Ezequiel / Ezekiel / יחזקאל

dos palos unidos

Ezequiel 37

Estaba sobre mí la mano del Eterno y el Eterno me Llevo en un espíritu y me dejo en medio del valle que estaba lleno de huesos.

Me hizo pasar junto a ellos y he aquí que eran numerosísimos en el gran valle y he aquí que eran muy secos. Y me preguntó: “Hijo de hombre, ¿podrán vivir esos huesos?”. Y yo le respondí: “¡Oh Dios Eterno! Solo Tú lo sabes”. Entonces me dijo: “Profetiza sobre estos huesos y diles: ¡Oh huesos secos! Escuchad la palabra del Eterno: Así dice Dios el Eterno a estos huesos. He aquí que daré aliento entre vosotros y viviréis. Y pondré sobre vosotros nervios, haré crecer sobre vosotros carne y os cubriré de piel; os infundiré aliento y viviréis, así sabréis que Yo soy el Eterno. Así profetice como me fue ordenado y cuando profetizaba, oí un ruido y he aquí que una conmoción y los huesos se reunieron huesos con huesos. Observe que había nervios sobre ellos y surgió la carne y fueron cubiertos de piel, pero no había aliento en ellos. Entonces me dijo Él: “Profetiza al aliento, profetiza, hijo de hombre y di al aliento, así dice Dios el Eterno: Ven de los cuatro vientos, oh aliento y entra en los muertos para que vivan. Así profetice, como Él me había ordenado y el aliento vino a ellos; vinieron y se pararon sobre sus pies, construyendo un ejército sumamente grande.

Y me dijo Él: “Hijo de hombre, estos  huesos son toda la casa de Israel. He aquí que dicen: “Nuestros huesos están secos y nuestra esperanza perdida. Somos totalmente cortados”. Profetiza pues y diles, así dice Dios el Eterno: He aquí que abriré vuestros sepulcros, oh pueblo Mío y os traeré a la tierra de Israel.

Sabréis que Yo soy el Eterno cuando haya abierto vuestras tumbas y os hecho salir de vuestros sepulcros, oh pueblo mío. Y pondré Mi espíritu en vosotros y viviréis; os pondré en vuestra propia tierra y sabréis que Yo el Eterno he hablado y lo he cumplido, dice el Eterno”.

Y me vino la palabra del Eterno, diciendo: “Y tú, hijo de hombre, tómate un palo y escribe sobre él: “Para Judá y para los hijos de Israel, sus compañeros” y luego toma otro palo y escribe sobre él: “Para José (Yosef), el báculo de Efraín (Efráyim) y de toda la casa de Israel, sus compañeros”. Y júntalos uno con otro como un solo palo para que se unan en tu mano. Y cuando los hijos de tu pueblo te hablen diciendo:” ¿No has de decirnos qué quieres significar con esto?”, les responderás, así dice Dios el Eterno: He aquí que tomaré el palo de José que está en la mano de Efraín y las tribus de Israel sus compañeros, los pondré juntos con el palo de Judá y haré de ellos un solo palo y serán uno en Mi mano. Y los palos donde tú escribiste estarán en tu mano delante de los ojos de ellos. Y les dirás, así dice Dios el Eterno: He aquí que tomaré a los hijos de Israel de entre las naciones adonde fueron y los reuniré de todas partes y los traeré a su propia tierra. Haré de ellos una nación en la tierra sobre las montañas de Israel y un rey será rey de ellos y no serán más dos naciones, ni estarán más divididas en dos reinos, ni se contaminarán más a sí mismos con sus ídolos, ni con sus cosas detestables, ni con ninguna de sus transgresiones sino que Yo los salvaré de todas sus moradas donde han pecado y los purificaré de modo que será Mi pueblo y Yo seré su Dios. Y Mi siervo David será Rey sobre ellos y todos ellos tendrán un pastor, andarán en Mis preceptos, observarán Mis estatutos y los cumplirán. Vivirán en la tierra que Yo le di a Mi siervo Jacob, donde moraron vuestros padres y vivirán allí, ellos y sus hijos y los hijos de sus hijos para siempre y David Mi siervo será príncipe para siempre.

Además haré un pacto de paz con ellos. Será un pacto eterno con ellos, los estableceré, los multiplicaré y pondré Mi santuario en medio de ellos para siempre. Mi morada será sobre ellos, Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.

Y las naciones sabrán que Yo soy el Eterno que santifica a Israel, cuando Mi santuario esté en medio de ellos para siempre”

IMG_9697

IMG_9698

Vídeos:

Las Dos Casas de Israel – El Hijo Prodigo

https://www.youtube.com/watch?v=rkJxbq5WFRc

https://www.youtube.com/watch?v=Dw8ZayR3L28

VEZOT – HABERAJA

17177

VEZOT – HABERAJA

Y ésta es la bendición que Moisés, varón de Dios impartió a los hijos de Israel antes de su muerte.

