JAYE – SARA


23 (1) Y Sara vivió ciento veintisiete años; estos fueron los años de la vida de Sara. (2) Murió en Quiriat-Arba, o sea Hebrón, en la tierra de Canaán y vino Abraham a hacer duelo de Sara y a llorarla. (3) Abraham se levantó del duelo de su mujer y les dijo a los hijos de Het: (4) “Yo soy forastero y morador de paso entre vosotros. Dadme una posesión para que pueda sepultar a mi muerta”. (5) le respondieron los hijos de Het: (6) “Escúchanos, señor, tú eres un príncipe de Dios en medio de nosotros; puedes enterrar a tu muerta en el mejor sitio de nuestros sepulcros, pues nadie de nosotros te lo impedirá, para que puedas enterrar a tu muerta”. (7) Se levantó Abraham y se inclinó respetuosamente ante la gente de Het diciendo: “Si es vuestra voluntad sepultar a mi muerta, os ruego que intercedáis ante Efrón, hijo de Zohar, (9) para que me ceda la cueva de Macpela que tiene al extremo de su campo, que me la dé por su valor en plata como sepultura de propiedad mía, en medio de vosotros”. (10) A la sazón, Efrón estaba sentado en medio de los hijos de Het y finalmente respondió en presencia de todo su pueblo, incluso de quienes estaban en la entrada de la ciudad, diciendo: (11) “No, señor mío, te doy el campo entero y la cueva que está en él. En presencia de los hijos de mi pueblo te la doy, sepulta en paz a tu muerta”. (12) Y Abraham se inclinó de nuevo respetuosamente ante el pueblo de esa tierra, (13) y le dijo Efrón en presencia del pueblo de la tierra;”Sólo te pido que me escuches. Te daré por el campo su valor en dinero, acéptalo y yo enterraré a mi muerta allí”. (14) Entonces le contestó Efrón a Abraham: (15) “Señor mío, escúchame, la tierra vale cuatrocientos siglos de plata, pero ¿qué es esto entre tú y yo? Entierra pues a tu muerta”. (16) Concertado así el convenio entre Abraham y Efrón, Abraham le pagó a Efrón el dinero que le había dicho ante la presencia de los heteos, cuatrocientos siglos de plata de buena ley entre mercaderes. (17) De tal modo que quedó asegurado para Abraham el campo de Efrón, que esta en Macpela, junto a Mamre, tanto el campo como la cueva que está en él y todo árbol que había en el campo. (18) Todo esto lo compró Abraham ante los hijos de Het y de todos los que entran por la puerta de la ciudad. (19) Y Abraham sepultó a Sara, su mujer, en la cueva del campo de Macpela, frente a Mamre, ósea Hebrón, en la tierra de Canaám. (20) Quedó pues formaliza la compra del campo de los hijos de Het y de la sepultura que Abraham había elegido allí.
24(1) Y Abraham era anciano, entrado en días y el Eterno le había bendecido en todo. (2) Le dijo Abraham al siervo más antiguo de su casa, el que gobernaba todas sus posesiones: “Te ruego que pongas tu mano debajo de mi muslo, (3) y te juramentaré por el Eterno, Dios de los cielos y de la tierra que no tomarás para mi hijo una mujer de las hijas de los cananeos entre quienes habito, (4) sino que irás a mi tierra y a mi familia y tomarás allí mujer para mi hijo”. (4) sino que irás a mi tierra y a mi familia y tomarás allí mujer para mi hijo”. (5) Y le respondió el siervo:”¿y si la mujer no quiere seguirme a esta tierra? ¿Haré de tal modo que tu hijo retorne a la tierra de donde saliste?”. (6) Entonces le dijo Abraham:”¡Guárdate de que mi hijo vuelva allá! (7) El Eterno, Dios de los cielos, que me sacó de la casa de mi padre, de mi tierra natal y me juró que daría esta tierra a mi simiente, Él enviará un ángel delante de ti para que puedas tomar de allí mujer para mi hijo, (8) pero si la mujer no quisiera seguirte, quedaría dispensado de este juramento, solamente que no lleves allá a mi hijo”. (9) Y el siervo puso su mano debajo del muslo de Abraham, su amo, y juró que cumpliría lo dicho. (10) Y el siervo tomó diez camellos de la manada de su amo y se fue llevando consigo los bienes más preciados de su amo. Se encaminó a Mesopotamia, a la ciudad de Nacor. (11) E hizo arrollador a sus camellos fuera de la ciudad, al atardecer, en las cercanías de un pozo de agua adonde habitualmente iban las mujeres buscar agua. (12) Y rezó: “Oh Eterno, Dios de mi señor Abraham, haz que este día ante mí sea de misericordia