Peace to Prosperity – Donald Trump

 

 

 

Discurso del primer ministro Netanyahu en el “Foro Mundial del Holocausto 2020 – Recordando el Holocausto

  • Government
    The 34th Government, Benjamin Netanyahu
  • Publish Date
    23.01.2020

PM Netanyahu’s Speech at the “World Holocaust Forum 2020 – Remembering the Holocaust, Fighting Antisemitism” at Yad Vashem in Jerusalem

“Honored dignitaries, President Reuven Rivlin, compliments on initiating this important conference.

My brothers and sisters Holocaust survivors,

Righteous among the Nations.

[English]

The Righteous Among the Nations who risked not only their own lives, but the lives of their families to save Jews during the Holocaust.

The trees on this hallowed ground of Yad Vashem are a testament to their remarkable, extraordinary courage.

Your majesties,

Your Royal Highnesses,

Presidents,
Mr. Vice-President,

Prime ministers,

and the many distinguished guests and dignitaries assembled here.

Your presence in Jerusalem honors the memory of the six million victims of the Holocaust. Israel and the Jewish people thank you.

[Translated from the Hebrew]

Auschwitz and Jerusalem: An abyss – and a peak. Auschwitz – extermination. Jerusalem – revival. Auschwitz – enslavement. Jerusalem – freedom. Auschwitz – death. Jerusalem – life. Seventy-five years ago, our people – the Jewish People – emerged from the largest killing field in the history of humanity. The survivors do not forget anything: The helplessness, the endless suffering, the flames and the smoke, the bereavement and the loss. But they also remember, with deep gratitude, the day of liberation, the entry of the Red Army into Auschwitz, the immense sacrifice of the allies, soldiers and peoples alike.
To continue reading:

gov.il/en/event_yad_vashem

Discurso del primer ministro Netanyahu en el “Foro Mundial del Holocausto 2020 – Recordando el Holocausto, luchando contra el Antisemitismo”Yad Vashem en Jerusalem
 
“Honrados dignatarios, el presidente Reuven Rivlin, felicita al iniciar esta importante conferencia.
 
Mis hermanos y hermanas sobrevivientes del Holocausto,
 
Justos entre las naciones.

Los Justos entre las Naciones que arriesgaron no solo sus propias vidas, sino las vidas de sus familias para salvar a los Judíos durante el Holocausto.
 
Los árboles en este terreno sagrado de Yad Vashem son un testimonio de su notable y extraordinario coraje.
 
Sus majestades
 
Sus Altezas Reales,
 
Presidentes,
Señor vicepresidente,
 
Primeros ministros,
 
y los muchos distinguidos invitados y dignatarios reunidos aquí.

Su presencia en Jerusalem honra la memoria de los seis millones de víctimas del Holocausto. Israel y el pueblo judío gracias.
 
Auschwitz y Jerusalem: Un abismo y un pico. Auschwitz – exterminio. Jerusalem – avivamiento. Auschwitz – esclavitud. Jerusalem- libertad. Auschwitz – muerte. Jerusalem – vida. Hace setenta y cinco años, nuestro pueblo, el pueblo judío, emergió del campo de exterminio más grande en la historia de la humanidad. Los sobrevivientes no olvidan nada: La impotencia, el sufrimiento interminable, las llamas y el humo, el duelo y la pérdida. Pero también recuerdan, con profunda gratitud, el día de la liberación, la entrada del Ejército Rojo en Auschwitz, el inmenso sacrificio de aliados, soldados y pueblos por igual.
 
Vengo aquí, con el presidente Rivlin y el presidente Putin, de una ceremonia conmovedora, la dedicación del monumento en memoria de las víctimas del asedio de Leningrado. Este es un ejemplo del precio inconcebible de la victoria sobre los nazis. Pero especialmente hoy, hay que decir: Para los seis millones de nuestra gente, incluidos 1,5 millones de niños, las puertas del infierno se abrieron demasiado tarde. Demasiado tarde. Y por lo tanto, en el fundamento del renacimiento del Estado de Israel hay un imperativo principal: Nunca habrá un segundo Holocausto. Como primer ministro de Israel, esta es mi obligación suprema.

Damas y caballeros,
 
Israel está eternamente agradecido por el inmenso sacrificio que hicieron los aliados, los pueblos y los soldados, para derrotar a los nazis y salvar nuestra civilización. Sin ese sacrificio, no habría sobrevivientes hoy.
 
Sin embargo, también recordamos que hace unos 80 años, cuando el pueblo Judío se enfrentó a la aniquilación, el mundo nos dio la espalda, dejándonos al más amargo de los destinos.
 
Para muchos, Auschwitz es el último símbolo del mal. Ciertamente es eso. Los brazos tatuados de quienes pasaron por debajo de sus puertas infames, las pilas de zapatos y anteojos incautados de los desposeídos en sus últimos momentos, las cámaras de gas y los crematorios que convirtieron a millones de personas en cenizas, todo esto atestigua las horrendas profundidades a las que La humanidad puede hundirse.
 
Pero para el pueblo judío, Auschwitz es más que el último símbolo del mal.
 
También es el último símbolo de la impotencia Judía. Es la culminación de lo que puede suceder cuando nuestra gente no tiene voz, ni tierra, ni escudo.
 
Hoy tenemos una voz, tenemos una tierra y tenemos un escudo. Hoy, nuestra voz se escucha en la Casa Blanca y en el Kremlin, en los pasillos de las Naciones Unidas y el Congreso de los Estados Unidos, en Londres, París y Berlín, y en innumerables capitales de todo el mundo, muchas de ellas representadas aquí por ustedes.
 
Hoy tenemos una tierra: Nuestra Antigua Patria que revivimos, a la que nos enfrentamos a los exiliados de nuestra gente y en la que construimos un Estado avanzado y poderoso.
 
Y hoy, tenemos un escudo. Y qué escudo es. Una y otra vez, la fuerza de nuestras armas, el coraje de nuestros soldados y el espíritu de nuestro pueblo han prevalecido contra aquellos que intentaron destruirnos. Nuestra mano se extiende en paz a todos nuestros vecinos, y un número creciente de ellos la está aprovechando para construir con Israel puentes de esperanza y reconciliación.
Damas y caballeros,
 
El pueblo Judío ha aprendido las lecciones del Holocausto: Tomar, tomar siempre en serio las amenazas de quienes buscan nuestra destrucción; enfrentar las amenazas cuando son pequeñas; y sobre todo, a pesar de que apreciamos profundamente el gran apoyo de nuestros amigos, para tener siempre el poder de defendernos por nosotros mismos. Hemos aprendido que Israel siempre debe seguir siendo el dueño de su destino.
 
El estado Judío ha aprendido las lecciones del Holocausto. ¿Ha aprendido el mundo las lecciones del Holocausto?
 
Hay algunas señales de esperanza, y esta reunión extraordinaria es una de ellas. Hoy, los peligros del racismo, las ideologías de odio y el antisemitismo se comprenden mejor. Muchos reconocen una verdad simple: que lo que comienza con el odio a los judíos no termina con los judíos. Hoy están representados aquí gobiernos que entienden que confrontar el antisemitismo en todas sus formas también protege a sus sociedades.
 
E Israel aprecia profundamente esto. También apreciamos, como muchos entienden, como dijo ayer el presidente Macron, que el antisionismo es simplemente la última forma de antisemitismo. Todos estos son signos reales de esperanza, comprensión y conocimiento de cómo proteger nuestra civilización y nuestro mundo.
 
Y sin embargo, estoy preocupado. Me preocupa que todavía no hayamos visto una postura unificada y decidida contra el régimen más antisemita del planeta, un régimen que busca abiertamente desarrollar armas nucleares y aniquilar al único estado Judío.
 
Israel saluda al presidente Trump y al vicepresidente Pence por confrontar a los tiranos de Teherán que subyugan a su propio pueblo y amenazan la paz y la seguridad del mundo entero. Amenazan la paz y la seguridad de todos en el Medio Oriente y todos los demás. Pido a todos los gobiernos que se unan al esfuerzo vital de confrontar a Irán.
 
En cualquier caso, deseo asegurar de nuevo a nuestro pueblo y a todos nuestros amigos, Israel hará lo que sea para defender a nuestro estado, defender a nuestro pueblo y defender el futuro Judío.
 
Señoras y señores, como Primer Ministro de Israel, prometo que las palabras “Nunca más” no serán un eslogan vacío, sino un llamado eterno a la acción. Con este llamado a la acción, continuaremos nuestro maravilloso viaje del renacimiento de nuestra gente que emergió del valle de los huesos secos. De los huesos [atzamot] a la independencia [atzmaut], y de la independencia a la fuerza [otzma], de Auschwitz a Jerusalem, de la oscuridad a la luz. En palabras del profeta Isaías, ‘Las personas que caminaron en la oscuridad han visto una gran luz’ “.

 

Líderes del Mundo llegan a Jerusalem para conmemorar los 75 años desde la liberación del campo de exterminio de Auschwitz.

Doy la bienvenida a los líderes de todo el mundo que vienen aquí, a Jerusalem, para celebrar con nosotros 75 años desde la liberación del campo de exterminio de Auschwitz.
Es importante que recuerden de dónde venimos, y es importante que vean lo que hemos logrado.

Como primer ministro de Israel, prometo que las palabras ‘nunca más’ no serán un eslogan vacío, sino un imperativo constante para la acción, con lo cual continuaremos nuestra maravillosa campaña de rebelión desde el valle de los huesos secos: Poderes de la Independencia y Poderes de la Independencia, desde Auschwitz – a Jerusalem, desde la Oscuridad – a la Luz.

Como dice el profeta Isaías: “La gente que camina en la oscuridad, ve una gran luz”

Deseo asegurar a nuestro pueblo y a todos nuestros amigos, Israel hará lo que sea para defender a nuestro estado, defender a nuestro pueblo y defender el futuro judío.

Como primer ministro de Israel, prometo que las palabras ‘Nunca más’ no serán un eslogan vacío, sino un eterno llamado a la acción.

