֣ת תַּשְׁחִת֔וּן וְסַרְתֶּ֣ם מִן־הַדֶּ֔רֶךְ אֲשֶׁ֥ר צִוִּ֖יתִי אֶתְכֶ֑ם וְקָרָ֨את אֶתְכֶ֤ם הָֽרָעָה֙ בְּאַֽחֲרִ֣ית הַיָּמִ֔ים כִּי־תַֽעֲשׂ֤וּ אֶת־הָרַע֙ בְּעֵינֵ֣י יְהֹוָ֔ה לְהַכְעִיס֖וֹ בְּמַֽעֲשֵׂ֥ה יְדֵיכֶֽם:
30Then, Moses spoke into the ears of the entire assembly of Israel the words of the following song, until their completion. לוַיְדַבֵּ֣ר משֶׁ֗ה בְּאָזְנֵי֙ כָּל־קְהַ֣ל יִשְׂרָאֵ֔ל אֶת־דִּבְרֵ֖י הַשִּׁירָ֣ה הַזֹּ֑את עַ֖ד תֻּמָּֽם:
31(1)Y Moisés fue y dijo estas palabras a todo Israel: (2) “Hoy cumplo ciento veinte años. Ya no puedo salir ni entrar”. Además me dijo el Eterno: “Tú no cruzarás el Jordán”. (3) El Eterno tu Dios marchará delante de tí, oh Israel, exterminará a esos pueblos delante de ti como lo prometió y Josué (Yehoshúa) estará al frente de ti. (4) Y el Eterno hará con ellos lo que hizo con Sijón y con Og, reyes amorreos y con sus respectivas tierras. (5) Y te los entregaré ante tu faz para que hagas con ellos conforme a las órdenes que te di. (6) Esforzaos pues y sed valientes. No les temas, porque el Eterno tu Dios está contigo y no te abandonará”. (7) Y Moisés llamó a Josué y le dijo antes los ojos de todo Israel: “Sé fuerte y valiente porque debes ir con este pueblo a la tierra que el Eterno juró a tus padres que les dará: tú harás que este pueblo la herede. (8) El Eterno marchará delante de ti. Estarás contigo y no te abandonará. No temas pues, ni ser desanimes”. (9) Y escribió Moisés esta Ley y la entregó a los sacerdotes levitas que portaban el Arca del Pacto del Eterno y a todos los ancianos de Israel. (10) Y les ordenó Moisés: “Al cabo de siete años, en el año de la remisión de las deudas por préstamos, en la fiesta de los tabernáculos (Sucot), (11)cuando todo Israel sea convocado ante el Eterno tu Dios en el lugar que Él escogerá (por santuario) leerás esta Ley ante Israel para que todos la oigan. (12) Reunirás para ello a toda la gente: hombres, mujeres, niños y forasteros para que aprenda a temer al Eterno vuestro Dios y observen todos los preceptos de etsa ley. (13) Y sus hijos que no la conocen escucharán y aprenderán también a temer al Eterno vuestro Dios todos los días que viváis en la tierra que vais a poseer allende el Jordán”. (14)Y le dijo el Eterno a Moisés: “He aquí que se aproxima el día de tu muerte. Llama a Josué y esperad a la entrada del tabernáculo de reunión donde Yo le impondré Mis cargos”. y Moisés y Josué fueron al tabernáculo, (15) donde el Eterno se les apareció en medio de una columna de nube,a la entrada del santuario. (16) Entonces le dijo el Eterno a Moisés: “He aquí que yacerás con tus padres este pueblo se alzará prostituyéndose tras los dioses extraños del país donde entrará, Me abandonará y romperá el pacto que establecí con él. (17) ese día se encenderá Mi cólera contra ellos, los abandonaré, les ocultaré Mi rostro y será aniquilados por la multitud de males que les sobrevendrán, de manera que dirán a la sazón: “Ciertamente nos ocurre esta desgracia por no estar nuestro Dios entre nosotros”. (18) Y ese día, Yo les ocultaré Mi rostro por las abominaciones en que incurrirán volviéndose a otros dioses. (19) y ahora escribe este cántico para enseñarlo a los hijos de Israel poniéndolo en su boca como testimonio Mío contra ellos, (20) ya que cuando los traiga a la tierra prometida a sus padres, tierra que mana leche y miel, una vez que se sacien y engorden, se volverán a otros dioses y les servirán, quebrantando Mi Pacto y provocándome. (21) Y ocurrirá que cuando tantos males y desgracias les sobrevengan, este cántico será testimonio contra ellos porque lo que ha de suceder no será olvidado por su simiente. Sé lo que acontecerá poque conozco la índole de este pueblo aun antes de que ingrese a la tierra que le prometí”. (22) Y Moisés escribió este cántico ese mismo día y lo enseño a los hijos de Israel. (23) Y le ordenó a Josué hijo de Nun: “Sé fuerte y animoso porque tú conducirás a los hijos de Israel a la tierra que les prometí y yo estaré contigo”. (24) ocurrió cuando Moisés terminó de escribir las palabras de esta Ley en un libro hasta completarlo, (25) que ordenó a los levitas que portaban al Arca del pacto del Eterno: (26) “Tomad este libro de la Ley y ponedlo en el Arca del pacto del Eterno, vuestro Dios para que este allí como testimonio contra ti, oh Israel, (27) por cuanto conozco tu rebeldía y tu dura cerviz. Si estando yo vivo con vosotos habéis sido rebeldes para con el Eterno, ¡cuánto más lo seréis después de mi muerte! (28) Congregadme a todos los ancianos de vuestras tribus y a los oficiales de justicia para que diga estas palabras a sus oídos y llame al cielo y a la tierra como testigos contra ellos; (29) por cuanto sé que después de mi muerte, os corromperéis y os apartaréis del camino que os fijé y la desgracia os acaecerá hasta el fin de los días por vuestra impiedad a los ojos del Eterno; Su ira recaerá sobre toda obra de vuestras manos”. (30) Y entonó Moisés ante los oídos de toda la congregación de Israel este cántico, hasta terminarlo.