para mi señor Abraham. (13) He aquí que estoy junto al pozo de agua y las hijas de los hombres de la ciudad vienen para recoger agua. (14) Y la moza a quien le dijera:”Inclina por favor tu cántaro para que yo beba”, y ella respondiera:”Bebe, y también daré de beber a tus camellos”, que sea ésta la destinada para Isaac, como merced a mi amo Abraham”. (15) apenas terminó de rezar cuando apareció Rebeca, hija de Betuel, hijo de milla, mujer de Nacer, el hermano de Abraham, con su cántaro sobre el hombro. (16) Y la mujer era de hermosa apariencia y no había conocido varón. (17)El siervo corrió a su encuentro y le dijo:”Te ruego que me des de beber un poco de agua de tu cántaro”. (18) Y ella le contestó:”Bebe, señor mío”, se apresuró a pasarle el cántaro en su mano. (19) y cuando él terminó de beber, ella agregó: ·También a tus camellos sacaré agua hasta que se sacien”.. (20) Y se apresuró a sacar agua del pozo para volcarla en el abrevadero para los camellos. (21) Y el hombre se preguntó, al observarla, si realmente era ella la mujer que buscaba, conforme a los designios del Eterno. (22) Y cuando los camellos terminaron de beber, el hombre tomó un pendiente de oro que pesaba medio siglo y dos brazaletes que pesaban diez, (23) y dijo:”¿De quien eres hija? Te ruego que me digas si hay lugar en la casa de tu padre para que pasemos la noche”. (24) Ella le respondió:” Soy la hija de Betuel, hija de Milca. Cuyo hijo es Nacor”. (25) Y añadió:”También tenemos paja y forraje en abundancia y ciertamente un lugar donde pasar la noche”. (26) Entonces el hombre inclinó respetuosamente su cabeza y se postergó rostro a tierra ante el Eterno, (27) y dijo:”Bendito sea el Eterno, Dios de mi señor Abraham por haberlo colmado de mercedes y por haberme conducido a la casa de los hermanos de mi señor. (28) Y la mujer corrió a la casa de su madre para narrar lo acontecido. (29) Y Rebeca tenía un hermano, cuyo nombre era Labán, y Labán salió corriendo hacia el pozo al encuentro del recién llegado. (30) Y cuando vio el aro y los brazaletes en las manos de su hermana y cuando oyó las palabras que contó Rebeca con relación la hombre y los camellos, (31) le dijo:”Ven, oh bendito del Eterno, ¿por qué te quedas fuera? He limpiado la casa y hay un lugar para los camellos”. (32) Y así entró el hombre a la casa, desató los camellos, les dio forraje y recibió agua para lavarse los pies, él y sus siervos. (33) Y le brindaron comida en abundancia pero dijo: “No comeré hasta haber dicho lo que me ha traído”. Y le dijeron: “Habla pues”. (34) Entonces él dijo: ·Siervo de Abraham soy. (35) Y el Eterno lo ha colmado de mercedes; le ha dado multitudes de rebaños y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos. (36) Y Sara tuvo de él un hijo en su vejez. (37) Mi señor me juramento diciendo: “No tomes mujer para mi hijo de las hijas de los cancaneos en cuya tierra vivo, (38) sino que irás a la casa de mi familia y allí tomarás mujer para mi hijo”. (39) Y le dije a mi señor:¿Y si la mujer no quisiera venir conmigo? (40) Y me contesto:”El Eterno, ante Quien anduve, enviará su ángel contigo, orientará tu camino y podrás tomar mujer para mi hijo de mi linaje y de la casa de. Mi padre. (41) Mas si cuando llegues a mi familia no te dan la mujer, quedarás libre del juramento”. (42) Así, pues, vine hoy a la gente y reza:”Oh Eterno, Dios de mi señor Abraham, si Tú orientas mi camino (43) heme aquí al lado de la fuente de las aguas y a la moza que venga para sacar agua le diré: “Te ruego que me des de beber un poco de agua de tus cántaro”; (44) si ella me responde; “Para tus camellos también sacaré agua”, ella será la mujer que el Eterno destinó para el hijo de mi señor. (45) Y apenas dije eso en mi corazón, vi a Rebeca que venía con su cántaro sobre los hombros y se inclino para sacar agua. Le dije entonces:”Te ruego que me des de beber”. (46) Y ella prestamente me alcanzó su cántaro y me dijo:”Bebe, que también a tus camellos daré de beber. (47) Entonces le pregunté de quien es hija y me contestó que es hija de Betuel, hijo de Nacor y de Milca. Y puse el aro en su nariz y los brazaletes en sus manos. (48) me postren