 

El Pleito de Sión – The Zion Lawsuit

1Nations, come near to hear, and kingdoms, hearken. The earth and the fullness thereof, the world and all its offspring. אקִרְב֚וּ גוֹיִם֙ לִשְׁמֹ֔עַ וּלְאֻמִּ֖ים הַקְשִׁ֑יבוּ תִּשְׁמַ֚ע הָאָ֙רֶץ֙ וּמְלֹאָ֔הּ תֵּבֵ֖ל וְכָל־צֶֽאֱצָאֶֽיהָ:
2 For the Lord has indignation against all the nations and wrath against all their host. He has destroyed them; He has given them to the slaughter. בכִּ֣י קֶ֚צֶף לַֽיהֹוָה֙ עַל־כָּל־הַגּוֹיִ֔ם וְחֵמָ֖ה עַל־כָּל־צְבָאָ֑ם הֶֽחֱרִימָ֖ם נְתָנָ֥ם לַטָּֽבַח:
3 And their slain ones shall be thrown, and their corpses-their stench shall rise, and mountains shall melt from their blood. גוְחַלְלֵיהֶ֣ם יֻשְׁלָ֔כוּ וּפִגְרֵיהֶ֖ם יַֽעֲלֶ֣ה בָאְשָׁ֑ם וְנָמַ֥סּוּ הָרִ֖ים מִדָּמָֽם:
4 And all the host of heaven shall melt, and the heavens shall be rolled like a scroll, and all their host shall wither as a leaf withers from a vine, and as a withered [fig] from a fig tree. דוְנָמַ֙קּוּ֙ כָּל־צְבָ֣א הַשָּׁמַ֔יִם וְנָגֹ֥לּוּ כַסֵּ֖פֶר הַשָּׁמָ֑יִם וְכָל־צְבָאָ֣ם יִבּ֔וֹל כִּנְבֹ֚ל עָלֶה֙ מִגֶּ֔פֶן וּכְנֹבֶ֖לֶת מִתְּאֵנָֽה:
5 For My sword has become sated in the heaven. Behold, it shall descend upon Edom, and upon the nation with whom I contend, for judgment. הכִּֽי־רִוְּתָ֥ה בַשָּׁמַ֖יִם חַרְבִּ֑י הִנֵּה֙ עַל־אֱד֣וֹם תֵּרֵ֔ד וְעַל־עַ֥ם חֶרְמִ֖י לְמִשְׁפָּֽט:
6 The Lord’s sword has become full of blood, made fat with fatness, from the blood of lambs and goats, from the fat of the kidneys of rams, for the Lord has a slaughter in Bozrah and a great slaughter in the land of Edom. וחֶ֣רֶב לַֽיהֹוָ֞ה מָֽלְאָ֥ה דָם֙ הֻדַּ֣שְׁנָה מֵחֶ֔לֶב מִדַּ֚ם כָּרִים֙ וְעַתּוּדִ֔ים מֵחֶ֖לֶב כִּלְי֣וֹת אֵילִ֑ים כִּ֣י זֶ֚בַח לַֽיהֹוָה֙ בְּבָצְרָ֔ה וְטֶ֥בַח גָּד֖וֹל בְּאֶ֥רֶץ אֱדֽוֹם:
7 And wild oxen shall go down with them, and bulls with fat bulls, and their land shall be sated from blood, and their dust shall become saturated from fat. זוְיָֽרְד֚וּ רְאֵמִים֙ עִמָּ֔ם וּפָרִ֖ים עִם־אַבִּירִ֑ים וְרִוְּתָ֚ה אַרְצָם֙ מִדָּ֔ם וַֽעֲפָרָ֖ם מֵחֵ֥לֶב יְדֻשָּֽׁן:
8For it is a day of vengeance for the Lord, a year of retribution for the plea of Zion. חכִּ֛י י֥וֹם נָקָ֖ם לַֽיהֹוָ֑ה שְׁנַ֥ת שִׁלּוּמִ֖ים לְרִ֥יב צִיּֽוֹן:
9And its streams shall turn into pitch and its dust into sulfur, and its land shall become burning pitch. טוְנֶֽהֶפְכ֚וּ נְחָלֶ֙יהָ֙ לְזֶ֔פֶת וַֽעֲפָרָ֖הּ לְגָפְרִ֑ית וְהָֽיְתָ֣ה אַרְצָ֔הּ לְזֶ֖פֶת בֹּֽעֵרָֽה:
10 By night and by day, it shall not be extinguished; its smoke shall ascend forever and ever; from generation to generation it shall be waste, to eternity, no one passing through it. ילַ֚יְלָה וְיוֹמָם֙ לֹ֣א תִכְבֶּ֔ה לְעוֹלָ֖ם יַֽעֲלֶ֣ה עֲשָׁנָ֑הּ מִדּ֚וֹר לָדוֹר֙ תֶּֽחֱרָ֔ב לְנֵ֣צַח נְצָחִ֔ים אֵ֥ין עֹבֵ֖ר בָּֽהּ:
11Pelican and owl shall inherit it, and night owl and raven shall dwell therein, and He shall stretch over it a line of waste, and weights of destruction. יאוִֽירֵשׁ֙וּהָ֙ קָאַ֣ת וְקִפּ֔וֹד וְיַנְשׁ֥וֹף וְעֹרֵ֖ב יִשְׁכְּנוּ־בָ֑הּ וְנָטָ֥ה עָלֶ֛יהָ קַו־תֹ֖הוּ וְאַבְנֵי־בֹֽהוּ:
12As for its nobles, there are none who proclaim the kingdom, and all its princes shall be nothing. יבחֹרֶ֥יהָ וְאֵֽין־שָׁ֖ם מְלוּכָ֣ה יִקְרָ֑אוּ וְכָל־שָׂרֶ֖יהָ יִֽהְ֥יוּ אָֽפֶס:
13And its palaces shall grow thorns, thistles and briers in its fortresses, and it shall be the habitat of jackals, an abode for ostriches. יגוְעָֽלְתָ֚ה אַרְמְנֹתֶ֙יהָ֙ סִירִ֔ים קִמּ֥וֹשׂ וָח֖וֹחַ בְּמִבְצָרֶ֑יהָ וְהָֽיְתָה֙ נְוֵ֣ה תַנִּ֔ים חָצִ֖יר לִבְנ֥וֹת יַֽעֲנָֽה:
14And martens shall meet cats, and a satyr shall call his friend, but there the lilith rests and has found for herself a resting place. ידוּפָֽגְשׁ֚וּ צִיִּים֙ אֶת־אִיִּ֔ים וְשָׂעִ֖יר עַל־רֵעֵ֣הוּ יִקְרָ֑א אַךְ־שָׁם֙ הִרְגִּ֣יעָה לִּילִ֔ית וּמָֽצְאָ֥ה לָ֖הּ מָנֽוֹחַ:
15There the owl has made its nest, and she has laid eggs and hatched them, and gathered its young under its shadow, but there have the vultures gathered, each one to her friend. טושָׁ֣מָּה קִנְּנָ֚ה קִפּוֹז֙ וַתְּמַלֵּ֔ט וּבָֽקְעָ֖ה וְדָֽגְרָ֣ה בְצִלָּ֑הּ אַךְ־שָׁ֛ם נִקְבְּצ֥וּ דַיּ֖וֹת אִשָּׁ֥ה רְעוּתָֽהּ:
16Seek out of the Book of the Lord and read; not one of them is missing, one did not miss her friend, for My mouth it has commanded, and its breath it has gathered them. טזדִּרְשׁ֨וּ מֵֽעַל־סֵ֚פֶר יְהֹוָה֙ וּֽקְרָ֔אוּ אַחַ֚ת מֵהֵ֙נָּה֙ לֹ֣א נֶעְדָּ֔רָה אִשָּׁ֥ה רְעוּתָ֖הּ לֹ֣א פָקָ֑דוּ כִּי־פִי֙ ה֣וּא צִוָּ֔ה וְרוּח֖וֹ ה֥וּא קִבְּצָֽן:
17And He cast lots for them, and His hand distributed it to them with a line; forever they shall inherit it, to every generation they shall inhabit it. יזוְהֽוּא־הִפִּ֚יל לָהֶן֙ גּוֹרָ֔ל וְיָד֛וֹ חִלְּקַ֥תָּה לָהֶ֖ם בַּקָּ֑ו עַד־עוֹלָם֙ יִֽירָשׁ֔וּהָ לְד֥וֹר וָד֖וֹר יִשְׁכְּנוּ־בָֽהּ:

ISAÍAS 34

(1) Acercaos, naciones, para oír. Escuchad, oh pueblos. Oiga la tierra y todo lo que contiene, el mundo y todas las cosas que salen de él.

(2) Por cuanto el Eterno está indignado contra las naciones y extiende Su furia contra todas las huestes. Él las ha destruido completamente. Las ha entregado a matanza.

(3) Sus muertos serán también arrojados y subirá el hedor de sus cadáveres; las montañas se desleirán con su sangre.

(4) Se consumirá todo el ejército del cielo y se arrollarán los cielos como un libro (rollo) y caerán todas la huestes como cae la hoja de la vid y el higo cae de la higuera.

(5) Porque Mi espada (dice el Eterno) se empapó en el cielo. He aquí que bajará sobre Edom y sobre el pueblo de mi anatema, para juicio.

(6) La espada del Eterno está empapada de sangre y está untada de sebo con la sangre de corderos y cabras, con el sebo de los riñones de carneros porque el Eterno tiene un sacrificio en Bozra(Botzrá) y una gran matanza en la tierra de Edom.

(7) Y caerán con ellos los puros y los novillos con los toros; su tierra será anegada en sangre y su polvo fertilizado con sebo.

(8) Porque el Eterno tiene un día de venganza, un año de recompensa por el pleito de Sión.

(9) Sus corrientes serán convertidas en brea, su polvo en azufre y su tierra vendrá a ser como brea encendida.

(10) No será apagada ni de noche ni de día. Su humo subirá para siempre. De generación en generación, será un termo. Nadie pasará por ella nunca.

(11) pero el pelícano y el erizo la poseerán; vivirán allí la lechuza y el cuervo y Él extenderá sobre ella el cordel de confusión y la plomada de vacuidad.

(12) En cuanto a los nobles, no habrá allí nadie a quien pueda ser llamado al reino y todos sus príncipes no serán nada.

(13) Subirán las espinas en sus palacios, las ortigas y los cardos en sus fortalezas, que serán morada de chacales y refugio de avestruces.

(14) Y Los gatos monteses se juntarán con los chacales y el macho cabrío llamará a su compañero. Allí reposará la lechuza que hallará para sí descanso.

(15) Allí hará su nido la serpiente, pondrá sus huevos, sacará su cría y la abrigará bajo su sombra. También allí se congregarán los buitres, cada uno con su compañera.

(16) Consultad el Libro del Eterno y leed. Nadie faltará de ellos. Ninguna echará de menos a su pareja. Porque Mi boca lo ha ordenado y su aliento los ha convocado.

(17) Y Él ha arrojado suerte por ellos y Su mano la ha repartido (A Edom) con cordel. Para siempre la poseerá. De generación en generación vivirán en ella.

