“We will do and we will Listen” / “Haremos y Escucharemos”

Parashat Yitro – To whom is God speaking?

God spoke to everyone and wanted a partnership with everyone

In this week’s Torah portion, Yitro, we read about the most dramatic and most significant event in Jewish history: the revelation at Mount Sinai. During this event, which occurred in the Sinai Desert more than 3,000 years ago, the Jewish nation in its entirety experienced a one-time-only Divine revelation in which the eternal covenant between God and the Jewish people was sealed:

And now, if you obey Me and keep My covenant, you shall be to Me a treasure out of all peoples, for Mine is the entire Earth. And you shall be to Me a kingdom of princes and a holy nation” (Exodus 19, 5-6).

To read thge full article:

Parashat Yitro – ¿A quién le está hablando Dios?

Dios habló a todos y quería una sociedad con todos

En la porción de la Torá de esta semana, Yitro, leemos sobre el evento más dramático y más significativo en la historia judía: la revelación en el Monte Sinaí. Durante este evento, que ocurrió en el desierto del Sinaí hace más de 3.000 años, la nación Judía en su totalidad experimentó una revelación divina única en la que se selló el pacto eterno entre Dios y el pueblo judío:

“Y ahora, si Me obedeces y guardas Mi pacto, serás para Mí un tesoro de todos los pueblos, porque el mío es toda la tierra. Y para mí serás un reino de príncipes y una nación santa ”(Éxodo 19, 5-6).

En esta revelación, a la nación Judía se le dio el papel que nuestros ancestros han cumplido con orgullo y devoción: ser leales a los valores del Creador del universo – valores de moralidad y santidad – al guardar mandamientos que expresen estos valores. Esta lealtad, que a veces ha pasado factura, es el resultado directo del evento sobre el que leímos en la parte de la Torá de esta semana.

Los historiadores señalan el marco de la revelación en el Monte Sinaí como uno que muestra similitudes con el “juramento de lealtad vasallo” que prevaleció durante la antigüedad. Como parte de estos juramentos, un gobernante poderoso haría un pacto con un rey más débil, y cada uno garantizaría los intereses del otro. Este marco nos brinda la oportunidad de aclarar significados adicionales detrás de la revelación en el Monte Sinaí que a veces se pasan por alto.

Cuando se compara con las muchas descripciones de convenios entre reyes, la descripción de la revelación en el Monte Sinaí es única y diferente. No describe un pacto entre reyes, ni siquiera entre Dios y un rey. Más bien, describe un pacto entre Dios y una nación entera. Ante la revelación en el Monte Sinaí, las masas, hombres y mujeres, viejos y jóvenes, se pararon al pie de la montaña. Dios les habló a todos por igual. Además, los sabios del Midrash señalaron hace unos 2.000 años que las pistas en los versículos apuntan a la situación de las mujeres en la revelación en el Monte Sinaí:

“‘ Entonces dirán a la Casa de Jacob ’se refiere a las mujeres‘ y se lo dirán a los hijos de Israel ’se refiere a los hombres” (Mechilta D’Rabbi Yishmael, Tractate BeChodesh, 2).

Este énfasis viene en el contexto de la condición inferior de las mujeres en el mundo antiguo. Los sabios del Midrash querían enfatizar que para Dios, no había importancia para el género, la raza o el color. Dios habló a todos y quería una sociedad con todos.

Esto es particularmente notable cuando leemos: “Pero cuidado y vigílate muy bien, para que no olvides las cosas que vieron tus ojos, y para que estas cosas no se aparten de tu corazón, todos los días de tu vida, y las harás saber. tus hijos y los hijos de tus hijos, el día que estuviste delante del Señor tu Dios en Horeb [Monte Sinaí] ”(Deuteronomio 4, 9-10).

Cuando lo pensamos, parece ser obvio que esto es para todos. Pero nuevamente, cuando pensamos en cómo era el mundo cuando se entregó la Torá, nos damos cuenta de cuánto ha influido la Torá en nuestras vidas y en nuestras concepciones más básicas. Entre los más de un millón de escritos encontrados en excavaciones arqueológicas en los países del Cercano Oriente, ninguno de ellos (!) Es la historia de una nación que se cuenta a sí misma, de padre a hijo, sobre la historia de la nación, su narrativa nacional y Sus diversas misiones espirituales. La mayoría de esos otros escritos tratan de las relaciones entre dioses y reyes.
La Torá no es simplemente una guía espiritual-moral dada por Dios. Tampoco es solo un antiguo documento nacional-histórico. La Torá es un libro que establece el estado del hombre común, lo posiciona como un compañero de Dios, como alguien cuyas acciones son de importancia esencial. El judaísmo se dirige a todos y cada uno de nosotros, hombres y mujeres, y propone que seamos socios en tikkun olam, reparando el mundo. En respuesta a esta propuesta, estamos llamados a responder como lo hicieron nuestros antepasados en la parashá de esta semana: “Haremos y escucharemos”.

