Shabbat Shalom

shabbat-colores

Isaías 58:13

Si dejas de rechazar el Sábado, si te abstienes de dedicarte a tu negocio en Mi día sagrado y consideras el Sábado como un deleite, si consideras honroso el día sagrado del Eterno y lo honras, si no haces tus propios designios ese día, ni que ejercer tu negocio o hablas de él, entonces te deleitaras en el Eterno y te haré cabalgar sobre los lugares elevados de la tierra; te alimentaré con la herencia de Jacob tu padre porque la boca del Eterno así lo a dicho.

Tzaria

Parasha: Tazría – “Así es como nace la redención”

(…) SEMBRAR EN LA TIERRA
Ese deseo debe reflejarse en ‘Tazría’, (“una mujer cuando engendre”). Esto proviene del término ‘zera’ que significa semilla. La siembra de la semilla debe realizarse específicamente en la tierra. Si se siembra una semilla en el aire, no crecerá nada. Para que florezca debe sembrarse específicamente en la tierra. Así también con la siembra espiritual, que se logra sólo a través de la acción material, la terrenal- el cumplir los preceptos en la acción concreta7.
Puede venir un judío y argumentar: “El Misericordioso quiere el corazón”8, el Altísimo pretende la intención del corazón. ¿Cuál es entonces la gran importancia de cumplir los preceptos en la práctica?
La respuesta es, que es verdad que la intención y los sentimientos poseen gran valor, pero todo esto en adición a la acción. Un hombre cuyo corazón está colmado de sentimientos de compasión para con el pobre, pero no le hace entrega concreta del dinero de tzedaká- no hizo nada!. Sólo cuando el judío se dedica a la Torá y a los preceptos en la acción concreta se genera la siembra, el engendro, del cual vendrá el florecimiento.
 
EL ALMA DEL MASHIAJ
Este florecimiento se refiere a la redención mesiánica- “y dará a luz a un varón”. (…)
Para leer el artículo completo: 
Tazría – “Así es como nace la redención”
ISAÍAS 40: 25-31

¿Con quién me comparareis para que Yo sea igual?, dice el Santo.

Levantad vuestros ojos hacia la altura y mirad: ¿Quién ha creado esos cuerpos celestiales? El que saco a sus huestes por número y llama a todo por su nombre. Por la grande de Su poder y porque es fuerte en poder, nadie deja de presentarse.

¿Por qué dices tú Jacob y hablas, oh Israel: Mi camino está oculto al Eterno y mi causa no la tiene en consideración mi Dios?

¿No sabes, no has oído que el Dios Eterno, el Creador de los términos de la tierra no desfallece ni se cansa? Su discernimiento no puede escudriñarse. Él da poder al débil y al que no tiene poder, Él le da fuerza. Aun los mancebos desfallecen cansándose y los jóvenes llegan a caer, pero esperan que el Eterno les haga recobrar sus fuerzas. Así ascenderán con alas como águilas. Correrán y no se cansarán. Caminarán y no desfallecerán.

Leja Dodi-Version Completa Kabbalah Shabbat-Subtitulos-DavidBenYosef

ESHET JAYIL Mujer Virtuosa HD Instrumental

 https://www.youtube.com/watch?v=sI9LusQQ6vw&list=RDsI9LusQQ6vw&nohtml5=False#t=261