Zechariah – Chapter 1

1 In the eighth month in the second year of Darius, the word of the Lord came to Zechariah son of Berechiah, son of Iddo the prophet, saying: א בַּחֹ֙דֶשׁ֙ הַשְּׁמִינִ֔י בִּשְׁנַ֥ת שְׁתַּ֖יִם לְדָֽרְיָ֑וֶשׁ הָיָ֣ה דְבַר־יְהֹוָ֗ה אֶל־זְכַרְיָה֙ בֶּן־בֶּ֣רֶכְיָ֔ה בֶּן־עִדּ֥וֹ הַנָּבִ֖יא לֵאמֹֽר:
2 The Lord was wroth with your fathers, for they provoked Him. בקָצַ֧ף יְהֹוָ֛ה עַל־אֲבֽוֹתֵיכֶ֖ם קָֽצֶף:
3 And you shall say to them: So said the Lord of Hosts, Return to Me, said the Lord of Hosts, and I will return to you, said the Lord of Hosts. גוְאָמַרְתָּ֣ אֲלֵהֶ֗ם כֹּ֚ה אָמַר֙ יְהֹוָ֣ה צְבָא֔וֹת שׁ֣וּבוּ אֵלַ֔י נְאֻ֖ם יְהֹוָ֣ה צְבָא֑וֹת וְאָשׁ֣וּב אֲלֵיכֶ֔ם אָמַ֖ר יְהֹוָ֥ה צְבָאֽוֹת:
4 Be not like your fathers, to whom the early prophets called, saying: So said the Lord of Hosts: Return now from your evil ways and your evil deeds. But they neither obeyed nor hearkened to Me, said the Lord. דאַל־תִּֽהְי֣וּ כַֽאֲבֹֽתֵיכֶ֡ם אֲשֶׁ֣ר קָֽרְאוּ־אֲלֵיהֶם֩ הַנְּבִיאִ֨ים הָֽרִאשֹׁנִ֜ים לֵאמֹ֗ר כֹּ֚ה אָמַר֙ יְהֹוָ֣ה צְבָא֔וֹת שׁ֚וּבוּ נָא֙ מִדַּרְכֵיכֶ֣ם הָרָעִ֔ים וּמַֽעַלְלֵיכֶ֖ם(כתיב וּמַֽעַלְילֵיכֶ֖ם) הָֽרָעִ֑ים וְלֹ֥א שָֽׁמְע֛וּ וְלֹֽא־הִקְשִׁ֥יבוּ אֵלַ֖י נְאֻם־יְהֹוָֽה:
5 [As for] your fathers-where are they? But the prophets-do they live forever? האֲבֽוֹתֵיכֶ֖ם אַיֵּה־הֵ֑ם וְהַ֨נְּבִאִ֔ים הַלְעוֹלָ֖ם יִֽחְיֽוּ:
6 But My words and My decrees that I commanded My servants, the prophets-did they not overtake your fathers? And they returned and said: “As the Lord of Hosts planned to do to us, according to our ways and according to our deeds, so He did to us.” ואַ֣ךְ | דְּבָרַ֣י וְחֻקַּ֗י אֲשֶׁ֚ר צִוִּ֙יתִי֙ אֶת־עֲבָדַ֣י הַנְּבִיאִ֔ים הֲל֥וֹא הִשִּׂ֖יגוּ אֲבֹֽתֵיכֶ֑ם וַיָּשׁ֣וּבוּ וַיֹּֽאמְר֗וּ כַּֽאֲשֶׁ֨ר זָמַ֜ם יְהֹוָ֚ה צְבָאוֹת֙ לַֽעֲשׂ֣וֹת לָ֔נוּ כִּדְרָכֵ֙ינוּ֙ וּכְמַ֣עֲלָלֵ֔ינוּ כֵּ֖ן עָשָׂ֥ה אִתָּֽנוּ:
7 On the twenty-fourth day of the eleventh month-that is, the month of Shevat-in the second year of Darius, the word of the Lord came to Zechariah the son of Berechiah, the son of Iddo the prophet, saying: זבְּיוֹם֩ עֶשְׂרִ֨ים וְאַרְבָּעָ֜ה לְעַשְׁתֵּֽי־עָשָׂ֥ר חֹ֙דֶשׁ֙ הוּא־חֹ֣דֶשׁ שְׁבָ֔ט בִּשְׁנַ֥ת שְׁתַּ֖יִם לְדָרְיָ֑וֶשׁ הָיָ֣ה דְבַר־יְהֹוָ֗ה אֶל־זְכַרְיָה֙ בֶּן־בֶּ֣רֶכְיָ֔הוּ בֶּן־עִדּ֥וֹא הַנָּבִ֖יא לֵאמֹֽר:
8 I saw tonight, and behold! A man was riding on a red horse, and he was standing among the myrtles that were in the pool, and after him were red, black, and white horses. חרָאִ֣יתִי | הַלַּ֗יְלָה וְהִנֵּה־אִישׁ֙ רֹכֵב֙ עַל־ס֣וּס אָדֹ֔ם וְה֣וּא עֹמֵ֔ד בֵּ֥ין הַֽהֲדַסִּ֖ים אֲשֶׁ֣ר בַּמְּצֻלָ֑ה וְאַֽחֲרָיו֙ סוּסִ֣ים אֲדֻמִּ֔ים שְׂרֻקִּ֖ים וּלְבָנִֽים:
9 And I said, “What are these, my lord?” and the angel who was speaking to me said to me, “I will show you what these are.” טוָֽאֹמַ֖ר מָה־אֵ֣לֶּה אֲדֹנִ֑י וַיֹּ֣אמֶר אֵלַ֗י הַמַּלְאָךְ֙ הַדֹּבֵ֣ר בִּ֔י אֲנִ֥י אַרְאֶ֖ךָּ מָה־הֵ֥מָּה אֵֽלֶּה:
10 And the man standing among the myrtles replied and said, “These are the ones whom the Lord has sent to walk to and fro on the earth.” יוַיַּ֗עַן הָאִ֛ישׁ הָעֹמֵ֥ד בֵּֽין־הַֽהֲדַסִּ֖ים וַיֹּאמַ֑ר אֵלֶּה אֲשֶׁ֣ר שָׁלַ֣ח יְהֹוָ֔ה לְהִתְהַלֵּ֖ךְ בָּאָֽרֶץ:
11 And they answered the angel of the Lord who was standing among the myrtles, and they said, “We have walked to and fro on the earth, and behold! All the earth sits still and is at rest.” יאוַיַּֽעֲנ֞וּ אֶת־מַלְאַ֣ךְ יְהֹוָ֗ה הָֽעֹמֵד֙ בֵּ֣ין הַֽהֲדַסִּ֔ים וַיֹּֽאמְר֖וּ הִתְהַלַּ֣כְנוּ בָאָ֑רֶץ וְהִנֵּ֥ה כָל־הָאָ֖רֶץ ישֶׁ֥בֶת וְשֹׁקָֽטֶת:
12  And the angel of the Lord replied and said, “O Lord of Hosts! How long will You not have mercy on Jerusalem and upon the cities of Judah, upon whom You are wroth for seventy years already?” יבוַיַּ֣עַן מַלְאַךְ יְהֹוָה֘ וַיֹּאמַר֒ יְהֹוָ֣ה צְבָא֔וֹת עַד מָתַ֗י אַתָּה֙ לֹֽא תְרַחֵ֣ם אֶת יְרֽוּשָׁלִַ֔ם וְאֵ֖ת עָרֵ֣י יְהוּדָ֑ה אֲשֶׁ֣ר זָעַ֔מְתָּה זֶ֖ה שִׁבְעִ֥ים שָׁנָֽה:
13 And the Lord answered the angel who was speaking to me, good words-yea, consoling words. יגוַיַּ֣עַן יְהֹוָ֗ה אֶת־הַמַּלְאָ֛ךְ הַדֹּבֵ֥ר בִּ֖י דְּבָרִ֣ים טוֹבִ֑ים דְּבָרִ֖ים נִֽחֻמִּֽים:
14 And the angel who was speaking to me said to me, “Proclaim, saying: ‘So said the Lord of Hosts, I am jealous for Jerusalem, and for Zion-great jealousy. ידוַיֹּ֣אמֶר אֵלַ֗י הַמַּלְאָךְ֙ הַדֹּבֵ֣ר בִּ֔י קְרָ֣א לֵאמֹ֔ר כֹּ֥ה אָמַ֖ר יְהֹוָ֣ה צְבָא֑וֹת קִנֵּ֧אתִי לִירֽוּשָׁלִַ֛ם וּלְצִיּ֖וֹן קִנְאָ֥ה גְדוֹלָֽה:
15 And I am very angry with the nations that are at ease, for I was wroth a little, and they helped to do harm.’ טווְקֶ֚צֶף גָּדוֹל֙ אֲנִ֣י קֹצֵ֔ף עַל־הַגּוֹיִ֖ם הַשַּֽׁאֲנַנִּ֑ים אֲשֶׁ֚ר אֲנִי֙ קָצַ֣פְתִּי מְעָ֔ט וְהֵ֖מָּה עָזְר֥וּ לְרָעָֽה:
16 Therefore, so said the Lord: ‘I have returned to Jerusalem with mercy; My house shall be built there,’ says the Lord of Hosts. ‘And a plumb line shall be stretched out over Jerusalem.’ טזלָכֵ֞ן כֹּֽה־אָמַ֣ר יְהֹוָ֗ה שַׁ֚בְתִּי לִירֽוּשָׁ֙לִַם֙ בְּֽרַֽחֲמִ֔ים בֵּיתִי֙ יִבָּ֣נֶה בָּ֔הּ נְאֻ֖ם יְהֹוָ֣ה צְבָא֑וֹת וְקָ֥ו(כתיב וְקָ֥וה) יִנָּטֶ֖ה עַל־יְרֽוּשָׁלִָֽם:
17 Further, proclaim, saying: so said the Lord of Hosts, ‘My cities shall yet spread out with prosperity, and the Lord shall yet console Zion and shall yet choose Jerusalem.’ “ יזע֣וֹד | קְרָ֣א לֵאמֹ֗ר כֹּ֚ה אָמַר֙ יְהֹוָ֣ה צְבָא֔וֹת ע֛וֹד תְּפוּצֶ֥נָה עָרַ֖י מִטּ֑וֹב וְנִחַ֨ם יְהֹוָ֥ה עוֹד֙ אֶת־צִיּ֔וֹן וּבָחַ֥ר ע֖וֹד בִּירֽוּשָׁלִָֽם:

ZACARIAS 1

(1) En el mes octavo, en el segundo año de Darío (Dar´yavesh), vino la palabra del Eterno a Zacarías (Zejariyá) hijo de Berequías (Berej´yá), hijo de Ido (Ido), profeta, diciendo:

(2) “El Eterno ha estado muy disgustado con vuestros padres.

(3) Di pues a los hijos de ellos: Así dice Eterno de los Ejércitos: Volveos a Mí, dice el Eterno de los Ejércitos.

(4) No seaís como vuestros padres a quienes los profetas anteriores proclamaron diciendo: Así dice el Eterno de los Ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas acciones, pero no escucharon ni Me atendieron, dice el Eterno.

(5)Vuestros padres ¿dónde estan? y los profetas ¿viven eternamente?

(6) Pero Mis palabras y Mis estatutos, las que ordené por medio de Mis siervos los profetas, ¿no alcanzaron a vuestros padres? Ellos se volvieron y dijeron: Así como el Eterno de los Ejércitos se propuso hacer con nosotros, conforme a nuestros caminos y conforme anuestras acciones, así ha hecho con nosotros”.

(7) Al día veinticuatro del mes undécimo, que es el mes de Sebat (Sh´vas), en el año de Darío, vino palabra del Eterno a Zacarías hijo de Berequías, hijo de Ido el profeta, diciendo:

(8) Vi de noche a un hombre que andaba sobre un caballo rojo y que se detuvo entre los mirtos que había en la hondanada; detrás de él había caballos rojos, rosados y blancos.

(9) Entonces dije: “Oh señor mío, ¿qué son ésos?, y me respondió el ángel que hablaba conmigo: “Te mostraré lo que son”.

(10) Y el hombre que estaba entre los mirtos contestó diciendo: “éstos son aquellos a quienes el Eterno envió para ir de un lugar a otro de la tierra”.

(11) Y le contestó el ángel del Eterno que estaba entre los mirtos: “Hemos andado de un lugar a otro de la tierra y he aquí que toda la tierra es tranquila, descansando”.

(12) Entonces habló el ángel del Eterno, diciendo:”Oh Eterno de los Ejércitos, ¿hasta cuándo seguirás sin compadecerte de Jerusalem (Yerushaláyim) y de las ciudades de Judá (Yehudá), contra las cuales estuviste airado durante estos setenta años?”.

(13) Y contestó el Eterno al ángel que hablaba conmigo con palabras buenas, palabras consoladoras,

(14) y me dijo el ángel que hablaba conmigo: “proclama, diciendo: Así dice el Eterno de los Ejércitos: Estoy celoso por Jerusalem y por Sión (Tzión) con grandes celos.

(15) Estoy muy disgustado con las naciones que estan despreocupadas. Antes estaba  disgustado con las naciones solo un poco y siguieron con su poder inicuo.

(16) Por tanto, así dice el Eterno:  Vuelvo a Jerusalem con compasión. Mi casa será construida en ella, dice el Eterno de los Ejércitos: Mis ciudades desbordarán de prosperidad y el Eterno consolará a Sión y escogerá a Jerusalem”.