rostro tierra para bendecir al Eterno, Dios de mi señor Abraham por haberme guiado en el camino justo para obtener la hija del hermano de mi señor, para su hijo. (49) Y ahora, pues, si estáis dispuestos a hacer misericordia y a ser leales con su señor, aprobadlo y si no, decidme y me volveré a la derecha o a la izquierda”. (50) Y Labán y Betuel respondieron:”Como esto salío del Eterno, nada podemos decir en favor ni en contra. (51) Toma pues a Rebeca, anda y que ella sea mujer para el hijo de tu señor como lo dispuso el Eterno”. (52) Y cuando el siervo de Abraham oyó tales palabras, se arrodilló rostro a tierra ante el Eterno. (53) Y sacó el siervo, alhajas de plata, de oro y vestidos que dio a Rebeca, y también les dio preciosos presentes a su hermano a a la madre de ella. (54) Comieron y bebieron él y los varones que lo acompañaban y pasaron allí la noche. Y al levantarse a la mañana siguiente, él dijo:”Enviadme a mi señor”. (55) pero dijeron el hermano y la madre de Rebeca:”Que la moza se quede con nosotros todavía algunos días, por lo menos diez, y se irá. (56) Mas él les dijo:”No me demoréis pues el Eterno favoreció mi camino; despedidme para que pueda retornar a mi señor”. (57) Entonces dijeron ellos:·Se lo preguntaremos a la joven para que nos conteste ella misma”. (58) Y llamaron a Rebeca y le preguntaron: ¿Quieres ir con este hombre?”. Y ella respondió: “Sí, quiero ir”. (59) Entonces enviaron a rebeca, hermana de ellos, a su nodriza y al siervo de Abraham y sus hombres. (60) bendijeron a Rebeca, diciendo: “Oh hermana nuestra, sé madre de millares y millares y que tu simiente herede los portales de sus enemigos”. (61) Se levantó Rebeca y sus damas de compañía, montaron los caballos y siguieron al hombre que tomó a Rebeca y emprendió el regreso. (62) E Isaac, que moraba en la tierra del Neguev, regresaba por el camino del pozo Beer Lajay Roí (pozo del Viviente que me ve) (63) cuando se detuvo para meditar en el campo al caer la tarde y alzó los ojos, vio a lo lejos que venían camellos. (64) Y Rebeca alzó la vista, vio a Isaac y bajó del camello. (65) Y le preguntó al siervo:”¿Quién es ése que se acerca por el campo hacia nosotros?”, y le respondió el siervo: ”Es mi señor”. Entonces ella tomó su velo y se cubrió. (66) Y el siervo relató a Isaac todo lo acaecido. (67) Entonces Isaac le condujo a la tienda de Sara su madre y tomó a Rebeca que se volvió su mujer. La amó y se consoló de la muerte de su madre gracias a ella.
25 (1) Y nuevamente Abraham tomo una mujer, llamada Cetura. (2) Tuvo de ella a cuantos hijos: a Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y a Súa. (3) Jocsán engendró a Seba y a Dedán; los hijos de Dedán fueron Efa, Efer, Hanoc, Abida y Elda. Todos ellos fueron hijos de Centura. (5) Y Abraham le dio a Isaac todo lo poseía. (6) Y a los hijos de las concubinas, Abraham les dio regalos y los mando lejos de Isaac, al oriente. (7) Y estos son los años que vivió Abraham: ciento setenta y cinco años. (8) Abraham expiró, muriendo en buena vejez, saciado de años y fue reunido con su pueblo. (9) Lo sepultaron sus hijos Isaac e Ismael en la cueva de Macpela, en el campo de efrón, hijo de Zohar el hateo que esta frente a Mamre. (10) Era el campo que Abraham había comprado a los hijos de Het. Allí fueron sepultados Abraham y Sarta su mujer. (11) Y sucedió después de la muerte de Abraham que Dios bendijo a su hijo Isaac, que plantó sus tiendas junto al pozo Beer Lajay Roí.
(12) Y ésta es la genealogía de Ismael, hijo de Abraham, nacido de Agar la egipcia, sierva de Sara. (13) He aquí los hombres de los hijos de Ismael, según sus familias: Nebaiot el primogénito, Cedar, Adbeel y Mibsam; (14) Misma, Duma y Massa; (15) Hadar, Tema, Jetur, Nafis y Cedema. (16) Éstos son pues los nombres de los hijos de Ismael por sus pueblos y sus fortalezas, doce principies conforme a su pueblo. (17) Y estos fueron los años de Ismael: ciento treinta y siete años, y expiró, y a su muerte fue reunido con su pueblo. (18) Y sus descendientes moraron desde Havilá (javilá) hasta Shur que está antes de Egipto, camino a Asiria. En presencia de todos sus hermanos habitó Ismael.

