The Bitter Month / El mes amargo (El descenso a la oscuridad crea el potencial para la luz futura)

Oct 27, 2011  |

by

Cheshvan is when darkness reigns, yet growth begins deep beneath the surface. 

The current Hebrew month, Cheshvan, is classically referred to as Marcheshvan. The first two words spell the word mar. In Hebrew, this word means “bitter,” which some homiletically connect to the fact that there are no special occasions that occur in this month. Even Av, the month when we mourn the destruction of the two Holy Temples, is not referred to as “bitter,” because the sad days of the year offer us an opportunity for introspection, to contemplate where we have gone wrong. Thus, both the festive days and the negative days can be used to connect to spirituality. A month that is bereft of any significant days, even sad days, is more bitter than anything, because there are no moments that arise to give us pause.

It is significant to note that the original name of this month was not Marcheshvan. This Babylonian name was adopted when the Jews went through the 70-year exile between the first and second temples. The original Hebrew name for the month was Bul, which denotes the idea of “drying up,” as the leaves begin to decay with the approach of Autumn.

Clearly, the month of Marcheshvan, or Bul, as its name suggests, is a month of darkness and decay. Indeed, the biblical Book of Kings cites Bul as the month when King Solomon completed the construction of the first Temple – though the dedication did not take place until a year later, in the Hebrew month of Tishrei. What is the deeper significance of this, and what can we learn from it?

Two Key Events

If we search further, we find two other events that occurred in the month of Cheshvan. The first was the flood in the times of Noah. The flood began on the 17th of Cheshvan, and the waters receded by the following year on the 27th of Cheshvan, allowing Noah and the other inhabitants of the ark to disembark. Interestingly, one explanation of the name Bul is that it stems from this month as the beginning of the rainy season in Israel; it is thus connected to the word mabul, flood – an  overabundance of rain.

To read the full article:

http://www.aish.com/jl/hol/hm/The_Bitter_Month.html

Cheshvan es cuando reina la oscuridad, pero el crecimiento comienza en lo profundo de la superficie.

El mes hebreo actual, Cheshvan, se conoce clásicamente como Marcheshvan. Las dos primeras palabras deletrean la palabra mar. En hebreo, esta palabra significa “amargo”, que algunos se relacionan de forma homilética con el hecho de que no hay ocasiones especiales que ocurran en este mes. Incluso Av, el mes en que lamentamos la destrucción de los dos templos sagrados, no se conoce como “amargo”, porque los días tristes del año nos ofrecen una oportunidad para la introspección, para contemplar dónde nos hemos equivocado. Por lo tanto, tanto los días festivos como los días negativos pueden usarse para conectarse con la espiritualidad. Un mes que carece de días significativos, incluso días tristes, es más amargo que cualquier otra cosa, porque no hay momentos que surjan para detenernos.

Es importante señalar que el nombre original de este mes no era Marcheshvan. Este nombre babilónico fue adoptado cuando los judíos pasaron por el exilio de 70 años entre el primer y segundo templos. El nombre hebreo original del mes fue Bul, que denota la idea de “secarse”, ya que las hojas comienzan a decaer con el acercamiento del otoño.

Claramente, el mes de Marcheshvan, o Bul, como su nombre lo indica, es un mes de oscuridad y decadencia. De hecho, el libro bíblico de los Reyes cita a Bul como el mes en que el rey Salomón completó la construcción del primer Templo, aunque la dedicación no tuvo lugar hasta un año después, en el mes hebreo de Tishrei. ¿Cuál es el significado más profundo de esto y qué podemos aprender de él?

Si buscamos más, encontramos otros dos eventos que ocurrieron en el mes de Cheshvan. El primero fue el diluvio en los tiempos de Noé. La inundación comenzó el 17 de Cheshvan, y las aguas retrocedieron al año siguiente el 27 de Cheshvan, lo que permitió que Noah y los demás habitantes del arca desembarcaran. Curiosamente, una explicación del nombre Bul es que se deriva de este mes como el comienzo de la temporada de lluvias en Israel; así está conectado a la palabra mabul, inundación – una sobreabundancia de lluvia.

