“Diles a los hijos de Israel: Éstas son las festividades sagradas a las que os convoca el Eterno”

Lévitico 23

23(1) Y el Eterno le dijo a Moisés: (2) “Diles a los hijos de Israel: Éstas son las festividades sagradas a las que os convoca el Eterno. (3) Seis días trabajarás pero el séptimo será el sábado (Shabbat, reposo), de estricto descanso y santa convocación. No harás trabajo alguno en él. Es sábado para el Eterno, en vuestras moradas. (4) Éstas son las fiestas sagradas a las que os convoca el Eterno, las que guardaréis en su tiempo. (5) En el mes primero (nisán), el día catorce, al caer el sol, Pascua (Pésaj) es para el Eterno. (6) Y el día quince del mismo mes es la festividad del pan ázimo para el Eterno. Durante siete días, comeréis pan sin levadura. (7) El primer día será de santa convocación: no haréis trabajo servil. (8) y brindaréis ofrendas ígneas al Eterno esos siete días. El día séptimo es de santa convocación. No haréis trabajo servil”. (9) Y le dijo el Eterno a Moisés: (10) “Diles a los hijos de Israel : Cuando lleguéis a la tierra que os prometio daros, recogeréis la cosecha y traeréis un ómer de los primeros frutos (primicias) al sacerdote. (11) Y él alzará ea ofrenda, balanceando ante el Eterno, para que sea acepta. Lo hará a la mañana siguiente del día de descanso. (12) Y ofreceréis ese día un cordero sin tacha, de un año, por holocausto al Eterno. (13) Y su ofrenda vegetal será de dos diezmos de harina de sémola amasada con aceite. Será ofrenda ígnea de olor grato al Eterno y su libación (nésej) de vino será de un cuarto de hin. (14)Y no comeréis pan leudado, ni grano tostado, ni espigas frescas hasta el día de la ofrenda a vuestro Dios. Será ley perpetua para vuestra posteridad en todas vuestras moradas. (15) Y contaréis siete semanas completas desde el día posterior al primer día de Pascua, o sea desde el día que trajisteis el ómer de la ofrenda alzada. (16) Al cumplirse cincuenta días, o sea el día siguiente del plazo de siete semanas, ofreceréis una nueva oblación al Eterno. (17) Para ello, sacareis de vuestra morada dos panes para ofrenda alzada en balanceo; serán cocidas con dos diezmos de harina de sémola con levadura. Serán primicias para el Eterno. (18) Y ofreceréis además del pan siete corderos sin mácula, de un año y un novillo y dos carneros que serán holocausto para el Eterno con la ofrenda vegetal y al libación. Será ofrenda ígnea de olor grato al Eterno. ((19) Y luego sacrificaréis un macho cabrío por expiación y dos corderos de un año por sacrificio pacífico. (20) Y el sacerdote los lazará, meciéndolos, sobre el pan de las primicias, como ofrenda alzada ante el Eterno; y los panes junto con los dos corderos consagrados al Eterno serán para los sacerdotes. (21) Y ese día será de santa convocación para vosotros, no haréis trabajo servil. Será ley para vosotros y vuestras posteridad en cualquier lugar donde vivirá. (22) Y en la época de la cosecha, no segará hasta el límite extremo del campo, ni recogerá las espigas sobrantes. Dejarás todo eso para el pobre y el forastero. Lo ordeno Yo, el Eterno, vuestro Dios”. (23) Y le dijo el Eterno a Moisés: (24) “Diles a los hijos de Israel: El día primero del mes (tishrí) será para vosotros día de descanso, de convocación santa y lo conmemoraréis al son de trompeta (de cuerno de carnero). (25) Ese día, no haréis trabajo servil y brindaréis al Eterno una ofrenda ígnea”. (26) Y le dijo el Eterno a Moisés: (27) “Y el día diez de ese mes séptimo será día de expiación(Yom Kipur), de santa convocación para vosotros. Ayunaréis y brindaréis una ofrenda ígnea al Eterno. (28) No haréis labor alguna ese día porque es día de expiación de vosotros al Eterno, vuestro Dios. (29) Quien no ayune ese día será extirpado de su pueblo. (30) Quien trabaje ese mismo día, lo borraré del seno de su pueblo. (31) No haréis pues labor alguna. Será estatuto por todas las generaciones, dondequiera que habitéis. (32) Será día de estricto descanso y ayunaréis a partir del crepúsculo vespertino del día nueve del mes y durará hasta el atardecer del día siguiente”. (33) Y le dijo el Eterno a Moisés: (34) “Diles a los hijos de Israel: El día quinto del mes séptimo será la festividad de las cabañas (Sucot) para el Eterno, que durará siete días. (35) El primer día será de santa convocación: no haréis trabajo servil. (36) Los siete días, brindaréis ofrenda ígneas al Eterno. Al octavo día, que será de santa convocación para vosotros, presentaréis ofrenda ignea al Eterno y no haréis trabajo servil. (37) Tales son las festividades del Eterno, de santa convocación, para brindar al Eterno una ofrenda ígnea, un holocausto, una ofrenda vegetal, un sacrificio de animal puro y libaciones, cada día lo que corresponde, (38) aparte de los sábados del Eterno, de vuestros presentes, de vuestros votos y de vuestras donaciones al Eterno. (39) Y el día quince del mes séptimo, al termino de la cosecha, celebraréis festividad al Eterno (la fiesta de las cabañas) durante siete días. El primero será de estricto descanso, como así mismo el día octavo. (40) Y tomaréis paras vosotros frutos de cidra (árbol cítrico), hojas de palma, ramas de mirto y de sauce del arroyo, y os regocijaréis ante el Eterno, vuetsro Dios durante siete días. (41) Será una fiesta al Eterno de siete días en el año. Ley eterna será para vosotros estas fiesta , para que la celebréis anualmente cada mes séptimo. (42) Viviréis en cabañas esos siete días. Cada nativo de Israel habitará en cabáñas, (43) para que vuestras generaciones sepan que hice habitar a los hijos de Israel en tiendas cuando los libré de la tierra de Egipto, Yo, el Eterno, vuestro Dios”. (44) Así, Moisés enseñó a los hijos de Israel las festividades del Eterno.