*   *   *   *   *

Shemot – Exodus – Chapter 15

1 Then Moses and the children of Israel sang this song to the Lord, and they spoke, saying, I will sing to the Lord, for very exalted is He; a horse and its rider He cast into the sea. אאָ֣ז יָשִֽׁיר־משֶׁה֩ וּבְנֵ֨י יִשְׂרָאֵ֜ל אֶת־הַשִּׁירָ֤ה הַזֹּאת֙ לַֽיהֹוָ֔ה וַיֹּֽאמְר֖וּ לֵאמֹ֑ר אָשִׁ֤ירָה לַּֽיהֹוָה֙ כִּֽי־גָאֹ֣ה גָּאָ֔ה ס֥וּס וְרֹֽכְב֖וֹ רָמָ֥ה בַיָּֽם:
2 The Eternal’s strength and His vengeance were my salvation; this is my God, and I will make Him a habitation, the God of my father, and I will ascribe to Him exaltation. בעָזִּ֤י וְזִמְרָת֙ יָ֔הּ וַֽיְהִי־לִ֖י לִֽישׁוּעָ֑ה זֶ֤ה אֵלִי֙ וְאַנְוֵ֔הוּ אֱלֹהֵ֥י אָבִ֖י וַֽאֲרֹֽמְמֶֽנְהוּ:
3 The Lord is a Master of war; the Lord is His Name. גיְהֹוָ֖ה אִ֣ישׁ מִלְחָמָ֑ה יְהֹוָ֖ה שְׁמֽוֹ:
4 Pharaoh’s chariots and his army He cast into the sea, and the elite of his officers sank in the Red Sea. דמַרְכְּבֹ֥ת פַּרְעֹ֛ה וְחֵיל֖וֹ יָרָ֣ה בַיָּ֑ם וּמִבְחַ֥ר שָֽׁלִשָׁ֖יו טֻבְּע֥וּ בְיַם־סֽוּף:
5 The depths covered them; they descended into the depths like a stone. התְּהֹמֹ֖ת יְכַסְיֻ֑מוּ יָֽרְד֥וּ בִמְצוֹלֹ֖ת כְּמוֹ־אָֽבֶן:
6 Your right hand, O Lord, is most powerful; Your right hand, O Lord, crushes the foe. ויְמִֽינְךָ֣ יְהֹוָ֔ה נֶאְדָּרִ֖י בַּכֹּ֑חַ יְמִֽינְךָ֥ יְהֹוָ֖ה תִּרְעַ֥ץ אוֹיֵֽב:
7 And with Your great pride You tear down those who rise up against You; You send forth Your burning wrath; it devours them like straw. זוּבְרֹ֥ב גְּאֽוֹנְךָ֖ תַּֽהֲרֹ֣ס קָמֶ֑יךָ תְּשַׁלַּח֙ חֲרֹ֣נְךָ֔ יֹֽאכְלֵ֖מוֹ כַּקַּֽשׁ:
8 And with the breath of Your nostrils the waters were heaped up; the running water stood erect like a wall; the depths congealed in the heart of the sea. חוּבְר֤וּחַ אַפֶּ֨יךָ֙ נֶ֣עֶרְמוּ מַ֔יִם נִצְּב֥וּ כְמוֹ־נֵ֖ד נֹֽזְלִ֑ים קָֽפְא֥וּ תְהֹמֹ֖ת בְּלֶב־יָֽם:
9 [Because] the enemy said, I will pursue, I will overtake, I will share the booty; my desire will be filled from them; I will draw my sword, my hand will impoverish them. טאָמַ֥ר אוֹיֵ֛ב אֶרְדֹּ֥ף אַשִּׂ֖יג אֲחַלֵּ֣ק שָׁלָ֑ל תִּמְלָאֵ֣מוֹ נַפְשִׁ֔י אָרִ֣יק חַרְבִּ֔י תּֽוֹרִישֵׁ֖מוֹ יָדִֽי:
10 You blew with Your wind, the sea covered them; they sank like lead in the powerful waters. ינָשַׁ֥פְתָּ בְרֽוּחֲךָ֖ כִּסָּ֣מוֹ יָ֑ם צָֽלֲלוּ֙ כַּֽעוֹפֶ֔רֶת בְּמַ֖יִם אַדִּירִֽים:
11 Who is like You among the powerful, O Lord? Who is like You, powerful in the holy place? Too awesome for praises, performing wonders! יאמִֽי־כָמֹ֤כָה בָּֽאֵלִם֙ יְהֹוָ֔ה מִ֥י כָּמֹ֖כָה נֶאְדָּ֣ר בַּקֹּ֑דֶשׁ נוֹרָ֥א תְהִלֹּ֖ת עֹ֥שֵׂה פֶֽלֶא:
12 You inclined Your right hand; the earth swallowed them up. יבנָטִ֨יתָ֙ יְמִ֣ינְךָ֔ תִּבְלָעֵ֖מוֹ אָֽרֶץ:
13 With Your loving kindness You led the people You redeemed; You led [them] with Your might to Your holy abode. יגנָחִ֥יתָ בְחַסְדְּךָ֖ עַם־ז֣וּ גּאָ֑לְתָּ נֵהַ֥לְתָּ בְעָזְּךָ֖ אֶל־נְוֵ֥ה קָדְשֶֽׁךָ:
14 Peoples heard, they trembled; a shudder seized the inhabitants of Philistia. ידשָֽׁמְע֥וּ עַמִּ֖ים יִרְגָּז֑וּן חִ֣יל אָחַ֔ז יֽשְׁבֵ֖י פְּלָֽשֶׁת:
15 Then the chieftains of Edom were startled; [as for] the powerful men of Moab, trembling seized them; all the inhabitants of Canaan melted. טואָ֤ז נִבְהֲלוּ֙ אַלּוּפֵ֣י אֱד֔וֹם אֵילֵ֣י מוֹאָ֔ב יֹֽאחֲזֵ֖מוֹ רָ֑עַד נָמֹ֕גוּ כֹּ֖ל יֽשְׁבֵ֥י כְנָֽעַן:
16 May dread and fright fall upon them; with the arm of Your greatness may they become as still as a stone, until Your people cross over, O Lord, until this nation that You have acquired crosses over. טזתִּפֹּ֨ל עֲלֵיהֶ֤ם אֵימָ֨תָה֙ וָפַ֔חַד בִּגְדֹ֥ל זְרֽוֹעֲךָ֖ יִדְּמ֣וּ כָּאָ֑בֶן עַד־יַֽעֲבֹ֤ר עַמְּךָ֙ יְהֹוָ֔ה עַד־יַֽעֲבֹ֖ר עַם־ז֥וּ קָנִֽיתָ:
17 You shall bring them and plant them on the mount of Your heritage, directed toward Your habitation, which You made, O Lord; the sanctuary, O Lord, [which] Your hands founded. יזתְּבִאֵ֗מוֹ וְתִטָּעֵ֨מוֹ֙ בְּהַ֣ר נַֽחֲלָֽתְךָ֔ מָכ֧וֹן לְשִׁבְתְּךָ֛ פָּעַ֖לְתָּ יְהֹוָ֑ה מִקְּדָ֕שׁ אֲדֹנָ֖י כּֽוֹנְנ֥וּ יָדֶֽיךָ:
18 The Lord will reign to all eternity יחיְהֹוָ֥ה | יִמְלֹ֖ךְ לְעֹלָ֥ם וָעֶֽד:
19 When Pharaoh’s horses came with his chariots and his horsemen into the sea, and the Lord brought the waters of the sea back upon them, and the children of Israel walked on dry land in the midst of the sea, יטכִּ֣י בָא֩ ס֨וּס פַּרְעֹ֜ה בְּרִכְבּ֤וֹ וּבְפָֽרָשָׁיו֙ בַּיָּ֔ם וַיָּ֧שֶׁב יְהֹוָ֛ה עֲלֵהֶ֖ם אֶת־מֵ֣י הַיָּ֑ם וּבְנֵ֧י יִשְׂרָאֵ֛ל הָֽלְכ֥וּ בַיַּבָּשָׁ֖ה בְּת֥וֹךְ הַיָּֽם:
20 Miriam, the prophetess, Aaron’s sister, took a timbrel in her hand, and all the women came out after her with timbrels and with dances. כוַתִּקַּח֩ מִרְיָ֨ם הַנְּבִיאָ֜ה אֲח֧וֹת אַֽהֲרֹ֛ן אֶת־הַתֹּ֖ף בְּיָדָ֑הּ וַתֵּצֶ֤אןָ כָל־הַנָּשִׁים֙ אַֽחֲרֶ֔יהָ בְּתֻפִּ֖ים וּבִמְחֹלֹֽת:
21 And Miriam called out to them, Sing to the Lord, for very exalted is He; a horse and its rider He cast into the sea כאוַתַּ֥עַן לָהֶ֖ם מִרְיָ֑ם שִׁ֤ירוּ לַֽיהֹוָה֙ כִּֽי־גָאֹ֣ה גָּאָ֔ה ס֥וּס וְרֹֽכְב֖וֹ רָמָ֥ה בַיָּֽם:

Exodo 15(1-21)

15(1) Entonces Moisés y los hijos de Israel entonaron este cántico al Eterno, diciendo:

“Cantaré al Eterno, exaltando Su grandeza. Al caballo y al jinete arrojó al mar.