Zechariah – Chapter 2

1 And I lifted my eyes, and I saw-and behold!-four horns. אוָֽאֶשָּׂ֥א אֶת־עֵינַ֖י וָאֵ֑רֶא וְהִנֵּ֖ה אַרְבַּ֥ע קְרָנֽוֹת:
2 And I said to the angel who was speaking to me, “What are these?” And he said to me, “These are the horns that scattered Judah and Israel and Jerusalem.” בוָֽאֹמַ֕ר אֶל־הַמַּלְאָ֛ךְ הַדֹּבֵ֥ר בִּ֖י מָה־אֵ֑לֶּה וַיֹּ֣אמֶר אֵלַ֔י אֵ֚לֶּה הַקְּרָנוֹת֙ אֲשֶׁ֣ר זֵר֣וּ אֶת־יְהוּדָ֔ה אֶת־יִשְׂרָאֵ֖ל וִירֽוּשָׁלִָֽם:
3 And the Lord showed me four craftsmen. גוַיַּרְאֵ֣נִי יְהֹוָ֔ה אַרְבָּעָ֖ה חָֽרָשִֽׁים:
4 And I said, “What are these coming to do?” And he said, saying, “These are the horns that scattered Judah to the extent that no man raised his head. And these came to cause them to quake, to cast away the horns of the nations that bear a horn against the land of Judah, to scatter it.” דוָֽאֹמַ֕ר מָ֛ה אֵ֥לֶּה בָאִ֖ים לַֽעֲשׂ֑וֹת וַיֹּ֣אמֶר לֵאמֹ֗ר אֵ֣לֶּה הַקְּרָנ֞וֹת אֲשֶׁר־זֵ֣רוּ אֶת־יְהוּדָ֗ה כְּפִי־אִישׁ֙ לֹֽא־נָשָׂ֣א רֹאשׁ֔וֹ וַיָּבֹ֚אוּ אֵ֙לֶּה֙ לְהַֽחֲרִ֣יד אֹתָ֔ם לְיַדּ֞וֹת אֶת־קַרְנ֣וֹת הַגּוֹיִ֗ם הַנֹּֽשְׂאִ֥ים קֶ֛רֶן אֶל־אֶ֥רֶץ יְהוּדָ֖ה לְזָרֽוֹתָֽהּ:
5 And I lifted my eyes, and I saw-and behold!-a man with a measuring line in his hand. הוָֽאֶשָּׂ֥א עֵינַ֛י וָאֵ֖רֶא וְהִנֵּה־אִ֑ישׁ וּבְיָד֖וֹ חֶ֥בֶל מִדָּֽה:
6 And I said, “Where are you going?” And he said to me, “To measure Jerusalem, to see how much is its breadth and how much [is] its length.” ווָֽאֹמַ֕ר אָ֖נָה אַתָּ֣ה הֹלֵ֑ךְ וַיֹּ֣אמֶר אֵלַ֗י לָמֹד֙ אֶת־יְר֣וּשָׁלִַ֔ם לִרְא֥וֹת כַּמָּֽה־רָחְבָּ֖הּ וְכַמָּ֥ה אָרְכָּֽהּ:
7 And behold, the angel who was speaking with me was coming forth, and another angel was coming forth toward him. זוְהִנֵּ֗ה הַמַּלְאָ֛ךְ הַדֹּבֵ֥ר בִּ֖י יֹצֵ֑א וּמַלְאָ֣ךְ אַחֵ֔ר יֹצֵ֖א לִקְרָאתֽוֹ:
8 And he said to him, “Run, speak to this young man, saying: ‘Jerusalem shall be inhabited like unwalled towns, because of the multitude of men and cattle therein.’ “ חוַיֹּ֣אמֶר אֵלָ֔יו (כתיב אֵלָ֔ו) רֻ֗ץ דַּבֵּ֛ר אֶל־הַנַּ֥עַר הַלָּ֖ז לֵאמֹ֑ר פְּרָזוֹת֙ תֵּשֵׁ֣ב יְרֽוּשָׁלִַ֔ם מֵרֹ֥ב אָדָ֛ם וּבְהֵמָ֖ה בְּתוֹכָֽהּ:
9 But I will be for it-says the Lord-a wall of fire around, and for glory I will be in its midst. טוַֽאֲנִ֚י אֶֽהְיֶה־לָּהּ֙ נְאֻם־יְהֹוָ֔ה ח֥וֹמַת אֵ֖שׁ סָבִ֑יב וּלְכָב֖וֹד אֶהְיֶ֥ה בְתוֹכָֽהּ:
10 Ho, ho! Flee from the land of the north, says the Lord; for I have spread you as the four corners of the heavens, says the Lord. יה֣וֹי ה֗וֹי וְנֻ֛סוּ מֵאֶ֥רֶץ צָפ֖וֹן נְאֻם־יְהֹוָ֑ה כִּ֠י כְּאַרְבַּ֞ע רוּח֧וֹת הַשָּׁמַ֛יִם פֵּרַ֥שְׂתִּי אֶתְכֶ֖ם נְאֻם־יְהֹוָֽה:
11 Ho, Zion! Flee, she who sits among the nation of Babylon. יאה֥וֹי צִיּ֖וֹן הִמָּֽלְטִ֑י יוֹשֶׁ֖בֶת בַּת־בָּבֶֽל:
12 For so said the Lord of Hosts: After glory, He sent me to the nations that plunder you, for whoever touches you touches the apple of his eye. יבכִּ֣י כֹ֣ה אָמַר֘ יְהֹוָ֣ה צְבָאוֹת֒ אַחַ֣ר כָּב֔וֹד שְׁלָחַ֕נִי אֶל־הַגּוֹיִ֖ם הַשֹּֽׁלְלִ֣ים אֶתְכֶ֑ם כִּי הַנֹּגֵ֣עַ בָּכֶ֔ם נֹגֵ֖עַ בְּבָבַ֥ת עֵינֽוֹ:
13 For, behold! I raise My hand over them, and they shall be prey for those who serve them. And you shall know that the Lord of Hosts sent me. יגכִּ֠י הִֽנְנִ֨י מֵנִ֚יף אֶת־יָדִי֙ עֲלֵיהֶ֔ם וְהָ֥יוּ שָׁלָ֖ל לְעַבְדֵיהֶ֑ם וִֽידַעְתֶּ֕ם כִּֽי־יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת שְׁלָחָֽנִי:
14 Sing and rejoice, O daughter of Zion, for, behold! I will come and dwell in your midst, says the Lord. ידרָנִּ֥י וְשִׂמְחִ֖י בַּת־צִיּ֑וֹן כִּ֧י הִֽנְנִי־בָ֛א וְשָֽׁכַנְתִּ֥י בְתוֹכֵ֖ךְ נְאֻם־יְהֹוָֽה:
15 And many nations shall join the Lord on that day, and they shall be My people; and I will dwell in your midst and you shall know that the Lord of Hosts sent me to you. טווְנִלְווּ֩ גוֹיִ֨ם רַבִּ֚ים אֶל־יְהֹוָה֙ בַּיּ֣וֹם הַה֔וּא וְהָ֥יוּ לִ֖י לְעָ֑ם וְשָׁכַנְתִּ֣י בְתוֹכֵ֔ךְ וְיָדַ֕עַתְּ כִּי־יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת שְׁלָחַ֥נִי אֵלָֽיִךְ:
16 And the Lord shall inherit Judah as His share on the Holy Land, and He shall again choose Jerusalem. טזוְנָחַ֨ל יְהֹוָ֚ה אֶת־יְהוּדָה֙ חֶלְק֔וֹ עַ֖ל אַדְמַ֣ת הַקֹּ֑דֶשׁ וּבָחַ֥ר ע֖וֹד בִּירֽוּשָׁלִָֽם:
17 Silence all flesh from before the Lord, for He is aroused out of His holy habitation. יזהַ֥ס כָּל בָּשָׂ֖ר מִפְּנֵ֣י יְהֹוָ֑ה כִּ֥י נֵע֖וֹר מִמְּע֥וֹן קָדְשֽׁוֹ:

ZACARIAS 2

(1) Levanté mis ojos y vi; he aquí cuatro cuernos.

(2) Y le dije al ángel que hablaba conmigo: “¿Qué son esos?”, y me respondió: “Éstos  son los cuernos que han dispersado a Judá, Israel y Jerusalem”.

(3) Y me mostró el Eterno a cuatro artesanos.

(4) Y yo pregunté: “¿Qué están haciendo éstos?”. Y me respondió diciendo: “Aquellos son los cuernos que dispersaron a Judá de modo que nadie podía levantar su cabeza; y éstos han venido para aterrarlos, para arrojar los cuernos de las naciones que levantaron su cuerno contra la tierra de Judá para dispersarla”. 

(5) Y yo levanté mis ojos y he aquí que vi a un hombre con un cordel de medir en la mano.

(6) Y pregunté: “¿A dónde vas?”. Y me respondió: “A medir Jerusalem para ver cual es su ancho y cual es su largo”.

(7) Y he aquí que avanzó el ángel para encontrarse con él.

(8) Le dijo: “Corre, habla a este joven diciéndole: Jerusalem será habitada sin muros por la multitud de hombres y de bestias que habrá dentro.

(9) Por cuanto Yo mismo, dice el Eterno seré para Jerusalem como un muro de fuego en derredor y seré la gloria en medio de ella.

(10) ¡Ay! ¡Ay! Huid de la tierra del norte, dice el Eterno porque os he esparcido afuera como el viento del cielo, dice el Eterno.

(11) Escapa, oh Sión, tú que moras con las hijas de Babilonia (Bavel).

(12) Porque así dice el Eterno de los Ejércitos que me mandó tras la gloria de las naciones que os despojaron: “Ciertamente el que os toque tocará la niña de su ojo.

(13) Porque he aquí que sacudiré Mi mano sobre ellos y ellos serán un despojo para los que los sirvieron”. Sabréis que el Eterno de los Ejércitos me ha enviado.

(14) “Canta y regocijate, oh hija de Sión porque he aquí que vengo a morar en medio de ti, dice el Eterno,

(15) y muchas naciones se unirán al Eterno en aquel día; serán Mi pueblo y Yo habitaré en medio de Ti” y sabrán que el Eterno de los Ejércitos me ha enviado a ti.

(16) Y el Eterno heredará a Judá como Su parte en la tierra Santa y escogerá nuevamente a Jerusalem.

(17) Que toda criatura guarde silencio ante el Eterno porque despierta ya y sale de su santa morada.