SHABBAT (Levíticos 23:1-4)

(FOTO – SHABBAT EN JERUSALEM)

PESAJ (Levíticos 4-5)

YOM KIPUR (Levítico 23: 26)

SUCCOT (Levíticos 23: 33-44)

(Levíticos 23: 6-8)

(Levíticos 23:9-14)

(Levítico 23:15-21)

(Levítico 23: 20-32)

 

Reflexión:

¿Acaso no sería de bendicion para nuestras familias, celebrar las Altas Fiestas que convoca el Eterno?

Advertisements

“Diles a los hijos de Israel: Éstas son las fiestas sagradas a las que os convoca el Eterno.

LEVÍTICO 23

Y el Eterno le dijo a Moisés: (2) “Diles a los hijos de Israel: Éstas son las fiestas sagradas a las que os convoca el Eterno. (3) Séis días trabajaras pero el séptimo será el sábado (Shabat, reposo,) de estricto descanso y santa convocación. No harás trabajo alguno en él. Es sábado para el Eterno, en todas vuestras moradas. (4) estás son las festividades sagradas a las que os convoca el Eterno, las que guardaréis a su tiempo. (5) En el primero (nisán), el día catorce, al caer el sol, Pascua (Pésaj) es para el Eterno. (6) Y el día quince del mismo mes es la fiesta del pan ázimo para el Eterno. Durante siete días comerás pan sin levadura . (7) El primer día será de santa convocación: no haréis trabajo servil. (8) Y brindaréis ofrendas ígneas al Eterno esos seis días. El día séptimo es de santa convocación. No haréis trabajo servil”. (9) Y le dijo el Eterno a Moisés:(10) “Diles a los hijos de Israel: Cuando llegué a la tierra que os prometí daros, recogeréis la cosecha y traeréis un ómer de los primeros frutos (primicias) al sacerdote. (11) Y él alzará esa ofrenda, balanceándola ante el Eterno, para que sea acepta. Lo hará a la mañana siguiente del día de descanso. (12) Y ofreceréis ese día un cordero sin tacha, de un año, por holocausto al Eterno, (13) Y su ofrenda vegetal será de dos diezmos de harina de sémola amasada con aceite. Será ofrenda ígnea de olor grato al Eterno y su libación (nésej) de vino será de un cuarto de hin. (14) Y no comeréis pan leudado, ni granos tostado, ni espigas frescas hasta el día de la ofrenda a vuestro Dios. Será ley perpetua para vuestra posteridad en todo vuestras moradas. (15) Y contaréis siete semanas completas desde el día posterior al primer día del Pascua, o sea desde el día que trajisteis el ómer de la ofrenda alzada. (16) Al cumplirse cincuenta días, o sea al día siguiente del plazo de siete semanas, ofreceréis una nueva oblación al Eterno. (17) Para ello, sacaréis de vuestra morada dos panes para ofrenda, alzada en balanceo; será cocidos con dos diezmos de harina de sémola con levadura. Será primicias para el Eterno. (18) Y ofreceréis además del pan siete corderos sin mácula, de un año y un novillo y dos carneros que serán holocausto para el Eterno con la ofrenda vegetal y la libación. Será ofrenda ígnea de olor grato al Eterno. (19) Y luego sacrificaréis un macho cabrío y dos corderos de un año por sacrifico pacífico. (20) Y el sacerdote los alzará, meciéndolos, sobre el pan de las primicias, como ofrenda alzada ante el Eterno; y los