PARASHA PINJAS

25(10) Y le dijo el Eterno a Moisés: (11) “Fineas, hijo de Eleazar,  hijo de Aarón el sumo sacerdote ha aquietado Mi ira contra los hijos de Israel, pues no aniquilé a todos ellos con Mi celo. (12) Por lo tanto, he aquí que le doy (a Fineas) Mi pacto de paz; (13) Será para él y para su simiente después de él un pacto de sacerdocio eterno, en reconocimiento de celo por su Dios y de su expiación por los hijos de Israel”. (14) Y el nombre del varón de Israel muerto con la midianita era Zimrí, hijo de Salú, jefe de la tribu de Simeón, (15) y el nombre de la mujer midianita era Cozbí, hija de Zur, un príncipe de Midián. (16) Y le dijo el Eterno a Moisés: (17) “Hostiliza  a los midianitas y cástigalos, (18) porque ellos fueron hostiles con vosotros mediante sus artimañas, al atraerlos a sus ídolos y a (sus mujeres como) Cozbí, hija de un príncipe de Midián que fue muerta el día  en que se desató la plaga a causa de Baal Peor.

26(1) Y ocurrió después de la plaga que el Eterno le dijo a Moisés y a Eleazar hijo de Aarón: (2) “Tomad el censo de toda la congregación de los hijos de Israel de veinte años para arriba, por sus casas paternas. Se incluirá a todo el que empuñe arma”. (3) Moisés y Eleazar el sumo sacerdote hablaron con ellos en los llanos de Moab, junto al Jordán, cerca de Jericó y dijeron (4) “Censad a la gente de veinte años para arriba, como el Eterno le ordenó a Moisés. Incluid a todos los hijos de Israel liberados de la tierra de Egipto, capaces de empañar un arma”. (5) Linaje de Rubén, el primogénito de Israel: Sus hijos: Enoc, que dio origen a la familia de los enoquitas; Falú, a la familia de los faluitas; (6) Hezrón, a la familia de los esronitas y Carmi, a la familia de los carmitas. (7) las familias de los  de rubenitas sumaron cuarenta y tres mil setecientos treinta almas. (8) El hijo de Falú: Eliab. (9) Hijos de Eliab: Nemuel, Datán y Abiram. Datán y Abimarán fueron, junto a Coré, los amotinados contra Moisés y Aarón, o sea contra el Eterno, (10) y resultaron castigados al abrirse la tierra que los tragó, devorando en la ocasión el fuego a doscientos cincuenta hombres. (11) Pero los hijos de Coré no murieron. (12) Linaje de Simeón. Sus Hijos: Nemuel, que dio origen a la familia de los nemuelitas; Jamin, a la familia de los jaminitas; Jaquín a la familia de los jaquinitas; (13) Zerá, a la familia de los zeraítas; Saúl, a la familia de los saulitas. (14) Las familias simeonitas sumaron veintidós mil doscientas almas. (15) Linaje de Gad. Sus Hijos: Zefón, que dio origen a la familia de los uñitas; (16) Ozni, a la familia de los oznitas; Eri, a la familia de los arelitas; (17) Arod, a la familia de los aroditas; Areli, a la familia de los arelitas. (18) Las familias de los hijos de Gad sumaron cuarenta mil quinientas almas. (19) Linaje de Judá:Er y Onán, que murieron en la tierra de Canaán; (20) Sela, que dio origen a la familia de los selitas; fares, a la familia de los faresitas y Zera, a la familia de loszeritas. (21) Y fueron los hijos de Fares: Hezrón, que dio origen a la familia de los hezronitas y Hamul, a la familia de los hamulitas. (22) de la familia de los hijos de Judá, se contarón setenta y seis mil quinientas almas. (23) Linaje de Isacar: Tola, que dio origen a la familia de los tolaítas; Fúa, a la familia de los puitas; (24) Jasub, a la familia de los jasubitas; Simrón (Shimrón), a la familia de los simronitas. (25) De las familias de los hijos de Isacar se contaron setenta y cuatro mil trescientos. (26) Linaje de Zabulón (Z’vulún): Sared (Séred), que  dio origen a la familia de los sareditas; Elón, a la familia de los elonitas; Jailel (Yajl’el), a la familia de los jailelitas. (27) De las familias zabulonitas, se contaron sesenta mil quinientos. (28) Linaje de José (Yosef). Sus hijos: (Manashe) y Efraín (Efrayim). (29) Hijos de Manases: Maquir (Majir), que dio origen a la familia de los maquiritas Y maquir engendró a Galaad (Guil’ad), que fundó la familia de los galaaditas. (30)Y  éstos fueron los hijos de Galaad: Jeser (Yézer), fundador de la familia de los jeseritas; Jélec, de los jelquitas; (31) Asriel, de los asrielitas, Siquem (Sh’jem), de los siquemitas; (32) Semidá (Sh’midá), de los semidaítas; Jéfer, de los jeferitas. (33) Y Zelofehad (Tz’lofjad), hijo de Jéfer, no tuvo hijos varones sino hijas, cuyos nombres fueron Majlán, Nóa, Joglá, Milcá y Tirsa (Tirtzá). (34) Tal fue su parentela de Manases, cuyo censo dio cincuenta y dos mil setecientas almas. (35) Linaje de Efraín: Sutela (Shutelaj), de quien procedió la familia de los sutalajitas; Bequer (Béjer), con su familia bequerita; Taján, con su familia tajanita. (36) hijo de sutela fue Erán, cuyos descendientes se llamaron eranitas. (37) Tales fueron las familias de Efraín, de quienes se contaron treinta y dos mil quinientos. Esos fueron los hijos de José, por sus familias. (38) Linaje de Benjamín (Bin’yamín): Bela, que dio origen a la familia de los velitas: Asbel (Ashbel), a la familia de los asbelitas; Ajiram, a la familia de los ajiramitas; (39) Sufan (Sh’fuman), a la familia de los sufamitas; Sufam, a la familia de los jufanitas. (40) Hijos de Bela fueron Ard; fundador de la familia de los arditas y naamán, de quien procedió la familia de los naamanitas. (41) tales fueron las familias de Benjamín, de quienes se contaron cuarenta y cinco mil seiscientos. (42) Linaje de Dan: su hijo Sujam (Shujam) y su familia sujamita. (43) De la parentela de los sujamitas fueron contados sesenta y cuatro mil cuatrocientos. (44) Linaje de Aser (Asher): Imná (Yimná) y su familia imnaíta, Isví (Yishvi) y su familia isvita y Berias (Briá) y su familia verita. (45) Hijos de Berias: Heber (Jéver), que dio origen a la familia heberita; Malquiel, a la familia malquielita. (46) La hija de Aser se llamaba Saraj. (47) Tales fueron las familias de los hijos de Aser, de quienes fueron censados cincuenta y cuatro mil cuatrocientos. (48) Linaje de Neftalí: Jaisel (Yajtz’el) y su familia jaiselita, Guní y su familia gunita; (49) Jeser (Yétzer) y su familia jeserita y selem (Shilem) y su familia selemita. (50) Tales fueron las familias de Neftalí, de quienes se contaron cuarenta y cinco mil cuatrocientos. (51) Los hijos de Israel censados sumaron seiscientos un mil setecientos treinta. (52) Y le dijo el Eterno a Moisés: (53) “A éstos repartirás la tierra por heredad, según el número de los hombres de (cada tribu). (54) A las más numerosas, les darás mayor heredad, y a las menos numerosas, le darás menos heredad. Cada tribu heredará conforme a su número según el censo. (55) Sin embargo, la distribución de la tierra se hará por suerte. Cada cual heredará conforme a los nombres de las tribus de sus padres. (56) Echando suerte, la posesión será dividida entre las tribus numerosas y las de menos número”. (57) Y éstos fueron los censados de los levitas, por sus familias: de Gersón, la familia de los Gersón; de Coat, la familia de los coaitas; de Merari, la familia de los meraritas. (58) Y fueron las familias de la tribu de Leví: los libnitas, los hebronitas, los majlitas, los musitas y los coreítas. Coat engendró a Amram. (59) Y la mujer de Amram se llamó Jacobed (Yojéved), hija de Leví, nacida en Egipto, quien le dio a Amram por hijos a Aarón, Moisés y Mirian. (60) Y Aarón tuvo por hijos a Nadab, Abiú, Elezar e Itamar. (61) nadab y Abiú murieron cuando ofrendaron un fuego extraño al Eterno. (62) Y fueron sus censados veintitrés mil, todos varones de un mes para arriba. No fueron contados entre los hijos de Israel porque no les correspondía heredad alguna en medio de los hijos de Israel. (63) Tal fue el censo que hicieron Moisés y Eleazar, sumo sacerdote, en los llanos de Moab, junto al Jordán, cerca de Jericó. (64) Entre los censados, no figuraban ninguno de los que habían sido contados por Moisés y Aarón en ocasión del censo realizado de los hijos de Israel en el desierto del Sinaí, (65) por cuanto el Eterno había predicho acerca de ellos que habían de morir irremisiblemente en el desierto. Así fue cómo no quedó de ellos uno, salvo Caleb, hijo de Jefone y Josué, hijo de Nun.