Dijo: “El Eterno apareció en el Sinaí y resplandeció ante ellos desde Seir.

Irradió Su luz desde el monte Parán, en medio de Sus miradas de santos (ángeles) y de Su diestra salió el fuego de la Ley para ellos.

¡Oh Tú que amas a Tus tribus y tienes en Tu mano a todos Tus santos (ángeles), que se sientan a Tus pies para recibir tus órdenes!.

Moisés nos dio una Ley, posesión de la comunidad de Jacob, mientras Él era Rey en Jesurún cuando se congregaron los jefes del pueblo y las tribus de Israel” (reconoció al pueblo)

“Viva Rubén y no muera; que sus hombres no sean pocos” (Dijo Moisés)

Y dijo sobre Judá: “Escucha, oh Eterno, la voz de Judá y tráelo a su pueblo. Sean sus manos numerosas y sé Tú para él un auxilio contra sus enemigos”.

Y dijo sobre Leví: “Tus tumin y tus urim son de tus hombres piadosos, puestos a prueba en Masá y junto al manantial de Meribá.

Hombres (levitas) que dijeron a su padre: “No los hemos visto”, ni reconocieron a sus hermanos (en el episodio del becerro de oro), por guardar Tu palabra y cumplir Tu Pacto. Enseñaran a Jacob Tus preceptos y a Israel Tu ley. Quemarán incienso ante Ti y holocaustos en Tu altar. Bendecid, oh Eterno, la sustancia de Tu pueblo y otorga Tu favor a las obras de sus manos. Castiga los lomos de quienes se levantan contra él y de quienes le aborrecen para que no puedan levantar más”.

Y dijo sobre Benjamín: “El amado del Eterno vivirá seguro junto a Él, pues gozará de Su protección todo el día y morará entre sus hombros.

Y dijo sobre José:” Bendiga el Eterno su tierra, con Sus preciosos dones del cielo y Sus bullantes manantiales que se despeñan hacia las profundidades, y los deliciosos frutos que madura el sol y los selectos frutos que madura la luna, y lo mejor de los viejos montes y de la antigua colinas, y lo más escogido de la grosura de la tierra y de sus productos. Y que el favor de Aquel que se apareció en la zarza se pose sobre la testa de José, el que fue separado de sus hermanos.

Su gloria será como la de un toro primerizo y sus cuernos serán hermosos como los del búfalo. Con ellos a pueblos cornearán juntos, hasta los confines de la tierra. Y son ellos las multitudes de Efrayim y son ellos los millares de Menashé.

Y dijo sobre Zabulón: “Alégrate, Zabulon, en tus correrías (por el mar), pero tú, Isacar, regocíjate en tus tiendas. Llamarán a los pueblos a la montaña donde brindarán sacrificio de justicia, sorberán de los mares su abundancia y de la arena sus tesoros ocultos”.

Y dijo sobre Gad: “Bendito sea Él que ensancha a Gad, que vive en vigilia como una leona y destroza el brazo enemigo con un golpe de su cabeza. Obtuvo la primera parte de la heredad para sí, asignada para él(al oriente del Jordán) por el Legislador y la ocupó con los jefes de su tribu, por justicia del Eterno.

Y dijo sobre Dan: “Dan es un cachorro de león que asaltará desde Basán”.

Y dijo de Neftalí: “¡Oh Neftalí, colmado de favores y de la bendición del Eterno, apodérate del oeste y del sur!”.

Y dijo sobre Aser: “Sea Aser bendito entre los hijos y sea grato a sus hermanos y que se sumerja su pie en aceite (por sus prósperos olivares).

Sean de hierro y cobre tus cerrojos, y sean tus fuerzas como tus días (prolongados).

““No hay nadie como Dios, oh Jesurún, que cabalga por el cielo para venir en tu ayuda, mostrando Su gloria.

El Dios de los tiempos antiguos es tu refugio y Sus brazos son eternos.

Él espantará al enemigo ante ti y te animara a aniquilarlo. Israel vive en seguridad. La fuente de Jacob se alza solitaria sobre una tierra plena de trigo y de mosto, fructificada por el rocío del cielo.

¡Dichoso eres, oh Israel! ¿Quién es como tú, pueblo salvado por el Eterno, el escudo que te protege y la espada que te hace triunfar?,

Tus enemigos descubrirán sus propias mentiras ante ti y tú pisotearás sus colinas”.

Deuteronomio 33:1-29

IMG_9133

IMG_9134

IMG_9135