Gedaliah

By Nissan Mindel
Published and copyrighted by Kehot Publication Society

Nebuchadnezzar, king of Babylonia, had accomplished his purpose. He had completely subdued the Kingdom of Judah and destroyed its capital of Jerusalem and its most sacred shrine, the Holy Temple. He had slain or captured most of the royal family and the nobility of the land. The upper classes of the Jewish people, including the leaders of the priesthood and the chief civil and military officers, were led captives en masse to Babylon. Many of them were mercilessly put to death at Riblah. Judah was crushed and bereaved of its best sons.

The prophet Jeremiah had been allowed to choose between remaining in Judah and going to Babylon as an honored guest of the Babylonian royal house. He chose to remain with his brethren on the holy soil. Jeremiah went to Mizpah, a short way north of Jerusalem, where Gedaliah had established the seat of his governorship, and offered him his fullest support. Gedaliah gratefully accepted, and Mizpah now became also the spiritual center of the people.

Gedaliah was a wise man, gentle and modest. He zealously began to encourage the people to cultivate the fields and vineyards, and thus lay the foundation of security. Under the wise administration of Gedaliah, the Jewish community began to prosper. Its fame began to spread abroad. Many Jews who had fled to places of safety in neighboring lands during the war of destruction were attracted by the news of the revival of the Jewish community in Judah. They came to Gedaliah in Mizpah and were warmly welcomed by him.

The Jewish governor exhorted his brethren to remain loyal to the king of Babylonia, and promised them peace and security. His advice was well taken. The Babylonian garrison stationed in the land did not molest them—on the contrary, it offered them protection against unfriendly neighbors. The young Jewish commonwealth was well on its way to recovery when it was suddenly struck by a cowardly deed of treachery and bloodshed.

To read the full article:

https://www.chabad.org/jewish/Gedaliah

Gedaliah

Nabucodonosor, rey de Babilonia, había cumplido su propósito. Él había sometido completamente el Reino de Judá y destruyó su capital de Jerusalem y su santuario más sagrado, el Templo Sagrado. Él había matado o capturado a la mayoría de la familia real y la nobleza de la tierra. Las clases altas del pueblo judío, incluidos los líderes del sacerdocio y los principales oficiales civiles y militares, fueron llevados cautivos en masa a Babilonia. Muchos de ellos fueron ejecutados sin piedad en Riblah. Judá fue aplastado y privado de sus mejores hijos.

Al profeta Jeremías se le permitió elegir entre permanecer en Judá o ir a Babilonia como un invitado de honor de la casa real de Babilonia. Él eligió permanecer con sus hermanos en el suelo sagrado. Jeremías fue a Mizpa, a poca distancia al norte de Jerusalén, donde Gedalías había establecido la sede de su cargo de gobernador, y le ofreció todo su apoyo. Gedaliah aceptó con gratitud, y Mizpah se convirtió también en el centro espiritual de la gente.

Gedaliah era un hombre sabio, amable y modesto. Celosamente comenzó a alentar a la gente a cultivar los campos y viñedos, y así sentar las bases de la seguridad. Bajo la sabia administración de Gedaliah, la comunidad judía comenzó a prosperar. Su fama comenzó a extenderse al exterior. Muchos judíos que huyeron a lugares de seguridad en tierras vecinas durante la guerra de destrucción fueron atraídos por las noticias del resurgimiento de la comunidad judía en Judá. Llegaron a Gedalías en Mizpa y fueron muy bien recibidos por él.

El gobernador judío exhortó a sus hermanos a permanecer fieles al rey de Babilonia, y les prometió paz y seguridad. Su consejo fue bien recibido. La guarnición babilónica estacionada en la tierra no los molestó; por el contrario, les ofreció protección contra vecinos hostiles. La joven comunidad judía estaba en camino de recuperación cuando de repente fue golpeada por una cobarde hazaña de traición y derramamiento de sangre.