27(1) Y se acercaron las hijas de Zelofehad, hijo de Jéfer, hijo de Galaad, hijo de Maquir, hijo de Manasés, hijo de José, que se llamaban Majlá, Noá, Joglá, Milca y Tirsa, (2) presentándose ante Moisés y ante Eleazar el sumo sacerdote y ante los jefes de las tribus de la congregación, junto a la entrada del Tabernáculo de reunión y dijeron: (3) “Nuestro padre murió en el desierto pero no era entre los que se amotinaron contra el Eterno con la gente de Coré, sino que murió por sus propio pecado, sin dejar hijos varones. (4) ¿Por qué el nombre de nuestro padre ha de desaparecer de la familia por no haber podido tener un hijo varón? Danos posesión entre los hermanos de nuestro padre”. (5) Y Moisés expuso la causa ante el Eterno (6) Y el Eterno le contesto a Moisés. (7) “Dicen bien las hijas de Zelofehad. Les darás una posesión de la herencia recibida por los hermanos del padre de ellas y les tranferiras la heredad de su padre. (8) Y les dirás a los hijos de Israel:”De todo varón que muera sin dejar hijo, pasaréis su heredad a sus hijas. (9) Y si no tienen hijas, daréis su herencia a sus hermanos, (10) Y si no tiene hermanos, daréis su herencia a los hermanos de su padre. (11) Y si su padre no tiene hermanos, pasaréis la heredad al pariente más próximo de la familia y él la poseerá. Esta ley será de derecho para los hijos de Israel, como el Eterno le ordenó a Moisés”. (12)  Y le dijo el Eterno a Moisés: “Sube al monte Abarim y contempla la tierra que he dado a los hijos de Israel. (13) Cuando la haya visto, serás reunido con tu pueblo, tal como fue reunido tu hermano Aarón, (14) por cuanto os rebelasteis contra Mi mandato en el desierto de Sin, amotinadose la muchedumbre, y vacilaisteis al glorificarme con el agua ante los ojos de ellos: el agua de Meriba en Cades, en el desierto de Sin”. (15) Y le respondió Moisés al Eterno: (16) “Que designe el Eterno, Dios de los espíritus de toda carne, aun hombre que dirija la congregción, (17) un hombre que pueda llevarla, traerla y conducirla, para que el pueblo del Eterno no quede como rebaño sin pastor”, (18) Y entonces le dijo el Eterno a Moisés: “Toma a Josué hijo de Nun, un hombre dotado del espíritu necesario y pon tu mano sobre él. (19) Lo presentarás a Eleazar el sumo sacerdote y a toda la congregación y le impondrás su cargo ante ellos. (20) Le conferirás tu dignidad para que toda la congregación de los hijos de Israel que obedezcan, (21) Y estarán delante de Eleazar, el sumo sacerdote, que consultará por él el juicio de los urim ante el Eterno. Según su palabra irán a la guerra y volverán el y todos los hijos de Israel”. (22) Moisés hizo lo que le había ordenado el Eterno y puso a Josué delante de Eleazar, el sumo sacerdote y de toda la comunidad, (23) apoyó sus manos sobre él y lo puso en funciones, tal como lo había dispuesto el Eterno.

28(1) Y le dijo el Eterno a Moisés: (2) “Ordena a los hijos de Israel: “Cuidaréis de ofrecerme el alimento (oblación) para Mis ofrendas ígneas de olor grato para Mí, a su debido tiempo”. (3) Y les dirás también; “Esta es la ofrenda ígnea que presentaréis al Eterno: dos corderos de un año sin mácula, cada día, por holocausto. (4) Ofreceréis uno de los corderos a la mañana y el otro al atardecer. (5) también un diezmo de éfa de harina de sémola por oblación, amasada con un cuarto de hin de aceite de olivas machacadas. (6)Será holocausto perpetuo, de olor grato al Eterno, como el que se ofrecía al Eterno en el monte Sinaí. (7) Su libación será un cuarto de hin por cada cordero. La libación de vino fuerte para el Eterno será en lugar santo (el altar), (8) Ofrecerás el segundo cordero al atardecer, con una ofrenda y una libación como para el de la mañana. Es ofrenda ígnea de olor grato al Eterno. (9) y el día sábado, ofrecerás dos corderos de un año sin mácula y su libación. (10) Ése será el holocausto de cada sábado, además del holocausto perpetuo y su libación. (11) Y el primer día del mes, ofreceréis un holocausto al Eterno, consistente en dos novillos, un carnero y siete corderos de un año sin tacha, (12) tres diezmos de harina de sémola por oblación, amasada con aceite, por cada novillo y dos diezmos de harina de sémola por oblación amasada con aceite por cada carnero. (13) Por cada cordero, un diezmo de harina de sémola amasada con aceite por oblación. Será ofrenda de olor grato al Eterno. (14) Sus libaciones serán de medio hin de vino por cada novillo, un tercio de hin por el carnero y un cuarto de hin por cada cordero. Tal será el holocausto del principio de cada mes, de todos los meses del año. (15) Se ofrecerá al Eterno un macho cabrío por expiación, además del holocausto perpetuo y su libación. (16) Y el día catorce del mes primero, se celebrará la Pascua (Pesaj) del Eterno. (17) Y el día quince de ese mes será festivo. Durante siete días comerá pan ázimo. (18) El día primero será de santa convocación: no haréis en él trabajo servil alguno. (19)  Y brindaréis ofrenda ígnea al Eterno de dos novillos, un carnero y siete corderos de un año. Serán sin tacha. (20) Y la oblación correspondiente será de harina de sémola amasada con aceite: tres diezmos por novillo, dos diezmos por el carnero, (21) y un diezmo por cada uno de los siete corderos. (22) Y ofreceréis un macho cabrío por expiación. (23) Ofreceréis tales sacrificios además del holocausto matutino que se os prescribe para todos los días. (24) Así haréis los siete días, brindando al Eterno Sus ofrendas de olor grato con el holocausto diario y las libaciones. (25) Y el día séptimo será para  vosotros de santa convocación: no haréis en él trabajo servil alguno. (26) También en el día de las primicias (Yom Habicurim), cuando traigáis la ofrenda de los primeros frutos al Eterno, o sea siete semanas (después del segundo día de pascua), tendréis santa convocación durante la cual no haréis labor servil (porque es Shavuot, la fiesta de las Semanas, Pentecostés), ofreceréis holocausto de olor grato al Eterno de dos novillos, un carnero y siete corderos de un año. (28) Su oblación vegetal, de harina de sémola amasada con aceite será de tres diezmos por cada novillo, dos diezmos por el carnero. (30) Además ofreceréis un macho cabrío por expiación. (31) Todo ello será ofrecido sin perjuicio del holocausto diario y su oblación. Las victimas serán sin defecto alguno.