LA BIBLIA

HEBREO – ESPAÑOL

Versión Castellana

Conforme a la tradición judía

Por Moisés Katznelson

Advertisements

Shabbat Shalom

27 ELUL 5778 07/09/2018

Parasha Nitzavim

Deuteronomio 29:9 – 30:20

LA PRIMERA GRAN COMISIÓN: “GUARDA MIS MANDAMIENTOS”

¿Cuál es el 4to mandamiento?

¿Acaso no es el Shabbat(Sábado), el 4to mandamiento?

VIENE SHABBAT

Génesis 2(1)

Y fueron acabados los cielos, la tierra y todas tus huestes. (2) Y habiendo terminado Dios al día séptimo la obra que había hecho, descansó el día séptimo de todo el trabajo realizados. (3) Y Dios bendijo el séptimo día y lo santificó porque en él descansó de toda la obra que había creado.

Éxodo 16(22) Y en el sexto día recogieron pan doble, dos omer por cada uno,  todos los jefes de las congregaciones se presentaron ante Moisés para contarle el acontecimiento. (23) Y les explicó Moisés: “Esto es lo que dijo el Eterno: Mañana es día de descanso (sábado, Shabat), día santo para el Eterno.

Deuteronomio 5(12) Guardarás el día de descanso (Shabat, sábado) para santificarlo, como el Eterno, tu Dios te ha mandado. (13) Seis días trabajaras y en ellos harás tus obras, (14) pero el día séptimo es de descanso para el Eterno tu Dios. En él no harás trabajo alguno, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni tu asno, ni el forastero que habita dentro de tus puertas. Tu siervo y tu sierva descansarán como tú. (15) Acuérdate de que fuiste siervo en la tierra de Egipto y que el Eterno tu Dios te sacó de allí con mano poderosa y brazo extendido. Por consiguiente, el Eterno tu Dios, te ordena que guardes el día de descanso.

El Shabat es el 4to mandamiento.