Entre los refugiados que se habían unido a Gedalías en Mizpah estaba Ismael, el hijo de Netanías, un descendiente de la casa real de Sedequías, el último rey de Judá. Ishmael era un hombre ambicioso que no se detendría ante nada para alcanzar su objetivo. El honor y el éxito que había ganado Gedaliah lo llenaban de celos crueles. Ishmael comenzó a tramar contra Gedaliah. Encontró un aliado en el rey de Amón, que había estado siguiendo con aprensión el crecimiento de la nueva colonia judía

La conspiración se hizo conocida por Johanan, el hijo de Kareah, un oficial devoto de Gedaliah. Johanan advirtió al gobernador del peligro que amenazaba a su persona. Gedaliah, sin embargo, siendo de naturaleza verdadera y generosa, se abstuvo de creer tal traición. Cuando Johanan se ofreció a matar a Ishmael en secreto antes de que este último pudiera llevar a cabo sus malvados planes, Gedaliah indignado rechazó la propuesta.

Mientras tanto, Ishmael esperó su momento. En poco tiempo se presentó la oportunidad que estaba esperando. Fue invitado por el gobernador a una fiesta en Mizpa en Rosh Hashaná. Ishmael llegó al banquete en compañía de diez seguidores. Durante la fiesta, la despiadada banda atacó y mató al gobernador. Después de haber asesinado a su anfitrión, comenzaron una terrible matanza. Ismael asesinó a muchos seguidores prominentes de Gedalías, y puso a cuchillo a la pequeña guarnición caldea estacionada en Mizpa. Su acto asesino logrado, Ismael dejó Mizpa con muchos cautivos, dirigiéndose a Ammón.

Johanan y algunos de sus valientes hombres habían escapado de la masacre, porque no estaban en Mizpa en ese momento. Cuando Johanan se enteró de la terrible tragedia, reunió ayuda adicional y persiguió al asesino. Derrotando a Ismael cerca de Gabaón en Benjamín, Johanán logró liberar a los cautivos, pero Ismael, con unos pocos seguidores, logró escapar a la tierra de Ammón.

La difícil situación de los judíos ahora era triste. El asesinato de Gedalías y de la guarnición de Babilonia provocaría la ira de Nabucodonosor sobre los restos del pueblo de Judá. Tenían mucho miedo de su castigo. Sin embargo, ¿a dónde podrían recurrir? El único refugio de refugio parecía ser Egipto, donde la mano de Nabucodonosor aún no había llegado. Pero ese país era odioso para ellos. Aunque habían pasado unos novecientos años desde que sus antepasados habían sido liberados de Egipto después de siglos de esclavitud, Egipto todavía era considerado con aversión. Sin embargo, su desesperación y susto era tan grande que los pobres decidieron buscar escapar en Egipto y emprendieron el camino hacia el sur.

Los judíos apretujados se detuvieron en Beit Lechem y recurrieron a Jeremías para pedirles consejo. El profeta fiel, que había participado en todas sus pruebas y desgracias y se había aferrado a ellos con afecto inquebrantable, todavía estaba entre ellos. Para él, ahora volvieron sus ojos ansiosos, prometiendo atenerse a cualquier consejo que él les diera.

Durante diez días, Jeremías oró a Di-s, y finalmente recibió un mensaje divino que inmediatamente le dijo a las personas reunidas:

“Así dice el Di-s de Israel. . . Si todavía habitas en esta tierra, yo te edificaré y no te destruiré, y te plantaré y no te arrancaré. . . No temas al rey de Babilonia, del que tienes miedo. . . porque estoy contigo para salvarte. . . Pero si dices: “No moraremos en esta tierra”, desobedeciendo la voz de tu Di-s, diciendo: “No, sino que iremos a la tierra de Egipto”. . . entonces sucederá que la espada que temiste te alcanzará allá en la tierra de Egipto, y la hambruna de la cual temías te seguirá de cerca en Egipto; y allí morirás. . . Di-s te ha hablado, oh remanente de Judá, no vayas a Egipto; conocerte con certeza, porque te lo he advertido este día! “

Pero las palabras de Jeremías cayeron en oídos sordos. La gente ya había formado su resolución, y solo había esperado que el profeta la confirmara. A pesar de su promesa solemne a Jeremías de que seguirían su consejo, acusaron al profeta de conspirar junto con su discípulo Baruc, el hijo de Nerías, para entregarlos en manos de los caldeos. Luego, todos siguieron su camino hacia Egipto, forzando a Jeremías y Baruc a acompañarlos.

