Jerusalem / יְרוּשָׁלַיִם Yerushalayim / Yerushalaim!!!

Tehillim – Psalms – Chapter 137

1 By the rivers of Babylon, there we sat, we also wept when we remembered Zion. אעַֽל־נַֽהֲר֨וֹת | בָּבֶ֗ל שָׁ֣ם יָ֖שַׁבְנוּ גַּם־בָּכִ֑ינוּ בְּ֜זָכְרֵ֗נוּ אֶת־צִיּֽוֹן:
2 On willows in its midst we hung our harps. בעַל־עֲרָבִ֥ים בְּתוֹכָ֑הּ תָּ֜לִ֗ינוּ כִּנֹּֽרוֹתֵֽינוּ:
3 For there our captors asked us for words of song and our tormentors [asked of us] mirth, “Sing for us of the song of Zion.” גכִּ֚י שָׁ֨ם שְׁאֵל֪וּנוּ שׁוֹבֵ֡ינוּ דִּבְרֵי־שִׁ֖יר וְתוֹלָלֵ֣ינוּ שִׂמְחָ֑ה שִׁ֥ירוּ לָ֜֗נוּ מִשִּׁ֥יר צִיּֽוֹן:
4 “How shall we sing the song of the Lord on foreign soil?” דאֵ֗יךְ נָ֖שִׁיר אֶת־שִׁ֣יר יְהֹוָ֑ה עַ֜֗ל אַדְמַ֥ת נֵכָֽר:
5 If I forget you, O Jerusalem, may my right hand forget [its skill]. האִם־אֶשְׁכָּחֵ֥ךְ יְ֜רֽוּשָׁלִָ֗ם תִּשְׁכַּ֥ח יְמִינִֽי:
6 May my tongue cling to my palate, if I do not remember you, if I do not bring up Jerusalem at the beginning of my joy. ותִּדְבַּ֚ק לְשׁוֹנִ֨י | לְחִכִּי֘ אִם־לֹ֪א אֶ֫זְכְּרֵ֥כִי אִם־לֹ֣א אַֽ֖עֲלֶה אֶת־יְרֽוּשָׁלִַ֑ם עַ֜֗ל רֹ֣אשׁ שִׂמְחָתִֽי:
7 Remember, O Lord, for the sons of Edom, the day of Jerusalem, those who say, “Raze it, raze it, down to its foundation!” זזְכֹ֚ר יְהֹוָ֨ה | לִבְנֵ֬י אֱד֗וֹם אֵת֘ י֚וֹם יְרֽוּשָׁ֫לִָ֥ם הָ֖אֹֽמְרִים עָ֣רוּ | עָ֑רוּ עַ֜֗ד הַיְס֥וֹד בָּֽהּ:
8 O Daughter of Babylon, who is destined to be plundered, praiseworthy is he who repays you your recompense that you have done to us. חבַּת־בָּבֶ֗ל הַשְּׁד֫וּדָ֥ה אַשְׁרֵ֥י שֶׁיְשַׁלֶּם־לָ֑ךְ אֶת־גְּ֜מוּלֵ֗ךְ שֶׁגָּמַ֥לְתְּ לָֽנוּ:
9 Praiseworthy is he who will take and dash your infants against the rock. טאַשְׁרֵ֚י | שֶׁיֹּאחֵ֓ז וְנִפֵּ֬ץ אֶת־עֹ֜לָלַ֗יִךְ אֶל־הַסָּֽלַע:

 

Yerushalaim shel zahav (Jerusalem de oro)

LETRA – ESPAÑOL
Aire de montaña cristalino como el vino
y aroma de pino

vuelan con el viento de la tarde
con sonidos de campanas

Y cuando se duerme el árbol en la piedra
presa de tu sueño

la ciudad que solitaria esta
y en su corazón una muralla

Estribillo:

Jerusalem de oro
y de bronce y de luz

Oh, de todas tus canciones
soy violín

Donde hubo pozos de agua
la plaza del mercado vacía está

y nadie visita el Monte del Templo
en la Ciudad Vieja

Y en las cuevas de piedra
lloran vientos

y nadie viaja al mar Muerto
por el camino de Jericó

Estribillo

LETRA EN FONÉTICA
Avir harim zalul kayayin
Ve-rei’ah oranim

Nissa be-ru’ah ha’arbayim
Im kol pa’amonim

U-ve-tardemat ilan va-even
Shevuyah ba-halomah

Ha-ir asher badad yoshevet
U-ve-libbah homah

Estribillo:

Yerushalayim shel zahav
Ve-shel nehoshet ve-shel or

Ha-lo le-khol shirayikh
Ani kinnor.

Eikhah yavshu borot ha-mayim
Kikkar ha-shuk reikah

Ve-ein poked et Har ha-Bayit
Ba-ir ha-attikah

U-va-me’arot asher ba-selah
Meyallelot ruhot

Ve-ein yored el Yam ha-Melah
Be-derekh Yeriho

Estribillo

Akh be-vo’i ha-yom la-shir lakh
Ve-lakh likshor ketarim

Katonti mi-ze’ir bana’ikh
U-me-aharon ha-meshorerim

Ki shemekh zorev et ha-sefatayim
Ke-neshikat saraf

Im eshkakhekh Yerushalayim
Asher kullah zahav

Estribillo

Hazarnu el borot ha-mayim
La-shuk ve-la-kikkar

Shofar kore be-Har ha-Bayit
Ba-ir ha-attikah

U-va-me’arot asher ba-selah
Alfey she-mashot zorhot

Nashuv nered el Yam ha-Melah
Be-derekh Yeriho

Estribillo

LOS SALMOS 137

(1) Junto a los ríos de Babilonia nos sentábamos, y llorábamos recordando a Sión.