29(1) Y el día primero del mes séptimo (Tishrí) será de santa convocación. No haréis en él labor servil. Es día que se celebrará al son de la trompeta. (2) En él ofrecéreis holocausto de olor grato al Eterno de un novillo, un carnero y siete corderos de un año sin mácula. (3)Y su oblación será de harina de sémola amasada con aceite, tres deizmos por el novillo, dos diezmos por el carnero. (4) Y un diezmo por cada uno de los siete corderos. (5) Además, ofreceréis un macho cabrío por expiación. (6) Todo ello será ofrecido sin perjuicio del holocausto del mes y su oblación vejetal, sin contar el holocausto diario (perpetuo) y su oblación de olor grato al Eterno, conforme a lo prescrito. (7) Y el día décimo del mismo mes será para vosotros de santa convocación (Yom Kipur, día de expiación general). Afligiréis vuestras almas (ayunaréis), no haréis trabajo servil, (8) y ofreceréis holocausto de olor grato al Eterno de un novillo, un carnero y siete corderos de un año, sin defecto alguno. (9) Y su oblación vegetal será de harina de sémola amasada con aceite, tres diezmos por el carnero, (10) y un diezmo por cada uno de los siete corderos. (11) también un macho cabrío por expiación, aparte de la ofrenda expiatoria ordinaria, el holocausto cotidiano, su oblación y sus libaciones. (12) Y el día quince del mes séptimo será asimismo de santa convocación. En él no haréis trabajo servil y celebrareis festividad al Eterno durante siete días. (13) Brindareis por holocausto, ofrenda ígnea de olor grato al Eterno, trece novillos, dos carneros y catorce corderos de un año todos sin mácula. (14) Y su oblación será de harina de sémola amasada con aceite, tres diezmo por cada uno de los trece novillos, dos diezmos por cada uno de los carneros (15) y un diezmo por cada uno de los catorce corderos. (16) Ofreceréis un macho cabrio por víctima expiatoria, sin perjuicio del holocausto cotidiano, su oblación y y su libación. (17) El Segundo día ofreceréis doce novillos, dos carneros y catorce corderos de un año, sin tacha, (18) con la oblación vegetal y sus libaciones por los novillos, los carneros y los corderos, conforme a su número y según lo prescrito (19) y un cabrío por expiación, amén del holocausto cotidiano, su oblación vegetal y sus libaciones. (20) El día tercero, ofreceréis once novillos, dos carneros y catorce corderos de un año, sin defecto, (21) con la oblación vegetal y las libaciones por los novillos, los carneros y los corderos, conforme a su numero y según lo prescrito, (22) y un macho cabrío por expiación, amen del holocausto cotidiano, su oblación vegetal y sus libaciones. (23) El día cuarto ofreceréis diez novillos, dos carneros y catorce corderos de un año, sin tacha, (24) con la oblación vegetal y las libaciones por los novillos, los carneros y los corderos, conforme a su numero y según lo prescrito. (25) Y un macho cabrío por expiación, amén del holocausto cotidiano, su oblación vegetal y sus libaciones. (26) El día quinto, ofreceréis nueve novillos, dos carneros y catorce corderos de un año, sin deficiencia alguna, (27) con la oblación vegetal y las libaciones por los novillos, los carneros y los corderos, conforme a su número y según lo prescripto, (28) y un cabrío por expiación, amen del holocausto cotidiano, su oblación vegetal y sus libaciones. (29) El día sexto ofreceréis ocho novillos, dos carneros y catorce corderos de un año, sin falla(física), (30) con la oblación vegetal y las libaciones por los novillos, los carneros y los corderos, conforme a su número y según lo prescripto; (31) y un macho cabrío por expiación, amén del holocausto cotidiano, su oblación vegetal y sus libaciones. (32) El día séptimo, ofreceréis siete novillos, dos carneros y catorce corderos de un año sin anormalidad (física), (33) con la oblación vegetal y las libaciones por los novillos, los carneros y los corderos, conforme a su número y según lo prescripto. (34) Y un macho cabrío por expiación, amén del holocausto cotidiano, su oblación vegetal y sus libaciones. (35) El octavo día de reunión solemne (Sh´miní Atzéret) y no haréis en él trabajo servil. (36) Y ofreceréis en holocausto, por ofrenda ígnea de olor grato al Eterno, un toro, un carnero y siete corderos de un año sin desdoro, (37) con la oblación vegetal y las libaciones por el toro, el carnero y los corderos, conforme a su número y según lo prescripto, (38) y un macho cabrío por expiación, amén del holoausto cotidiano, su oblación vegetal y sus libaciones. (39) Todo eso haréis al Eterno en los tiempos señalados, aparte de vuestras ofrendas en cumplimiento de votos, vuestros holocaustos, vuestras oblaciones vegetales, vuestras libaciones y vuestras ofrendas Pacíficas ordinarias “.

30(1) Y les dijo Moisés a los hijos de Israel todo lo que el Eterno le había ordenado.

Reflexión:

¿Qué le dijo el Eterno a Moisés?

25(10) Y le dijo el Eterno a Moisés: (11) “Fineas, hijo de Eleazar,  hijo de Aarón el sumo sacerdote ha aquietado Mi ira contra los hijos de Israel, pues no aniquilé a todos ellos con Mi celo. (12) Por lo tanto, he aquí que le doy (a Fineas) Mi pacto de paz; (13) Será para él y para su simiente después de él un pacto de sacerdocio eterno, en reconocimiento de celo por su Dios y de su expiación por los hijos de Israel”

¿Qué ordeno el Eterno a Moisés? ¿Porqué?