Cuando los refugiados llegaron a la frontera de Egipto, se detuvieron. Aquí Jeremías advirtió una vez más a sus hermanos que la seguridad que buscaban en Egipto sería efímera. Él predijo que en poco tiempo Egipto sería conquistado por Nabucodonosor y destruido. El profeta les advirtió además sobre los peligros que los acechaban al mezclarse con los idólatras egipcios. Si volvieran a la idolatría, que había sido la causa de todas sus desgracias en el pasado, sellarían su destino más allá de toda esperanza.

Lamentablemente, las advertencias y súplicas del profeta fueron en vano. Los refugiados judíos se establecieron en Egipto y, en poco tiempo, abandonaron su fe en Di-s. Se hundieron al nivel de las prácticas paganas de los egipcios.

Unos años más tarde hubo un levantamiento político en Egipto cuando el faraón Hophra fue asesinado. Nabucodonosor se aprovechó de la situación. Invadió y destruyó la tierra, y la mayoría de los refugiados judíos perecieron en esta invasión y guerra. Así, la espantosa profecía de Jeremías volvió a hacerse realidad.

Dónde y cuándo murió el profeta anciano no se conoce con certeza. Se cree que él y su fiel discípulo Baruch pasaron sus últimos años con sus hermanos exiliados en Babilonia.

En memoria del asesinato de Gedalías y la tragedia que trajo sobre nuestros hermanos en aquellos días, tan pronto después de la destrucción del Templo Sagrado, ayunamos en el tercer día de Tishrei, el ayuno de Gedalías.

Is history repeated?

Why Are Israelis Moving to Germany?

https://www.haaretz.com/1.5177308

Israelis traveling in Germany to get work visas

Agreement to be signed as part of Merkel’s state visit stipulates Israelis on short-term visits to Germany can get work visas almost automatically

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4491675,00.html

Ignore the liberal media’s lies about the “racist” protests taking place in Germany!
German patriots are demanding an end to Merkel’s Open Door policies.
Co-leader of the AfD (Alternative for Germany) party, Dr. Alice Weidel explains the events taking place in Chemnitz.

