Terroristas Palestinos Secuestraron y Asesinaron a 11 Miembros del Equipo Olímpico de Israel en Munich (5 – 6 de Septiembre 1972)

Hoy hace 48 años, 11 miembros de la delegación Israelí a los Juegos Olímpicos de Munich fueron asesinados por terroristas de la organización “Septiembre Negro”. Sus vidas fueron trágicas en un evento cuyo objetivo es contribuir a la construcción de un mundo mejor y más pacífico.

Silencio Olímpico

(…) El plan alemán para salvar a los rehenes había fallado en todas las formas posibles. Un grupo de 17 oficiales de policía que había sido posicionado en el avión para emboscar a los terroristas abandonó cobardemente su misión a último minuto. La ley alemana imposibilitó el involucramiento del ejército, y los alemanes se rehusaron neciamente a recibir la ayuda de las fuerzas especiales israelíes. El esfuerzo de rescate fue liderado por el jefe de la policía de Múnich, que había sido acusado de asesinato involuntario después de equivocarse en un robo a un banco unos meses antes.

Increíblemente, tres semanas antes de la masacre, un informante alertó a la Embajada de Alemania en Beirut acerca de los planes palestinos para “un incidente” durante los Juegos Olímpicos. Cuatro días más tarde, el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán alertó a las autoridades de Múnich y les aconsejó que “tomaran todas las medidas de seguridad posibles”. (Las medidas nunca fueron tomadas, y la evidencia fue ocultada por décadas).

Salteando la Valla

Y luego ocurrió. A las 5 a.m. del 5 de septiembre, ocho palestinos –disfrazados de atletas y llevando bolsos de gimnasia decorados con los anillos olímpicos – saltearon la valla de la Villa Olímpica. Esos bolsos no contenían calzado deportivo, sino rifles Kalashnikov y granadas de mano. Utilizando llaves robadas se metieron en el dormitorio de los hombres israelíes, mataron rápidamente a dos atletas y tomaron a los otros nueve de rehenes.

(…) Los atletas Israelíes sobrevivientes se retiraron de la competición y acompañaron a los 10 cajones de vuelta a Israel.

Después de la masacre, muchos pidieron la cancelación de los Juegos. “Haces una fiesta, alguien muere en la fiesta, no continúas con la fiesta”, declaró el maratonista holandés Jos Hermens. “Yo me vuelvo a casa”.

Pero, a pesar de la oposición tanto de los oficiales olímpicos como de los organizadores alemanes, Brundage estuvo firme en su negación a canelar o posponer los Juegos (…)

Operación Ira de Dios

(…) Las agrandadas guerrillas palestinas atacaron de nuevo menos de dos meses después secuestrando un avión alemán y exigiendo la liberación de los tres terroristas sobrevivientes de Múnich. Sin consultar al gobierno israelí, el canciller alemán Willy Brandt capituló y liberó a los terroristas, que fueron inmediatamente transportados a Libia y recibidos como héroes.

Para promover la disuasión Israelí, la Primer Ministro Golda Meir ordenó el asesinato de todos los involucrados en la masacre. Algunos fueron eliminados en Europa con bombas ubicadas estratégicamente, otros fueron derribados en una operación – liderada por el actual Ministro de Defensa Israelí, Ehud Barak – que hizo llegar secretamente botes a la playa libanesa y atrevidamente fusiló a líderes terroristas palestinos en el centro de Beirut. La eficacia de estas operaciones fue representada en la controversial película de 2005 de Steven Spielberg, Múnich (en una escalofriante mezcla entre Hollywood y la realidad, el actor Guri Weinberg, hijo del asesinado entrenador de lucha Moshe Weinberg, representó a su padre en la película).

Sin embargo, ninguno de los involucrados en la masacre de Múnich recibió su castigo correspondiente. El cerebro detrás del atentado, Abu Daoud, ha dicho en repetidas oportunidades que los fondos para la masacre fueron provistos por Mahmoud Abbas, el actual presidente de la Autoridad Palestina.

De hecho, cuando Amin Al-Hindi, uno de los principales planeadores del ataque, murió en 2010, Abbas llevó a cabo un funeral patrocinado por la Autoridad Palestina, completo con alfombra roja y banda militar. El periódico oficial de la Autoridad Palestina describió a Al-Hindi como “una de las estrellas que brillaron… en el estadio deportivo de Múnich” (Al-Hayat Al-Jadida, 20 de agosto de 2010).

Para leer el artículo completo:

aishlatino.com/iymj/mj/Silencio_Olimpico

 

Reunirse con Abbas durante una ceremonia de conmemoración del Holocausto de todos los tiempos es una asombrosa falta de respeto a las víctimas y los sobrevivientes del Holocausto, así como a todo el Estado de Israel.

Abbas wrote a doctoral thesis at Moscow University several decades ago focusing on the Nazi period that drew on the writings of Holocaust deniers to question the number of Jews who were murdered.