Juan 14:15

Si me amáis, guardad mis mandamientos;

1 Juan 5:2 Reina – Valera 1960 (RVR)

En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos.

1 de Juan 5:3

Porque este es el amor de Dios: que guardemos sus mandamientos, y sus mandamientos no son gravosos

SI ME AMAS, GUARDA MIS MANDAMIENTOS!

Shoftim

Shabbat, August 18, 2018
7 Elul, 5778

Torah Reading

Shoftim: Deuteronomio 16:18 – 2:9

Isaiah 51:12 – 52:12

To read the full article:

Justicia, justicia perseguirás

Justicia, justicia perseguirás, para que vivas y ocupes la tierra que Dios tu Señor te da.

Este versículo alude a la búsqueda constante de justicia.

La expresión hebrea “tirdof” perseguirás, se refiere a una búsqueda constante de perfeccionar la justicia y la forma de comportarnos como sociedad.

No dice “alcanzaras la justicia” sino perseguirás, es un objetivo móvil, que una vez que la sociedad se perfecciona los estándares de justicia deben ser más refinados.

El símbolo de la justicia es con una venda en los ojos, para no favorecer a uno por sobre el otro. La Torá dice que el soborno enceguece la justicia.

La búsqueda de justicia y valores éticos es algo que la sociedad debe perseguir y nunca estar satisfechos y exigir más y más justicia e igualdad.

¡Shabat Shalom!

POR ELI LEVY

El Mes de Elul

Observancias de Elul en Pocas Palabras

Como el último mes del año judío, Elul es tradicionalmente un tiempo de introspección y balance —un tiempo para repasar los actos de uno y el progreso espiritual del año anterior y de preparación para los próximos “Días de Temor” de Rosh HaShaná y Iom Kipur.

Como mes de “Misericordia Divina y Perdón” Elul es el momento más oportuno para teshuvá (“retorno” a Di-s), plegaria, caridad y aumentar Ahavat Israel (amor al prójimo) en la búsqueda de automejoramiento y acercarse a Di-s. El maestro jasídico Rabí Schneur Zalman de Liadi compara al mes de Elul con un tiempo cuando “el rey está en el campo” y, a diferencia de cuando está en el palacio real, “cualquiera que lo desea tiene permitido encontrarse con él, y recibe todo con un semblante amable y muestra un rostro sonriente a todos”.

Las siguientes son algunas de las costumbres y prácticas básicas del mes de Elul:

Cada día del mes de Elul (excepto en Shabat y el último día de Elul) hacemos sonar el shofar (cuerno de carnero) como un llamado al arrepentimiento.

Para leer el artículo completo:

https://es.chabad.org/library/article_cdo/aid/968638/jewish/Observancias-de-Elul-en-Pocas-Palabras.htm

El mes de Elul

Época de inventario

Elul, el último mes del año judío, es la época indicada para que revises el pasado y te fijes dónde llegaste en la vida. Es una época de preparación para los próximos “Días de temor reverencial”, Rosh Hashaná y Iom Kipur, en los que resolvemos que este año vamos a tratar de ser mejores que el año pasado.

La temática de Elul es retornar a tu ser esencial, teshuv, con la ayuda de la plegaria y la caridad. Se dice que “El Rey está en el campo”, que quiere decir que siempre y cuando la busques la chispa Divina dentro de ti está mucho más accesible.

Algunas costumbres claves para el mes de Elul:

Para leer el artículo compleno:

https://es.chabad.org/library/article_cdo/aid/2237151/jewish/Elul.htm

 

Tomar el camino correcto

29 Av 5778 / 10 de Agosto, 2018

Parasha Ree

(Deuteronomio 11:26-16:17)

Estimados Amigos, les deseo un Shabbat Shalom a cada uno de ustedes, casa por cassa, familia por familia.

Comparto  con ustedes la carta del Rabino Eli Levy.

Estimados Lectores:

Esta semana leemos en la Torá sobre el concepto del libre albedrío. Di-s nos da la libertad de elegir entre el bien y el mal, constantemente tenemos que tomar decisiones, debemos elegir un camino, muchas de estas decisiones incluyen dilemas morales. Hashem nos exhorta a tomar el camino correcto, a elegir el camino de la vida.