Es significativo notar que la inundación estaba originalmente destinada a comenzar el 11 de Cheshvan. Sin embargo, Matusalén falleció y, por lo tanto, el diluvio se retrasó por deferencia al período de siete días de luto que siguió a su muerte.

El segundo evento importante que ocurrió en Cheshvan parece no estar relacionado a primera vista. Esta fue la muerte de Raquel, la esposa de Jacob, así como el nacimiento de Benjamín, que ocurrió el 11 de Cheshvan. Fue precisamente el mismo día en que se produjo la muerte de Methusaleh, el mismo día en que originalmente comenzó la inundación. Como no hay coincidencias en la Torá, debemos preguntar: ¿Cuál es la conexión entre estos dos eventos y qué revelan acerca de la esencia del mes de Cheshvan?

Al pensar en lo que representan la matriarca Rachel y su hijo Benjamin, respectivamente, podemos ver que Rachel representa al pueblo judío en el exilio, y Benjamin representa el estado completo del pueblo judío en la Tierra de Israel. Rachel pasó toda su vida fuera de Israel, y falleció justo cuando Jacob y su familia entraron en la tierra santa. Como nuestros sabios nos dicen, su espíritu acompañó al pueblo judío cuando iban al exilio en Babilonia, y es ella quien llora por sus hijos en el exilio hasta que llegue la redención final.

En contraste, Benjamín es el último hijo de Jacob, el duodécimo de las tribus, cuyo nacimiento marca la culminación del pueblo de Israel. También es el único hijo de Jacob que nace en Israel, y por lo tanto representa el estado perfecto del pueblo judío en la tierra de Israel. Esto se subraya aún más, como lo explica el Ramchal, por el hecho de que Saúl, el primer rey del pueblo judío, vino de la tribu de Benjamín. Además, el milagro de Purim, que precedió inmediatamente al regreso de los judíos a Israel y la construcción del Segundo Templo, se produjo a través del vehículo de Mordejai y Ester, que provenían de la tribu de Benjamín.

Deep Hibernation  – Hibernación profunda

Explorando más a fondo, vemos que la misma muerte de Raquel resultó en el nacimiento de Benjamín. Esto correspondería a la idea de que el exilio en sí es lo que da origen a la redención. El descenso a la oscuridad crea el potencial para la luz futura.

Este tema también se puede ver en la inundación. Aunque el mundo en su estado anterior llegó a su fin, al mismo tiempo, hubo un nuevo comienzo que se estaba sembrando en la persona de Noé. El paso de Methusaleh abrió el telón para que Noah asumiera el liderazgo de la próxima generación. La muerte de la orden anterior dio lugar a un nuevo potencial de crecimiento.

Ahora podemos explicar la esencia del mes de Cheshvan, tal como salió a la luz por los eventos que ocurrieron en este mes. Cheshvan es un momento que es “amargo”, ya que parece que no hay oportunidades para el crecimiento y la conexión espiritual. Es un momento de deterioro, ya que las hojas se marchitan y el mundo entra en un estado de hibernación profunda. Y, sin embargo, también es un momento en que comienzan las lluvias, cuando se está sembrando el potencial de crecimiento futuro. Es un momento en el que reina la oscuridad espiritual, pero cuando el crecimiento espiritual comienza en las profundidades de la superficie. Es el momento en que Rachel pasa, cuando todo parece sombrío, cuando la oscuridad del exilio se cierra; y es el momento del nacimiento de Benjamín, la semilla del estado perfeccionado del pueblo judío, que se siembra en esa misma oscuridad.

Cheshvan comienza el lapso de tiempo extendido entre el último festival, Sukkot, y el siguiente, la Pascua. Mientras tanto, las semillas espirituales sembradas durante el mes judío de Tishrei comienzan a echar raíces, a ser regadas y a crecer, apareciendo finalmente y dando frutos en Nissan del próximo año.

