Beinart’s Final Solution: End Israel as Nation-State of the Jewish People / La Solución Final de Beinart: Poner fin a Israel como Nación-Estado del Pueblo Judío

Devarim – Deuteronomy – Chapter 14

2 For you are a holy people to the Lord, your God, and the Lord has chosen you to be a treasured people for Him, out of all the nations that are upon the earth. בכִּ֣י עַ֤ם קָדוֹשׁ֙ אַתָּ֔ה לַֽיהֹוָ֖ה אֱלֹהֶ֑יךָ וּבְךָ֞ בָּחַ֣ר יְהֹוָ֗ה לִֽהְי֥וֹת לוֹ֙ לְעַ֣ם סְגֻלָּ֔ה מִכֹּל֙ הָֽעַמִּ֔ים אֲשֶׁ֖ר עַל־פְּנֵ֥י הָֽאֲדָמָֽה:

Porque eres un pueblo santo para el Señor, tu Dios, y el Señor te ha elegido para que seas un pueblo atesorado por Él, de todas las naciones que están sobre la tierra.

Beinart’s Final Solution: End Israel as Nation-State of the Jewish People / La Solución Final de Beinart: Poner fin a Israel como Nación-Estado del Pueblo Judío

by Alan M. Dershowitz

  • If Israel were to end its existence as the nation-state of the Jewish people — as Beinart advocates — and become a Jewish “homeland” in a single binational, bi-religious state, a demographic war would become inevitable, in which Jews and Muslims would compete to become a majority. As soon as a Muslim majority materialized, the Jewish “homeland” would become precisely the kind of “Bantustan” that Beinart has railed against in the context of South Africa.
  • The Jewish minority would be ruled by the Muslim majority, even if it were given some degree of autonomy. Their protection would be largely in the hands of the Muslim majority, many of whom believe there is no place for a Jewish entity anywhere in the region.
  • A Palestinian majority would not allow persecuted Jews from around the world to seek asylum, as they can today under Israel’s Law of Return. Instead, the Palestinian state would enact its own law of return that would allow millions of exiles to “return” and assure a permanent Muslim supermajority.

Peter Beinart’s New York Times op-ed advocating the end of Israel as the nation-state of the Jewish people is a study in historical ignorance, willful deception and arrogant rejection of democracy(…)

To Read the full article:

gatestoneinstitute.org/peter-beinart-final-solution

  • Si Israel terminara su existencia como el Estado-Nación del pueblo Judío, como defiende Beinart, y se convirtiera en una “patria” Judía en un solo estado binacional y birreligioso, una guerra demográfica sería inevitable, en la que Judíos y musulmanes competiría para convertirse en mayoría. Tan pronto como se materializara una mayoría musulmana, la “patria” Judía se convertiría precisamente en el tipo de “bantustano” contra el cual Beinart ha protestado en el contexto de Sudáfrica.
  • La minoría Judía sería gobernada por la mayoría musulmana, incluso si se le otorgara cierto grado de autonomía. Su protección estaría en gran parte en manos de la mayoría musulmana, muchos de los cuales creen que no hay lugar para una entidad Judía en ninguna parte de la región.
  • Una mayoría palestina no permitiría a los Judíos perseguidos de todo el mundo buscar asilo, como pueden hacer hoy en día bajo la Ley de Retorno de Israel. En cambio, el estado palestino promulgaría su propia ley de retorno que permitiría a millones de exiliados “regresar” y asegurar una supermayoría musulmana permanente.

El artículo de opinión de Peter Beinart en el New York Times que defiende el fin de Israel como el Estado-Nación del pueblo Judío es un estudio sobre ignorancia histórica, engaño deliberado y rechazo arrogante de la democracia.

Beinart propuso que un solo estado binacional y birreligioso en lo que ahora es Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza reemplaza al actual Israel, cuya población Judía recibiría una “patria” dentro de la nueva nación. Pero Beinart ignora lamentablemente los intentos anteriores de crear o mantener estados binacionales o birreligiosos.

Beinart ignora las lecciones de la historia que rodean a la ex Yugoslavia, el esfuerzo fallido de Tito para crear una sola nación artificial de diferentes etnias y religiones, que terminó en genocidio, tragedia y su ruptura en varios estados que ahora viven en relativa paz. Omite cualquier mención de Líbano, un experimento fallido en el intercambio de poder entre musulmanes y cristianos. Escribe como si la India hindú todavía incluyera al Pakistán musulmán, en lugar de haberse dividido después de un considerable derramamiento de sangre y división. En cambio, se centra en dos países, Irlanda del Norte y Sudáfrica, que tienen poca relación con el actual Israel, Cisjordania y Gaza. Irlanda del Norte es un país cuya población es étnicamente similar, con solo diferencias religiosas en un momento en que la religión juega un papel mucho menos importante en la vida de muchos laicos irlandeses del norte. Sudáfrica era un país en el que una pequeña minoría de blancos dominaba a una gran mayoría de negros, y ahora es una nación predominantemente negra.