panes, junto con los dos corderos consagrados al Eterno serán para los sacerdotes. (21) Y ese día será de santa convocación para vosotros, no haréis trabajo servil. Será ley eterna para vosotros y vuestra posteridad en cualquier lugar donde vivirá. (22) Y en la época de la cosecha, no segarás hasta el límite extremo del campo, ni recogerás las espigas sobrantes. Dejarás todo eso para el pobre y el forastero. Lo ordeno Yo, el Eterno, vuestro Dios”. (23) Y le dijo el Eterno a Moisés:(24) “Diles a los hijos de Israel. El día primero del mes de séptimo (tishrí) será para vosotros día de descanso, de convocación santa y lo conmemorareis al son de trompetas (de cuerno de carnero). (25) Ese día, no haréis trabajo servil y brindaréis al Eterno una ofrenda ígnea”. (26) Y le dijo el Eterno a Moisés; (27) “Y el día diez de ese mes séptimo será de expiación (Yim Kipur), de santa convocación para vosotros. Ayunaréis y brindaréis una ofrenda ígnea al Eterno. (28) No haréis labor alguna ese día de expiación de vosotros ante el Eterno, vuestro Dios. (29) Quien no ayune ese día será extirpado de su pueblo. (30) Quien trabaje ese día, lo borraré del seno de su pueblo. (31) No haréis pues labor alguna. Será estatuto para todas vuestras generaciones, donde quiera que habitéis. (32) Será día de estricto descanso y ayudaréis a partir del crepúsculo vespertino del día siguiente”. (33) Y le dijo el Eterno a Moisés: (34) “Diles a los hijos de Israel: El día quince del mes séptimo será la festividad de las cabañas (Sucot) para el Eterno, que durará siete días. (35) El primer día será de santa convocación: no haréis trabajo servil. (36) Los siete días, brindaréis ofrendas ígneas al Eterno. Al octavo día será de santa convocación para vosotros, presentaréis ofrenda ígnea al Eterno y no haréis trabajo servil. (37) Tales son las festividades del Eterno, de santa convocación, para brindar al Eterno una ofrenda ígnea, un holocausto, una ofrenda vegetal, un sacrificio de animal puro y libaciones, cada día lo que corresponde, (38) aparte de los sábados del Eterno, de vuestros presentes, y vuestros votos y de vuestras donaciones al Eterno. (39) Y el día quince del mes séptimo, al término de la cosecha, celebraréis festividad al Eterno (la fiesta de las cabañas) durante siete días. El primero será de estricto descanso, como así mismo el día octavo. (40) Y tomaréis para vosotros frutos de cidra (árbol cítrico), hojas de palma, ramas de mirto y de sauce del arroyo, y os regocijaréis ante el Eterno, vuestro Dios durante siete días. (41)Será una fiesta de siete días en el año. Ley eterna será para vosotros esta fiesta, para que la celebréis anualmente cada mes séptimo. (42) Viviréis en cabañas esos siete días. Cada nativo de Israel habitará en cabañas, (43) para que vuestra generaciones sepan que hice habitar a los hijos de Israel en tiendas cuando los libré de la tierra de Egipto, yo, el Eterno, vuestro Dios”. (44) Así, Moisés enseño a los hijos de Israel la festividades del Eterno.