Zechariah – Chapter 6

1 And I returned and lifted my eyes and saw-and behold!- four chariots were coming forth from between the two mountains, and the mountains were mountains of copper. אוָֽאָשֻׁ֗ב וָֽאֶשָּׂ֚א עֵינַי֙ וָֽאֶרְאֶ֔ה וְהִנֵּ֨ה אַרְבַּ֚ע מַרְכָּבוֹת֙ יֹֽצְא֔וֹת מִבֵּ֖ין שְׁנֵ֣י הֶֽהָרִ֑ים וְהֶֽהָרִ֖ים הָרֵ֥י נְחֹֽשֶׁת:
2 In the first chariot were red horses, and in the second chariot were black horses. בבַּמֶּרְכָּבָ֥ה הָרִֽאשֹׁנָ֖ה סוּסִ֣ים אֲדֻמִּ֑ים וּבַמֶּרְכָּבָ֥ה הַשֵּׁנִ֖ית סוּסִ֥ים שְׁחֹרִֽים:
3 And in the third chariot were white horses, and in the fourth chariot were spotted, ash-colored horses. גוּבַמֶּרְכָּבָ֥ה הַשְּׁלִשִׁ֖ית סוּסִ֣ים לְבָנִ֑ים וּבַמֶּרְכָּבָה֙ הָֽרְבִעִ֔ית סוּסִ֥ים בְּרֻדִּ֖ים אֲמֻצִּֽים:
4 And I raised my voice and said to the angel who spoke to me, “What are these, my lord?” דוָאַ֙עַן֙ וָֽאֹמַ֔ר אֶל־הַמַּלְאָ֖ךְ הַדֹּבֵ֣ר בִּ֑י מָה־אֵ֖לֶּה אֲדֹנִֽי:
5 And the angel replied and said to me, “These are the four corners of the heavens coming forth from standing beside the Lord of the entire earth.” הוַיַּ֥עַן הַמַּלְאָ֖ךְ וַיֹּ֣אמֶר אֵלָ֑י אֵ֗לֶּה אַרְבַּע֙ רוּח֣וֹת הַשָּׁמַ֔יִם יוֹצְא֕וֹת מֵֽהִתְיַצֵּ֖ב עַל־אֲד֥וֹן כָּל־הָאָֽרֶץ:
6 The one [chariot] the black horses were in was going forth to the northland, and the white ones went forth after them. And the spotted ones went forth to the southland. ואֲשֶׁר־בָּ֞הּ הַסּוּסִ֣ים הַשְּׁחֹרִ֗ים יֹֽצְאִים֙ אֶל־אֶ֣רֶץ צָפ֔וֹן וְהַלְּבָנִ֔ים יָֽצְא֖וּ אֶל־אַֽחֲרֵיהֶ֑ם וְהַ֨בְּרֻדִּ֔ים יָֽצְא֖וּ אֶל־אֶ֥רֶץ הַתֵּימָֽן:
7 And the ash-colored ones went forth and begged to go to walk to and fro on the earth. And He said, “Go, walk to and fro on the earth.” And they walked to and fro on the earth. זוְהָֽאֲמֻצִּ֣ים יָצְא֗וּ וַיְבַקְשׁוּ֙ לָלֶ֙כֶת֙ לְהִתְהַלֵּ֣ךְ בָּאָ֔רֶץ וַיֹּ֕אמֶר לְכ֖וּ הִתְהַלְּכ֣וּ בָאָ֑רֶץ וַתִּתְהַלַּ֖כְנָה בָּאָֽרֶץ:
8 And he cried out to me, saying, “Look, those going forth to the northland have eased My spirit in the northland.” חוַיַּזְעֵ֣ק אֹתִ֔י וַיְדַבֵּ֥ר אֵלַ֖י לֵאמֹ֑ר רְאֵ֗ה הַיּֽוֹצְאִים֙ אֶל־אֶ֣רֶץ צָפ֔וֹן הֵנִ֥יחוּ אֶת־רוּחִ֖י בְּאֶ֥רֶץ צָפֽוֹן:
9 And the word of the Lord came to me, saying: טוַיְהִ֥י דְבַר־יְהֹוָ֖ה אֵלַ֥י לֵאמֹֽר:
10 Take from the exiles-from Heldai and from Tobijah and from Jedaiah-and you, yourself, shall come on that day, and you shall come to the house of Josiah the son of Zephaniah, who have come from Babylon. ילָק֙וֹחַ֙ מֵאֵ֣ת הַגּוֹלָ֔ה מֵֽחֶלְדַּ֕י וּמֵאֵ֥ת טֽוֹבִיָּ֖ה וּמֵאֵ֣ת יְדַעְיָ֑ה וּבָאתָ֚ אַתָּה֙ בַּיּ֣וֹם הַה֔וּא וּבָ֗אתָ בֵּית יֹֽאשִׁיָּ֣ה בֶן־צְפַנְיָ֔ה אֲשֶׁר־בָּ֖אוּ מִבָּבֶֽל:
11 And you shall take silver and gold, and you shall make crowns, and place [them] upon the head of Joshua the son of Jehozadak, the High Priest. יאוְלָֽקַחְתָּ֥ כֶֽסֶף־וְזָהָ֖ב וְעָשִׂ֣יתָ עֲטָר֑וֹת וְשַׂמְתָּ֗ בְּרֹ֛אשׁ יְהוֹשֻׁ֥עַ בֶּן־יְהוֹצָדָ֖ק הַכֹּהֵ֥ן הַגָּדֽוֹל:
12 And you shall speak to him, saying, “So said the Lord of Hosts, saying: Behold a man whose name is the Shoot, who will spring up out of his place and build the Temple of the Lord. יבוְאָֽמַרְתָּ֚ אֵלָיו֙ לֵאמֹ֔ר כֹּ֥ה אָמַ֛ר יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת לֵאמֹ֑ר הִנֵּה־אִ֞ישׁ צֶ֚מַח שְׁמוֹ֙ וּמִתַּחְתָּ֣יו יִצְמָ֔ח וּבָנָ֖ה אֶת־הֵיכַ֥ל יְהֹוָֽה:
13 And he shall build the Temple of the Lord, and he shall bear glory. And he shall sit and rule on his throne, and the priest shall be on his throne. And a counsel of peace shall be between them [both]. יגוְ֠הוּא יִבְנֶ֞ה אֶת־הֵיכַ֚ל יְהֹוָה֙ וְהֽוּא־יִשָּׂ֣א ה֔וֹד וְיָשַׁ֥ב וּמָשַׁ֖ל עַל־כִּסְא֑וֹ וְהָיָ֚ה כֹהֵן֙ עַל־כִּסְא֔וֹ וַֽעֲצַ֣ת שָׁל֔וֹם תִּֽהְיֶ֖ה בֵּ֥ין שְׁנֵיהֶֽם:
14 And the crowns shall be for Helem, and for Tobijah, and for Jedaiah, and for Hen the son of Zephaniah, as a memorial in the Temple of the Lord. ידוְהָֽעֲטָרֹ֗ת תִּֽהְיֶה֙ לְחֵ֙לֶם֙ וּלְטֽוֹבִיָּ֣ה וְלִידַֽעְיָ֔ה וּלְחֵ֖ן בֶּן־צְפַנְיָ֑ה לְזִכָּר֖וֹן בְּהֵיכַ֥ל יְהֹוָֽה:
15 And distant ones shall come and build in the Temple of the Lord, and you shall know that the Lord of Hosts sent me to you. And it shall come to pass if you hearken to the voice of the Lord your God. טווּרְחוֹקִ֣ים | יָבֹ֗אוּ וּבָנוּ֙ בְּהֵיכַ֣ל יְהֹוָ֔ה וִֽידַעְתֶּ֕ם כִּֽי־יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת שְׁלָחַ֣נִי אֲלֵיכֶ֑ם וְהָיָה֙ אִם־שָׁמ֣וֹעַ תִּשְׁמְע֔וּן בְּק֖וֹל יְהֹוָ֥ה אֱלֹֽהֵיכֶֽם:

Zacarías 6

(1) Y volví a alzar mis ojos y he aquí que vi venir cuatro carros de entre las dos montañas y las montañas eran montañas de bronce.

(2) En el primer carro, había caballos rojos y en el segundo carro caballos negros.

(3) En el tercer carro, caballos blancos y en el cuarto carro, caballos tordillos.

(4) Entonces, le pregunté al ángel que hablaba conmigo: “¿Qué son éstos, señor mío?”,

(5) y me contestó el ángel diciendo: “Estos carros salen a los cuatro vientos del cielo, después de presentarse delante del Señor de toda la tierra.

(6) El de los caballos negros sale hacia el país del norte, el de los caballos blancos sale tras ellos y el de los tordillos sale hacia el país del sur;

(7) y los tordillos que salían estaban impacientes para ir de un lado a otro de la tierra y el ángel dijo: “Venid, andad de un lado a otro de la tierra”. Anduvieron pues de un lado a otro de la tierra.

(8) Luego me gritó y me habló diciendo: “He aquí que los que van hacia el país del norte han aliviado Mi espíritu en el país del norte”.

(9) Y me vino palabra del Eterno, diciéndome:

(10) “Llévate a los cautivos, a Jelda, a Tobías (Toviyá) y a Jedaya (Jedayá) que vinieron de Babilonia; ven tú el mismo día y entra en casa de Josías (Yoshíyá) hijo de Sofonía (Tzefaniyá).

(11) Sí, toma la plata, el oro, haz coronas y coloca una de ellas sobre la cabeza de Jesué hijo de Josadac (Yehotzadac), el sumo sacerdote,

(12) y háblale diciendo: Así habla el Eterno de los Ejércitos, diciendo: “He aquí un hombre cuyo nombre es Tzémaj (vástago, renuevo) que brotará en su lugar y construirá el Templo del Eterno.

(13)Y él construirá el Templo del Eterno, tendrá la gloria, se sentará y reinará sobre su trono; habrá un sacerdote delante de su trono y el consejo de la paz estará entre ambos.

(14) Y las coronas serán para Jélem, Tobía y Jedayá como conmemoración en el Templo del Eterno.

(15) Los que están lejos vendrán y construirán el Templo del Eterno y sabréis que el Eterno de los Ejércitos me ha enviado a vosotros. Y ocurrirá esto si escucháis diligentemente la voz del Eterno vuestro Dios.