25 (18) porque ellos fueron hostiles con vosotros mediante sus artimañas, al atraerlos a sus ídolos y a (sus mujeres como) Cozbí, hija de un príncipe de Midián que fue muerta el día  en que se desató la plaga a causa de Baal Peor.

¿Censo? ¿Quién lo ordeno? ¿Cómo sería?

26(1) Y ocurrió después de la plaga que el Eterno le dijo a Moisés y a Eleazar hijo de Aarón: (2) “Tomad el censo de toda la congregación de los hijos de Israel de veinte años para arriba, por sus casas paternas. Se incluirá a todo el que empuñe arma”.

Resultados del Censo:

26 (5) Linaje de Rubén, el primogénito de Israel:

(7) las familias de los  de rubenitas sumaron cuarenta y tres mil setecientos treinta almas.

(12) Linaje de Simeón. Sus Hijos:

(14) Las familias simeonitas sumaron veintidós mil doscientas almas.

(15) Linaje de Gad. Sus Hijos:

(18) Las familias de los hijos de Gad sumaron cuarenta mil quinientas almas.

(19) Linaje de Judá:

(22) de la familia de los hijos de Judá, se contarón setenta y seis mil quinientas almas.

(23) Linaje de Isacar:

(25) De las familias de los hijos de Isacar se contaron setenta y cuatro mil trescientos.

(26) Linaje de Zabulón (Z’vulún):

(27) De las familias zabulonitas, se contaron sesenta mil quinientos.(28) Linaje de José (Yosef). Sus hijos: (Manashe) y Efraín (Efrayim).

(29) Hijos de Manases: (34) Tal fue su parentela de Manases, cuyo censo dio cincuenta y dos mil setecientas almas.

(35) Linaje de Efraín: (37) Tales fueron las familias de Efraín, de quienes se contaron treinta y dos mil quinientos.

(38) Linaje de Benjamín (Bin’yamín):

(41) tales fueron las familias de Benjamín, de quienes se contaron cuarenta y cinco mil seiscientos.

(42) Linaje de Dan:

(43) De la parentela de los sujamitas fueron contados sesenta y cuatro mil cuatrocientos.

(44) Linaje de Aser (Asher):

(47) Tales fueron las familias de los hijos de Aser, de quienes fueron censados cincuenta y cuatro mil cuatrocientos.

(48) Linaje de Neftalí:

(50) Tales fueron las familias de Neftalí, de quienes se contaron cuarenta y cinco mil cuatrocientos.

26 (51) Los hijos de Israel censados sumaron seiscientos un mil setecientos treinta.

¿Cuál fue la orden del Eterno, después de obtener el resultado del censo?

(52) Y le dijo el Eterno a Moisés: (53) “A éstos repartirás la tierra por heredad, según el número de los hombres de (cada tribu). (54) A las más numerosas, les darás mayor heredad, y a las menos numerosas, le darás menos heredad. Cada tribu heredará conforme a su número según el censo.

Los Levitas:

(57) Y éstos fueron los censados de los levitas, por sus familias:

(58) Y fueron las familias de la tribu de Leví: los libnitas, los hebronitas, los majlitas, los musitas y los coreítas. Coat engendró a Amram. (59) Y la mujer de Amram se llamó Jacobed (Yojéved), hija de Leví, nacida en Egipto, quien le dio a Amram por hijos a Aarón, Moisés y Mirian. (60) Y Aarón tuvo por hijos a Nadab, Abiú, Elezar e Itamar. (61) nadab y Abiú murieron cuando ofrendaron un fuego extraño al Eterno. (62) Y fueron sus censados veintitrés mil, todos varones de un mes para arriba.

No fueron contados entre los hijos de Israel porque no les correspondía heredad alguna en medio de los hijos de Israel.

¿Quienes realizaron el censo y dónde?

(63) Tal fue el censo que hicieron Moisés y Eleazar, sumo sacerdote, en los llanos de Moab, junto al Jordán, cerca de Jericó.

¿Estaban los que fueron cesados en el monte Sinaí, por Moisés y Aarón ?

(64) Entre los censados, no figuraban ninguno de los que habían sido contados por Moisés y Aarón en ocasión del censo realizado de los hijos de Israel en el desierto del Sinaí, (65) por cuanto el Eterno había predicho acerca de ellos que habían de morir irremisiblemente en el desierto. Así fue cómo no quedó de ellos uno, salvo Caleb, hijo de Jefone y Josué, hijo de Nun.

¿Qué paso con las hijas de Zelofehad? ¿Para que se presentaron ante Moisés, el sumo sacerdote Eleazar y los jefes de la tribus? 

27(1)(…)Majlá, Noá, Joglá, Milca y Tirsa,(2) presentándose ante Moisés y ante Eleazar el sumo sacerdote y ante los jefes de las tribus de la congregación, junto a la entrada del Tabernáculo de reunión y dijeron: (3) “Nuestro padre murió en el desierto pero no era entre los que se amotinaron contra el Eterno con la gente de Coré, sino que murió por sus propio pecado, sin dejar hijos varones. (4) ¿Por qué el nombre de nuestro padre ha de desaparecer de la familia por no haber podido tener un hijo varón? Danos posesión entre los hermanos de nuestro padre”.

¿Acaso no tenían herencia por ser mujeres? ¿Qué hizo Moisés? ¿Consulto al Eterno?

27 (5) Y Moisés expuso la causa ante el Eterno (6) Y el Eterno le contesto a Moisés. (7) “Dicen bien las hijas de Zelofehad. Les darás una posesión de la herencia recibida por los hermanos del padre de ellas y les tranferiras la heredad de su padre. (8) Y les dirás a los hijos de Israel:”De todo varón que muera sin dejar hijo, pasaréis su heredad a sus hijas. (9) Y si no tienen hijas, daréis su herencia a sus hermanos, (10) Y si no tiene hermanos, daréis su herencia a los hermanos de su padre. (11) Y si su padre no tiene hermanos, pasaréis la heredad al pariente más próximo de la familia y él la poseerá. Esta ley será de derecho para los hijos de Israel, como el Eterno le ordenó a Moisés”.

¡No¡ ¿Por qué?

(12)  Y le dijo el Eterno a Moisés: “Sube al monte Abarim y contempla la tierra que he dado a los hijos de Israel. (13) Cuando la haya visto, serás reunido con tu pueblo, tal como fue reunido tu hermano Aarón, (14) por cuanto os rebelasteis contra Mi mandato en el desierto de Sin, amotinadose la muchedumbre, y vacilaisteis al glorificarme con el agua ante los ojos de ellos: el agua de Meriba en Cades, en el desierto de Sin”.

¿Qué respondió Moisés?

(15) Y le respondió Moisés al Eterno: (16) “Que designe el Eterno, Dios de los espíritus de toda carne, aun hombre que dirija la congregción, (17) un hombre que pueda llevarla, traerla y conducirla, para que el pueblo del Eterno no quede como rebaño sin pastor”

¿A quien eligió el Eterno?