1Will not wisdom call out, and understanding give forth its voice? אהֲלֹֽא־חָכְמָ֥ה תִקְרָ֑א וּ֜תְבוּנָ֗ה תִּתֵּ֥ן קוֹלָֽהּ:
2At the top of the heights upon the road; at the crossroads she stands. בבְּרֹאשׁ־מְרוֹמִ֥ים עֲלֵי־דָ֑רֶךְ בֵּ֖ית נְתִיב֣וֹת נִצָּֽבָה:
3Beside the gates, at the entrance of the roof, at the entrance of the portals she cries, גלְיַד־שְׁעָרִ֥ים לְפִי־קָ֑רֶת מְב֖וֹא פְתָחִ֣ים תָּרֹֽנָּה:
4“To you, O men, I call, and my voice [is] to the children of man. דאֲלֵיכֶ֣ם אִישִׁ֣ים אֶקְרָ֑א וְ֜קוֹלִ֗י אֶל־בְּנֵ֥י אָדָֽם:
5O simpletons, understand cunning, and you fools, give understanding to your heart. ההָבִ֣ינוּ פְתָאיִ֣ם עָרְמָ֑ה וּ֜כְסִילִ֗ים הָבִ֥ינוּ לֵֽב:
6Hearken for I will speak noble things, and the opening of my lips shall be right things. ושִׁמְעוּ כִּֽי־נְגִידִ֣ים אֲדַבֵּ֑ר וּמִפְתַּ֥ח שְׂ֜פָתַ֗י מֵישָׁרִֽים:
7For my palate shall utter truth, and wickedness is an abomination of my lips. זכִּֽי־אֱ֖מֶת יֶהְגֶּ֣ה חִכִּ֑י וְתוֹעֲבַ֖ת שְׂפָתַ֣י רֶֽשַׁע:
8All the sayings of my lips are with righteousness; there is nothing twisted or crooked in them. חבְּצֶ֥דֶק כָּל־אִמְרֵי־פִ֑י אֵ֥ין בָּ֜הֶ֗ם נִפְתָּ֥ל וְעִקֵּֽשׁ:
9They are all true to the understanding one, and straight to those who find knowledge. טכֻּלָּ֣ם נְ֖כֹחִים לַמֵּבִ֑ין וִֽ֜ישָׁרִ֗ים לְמֹ֣צְאֵי דָֽעַת:
10Take my discipline and not silver; knowledge is chosen above gold. יקְחֽוּ־מוּסָרִ֥י וְאַל־כָּ֑סֶף וְ֜דַ֗עַת מֵחָר֥וּץ נִבְחָֽר:
11For wisdom is better than pearls; all desirable things cannot be compared to it. יאכִּֽי־טוֹבָ֣ה חָ֖כְמָה מִפְּנִינִ֑ים וְכָל־חֲ֜פָצִ֗ים לֹ֣א יִֽשְׁווּ־בָֽהּ:
12I am wisdom; I dwelt [beside] cunning, and the knowledge of devices I will find. יבאֲֽנִי־חָ֖כְמָה שָׁכַ֣נְתִּי עָרְמָ֑ה וְדַ֖עַת מְזִמּ֣וֹת אֶמְצָֽא:
13Fear of the Lord is to hate evil, haughtiness, pride, the way of evil, and a perverse mouth; [these] I hate. יגיִֽרְאַ֣ת יְהוָה֘ שְֹֽנֹ֫את רָ֥ע גֵּ֘אָ֤ה וְגָא֨וֹן וְדֶ֣רֶךְ רָ֖ע וּפִ֨י תַהְפֻּכ֬וֹת שָׂנֵֽאתִי:
14I have counsel and sound wisdom; I am understanding; I have might. ידלִֽי־עֵ֖צָה וְתוּשִׁיָּ֑ה אֲנִ֥י בִ֜ינָ֗ה לִ֣י גְבוּרָֽה:
15Kings reign with me, and rulers legislate righteousness. טובִּי מְלָכִ֣ים יִמְלֹ֑כוּ וְ֜רוֹזְנִ֗ים יְחֹ֣קְקוּ צֶֽדֶק:
16Through me princes govern, and nobles, yea, all judges of righteousness. טזבִּי שָׂרִ֣ים יָשֹ֑רוּ וּ֜נְדִיבִ֗ים כָּל־שֹׁ֥פְטֵי צֶֽדֶק:
17I will love those who love me, and those who seek me eagerly will find me. יזאֲנִי אֹהֲבַ֣יה (אֹהֲבַ֣י) אֵהָ֑ב וּ֜מְשַׁחֲרַ֗י יִמְצָאֻֽנְנִי:

https://ritasibbick.com/2018/09/12/mishlei-proverbs-chapter-8-2/

What, why and how we mourn on the day after Rosh Hashanah / Qué, por qué y cómo lloramos el día después de Rosh Hashaná

Tzom Gedaliah Fast Day

Tzom Gedaliah in Brief

Tzom Gedaliah is a dawn-to-dusk fast (click here for exact times) observed on the day after Rosh Hashanah (if that day is Shabbat, it is observed on Sunday). Commemorating the tragic death of Gedaliah, governor of Judea, the day begins with special Selichot liturgy (click here for a Hebrew PDF).

Historical Background

After the Babylonians destroyed the Holy Temple in Jerusalem and exiled many Jews in 3338 (423 BCE), they appointed Gedaliah ben Achikam as governor of the remaining Jews in the Holy Land. Jews who had taken refuge in the surrounding lands of Ammon, Moab and Edom heard of his appointment and returned to Judea to join his group—the last remnant of the once-mighty Judea. Under his wise and pious leadership, they tilled, planted and cultivated, coaxing the ravaged land back to health.

Prior to Rosh Hashanah 3339, Gedaliah received word that a certain Ishmael benNetaniah, jealous of his position of power and dissatisfied with his tactical alliance with the Babylonians, was planning to kill him and usurp the leadership for himself. But the trusting Gedaliah refused to believe that Ishmael would act treacherously, and restrained those who wanted to kill Ishmael.