Zechariah – Chapter 6

1 And the word of the Lord of Hosts came [to me], saying: אוַיְהִ֛י דְּבַר־יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת לֵאמֹֽר:
2 So said the Lord of Hosts: I am jealous for Zion with great jealousy, and with great fury I am jealous for her. בכֹּ֚ה אָמַר֙ יְהֹוָ֣ה צְבָא֔וֹת קִנֵּ֥אתִי לְצִיּ֖וֹן קִנְאָ֣ה גְדוֹלָ֑ה וְחֵמָ֥ה גְדוֹלָ֖ה קִנֵּ֥אתִי לָֽהּ:
3 So said the Lord: I will return to Zion, and I will dwell in the midst of Jerusalem; and Jerusalem shall be called the city of truth, and the mount of the Lord of Hosts [shall be called] the holy mountain. גכֹּה אָמַ֣ר יְהֹוָ֔ה שַׁבְתִּי אֶל־צִיּ֔וֹן וְשָֽׁכַנְתִּ֖י בְּת֣וֹךְ יְרֽוּשָׁלִָ֑ם וְנִקְרְאָ֚ה יְרֽוּשָׁלִַ֙ם֙ עִ֣יר־הָֽאֱמֶ֔ת וְהַר־יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת הַ֥ר הַקֹּֽדֶשׁ:
4 So said the Lord of Hosts: Old men and women shall yet sit in the streets of Jerusalem, each man with his staff in his hand because of old age. דכֹּ֚ה אָמַר֙ יְהֹוָ֣ה צְבָא֔וֹת עֹ֚ד יֵֽשְׁבוּ֙ זְקֵנִ֣ים וּזְקֵנ֔וֹת בִּרְחֹב֖וֹת יְרֽוּשָׁלִָ֑ם וְאִ֧ישׁ מִשְׁעַנְתּ֛וֹ בְּיָד֖וֹ מֵרֹ֥ב יָמִֽים:
5 And the streets of the city shall be filled, with boys and girls playing in its streets. הוּרְחֹב֚וֹת הָעִיר֙ יִמָּ֣לְא֔וּ יְלָדִ֖ים וִֽילָד֑וֹת מְשַֽׂחֲקִ֖ים בִּרְחֹֽבֹתֶֽיהָ:
6 So said the Lord of Hosts: As it will be wonderful in the eyes of the remnant of this people in those days, it will also be wonderful in My eyes, says the Lord of Hosts. וכֹּ֚ה אָמַר֙ יְהֹוָ֣ה צְבָא֔וֹת כִּ֣י יִפָּלֵ֗א בְּעֵינֵי֙ שְׁאֵרִית֙ הָעָ֣ם הַזֶּ֔ה בַּיָּמִ֖ים הָהֵ֑ם גַּם־בְּעֵינַי֙ יִפָּלֵ֔א נְאֻ֖ם יְהֹוָ֥ה צְבָאֽוֹת:
7 So said the Lord of Hosts: Behold I will save My people from the land of the east and from the land of the west. זכֹּ֚ה אָמַר֙ יְהֹוָ֣ה צְבָא֔וֹת הִֽנְנִ֥י מוֹשִׁ֛יעַ אֶת־עַמִּ֖י מֵאֶ֣רֶץ מִזְרָ֑ח וּמֵאֶ֖רֶץ מְב֥וֹא הַשָּֽׁמֶשׁ:
8 And I will bring them, and they shall dwell in the midst of Jerusalem; and they shall be My people, and I shall be their God, in truth and in righteousness. חוְהֵֽבֵאתִ֣י אֹתָ֔ם וְשָֽׁכְנ֖וּ בְּת֣וֹךְ יְרֽוּשָׁלִָ֑ם וְהָֽיוּ־לִ֣י לְעָ֗ם וַֽאֲנִי֙ אֶֽהְיֶ֚ה לָהֶם֙ לֵֽאלֹהִ֔ים בֶּֽאֱמֶ֖ת וּבִצְדָקָֽה:
9 So said the Lord of Hosts: Let your hands be strong, you who hear in these days these words from the mouth of the prophets that were [prophesying] in the day that the foundation of the house of the Lord of Hosts was laid, even the Temple, that it might be built. טכֹּֽה־אָמַר֘ יְהֹוָ֣ה צְבָאוֹת֒ תֶּֽחֱזַ֣קְנָה יְדֵיכֶ֔ם הַשֹּֽׁמְעִים֙ בַּיָּמִ֣ים הָאֵ֔לֶּה אֵ֖ת הַדְּבָרִ֣ים הָאֵ֑לֶּה מִפִּי֙ הַנְּבִיאִ֔ים אֲ֠שֶׁר בְּי֞וֹם יֻסַּ֨ד בֵּֽית־יְהֹוָ֧ה צְבָא֛וֹת הַֽהֵיכָ֖ל לְהִבָּנֽוֹת:
10 For before those days, there was no hire for man; neither was there any hire for beast. And for him that went out or came in, there was no peace because of the adversary, and I would incite all men, each one against his neighbor. יכִּ֗י לִפְנֵי֙ הַיָּמִ֣ים הָהֵ֔ם שְׂכַ֚ר הָֽאָדָם֙ לֹ֣א נִֽהְיָ֔ה וּשְׂכַ֥ר הַבְּהֵמָ֖ה אֵינֶ֑נָּה וְלַיּוֹצֵ֨א וְלַבָּ֚א אֵֽין־שָׁלוֹם֙ מִן־הַצָּ֔ר וַֽאֲשַׁלַּ֥ח אֶת־כָּל־הָֽאָדָ֖ם אִ֥ישׁ בְּרֵעֵֽהוּ:
11 But now I am not [the same] to the remnant of this people as in the early days, said the Lord of Hosts. יאוְעַתָּ֗ה לֹ֣א כַיָּמִ֚ים הָרִֽאשֹׁנִים֙ אֲנִ֔י לִשְׁאֵרִ֖ית הָעָ֣ם הַזֶּ֑ה נְאֻ֖ם יְהֹוָ֥ה צְבָאֽוֹת:
12 For the sowing is for peace. The vine shall give forth its fruit, and the earth shall give forth its produce, and the heavens shall give forth their dew-and I will cause the remnant of this people to inherit all these. יבכִּֽי־זֶ֣רַע הַשָּׁל֗וֹם הַגֶּ֜פֶן תִּתֵּ֚ן פִּרְיָהּ֙ וְהָאָ֙רֶץ֙ תִּתֵּ֣ן אֶת־יְבוּלָ֔הּ וְהַשָּׁמַ֖יִם יִתְּנ֣וּ טַלָּ֑ם וְהִנְחַלְתִּ֗י אֶת־שְׁאֵרִ֛ית הָעָ֥ם הַזֶּ֖ה אֶת־כָּל־אֵֽלֶּה:
13 And it shall come to pass that [just] as you were a curse among the nations, O house of Judah and house of Israel, so will I save you-and you shall be a blessing. Fear not; may your hands be strengthened! יגוְהָיָ֡ה כַּֽאֲשֶׁר֩ הֱיִיתֶ֨ם קְלָלָ֜ה בַּגּוֹיִ֗ם בֵּ֚ית יְהוּדָה֙ וּבֵ֣ית יִשְׂרָאֵ֔ל כֵּן אוֹשִׁ֣יע אֶתְכֶ֔ם וִֽהְיִיתֶ֖ם בְּרָכָ֑ה אַל־תִּירָ֖אוּ תֶּֽחֱזַ֥קְנָה יְדֵיכֶֽם:
14 For so said the Lord of Hosts: As I planned to do evil to you when your forefathers provoked Me-said the Lord of Hosts-and I did not repent, ידכִּ֣י כֹ֣ה אָמַר֘ יְהֹוָ֣ה צְבָאוֹת֒ כַּֽאֲשֶׁ֨ר זָמַמְ֜תִּי לְהָרַ֣ע לָכֶ֗ם בְּהַקְצִ֚יף אֲבֹֽתֵיכֶם֙ אֹתִ֔י אָמַ֖ר יְהֹוָ֣ה צְבָא֑וֹת וְלֹ֖א נִחָֽמְתִּי:
15 so have I turned about. I have planned in these days to do good to Jerusalem and to the house of Judah; do not fear. טוכֵּ֣ן שַׁ֚בְתִּי זָמַ֙מְתִּי֙ בַּיָּמִ֣ים הָאֵ֔לֶּה לְהֵיטִ֥יב אֶת־יְרֽוּשָׁלִַ֖ם וְאֶת־בֵּ֣ית יְהוּדָ֑ה אַל־תִּירָֽאוּ:
16 These are the things that you shall do: Speak the truth each one with his neighbor; truth, and judgment of peace you shall judge in your cities. טזאֵ֥לֶּה הַדְּבָרִ֖ים אֲשֶׁ֣ר תַּֽעֲשׂ֑וּ דַּבְּר֚וּ אֱמֶת֙ אִ֣ישׁ אֶת־רֵעֵ֔הוּ אֱמֶת֙ וּמִשְׁפַּ֣ט שָׁל֔וֹם שִׁפְט֖וּ בְּשַֽׁעֲרֵיכֶֽם:
17 And let no one think evil of his neighbors in your heart, nor shall you love a false oath-for all these are what I hate, says the Lord. יזוְאִ֣ישׁ | אֶת־רָעַ֣ת רֵעֵ֗הוּ אַל־תַּחְשְׁבוּ֙ בִּלְבַבְכֶ֔ם וּשְׁבֻ֥עַת שֶׁ֖קֶר אַל־תֶּֽאֱהָ֑בוּ כִּ֧י אֶת־כָּל־אֵ֛לֶּה אֲשֶׁ֥ר שָׂנֵ֖אתִי נְאֻם־יְהֹוָֽה:
18 And the word of the Lord of Hosts came to me, saying: יחוַיְהִ֛י דְּבַר־יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת אֵלַ֥י לֵאמֹֽר:
19 So said the Lord of Hosts: The fast of the fourth [month], the fast of the fifth [month], the fast of the seventh [month], and the fast of the tenth [month] shall be for the house of Judah for joy and happiness and for happy holidays-but love truth and peace. יטכֹּֽה־אָמַ֞ר יְהֹוָ֣ה צְבָא֗וֹת צ֣וֹם הָֽרְבִיעִ֡י וְצ֣וֹם הַֽחֲמִישִׁי֩ וְצ֨וֹם הַשְּׁבִיעִ֜י וְצ֣וֹם הָֽעֲשִׂירִ֗י יִֽהְיֶ֚ה לְבֵית־יְהוּדָה֙ לְשָׂשׂ֣וֹן וּלְשִׂמְחָ֔ה וּֽלְמֹֽעֲדִ֖ים טוֹבִ֑ים וְהָֽאֱמֶ֥ת וְהַשָּׁל֖וֹם אֱהָֽבוּ:
20 So said the Lord of Hosts: [There will] yet [be a time] that peoples and the inhabitants of many cities shall come. ככֹּ֥ה אָמַ֖ר יְהֹוָ֣ה צְבָא֑וֹת עֹד אֲשֶׁר יָבֹ֣אוּ עַמִּ֔ים וְיֹֽשְׁבֵ֖י עָרִ֥ים רַבּֽוֹת:
21And the inhabitants of one shall go to another, saying, “Let us go to pray before the Lord and to entreat the Lord of Hosts. I, too, will go.” כאוְֽהָלְכ֡וּ יוֹשְׁבֵי֩ אַחַ֨ת אֶל־אַחַ֜ת לֵאמֹ֗ר נֵלְכָ֚ה הָלוֹךְ֙ לְחַלּוֹת֙ אֶת־פְּנֵ֣י יְהֹוָ֔ה וּלְבַקֵּ֖שׁ אֶת־יְהֹוָ֣ה צְבָא֑וֹת אֵֽלְכָ֖ה גַּם־אָֽנִי:
22 And many peoples and powerful nations shall come to entreat the Lord of Hosts in Jerusalem, and to pray before the Lord. כבוּבָ֨אוּ עַמִּ֚ים רַבִּים֙ וְגוֹיִ֣ם עֲצוּמִ֔ים לְבַקֵּ֛שׁ אֶת־יְהֹוָ֥ה צְבָא֖וֹת בִּירֽוּשָׁלִָ֑ם וּלְחַלּ֖וֹת אֶת־פְּנֵ֥י יְהֹוָֽה:
23 So said the Lord of Hosts: In those days, when ten men of all the languages of the nations shall take hold of the skirt of a Jewish man, saying, “Let us go with you, for we have heard that God is with you.” כגכֹּֽה־אָמַר֘ יְהֹוָ֣ה צְבָאוֹת֒ בַּיָּמִ֣ים הָהֵ֔מָּה אֲשֶׁ֚ר יַֽחֲזִ֙יקוּ֙ עֲשָׂרָ֣ה אֲנָשִׁ֔ים מִכֹּ֖ל לְשֹׁנ֣וֹת הַגּוֹיִ֑ם וְֽהֶחֱזִ֡יקוּ בִּכְנַף֩ אִ֨ישׁ יְהוּדִ֜י לֵאמֹ֗ר נֵֽלְכָה֙ עִמָּכֶ֔ם כִּ֥י שָׁמַ֖עְנוּ אֱלֹהִ֥ים עִמָּכֶֽם:

Zacarías 8

(1) Y fue la palabra del Eterno de los Ejércitos, diciendo: (2) Así dice el Eterno de los Ejércitos: “Estoy celoso de Sión con grandes celos. Estoy celoso de ella con gran furia”. (3) Así dice el Eterno: Vuelvo a  Sión y moraré en Jerusalem. Jerusalem  será llamada Ir Haémet (Ciudad de la verdad) y la montaña del Eterno de los Ejércitos Har Hacódesh (Montaña santa).