(18) Y entonces le dijo el Eterno a Moisés: “Toma a Josué hijo de Nun, un hombre dotado del espíritu necesario y pon tu mano sobre él.

¿Moisés, tenía que conferir a Josue,.. ? ¿Para qué?

(20) Le conferirás tu dignidad para que toda la congregación de los hijos de Israel que obedezcan.

¿Josué, podría hablar con el Eterno, como Moisés?

(21) Y estarán delante de Eleazar, el sumo sacerdote, que consultará por él el juicio de los urim ante el Eterno. Según su palabra irán a la guerra y volverán el y todos los hijos de Israel”.

¿Que otras indicaciones dio el Eterno, para que Moisés ordene a los hijos de Israel?

28(1) Y le dijo el Eterno a Moisés: (2) “Ordena a los hijos de Israel: “Cuidaréis de ofrecerme el alimento (oblación) para Mis ofrendas ígneas de olor grato para Mí, a su debido tiempo” (1-15)

¿Tenemos que celebrar Pascua (Pesaj)? ¿De quien es la Pascua? ¿Cuándo? ¿Cómo?

(16) Y el día catorce del mes primero, se celebrará la Pascua (Pesaj) del Eterno.

(17) Y el día quince de ese mes será festivo. Durante siete días comerá pan ázimo. (18) El día primero será de santa convocación: no haréis en él trabajo servil alguno (…)

(25) Y el día séptimo será para  vosotros de santa convocación: no haréis en él trabajo servil alguno.

¿Shavuot? ¿Cuándo?

(26) También en el día de las primicias (Yom Habicurim), cuando traigáis la ofrenda de los primeros frutos al Eterno, o sea siete semanas (después del segundo día de pascua), tendréis santa convocación durante la cual no haréis labor servil (porque es Shavuot, la fiesta de las Semanas, Pentecostés)

¿Celebración al son de las trompetas? ¿Cuándo?

29(1) Y el día primero del mes séptimo (Tishrí) será de santa convocación. No haréis en él labor servil. Es día que se celebrará al son de la trompeta.

¿Yom Kippur? ¿Qué tenemos que hacer?

(7) Y el día décimo del mismo mes será para vosotros de santa convocación (Yom Kipur, día de expiación general). Afligiréis vuestras almas (ayunaréis), no haréis trabajo servil.

¿Más festividades para el Eterno? El Eterno es muy alegre, ¿verdad? ¡Le gustan mucho las fiestas! ¡Días de fiestas y Quiere celebrarlas con nosotros!

12) Y el día quince del mes séptimo será asimismo de santa convocación. En él no haréis trabajo servil y celebrareis festividad al Eterno durante siete días.

(35) El octavo día de reunión solemne (Sh´miní Atzéret) y no haréis en él trabajo servil.

¿Cuándo podemos celebrar cada fiesta?

(39) Todo eso haréis al Eterno en los tiempos señalados.

La parasha, comienza con la íra contra los hijos de Israel,…

The parasha, begins with the law against the children of Israel,…

Pregunta:

¿Cuál sería la reacción del Dios de Israel, ante estos eventos?

What would be the reaction of the God of Israel to these events?

Esta, es una foto de la archa del orgullo Gay – 2017 en Tel aviv, no puedo evitar preguntar,…

This is a photo of the gay pride march – 2017 in Tel aviv, I can not help but ask,…

Comunidad católica – procesión por las calles de la Ciudad Antigua, Jerusalem

Catholic Community – procession through the streets of the Old City, Jerusalem

¡El Censo! ¡Fue Di-s quien lo ordeno!

The census!  It was G-d who ordered it!

En la actualidad, para realizar un censo,…entre otras cosas, se requiere de gran inversión de dinero. En Perú, tengo entendido que los últimos censos fueron anulados, al parecer no fueron realizados correctamente. Tanto dinero al agua=(

At present times, to carry out a census, … among other things, it requires a great investment of money. In Peru, I understand that the last censuses were annulled, apparently not correctly done. So much money down the drain = (

Bueno, volviendo a Israel, que pasaría, si el Eterno, demandará  un censo para contar a todos los hijos de ” Israel”

Well, returning to Israel, what would happen if the Eternal, demands a census to count “all of Israel”.

Me pregunto, que respondería el Rabinato?

I wonder, what would the Rabbinate answer?

¿Acaso dirían; Solo tenemos a Judá,  no les permitimos ingresar a nuestros otros hermanos, ya que, no tienen papeles para demostrar que son nuestros hermanos? =)

Will they say; We only have Judah, we do not allow our other brothers to enter, since, they have no papers to prove that they are our brothers? =)

¿Despedida de Moisés? ¡No!

Farewell to Moses? Do not!

El saber que Di-s, el Eterno, no perdonó a Moisés, me pregunto; ¿Perdonará a los que tergiversan la Torá? ¿Los que negocian con ella?

Knowing that Gd, the Eternal, did not forgive Moses, I wonder; Will you forgive those who misrepresent the Torah, those who deal with it?

¿Acaso, no es tergiversar decir que Di-s el Eterno d los Ejércitos a desechado a Israel?

Is it not to mislead to say that Gd the Eternal of the Armies has rejected Israel?

¿Acaso, no es tergiversar, desviar los ojos y los corazones, que miran hacia Jerualem, induciéndolos a mirar a Roma?

Is it not to twist, to divert eyes and hearts, which look toward Jerualem, inducing them to look at Rome?

¿Acaso, no esta Roma actuando como Jeroboam?

Is not this Rome acting like Jeroboam?

La sugerencia de Moisés

The suggestion of Moses

“Que designe el Eterno, Dios de los espíritus de toda carne, aun hombre que dirija la congregción, (17) un hombre que pueda llevarla, traerla y conducirla, para que el pueblo del Eterno no quede como rebaño sin pastor”

“Let him appoint the Eternal, the God of the spirits of all flesh, even a man who leads the congregation, (17) a man who can carry it and bring it and lead it, that the people of the Lord may not remain as a flock without a shepherd”

¡Ay! ¡Ay! Di-s Altísimo! ¿Dónde esta el Josúe de este tiempo? ¿Aun esta en el exilio? ¿Israel, esta listo para recibirlo?

Oh! Oh! G-d Most High! Where is the Joshua of this time? Is he still in exile? Israel, are you ready to receive it?

¡Las Altas fiestas del Eterno de los Ejércitos, el Di-s Altísimo!

The high feasts of the Eternal of the Armies, the Most High God!

Se tienen que celebrar en las fechas señaladas. ¿Escucharon todos?,… ¡No!, no tienes que esperar, a que sea un fin de semana. Tampoco, tienes que esperar vender, todas tus “tarjetas de invitación

They have to be celebrated on the appointed dates, did they all listen?,… No! You do not have to wait for it to be a weekend. Neither do you have to wait “sell, all your invitation cards”

Espero, lo tengamos claro

I hope, we have it clear.

¿Qué esta pasando con el resto de Israel, esparcida entre las naciones?

What is happening to the rest of Israel, scattered among the nations?

Al parecer, el resto de Israel, están siendo repartidas entre; católicos, evangélicos y “judíos mesiánicos”. Al parecer, Judá su hermano ha decidido darle la espalda.

