Presidente de Rusia, Vladimir Putin – Ceremonia para desvelar el monumento Memorial Candle dedicado a los residentes y defensores del asediado Leningrado

Ceremony to unveil the Memorial Candle monument dedicated to the residents and defenders of besieged Leningrad

In Jerusalem, Vladimir Putin and Benjamin Netanyahu unveiled the Memorial Candle monument dedicated to the residents and defenders of besieged Leningrad.

The ceremony was also attended by President of Israel Reuven Rivlin, Jerusalem Mayor Moshe Lion and St Petersburg Governor Alexander Beglov.

A joint creation of St Petersburg and Israeli architects, the monument has been erected in Sacher Park in the centre of Jerusalem. A capsule with soil from the Piskaryovskoye Memorial Cemetery in St Petersburg, the largest burial ground for victims of WWII, was placed in the memorial’s foundation.

The idea of the memorial was proposed by war veterans, siege survivors and compatriots living in Israel, and was supported by Jewish associations of Russia and Israel.

Speech at the ceremony to unveil the monument

President of Russia Vladimir Putin: Dear war veterans, Mr President, Mr Prime Minister and spouse, Mr Mayor and spouse, friends,

It is a great honour for me to attend this ceremony held to dedicate a monument to the heroic defenders and residents of Leningrad. We are unveiling this monument ahead of the events that have special significance for our countries and nations.

One of the most dramatic and heroic moments in the history of WWII ended on January 27, 1944: the siege of Leningrad was finally lifted.

Exactly a year ago – my colleagues already spoke about this here – on January 27, 1945, the Red Army liberated the prisoners of one of the largest Nazi death camps – Auschwitz. This day is now International Holocaust Remembrance Day.

There are many examples known throughout history of incredible stamina, sacrifice and horrible human tragedies. But it is impossible to compare the siege of Leningrad and the Holocaust with anything else.

To continue reading:

en.kremlin.ru/events/president/news/

Ceremonia para desvelar el monumento Memorial Candle dedicado a los residentes y defensores del asediado Leningrado

En Jerusalem, Vladimir Putin y Benjamin Netanyahu dieron a conocer el monumento Memorial Candle dedicado a los residentes y defensores del asediado Leningrado.

A la ceremonia también asistieron el presidente de Israel, Reuven Rivlin, el alcalde de Jerusalem, Moshe Lion, y el gobernador de San Petersburgo, Alexander Beglov.

Una creación conjunta de arquitectos Israelíes y de San Petersburgo, el monumento se erigió en el parque Sacher en el centro de Jerusalem. Se colocó una cápsula con tierra del Cementerio Conmemorativo Piskaryovskoye en San Petersburgo, el cementerio más grande para las víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

La idea del monumento fue propuesta por veteranos de guerra, sobrevivientes de asedio y compatriotas que viven en Israel, y fue apoyada por asociaciones Judías de Rusia e Israel.

Discurso en la ceremonia para desvelar el monumento.

Presidente de Rusia, Vladimir Putin: Estimados veteranos de guerra, señor presidente, señor primer ministro y cónyuge, señor alcalde y cónyuge, amigos,

Es un gran honor para mí asistir a esta ceremonia realizada para dedicar un monumento a los heroicos defensores y residentes de Leningrado. Estamos presentando este monumento antes de los eventos que tienen un significado especial para nuestros países y naciones.

Uno de los momentos más dramáticos y heroicos en la historia de la Segunda Guerra Mundial terminó el 27 de enero de 1944: el asedio de Leningrado finalmente se levantó.

Hace exactamente un año, mis colegas ya hablaron de esto aquí, el 27 de enero de 1945, el Ejército Rojo liberó a los prisioneros de uno de los campos de exterminio nazis más grandes: Auschwitz. Este día es ahora el Día Internacional de Recordación del Holocausto.

Hay muchos ejemplos conocidos a lo largo de la historia de increíble resistencia, sacrificio y horribles tragedias humanas. Pero es imposible comparar el asedio de Leningrado y el Holocausto con cualquier otra cosa.

El recuerdo sagrado del martirio y el coraje de millones de personas, las pérdidas incomprensibles, las privaciones y el heroísmo y nuestra ira común y común por lo que hicieron los nazis se transmite de una generación a otra.

Todo el mundo sabe sobre el asedio de Leningrado y las aldeas vecinas, y el coraje incomparable de sus residentes y defensores. Pero no hay documentos, historias o diarios que puedan describir lo que la gente pasó en ese momento.

Mis colegas acaban de hablar sobre esto. Para mí, estas no son meras palabras, lo sé no por rumores, sino por lo que mis padres me dijeron porque mi padre defendió su ciudad natal en el frente y mi madre estaba en la ciudad sitiada con un niño que murió en el invierno de 1942 y fue enterrado en el Cementerio Conmemorativo Piskaryovskoye en San Petersburgo entre cientos de miles de otros residentes.

El plan del enemigo era absolutamente cínico: condenar a muerte a los residentes de la ciudad por inanición y, para citar una orden nazi, “arrasar al suelo mediante bombardeos permanentes”.