(4) Así dice el Eterno de los Ejércitos: Se sentarán los ancianos y las ancianas en las plazas de Jerusalem, cada uno con Su báculo de ancianidad en su mano. (5) Y las plazas de las ciudades estarán llenas de mancebos y de muchachas jugando.

(6) Así dice el Eterno de los Ejércitos: “Aunque esto pareciera maravilloso ante los ojos del resto del pueblo en aquellos días, ¿también sería maravillosos ante Mis ojos?” Dice el Eterno de los Ejércitos.

(7) Así dice el Eterno de los Ejércitos: “He aquí que he de salvar a mi pueblo del país del oriente y del occidente. (8) Los traeré y vivirán en medio de Jerusalem; serán Mi pueblo y Yo seré su Dios, en verdad y justicia”.

(9) Así dice el Eterno de los Ejercito: “Fortaleced vuestras manos, vosotros que oís en estos días aquellas palabras de boca de los profetas que profetizaban en el día del basamento de la Casa del Eterno de los Ejércitos, el Templo, para que pudiera ser construido”. (10) Porque antes de esos días, no se podía asalariar hombre ni bestia, ni había paz para el que salía o entraba a causa de sus adversarios, por cuanto Yo puse a todos los hombres uno contra otro. (11) Pero ahora no seré para el resto de este pueblo como aquellos días dice el Eterno de los Ejércitos.

(12) Porque como la simiente de la paz, la vid dará frutos, la tierra dará su fruto, el cielo dará su rocío y Yo haré que el resto de este pueblo herede todas esas cosas. (13) Y sucederá que, así como fuisteis una maldición entre las naciones, oh casa de Judá y casa de Israel, así os he de salvar y seréis una bendición. No temáis; dejad que vuestras manos se fortalezcan.

(14) Porque así dice el Eterno de los Ejércitos: Así como Yo me propuse haceros el mal cuando vuestros padres Me provocaron, dice el Eterno de los Ejércitos y Yo no me arrepentí, (15) del mismo modo Me propongo ahora hacer el bien a Jerusalem y a la casa de Judá. No temáis pues.

(16) Estas son las cosas que debéis hacer: Que cada cual diga verdad con su prójimo; ejecutad juicio de verdad y de paz en vuestras puertas; (17) y que nadie de vosotros trame el mal en vuestro corazón contra el prójimo, ni ame los falsos juramentos porque todas estas son cosas que odio, dice el Eterno”.

(18) Y me vino la palabra del Eterno de los Ejércitos, diciendo:

(19) Así dice el Dios de los Ejércitos: “El ayuno del mes cuarto, quinto, séptimo y el ayuno del décimo serán para la casa de Judá alegría, regocijo y festividades. Por lo tanto amad la verdad y la paz.

(20) Así dice el Eterno de los Ejércitos: Acontecerá que vendrán pueblos y moradores de muchas ciudades,

(21) y los moradores de una ciudad irán a otra diciendo: Vayamos de prisa para implorar el favor del Eterno y para buscar al Eterno de los Ejércitos. Yo también iré. (22) Sí muchos pueblos y naciones poderosas vendrán para buscar al Eterno de los ejércitos en Jerusalem e implorarán el favor del Eterno.

(23) Así dice el Eterno de los Ejércitos: En aquellos días, ocurrirá que diez hombres de todas las lenguas, de todas las naciones, se asirán de la falda del judío diciendo: Iremos contigo porque hemos sabido que Dios está contigo”.

REFLEXIÓN:

(1) Y fue la palabra del Eterno de los Ejércitos, diciendo: (2) Así dice el Eterno de los Ejércitos: “Estoy celoso de Sión con grandes celos. Estoy celoso de ella con gran furia”.

¿ A dónde volverá el Eterno y dónde morará?

(3) Así dice el Eterno: Vuelvo a  Sión y moraré en Jerusalem.

¿Cómo sera llamada Jerusalem( Jerusalem, יְרוּשָׁלַיִם‎ , Yerushaláyim) ?

Jerusalem  será llamada Ir Haémet (Ciudad de la verdad) y la montaña del Eterno de los Ejércitos Har Hacódesh (Montaña santa).

La pregunta:

¿ Israel, lo que es maravillosos ante tus ojos,también es  maravillosos ante los ojos del Eterno de los Ejércitos?

(6) Así dice el Eterno de los Ejércitos: “Aunque esto pareciera maravilloso ante los ojos del resto del pueblo en aquellos días, ¿también sería maravillosos ante Mis ojos?” Dice el Eterno de los Ejércitos.

¿A que pueblo va a salvar el Eterno? ¿De quién va a salvarlo? ¿A dónde llevará a Su pueblo? 

(7) Así dice el Eterno de los Ejércitos: “He aquí que he de salvar a Mi pueblo del país del oriente y del occidente. (8) Los traeré y vivirán en medio de Jerusalem; serán Mi pueblo y Yo seré su Dios, en verdad y justicia”.

¡Esperanza tenemos Israel!

(9) Así dice el Eterno de los Ejercito: “Fortaleced vuestras manos, vosotros que oís en estos días aquellas palabras de boca de los profetas que profetizaban en el día del basamento de la Casa del Eterno de los Ejércitos, el Templo, para que pudiera ser construido”.

(12) Porque como la simiente de la paz, la vid dará frutos, la tierra dará su fruto, el cielo dará su rocío y Yo haré que el resto de este pueblo herede todas esas cosas. (13) Y sucederá que, así como fuisteis una maldición entre las naciones, oh casa de Judá y casa de Israel, así os he de salvar y seréis una bendición. No temáis; dejad que vuestras manos se fortalezcan.

¿Qué tenemos que hacer?

(16) Estas son las cosas que debéis hacer: Que cada cual diga verdad con su prójimo; ejecutad juicio de verdad y de paz en vuestras puertas; (17) y que nadie de vosotros trame el mal en vuestro corazón contra el prójimo, ni ame los falsos juramentos porque todas estas son cosas que odio, dice el Eterno”.

¿Qué ayunos se tornaran en alegría, regocijo y festividad?

(18) Y me vino la palabra del Eterno de los Ejércitos, diciendo:

(19) Así dice el Dios de los Ejércitos: “El ayuno del mes cuarto, quinto, séptimo y el ayuno del décimo serán para la casa de Judá alegría, regocijo y festividades. Por lo tanto amad la verdad y la paz.

¿A dónde irán  los pueblos y las naciones a implorar el favor de Dios?

(20) Así dice el Eterno de los Ejércitos: Acontecerá que vendrán pueblos y moradores de muchas ciudades, (21) y los moradores de una ciudad irán a otra diciendo: Vayamos de prisa para implorar el favor del Eterno y para buscar al Eterno de los Ejércitos. Yo también iré. (22) Sí muchos pueblos y naciones poderosas vendrán para buscar al Eterno de los Ejércitos en Jerusalem e implorarán el favor del Eterno.

¿De quien se agarraran los hombres de las naciones para ir buscar a Dios?

(23) Así dice el Eterno de los Ejércitos: En aquellos días, ocurrirá que diez hombres de todas las lenguas, de todas las naciones, se asirán de la falda del Judío diciendo: Iremos contigo porque hemos sabido que Dios está contigo”.

 

En Tisha B’Av, el día más triste de los Judíos. / On Tisha B’Av, the saddest day on the Jewish

 

18 Tisha B’Av Facts Every Jew Should Know / 18 Hechos de Tisha B’Av que Todo Judío Debe Saber

By Menachem Posner

1. Tisha B’Av Is the Saddest Day of the Jewish Calendar

Tisha B’Av, the 9th day of the month of Av (Aug. 10-11, 2019), is the saddest day on the Jewish calendar. Referred to by the prophet as “the fifth [month] fast,” it is second in severity only to Yom Kippur, which is mandated in the Torah.

2. It Commemorates Several Tragic Events

Both Holy Temples in Jerusalem were destroyed on this date. The First Temple was burned by the Babylonians in 423 BCE and the Second Temple fell to the Romans in 70 CE, unleashing a period of suffering from which our nation has never fully recovered.

To read the full Article:chabad.org/jewish/18-Tisha-BAv-Facts-Every-Jew-Should-Know

1. Tisha B’Av es el día más triste del calendario judío

Tisha B’Av, el noveno día del mes de Av (10-11 de agosto de 2019), es el día más triste del calendario judío. Conocido por el profeta como “el quinto ayuno [del mes]”, es el segundo en severidad solo para Iom Kipur, que es obligatorio en la Torá.

2. Conmemoramos Varios Eventos Trágicos

Ambos Templos Sagrados en Jerusalem fueron destruidos en esta fecha. El Primer Templo fue quemado por los Babilonios en 423 a. C. y el Segundo Templo cayó en manos de los Romanos en 70 d. C., desatando un período de sufrimiento del que nuestra nación nunca se recuperó por completo.

De hecho, las tragedias del 9 de Av son anteriores a la destrucción de los Templos: esta fue la fecha en que los espías regresaron de la Tierra Prometida con informes aterradores y los israelitas se resistieron ante la perspectiva de entrar en la tierra.

En 133 CE, la revuelta de Bar Kochba contra los Romanos terminó en derrota. Los judíos de Betar fueron masacrados el 9 de Av y el Monte del Templo fue arado en la misma fecha.

Más adelante en nuestra historia, ocurrieron muchos más eventos catastróficos en este día, incluida la expulsión de 1290 de los Judíos de Inglaterra y la expulsión de 1492 de todos los Judíos de España.

3. Viene Después de Tres Semanas de Luto

Este ayuno es la culminación de un período de duelo de tres semanas, que comenzó con el ayuno del 17 de Tamuz, el aniversario de la ruptura de los muros de Jerusalem. Los últimos nueve días (especialmente la semana anterior a 9 Av) son de una medida de duelo aún mayor, cuando no se come carne, no se lava la ropa y se minimiza el lavado.

4. No comemos ni hacemos otras cuatro actividades

Como en todos los días de ayuno, no comemos ni bebemos. Y al igual que en Yom Kippur, también evitamos el lavado, la aplicación de lociones o cosméticos, el uso de zapatos de cuero y las relaciones matrimoniales.

Mientras que las mujeres embarazadas y lactantes generalmente no ayunan en los otros días de ayuno rabínico, lo hacen en 9 Av, siempre que puedan hacerlo sin ponerse en peligro a sí mismas ni a sus hijos. Consulte a un rabino ortodoxo competente y a su médico si tiene alguna pregunta o inquietud médica específica.

5. Ni siquiera aprendemos (la mayor parte de la) Torá

“Los mandamientos de Di-s son rectos, lo que hace que el corazón se regocije”, dijo el rey David. Por esta razón, no podemos estudiar Torá en este triste día.

Sin embargo, se permite, y se alienta, estudiar secciones de la Torá que analizan las leyes del duelo, la destrucción de los Templos y las tragedias que afectaron al pueblo Judío a lo largo de nuestra historia. Esta prohibición en realidad comienza el día antes de Tisha B’Av al mediodía.

6. Comemos una comida antes de que comience el ayuno al anochecer

Al igual que otras fiestas judías, Tisha B’Av comienza al anochecer en 8 Av y termina cuando las estrellas salen la noche siguiente.

En los últimos minutos antes del ayuno, comemos una “comida de separación” que consiste en pan, huevo (el alimento de luto por excelencia) bañado en cenizas y agua. Comemos esta comida sentados en un taburete bajo, solos, y cada individuo dice Grace After Meals por su cuenta.