(2) Sobre los sauces en medio de ella, colgábamos nuestras liras.

(3) porque allí los que nos tenían cautivo, nos exigirán que cantáramos, y nuestros atormentadores nos exigían alegría: “Cantadnos una canción de Sión”,

(4) ¿Cómo podremos cantar la canción del Eterno en tierra extranjera?

(5) Si te olvido, oh Jerusalem, que mi diestra olvide su habilidad.

(6) Que se adhiera mi lengua al paladar si no te recuerdo, si no pongo a Jerusalem por encima de mi mayor alegría,

(7) recuerda, oh Eterno, contra los hijos de Edom, el día de Jerusalem, cuando decían:”¡Arrasadla, arrasadla hasta los cimientos!”

(8) ¡Oh hija de Babilonia, que has de ser desolada, feliz será el que tome a tus infantes y los estrelle contra la roca.

La Relación de Amor del pueblo Judío por más de dos milenios.

En el año 70 EC la perdimos.

El ejército romano conquistó lo que había sido la gloria de la nación Judía durante mil años. Saquearon Jerusalem y degollaron o esclavizaron a todo residente Judío.

Sesenta y cinco años después, el Emperador Romano Adrián arrasó con la ciudad. En sus ruinas construyó Aelia Capitolina. A los únicos judíos que les estaba permitida la entrada era a los esclavos judíos. Y el nombre “Jerusalem” sobrevivió sólo en nuestros libros de plegarias, desde los cuales le suplicábamos a Dios tres veces al día que reconstruyera Jerusalem.

Cuando el Imperio Romano se reinventó a sí mismo como el Imperio Bizantino en el siglo IV, trajeron de vuelta el nombre de la ciudad, Jerusalem, pero no a sus judíos. Los judíos, quienes aún vivían en florecientes comunidades en la Galilea y en las Alturas del Golán, tenían permitida la entrada sólo un día al año: en Tishá b’Av, el día de la destrucción del Templo Sagrado y de Jerusalem. Uno de los historiadores de la época, Jerónimo, escribió: “Los judíos sólo pueden venir a lamentar la destrucción de la ciudad, y deben comprar el privilegio de poder llorar por la destrucción de la ciudad”.

Para leer el artículo completo:

aishlatino.com/h/ii/Por-que-celebrar-el-Dia-de-Jerusalem

“Jerusalem de oro”: una canción hermosa de Ofra Haza

¿QUÉ ES PALESTINA? ¿QUÉ SON LOS PALESTINOS? / What is Palestine? Who are the Palestinians?

Este vídeo refuta algunos mitos concerniendo el origen del nombre ‘Palestina’ y de los ‘árabes palestinos’ Documenta que los ‘árabes palestinos’ de hecho vinieron casi todos de otros lados, y migraron a lo que hoy es Israel al mismo tiempo que los judíos sionistas, muchos de ellos debido al enorme crecimiento económico que los judíos sionistas produjeron en lo que entonces era el Mandato Británico de Palestina. Contrario a lo que comúnmente se afirma, los judíos sionistas no se robaron la “mejor” tierra de los terratenientes árabes sino que compraron desierto y pantano abandonado de dueños ausentes que ansiaban vender esa tierra. Como muestra el documental, eso lo explicó el mismo Hajj Amín al Husseini, fundador del movimiento palestino, cuando hubo de comparecer frente a un comité de investigación británico luego de organizar su cuarta oleada terrorista en contra de los judíos del Mandato (misma que duró de 1936 a 1939). En su testimonio, Husseini confesó que los judíos sionistas no le habían robado tierra a nadie sino que la habían comprado. De hecho, Husseini y su familia se encargaban de consolidar tierras para venderlas, y se habían vuelto inmensamente ricos con ese comercio.

This video presents the historic background to the Israli-Palestinian conflict. If details in this video do not fit with what you have heard about the conflict it can be explained by the years of Arab propaganda against Israel.
There were Arabs in British Mandatory Palestine before the Jewish nationalist movement was founded in the late 19th century, but they considered this territory as part of Syria. No one claimed this territory belonged to a people called “Palestinians” until the Zionist movement began to inhabit the land.
Here are the links to the Palestinian National Charters of 1964 and 1968 in the UN website (read article 24 before and after the 6 day war, 1967).

IMPORTANTE:

Los diferentes nombres que le dieron a Israel:

Pelesheth – Philistia – Filisteos—Filistea / Aelia Capitolina – Palestina / Judea de Palestina

Algunos creen que el Estado-Nación de Israel de hoy día, alguna vez  fue llamada Palestina.

La palabra Palestina no aparece en el Hebreo original o en la traducción Griega de la Biblia. El término Hebreo Pelesheth, la cual se refiere a la tierra antigua de los Filisteos—Filistea—es mal traducida en la Versión King James como “Palestina” en Éxodos 15:14, en Isaías 14:29 y 31, y también como “Palestina” en Joel 3:4. La Versión New King James correctamente dice “Philistia”—la tierra de los Filisteos al igual que el Español que dice correctamente Filistea en la Reina Valera en todos los versículos anotados arriba.

La Biblia no usa el término “Palestina” o “Palestinos” para designar alguna locación geográfica o a personas. Ni tampoco el historiador Josephus usa esos términos en sus obras principales, Antiquities of the Jews y Wars of the Jews (Antiguedades de los Judíos y Guerras de los Judíos).

Otras fuentes:

https://ritasibbick.com/2016/11/21/el-origen-del-nombre-palestina/

https://ritasibbick.com/2016/11/20/lazos-de-los-judios-con-jerusalem-el-monte-del-templo-basados-en-la-biblia-y-la-historia/

https://ritasibbick.com/2016/11/21/evidencia-arqueologica-e-historicas-de-la-presencia-judia-en-jerusalem/