(2) Mi fortaleza es el Eterno, es mi gloria, Él es mi salvación. Es mi Dios y como tal Lo alabaré. Es el Dios de mis padres y como tal Lo exaltaré.

(3) El Eterno es el Señor de la guerra. Eterno es Su Nombre.

(4) Precipitó en el mar los carros del faraón y su ejército a sus capitanes escogidos los tragó el Mar Rojo.

(5) Los abismos lo cubrieron y como si fueran piedras bajaron a las profundidades.

(6) Tu diestra, oh Eterno, magnificada por Tu fuerza, Tu diestra, oh Eterno, aniquiló al enemigo.

(7) En la plenitud de Tu poder quebranta, a Tu adversario les envías Tu luz que los consume como paja,

(8) y con el soplo de Tu aliento se elevaron y se abrieron las aguas, deteniéndose como si fueran muro, se congelaron los abismos en medio del mar.

(9) Dijo el enemigo: Los perseguiré, los alcanzaré y que se separen sus despojos con los que hallaré mi alma, desenvainaré mi espada y los quebrantará mi mano”.

(10) pero Tú soplaste con Tu poderoso hálito y el mar los fue cubriendo hasta que se hundieron como plomo en las poderosas aguas.

(11) ¿Quién como Tú, entre los dioses, oh mi Señor? ¿Quién como Tú, inmenso en santidad. El más digno de alabanzas y hacedor de milagros.

(12) Cuando extendiste Tu diestra, se los tragó la tierra.

(13) Con Tu misericordia guiaste al pueblo que redimiste, Los condujiste a Tu santa morada.

(14) Escucharon otros pueblos y se estremecieron. Se apoderaron el temor de los filisteos.

(15) Se angustiaron los principes de Edom, temblaron los valientes de Moab y el miedo dominó a todos los cananeos.

(16) Se abatieron espantados por el poderío de Tu brazo y enmudecerán como piedra hasta que pase Tu pueblo oh Eterno hasta que pase el pueblo que Tú redimiste.

(17) Los llevarás para que alaben en el monte de Tu santidad, allí los asentarás, Oh Eterno, en el Santuario que Tus manos prepararon.

(18) y reinará el Eterno para siempre”.

(19) Y penetró el caballo del faraón con su carro y sus jinetes en el mar, y el Eterno hizo tornar sobre ellos las aguas, en tanto que los hijos de Israel habían cruzado el mar en seco.

(20) y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó el pandero en la mano y salieron tras ella todas las mujeres con panderos y danzas,

(21) y les exhortó María: “Cantad al Eterno exaltando Su grandeza, pues al caballo y al jinete arrojó al mar”.

LA BIBLIA

HEBREO – ESPAÑOL

Versión Castellana

Conforme a la tradición judía

Por Moisés Katznelson

 

Peace to Prosperity – Donald Trump

 

 

 

Vision for Peace – Donald Trump

Siempre estaré con el Estado de Israel y el pueblo judío. Apoyo firmemente su seguridad y su derecho a vivir en su patria histórica. ¡Es hora de la paz!

Así es como puede verse un futuro Estado de Palestina, con una capital en partes de Jerusalén Este.

 

Recordando a las Victimas del Holocausto

El régimen nazi se apoderó de su ropa, cabello y pertenencias, pero no pudo quitarles su espíritu e identidad Judía.

Al traer el #Shabbat, recordamos a estos valientes individuos que se aferraron a la esperanza y la luz en los momentos más oscuros. 🇮🇱🕯

Presidente de Rusia, Vladimir Putin – Ceremonia para desvelar el monumento Memorial Candle dedicado a los residentes y defensores del asediado Leningrado

Ceremony to unveil the Memorial Candle monument dedicated to the residents and defenders of besieged Leningrad

In Jerusalem, Vladimir Putin and Benjamin Netanyahu unveiled the Memorial Candle monument dedicated to the residents and defenders of besieged Leningrad.

