Sukkot in the Holy Temple / Sucot en el Templo Sagrado

“And you shall rejoice in your Festival!”

(Deuteronomy 16:14)

Seven days you shall celebrate the Festival to HaShem, your G-d, in the place which HaShem shall choose, because HaShem, your G-d, will bless you in all your produce, and in all the work of your hands, and you will only be happy.”(Deuteronomy 16:15)

Can G-d really command us to “only be happy?” Yes He can! Can we fulfill this commandment? Being happy isn’t a given, and being only happy is an even greater challenge. But we can surely do it!

On Sukkot we take the four species, etrog (citroen), lulav, (palm frond), hadas, (myrtle branches), and aravot, (willow branches), each symbolizing one of the four archetypes of man: he who studies and pursues good deeds, he who studies and is lax in pursuing good deeds, he who is lacking in study but zealous in pursuing good deeds, and he who neither distinguishes himself in study or in the performance of good deeds. We take all four species, hold them tightly together and make a blessing over all four! By accepting one another, and embracing another, whatever our strengths and our weaknesses, we achieve a sublime happiness!

To Read the full Article:

https://madmimi.com/s/2cd2ec

https://templeinstitute.org/sukkot.htm

“Y te Regocijarás en tu Fiesta!”

(Deuteronomio 16:14)

Siete días celebrarás la Fiesta a HaShem, tu Di-s, en el lugar que HaShem elija, porque HaShem, tu Di-s, te bendecirá en todos tus productos y en toda la obra de tus manos, y solo serás feliz. “(Deuteronomio 16:15)”

¿Puede Dios realmente ordenarnos que “solo seamos felices”? ¡Si, el puede! ¿Podemos cumplir este mandamiento? Ser feliz no es un hecho, y ser solo feliz es un desafío aún mayor. ¡Pero seguro que podemos hacerlo!

En Sucot tomamos las cuatro especies, etrog (citroen), lulav, (hoja de palma), hadas, (ramas de mirto) y aravot, (ramas de sauce), cada una de las cuales simboliza uno de los cuatro arquetipos del hombre: el que estudia y persigue. las buenas obras, el que estudia y es negligente en la búsqueda de buenas obras, el falto de estudio pero celoso en la búsqueda de buenas obras, y el que no se distingue ni en el estudio ni en la realización de buenas obras. ¡Tomamos las cuatro especies, las mantenemos juntas y hacemos una bendición sobre las cuatro! ¡Al aceptarnos unos a otros y abrazarnos, sean cuales sean nuestras fortalezas y nuestras debilidades, logramos una felicidad sublime!

Durante siete días nos sentamos, comemos y dormimos en la sucá, una estructura frágil y temporal que nos proporciona solo un mínimo de protección contra los elementos, pero con una plétora de la bendición y benevolencia de Di-s, como nuestro verdadera y directa conexión directa con Él se vuelve innegablemente clara. ¡Esto es pura alegría!

En el Templo Sagrado se hacen ofrendas todos los días de Sucot para el bienestar de las setenta naciones que componen la comunidad del hombre. ¡Imagina la alegría y la felicidad!

En el Templo Sagrado, la Ceremonia de Libación de Agua tiene lugar todos los días de los días intermedios de Sucot, ¡una celebración legendaria por su alegría desenfrenada y sin paliativos!

Sí, tenemos todas las razones del mundo para ser felices mientras nos sentamos en nuestra humilde sucot, sostenemos firmemente nuestro arba minim (cuatro especies) y enfocamos nuestros pensamientos en la gran alegría que llenará el mundo cuando el Templo Sagrado sea reconstruido y la fiesta de Sucot está marcada por todas las naciones. Cuando estamos felices, Di-s está feliz, ¡y esa es la mayor bendición de todas!

El Instituto del Templo desea un Chag Sukkot Sameach, un Feliz Sucot  a todos nuestros amigos y seguidores, a todos los que unen sus vidas al Di-s de Israel y al pueblo de Israel.

Este Sucot sea feliz: ¡es un mandamiento! ¡Chag Sukkot Sameach!

Fuente:

https://madmimi.com/s/2cd2ec

https://templeinstitute.org/sukkot.htm

En los días del Templo Sagrado en Jerusalem, había un régimen especial de sacrificios que debían llevarse al altar. El primer día, se sacrificaron no menos de 13 toros, dos carneros y 14 corderos. Cada día, el número de toros se reducía en uno. En total, se trajeron 70 toros, correspondientes a las 70 naciones del mundo.

 Cada siete años, en Sucot, el rey leía en voz alta la Torá a toda la nación: hombres, mujeres y niños. Esta reunión especial se conoció como Hakhel.

Cuando el Templo pronto sea reconstruido, la práctica se renovará, con el propio Mashíaj leyendo el rollo de la Torá.

Devarim – Deuteronomy – Chapter 32

8 When the Most High gave nations their lot, when He separated the sons of man, He set up the boundaries of peoples according to the number of the children of Israel. חבְּהַנְחֵ֤ל עֶלְיוֹן֙ גּוֹיִ֔ם בְּהַפְרִיד֖וֹ בְּנֵ֣י אָדָ֑ם יַצֵּב֙ גְּבֻלֹ֣ת עַמִּ֔ים לְמִסְפַּ֖ר בְּנֵ֥י יִשְׂרָאֵֽל:

Deuteronomio 32:8

Cuando el Di-s Supremo dio a cada pueblo su heredad, dividió a los hijos del hombre y fijó los límites de los pueblos conforme al número de los hijos de Israel.

Pregunta: 

Quién es llamado a interceder por las naciones ante en Creador?

¿Cuál es la situación de las Naciones ahora?