Apparently, the rest of Israel, are being divided between; Catholics, evangelicals and “Messianic Jews”. Apparently Judah his brother has decided to turn his back on him.

Está con gran sed de la Torá, con gran angustia en el alma, cada vez que escuchan las alabanzas de Judá al Eterno.

It is with great thirst of the Torah, with great anguish in the soul, whenever they hear the praises of Judah to the Eternal.

Al parecer, esta es la situación en Israel, en su capital eterna, Jerusalem, llamada la ciudad Santa, y en las naciones.

Apparently, this is the situation in Israel, in its eternal capital, Jerusalem, called the Holy City, and in the nations.

Fuente de la fotos;

Diario las Américas

es. arautos.org

 

 

 

Advertisements

Koraj

Número 16-18

16(1) Pero Coré, hijo de Izhar, hijo de Coat, hijo de Leví, Datán y  Abiram hijos de Eliab, y On, hijo de Pelet de la tribu de Rubén se ensoberbecieron (2) y se levantaron contra Moisés, acompañados por doscientos cincuenta hombres de los hijos de Israel, toda gente de renombre; (3) Se conjuraron contra Moisés y Aarón enrostrándoles: “Os arrogáis demasiado. Toda la congregación es santa y el Eterno está en medio de ella. ¿Por qué entonces os encumbráis sobre el pueblo del Eterno?”. (4) Al oír esto, Moisés se echó rostro a tierra (5) y luego, les dijo a Coré y su gente: “Mañana, el Eterno hará saber quién es Suyo y quien es santo, a quien quiere a Su lado dado que el que sea escogido por Él podrá acercarse a él. (6) Esto haréis vosotros: tomaréis incensarios, (7) prenderéis fuego en ellos y sobre el fuego, pondréis fuego en ellos y sobre el fuego, pondréis el incienso ante el Eterno. Aquel a quien elija el Eterno será santo.  Esto os bastará, hijos de Leví”. (8) Y Moisés le dijo a Coré: “Os ruego que me escuchéis, hijos de Leví. (9) ¿Es poca cosa para vosotros que el Dios de Israel os separará de los demás hijos de Israel para permitiros acercarse a Él al encargaros el servicio de la morada del Eterno y la celebración de los servicios de la morada del Eterno y la celebración de los oficios ante las comunidades? (10) Con ellos os acercaréis a Él, vosotros y vuestro hermano, los hijos de Leví. ¿Pretendéis también el sacerdocio? (11) Ciertamente os conjugaréis contra el Eterno, pero ¿qué culpa tiene Aarón para que murmuréis contra él?” (12) Y Moisés mandó llamar a Datán y a Abiram, hijos de Eliab”. Y al acudir, ellos le dijeron: “No subiremos. (13) ¿Es poca cosa que nos hayas sacado de la tierra que mana leche y miel para traernos a la muerte en el desierto, para engrandeceros como príncipes sobre vosotros? (14) No nos trajiste a una tierra que mana leche y miel, ni nos diste heredad alguna de campos o viñedos. ¿Quieres acaso sacarle los ojos a toda esta gente? ¡No subiremos! (adonde nos mandas)”. (15) Y se airó tanto Moisés que le dijo al Eterno: “No te inclines a la oblación de ellos. No he tomado un solo asno de ellos, ni les he hecho mal alguno”. (16) Y le dijo Moisés a Coré: “Tú y toda tu compañía, venid mañana ante el Eterno; tú, ellos y Aarón”. (17) Y cada uno tomará su incensario, pondrá incienso en él y lo ofrecerán ante el Eterno. Lo ofrecerán tú, tus doscientos cincuenta partidarios y Aarón, cada cual con su incensario”. (18) Cada uno pues, tomó su incensario, prendió fuego en él, e echó incienso y se reunieron a la entrada del Tabernáculo con Moisés y Aarón. (19) Y Coré logro convocar a toda la congregación contra ellos a la entrada del Tabernáculo de reunión, y entonces se apareció la gloria del Eterno a toda la comunidad. (20) Y el Eterno les dijo a Moisés y Aarón: (21) Alejáos de esta gente y los consumiré en un momento”. (22) Entonces Moisés y Aarón se prosternaron rostro a tierra e imploraron: “Oh Dios, Dios de los espíritus de toda carne, ¿por un hombre que peca, castigarás a toda la congregación?” (23) Y el Eterno le respondió a Moisés: (24) “Diles a la congregación: Alegaos de las moradas de Coré, Datán y Abiram” (procurando disuadirlo), (26) y (al no lograrlo) advirtió a la congregación: “Os ruego que os alejéis de las tiendas de estos malvados y que no toquéis nada de sus pertenencias para que no seáis arrastrados con todos sus pecados”. (27) Se apartaron, pues, de las tiendas de Coré, Datán y Abiram y sus alrededores, y salieron Datán y Abiram a la entrada de sus tiendas, con sus mujeres y sus hijos mayores y menores. (28) Y Moisés dijo: “Ahora sabréis que el Eterno me ordenó hacer todas estas cosas y que no fue por mi voluntad que las hice. (29) Si estos hombres mueren de muerte común y su destino es el de los demás hombres, significa que el Eterno no me envió, (30) pero si el Eterno abre la boca del suelo para tragarlos a ellos y sus pertenencias, se bajan vivos al abismo y que a la tierra os cubra, sabréis que esos hombres han provocado al Eterno”. (31) Y apenas pronunció tales palabras, la tierra se abrió bajo los pies (de los rebeldes). (32) Y la tierra abrió su boca y los tragó, junto con sus tiendas y todas sus pertenencias. (33) Ellos y todo lo que les pertenecía fueron cubiertos por la tierra, quedando totalmente eliminados de la congregación. (34) Y todos los demás de Israel se habían alejado precipitadamente al oír a Moisés porque pensaron: “No sea que nos trague la tierra”. (35) Y salió un fuego del Eterno que consumió a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían incienso.