A lo largo de año vamos forjando un trayecto, que esta trazado por estas decisiones, algunas pueden parecer nimias, otras son de gran envergadura, pero cada una de ellas nos va llevando al lugar en el cual nos encontramos ahora.

Este Shabat comienza el mes de Elul, el mes de la teshuva, el mes del arrepentimiento y la reflexión. En este mes analizamos todas las decisiones que tomamos y en retrospectiva podemos saber si fueron correctas o erradas. Si fueron buenas decisiones entonces debemos reforzarlas y apuntalarlas para poder crecer. Si por el contrario fallamos, tenemos la capacidad de aprender de estos errores y reformular nuestro camino.

El judaísmo nos enseña que siempre podemos volver al sendero de la vida, de las buenas acciones, incluso cuando creemos que ya esta todo perdido.

¡Shabat Shalom!

Rabino Eli Levy

El Mito de la Caridad

Por Yanki Tauber, de acuerdo con las enseñanzas del Lubavitcher Rebe.

Los judíos no creen en la caridad. No se deje engañar por su filantropía legendaria, por su saturación de movimientos sociales y humanitarios. Los judíos no practican la caridad, y el concepto es virtualmente inexistente en la tradición judía. En vez de caridad, el judío da tzedaka – la palabra significa “rectitud” y “justicia”. Cuando el judío contribuye con su dinero, tiempo y recursos al necesitado, no está siendo benévolo, generoso o “caritativo”. Él está haciendo lo que es correcto y justo.

Se cuenta una historia a cerca de un jasid adinerado que recibió una carta de su Rebe, Rabi Abraham Yehoshua Heshel de Apt, solicitándole que le diera 200 rublos a un amigo jasid para salvarlo de la ruina financiera. Este jasid rico contribuía regularmente con su Rebe en acciones caritativas, pero esta carta en particular le llegó en un duro momento financiero y contenía un pedido de una suma excepcionalmente grande. Después de cierta consideración, el jasid decidió no responder al pedido del Rebe.
Al poco tiempo la fortuna del jasid comenzó a disminuir:

Para leer el artículo completo:

http://www.jabad.org.ar/contenido/el-mito-de-la-caridad.html

 

Parssha de la Semana: Ree – “Abrir el corazón”

“Abrir abrirás… dar darás” (Devarim 15, 8:10)

El precepto de dar caridad aparece en nuestra Parshá en dos oportunidades, y cada una se expresa en un lenguaje doble. Un mandato es: “abrir abrirás tu mano”1, y el segundo mandato es “dar darás a él”2. En las dos veces la Torá utiliza un doble mandato: “dar darás” abrir abrirás”. Nuestros Sabios Z”L3 aprendieron de la duplicidad de este lenguaje que la obligación de dar caridad no se limita a una sola vez, sino que hay un deber de dar una y otra vez. Y como Rashi lo explica: “abrir abrirás”- “incluso varias veces”. De la misma manera explica también el segundo versículo: “dar darás a él- incluso cien veces”.

SOBREPONERSE A LA INCITACIÓN

Estos dos versículos se refieren a dos aspectos diferentes de la mitzvá de Tzedaká- caridad. El primer versículo se dirige al corazón del donante. La Torá le dice4: “no hagas fuerte a tu corazón y no cierres tu mano a tu hermano el indigente”. Y a continuación de ello ordena: “abrir abrirás tu mano”. Es decir, aquí está puesto el énfasis sobre el donante, que debe superar las incitaciones de su instinto. El segundo versículo se refiere a la propia acción de dar. El énfasis está puesto aquí en la entrega al pobre. La Torá enfatiza que debe entregarse concretamente al pobre lo que necesita.

CIEN VECES

Esto nos explica la diferencia que hay en el comentario de Rashi sobre estos dos versículos:

Para leer el artículo completo:

http://www.jabad.org.ar/parasha-de-la-semana/ree-abrir-el-corazon.html