DEUTERONOMIO 16

(1) Guardarás el mes de Aviv (Nisán) y celebrarás la Pascua (Pesaj) al Eterno porque en el mes de Aviv, el Eterno te saco de Egipto de noche. (2) Por o tanto, brindarás el sacrificio pascual al Eterno tu Dios de ovejas y vacas, en el lugar que escogerá el Eterno para establecer Su Nombre. (3) No comerás nada leudado. durante siete días comerás pan ácimo, el pan de la pobreza porque saliste de la tierra de Egipto apresuradamente (sin tiempo para leudar), para que te acuerdes siempre del día en que saliste de la tierra de Egipto. (4) No se verá nada leudado dentro de tus límites durante siete días y no quedará hasta la mañana siguiente nada de la carne que sacrificarás a la tarde del primer día. (5) No podrás realizar el sacrificio pascual en las ciudades que te dio el Eterno tu Dios, (6) sino únicamente en el lugar que escogerá el Eterno tu Dios para establecer Su Nombre. Allí ofrecerás el sacrificio al atardecer, a la caída del sol, en el tiempo en que saliste de Egipto. (7) Asarás la carne y la comerás en el ligar que escogerá el Eterno tu Dios y a la mañana siguiente volverás a tus tiendas. (8) Durante seis días comerás pan ácimo en el séptimo, os congregaréis ante el Eterno tu Dios. ese día no trabajarás. (9) Sietes semanas has de contar, a partir del tiempo del comienzo de la cosecha de higo (El Segundo día de pascua). (10) Y observarás la festividad de las semanas (Shavuot, Pentecostés) ante el Eterno tu Dios con una ofrenda voluntaria de tu mano para que te bendiga el Eterno tu Dios. (11) Y te regocijarás ante el Eterno, tu Dios, con tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, el levita que mora en tu ciudad, el extranjero, el huérfano y la viuda que esté entre vosotros, en el lugar que escoja el Eterno tu Dios para establecer Su Nombre. (12) Y recordarás que siervo fuiste en Egipto, al cumplir tales preceptos. (13) Celebrarás la festividad de las cabañas (Sucot) durante siete días, una vez recogido el producto de tu era y de tu lagar. (14) Te regocijarás en la celebración tú con tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, el levita, el forastero, el huérfano y la viuda que moran contigo. (15) Durante siete días harás la celebración al Eterno tu Dios en el lugar que Él escogerá porque el Eterno te bendecirá en todo cuanto hagas con tus manos. (16) Tres veces por año se presentarán todos los varones de tu pueblo ante el Eterno tu Dios en el lugar que escogerán: en las festividades del pan ácimo, en la se las semanas y en la de las cabañas, y no aparecerán ante el Eterno con las manos vacías. (17) Cada cual traerá lo que su mano le permite dar, conforme a la bendición que le dio el Eterno.