La noticia de que 46 importantes líderes mundiales, incluyendo presidentes, primeros ministros y el vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence, se reunirán en el Foro Mundial del Holocausto en Yad Vashem, Jerusalem, el jueves para conmemorar el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz es a la vez bienvenida y alentadora, dado el aumento del antisemitismo en todo el mundo.

Lo que no es ni bienvenido ni alentador es la noticia de que el presidente ruso Vladimir Putin, el presidente francés Emmanuel Macron y el Príncipe Carlos británico aprovecharán la oportunidad de reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas durante su visita.

En realidad, es vergonzoso, intolerable e inimaginablemente irrespetuoso que lo hagan durante un acto destinado a conmemorar el Holocausto, porque Abbas es uno de los negadores del Holocausto más prominentes del mundo árabe.

Para leer el artículo completo:

Los líderes mundiales se equivocan al reunirse con Abbas mientras están en Israel

6/5/2018  |  por

El antisemitismo de Abbas

La semana pasada, décadas de actos antisemitas salieron a la luz en el discurso del presidente palestino Mahmoud Abbas cuando proclamó que el “comportamiento social” de los judíos europeos, incluyendo el hecho de prestar dinero a los no judíos cobrando intereses, era el culpable del asesinato de los judíos en el Holocausto.

El comentario superó incluso las normas de odio palestino, provocando que algunos de los más férreos críticos de Israel finalmente hablaran. El New York Times (sí, el mismo periódico que reconoció que su cobertura del Holocausto fue “la más amarga falla periodística del siglo”), pidió la renuncia de Abbas (…)

1) Abbas lanza su carrera negando el Holocausto.

Cuando estudió en el Colegio Oriental de Moscú en los años 50, la tesis doctoral de Abbas fue un clásico en la negación del Holocausto, posteriormente publicado como un libro llamado El otro lado: la relación secreta entre el nazismo y el sionismo.

Abbas escribió:

  • Sobre la “fantasía sionista, la fantástica mentira de que fueron asesinados seis millones de judíos”.
  • “El pequeño número de judíos que fueron víctimas en verdad fue parte de un plan sionista-nazi. Hitler no decidió matar a los judíos hasta que David Ben Gurión lo provocó para que lo hiciera”.
  • “Muchos eruditos han debatido la cifra de seis millones y llegaron a conclusiones sorprendentes, fijando el número de víctimas judías en apenas unos pocos cientos de miles”.
  • “Al parecer el interés del movimiento sionista… es inflar esta cifra para obtener mayores ganancias. Eso los llevó a enfatizar esta cifra para ganarse la solidaridad de la opinión pública internacional con el sionismo”.

Abbas también dijo que los nazis usaron las cámaras de gases para el control de enfermedades y no para el asesinato sistemáticos de los judíos.

2) Abbas niega cualquier conexión judía con la tierra de Israel.

De acuerdo con Abbas, Israel se formó cuando los líderes europeos plantaron “un pueblo extranjero” en Palestina como una manera de sembrar división entre los árabes y explotarlos de forma estratégica.

4) Abbas pide la limpieza étnica de los judíos de su tierra patria.

Aunque un millón de árabes disfrutan de plenos derechos civiles en el Estado de Israel, Abbas pide un estado palestino que sea Judenrein, la palabra de la era nazi que significa “limpio de judíos”. En el periódico oficial de la Autoridad Palestina, él declaró: “No voy a aceptar… que viva entre nosotros ni un solo israelí en la tierra palestina” (Al-Haiat Al-Jadida, 30 de julio del 2010).

7) Abbas recompensa a los terroristas con sueldos de por vida

De acuerdo con la ley palestina, el 7% del presupuesto debe pagar generosos salarios de por vida a los terroristas que matan a israelíes. En el 2017, la Autoridad Palestina recibió 693 millones de dólares de ayuda extranjera, y 345 millones de dólares fueron para pagar estipendios a terroristas convictos y a sus familias.

Para leer el artículo completo:

https://www.aishlatino.com/iymj/mo/El-antisemitismo-de-Abbas.html

It’s right to condemn Mahmoud Abbas for his antisemitic remarks

Supporting someone’s cause also means calling them out when they are wrong. The Palestinian leader’s views on Jews and the Holocaust are unacceptable (…)

What’s more, Abbas wrote a doctoral thesis at Moscow University several decades ago focusing on the Nazi period that drew on the writings of Holocaust deniers to question the number of Jews who were murdered.

Para leer el artículo completo:

/commentisfree/2018/may/02/condemn-mahmoud-abbas-antisemitic-remarks-holocaust

  • 1 May 2018

Holocaust row: Abbas accused of anti-Semitism

Remarks by Palestinian leader Mahmoud Abbas about the Holocaust have been condemned as anti-Semitic by Israeli politicians and rights activists.
Mr Abbas told a meeting in the West Bank the Nazi mass murder of European Jews was the result of their financial activities, not anti-Semitism.
He described their “social function” as “usury and banking and such”.

To read ther full article:

https://www.bbc.com/news/world-middle-east-43967600