Reflexión:

¿Sabías que esta parasha, es la única que esta con el nombre de una mujer?

¿Sabes cómo se mencionada la edad de Sara?

Cien veinte y siete ….127

¿Porqué?

Por que cuando tenía 100 año, era bella como una joven de 20, y cuando tenia 20 era pura como una niña de  7 años.

¿Sabías que en esta parasha, vemos por primera vez la adquisición de tierras, en toda la Torá?

¿Sabias que Abraham compro las tierras, pagando un precio sobrevalorado? 400 siclos de plata! mucho más de lo que la tierra valía, en ese entonces.

Sabías que el lugar donde Abraham iba a sacrificar a Isaac, es el mismo donde Noe hizo su sacrificio, el mismo donde Cain y Abel hicieron su primer sacrificio?

A este lugar Abraham le puso por nombre Yiret- Proveedor, aun cuando ya tenia otro nombre, Sem (hijo de Noé), le había dado el nombre de Shalem.

¿Sabes que lugar es ?

JERUSALEM

יְרוּשָׁלַיִם

Ierushalaim

Otras fuentes:

https://ritasibbick.com/tag/jebuseos/

Jerusalem 50 años de Reunificación

Vínculos Judíos con Jerusalem – El Monte del Templo (Basados en la Biblia y la historia)

jerusalem-leon

.- Salem- Ciudad de Melquisedec

Y Melquisedec, rey de Salem, presumiblemente Jerusalén, trajo pan y vino. Él era sacerdote del Dios Altísimo, (19) y lo bendijo diciendo: “Bendito sea Abram del Dios Altísimo, dueño de los cielos y de la tierra; (20) y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó a tus adversarios en tu mano”. Génesis 14(18)

.- Jebús – Ciudad de los Jebuseos

Y esta es la descendencia de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet quienes tuvieron hijos después del diluvio. Génesis 10(1) (16)

(16) También el jebuseo (Yevusi),…

Y ocurrió que cuando supo Adoni Zedec (Adoni Tzédec), rey de Jerusalén, que José había tomado Haay y la había destruido completamente,… (5) se reunieron los 5 reyes de los amorreos: el rey de Jerusalén, el rey de Hebrón, en rey de Jamut, el rey de Laquis y el rey de Eglón,… (8) Y le dijo el Eterno a Josué:” No les temas por cuanto los he entregado en tu mano. No quedará un solo hombre de ellos contra ti”. (9) Josué pues cayó sobre ellos súbitamente por cuanto había subido de Guilgal toda la noche. (10) Y el Eterno los desbarató ante Israel y los hirió con gran matanza en Gabaón,… (24) Y ocurrió, cuando trajeron a esos reyes a presencia de Josué, que Josué llamó a todos los hombres de Israel y dijo a los jefes de los hombres de guerra que fueran con él: “Acercaos, poned vuestros pies sobre los cuellos de estos reyes”. Se acercaron y pusieron sus pies sobre el cuello de ellos. (25) Y les dijo Josué: “No temáis. No desmayéis. Sed fuertes y valientes porque eso hará el Eterno con todos vuestros enemigos contra quien lucháis”. (26) Y después, Josué los hirió hasta que murieron y los colgó de cinco árboles. Josué 10(1; 5; 8; 9; 24; 25; 26)

Y Canaán engendró a Sidón (Tzidón), su primogénito, a Jet, (14) al jebuseo (yevusí),…Primer Libro de Crónicas 1(13-14)

David y todo Israel fueron a Jerusalén (también llamada Jebús), (Yevush), donde estaban los jebuseos sus habitantes. (5) Y los habitantes de Jebús le dijeron a David: “No entrarás aquí”: pero David tomo la fortaleza de Sión, la cual es la ciudad de David,…( 8) y edifico la ciudad en rededor, desde Miló hasta los alrededores, y Joab reparó el resto de la ciudad. (9) Y se engrandeció David cada vez más porque el Eterno de los Ejércitos era con él. 1 de Crónicas 11:4

.- Bet-El (casa de Dios)

 Y se fue Jacob de Beerseba hacia harán. (11) Llegó a cierto lugar y durmió allí porque se le había puesto el sol; tomó de las piedras del lugar para su cabecera y se acostó en el lugar. (12) Soñó con una escalera cuya base estaba en la tierra y cuya sima llegaba al cielo; veía ángeles de Dios subir y bajar por ella. (13) Y he aquí que el Eterno estaba sobre ella y dijo:” “Yo soy el Eterno, Dios de Abraham, tu padre, y Dios de Isaac. La tierra donde estas acostado te la daré a ti y a tu simiente; (14) tu descendencia será como el polvo de la tierra y se propagará hacia el oeste, hacia el este, hacia el norte y hacia el sur; en ti y en tu simiente serán bendecidas todas las familias de la tierra. (15) Y he aquí que estoy contigo y te guardaré donde vayas y te estableceré nuevamente en esta tierra porque no te abandonaré hasta que haya hecho todo lo que te he prometido”. (16) Y Jacob despertó de su sueño y dijo: “Ciertamente el Eterno está en este lugar y yo no lo sabía”. (17) Tuvo miedo y dijo: ¡Que terrible es este lugar! No puede ser sino la casa de Dios y ésta es la puerta del cielo”. (18) Jacob se levantó muy temprano por la mañana y tomó la piedra que había empleado de cabecera, la puso por pilar y derramo aceite sobre ella. (19) Y llamó a ese lugar Bet-El (casa de Dios) a pesar de que su nombre anterior era luz. Génesis 28(10-19)

.- Yerushalaim – “Ciudad de paz”

.– La ciudad de David

Sin embargo, David tomó la fortaleza de Sión, la ciudad de David (…) 9 Y David residió en la fortaleza y la llamo la ciudad de David.Samuel 5(7)