To read the full article:

https://www.chabad.org/Tzom-Gedaliah-Fast-Day

Tzom Gedaliah in Brief

Tzom Gedaliah es un ayuno al atardecer (haz clic aquí para las horas exactas) observado el día después de Rosh Hashaná (si ese día es Shabat, se observa el domingo). Conmemorando la trágica muerte de Gedaliah, gobernador de Judea, el día comienza con una liturgia especial de Selichot (haga clic aquí para obtener un PDF en hebreo).

Antecedentes históricos

Después de que los babilonios destruyeron el Templo Sagrado de Jerusalem y exiliaron a muchos judíos en 3338 (423 aC), nombraron a Gedalías ben Achikam como gobernador de los judíos restantes en Tierra Santa. Los judíos que se habían refugiado en las tierras circundantes de Amón, Moab y Edom se enteraron de su nombramiento y regresaron a Judea para unirse a su grupo, el último remanente de la otrora poderosa Judea. Bajo su liderazgo sabio y piadoso, labraron, sembraron y cultivaron, persuadiendo a la devastada tierra para que recuperara la salud.

Antes de Rosh Hashaná 3339, Gedalías recibió la noticia de que cierto Ismael ben Netanías, celoso de su posición de poder e insatisfecho con su alianza táctica con los babilonios, planeaba matarlo y usurpar el liderazgo para sí mismo. Pero el confiado Gedaliah se negó a creer que Ismael actuaría de forma traicionera, y refrenó a los que querían matar a Ishmael.

En Rosh Hashaná, Ismael vino a Gedalías con diez hombres, ostensiblemente para celebrar la fiesta con él. Mientras comían juntos, Ismael y sus hombres se levantaron y mataron a Gedalías, así como a todos los otros hombres judíos y soldados babilónicos que estaban presentes.

Esta traición fue seguida por más derramamiento de sangre. También causó que los judíos huyeran a Egipto, terminando efectivamente con las perspectivas de asentamiento judío en Tierra Santa hasta el regreso de los exiliados babilonios en el año 3390 (371 AEC) .1 Por lo tanto, el exilio babilónico fue absoluto, y Judea quedó privado de sus hijos.

The Fast

En memoria de la trágica muerte de Gedaliah y sus consecuencias desastrosas, ayunamos todos los años el 3 de Tishrei, el día después de Rosh Hashaná.2 Si el tercero de Tishrei cae en Shabat, el ayuno se pospone al 4 de Tishrei. Al igual que otros ayunos “menores”, comienza al amanecer (mucha hacha) y termina al caer la noche.

Durante los servicios de la mañana, es costumbre agregar oraciones penitenciales especiales de selichot. 

Durante las oraciones de la mañana y de la tarde, se saca la Torá, y leemos la porción de Éxodo 32: 11-14 y 34: 1-10 en la que Di-s perdona a Israel por el pecado del becerro de oro. Durante las oraciones de la tarde, también leemos una haftará, de Isaías 55: 6-56: 8.

Como está escrito en Zacarías 8:19, Tzom Gedaliah es uno de los cuatro ayunos que se convertirán en alegría y festejo con la llegada de Moshiach. Que pase pronto

Aprende más sobre la vida y la muerte de Gedaliah.

Aprende sobre el significado interno de Tzom Gedaliah

Exodus 32 (11-14)