El mensaje de Cheshvan es que a pesar de la oscuridad, e incluso a causa de la oscuridad, hay un crecimiento futuro que nos espera. Tenemos la oportunidad de nutrir ese derecho en este momento. Ahora que recolectamos las semillas de las vacaciones del mes de Tishrei, las plantamos y las regamos cuidadosamente durante los meses de invierno. Con la ayuda de Dios, pronto nos maravillaremos ante la hermosa recompensa primaveral que merecemos cultivar.

Zechariah – Zacarías – Chapter 6

Zechariah 6 (15)

15And distant ones shall come and build in the Temple of the Lord, and you shall know that the Lord of Hosts sent me to you. And it shall come to pass if you hearken to the voice of the Lord your God. טווּרְחוֹקִ֣ים | יָבֹ֗אוּ וּבָנוּ֙ בְּהֵיכַ֣ל יְהֹוָ֔ה וִֽידַעְתֶּ֕ם כִּֽי־יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת שְׁלָחַ֣נִי אֲלֵיכֶ֑ם וְהָיָה֙ אִם־שָׁמ֣וֹעַ תִּשְׁמְע֔וּן בְּק֖וֹל יְהֹוָ֥ה אֱלֹֽהֵיכֶֽם:

Zacarías 6 (15) Los que están lejos vendrán y reconstruiran el Templo del Eterno y sabréis que el Eterno de los Ejercitos me ha enviado a vosotros. Y ocurrirá esto si escucháis diligentemente  la voz del Eterno vuestro Dios.