The ceremony was also attended by President of Israel Reuven Rivlin, Jerusalem Mayor Moshe Lion and St Petersburg Governor Alexander Beglov.

A joint creation of St Petersburg and Israeli architects, the monument has been erected in Sacher Park in the centre of Jerusalem. A capsule with soil from the Piskaryovskoye Memorial Cemetery in St Petersburg, the largest burial ground for victims of WWII, was placed in the memorial’s foundation.

The idea of the memorial was proposed by war veterans, siege survivors and compatriots living in Israel, and was supported by Jewish associations of Russia and Israel.

Speech at the ceremony to unveil the monument

President of Russia Vladimir Putin: Dear war veterans, Mr President, Mr Prime Minister and spouse, Mr Mayor and spouse, friends,

It is a great honour for me to attend this ceremony held to dedicate a monument to the heroic defenders and residents of Leningrad. We are unveiling this monument ahead of the events that have special significance for our countries and nations.

One of the most dramatic and heroic moments in the history of WWII ended on January 27, 1944: the siege of Leningrad was finally lifted.

Exactly a year ago – my colleagues already spoke about this here – on January 27, 1945, the Red Army liberated the prisoners of one of the largest Nazi death camps – Auschwitz. This day is now International Holocaust Remembrance Day.

There are many examples known throughout history of incredible stamina, sacrifice and horrible human tragedies. But it is impossible to compare the siege of Leningrad and the Holocaust with anything else.

To continue reading:

en.kremlin.ru/events/president/news/

Ceremonia para desvelar el monumento Memorial Candle dedicado a los residentes y defensores del asediado Leningrado

En Jerusalem, Vladimir Putin y Benjamin Netanyahu dieron a conocer el monumento Memorial Candle dedicado a los residentes y defensores del asediado Leningrado.

A la ceremonia también asistieron el presidente de Israel, Reuven Rivlin, el alcalde de Jerusalem, Moshe Lion, y el gobernador de San Petersburgo, Alexander Beglov.

Una creación conjunta de arquitectos Israelíes y de San Petersburgo, el monumento se erigió en el parque Sacher en el centro de Jerusalem. Se colocó una cápsula con tierra del Cementerio Conmemorativo Piskaryovskoye en San Petersburgo, el cementerio más grande para las víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

La idea del monumento fue propuesta por veteranos de guerra, sobrevivientes de asedio y compatriotas que viven en Israel, y fue apoyada por asociaciones Judías de Rusia e Israel.

Discurso en la ceremonia para desvelar el monumento.

Presidente de Rusia, Vladimir Putin: Estimados veteranos de guerra, señor presidente, señor primer ministro y cónyuge, señor alcalde y cónyuge, amigos,

Es un gran honor para mí asistir a esta ceremonia realizada para dedicar un monumento a los heroicos defensores y residentes de Leningrado. Estamos presentando este monumento antes de los eventos que tienen un significado especial para nuestros países y naciones.

Uno de los momentos más dramáticos y heroicos en la historia de la Segunda Guerra Mundial terminó el 27 de enero de 1944: el asedio de Leningrado finalmente se levantó.

Hace exactamente un año, mis colegas ya hablaron de esto aquí, el 27 de enero de 1945, el Ejército Rojo liberó a los prisioneros de uno de los campos de exterminio nazis más grandes: Auschwitz. Este día es ahora el Día Internacional de Recordación del Holocausto.

Hay muchos ejemplos conocidos a lo largo de la historia de increíble resistencia, sacrificio y horribles tragedias humanas. Pero es imposible comparar el asedio de Leningrado y el Holocausto con cualquier otra cosa.

El recuerdo sagrado del martirio y el coraje de millones de personas, las pérdidas incomprensibles, las privaciones y el heroísmo y nuestra ira común y común por lo que hicieron los nazis se transmite de una generación a otra.

Todo el mundo sabe sobre el asedio de Leningrado y las aldeas vecinas, y el coraje incomparable de sus residentes y defensores. Pero no hay documentos, historias o diarios que puedan describir lo que la gente pasó en ese momento.

Mis colegas acaban de hablar sobre esto. Para mí, estas no son meras palabras, lo sé no por rumores, sino por lo que mis padres me dijeron porque mi padre defendió su ciudad natal en el frente y mi madre estaba en la ciudad sitiada con un niño que murió en el invierno de 1942 y fue enterrado en el Cementerio Conmemorativo Piskaryovskoye en San Petersburgo entre cientos de miles de otros residentes.

El plan del enemigo era absolutamente cínico: condenar a muerte a los residentes de la ciudad por inanición y, para citar una orden nazi, “arrasar al suelo mediante bombardeos permanentes”.