ZACARÍAS 14
(1) He aquí que viene el días del Eterno, en que tu despojo será dividido en medio de ti. (2) Porque reuniré a todas las naciones contra Jerusalén en batalla y la ciudad será tomada, las casas saqueadas, las mujeres violadas y media ciudad irá en cautividad, pero el residuo del pueblo no será cortado de la ciudad. (3) Entonces, avanzará el Eterno y peleará contra esas naciones como cuando pelea en el día de la batalla. (4) Sus pies se posarán ese día sobre el monte de los Olivos que está delante de Jerusalén al oriente. Y el monte de los olivos será partido por el medio, hacia el oriente y hacia el occidente. Se formará un valle muy grande, media montaña se desplazará hacia el norte y media hacia el sur. (5) Huiréis al valle de las montañas porque el valle de las montañas llegará hasta Atzal. Huiréis como huisteis cuando fue el terremoto en los días de Uzías (Uzíyá), rey de Judá. Y vendrá el Eterno, mi Dios y todos los santos (ángeles) con Él. (6) Y acontecerá en aquel día que no habrá luz, sino nubes espesas. (7) Y ése día, se conocerá el Eterno. No será día ni noche. (8) Pero ocurrirá que en ese día, las corrientes de agua saldrán de Jerusalén: la mitad hacia el mar oriental y la otra mitad hacia el mar occidental. Será verano y será invierno. (9) y será el Eterno Rey sobre toda la tierra. En aquel día, el Eterno será Uno y Su Nombre Uno. (10) Toda la tierra se volverá como la Aravá, desde Guerra (Gueva) hasta Ramón al sur de Jerusalén, pero ésta quedará elevada y será habitada en su antiguo lugar, desde el portón de Benjamín (Bin´yamín) hasta el lugar del primer portón, hacia el portón del ángulo y desde la torre de Jannanel hasta los lagares del rey. (11) Allí vivirán los hombres, no habrá más exterminio y Jerusalén estará segura. (12) Y ésta será la plaga con la que el Eterno herirá a todo los pueblos que han guerreado contra Jerusalén. Su carne se consumirá cuando estén parados, sus ojos se consumirán en sus órbitas y su lengua se consumirá en su boca. (13) Sucederá en aquel día, que habrá entre ellos un gran tumulto del Eterno, cada uno se asirá de la mano del prójimo y su mano se levantará contra la mano de su prójimo. (14) Y también Judá peleará contra Jerusalén y serán reunidas las riquezas de todas las naciones vecinas; oro, plata y vestidos en gran abundancia. (15) Y así la plaga del caballo, del mulo, del camello, del asno y de todas las bestias que habrá en esos campos, como esta plaga. (16) Y acontecerá que cada nación que quede de todas las que vinieron contra Jerusalén subirán cada año a adorar al Rey, el Eterno de los Ejércitos, y a guardar las fiestas de las Cabañas (Sucot). (17) Y será que si cualquiera de las familias de la tierra no suben a Jerusalén para adorar al Rey el Eterno de los Ejércitos, sobre ellos no habrá lluvia. (18) Si no suba la familia de Egipto y no venga, no tendrá crecida del Nilo y sufrirá la misma plaga con la que el Eterno herirá a las naciones que no suban a celebrar las fiestas de las Cabañas. (19) Tal será el castigo de Egipto y el de todas las naciones que no suban a celebrar la fiesta de las Cabañas. (20) En aquel día, estará escrito en los cencerros de los caballos:”Consagrado al Eterno”, y las ollas en la Casa del Eterno serán como tazones delante del altar. (21)SÍ, toda olla en Jerusalén y en Judá será consagrada al Eterno de los Ejércitos de modo que todos los que ofrezcan sacrificios, vendrán, tomarán de ellas y cocerán en ellas; en ese día, no habrá más mercaderes en la Casa del Eterno de los Ejércitos.

Reflexión:

Éstas son las fiestas sagradas a las que os convoca el Eterno.

Levítico 23 (3) Séis días trabajaras pero el séptimo será el sábado (Shabat, reposo,) de estricto descanso y santa convocación. No harás trabajo alguno en él. Es sábado para el Eterno, en todas vuestras moradas.

Levítico 23

(5) En el primero (nisán), el día catorce, al caer el sol, Pascua (Pésaj) es para el Eterno. (6) Y el día quince del mismo mes es la fiesta del pan ázimo para el Eterno. Durante siete días comerás pan sin levadura . (7) El primer día será de santa convocación: no haréis trabajo servil. (8) Y brindaréis ofrendas ígneas al Eterno esos seis días. El día séptimo es de santa convocación. No haréis trabajo servil”.

Levítico 23 (23) Y le dijo el Eterno a Moisés:(24) “Diles a los hijos de Israel. El día primero del mes de séptimo (tishrí) será para vosotros día de descanso, de convocación santa y lo conmemorareis al son de trompetas (de cuerno de carnero).

Levítico 23 (27) “Y el día diez de ese mes séptimo será de expiación (Yim Kipur), de santa convocación para vosotros. Ayunaréis y brindaréis una ofrenda ígnea al Eterno. (28) No haréis labor alguna ese día de expiación de vosotros ante el Eterno, vuestro Dios.