Sin embargo, el enemigo no pudo ejecutar esta orden que se fija en los documentos. Los residentes de Leningrado, personas de diferentes orígenes étnicos, no se dieron por vencidos. No retiraron ni en la línea del frente donde continuaban los combates incesantes, ni en las fábricas que continuamente producían municiones y hardware requerido por el frente.

Acabo de mencionar hardware y municiones. No lo sabía, pero mientras revisaba documentos hace varios días descubrí un hecho que me sorprendió. Durante el asedio, los residentes de Leningrado donaron 144 toneladas de sangre para el frente a pesar de la situación en la que se encontraban.

Privados de comida, luz y calefacción, continuaron trabajando en hospitales y participando en el arte, la ciencia y la educación, y al sacrificarse, salvaron la gran ciudad para las generaciones venideras. El invencible Leningrado se ha convertido en una verdadera leyenda, mientras que la grandeza de la fortaleza mental de sus residentes y su fe en la victoria se ha convertido en la culminación de la dignidad humana.

El monumento que hemos presentado hoy es un símbolo de nuestra profunda memoria común. La idea de crearla pertenece a los devotos miembros del público israelí, los veteranos de guerra y nuestros compatriotas, y fue creada con el apoyo de las autoridades de San Petersburgo y Jerusalem, con fondos provistos por benefactores de ambos países.

Quisiera señalar con gratitud y aprecio que Israel concede especial importancia a preservar la verdad sobre la contribución decisiva de la Unión Soviética a la victoria sobre el nazismo. La gente aquí, como en Rusia, está preocupada, alarmada e indignada por los intentos de negar el Holocausto, revisar los resultados de la Segunda Guerra Mundial y blanquear asesinos y criminales.

Este es el segundo monumento que hemos presentado conjuntamente en suelo Israelí en los últimos años (como acaba de mencionar el primer ministro). El primer monumento fue erigido en la ciudad de Netanya e inmortalizó el recuerdo de las hazañas de valor cometidas por oficiales y hombres del Ejército Rojo. Una actitud honesta y totalmente respetuosa hacia los soldados soviéticos ha encontrado un reflejo en las exhibiciones en el Memorial Yad Vashem a las víctimas del Holocausto Judío europeo.

También apreciamos el nombre del monumento que se ha presentado hoy. Todos los años, el 22 de junio, el día en que comenzó la Gran Guerra Patria, la función de la Vela de la Memoria comienza en Rusia a las cuatro de la mañana, con personas en todas las ciudades y pueblos encendiendo velas en señal de luto por aquellos que perecieron en ese terrible guerra. San Petersburgo, anteriormente Leningrado, es donde nació esta tradición en 2009. Ahora también hay una vela de memoria en Israel, donde viven casi 1.300 sobrevivientes del asedio de Leningrado, sus descendientes y amigos y donde la gente venera a sus héroes y recuerda a los muertos.

Aquí, como en Rusia, las personas entienden la importancia de las lecciones de la Segunda Guerra Mundial y no permiten que el mundo olvide lo que el egoísmo nacional, la desunión y la connivencia en cualquier forma de chovinismo, antisemitismo y Russo-fobia pueden llevar.

Nuestro deber común es transmitir este conocimiento a las generaciones venideras, los bisnietos de los vencedores, inculcando en ellos un recuerdo agradecido de aquellos que nos han dado el regalo de la libertad y han demostrado, a costa de sus vidas, la perdurabilidad valor de la paz y la justicia.

En conclusión, me gustaría decir unas pocas palabras más. Un monumento es algo muy bueno; Permanecerá aquí durante mucho tiempo, con suerte durante siglos. Se puede presentar de diferentes maneras. Pero la forma en que hiciste esto hoy … Gracias.

Department of State Event Commemorating Yom HaShoah – Holocaust Remembrance Day 2018

Notice to the Press

Office of the Spokesperson
Washington, DC
April 9, 2018

On Wednesday, April 11, 2018, during the Holocaust Days of Remembrance, the Department of State and the Embassies of Israel and Poland will sponsor a Yom HaShoah observance event at the U.S. Department of State. The event will commemorate the 75th Anniversary of the Warsaw Ghetto Uprising and honor the memory of Mrs. Irena Sendler, a Polish citizen who defied the Nazis to save thousands of victims – including an estimated 2,500 Jewish children – by smuggling them out of the Warsaw Ghetto. There will be a screening of the documentary, “The Irena Sendler Story.” The keynote speaker for the program will be Mr. Zygmunt Rolat, a Holocaust survivor who has worked tirelessly to ensure that the legacy of Irena Sendler lives on. There will be a question and answer session after the screening.

Holocaust Remembrance Day – or Yom HaShoah in Hebrew—also marks the anniversary of the Warsaw Ghetto Uprising. Yom HaShoah will be officially observed in the United States this year on Thursday, April 12, which corresponds to the 27th day of Nisan on the Hebrew calendar (…)

To continue reading:

https://www.state.gov/r/pa/prs/ps/2018/04/280330.htm