Sin embargo, el enemigo no pudo ejecutar esta orden que se fija en los documentos. Los residentes de Leningrado, personas de diferentes orígenes étnicos, no se dieron por vencidos. No retiraron ni en la línea del frente donde continuaban los combates incesantes, ni en las fábricas que continuamente producían municiones y hardware requerido por el frente.

Acabo de mencionar hardware y municiones. No lo sabía, pero mientras revisaba documentos hace varios días descubrí un hecho que me sorprendió. Durante el asedio, los residentes de Leningrado donaron 144 toneladas de sangre para el frente a pesar de la situación en la que se encontraban.

Privados de comida, luz y calefacción, continuaron trabajando en hospitales y participando en el arte, la ciencia y la educación, y al sacrificarse, salvaron la gran ciudad para las generaciones venideras. El invencible Leningrado se ha convertido en una verdadera leyenda, mientras que la grandeza de la fortaleza mental de sus residentes y su fe en la victoria se ha convertido en la culminación de la dignidad humana.

El monumento que hemos presentado hoy es un símbolo de nuestra profunda memoria común. La idea de crearla pertenece a los devotos miembros del público israelí, los veteranos de guerra y nuestros compatriotas, y fue creada con el apoyo de las autoridades de San Petersburgo y Jerusalem, con fondos provistos por benefactores de ambos países.

Quisiera señalar con gratitud y aprecio que Israel concede especial importancia a preservar la verdad sobre la contribución decisiva de la Unión Soviética a la victoria sobre el nazismo. La gente aquí, como en Rusia, está preocupada, alarmada e indignada por los intentos de negar el Holocausto, revisar los resultados de la Segunda Guerra Mundial y blanquear asesinos y criminales.

Este es el segundo monumento que hemos presentado conjuntamente en suelo Israelí en los últimos años (como acaba de mencionar el primer ministro). El primer monumento fue erigido en la ciudad de Netanya e inmortalizó el recuerdo de las hazañas de valor cometidas por oficiales y hombres del Ejército Rojo. Una actitud honesta y totalmente respetuosa hacia los soldados soviéticos ha encontrado un reflejo en las exhibiciones en el Memorial Yad Vashem a las víctimas del Holocausto Judío europeo.

También apreciamos el nombre del monumento que se ha presentado hoy. Todos los años, el 22 de junio, el día en que comenzó la Gran Guerra Patria, la función de la Vela de la Memoria comienza en Rusia a las cuatro de la mañana, con personas en todas las ciudades y pueblos encendiendo velas en señal de luto por aquellos que perecieron en ese terrible guerra. San Petersburgo, anteriormente Leningrado, es donde nació esta tradición en 2009. Ahora también hay una vela de memoria en Israel, donde viven casi 1.300 sobrevivientes del asedio de Leningrado, sus descendientes y amigos y donde la gente venera a sus héroes y recuerda a los muertos.

Aquí, como en Rusia, las personas entienden la importancia de las lecciones de la Segunda Guerra Mundial y no permiten que el mundo olvide lo que el egoísmo nacional, la desunión y la connivencia en cualquier forma de chovinismo, antisemitismo y Russo-fobia pueden llevar.

Nuestro deber común es transmitir este conocimiento a las generaciones venideras, los bisnietos de los vencedores, inculcando en ellos un recuerdo agradecido de aquellos que nos han dado el regalo de la libertad y han demostrado, a costa de sus vidas, la perdurabilidad valor de la paz y la justicia.

En conclusión, me gustaría decir unas pocas palabras más. Un monumento es algo muy bueno; Permanecerá aquí durante mucho tiempo, con suerte durante siglos. Se puede presentar de diferentes maneras. Pero la forma en que hiciste esto hoy … Gracias.

Discurso del primer ministro Netanyahu en el “Foro Mundial del Holocausto 2020 – Recordando el Holocausto

  • Government
    The 34th Government, Benjamin Netanyahu
  • Publish Date
    23.01.2020

PM Netanyahu’s Speech at the “World Holocaust Forum 2020 – Remembering the Holocaust, Fighting Antisemitism” at Yad Vashem in Jerusalem

“Honored dignitaries, President Reuven Rivlin, compliments on initiating this important conference.

My brothers and sisters Holocaust survivors,

Righteous among the Nations.

[English]

The Righteous Among the Nations who risked not only their own lives, but the lives of their families to save Jews during the Holocaust.

The trees on this hallowed ground of Yad Vashem are a testament to their remarkable, extraordinary courage.

Your majesties,

Your Royal Highnesses,

Presidents,
Mr. Vice-President,

Prime ministers,

and the many distinguished guests and dignitaries assembled here.