Moses pleaded before the Lord, his God, and said: “Why, O Lord, should Your anger be kindled against Your people whom You have brought up from the land of Egypt with great power and with a strong hand? יאוַיְחַ֣ל משֶׁ֔ה אֶת־פְּנֵ֖י יְהֹוָ֣ה אֱלֹהָ֑יו וַיֹּ֗אמֶר לָמָ֤ה יְהֹוָה֙ יֶֽחֱרֶ֤ה אַפְּךָ֙ בְּעַמֶּ֔ךָ אֲשֶׁ֤ר הוֹצֵ֨אתָ֙ מֵאֶ֣רֶץ מִצְרַ֔יִם בְּכֹ֥חַ גָּד֖וֹל וּבְיָ֥ד חֲזָקָֽה:
12Why should the Egyptians say: ‘He brought them out with evil [intent] to kill them in the mountains and to annihilate them from upon the face of the earth’? Retreat from the heat of Your anger and reconsider the evil [intended] for Your people. יבלָ֩מָּה֩ יֹֽאמְר֨וּ מִצְרַ֜יִם לֵאמֹ֗ר בְּרָעָ֤ה הֽוֹצִיאָם֙ לַֽהֲרֹ֤ג אֹתָם֙ בֶּֽהָרִ֔ים וּלְכַ֨לֹּתָ֔ם מֵעַ֖ל פְּנֵ֣י הָֽאֲדָמָ֑ה שׁ֚וּב מֵֽחֲר֣וֹן אַפֶּ֔ךָ וְהִנָּחֵ֥ם עַל־הָֽרָעָ֖ה לְעַמֶּֽךָ:
13Remember Abraham, Isaac, and Israel, Your servants, to whom You swore by Your very Self, and to whom You said: ‘I will multiply your seed like the stars of the heavens, and all this land which I said that I would give to your seed, they shall keep it as their possession forever.’ “ יגזְכֹ֡ר לְאַבְרָהָם֩ לְיִצְחָ֨ק וּלְיִשְׂרָאֵ֜ל עֲבָדֶ֗יךָ אֲשֶׁ֨ר נִשְׁבַּ֣עְתָּ לָהֶם֘ בָּךְ֒ וַתְּדַבֵּ֣ר אֲלֵהֶ֔ם אַרְבֶּה֙ אֶת־זַרְעֲכֶ֔ם כְּכֽוֹכְבֵ֖י הַשָּׁמָ֑יִם וְכָל־הָאָ֨רֶץ הַזֹּ֜את אֲשֶׁ֣ר אָמַ֗רְתִּי אֶתֵּן֙ לְזַרְעֲכֶ֔ם וְנָֽחֲל֖וּ לְעֹלָֽם:
14The Lord [then] reconsidered the evil He had said He would do to His people. ידוַיִּנָּ֖חֶם יְהֹוָ֑ה עַל־הָ֣רָעָ֔ה אֲשֶׁ֥ר דִּבֶּ֖ר לַֽעֲשׂ֥וֹת לְעַמּֽוֹ:

Exodus 34 (1-10)