Israel y los territorios palestinos son totalmente diferentes. La población de Israel es una mezcla de judíos, musulmanes y cristianos asquenazíes y sefardíes. Cisjordania y Gaza están compuestos casi exclusivamente por árabes musulmanes.

Solía haber una mezcla de musulmanes y cristianos, pero la mayoría de los cristianos han sido expulsados. La población árabe musulmana combinada de Israel, Cisjordania y Gaza es cercana en número a la población Judía de Israel. Si Israel terminara su existencia como el Estado-Nación del pueblo Judío, como defiende Beinart, y se convirtiera en una “patria” Judía en un solo estado binacional y birreligioso, una guerra demográfica sería inevitable, en la que Judíos y musulmanes competiría para convertirse en mayoría. Tan pronto como se materializara una mayoría musulmana, la “patria” Judía se convertiría precisamente en el tipo de “bantustano” contra el cual Beinart ha protestado en el contexto de Sudáfrica. La minoría Judía sería gobernada por la mayoría musulmana, incluso si se le otorgara cierto grado de autonomía. Su protección estaría en gran parte en manos de la mayoría musulmana, muchos de los cuales creen que no hay lugar para una entidad Judía en ninguna parte de la región.

Fue precisamente este miedo lo que llevó a la creación del sionismo político en el siglo XIX. Theodor Herzl y otros experimentaron el antisemitismo de Europa y la incapacidad de la minoría Judía allí para protegerse contra los pogromos y la discriminación. Poner la seguridad de la población Judía de Israel en manos de una mayoría musulmana potencialmente hostil sería una invitación al posible genocidio.

Beinart insiste en que los Israelíes y Judíos de hoy deben ignorar las lecciones del Holocausto. Pero aquellos que ignoran la historia están destinados a repetirla. Y los Judíos no pueden darse el lujo de ver una repetición de su pasado trágico.

Beinart nunca discute el tema de quién controlaría las fuerzas armadas y, más particularmente, el arsenal nuclear de Israel, bajo un estado binacional y birreligioso. Recuerde que la constitución actual de Hamas exige que un estado palestino sea una nación islámica sujeta a la ley islámica. Incluso si el estado de mayoría palestina permitiera a la patria de la minoría Judía tener sus propias leyes nacionales, el propio estado, con su mayoría musulmana, presumiblemente controlaría las fuerzas armadas. Esto crearía otro estado islámico, entre los muchos que existen actualmente, pero este tendría un arsenal nuclear. Una mayoría palestina tampoco permitiría que los Judíos perseguidos de todo el mundo busquen asilo, como pueden hacer hoy en virtud de la Ley de Retorno de Israel. En cambio, el estado palestino promulgaría su propia ley de retorno que permitiría a millones de exiliados “regresar” y asegurar una supermayoría musulmana permanente.

      *         *         *          *

Devarim – Deuteronomy – Chapter 7

6 For you are a holy people to the Lord, your God: the Lord your God has chosen you to be His treasured people, out of all the peoples upon the face of the earth. וכִּ֣י עַ֤ם קָדוֹשׁ֙ אַתָּ֔ה לַֽיהֹוָ֖ה אֱלֹהֶ֑יךָ בְּךָ֞ בָּחַ֣ר | יְהֹוָ֣ה אֱלֹהֶ֗יךָ לִֽהְי֥וֹת לוֹ֙ לְעַ֣ם סְגֻלָּ֔ה מִכֹּל֙ הָֽעַמִּ֔ים אֲשֶׁ֖ר עַל־פְּנֵ֥י הָֽאֲדָמָֽה:
7 Not because you are more numerous than any people did the Lord delight in you and choose you, for you are the least of all the peoples. זלֹ֣א מֵֽרֻבְּכֶ֞ם מִכָּל־הָֽעַמִּ֗ים חָשַׁ֧ק יְהֹוָ֛ה בָּכֶ֖ם וַיִּבְחַ֣ר בָּכֶ֑ם כִּֽי־אַתֶּ֥ם הַמְעַ֖ט מִכָּל־הָֽעַמִּֽים:

Porque eres un pueblo santo para el Señor, tu Dios: el Señor tu Dios te ha escogido para ser Su pueblo atesorado, de todos los pueblos sobre la faz de la tierra.

No porque seas más numeroso que cualquier otro pueblo, el Señor se deleitó en ti y te eligió, porque eres el menor de todos los pueblos.