Your presence in Jerusalem honors the memory of the six million victims of the Holocaust. Israel and the Jewish people thank you.

[Translated from the Hebrew]

Auschwitz and Jerusalem: An abyss – and a peak. Auschwitz – extermination. Jerusalem – revival. Auschwitz – enslavement. Jerusalem – freedom. Auschwitz – death. Jerusalem – life. Seventy-five years ago, our people – the Jewish People – emerged from the largest killing field in the history of humanity. The survivors do not forget anything: The helplessness, the endless suffering, the flames and the smoke, the bereavement and the loss. But they also remember, with deep gratitude, the day of liberation, the entry of the Red Army into Auschwitz, the immense sacrifice of the allies, soldiers and peoples alike.
To continue reading:

gov.il/en/event_yad_vashem

Discurso del primer ministro Netanyahu en el “Foro Mundial del Holocausto 2020 – Recordando el Holocausto, luchando contra el Antisemitismo”Yad Vashem en Jerusalem
 
“Honrados dignatarios, el presidente Reuven Rivlin, felicita al iniciar esta importante conferencia.
 
Mis hermanos y hermanas sobrevivientes del Holocausto,
 
Justos entre las naciones.

Los Justos entre las Naciones que arriesgaron no solo sus propias vidas, sino las vidas de sus familias para salvar a los Judíos durante el Holocausto.
 
Los árboles en este terreno sagrado de Yad Vashem son un testimonio de su notable y extraordinario coraje.
 
Sus majestades
 
Sus Altezas Reales,
 
Presidentes,
Señor vicepresidente,
 
Primeros ministros,
 
y los muchos distinguidos invitados y dignatarios reunidos aquí.

Su presencia en Jerusalem honra la memoria de los seis millones de víctimas del Holocausto. Israel y el pueblo judío gracias.
 
Auschwitz y Jerusalem: Un abismo y un pico. Auschwitz – exterminio. Jerusalem – avivamiento. Auschwitz – esclavitud. Jerusalem- libertad. Auschwitz – muerte. Jerusalem – vida. Hace setenta y cinco años, nuestro pueblo, el pueblo judío, emergió del campo de exterminio más grande en la historia de la humanidad. Los sobrevivientes no olvidan nada: La impotencia, el sufrimiento interminable, las llamas y el humo, el duelo y la pérdida. Pero también recuerdan, con profunda gratitud, el día de la liberación, la entrada del Ejército Rojo en Auschwitz, el inmenso sacrificio de aliados, soldados y pueblos por igual.
 
Vengo aquí, con el presidente Rivlin y el presidente Putin, de una ceremonia conmovedora, la dedicación del monumento en memoria de las víctimas del asedio de Leningrado. Este es un ejemplo del precio inconcebible de la victoria sobre los nazis. Pero especialmente hoy, hay que decir: Para los seis millones de nuestra gente, incluidos 1,5 millones de niños, las puertas del infierno se abrieron demasiado tarde. Demasiado tarde. Y por lo tanto, en el fundamento del renacimiento del Estado de Israel hay un imperativo principal: Nunca habrá un segundo Holocausto. Como primer ministro de Israel, esta es mi obligación suprema.

Damas y caballeros,
 
Israel está eternamente agradecido por el inmenso sacrificio que hicieron los aliados, los pueblos y los soldados, para derrotar a los nazis y salvar nuestra civilización. Sin ese sacrificio, no habría sobrevivientes hoy.
 
Sin embargo, también recordamos que hace unos 80 años, cuando el pueblo Judío se enfrentó a la aniquilación, el mundo nos dio la espalda, dejándonos al más amargo de los destinos.
 
Para muchos, Auschwitz es el último símbolo del mal. Ciertamente es eso. Los brazos tatuados de quienes pasaron por debajo de sus puertas infames, las pilas de zapatos y anteojos incautados de los desposeídos en sus últimos momentos, las cámaras de gas y los crematorios que convirtieron a millones de personas en cenizas, todo esto atestigua las horrendas profundidades a las que La humanidad puede hundirse.
 
Pero para el pueblo judío, Auschwitz es más que el último símbolo del mal.
 
También es el último símbolo de la impotencia Judía. Es la culminación de lo que puede suceder cuando nuestra gente no tiene voz, ni tierra, ni escudo.
 
Hoy tenemos una voz, tenemos una tierra y tenemos un escudo. Hoy, nuestra voz se escucha en la Casa Blanca y en el Kremlin, en los pasillos de las Naciones Unidas y el Congreso de los Estados Unidos, en Londres, París y Berlín, y en innumerables capitales de todo el mundo, muchas de ellas representadas aquí por ustedes.
 
