The Tenth of Tevet – El Diez de Tevet

Tuesday, January 7, 2020
10 Tevet, 5780

The Tenth of Tevet (Heb, Asara b’Tevet) marks the day on which the Babylonian siege of Jerusalem began in the year 588 BCE, an event which eventually led to the destruction on the Temple in 586 BCE and the first exile from Israel. Though the day usually falls out near the time of Hanukkah, the two holidays have no significant relationship with each other. The Tenth of Tevet is considered a “minor fast” and orthodox Jews refrain from eating or drinking from sunrise to sunset on the day of fasting.

In Israel, the Tenth of Tevet has also come to be marked as a memorial day for the 6 million Jewish victims of the Holocaust. The kaddish (Prayer for the deceased) is recited on this day for people whose date or place of death during the Holocaust is unknown and that is how the date has gotten the unofficial Hebrew moniker, Yom Ha-kaddish ha-kleli, literally translated as The General Kaddish Day.

“And it was in the ninth year of his reign, in the tenth month, in the tenth (day) of the month, that Nebuchadnetzar, King of Babylon came, he and all his hosts, upon Yerushalayim, and he encamped upon it and built forts around it. And the city came under siege till the eleventh year of King Tzidkiyahu. On the ninth of the month famine was intense in the city, the people bad no bread, and the city was breached” (Second Melachim 25).

To read the full article:

https://www.jewishvirtuallibrary.org/the-tenth-of-tevet-asara-b-tevet

La Décima de Tevet (Heb, Asara b’Tevet) marca el día en que comenzó el asedio babilónico de Jerusalén en el año 588 a. C., un evento que finalmente llevó a la destrucción del Templo en 586 a. C. y el primer exilio de Israel(…)  El décimo de Tevet se considera un “ayuno menor” y los judíos ortodoxos se abstienen de comer o beber desde el amanecer hasta el atardecer el día del ayuno.

En Israel, el Décimo de Tevet también se ha marcado como un día conmemorativo para los 6 millones de víctimas judías del Holocausto. El kaddish (Plegaria en memoria de los muertos) se recita en este día para las personas cuya fecha o lugar de muerte durante el Holocausto se desconoce y así es como la fecha ha obtenido el apodo hebreo no oficial, Yom Ha-kaddish ha-kleli, traducido literalmente como El día general de Kaddish.

Y fue en el noveno año de su reinado, en el décimo mes, en el décimo (día) del mes, que Nabucodonosor, rey de Babilonia vino, él y todos sus ejércitos, sobre Yerushalayim, y acampó sobre él y construyó fuertes a su alrededor. Y la ciudad estuvo sitiada hasta el undécimo año del rey Tzidkiyahu. El noveno mes, la hambruna fue intensa en la ciudad, la gente no comió pan y la ciudad fue quebrantada ”(Segundo Melajim 25).

Vemos entonces que la décima parte de Tevet, en la que comenzó el asedio de Yerushalayim, fue el comienzo de toda la cadena de calamidades que finalmente terminó con la destrucción del Beit Hamikdash.

‘El significado esencial del ayuno del Décimo de Tevet, así como el de los otros días de ayuno, no es principalmente el dolor y el duelo que evocan. Su objetivo es más bien despertar los corazones hacia el arrepentimiento; para recordarnos, tanto los actos malvados de nuestros padres, como nuestros propios actos malvados, que causaron angustia tanto a ellos como a nosotros y, por lo tanto, nos hicieron regresar hacia el bien. Como se dice: “Y confesarán sus transgresiones y las transgresiones de sus padres” (Vayikra 26. Rambam Hilchot Ta’anit Capítulo 5). El objetivo del ayuno, por lo tanto, es subyugar nuestra inclinación al mal por la restricción del placer; para abrir nuestros corazones y estimularnos al arrepentimiento y las buenas obras a través de las cuales las puertas de la Divina misericordia se nos puedan abrir.

Por lo tanto, cada persona está obligada a examinar sus obras y a arrepentirse durante estos días. Como está escrito del pueblo de Nínive: “Y el Señor vio sus acciones” (Yonah 3). . sobre lo cual los rabinos dicen: “No se dice, vio su cilicio y ayuno, sino más bien sus acciones” (Ta’anit 22). Por lo tanto, vemos que el propósito del ayuno es el arrepentimiento.