Levítico 23 (33) Y le dijo el Eterno a Moisés: (34) “Diles a los hijos de Israel: El día quince del mes séptimo será la festividad de las cabañas (Sucot) para el Eterno, que durará siete días. (35) El primer día será de santa convocación: no haréis trabajo servil. (36) Los siete días, brindaréis ofrendas ígneas al Eterno. Al octavo día será de santa convocación para vosotros, presentaréis ofrenda ígnea al Eterno y no haréis trabajo servil.

Levítico 23 (40) Y tomaréis para vosotros frutos de cidra (árbol cítrico), hojas de palma, ramas de mirto y de sauce del arroyo, y os regocijaréis ante el Eterno, vuestro Dios durante siete días.

¿Estamos celebrando las fiestas a las que nos convoca el Eterno?

Are we celebrating the feasts to which the Eternal calls us?

Quizás digas que estas bajo la gracia

You may say that you are under grace

Quizás digas que las Fiestas Sagradas del Eterno, pertenecen al Antiguo Testamento.

You may say that the Holy Festivals of the Eternal belong to the Old Testament.

¿Acaso decir estar bajo la gracia te da derecho a pervertir las Sagradas Escrituras?

Does being under the grace entitle you to pervert the Holy Scriptures?

¿Acaso el decir Antiguo Testamento a las Sagradas Escrituras, te da derecho llevar a los hijos del Altísimo al error?

Does calling it the Old Testament entitle you to lead the children of the Most High into error?

¿Acaso estas son “fiestas sagradas” al Eterno de los Ejércitos, el Dios Altísimo?

Are these sacred feasts to the Eternal of Hosts, the Most High God?

1(20)La sabiduría grita fuerte en la calle. profiere su voz en las plazas. (21) Llama en la encrucijada de las calles concurridas, a la entrada de los portones, en toda la ciudad, donde profiere sus palabras: (22) ¿Hasta cuando, oh simples, amaréis la simpleza? ¿Y hasta cuando los burladores seguirán complaciéndose en sus burlas, y los insensatos aborreciendo el conocimiento?

 

 

 

 

SHABBAT (Descanso)

shabat

¿Le interesa a Dios, que lo reverenciemos en el día de Shabbat (descanso)?

¿Durante el “Milenio” vamos a guardar el día del Shabat(Descanso)

¿Durante el “Milenio” guardaremos las Alta fiestas?

SHABBAT

Isaías 58

(13) Si dejas de rechazar el Sábado, si te abstienes de dedicarte a tu negocio en Mi día sagrado y consideras el Sábado como un deleite, si consideras honroso el día sagrado del Eterno y lo honras, si no haces tus propios designios ese día, ni que ejerces tu negocio o hablas de él, (14) entonces te deleitarás en el Eterno y te haré cabalgar sobre los lugares elevados de la tierra; te alimentarás con la herencia de Jacob tu padre porque la boca del Eterno así lo ha dicho.

Isaías 66

(22) Porque los nuevos cielos y la nueva tierra que haré quedarán ante Mí, dice el Eterno; así quedarán vuestra primogenitura y vuestro nombre. (23) y acontecerá que de una luna nueva a otra y de un sábado a otro, toda criatura vendrá a reverenciarme, dice el Eterno.

Zacarías 14

(16)Y acontecerá que cada nación que quede de todas las que vinieron contra Jerusalén subirán cada año a adorar al Rey, al Eterno de los Ejércitos, y a guardar las fiestas de las cabañas (Sucot). (17) Y será que si cualquiera de las familias de la tierra no suba a Jerusalén para adorar al Rey, el Eterno de los Ejércitos, sobre ellos no habrá lluvia. (18) Si no suba la familia de Egipto y no venga, no tendrá crecida del Nilo y sufrirá la misma plaga con la que el Eterno herirá a las naciones que no suban a celebrar la fiesta de las cabañas. (19) Tal será el castigo de Egipto y el de las naciones que no suban a celebrar la fiesta de las Cabañas.