Hoy tenemos una tierra: Nuestra Antigua Patria que revivimos, a la que nos enfrentamos a los exiliados de nuestra gente y en la que construimos un Estado avanzado y poderoso.
 
Y hoy, tenemos un escudo. Y qué escudo es. Una y otra vez, la fuerza de nuestras armas, el coraje de nuestros soldados y el espíritu de nuestro pueblo han prevalecido contra aquellos que intentaron destruirnos. Nuestra mano se extiende en paz a todos nuestros vecinos, y un número creciente de ellos la está aprovechando para construir con Israel puentes de esperanza y reconciliación.
Damas y caballeros,
 
El pueblo Judío ha aprendido las lecciones del Holocausto: Tomar, tomar siempre en serio las amenazas de quienes buscan nuestra destrucción; enfrentar las amenazas cuando son pequeñas; y sobre todo, a pesar de que apreciamos profundamente el gran apoyo de nuestros amigos, para tener siempre el poder de defendernos por nosotros mismos. Hemos aprendido que Israel siempre debe seguir siendo el dueño de su destino.
 
El estado Judío ha aprendido las lecciones del Holocausto. ¿Ha aprendido el mundo las lecciones del Holocausto?
 
Hay algunas señales de esperanza, y esta reunión extraordinaria es una de ellas. Hoy, los peligros del racismo, las ideologías de odio y el antisemitismo se comprenden mejor. Muchos reconocen una verdad simple: que lo que comienza con el odio a los judíos no termina con los judíos. Hoy están representados aquí gobiernos que entienden que confrontar el antisemitismo en todas sus formas también protege a sus sociedades.
 
E Israel aprecia profundamente esto. También apreciamos, como muchos entienden, como dijo ayer el presidente Macron, que el antisionismo es simplemente la última forma de antisemitismo. Todos estos son signos reales de esperanza, comprensión y conocimiento de cómo proteger nuestra civilización y nuestro mundo.
 
Y sin embargo, estoy preocupado. Me preocupa que todavía no hayamos visto una postura unificada y decidida contra el régimen más antisemita del planeta, un régimen que busca abiertamente desarrollar armas nucleares y aniquilar al único estado Judío.
 
Israel saluda al presidente Trump y al vicepresidente Pence por confrontar a los tiranos de Teherán que subyugan a su propio pueblo y amenazan la paz y la seguridad del mundo entero. Amenazan la paz y la seguridad de todos en el Medio Oriente y todos los demás. Pido a todos los gobiernos que se unan al esfuerzo vital de confrontar a Irán.
 
En cualquier caso, deseo asegurar de nuevo a nuestro pueblo y a todos nuestros amigos, Israel hará lo que sea para defender a nuestro estado, defender a nuestro pueblo y defender el futuro Judío.
 
Señoras y señores, como Primer Ministro de Israel, prometo que las palabras “Nunca más” no serán un eslogan vacío, sino un llamado eterno a la acción. Con este llamado a la acción, continuaremos nuestro maravilloso viaje del renacimiento de nuestra gente que emergió del valle de los huesos secos. De los huesos [atzamot] a la independencia [atzmaut], y de la independencia a la fuerza [otzma], de Auschwitz a Jerusalem, de la oscuridad a la luz. En palabras del profeta Isaías, ‘Las personas que caminaron en la oscuridad han visto una gran luz’ “.

 

Líderes del Mundo llegan a Jerusalem para conmemorar los 75 años desde la liberación del campo de exterminio de Auschwitz.

Doy la bienvenida a los líderes de todo el mundo que vienen aquí, a Jerusalem, para celebrar con nosotros 75 años desde la liberación del campo de exterminio de Auschwitz.
Es importante que recuerden de dónde venimos, y es importante que vean lo que hemos logrado.

Como primer ministro de Israel, prometo que las palabras ‘nunca más’ no serán un eslogan vacío, sino un imperativo constante para la acción, con lo cual continuaremos nuestra maravillosa campaña de rebelión desde el valle de los huesos secos: Poderes de la Independencia y Poderes de la Independencia, desde Auschwitz – a Jerusalem, desde la Oscuridad – a la Luz.

Como dice el profeta Isaías: “La gente que camina en la oscuridad, ve una gran luz”

Deseo asegurar a nuestro pueblo y a todos nuestros amigos, Israel hará lo que sea para defender a nuestro estado, defender a nuestro pueblo y defender el futuro judío.

Como primer ministro de Israel, prometo que las palabras ‘Nunca más’ no serán un eslogan vacío, sino un eterno llamado a la acción.