Shemot – Exodus – Chapter 32

11 Moses pleaded before the Lord, his God, and said: “Why, O Lord, should Your anger be kindled against Your people whom You have brought up from the land of Egypt with great power and with a strong hand? יאוַיְחַ֣ל משֶׁ֔ה אֶת־פְּנֵ֖י יְהֹוָ֣ה אֱלֹהָ֑יו וַיֹּ֗אמֶר לָמָ֤ה יְהֹוָה֙ יֶֽחֱרֶ֤ה אַפְּךָ֙ בְּעַמֶּ֔ךָ אֲשֶׁ֤ר הוֹצֵ֨אתָ֙ מֵאֶ֣רֶץ מִצְרַ֔יִם בְּכֹ֥חַ גָּד֖וֹל וּבְיָ֥ד חֲזָקָֽה:
12 Why should the Egyptians say: ‘He brought them out with evil [intent] to kill them in the mountains and to annihilate them from upon the face of the earth’? Retreat from the heat of Your anger and reconsider the evil [intended] for Your people. יבלָ֩מָּה֩ יֹֽאמְר֨וּ מִצְרַ֜יִם לֵאמֹ֗ר בְּרָעָ֤ה הֽוֹצִיאָם֙ לַֽהֲרֹ֤ג אֹתָם֙ בֶּֽהָרִ֔ים וּלְכַ֨לֹּתָ֔ם מֵעַ֖ל פְּנֵ֣י הָֽאֲדָמָ֑ה שׁ֚וּב מֵֽחֲר֣וֹן אַפֶּ֔ךָ וְהִנָּחֵ֥ם עַל־הָֽרָעָ֖ה לְעַמֶּֽךָ:
13 Remember Abraham, Isaac, and Israel, Your servants, to whom You swore by Your very Self, and to whom You said: ‘I will multiply your seed like the stars of the heavens, and all this land which I said that I would give to your seed, they shall keep it as their possession forever.’ “ יגזְכֹ֡ר לְאַבְרָהָם֩ לְיִצְחָ֨ק וּלְיִשְׂרָאֵ֜ל עֲבָדֶ֗יךָ אֲשֶׁ֨ר נִשְׁבַּ֣עְתָּ לָהֶם֘ בָּךְ֒ וַתְּדַבֵּ֣ר אֲלֵהֶ֔ם אַרְבֶּה֙ אֶת־זַרְעֲכֶ֔ם כְּכֽוֹכְבֵ֖י הַשָּׁמָ֑יִם וְכָל־הָאָ֨רֶץ הַזֹּ֜את אֲשֶׁ֣ר אָמַ֗רְתִּי אֶתֵּן֙ לְזַרְעֲכֶ֔ם וְנָֽחֲל֖וּ לְעֹלָֽם:
14 The Lord [then] reconsidered the evil He had said He would do to His people. ידוַיִּנָּ֖חֶם יְהֹוָ֑ה עַל־הָ֣רָעָ֔ה אֲשֶׁ֥ר דִּבֶּ֖ר לַֽעֲשׂ֥וֹת לְעַמּֽוֹ:

Éxodo 32

(11) Moisés imploró al Eterno su Dios:”¿Por qué, oh Eterno, ha de encenderse Tu ira contra Tu pueblo, al que sacaste de la tierra der Egipto con gran poder y fuerte mano?
(12) Por qué han de decir los egipcios : Los sacó con mala intención, para matarlos en las montañas y extirparlos de la faz de la tierra?, aquieta Tu cólera y reprime Tu impulso de castigar a Tu pueblo.
(13) Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Israel Tus siervos, a quienes, jurando por tu Nombre, prometiste: Multiplicaré vuestra simiente como las estrellas del cielo, y le daré toda esta tierra que heredarán para siempre”.
(14) Entonces se arrepintió el Eterno de Su intención de castigar a Su pueblo.
1 And the Lord said to Moses: “Hew for yourself two stone tablets like the first ones. And I will inscribe upon the tablets the words that were on the first tablets, which you broke. אוַיֹּ֤אמֶר יְהֹוָה֙ אֶל־משֶׁ֔ה פְּסָל־לְךָ֛ שְׁנֵֽי־לֻחֹ֥ת אֲבָנִ֖ים כָּרִֽאשֹׁנִ֑ים וְכָֽתַבְתִּי֙ עַל־הַלֻּחֹ֔ת אֶת־הַ֨דְּבָרִ֔ים אֲשֶׁ֥ר הָי֛וּ עַל־הַלֻּחֹ֥ת הָרִֽאשֹׁנִ֖ים אֲשֶׁ֥ר שִׁבַּֽרְתָּ:
2 Be prepared for the morning, and in the morning you shall ascend Mount Sinai and stand before Me there on the top of the mountain. בוֶֽהְיֵ֥ה נָכ֖וֹן לַבֹּ֑קֶר וְעָלִ֤יתָ בַבֹּ֨קֶר֙ אֶל־הַ֣ר סִינַ֔י וְנִצַּבְתָּ֥ לִ֛י שָׁ֖ם עַל־רֹ֥אשׁ הָהָֽר:
3 No one shall ascend with you, neither shall anyone be seen anywhere on the mountain, neither shall the sheep and the cattle graze facing that mountain.” גוְאִישׁ֙ לֹא־יַֽעֲלֶ֣ה עִמָּ֔ךְ וְגַם־אִ֥ישׁ אַל־יֵרָ֖א בְּכָל־הָהָ֑ר גַּם־הַצֹּ֤אן וְהַבָּקָר֙ אַל־יִרְע֔וּ אֶל־מ֖וּל הָהָ֥ר הַהֽוּא:
4 So he [Moses] hewed two stone tablets like the first ones, and Moses arose early in the morning and ascended Mount Sinai as the Lord had commanded him, and he took two stone tablets in his hand. דוַיִּפְסֹ֡ל שְׁנֵֽי־לֻחֹ֨ת אֲבָנִ֜ים כָּרִֽאשֹׁנִ֗ים וַיַּשְׁכֵּ֨ם משֶׁ֤ה בַבֹּ֨קֶר֙ וַיַּ֨עַל֙ אֶל־הַ֣ר סִינַ֔י כַּֽאֲשֶׁ֛ר צִוָּ֥ה יְהֹוָ֖ה אֹת֑וֹ וַיִּקַּ֣ח בְּיָד֔וֹ שְׁנֵ֖י לֻחֹ֥ת אֲבָנִֽים:
5 And the Lord descended in the cloud and stood with him there, and He called out in the name of the Lord. הוַיֵּ֤רֶד יְהֹוָה֙ בֶּֽעָנָ֔ן וַיִּתְיַצֵּ֥ב עִמּ֖וֹ שָׁ֑ם וַיִּקְרָ֥א בְשֵׁ֖ם יְהֹוָֽה:
6 And the Lord passed before him and proclaimed: Lord, Lord, benevolent God, Who is compassionate and gracious, slow to anger and abundant in loving kindness and truth, ווַיַּֽעֲבֹ֨ר יְהֹוָ֥ה | עַל־פָּנָיו֘ וַיִּקְרָא֒ יְהֹוָ֣ה | יְהֹוָ֔ה אֵ֥ל רַח֖וּם וְחַנּ֑וּן אֶ֥רֶךְ אַפַּ֖יִם וְרַב־חֶ֥סֶד וֶֽאֱמֶֽת:
7 preserving loving kindness for thousands, forgiving iniquity and rebellion and sin; yet He does not completely clear [of sin] He visits the iniquity of parents on children and children’s children, to the third and fourth generations.” זנֹצֵ֥ר חֶ֨סֶד֙ לָֽאֲלָפִ֔ים נֹשֵׂ֥א עָוֹ֛ן וָפֶ֖שַׁע וְחַטָּאָ֑ה וְנַקֵּה֙ לֹ֣א יְנַקֶּ֔ה פֹּקֵ֣ד | עֲוֹ֣ן אָב֗וֹת עַל־בָּנִים֙ וְעַל־בְּנֵ֣י בָנִ֔ים עַל־שִׁלֵּשִׁ֖ים וְעַל־רִבֵּעִֽים:
8 And Moses hastened, bowed his head to the ground and prostrated himself, חוַיְמַהֵ֖ר משֶׁ֑ה וַיִּקֹּ֥ד אַ֖רְצָה וַיִּשְׁתָּֽחוּ:
9 and said: “If I have now found favor in Your eyes, O Lord, let the Lord go now in our midst [even] if they are a stiff necked people, and You shall forgive our iniquity and our sin and thus secure us as Your possession.” טוַיֹּ֡אמֶר אִם־נָא֩ מָצָ֨אתִי חֵ֤ן בְּעֵינֶ֨יךָ֙ אֲדֹנָ֔י יֵֽלֶךְ־נָ֥א אֲדֹנָ֖י בְּקִרְבֵּ֑נוּ כִּ֤י עַם־קְשֵׁה־עֹ֨רֶף֙ ה֔וּא וְסָֽלַחְתָּ֛ לַֽעֲו‍ֹנֵ֥נוּ וּלְחַטָּאתֵ֖נוּ וּנְחַלְתָּֽנוּ:
10 And He said: “Behold! I will form a covenant; in the presence of all your people, I will make distinctions such as have not been created upon all the earth and among all the nations, and all the people in whose midst you are shall see the work of the Lord how awe inspiring it is that which I will perform with you. יוַיֹּ֗אמֶר הִנֵּ֣ה אָנֹכִי֘ כֹּרֵ֣ת בְּרִית֒ נֶ֤גֶד כָּל־עַמְּךָ֙ אֶֽעֱשֶׂ֣ה נִפְלָאֹ֔ת אֲשֶׁ֛ר לֹֽא־נִבְרְא֥וּ בְכָל־הָאָ֖רֶץ וּבְכָל־הַגּוֹיִ֑ם וְרָאָ֣ה כָל־הָ֠עָ֠ם אֲשֶׁר־אַתָּ֨ה בְקִרְבּ֜וֹ אֶת־מַֽעֲשֵׂ֤ה יְהֹוָה֙ כִּֽי־נוֹרָ֣א ה֔וּא אֲשֶׁ֥ר אֲנִ֖י עֹשֶׂ֥ה עִמָּֽךְ:

Éxodo 34

(1) Y le dijo el Eterno a Moisés: “Esculpe para ti dos tablas de piedra como las primeras y escribiré en ellas las palabras que había sobre las tablas que quebraste.

(2) Y prepárate para subir mañana temprano al monte Sinaí, en cuya cima te presentarás ante Mí.

(3) Nadie subirá contigo ni nadie aparecerá en toda la montaña, ni siquiera ovino ni vacunos”.

(4) Y Moisés esculpió dos tablas de piedra como las primeras, madrugó y subió al monte Sinaí como se lo había ordenado el Eterno, llevando en sus manos las dos tablas de piedra.

(5) Y descendió el Eterno en la nube y Moisés se acercó invocando Su Nombre.

(6) Y mientras pasaba el Eterno delante de él, exclamó: “Oh Eterno, oh Eterno, Dios piadoso y clemente, lento en ira y grande en mercedes y en fidelidad,

(7) que prodigas Tus favores a miles de generaciones, perdonas la iniquidad y el pecado pero no los deja impune y castigas los pecados de los padres en los hijos hasta la cuarta generación”.

(8) Y enseguida se arrodilló Moisés reverentemente, rostro a tierra,

(9) y dijo: “Oh Señor, si he hallado gracia a Tus ojos, te ruego, oh Señor que marches entre nosotros y perdones nuestros pecados y que nos tomes por propiedad Tuya aunque Tu pueblo es de dura cerviz”.

(10) Entonces dijo Dios:”He aquí que establezco un Pacto. Ante todo tu pueblo haré prodigios que no fueron hechos antes en ningún lugar de la tierra y ante ningún pueblo y tu pueblo verá entonces la obra del Eterno porque haré cosas terribles contigo”.

It’s in Our Hands

chabad.org/therebbe/jewish/Its-in-Our-Hands

 

The Bitter Month / El mes amargo (El descenso a la oscuridad crea el potencial para la luz futura)

Oct 27, 2011  |

by

Cheshvan is when darkness reigns, yet growth begins deep beneath the surface. 