 David tenía treinta años cuando comenzó a reinar, y reino durante cuarenta años. (5) En Hebrón, reino sobre Judá siete años y seis meses, y en Jerusalén reinó treinta y tres años, sobre todo Israel y Judá. II de Samuel 5 (4)

 Y David residió en la fortaleza y la llamó la ciudad de David. David la edifico en sus alrededores, desde Milo hacia adentro. II de Samuel 5 (9)

Y David se durmió con sus padres y fue sepultado en la ciudad de David.  I Reyes 2:10

.- Morada más santa del Altísimo

Selá. Hay ríos, cuyas corrientes alegran la ciudad de Di-s, la morada más santa de Altísimo. (6) Dios esta en medio de ella, que no será movida. Dios le ayudará cuando se aproxime la mañana. Salmos 46(5)

 .- La Casa del Eterno                                           

Cánticos de las ascensiones, de David. Me alegré cuando me dijeron: “Vayamos a la casa del Eterno”. (2) Plantados están y a nuestros pies dentro de tus portones, oh Jerusalén, que fuiste edificada en forma compacta. (4) Allí subieron las tribus, las tribus del Eterno, como testimonio para Israel, para ensalzar el nombre del Eterno. (5) Por cuanto allí fueron puestos tronos para juzgar, los tronos de la casa de David. (6) orad por la paz de Jerusalén. Que prosperen quienes te aman, (7) y haya prosperidad en tus palacios. (8) Por mis hermanos y mis compañeros, yo diré ahora: “Sea la paz contigo”. (9) Por la Casa del Eterno nuestro dios, buscaré tu bien. Salmo 122    

.- La ciudad de David

 David tenía treinta años cuando comenzó a reinar, y reino durante cuarenta años. (5) En Hebrón, reino sobre Judá siete años y seis meses, y en Jerusalén reinó treinta y tres años, sobre todo Israel y Judá. II de Samuel 5 (4)

 Y David residió en la fortaleza y la llamó la ciudad de David. David la edifico en sus alrededores, desde Milo hacia adentro. II de Samuel 5 (9)

.- Salem (Shalem)

Para el director del coro. Con instrumento de cuerdas. Salmo de Asaf. Cántico. (2) En Judá Dios es conocido. Su nombre es grande en Israel. (3) En Salem (Shalem) tiene su tabernáculo, y Su morada es Sión (…) Salmo (76)

.- Construcción de la torres en Jerusalén 

Y tomó todo el pueblo de Judá a Uzías, que tenía dieciséis años, y lo hicieron rey en lugar de su padre, Amasías. (2) Él construyó Elot y la restituyó a Judá, después de yacer el rey con sus padres.

(3) Dieciséis años tenía Uzías (Uziyahu) cuando comenzó a reinar, y reino cincuenta y dos en Jerusalén, y su madre fue Jecolía (Yejolyá) de Jerusalén.

(9) Asimismo, Uzías construyó torres en Jerusalén en el portón de la esquina y en el portón de valle y en el ángulo entrante del muro, y las fortificó. Segundo Libro de Crónicas 26 (1, 2, 3), (9)

(15) E hizo en Jerusalén máquinas inventadas por hombre ingeniosos para ser emplazadas sobre las torres y las esquinas, para arrojar flechas y grandes piedras.

Veinticinco años de edad tenía Jotam cuando comenzó a reinar, y reino dieciséis años en Jerusalén, y su madre fue Jerusa (Yerushá), hija de Sadoc, (Tzadoc). E hizo lo que era recto a los ojos del Eterno, conforme a todo lo que había hecho su padre Uzías, pero no entro en el Templo del Eterno. (3) Construyo la puerta superior de la Casa del Eterno y construyó mucho en el muro de Ofel. Segundo Libro de Crónicas 27(1, 2, 3)

.- Construcción de la Casa de Dios, que esta en Jerusalén

Los profetas Hageo (Jagail) y Zacarías (Zjaryá), hijo de Ido, profetizaron ante los judíos que había en Judá y Jerusalén. Los profetizaron en el nombre del Dios de Israel. (2) Y se levantó Zorobabel, hijo de Sealtiel, y Jesúe, hijo de Josadac, los cuales comenzaron a construir la Casa de Dios que está en Jerusalén y con ellos estaban construyendo la Casa de Dios que está en Jerusalén y con ellos estaban los profetas de Dios ayudándolos. Esdras 5(1-2)

Y cuando llegó el mes séptimo y los hijos de Israel ya moraban en sus ciudades, el pueblo se reunió como un solo hombre en Jerusalén. (2) Y se levantaron Jesué (Yeshúa), hijo de Josadac (Yotzadac), sus hermanos los sacerdotes, Zorobabel, hijo de Sealtiel (Shealtiel), sus hermanos y construyeron el altar del Dios de Israel para ofrecer sobre el holocausto, conforme a lo escrito en la ley de Moisés, hombre de Dios. (3) Y colocaron el altar sobre sus bases. En medio del temor a los pueblos de los países (vecinos), ofrecieron allí holocausto al Eterno, holocausto matutino y vespertinos. Esdras 3(1-3)