Yeshayahu – Isaiah – Isaías 40

Foto

Yeshayahu – Isaiah – Chapter 40

1 “Console, console My people,” says your God. אנַֽחֲמ֥וּ נַֽחֲמ֖וּ עַמִּ֑י יֹאמַ֖ר אֱלֹֽהֵיכֶֽם:
2 Speak to the heart of Jerusalem and call to her, for she has become full [from] her host, for her iniquity has been appeased, for she has taken from the hand of the Lord double for all her sins. בדַּבְּר֞וּ עַל־לֵ֚ב יְרֽוּשָׁלִַ֙ם֙ וְקִרְא֣וּ אֵלֶ֔יהָ כִּ֚י מָֽלְאָה֙ צְבָאָ֔הּ כִּ֥י נִרְצָ֖ה עֲו‍ֹנָ֑הּ כִּ֚י לָֽקְחָה֙ מִיַּ֣ד יְהֹוָ֔ה כִּפְלַ֖יִם בְּכָל־חַטֹּאתֶֽיהָ:
3 A voice calls, “In the desert, clear the way of the Lord, straighten out in the wilderness, a highway for our God.” גק֣וֹל קוֹרֵ֔א בַּמִּדְבָּ֕ר פַּנּ֖וּ דֶּ֣רֶךְ יְהֹוָ֑ה יַשְּׁרוּ֙ בָּֽעֲרָבָ֔ה מְסִלָּ֖ה לֵֽאלֹהֵֽינוּ:
4 Every valley shall be raised, and every mountain and hill shall be lowered, and the crooked terrain shall become a plain and the close mountains a champaign. דכָּל־גֶּיא֙ יִנָּשֵׂ֔א וְכָל־הַ֥ר וְגִבְעָ֖ה יִשְׁפָּ֑לוּ וְהָיָ֚ה הֶֽעָקֹב֙ לְמִישׁ֔וֹר וְהָֽרְכָסִ֖ים לְבִקְעָֽה:
5 And the glory of the Lord shall be revealed, and all flesh together shall see that the mouth of the Lord spoke. הוְנִגְלָ֖ה כְּב֣וֹד יְהֹוָ֑ה וְרָא֚וּ כָל־בָּשָׂר֙ יַחְדָּ֔ו כִּ֛י פִּ֥י יְהֹוָ֖ה דִּבֵּֽר:
6 A voice says, “Call!” and it says, “What shall I call?” “All flesh is grass, and all its kindness is like the blossom of the field. וקוֹל אֹמֵ֣ר קְרָ֔א וְאָמַ֖ר מָ֣ה אֶקְרָ֑א כָּל־הַבָּשָׂר֙ חָצִ֔יר וְכָל־חַסְדּ֖וֹ כְּצִ֥יץ הַשָּׂדֶֽה:
7 The grass shall dry out, the blossom shall wilt, for a wind from the Lord has blown upon it; behold the people is grass. זיָבֵ֚שׁ חָצִיר֙ נָ֣בֵֽל צִ֔יץ כִּ֛י ר֥וּחַ יְהֹוָ֖ה נָ֣שְׁבָה בּ֑וֹ אָכֵ֥ן חָצִ֖יר הָעָֽם:
8 The grass shall dry out, the blossom shall wilt, but the word of our God shall last forever. חיָבֵ֥שׁ חָצִ֖יר נָ֣בֵֽל צִ֑יץ וּדְבַ֥ר אֱלֹהֵ֖ינוּ יָק֥וּם לְעוֹלָֽם:
9 Upon a lofty mountain ascend, O herald of Zion, raise your voice with strength, O herald of Jerusalem; raise [your voice], fear not; say to the cities of Judah, “Behold your God!” טעַ֣ל הַר־גָּבֹ֚הַ עֲלִי־לָךְ֙ מְבַשֶּׂ֣רֶת צִיּ֔וֹן הָרִ֚ימִי בַכֹּ֙חַ֙ קוֹלֵ֔ךְ מְבַשֶּׂ֖רֶת יְרֽוּשָׁלִָ֑ם הָרִ֙ימִי֙ אַל־תִּירָ֔אִי אִמְרִי֙ לְעָרֵ֣י יְהוּדָ֔ה הִנֵּ֖ה אֱלֹֽהֵיכֶֽם:
10 Behold the Lord God shall come with a strong [hand], and His arm rules for Him; behold His reward is with Him, and His recompense is before Him. יהִנֵּ֨ה אֲדֹנָ֚י יֱהֹוִה֙ בְּחָזָ֣ק יָב֔וֹא וּזְרֹע֖וֹ מֹ֣שְׁלָה ל֑וֹ הִנֵּ֚ה שְׂכָרוֹ֙ אִתּ֔וֹ וּפְעֻלָּת֖וֹ לְפָנָֽיו:
11 Like a shepherd [who] tends his flock, with his arm he gathers lambs, and in his bosom he carries [them], the nursing ones he leads. יאכְּרֹעֶה֙ עֶדְר֣וֹ יִרְעֶ֔ה בִּזְרֹעוֹ֙ יְקַבֵּ֣ץ טְלָאִ֔ים וּבְחֵיק֖וֹ יִשָּׂ֑א עָל֖וֹת יְנַהֵֽל:
12 Who measured water with his gait, and measured the heavens with his span, and measured by thirds the dust of the earth, and weighed mountains with a scale and hills with a balance? יבמִֽי־מָדַ֨ד בְּשָֽׁעֳל֜וֹ מַ֗יִם וְשָׁמַ֙יִם֙ בַּזֶּ֣רֶת תִּכֵּ֔ן וְכָ֥ל בַּשָּׁלִ֖שׁ עֲפַ֣ר הָאָ֑רֶץ וְשָׁקַ֚ל בַּפֶּ֙לֶס֙ הָרִ֔ים וּגְבָע֖וֹת בְּמֹֽאזְנָֽיִם:
13 Who meted the spirit of the Lord, and His adviser who informs Him? יגמִֽי־תִכֵּ֥ן אֶת־ר֖וּחַ יְהֹוָ֑ה וְאִ֥ישׁ עֲצָת֖וֹ יֽוֹדִיעֶֽנּוּ:
14 With whom did He take counsel give him to understand, and teach him in the way of justice, and teach him knowledge, and the way of understandings did He let him know? ידאֶת־מִ֚י נוֹעַץ֙ וַיְבִינֵ֔הוּ וַֽיְלַמְּדֵ֖הוּ בְּאֹ֣רַח מִשְׁפָּ֑ט וַֽיְלַמְּדֵ֣הוּ דַ֔עַת וְדֶ֥רֶךְ תְּבוּנ֖וֹת יֽודִיעֶֽנּוּ:
15 Behold the nations are like a drop from a bucket, and like dust on a balance are they counted; behold the islands are like fine [dust] that blows away. טוהֵ֚ן גּוֹיִם֙ כְּמַ֣ר מִדְּלִ֔י וּכְשַׁ֥חַק מֹֽאזְנַ֖יִם נֶחְשָׁ֑בוּ הֵ֥ן אִיִּ֖ים כַּדַּ֥ק יִטּֽוֹל:
16 And the Lebanon-there is not enough to burn, and its beasts-there is not enough for burnt offerings. טזוּלְבָנ֕וֹן אֵ֥ין דֵּ֖י בָּעֵ֑ר וְחַ֨יָּת֔וֹ אֵ֥ין דֵּ֖י עוֹלָֽה:
17 All the nations are as nought before Him; as things of nought and vanity are they regarded by Him. יזכָּל־הַגּוֹיִ֖ם כְּאַ֣יִן נֶגְדּ֑וֹ מֵאֶ֥פֶס וָתֹ֖הוּ נֶחְשְׁבוּ־לֽוֹ:
18 And to whom do you compare God, and what likeness do you arrange for Him? יחוְאֶל־מִ֖י תְּדַמְּי֣וּן אֵ֑ל וּמַה־דְּמ֖וּת תַּֽעַרְכוּ־לֽוֹ:
19 The graven image, the craftsman has melted, and the smith plates it with gold, and chains of silver he attaches. יטהַפֶּ֙סֶל֙ נָסַ֣ךְ חָרָ֔שׁ וְצֹרֵ֖ף בַּזָּהָ֣ב יְרַקְּעֶ֑נּוּ וּרְתֻקּ֥וֹת כֶּ֖סֶף צוֹרֵֽף:
20 He who is accustomed to select, chooses a tree that does not rot; he seeks for himself a skilled craftsman, to prepare a graven image, which will not move. כהַֽמְסֻכָּ֣ן תְּרוּמָ֔ה עֵ֥ץ לֹֽא־יִרְקַ֖ב יִבְחָ֑ר חָרָ֚שׁ חָכָם֙ יְבַקֶּשׁ־ל֔וֹ לְהָכִ֥ין פֶּ֖סֶל לֹ֥א יִמּֽוֹט:
21 Do you not know, have you not heard has it not been told to you from the beginning? Do you not understand the foundations of the earth? כאהֲל֚וֹא תֵֽדְעוּ֙ הֲל֣וֹא תִשְׁמָ֔עוּ הֲל֛וֹא הֻגַּ֥ד מֵרֹ֖אשׁ לָכֶ֑ם הֲלוֹא֙ הֲבִ֣ינוֹתֶ֔ם מֽוֹסְד֖וֹת הָאָֽרֶץ:
22 It is He Who sits above the circle of the earth, and whose inhabitants are like grasshoppers, who stretches out the heaven like a curtain, and He spread them out like a tent to dwell. כבהַיּשֵׁב֙ עַל־ח֣וּג הָאָ֔רֶץ וְיֹֽשְׁבֶ֖יהָ כַּֽחֲגָבִ֑ים הַנּוֹטֶ֚ה כַדֹּק֙ שָׁמַ֔יִם וַיִּמְתָּחֵ֥ם כָּאֹ֖הֶל לָשָֽׁבֶת:
23 Who brings princes to nought, judges of the land He made like a thing of nought. כגהַנּוֹתֵ֥ן רֽוֹזְנִ֖ים לְאָ֑יִן שֹׁ֥פְטֵי אֶ֖רֶץ כַּתֹּ֥הוּ עָשָֽׂה:
24 Even [as though] they were not planted, even [as though] they were not sown, even [as though] their trunk was not rooted in the earth; and also He blew on them, and they dried up, and a tempest shall carry them away like straw. כדאַ֣ף בַּל־נִטָּ֗עוּ אַף בַּל־זֹרָ֔עוּ אַ֛ף בַּל־שֹׁרֵ֥שׁ בָּאָ֖רֶץ גִּזְעָ֑ם וְגַם־נָשַׁ֚ף בָּהֶם֙ וַיִּבָ֔שׁוּ וּסְעָרָ֖ה כַּקַּ֥שׁ תִּשָּׂאֵֽם:
25 “Now, to whom will you compare Me that I should be equal?” says the Holy One. כהוְאֶל־מִ֥י תְדַמְּי֖וּנִי וְאֶשְׁוֶ֑ה יֹאמַ֖ר קָדֽוֹשׁ:
26 Lift up your eyes on high and see, who created these, who takes out their host by number; all of them He calls by name; because of His great might and because He is strong in power, no one is missing. כושְׂאוּ־מָר֨וֹם עֵינֵיכֶ֚ם וּרְאוּ֙ מִֽי־בָרָ֣א אֵ֔לֶּה הַמּוֹצִ֥יא בְמִסְפָּ֖ר צְבָאָ֑ם לְכֻלָּם֙ בְּשֵׁ֣ם יִקְרָ֔א מֵרֹ֚ב אוֹנִים֙ וְאַמִּ֣יץ כֹּ֔חַ אִ֖ישׁ לֹ֥א נֶעְדָּֽר:
27 Why should you say, O Jacob, and speak, O Israel, “My way has been hidden from the Lord, and from my God, my judgment passes”? כזלָ֚מָּה תֹאמַר֙ יַֽעֲקֹ֔ב וּתְדַבֵּ֖ר יִשְׂרָאֵ֑ל נִסְתְּרָ֚ה דַרְכִּי֙ מֵֽיְהֹוָ֔ה וּמֵֽאֱלֹהַ֖י מִשְׁפָּטִ֥י יַֽעֲבֽוֹר:
28 Do you not know-if you have not heard-an everlasting God is the Lord, the Creator of the ends of the earth; He neither tires nor wearies; there is no fathoming His understanding. כחהֲל֨וֹא יָדַ֜עְתָּ אִם־לֹ֣א שָׁמַ֗עְתָּ אֱלֹהֵ֨י עוֹלָ֚ם | יְהֹוָה֙ בּוֹרֵא֙ קְצ֣וֹת הָאָ֔רֶץ לֹ֥א יִיעַ֖ף וְלֹ֣א יִיגָ֑ע אֵ֥ין חֵ֖קֶר לִתְבֽוּנָתֽוֹ:
29 Who gives the tired strength, and to him who has no strength, He increases strength. כטנֹתֵ֥ן לַיָּעֵ֖ף כֹּ֑חַ וּלְאֵ֥ין אוֹנִ֖ים עָצְמָ֥ה יַרְבֶּֽה:
30 Now youths shall become tired and weary, and young men shall stumble. לוְיִֽעֲפ֥וּ נְעָרִ֖ים וְיִגָ֑עוּ וּבַֽחוּרִ֖ים כָּשׁ֥וֹל יִכָּשֵֽׁלוּ:
31 But those who put their hope in the Lord shall renew [their] vigor, they shall raise wings as eagles; they shall run and not weary, they shall walk and not tire. לאוְקוֵֹ֚י יְהֹוָה֙ יַֽחֲלִ֣יפוּ כֹ֔חַ יַֽעֲל֥וּ אֵ֖בֶר כַּנְּשָׁרִ֑ים יָר֙וּצוּ֙ וְלֹ֣א יִיגָ֔עוּ יֵֽלְכ֖וּ וְלֹ֥א יִיעָֽפוּ:

Isaías 40( 1- 31)

(1) Consolad, consolad a Mi pueblo, dice vuestro Dios.

(2) Habla al corazón de Jerusalem y anunciadle que su tiempo de servicio se ha cumplido, que está pagando su culpa porque a recibido de la mano del Eterno el doble de castigo por todos sus pecados.

(3) Una voz que clama en el desierto dice: Abrid camino al Eterno. Preparad en el desierto un camino para nuestro Dios.

(4) Cada valle será levantado, cada montaña y colina será bajada, lo rugoso será alisado y los lugares escarpados serán llanos. (5) Y será revelada la gloria del Eterno y cada quien será testigo se eso porque la boca del Eterno lo ha dicho.

(6) Una voz grita: “¿Anunciad!” y dice: “¿Qué anunciaré? Que toda carne es hierba y toda su hermosura es como la flor del campo.

(7) Se seca la hierba y la flor se desvanece porque el aliento del Eterno las sopla. Verdaderamente, el pueblo es hierba.

(8)La hierba se seca, la flor se desvanece pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre”.

(9)Tu que le anuncias buenas noticias a Sión, sube a la alta montaña. Tú que anuncias las buenas noticias a Jerusalem, levanta tu voz con fuerza. Levántala, no temas. Grita a la ciudad de Judá: “¡ He aquí a vuestro Dios!”.

(10) He aquí que el Señor Dios vendrá con todo Su poder y Su brazo dominará por Él. He aquí que Su recompensa esta con Él y Su premio esta con Él.

(11) Como pastor que apacienta a Su rebaño, que recoge en su brazo a los corderillos y los lleva en su seno conduciendo suavemente a las ovejas que amamantan.

(12) ¿Quién ha medido las aguas con el hueco de su mano? ¿Quién tomó las dimensiones del cielo con un palmo y abarcó el polvo de la tierra en una medición? ¿Quién pesó las montañas con una romana y las colinas con una balanza?

(13) ¿Quién ha determinado el espíritu del Eterno, o quien fue el concejero que le haya podido aconsejar?

(14) ¿De quien tomo consejo, quién Le instruyó, le aleccionó en el camino de la justicia. Le enseño el conocimiento y le dio a conocer el camino del discernimiento?

(15) He aquí que las naciones son para Él como una gota de agua que cae de un balde y son contadas como el polvillo de la balanza. He aquí que las islas Le son como una mota en peso.

(16)Y el Líbano no da suficiente combustible, ni las bestias de allí alcanzan para holocaustos.

(17) Todas las naciones son como nada ante Él. Son consideradas por Él como cosa vacuas y vanidades.

(18) ¿A quien entonces se asemeja Dios, o con qué podré compararle?

(19) En cuanto a la imagen esculpida, el artífice la funde, el orfebre la cubre con laminas de oro y el platero funde para ella cadenitas de plata.

(20) Un encina es apartada. Él escoge un árbol que no se apolille. Busca para sí un hábil artífice que le haga una imagen que no sea movida.

(21) ¿No lo sabéis? ¿No lo escucháis? ¿No se os ha dicho desde el principio? ¿No habéis comprendido los fundamentos de la tierra?

(22) Es Él quien se sienta sobre el circulo de la tierra cuyos habitantes son como langostas, extienden los cielos como una cortina y los despliega como una tienda apara vivir en ella;

(23)es el que reduce a los príncipes a la nada; es el que hace de los jueces de la tierra una cosa vacía. No bien son plantados,

(24) no bien son sembrados, no bien echan raíz en la tierra, Él sopla sobre ellos, los marchita y el remolino se lo lleva como hojarasca.

(25) ¿Con quién me compararéis para que Yo sea igual?, dice el Santo.

(26) Levantad vuestros ojos hacia las alturas y mirad. ¿Quién ha creado esos cuerpos celestes? El que saca a sus huestes por número y llama a todos por su nombre. Por la grandeza de Su poder y porque es fuerte en poder, nadie deja de presentarse.

(27) ¿Por qué dices tú, oh Jacob y hablas, oh Israel: “Mi camino está oculto al Eterno y mi causa no la tiene en consideración mi Dios”?

(28)¿No sabes, no has oído que el Dios Eterno, el creador de los términos de la tierra no desfallecen ni se cansan? Su discernimiento no puede escudriñarse.

(29) Él da poder al débil y al que no tiene poder, él le da fuerza.

(30) Aun los mancebos desfallecen cansándose y los jóvenes llegan a caer,

(31)pero esperan que el Eterno les haga recobrar sus fuerzas. Así ascenderán con alas como águila. Correrán y no se cansarán. Caminarán y no desfallecerán.

Isaías 40

Isaías 40.17...