The current Hebrew month, Cheshvan, is classically referred to as Marcheshvan. The first two words spell the word mar. In Hebrew, this word means “bitter,” which some homiletically connect to the fact that there are no special occasions that occur in this month. Even Av, the month when we mourn the destruction of the two Holy Temples, is not referred to as “bitter,” because the sad days of the year offer us an opportunity for introspection, to contemplate where we have gone wrong. Thus, both the festive days and the negative days can be used to connect to spirituality. A month that is bereft of any significant days, even sad days, is more bitter than anything, because there are no moments that arise to give us pause.

It is significant to note that the original name of this month was not Marcheshvan. This Babylonian name was adopted when the Jews went through the 70-year exile between the first and second temples. The original Hebrew name for the month was Bul, which denotes the idea of “drying up,” as the leaves begin to decay with the approach of Autumn.

Clearly, the month of Marcheshvan, or Bul, as its name suggests, is a month of darkness and decay. Indeed, the biblical Book of Kings cites Bul as the month when King Solomon completed the construction of the first Temple – though the dedication did not take place until a year later, in the Hebrew month of Tishrei. What is the deeper significance of this, and what can we learn from it?

Two Key Events

If we search further, we find two other events that occurred in the month of Cheshvan. The first was the flood in the times of Noah. The flood began on the 17th of Cheshvan, and the waters receded by the following year on the 27th of Cheshvan, allowing Noah and the other inhabitants of the ark to disembark. Interestingly, one explanation of the name Bul is that it stems from this month as the beginning of the rainy season in Israel; it is thus connected to the word mabul, flood – an  overabundance of rain.

To read the full article:

http://www.aish.com/jl/hol/hm/The_Bitter_Month.html

Cheshvan es cuando reina la oscuridad, pero el crecimiento comienza en lo profundo de la superficie.

El mes hebreo actual, Cheshvan, se conoce clásicamente como Marcheshvan. Las dos primeras palabras deletrean la palabra mar. En hebreo, esta palabra significa “amargo”, que algunos se relacionan de forma homilética con el hecho de que no hay ocasiones especiales que ocurran en este mes. Incluso Av, el mes en que lamentamos la destrucción de los dos templos sagrados, no se conoce como “amargo”, porque los días tristes del año nos ofrecen una oportunidad para la introspección, para contemplar dónde nos hemos equivocado. Por lo tanto, tanto los días festivos como los días negativos pueden usarse para conectarse con la espiritualidad. Un mes que carece de días significativos, incluso días tristes, es más amargo que cualquier otra cosa, porque no hay momentos que surjan para detenernos.

Es importante señalar que el nombre original de este mes no era Marcheshvan. Este nombre babilónico fue adoptado cuando los judíos pasaron por el exilio de 70 años entre el primer y segundo templos. El nombre hebreo original del mes fue Bul, que denota la idea de “secarse”, ya que las hojas comienzan a decaer con el acercamiento del otoño.

Claramente, el mes de Marcheshvan, o Bul, como su nombre lo indica, es un mes de oscuridad y decadencia. De hecho, el libro bíblico de los Reyes cita a Bul como el mes en que el rey Salomón completó la construcción del primer Templo, aunque la dedicación no tuvo lugar hasta un año después, en el mes hebreo de Tishrei. ¿Cuál es el significado más profundo de esto y qué podemos aprender de él?

Si buscamos más, encontramos otros dos eventos que ocurrieron en el mes de Cheshvan. El primero fue el diluvio en los tiempos de Noé. La inundación comenzó el 17 de Cheshvan, y las aguas retrocedieron al año siguiente el 27 de Cheshvan, lo que permitió que Noah y los demás habitantes del arca desembarcaran. Curiosamente, una explicación del nombre Bul es que se deriva de este mes como el comienzo de la temporada de lluvias en Israel; así está conectado a la palabra mabul, inundación – una sobreabundancia de lluvia.

Es significativo notar que la inundación estaba originalmente destinada a comenzar el 11 de Cheshvan. Sin embargo, Matusalén falleció y, por lo tanto, el diluvio se retrasó por deferencia al período de siete días de luto que siguió a su muerte.