7. A menudo comienza el sábado por la noche

Al igual que el primer día de la Pascua, 9 Av pueden ocurrir en Shabat, domingo, martes y jueves. Cuando cae en Shabat, se retrasa hasta el domingo. Esto significa que aproximadamente el 40% del tiempo, se observa el domingo

En este caso, la “comida de separación” se disfruta con el verdadero espíritu de Shabat, con una gran variedad de alimentos de Shabat. Sin embargo, se debe tener cuidado de que esta comida termine antes del atardecer.

Nos sentamos en sillas de altura regular y usamos calzado normal hasta el anochecer. Solo se prohíbe lavar, comer y beber a partir del atardecer.

8. Leemos Elias en la Sinagoga

El elemento central de los servicios de la sinagoga en la víspera de Tisha B’Av es la triste lectura de Eilias (Lamentaciones), la triste profecía de Jeremías sobre la destrucción del Primer Templo en Jerusalem y el posterior exilio de nuestra Nación.

Gran parte de este libro está estructurado de acuerdo con el alfabeto hebreo, como si el lenguaje sagrado mismo llorara por la destrucción del hogar de Di-s y el desplazamiento de su Nación.

9. No nos sentamos en sillas regulares

Como todos los demás en la sinagoga, el lector recita Elias mientras está sentado en un taburete bajo (o una silla o banco volcado). Seguimos sin sentarnos en sillas de altura regular hasta el mediodía.

En otro signo de luto, la cortina decorativa se retira del arca sagrada.

10. En algunas sinagogas, solo se encienden velas

En algunas comunidades, las luces se atenúan y los servicios se realizan con luces parpadeantes. En la antigua comunidad judía de Roma, las velas utilizadas esta noche se extinguieron y luego se guardaron para ser utilizadas en Januca, cuando se colocaron en la menorá.

11. Incluso Tallit y Tefillin son llevados a Minchah

Los servicios de la mañana de hoy son únicos porque los hombres no usan tallit ni tefillin. Son un adorno, y lloramos despojados y sin adornos. (Se usan en cambio durante los servicios de la tarde).

12. Leemos Kinot, Elegies

Los servicios matutinos son seguidos por varias horas de lectura de Kinot, elegías hebreas de estructura compleja que describen gráficamente el horror del saqueo romano de Jerusalem, la brutalidad de las Cruzadas y los muchos otros horrores que nuestra Nación ha experimentado durante milenios. Algunos libros de Kinot pueden incluir composiciones escritas después del Holocausto.

13. No trabajamos en Tisha B’Av

Si bien está permitido conducir y hacer las otras formas de “trabajo” que no hacemos en Shabat, está prohibido trabajar en el sentido más convencional de la palabra en este día. Si absolutamente debe trabajar, retraselo hasta después del mediodía.

14. Por la tarde estamos más alegres

Después del mediodía halájico (cuando el sol está en su ápice), las restricciones de duelo se levantan un poco. Además de realizar el trabajo necesario, dejamos de leer Kinot y comenzamos a sentarnos en sillas regulares.

15. La gente limpia en anticipación del Moshiach

Hay una costumbre tradicional de limpiar la casa en la tarde de Tisha B’Av en anticipación de la llegada de Moshiach, quien marcará el comienzo del largo exilio que comenzó en esta fecha hace dos milenios.

16. Se llama “vacaciones”

Sorprendentemente, encontramos que las Escrituras se refieren a 9 Av como un momento,  un término que significa “vacaciones” o “tiempo especial”, porque la destrucción misma se sembró con las semillas para la futura Redención. Otro motivo de celebración: aunque la casa de Di-s estaba en ruinas, su amado pueblo, la Nación Judía, sobrevivió. Por esta razón, no decimos tachanun (oraciones de arrepentimiento) o selichot (solicitudes de perdón) durante el servicio de oración.

17. Cuando termina el ayuno hacemos Kidush Levana

El ayuno termina al anochecer. Después de los servicios nocturnos, es costumbre realizar Kiddush Levanah, la Santificación de la Luna, que se dice una vez al mes durante la primera parte del ciclo lunar. Esta es una actividad apropiada para seguir un día que representa la disminución (y posterior depilación) del pueblo judío, que se compara con la luna.

Si el clima no coopera y la luna no es claramente visible en el cielo, no se preocupe. Puedes decir Kidush Levanah hasta medio mes.

18. No comas carne hasta la mañana siguiente

Después del ayuno, lávese las manos y disfrute de una comida láctea o pareve . Aunque el ayuno ha terminado, dado que el Templo Sagrado continuó ardiendo durante la noche y hasta el día siguiente, las restricciones de los nueve días anteriores (como no comer carne, nadar o lavar ropa) se extienden hasta el mediodía del 10 de Av ( cuando 9 Av está en Shabat y el ayuno se pospone, el duelo concluye con el final del ayuno).

Tisha BeAv

El ayuno en recuerdo a la destrucción del Templo

chabad.org/jewish/Tisha-BeAv

El mes de Tamuz

Tehillim – Psalms – Chapter 122

6 Request the welfare of Jerusalem; may those who love you enjoy tranquility. ושַֽׁאֲלוּ שְׁל֣וֹם יְרֽוּשָׁלִָ֑ם יִ֜שְׁלָ֗יוּ אֹֽהֲבָֽיִךְ:
7 May there be peace in your wall, tranquility in your palaces. זיְהִֽי־שָׁל֥וֹם בְּחֵילֵ֑ךְ שַׁ֜לְוָ֗ה בְּאַרְמְנוֹתָֽיִךְ:
8 For the sake of my brethren and my companions, I shall now speak of peace in you. חלְמַֽעַן־אַחַ֥י וְרֵעָ֑י אֲדַבְּרָה־נָּ֖א שָׁל֣וֹם בָּֽךְ:
9 For the sake of the house of the Lord our God, I shall beg for goodness for you. טלְמַעַן בֵּית־יְהֹוָ֣ה אֱלֹהֵ֑ינוּ אֲבַקְשָׁ֖ה ט֣וֹב לָֽךְ:

Los Salmos 122 (6-9)

(6) Orad por la paz de Jerusalem. Que prospere quienes te aman,

(7) y haya prosperidad en sus palacios.

(8) Por mis hermanos y mis compañeros, yo diré ahora: “Sea la paz contigo”.

(9) Por la Casa del Eterno nuestro Dios, buscare tu bien.

Comparto la carta de nuestra Amiga Ester de Breslev!

BS”D

Shalom!!! ¿Qué tal todo? Espero que muy bien! Como cada mes, te contacto para desearte a ti y a toda tu familia que tengas un feliz mes en el que recibas todas las bendiciones. Que tu vida y la de tus seres queridos esté colmada de felicidad, prosperidad y salud.

Como te decía, ya estamos entrando en un nuevo mes, ¡el tiempo vuela! y ya hemos comenzado el mes de Tamuz. Este mes tiene dos días de Rosh Jodesh, que este año se corresponden con el día 3 y 4 de julio.

¿Por qué envío una foto de la destrucción del Templo?

Porque la destrucción del mismo comenzó el día 17 del mes de Tamuz y por ese motivo en este mes hacemos un ayuno en este día y comenzamos un periodo de duelo que se extiende durante las siguientes tres semanas. Estos días duran hasta el día 9 de Av, cuando tuvo lugar la destrucción del Primer y del Segundo Templo.

Este año, el día 17 de Tamuz tendrá lugar, si Di-s quiere, el próximo día 21 de julio. Es un ayuno que se prolonga desde el amanecer hasta el anochecer y está prohibido comer y beber.

Aquí abajo te envío una serie de artículos que tratan del mes de Tamuz y sobre este ayuno, para que tengas la posibilidad de profundizar en el aprendizaje del significado profundo de estos días.

Los cuatros ayunos

Los Sabios que estaban en la época de la destrucción del segundo Templo (año 70 de nuestra era) legislaron que el 17 de Tamuz y el 9 de Av (Tisha BeAv) fueran declarados días de ayuno. También decretaron que el día después de Rosh Hashaná y el 10 de Tevet (Asará BeTevet) fueran días de ayuno.

Todos estos días de ayuno aparecen mencionados en el versículo: “Y así dice Di-s de los ejércitos: El ayuno del mes cuarto, y el ayuno del quinto, y el ayuno del séptimo, y el ayuno del décimo, serán para la casa de Judá alegría y regocijo” (Zacarías 8:19).

Comienzo y fin del ayuno para el 17 de tamuz, 10 de Tebet y 3 de Tishrei: desde el alba hasta la salida de las primeras tres estrellas. Comienzo y fin del ayuno para Tishá Beab (9 de Ab): desde la puesta del sol hasta la salida de las estrellas del siguiente día. 

El 17 de Tamuz

1. Se ayuna durante todo el día, a partir del alba, pero no desde la noche precedente.

2. Sin embargo,…
Para leer el artículo completo:

Todo un desafío

Enfrentarse a un ayuno no es tarea fácil. Cuando oí hablar de los ayunos que se hacen en el judaísmo, pensé que esa práctica ya no se acostumbraba más…
Para leer el artículo completo:

El Primer Templo – Comienzo de la Caída

El Rey Salomón construyó el Primer Templo 480 años después que los judíos salieron de Egipto. Siete años se prolongó su construcción…

Tras la inauguración del Beit HaMikdash, HaShem se reveló al rey Salomón a través de un sueño y le dijo: “He escuchado tu plegaria y tu ruego… y si marchas por mi senda… íntegra y rectamente… mantendré eternamente tu reino en Israel”. Mas HaShem le aclaró qué sucederla si ellos y sus descendientes si no cuidaban los mandamientos y las leyes: “Y arrancaré al pueblo de Israel de sobre esta tierra y también esta Casa destruiré. Y entonces todos preguntarán: ¿Por qué HaShem hizo tales actos con esta tierra y esta Casa?”.

Para leer el artículo completo:

.breslev.co.il/el_primer_templo__comienzo_de_la_ca

Como te decía, el periodo conocido como “las tres semanas” o Bein HaMeitzarim se prolonga desde el 17 de Tamuz hasta el día de Tishá BeAv (9 de Av). Estos días son un periodo de duelo en el que nos lamentamos por la destrucción del Sagrado Templo. Por tanto, durante estas semanas se guardan unas leyes especiales que van progresando en rigor según se va acercando la fecha al día de Tishá BeAv.

Durante este tiempo está prohibido:

  • Realizar bodas o celebraciones especiales
  • Decir la berajá Shehe´heyianu (por tanto, uno debe abstenerse de estrenar ropa nueva y probar frutos nuevos de la temporada)
  • Escuchar música instrumental
  • Cortarse el pelo

Si quieres prepararte para estos ayunos y saber más sobre esta época del año te recomiendo los siguientes libros.

breslev.co.il/store/meam_loez__la_historia_de_tishá_beav/

breslev.co.il/meguilat_eijá_cántico_a_jerusalem

¡Que estés muy bien, tengas un día espléndido y recibas siempre todo lo mejor!

¡Saludos desde Jerusalem!

ESTER

Grupo Breslev Israel

emuna@breslev.co.il

00972-7-338-01044

Teléfono en ISRAEL: 972-2-532-3339 Interno 3

Teléfono en USA: NY: 1-718-577-2975 // LA: 1-323-271-0581

WhatsApp: +972 52-303-5937

Domingos a jueves de 14 a 22 hora israelí

Síguenos en Facebook – Breslev Español

Otras fuentes:

https://es.chabad.org/parshah/torahreading.asp?tdate=6/29/2019&p=7

https://ritasibbick.com/2017/01/23/orad-por-la-paz-de-jerusalem-2/