17(1) Y le dijo el Eterno a Moisés: (2) “Dile a Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, que aparte los incensarios quemados y que disperse el fuego lejos porque están santificados. (3) De los incensarios de estos pecadores contra sus propias almas, haréis laminas con las que revestiréis el altar,  pues se hizo con ellos ofrenda al Eterno, quedando santificados, y servirán de recordación para los hijos de Israel”. (4) Eleazar tomó los incensarios de cobre pulido con los que habían presentado ofrenda los que después fueron quemados y los hizo laminas para revestir el altar, (5) para servir de recordación a los hijos de Israel de que nadie que no sea de la simiente de Aarón deben acercarse a quemar incienso ante el Eterno, como hicieron Coré y su gente, conforme a lo que el Eterno ordenó a Moisés. (6) Pero el día siguiente, toda la congregación de los hijos de Israel murmuraron contra Moisés y contra Aarón diciendo: “Vosotros enviasteis a la muerte al pueblo del Eterno”. (7) Y ocurrió, cuando la congregación se reunió contra Moisés y Aarón, que miraron hacia el Tabernáculo de reunión y vieron que la nube lo cubría, apareciendo la gloria del Eterno. (8) Moisés y Aarón acudieron a la entrada del Tabernáculo. (9) Y le dijo el Eterno a Moisés; (10) “Apártate de la congregación para que Yo los consuma en un momento”. Entonces se prosternaron. (11)  Y le dijo Moisés a Aarón: “Toma el incensario y pon fuego del altar en él, pon incienso y ve enseguida a la congregación para hacer expiación por ellos porque la ira domina al Eterno y la plaga ha comenzado”. (12) Y Aarón tomó un incensario, conforme a lo que le había dicho Moisés. Corrió hacia donde estaba reunida la congregación. Puso el incienso e hizo expiación por el pueblo. (13) Se colocó entre los muertos y los vivos, y la plaga se detuvo; (14) pero a la sazon, habían muerto por la plaga catorce mil setecientos, además de los que habían muerto en el momento de la rebelión de Coré. (15) Y Aarón volvió a donde estaba Moisés, a la entrada del Tabernáculo de reunión, después de haber contenido la plaga. (16) Y dijo el Eterno a Moisés: (17) “Habla a los hijos de Israel y haz que cada jefe de tribu te entregue una vara, una por cada una de las tribus y que escriban en cada vara el nombre de su tribu. (18) Escribirás el nombre de Aarón en la vara de Leví, pues cada vara llevará el nombre de cada jefe de tribu. (19) Pondrás todas en el Tabernáculo, delante del testimonio, donde Yo tengo Mis reuniones contigo. (20) Y Moisés dijo a los hijos de Israel, cuyos jefes le dieron una vara cada uno conforme a sus casas paternas, doce varas en total. Y la vara de Aarón estaba en medio de las demás. (22) Moisés colocó las varas ante el Eterno en el Tabernáculo de reunión. (23) Y al día siguiente, ocurrió que Moisés entró en el Tabernáculo y he aquí que de la vara de Aarón que representaba a la casa de Leví, salía una flor, como así también pimpollos y almendras. (24) Y Moisés saco las varas ante el Eterno y las entregó a los hijos de Israel, una a cada jefe de tribu. (25) Entonces le dijo el Eterno a Moisés: “Pon nuevamente la vara de Aarón ante el testimonio para ser guardada allí como señal contra los hijos de la rebelión y quitarás de Mí sus murmuraciones para que no mueran”. (26) Así lo hizo Moisés, tal como le había ordenado el Eterno. (27) Y los hijos de Israel (angustiados) le dijeron a Moisés: “He aquí que estamos perdidos. Pereceremos todos. (28) Si quienes pretenden aproximarse a la morada del Eterno están condenados a morir, en verdad, hemos de morir todos”.

18(1) Y le dijo el Eterno a Aarón: “Tú, tus hijos y todos los de tu  linaje cargaréis el pecado (de los extraños que inadvertidamente toquen las cosas) sacerdotal. (2) Y a tus hermanos de la tribu de Leví, la tribu de tu padre, los admitirás para que te asistan en el servicio, pero sólo tú y tus hijos estaréis ante la morada del Testimonio. (3) Cuidarás lo relativo al servicio y guardarás toda la tienda pero no se acercarán a tus utensilios santos y al altar para que no mueran ellos, ni muráis vosotros. (4) Estarán a tu servicio y a cargo de Tabernáculo de reunión para todo el servicio y ningún extraño se acercará a vosotros. (5) Y vosotros estaréis a cargo de las cosas santas y del altar, para que no haya más cólera sobre los hijos de Israel. (6) Y he aquí que he tomado a vuestros hermanos del seno del pueblo de Israel, los levitas, como regalo Mío para que efectúen el servicio en el Tabernáculo. Por lo tanto, tú y tus hijos ejerceréis vuestro sacerdocio en todo lo relativo al altar y lo que está detrás del velo, y (Me) serviréis. Para eso os concedí el privilegio de vuestro sacerdocio. El extraño que se aproxime será condenado a muerte”. (8) Y le dijo el Eterno a Aarón: “He aquí que te he asignado la misión del cuidado de las ofrendas que se Me harán de todas las cosas santificadas de los hijos de Israel. Esa responsabilidad te la he dado a ti, al ungirte como sacerdote y a tus hijos, por todas las generaciones. (9) De las cosas santísimas y de las ofrendas ígneas, serán tuyas toda ofrenda pacífica, toda ofrenda expiatoria y toda ofrenda que los hijos de Israel Me brinden. Son santísimas para ti y para tus hijos. (10) En el lugar santísimo las comeréis. Todo varón las comerá. Serán santísimas para ti. (11) Y también serán tuyas las ofrendas alzadas y las ofrendas agitadas de los hijos de Israel. Las he asignado a ti, a tus hijos y a tus hijas, a perpetuidad. Todo el de tu linaje que sea puro las comerá. (12) Y también te he asignado lo mejor de aceite, del mosto, del trigo y de los primeros frutos que ofrendan al Eterno. (13) Todas las primicias que traerán al Eterno serán para ti, las comerán todo hombre puro de tu casa. (14) Toda la ofrenda por anatema será para ti. (15)Todo primerizo de la matriz  de toda carne que sea ofrecido al Eterno, sea de hombre o bestia, será para ti, pero redimirás al primogénito de hombre y al primerizo de animal impuro. (16) Los rescatarás a la edad de un mes por su precio, cinco siclos sagrados de plata (de veinte geras cada uno). (17) Sólo el primerizo del buey, del carnero y de las cabras no redimirás. Son sagrados. Rociarás su sangre en el altar y quemarás su grasa en ofrenda ígnea, de olor grato al Eterno. (18) Su carne será para ti como lo es el pecho que se agita en el balanceo y la pierna derecha. (19)Todas las ofrendas alzadas que los hijos de Israel presenten al Eterno, las he reservado para ti, para tus hijos y para tus hijas a perpetuidad. Es pacto enalterable ante el Eterno para ti y para tu simiente”. (20) Y le dijo también el Eterno a Aarón: “Tú no heredarás sus tierras, ni tendrás porción alguna de ellas. Yo mismo soy tu porción y tu heredad entre los hijos de Israel. (21) Y he aquí que reservo para los hijos de Leví todos los diezmos de Israel en lugar de heredad, por el servicio que presentan, o sea el servicio del Tabernáculo. (22) Los hijos de Israel no se acercarán más al Tabernáculo de reunión, no sea que con ello pequen y mueran. (23) Serán los levitas los encargados del servicio del Tabernáculo de reunión y cargarán los pecados (de los hijos de Israel). Será estatuto perpetuo que entre los hijos de Israel ellos no tendrán heredad. (24) Pero, los diezmos de los hijos de Israel, de sus ofrendas alzadas al Eterno, los doy a los levitas en reemplazo de la heredad Por eso les dije que entre los hijos de Israel no heredarán (tierra)”. (25) Y le dijo el Eterno a Moisés: (26)”A los levitas les dirás: Cuando toméis los diezmos de los hijos de Israel que os asigné por heredad, ofrendaréis al Eterno un diezmo de los diezmos. (27) Este diezmo será considerado como ofrenda vuestra, como el cereal de la era y como el mosto del lagar. (28) De ese modo, vosotros también llevaréis ofrenda al Eterno, de todos los diezmos que tomáis de los hijos de Israel. Tal ofrenda alzada al Eterno, la daréis a Aarón, el sumo sacerdote. (29) Para ello, escogeréis todo lo mejor de las ofrendas santificadas al Eterno”. (30) Y les dirás también: “Cuando hayáis ofrecido lo mejor de ellos, el resto será para vosotros los levitas, como si fuera producto de la era o el lagar. (31) Y lo comeréis con vuestras familias, porque es vuestro salario por el servicio que presentaréis en el Tabernáculo de reunión. (32) Y no sobrellevaréis pecado cuando ofrendéis lo mejor de los diezmos recibidos. Y no profanaréis las cosas santas de los hijos de Israel, no sea que muráis”.