And the Lord said to Moses: “Hew for yourself two stone tablets like the first ones. And I will inscribe upon the tablets the words that were on the first tablets, which you broke. אוַיֹּ֤אמֶר יְהֹוָה֙ אֶל־משֶׁ֔ה פְּסָל־לְךָ֛ שְׁנֵֽי־לֻחֹ֥ת אֲבָנִ֖ים כָּרִֽאשֹׁנִ֑ים וְכָֽתַבְתִּי֙ עַל־הַלֻּחֹ֔ת אֶת־הַ֨דְּבָרִ֔ים אֲשֶׁ֥ר הָי֛וּ עַל־הַלֻּחֹ֥ת הָרִֽאשֹׁנִ֖ים אֲשֶׁ֥ר שִׁבַּֽרְתָּ:
2Be prepared for the morning, and in the morning you shall ascend Mount Sinai and stand before Me there on the top of the mountain. בוֶֽהְיֵ֥ה נָכ֖וֹן לַבֹּ֑קֶר וְעָלִ֤יתָ בַבֹּ֨קֶר֙ אֶל־הַ֣ר סִינַ֔י וְנִצַּבְתָּ֥ לִ֛י שָׁ֖ם עַל־רֹ֥אשׁ הָהָֽר:
3No one shall ascend with you, neither shall anyone be seen anywhere on the mountain, neither shall the sheep and the cattle graze facing that mountain.” גוְאִישׁ֙ לֹא־יַֽעֲלֶ֣ה עִמָּ֔ךְ וְגַם־אִ֥ישׁ אַל־יֵרָ֖א בְּכָל־הָהָ֑ר גַּם־הַצֹּ֤אן וְהַבָּקָר֙ אַל־יִרְע֔וּ אֶל־מ֖וּל הָהָ֥ר הַהֽוּא:
4So he [Moses] hewed two stone tablets like the first ones, and Moses arose early in the morning and ascended Mount Sinai as the Lord had commanded him, and he took two stone tablets in his hand. דוַיִּפְסֹ֡ל שְׁנֵֽי־לֻחֹ֨ת אֲבָנִ֜ים כָּרִֽאשֹׁנִ֗ים וַיַּשְׁכֵּ֨ם משֶׁ֤ה בַבֹּ֨קֶר֙ וַיַּ֨עַל֙ אֶל־הַ֣ר סִינַ֔י כַּֽאֲשֶׁ֛ר צִוָּ֥ה יְהֹוָ֖ה אֹת֑וֹ וַיִּקַּ֣ח בְּיָד֔וֹ שְׁנֵ֖י לֻחֹ֥ת אֲבָנִֽים:
5And the Lord descended in the cloud and stood with him there, and He called out in the name of the Lord. הוַיֵּ֤רֶד יְהֹוָה֙ בֶּֽעָנָ֔ן וַיִּתְיַצֵּ֥ב עִמּ֖וֹ שָׁ֑ם וַיִּקְרָ֥א בְשֵׁ֖ם יְהֹוָֽה:
6And the Lord passed before him and proclaimed: Lord, Lord, benevolent God, Who is compassionate and gracious, slow to anger and abundant in loving kindness and truth, ווַיַּֽעֲבֹ֨ר יְהֹוָ֥ה | עַל־פָּנָיו֘ וַיִּקְרָא֒ יְהֹוָ֣ה | יְהֹוָ֔ה אֵ֥ל רַח֖וּם וְחַנּ֑וּן אֶ֥רֶךְ אַפַּ֖יִם וְרַב־חֶ֥סֶד וֶֽאֱמֶֽת:
7preserving loving kindness for thousands, forgiving iniquity and rebellion and sin; yet He does not completely clear [of sin] He visits the iniquity of parents on children and children’s children, to the third and fourth generations.” זנֹצֵ֥ר חֶ֨סֶד֙ לָֽאֲלָפִ֔ים נֹשֵׂ֥א עָוֹ֛ן וָפֶ֖שַׁע וְחַטָּאָ֑ה וְנַקֵּה֙ לֹ֣א יְנַקֶּ֔ה פֹּקֵ֣ד | עֲוֹ֣ן אָב֗וֹת עַל־בָּנִים֙ וְעַל־בְּנֵ֣י בָנִ֔ים עַל־שִׁלֵּשִׁ֖ים וְעַל־רִבֵּעִֽים:
8And Moses hastened, bowed his head to the ground and prostrated himself, חוַיְמַהֵ֖ר משֶׁ֑ה וַיִּקֹּ֥ד אַ֖רְצָה וַיִּשְׁתָּֽחוּ:
9and said: “If I have now found favor in Your eyes, O Lord, let the Lord go now in our midst [even] if they are a stiff necked people, and You shall forgive our iniquity and our sin and thus secure us as Your possession.” טוַיֹּ֡אמֶר אִם־נָא֩ מָצָ֨אתִי חֵ֤ן בְּעֵינֶ֨יךָ֙ אֲדֹנָ֔י יֵֽלֶךְ־נָ֥א אֲדֹנָ֖י בְּקִרְבֵּ֑נוּ כִּ֤י עַם־קְשֵׁה־עֹ֨רֶף֙ ה֔וּא וְסָֽלַחְתָּ֛ לַֽעֲו‍ֹנֵ֥נוּ וּלְחַטָּאתֵ֖נוּ וּנְחַלְתָּֽנוּ:
10And He said: “Behold! I will form a covenant; in the presence of all your people, I will make distinctions such as have not been created upon all the earth and among all the nations, and all the people in whose midst you are shall see the work of the Lord how awe inspiring it is that which I will perform with you. יוַיֹּ֗אמֶר הִנֵּ֣ה אָנֹכִי֘ כֹּרֵ֣ת בְּרִית֒ נֶ֤גֶד כָּל־עַמְּךָ֙ אֶֽעֱשֶׂ֣ה נִפְלָאֹ֔ת אֲשֶׁ֛ר לֹֽא־נִבְרְא֥וּ בְכָל־הָאָ֖רֶץ וּבְכָל־הַגּוֹיִ֑ם וְרָאָ֣ה כָל־הָ֠עָ֠ם אֲשֶׁר־אַתָּ֨ה בְקִרְבּ֜וֹ אֶת־מַֽעֲשֵׂ֤ה יְהֹוָה֙ כִּֽי־נוֹרָ֣א ה֔וּא אֲשֶׁ֥ר אֲנִ֖י עֹשֶׂ֥ה עִמָּֽךְ:

Yeshayahu – Isaiah 55:6

Seek the Lord when He is found, call Him when He is near. ודִּרְשׁ֥וּ יְהֹוָ֖ה בְּהִמָּצְא֑וֹ קְרָאֻ֖הוּ בִּֽהְיוֹת֥וֹ קָרֽוֹב:

Yeshayahu – Isaiah 56:8

So says the Lord God, Who gathers in the dispersed of Israel, I will yet gather others to him, together with his gathered ones. חנְאֻם֙ אֲדֹנָ֣י יֱהֹוִ֔ה מְקַבֵּ֖ץ נִדְחֵ֣י יִשְׂרָאֵ֑ל ע֛וֹד אֲקַבֵּ֥ץ עָלָ֖יו לְנִקְבָּצָֽיו:

Fuentes:

https://www.chabad.org/library/bible_cdo/aid/9895

https://www.chabad.org/library/bible_cdo/aid/15987

Éxodo 32.11

Moisés imploro al Eterno su Dios: “¿Por qué, oh Eterno, ha de encenderse Tu ira contra Tu pueblo, al que sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y fuerte mano? (12) ¿Por qué han de decir los egipcios: Los sacó con mala intención, para matarlos en las montañas y extirparlos  de la faz de la tierra?, aquieta Tu cólera y reprime Tu impulso de castigar a Tu pueblo . (13) Acuerate de Abraham, de Isaac y de Israel Tus siervos, a quienes, jurando por Tu nombre, prometiste: Multiplicaré vuestra simiente como las estrellas de los cielos, y le daré toda esta tierra que heredaran para siempre”. (14) Entonces se arrepintió el Eterno de Su intención de castigar a Su pueblo.

Éxodo 34:1-10

(1) Y le dijo el Eterno a Moisés: “Esculpe para ti dos tablas de piedra como las primeras y escribiré en ellas las palabras que había sobre las tablas que quebraste. (2) Y prepárate para subir mañana temprano al monte Sinaí en cuya cima te presentarás ante Mí. (3) Nadie subirá contigo ni nadie aparecerá en toda la montaña, ni siquiera ovinos ni vacunos”. (4) Y Moisés esculpió dos tablas de piedra como las primeras , madrugó y subió al monte Sinaí como se lo había ordenado el Eterno, llevando en sus manos las dos tablas de piedra. (5) Y descendió el Eterno en la nube y Moisés se acercó invocando su nombre. (6) Y mientras pasaba el Eterno delante de él, exclamó: “Oh Eterno, oh Eterno, Dios piadoso y clemente, lento en ira y grande en mercedes, perdonas las iniquidades y el pecado pero no los dejas impunes y castigas los pecados de los padres en los hijos hasta la cuarta generación”. (8) Y enseguida se arrodilló Moisés reverentemente, rostro a tierra, (9) y dijo: “Oh Señor, si he hallado gracia a Tus ojos, te ruego, oh Señor que marches entre nosotros y perdones nuestros pecados y que nos tomes por propiedad Tuya aunque Tu pueblo es de dura cerviz”. (10) Entonces dijo Dios: “He aquí que establezco un Pacto. Ante todo tu pueblo haré prodigios que no fueron hechos antes en ningún lugar de la tierra y ante ningún pueblo y tu pueblo verá entonces la obra del Eterno porque haré cosas terribles contigo.

Isaías 55.6

Buscad al Eterno mientras pueda ser hallado. Llamadle mientras este cerca.

Isaías 56:8

Dice Dios el Señor que reunió a los dispersos de Israel: Juntaré a él otros todavía, además de los que fueron recogidos.

Zacarías 8:19

Así dice el Dios de los Ejércitos: “El ayuno del mes cuarto, quinto, séptimo y el ayuno del décimo serán para la casa de Judá alegría, regocijo y festividades. Por lo tanto, amad la verdad y la paz.

LA BIBLIA

HEBREO – ESPAÑOL

Versión Castellana

Conforme a la tradición judía

Por Moisés Katznelson