El segundo evento importante que ocurrió en Cheshvan parece no estar relacionado a primera vista. Esta fue la muerte de Raquel, la esposa de Jacob, así como el nacimiento de Benjamín, que ocurrió el 11 de Cheshvan. Fue precisamente el mismo día en que se produjo la muerte de Methusaleh, el mismo día en que originalmente comenzó la inundación. Como no hay coincidencias en la Torá, debemos preguntar: ¿Cuál es la conexión entre estos dos eventos y qué revelan acerca de la esencia del mes de Cheshvan?

Al pensar en lo que representan la matriarca Rachel y su hijo Benjamin, respectivamente, podemos ver que Rachel representa al pueblo judío en el exilio, y Benjamin representa el estado completo del pueblo judío en la Tierra de Israel. Rachel pasó toda su vida fuera de Israel, y falleció justo cuando Jacob y su familia entraron en la tierra santa. Como nuestros sabios nos dicen, su espíritu acompañó al pueblo judío cuando iban al exilio en Babilonia, y es ella quien llora por sus hijos en el exilio hasta que llegue la redención final.

En contraste, Benjamín es el último hijo de Jacob, el duodécimo de las tribus, cuyo nacimiento marca la culminación del pueblo de Israel. También es el único hijo de Jacob que nace en Israel, y por lo tanto representa el estado perfecto del pueblo judío en la tierra de Israel. Esto se subraya aún más, como lo explica el Ramchal, por el hecho de que Saúl, el primer rey del pueblo judío, vino de la tribu de Benjamín. Además, el milagro de Purim, que precedió inmediatamente al regreso de los judíos a Israel y la construcción del Segundo Templo, se produjo a través del vehículo de Mordejai y Ester, que provenían de la tribu de Benjamín.

Deep Hibernation  – Hibernación profunda

Explorando más a fondo, vemos que la misma muerte de Raquel resultó en el nacimiento de Benjamín. Esto correspondería a la idea de que el exilio en sí es lo que da origen a la redención. El descenso a la oscuridad crea el potencial para la luz futura.

Este tema también se puede ver en la inundación. Aunque el mundo en su estado anterior llegó a su fin, al mismo tiempo, hubo un nuevo comienzo que se estaba sembrando en la persona de Noé. El paso de Methusaleh abrió el telón para que Noah asumiera el liderazgo de la próxima generación. La muerte de la orden anterior dio lugar a un nuevo potencial de crecimiento.

Ahora podemos explicar la esencia del mes de Cheshvan, tal como salió a la luz por los eventos que ocurrieron en este mes. Cheshvan es un momento que es “amargo”, ya que parece que no hay oportunidades para el crecimiento y la conexión espiritual. Es un momento de deterioro, ya que las hojas se marchitan y el mundo entra en un estado de hibernación profunda. Y, sin embargo, también es un momento en que comienzan las lluvias, cuando se está sembrando el potencial de crecimiento futuro. Es un momento en el que reina la oscuridad espiritual, pero cuando el crecimiento espiritual comienza en las profundidades de la superficie. Es el momento en que Rachel pasa, cuando todo parece sombrío, cuando la oscuridad del exilio se cierra; y es el momento del nacimiento de Benjamín, la semilla del estado perfeccionado del pueblo judío, que se siembra en esa misma oscuridad.

Cheshvan comienza el lapso de tiempo extendido entre el último festival, Sukkot, y el siguiente, la Pascua. Mientras tanto, las semillas espirituales sembradas durante el mes judío de Tishrei comienzan a echar raíces, a ser regadas y a crecer, apareciendo finalmente y dando frutos en Nissan del próximo año.

El mensaje de Cheshvan es que a pesar de la oscuridad, e incluso a causa de la oscuridad, hay un crecimiento futuro que nos espera. Tenemos la oportunidad de nutrir ese derecho en este momento. Ahora que recolectamos las semillas de las vacaciones del mes de Tishrei, las plantamos y las regamos cuidadosamente durante los meses de invierno. Con la ayuda de Dios, pronto nos maravillaremos ante la hermosa recompensa primaveral que merecemos cultivar.