Levítico 25:1 – 26:2

25(1) Y le dijo el Eterno a Moisés en el monte Sinaí: “Diles a los hijos de Israel: Cuando lleguéis a la tierra que os di, la tierra descansará por el Eterno. Seis años la sembrareis y seis años podaréis tu viña y recogerás su fruto, pero el séptimo año será de sábado (Shabbat, reposo) estricto para la tierra y para el Eterno: ni sembrarás tu campo, ni podarás tu viña. Lo que crezca espontáneamente de tu cosecha (del año anterior), no lo recogerás y no vendimiarás tu viña silvestre.

Será año de descanso para la tierra. Y el descanso de la tierra será alimento para ti, para tu siervo, para tu sierva, para tu asalariado y para el forastero que habita contigo. Y también para tus reses y para los demás animales de tu tierra, esa producción se destinara a ser su alimento.

Levítico 23(2-3)

Y el Eterno le dijo a Moisés: “Diles a los hijos de Israel: Éstas son las festividades sagradas a las que os convoca el Eterno. Seis días, trabajarás pero el séptimo será el sábado (Shabat, reposo), de estricto descanso y santa convocación. No harás trabajo alguno en él. Es sábado para el Eterno, en todas vuestras moradas.

Éxodo 31(13- 14)

Y le dijo el Eterno a Moisés: Diles a los hijos de Israel: Ciertamente guardaréis Mis sábados porque es señal del Pacto entre Yo y vosotros y por vuestras generaciones, para recordar siempre que Yo soy el Eterno, vuestro santificador. Y guardaréis el sábado, pues santo es para vosotros.

Éxodo 31(16 – 17)

Y los hijos de Israel respetarán el sábado durante todas sus generaciones, perpetuamente.

Entre Mí y los hijos de Israel será señal eterna del Pacto, pues es seis días, hizo el Eterno el cielo y la tierra y el séptimo día, no trabajó y descansó”.

Éxodo: 20(8)

Te acordarás del día de reposo (Shabat, sábado) para santificarlo.

Seis días trabajarás y harás en ellos toda tu labor, pero el día séptimo, sábado, lo consagraras al Eterno, tu Dios, y ese día no harás labor alguna, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu animal, ni el extranjero que está en tu casa, porque en seis días hizo el Eterno los cielos, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos y descansó el día séptimo; por eso bendijo el día sábado y lo santificó.

Éxodo 34(21)

Seis días trabajarás y en el séptimo descansarás, tanto de la siembra como de la cosecha.

Levíticos 23(8)

Y brindaréis ofrendas ígneas al Eterno esos siete días. El día séptimo es de santa convocación: no Haréis trabajo servil.

Números 15(32)

Y cuando los hijos de Israel estaban en el desierto, ocurrió que fue hallado un hombre que cortaba leña un día de sábado. (33) Y los que lo sorprendieron cortando leña lo trajeron ante Moisés y Aarón y toda la congregación, (34) y lo pusieron preso (…)

Isaías 56:1-7,…

 Así dice el Eterno: Guardad la justicia y haced lo que es recto porque Mi salvación está próxima y Mi justicia será revelada. Feliz es el hombre que hace esto y el hijo del hombre que a ello se asiere, guardándose de profanar el sábado y que guarda su mano de toda obra mala.

Que no diga el extranjero convertido al Eterno: “El Eterno se de seguro me separará de Su pueblo” y que no diga el eunuco: “He aquí soy árbol seco”.

Porque así dice el Eterno en lo que concierne a los eunucos que guardan Mis sábados y escogen las cosas que Me complacen, siendo fieles a Mi pacto. También a ellos les daré cabida en Mí casa. Y dentro de Mis muros, les daré un monumento y un recordatorio permanente que no será cortado.

También los extranjeros que se adhieren al Eterno para adorarle y amar el nombre del Eterno para ser Sus siervos. Cada uno que se guarde de profanar el sábado y sea fiel a Mi pacto. También a ellos los traeré a Mi montaña sagrada y los haré gozosos en Mi casa de oraciones.

LA BIBLIA

HEBREO – ESPAÑOL

Versión Castellana

Conforme a la tradición judía

Por Moisés Katznelson

Fuente de la foto:

http://www.jabad.org.ar/biblioteca/interes-general/di-s-y-el-hombre/el-ano-sabatico-seis-razones/