.- Ciudad de alegría, de alabanza y de gloria

Y esta ciudad será para Mí como nombre de alegría, de alabanza y de gloria ante todas las naciones de la tierra que sabrán todo el bien que les hago; temerán y temblarán por todo el bien que les hago; temerán y temblarán por todo el bien y toda la paz que les voy a otorgar; Jeremías 33 (9)

(11) Se oirá la voz de alegría y del regocijo, la voz del novio y de la novia, la voz de los que dicen: “Agradeced al Eterno de los Ejércitos porque el Eterno es bueno, porque su misericordia es eterna” Jeremías 33 (11)

¿Cómo es posible que la ciudad de la alabanza quedó sin reparar, la ciudad de mi regocijo? . Por consiguiente, sus jóvenes caerán en sus plazas y todos los hombres de guerra serán reducidos al silencio dice el Eterno  de los Ejércitos. (27) Y encenderé un fuego en el muro de Damasco que devorará los palacios de Ben Hadad. Jeremías 49(25)

.- Ciudad de rectitud, ciudad fiel

Por lo cual dice el Señor, el Eterno de los Ejércitos, el Todopoderoso de Israel: ¡Ah! Voy a desembarazarme de Mis adversarios y vengarme de Mis enemigos. (25) Volveré Mi mano sobre ti y limpiaré tus escorias como con lejía y quitare todo tu estaño. (26) Restauraré tus jueces como al principio y tus consejeros como al comienzo. Después serás llamada ciudad de la rectitud, ciudad fiel. (27) Sión será redimida con justicia para los que vuelvan a ella con rectitud. Isaías 1(24)

.- Ciudad del Eterno, la Sión del Santo de Israel

Los hijos de quienes te afligieron vendrán a postrarse ante ti. Y todos los que te despreciaron se inclinarán a la altura de los talones de tus pies y te llamarán la ciudad del Eterno, la Sión del Santo de Israel. (15) Aunque fueras abandonada y aborrecida, de modo que ningún hombre pasa sobre ti, yo haré que fueras gloria eterna, gozo de muchas generaciones. (16) Y mamarás la leche de las naciones; mamarás los pechos de los reyes y sabrás que Yo, el Eterno, soy tu Salvador. Yo, el Todopoderoso de Jacob, soy Tu redentor. Isaías 16(14-16)

.- Ciudad sagrada

¡Despierta, despierta, vístete con tu fortaleza, oh Sión! Ponte hermosas vestiduras, oh Jerusalén, ciudad sagrada. Porque en adelante, no vendrán a ti los inicuos y los impuros. (2) ¡Sacúdete el polvo! ¡Levántate y siéntate, oh Jerusalén! ¡Suéltate las bandas de tu cabello, oh hija cautiva de Sión! (3) Porque así dice el Eterno: Fuisteis vendidos por nada y seréis rescatados sin dinero. Isaías 52(1-3)

Por Sión no guardaré silencio y por Jerusalén no descansaré hasta que salga su triunfo como resplandor y su salvación como una antorcha que quema. Isaías 62(1)

¿Cómo podremos cantar la canción del Eterno en tierra extranjera? (5) Si te olvido, oh Jerusalén, que mi diestra olvide su habilidad. (6) Que se adhiera mi lengua al paladar si no recuerdo, si no pongo a Jerusalén por encima de mi mayor alegría,… Salmo 137(4, 5,6)

.- Jerusalén, alabanza en la tierra

(6) He emplazado centinelas centinela sobre tus murallas, oh Jerusalén. Nunca se descuidarán, ni de día ni de noche. Los que recordáis al Eterno Sus promesas, no toméis descanso, (7) ni Le concedáis descanso hasta que establezca a Jerusalén y vuelva a hacer de ella una alabanza en la tierra. Isaías 62(6-7)

.– Ir Haémet (Ciudad de la verdad), Har Hacódesh (Montaña Santa)

Y fue la palabra del Eterno de los Ejércitos, diciendo: (2) Así dice el Eterno de los Ejércitos: “Estoy celoso de Sión con grandes celos. Estoy celoso de ella con gran furia”. (3) Así dice el Eterno: vuelvo a Sión y moraré en medio de Jerusalén. Jerusalén será llamada Ir Haémet (Ciudad de la verdad) y la montaña del Eterno de los Ejércitos Har Hacódesh (Montaña Santa). Zacarías 8(1)

.– Vivirán en medio de Jerusalén

Así dice el Eterno de los Ejércitos: “He aquí que he de salvar a Mi pueblo del país del oriente y del occidente. (8) Los traeré y vivirán en medio de Jerusalén; Serán Mi pueblo y Yo seré su Dios, en verdad y en justicia. Zacarías 8(7)