Zechariah – Chapter 6

1And I returned and lifted my eyes and saw-and behold!- four chariots were coming forth from between the two mountains, and the mountains were mountains of copper. אוָֽאָשֻׁ֗ב וָֽאֶשָּׂ֚א עֵינַי֙ וָֽאֶרְאֶ֔ה וְהִנֵּ֨ה אַרְבַּ֚ע מַרְכָּבוֹת֙ יֹֽצְא֔וֹת מִבֵּ֖ין שְׁנֵ֣י הֶֽהָרִ֑ים וְהֶֽהָרִ֖ים הָרֵ֥י נְחֹֽשֶׁת:
2In the first chariot were red horses, and in the second chariot were black horses. בבַּמֶּרְכָּבָ֥ה הָרִֽאשֹׁנָ֖ה סוּסִ֣ים אֲדֻמִּ֑ים וּבַמֶּרְכָּבָ֥ה הַשֵּׁנִ֖ית סוּסִ֥ים שְׁחֹרִֽים:
3And in the third chariot were white horses, and in the fourth chariot were spotted, ash-colored horses. גוּבַמֶּרְכָּבָ֥ה הַשְּׁלִשִׁ֖ית סוּסִ֣ים לְבָנִ֑ים וּבַמֶּרְכָּבָה֙ הָֽרְבִעִ֔ית סוּסִ֥ים בְּרֻדִּ֖ים אֲמֻצִּֽים:
4And I raised my voice and said to the angel who spoke to me, “What are these, my lord?” דוָאַ֙עַן֙ וָֽאֹמַ֔ר אֶל־הַמַּלְאָ֖ךְ הַדֹּבֵ֣ר בִּ֑י מָה־אֵ֖לֶּה אֲדֹנִֽי:
5And the angel replied and said to me, “These are the four corners of the heavens coming forth from standing beside the Lord of the entire earth.” הוַיַּ֥עַן הַמַּלְאָ֖ךְ וַיֹּ֣אמֶר אֵלָ֑י אֵ֗לֶּה אַרְבַּע֙ רוּח֣וֹת הַשָּׁמַ֔יִם יוֹצְא֕וֹת מֵֽהִתְיַצֵּ֖ב עַל־אֲד֥וֹן כָּל־הָאָֽרֶץ:
6The one [chariot] the black horses were in was going forth to the northland, and the white ones went forth after them. And the spotted ones went forth to the southland. ואֲשֶׁר־בָּ֞הּ הַסּוּסִ֣ים הַשְּׁחֹרִ֗ים יֹֽצְאִים֙ אֶל־אֶ֣רֶץ צָפ֔וֹן וְהַלְּבָנִ֔ים יָֽצְא֖וּ אֶל־אַֽחֲרֵיהֶ֑ם וְהַ֨בְּרֻדִּ֔ים יָֽצְא֖וּ אֶל־אֶ֥רֶץ הַתֵּימָֽן:
7And the ash-colored ones went forth and begged to go to walk to and fro on the earth. And He said, “Go, walk to and fro on the earth.” And they walked to and fro on the earth. זוְהָֽאֲמֻצִּ֣ים יָצְא֗וּ וַיְבַקְשׁוּ֙ לָלֶ֙כֶת֙ לְהִתְהַלֵּ֣ךְ בָּאָ֔רֶץ וַיֹּ֕אמֶר לְכ֖וּ הִתְהַלְּכ֣וּ בָאָ֑רֶץ וַתִּתְהַלַּ֖כְנָה בָּאָֽרֶץ:
8And he cried out to me, saying, “Look, those going forth to the northland have eased My spirit in the northland.” חוַיַּזְעֵ֣ק אֹתִ֔י וַיְדַבֵּ֥ר אֵלַ֖י לֵאמֹ֑ר רְאֵ֗ה הַיּֽוֹצְאִים֙ אֶל־אֶ֣רֶץ צָפ֔וֹן הֵנִ֥יחוּ אֶת־רוּחִ֖י בְּאֶ֥רֶץ צָפֽוֹן:
9And the word of the Lord came to me, saying: טוַיְהִ֥י דְבַר־יְהֹוָ֖ה אֵלַ֥י לֵאמֹֽר:
10Take from the exiles-from Heldai and from Tobijah and from Jedaiah-and you, yourself, shall come on that day, and you shall come to the house of Josiah the son of Zephaniah, who have come from Babylon. ילָק֙וֹחַ֙ מֵאֵ֣ת הַגּוֹלָ֔ה מֵֽחֶלְדַּ֕י וּמֵאֵ֥ת טֽוֹבִיָּ֖ה וּמֵאֵ֣ת יְדַעְיָ֑ה וּבָאתָ֚ אַתָּה֙ בַּיּ֣וֹם הַה֔וּא וּבָ֗אתָ בֵּית יֹֽאשִׁיָּ֣ה בֶן־צְפַנְיָ֔ה אֲשֶׁר־בָּ֖אוּ מִבָּבֶֽל:
11And you shall take silver and gold, and you shall make crowns, and place [them] upon the head of Joshua the son of Jehozadak, the High Priest. יאוְלָֽקַחְתָּ֥ כֶֽסֶף־וְזָהָ֖ב וְעָשִׂ֣יתָ עֲטָר֑וֹת וְשַׂמְתָּ֗ בְּרֹ֛אשׁ יְהוֹשֻׁ֥עַ בֶּן־יְהוֹצָדָ֖ק הַכֹּהֵ֥ן הַגָּדֽוֹל:
12And you shall speak to him, saying, “So said the Lord of Hosts, saying: Behold a man whose name is the Shoot, who will spring up out of his place and build the Temple of the Lord. יבוְאָֽמַרְתָּ֚ אֵלָיו֙ לֵאמֹ֔ר כֹּ֥ה אָמַ֛ר יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת לֵאמֹ֑ר הִנֵּה־אִ֞ישׁ צֶ֚מַח שְׁמוֹ֙ וּמִתַּחְתָּ֣יו יִצְמָ֔ח וּבָנָ֖ה אֶת־הֵיכַ֥ל יְהֹוָֽה:
13And he shall build the Temple of the Lord, and he shall bear glory. And he shall sit and rule on his throne, and the priest shall be on his throne. And a counsel of peace shall be between them [both]. יגוְ֠הוּא יִבְנֶ֞ה אֶת־הֵיכַ֚ל יְהֹוָה֙ וְהֽוּא־יִשָּׂ֣א ה֔וֹד וְיָשַׁ֥ב וּמָשַׁ֖ל עַל־כִּסְא֑וֹ וְהָיָ֚ה כֹהֵן֙ עַל־כִּסְא֔וֹ וַֽעֲצַ֣ת שָׁל֔וֹם תִּֽהְיֶ֖ה בֵּ֥ין שְׁנֵיהֶֽם:
14And the crowns shall be for Helem, and for Tobijah, and for Jedaiah, and for Hen the son of Zephaniah, as a memorial in the Temple of the Lord. ידוְהָֽעֲטָרֹ֗ת תִּֽהְיֶה֙ לְחֵ֙לֶם֙ וּלְטֽוֹבִיָּ֣ה וְלִידַֽעְיָ֔ה וּלְחֵ֖ן בֶּן־צְפַנְיָ֑ה לְזִכָּר֖וֹן בְּהֵיכַ֥ל יְהֹוָֽה:
15And distant ones shall come and build in the Temple of the Lord, and you shall know that the Lord of Hosts sent me to you. And it shall come to pass if you hearken to the voice of the Lord your God. טווּרְחוֹקִ֣ים | יָבֹ֗אוּ וּבָנוּ֙ בְּהֵיכַ֣ל יְהֹוָ֔ה וִֽידַעְתֶּ֕ם כִּֽי־יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת שְׁלָחַ֣נִי אֲלֵיכֶ֑ם וְהָיָה֙ אִם־שָׁמ֣וֹעַ תִּשְׁמְע֔וּן בְּק֖וֹל יְהֹוָ֥ה אֱלֹֽהֵיכֶֽם:

6(1) Y volví a lazar mis ojos y he aquí que vi venir cuatro carros de entre las montañas y las montañas eran montañas de bronce. (2) En el primer carro, había caballos rojos y en el segundo, carro caballos negros. (3) En el tercer carro, caballos blancos y en el cuarto carro, caballos tordillos. (4) Entonces, le pregunté al ángel que hablaba conmigo: “¿Qué son éstos, señor mío?, (5) y me contestó el ángel diciendo: “Estos carros salen a los cuatro vientos del cielo, después de presentarse delante del Señor de toda la tierra . (6) El de los caballos negros sale hacia el país del norte, el de los caballos blancos sale tras ellos y el de los tordillos sale hacia el país del sur; (7) y los tordillos que salían estaban impacientes para ir de un lado a otro de la tierra y el ángel dijo: “Venid, andad de un lado a otro de la tierra”. Anduvieron pues de un lado a otro de la tierra. (8) Luego me gritó y me hablo diciendo: “He aquí que los que van hacia el país del norte han aliviado Mi espíritu en el país del norte”. (9) Y me vino la palabra del Eterno, diciéndome: (10) “Llévate a los del cautiverio, a Jelda, a Tobías (Toviyá) y a Jefaza (Jedayá) que vinieron de Babilonia; ven tú el mismo día y entra en casa de Josías (Yoshiyá) hijo de Sofonías (Tzefaniyá). (11) Sí, toma la plata, el oro, haz coronas y coloca una de ellas sobre la cabeza de Jesúe hijo de Josadac (Yehotzadac), el sumo sacerdote, (12) y háblale diciendo: Así habla el Eterno de los Ejércitos, diciendo: “He  aquí un hombre cuyo nombre es Tzémaj (vástago, renuevo) que brotará en su lugar y construirá el Templo del Eterno. (13) Él construirá el Templo del Eterno, tendrá la gloria, y se sentará sobre el trono;  habrá un sacerdote delante de su trono y el consejo de la paz estará entre ambos. (14) Y las coronas serán Jélem, Tobías y Jedeyá como conmemoración en el Templo del Eterno. (15) Los que están lejos vendrán y reconstruiran el Templo del Eterno y sabréis que el Eterno de los Ejercitos me ha enviado a vosotros. Y ocurrirá esto si escucháis diligentemente  la voz del Eterno vuestro Dios.