¿Los que se rebelaron contra Moisés eran Levitas y también había gente de renombre?

16(1) Pero Coré, hijo de Izhar, hijo de Coat, hijo de Leví, Datán y  Abiram hijos de Eliab, y On, hijo de Pelet de la tribu de Rubén se ensoberbecieron (2) y se levantaron contra Moisés, acompañados por doscientos cincuenta hombres de los hijos de Israel, toda gente de renombre

¡Al que Tú escoges, se puede acercar a Ti!

16 (4) Al oír esto, Moisés se echó rostro a tierra (5) y luego, les dijo a Coré y su gente: “Mañana, el Eterno hará saber quién es Suyo y quien es santo, a quien quiere a Su lado dado que el que sea escogido por Él podrá acercarse a él.

¿Acaso podemos enojarnos tanto, por ser acusados falsamente y hacerte este pedido?

16(15) Y se airó tanto Moisés que le dijo al Eterno: “No te inclines a la oblación de ellos. No he tomado un solo asno de ellos, ni les he hecho mal alguno”.

¿También te podemos llamar así?

16 (22) Entonces Moisés y Aarón se prosternaron rostro a tierra e imploraron: “Oh Dios, Dios de los espíritus de toda carne(…)

¿También en las pertenencias del pecador, yace el pecado?

16 (23) Y el Eterno le respondió a Moisés: (24) “Diles a la congregación: Alejaos de las moradas de Coré, Datán y Abiram” (procurando disuadirlo), (26) y (al no lograrlo) advirtió a la congregación: “Os ruego que os alejéis de las tiendas de estos malvados y que no toquéis nada de sus pertenencias para que no seáis arrastrados con todos sus pecados”.

¿Acaso se peca contra el alma? ¿Acaso tenemos que tener compasión por nuestra alma?

17 (3) De los incensarios de estos pecadores contra sus propias almas (…)

¿Toda ofrenda consagrada a Ti, es santa?

17 (3) De los incensarios de estos pecadores contra sus propias almas, haréis laminas con las que revestiréis el altar,  pues se hizo con ellos ofrenda al Eterno, quedando santificados, y servirán de recordación para los hijos de Israel”.

¿Qué paso con el pueblo, después que la tierra se tragó a los rebeldes?

17 (6) Pero el día siguiente, toda la congregación de los hijos de Israel murmuraron contra Moisés y contra Aarón diciendo: “Vosotros enviasteis a la muerte al pueblo del Eterno”(…)

¿Otra vez? ¿Entonces que hizo el Di-s Altísimo?

17 (7) Y ocurrió, cuando la congregación se reunió contra Moisés y Aarón, que miraron hacia el Tabernáculo de reunión y vieron que la nube lo cubría, apareciendo la gloria del Eterno. (8) Moisés y Aarón acudieron a la entrada del Tabernáculo. (9) Y le dijo el Eterno a Moisés; (10) “Apártate de la congregación para que Yo los consuma en un momento”.

¿Qué hizo Moisés?

17 (11)  Y le dijo Moisés a Aarón: “Toma el incensario y pon fuego del altar en él, pon incienso y ve enseguida a la congregación para hacer expiación por ellos porque la ira domina al Eterno y la plaga ha comenzado”.

¿Qué hizo Aarón?

(12) Y Aarón tomó un incensario, conforme a lo que le había dicho Moisés. Corrió hacia donde estaba reunida la congregación. Puso el incienso e hizo expiación por el pueblo. (13) Se colocó entre los muertos y los vivos, y la plaga se detuvo; (14) pero a la sazon, habían muerto por la plaga catorce mil setecientos, además de los que habían muerto en el momento de la rebelión de Coré. (15) Y Aarón volvió a donde estaba Moisés, a la entrada del Tabernáculo de reunión, después de haber contenido la plaga.

¿Varas con el nombre de cada tribu?

17 (16) Y dijo el Eterno a Moisés: (17) “Habla a los hijos de Israel y haz que cada jefe de tribu te entregue una vara, una por cada una de las tribus y que escriban en cada vara el nombre de su tribu.

¿Y la vara de la tribu de Leví?

17 (18) Escribirás el nombre de Aarón en la vara de Leví, pues cada vara llevará el nombre de cada jefe de tribu.

¿Qué paso después?

17 (23) Y al día siguiente, ocurrió que Moisés entró en el Tabernáculo y he aquí que de la vara de Aarón que representaba a la casa de Leví, salía una flor, como así también pimpollos y almendras.

¿Dónde está esta vara? ¿Para qué?

17 (25) Entonces le dijo el Eterno a Moisés: “Pon nuevamente la vara de Aarón ante el testimonio para ser guardada allí como señal contra los hijos de la rebelión y quitarás de Mí sus murmuraciones para que no mueran”.

¿Solo Aarón y su linaje pueden tocar los utensilios santos? ¿Qué pasa si le permiten a un extraño tocar los utensilios?

18(1) Y le dijo el Eterno a Aarón: “Tú, tus hijos y todos los de tu  linaje cargaréis el pecado (de los extraños que inadvertidamente toquen las cosas) sacerdotal. (2) Y a tus hermanos de la tribu de Leví, la tribu de tu padre, los admitirás para que te asistan en el servicio, pero sólo tú y tus hijos estaréis ante la morada del Testimonio. (3) Cuidarás lo relativo al servicio y guardarás toda la tienda pero no se acercarán a tus utensilios santos y al altar para que no mueran ellos, ni muráis vosotros

¿Te hiciste un regalo para Ti?

18 (6) Y he aquí que he tomado a vuestros hermanos del seno del pueblo de Israel, los levitas, como regalo Mío para que efectúen el servicio en el Tabernáculo 

¿Quiénes son los encargados de cargar con los pecados?

18 (23) Serán los levitas los encargados del servicio del Tabernáculo de reunión y cargarán los pecados (de los hijos de Israel). Será estatuto perpetuo que entre los hijos de Israel ellos no tendrán heredad.

¿El diezmo de los diezmos?

18 (25) Y le dijo el Eterno a Moisés: (26)”A los levitas les dirás: Cuando toméis los diezmos de los hijos de Israel que os asigné por heredad, ofrendaréis al Eterno un diezmo de los diezmos. 

¿Acaso el sacerdote sobrelleva pecado cuando no ofrenda?

18 (32) Y no sobrellevaréis pecado cuando ofrendéis lo mejor de los diezmos recibidos. Y no profanaréis las cosas santas de los hijos de Israel, no sea que muráis”.