.- Trono del Eterno

En aquel tiempo, llamarán a Jerusalén el trono del Eterno y todas las naciones serán convocadas a Jerusalén al nombre del Eterno y a no andar más con la dureza de su corazón malvado. Jeremías 3(17)

.- Ariel (Altar de Dios)

¡Ay de Ariel (Altar de Dios), Ariel, ciudad de donde acampó David! Agregad año a año y que giren las fiestas. (2) Apesadumbraré a Ariel, habrá duelo y lamentaciones y será para Mí como un altar de Dios; (3) Acamparé contra ti enredador, te pondré sitio con un terraplé y levantaré trincheras contra ti. (4) humillada hablarás desde el suelo. Tu palabra saldrá del polvo como un murmullo, tu voz será como la de un espíritu que sale del suelo y tu palabra saldrá como chirrido desde el polvo. (5) Pero la multitud de tus enemigos será como polvo menudo y la multitud de los terribles como tamo que pasa. Sí, eso ocurrirá en un instante, de pronto. (6) Habrá un castigo de parte del Eterno de los Ejércitos, con trueno, terremoto y gran estruendo, con remolinos, tempestad y la llama de un fuego devorador. (7) Y la multitud de todas las naciones que guerrean contra Ariel, todas las que pelean contra ella y los baluartes en torno de ella y los que la angustian se volverán como un sueño, una visión de la noche. (8) Y serán como cuando sueña un hombre hambriento que está comiendo, pero se despierta y he aquí que su alma está vacía; o cuando sueña un sediento que está bebiendo y se despierta y he aquí que está desfalleciendo de sed. Así ocurrirá con la multitud de naciones que peleen contra el monte Sión. Isaías 29(1-8)

.- La hija de Sión

(8) Jet. El Eterno se propuso destruir el muro de la hija de Sión. Extendió el cordel, no retrajo su mano de la obra de demolición e hizo lamentar la suerte de la fortaleza y del muro. Desfallecen juntos. (9) Tet. Sus portones están hundidos hasta el suelo. Él destruyo y rompió sus trancas. Su rey y sus príncipes están esparcidos entre las naciones. Ya no hay más instrucción. Sí, los profetas ya no reciben oráculo del Eterno. Las lamentaciones 2(8-9)

.-  Monte Sión, la cabeza de montañas

Y ocurrirá en el fin de los días que el Monte de la Casa del Eterno será establecido a la cabeza de las montañas, será exaltado sobre las colinas y fluirán a le los pueblos. (2) E irán allí muchas naciones que dirán: “Venid, subamos al monte del Eterno y a la Casa del Dios de Jacob. Él nos enseñara Sus caminos y nosotros nadaremos en Sus senderos”. Porque de Sión saldrá la Ley y la palabra del Eterno de Jerusalén. Miqueas 4(1-2)

Además, despreció la tienda de José, y no escogió a la tribu de Efraín, (68) sino que escogió a la tribu de Judá (Yehudá), el monte Sión que tanto amaba, (69) y construyó Su santuario en lo alto, como la tierra que había creado para siempre. (70) También escogió a David Su siervo, y lo tomó de los rebaños. (71) De seguir tras las ovejas paridas le trajo, para ser pastor sobre Jacob Su pueblo, e Israel Su herencia, (72) y él los apacentó conforme a la integridad de su corazón, y los guió con la habilidad de sus manos. Salmo 78(67-72)

Cántico de las ascensiones. Los que confían en el Eterno son como el monte de Sión, que no puede ser movido y está firme para siempre. (2) Como las montañas rodean a Jerusalén, así rodea el Eterno a Su pueblo, desde ahora y para siempre. (3). Sea la paz sobre Israel. Salmo 125

 Te bendiga el Eterno desde Sión, y contempla lo bueno que es Jerusalén todos los días de tu vida, (6) y alcanzar a ver a los hijos de tus hijos. Sea la paz sobre Israel. Salmo 128 (5)

Por cuanto el Eterno ha escogido a Sión. La deseó por morada suya. Salmo 132(13)

Como el roció del Hermon, que baja sobre las montañas de Sión. Porque allí ordenó el Eterno la bendición, la vida para siempre. Salmo 133(3)

¡Aleluya! Porque es bueno cantar alabanzas a nuestro Dios. Porque es grato y la alabanza es merecida. (2) El Eterno edificará Jerusalén. Reúne a los dispersos de Israel. Salmo 147(1-2)

El Eterno se complace en los que le temen, en los que esperan Su misericordia. (12) Glorifica al Eterno, oh Jerusalén. Alaba a tu Dios, oh Sión, (13) porque Él ha fortalecido las barras de tus portones, ha bendecido a tus hijos dentro de ti (…) Salmo 147(11-13)

¡Tocad la trompeta en Sión!¡Que suene la alarma en Mi santo monte! Que tiemblen todos los moradores de la tierra que viene el día del Eterno; esta cerca (…) Joel 2(15)

Y sucederá que quien invoque el Nombre del Eterno será librado porque en el Monte Sión y en Jerusalén estarán los que escapen, como lo ha dicho el Eterno y el Eterno escogerá a los que ame. Joel 3(5)

Por cuanto he aquí que en aquellos días y en aquel tiempo, cuando haga retornar a los cautivos de Judá y Jerusalén, (2) reuniré a todas las naciones y las traeré al valle de Josafat (Yehoshafat). Las he de juzgar allí, por Mi pueblo y por Mi heredad Israel a quien esparcieron entre las naciones y dividieron Mi tierra. Joel 4(1-2)

Así sabréis que Yo soy el Eterno, vuestro Dios que mora en Sión, Mi santo monte. Y Jerusalén será santa y no pasarán más los extraños por ella. Joel 4(17)

Cantad alabanzas al Eterno, que mora en Sión. Salmo 9(12)

.- El  Eterno reinará

(6) En aquel día, dice el Eterno, recogeré a la que cojea, volveré a traer a la que fue expulsada y a la que he afligido (7) y haré de la que cojea un resto; y de la que fue arrojada una nación poderosa. Y reinará el Eterno sobre ellas en el monte Sión desde entonces en adelante y para siempre. Miqueas 4(6-7)

Y acontecerá que cada nación que quede de todas las que vinieron contra Jerusalén subirá cada año a adorar al Rey, al Eterno de los Ejércitos, y a guardar las fiestas de las cabañas (Sucot). (17) Y será que si cualquiera de las familias de la tierra no suba a Jerusalén para adorar al Rey, el Eterno de los Ejércitos, sobre ellos no habrá lluvia. Zacarías 14(16-17)

¡Aleluya! Porque es bueno cantar alabanzas a nuestro Dios. Porque es grato y la alabanza es merecida. (2) El Eterno edificará Jerusalén. Reúne a los dispersos de Israel. Salmo 147(1-2)

El Eterno se complace en los que le temen, en los que esperan Su misericordia. (12) Glorifica al Eterno, oh Jerusalén. Alaba a tu Dios, oh Sión, (13) porque Él ha fortalecido las barras de tus portones, ha bendecido a tus hijos dentro de ti (…) Salmo 147(11-13)

LA BIBLIA

HEBREO – ESPAÑOL

Versión Castellana

Conforme a la tradición judía

Por Moisés Katznelson

Reflexión:

Ciudad de Paz

De acuerdo a muchos, Yerushalaim (el nombre hebreo de la ciudad) deriva de dos palabras: “Ir” y “Shalem”. “Ir” significa ciudad. La segunda parte es “Shalem”. Esta palabra deriva de Shalom, Paz. Ciudad de Paz.

La palabra Shalem viene de la palabra completar o perfeccionar. Shlemut en hebreo es completitud, alcanzar un nivel de perfección en nuestras vidas. Jerusalem es la Ciudad de la Completitud.

*   *   *   *   *   *   *

De acuerdo con la Biblia, los jebuseos eran una tribu cananea que habitaba la región de Jerusalén. Fueron los fundadores de esta ciudad, primero con el nombre de Jebús, en el 3000 a. C., y luego le cambiaron el nombre a Ur-Salem, en el 2500 a. C. Los Libros de los Reyes afirman que Jerusalén era conocida como Jebús antes de este hecho. Según el relato bíblico, esto ocurrió aproximadamente en el año 1004 a. C., razón por la cual el moderno Estado de Israel imprimió una medalla conmemorativa en 19961 (29992años después del 1004 a. C.)

Origen étnico

(…)El Tanaj contiene el único texto antiguo conocido que usa la palabra jebuseo para describir a los habitantes preisraelitas de Jerusalén; de acuerdo a la Tabla de las Naciones en Génesis 10(…)

*   *   *   *   *   *   *

OTROS NOMBRES DADOS A JERUSALEM / YERUSHALAYIM

.- Aelia Capitolina

El latín en su totalidad: (COLONIA AELIA CAPITOLINA) era una colonia romana, construida bajo el emperador Adriano en el sitio de Jerusalén, que estaba en ruinas desde el cerco de 70 AD, [1] conduciendo en parte a la rebelión de Bar Kokhba de 132-136 AD. Aelia Capitolina siguió siendo el nombre oficial de Jerusalén.

Latin in full: COLONIA AELIA CAPITOLINA) was a Roman colony, built under the emperor Hadrian on the site of Jerusalem, which was in ruins since the siege of 70 AD,[1] leading in part to the Bar Kokhba revolt of 132–136 AD. Aelia Capitolina remained the official name of Jerusalem

Fuentes:

https://ritasibbick.com/2016/11/04/nehemias-nejemiya/

http://www.aishlatino.com/h/ii/48421387.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Jebuseos

https://en.wikipedia.org/wiki/Aelia_Capitolina

https://es.wikipedia.org/wiki/Jerusal%C3%A9n

Foto:

http://his-israel.com/2015/05/