Pesaj – La Hagadá

Shemot – Exodus – Chapter 12

12 I will pass through the land of Egypt on this night, and I will smite every firstborn in the land of Egypt, both man and beast, and upon all the gods of Egypt will I wreak judgments I, the Lord. יבוְעָֽבַרְתִּ֣י בְאֶֽרֶץ־מִצְרַ֘יִם֘ בַּלַּ֣יְלָה הַזֶּה֒ וְהִכֵּיתִ֤י כָל־בְּכוֹר֙ בְּאֶ֣רֶץ מִצְרַ֔יִם מֵֽאָדָ֖ם וְעַד־בְּהֵמָ֑ה וּבְכָל־אֱלֹהֵ֥י מִצְרַ֛יִם אֶֽעֱשֶׂ֥ה שְׁפָטִ֖ים אֲנִ֥י יְהֹוָֽה:
13 And the blood will be for you for a sign upon the houses where you will be, and I will see the blood and skip over you, and there will be no plague to destroy [you] when I smite the [people of the] land of Egypt. יגוְהָיָה֩ הַדָּ֨ם לָכֶ֜ם לְאֹ֗ת עַ֤ל הַבָּתִּים֙ אֲשֶׁ֣ר אַתֶּ֣ם שָׁ֔ם וְרָאִ֨יתִי֙ אֶת־הַדָּ֔ם וּפָֽסַחְתִּ֖י עֲלֵכֶ֑ם וְלֹא־יִֽהְיֶ֨ה בָכֶ֥ם נֶ֨גֶף֙ לְמַשְׁחִ֔ית בְּהַכֹּתִ֖י בְּאֶ֥רֶץ מִצְרָֽיִם:

ÉXODO 12(12-13)

12 Pasaré por la tierra de Egipto en esta noche, y heriré a todos los primogénitos en la tierra de Egipto, tanto hombres como bestias, y sobre todos ,los dioses de Egipto haré juicios, Yo, el Señor

13 Y la sangre será para ti como señal sobre las casas donde estarás, y veré la sangre y saltaré sobre ti, y no habrá plaga que te destruya cuando hiera a la (gente de la tierra) de Egipto.

Y pasaré por la tierra de Egipto en aquella noche… — Yo, y no un ángel;
…y golpearé a cada primogénito en la tierra de Egipto... — Yo, y no un serafín
…y contra todos los dioses de Egipto ejecutaré juicios… — Yo, y no un mensajero;
…Yo, Adonai — ¡Soy Yo y ningún otro!

Cuántos niveles de favor ha concedido el Omnipresente sobre nosotros!

Si El nos hubiera sacado de Egipto, y no hubiera ejecutado juicios contra ellos

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera ejecutado juicios contra ellos, y no contra sus ídolos

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera destruido sus ídolos, y no hubiera matado a sus primogénitos

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera matado a sus primogénitos, y no nos hubiera dado sus bienes

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera dado sus bienes, y no hubiera partido para nosotros el mar

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera partido para nosotros el mar, y no nos hubiera hecho pasar por él en seco

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera hecho pasar por él en seco, y no hubiera ahogado en él a nuestros opresores

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera ahogado en él a nuestros opresores, y no nos hubiera provisto de nuestras necesidades en el desierto por cuarenta años

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera provisto de nuestras necesidades en el desierto por cuarenta años, y no nos hubiera alimentado con el maná

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera alimentado con el maná, y no nos hubiera dado el Shabat

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera dado el Shabat y no nos hubiera traído al Monte Sinaí

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera traído ante el Monte Sinaí, y no nos hubiera dado la Torá

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera dado la Torá y no nos hubiera introducido en la Tierra de Israel

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera introducido en la Tierra de Israel, y no hubiera construido para nosotros el Beit HaBejirá (la Casa Elegida)

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Pues entonces, cuánto más debemos estar agradecidos al Omnipresente por la bondad doble y redoblada que El ha concedido sobre nosotros, pues nos sacó de Egipto(…)

Alce la bandeja con las matzot y diga:

Este es el pan de aflicción que nuestros antepasados comieron en la tierra de Egipto. Quienquiera tenga hambre, que venga y coma; quienquiera esté en necesidad, que venga y celebre el Seder de Pesaj. Este año [estamos] aquí; el año venidero en la Tierra de Israel. Este año [somos] esclavos, el año venidero [seremos] gente libre.

Para leer TODO EL HAGADA en orden correlativo:

es.chabad.org/jewish/La-Hagad-Primera-Parte-Hasta-La-Comida

PESAJ – PASCUA – PASSOVER

Éxodo 12(1-51)

Levíticos 23(5-8)

Números 28(16-25)

Deuteronomio 16(1-8)

Omer: Day One – Chessed sheb’Chessed / Omer: Día 1 – Jesed shebe Jesed Esta noche se cuenta 2

Sunday, April 21, 2019
16 Nissan, 5779
Passover – 2nd Day

Omer: Day One – Chessed sheb’Chessed

Tonight Count 2
To read the full article:
Español:

Lectura de la Torá de Pesach Day 2

Second Day of Pesach Day 2
Domingo, 16 Nisan, 5779
21 Abril, 2019

Leviticus Capítulo 22

26 Dios le habló a Moshé, diciendo: כווַיְדַבֵּ֥ר יְהֹוָ֖ה אֶל־משֶׁ֥ה לֵּאמֹֽר:
27 Cuando nazca un toro, oveja o cabra, debe permanecer con su madre durante siete días. Entonces, después del octavo día, será aceptable como sacrificio por ofrenda de fuego para Dios. כזשׁ֣וֹר אוֹ־כֶ֤שֶׂב אוֹ־עֵז֙ כִּ֣י יִוָּלֵ֔ד וְהָיָ֛ה שִׁבְעַ֥ת יָמִ֖ים תַּ֣חַת אִמּ֑וֹ וּמִיּ֤וֹם הַשְּׁמִינִי֙ וָהָ֔לְאָה יֵֽרָצֶ֕ה לְקָרְבַּ֥ן אִשֶּׁ֖ה לַֽיהֹוָֽה:
28 Ya sea un toro, una oveja o una cabra, no degüellen [una hembra] y su cría en el mismo día. כחוְשׁ֖וֹר אוֹ־שֶׂ֑ה אֹת֣וֹ וְאֶת־בְּנ֔וֹ לֹ֥א תִשְׁחֲט֖וּ בְּי֥וֹם אֶחָֽד:
29 Cuando sacrifiquen una ofrenda de acción de gracias para Dios, deben hacerlo de manera aceptable. כטוְכִֽי־תִזְבְּח֥וּ זֶֽבַח־תּוֹדָ֖ה לַֽיהֹוָ֑ה לִרְצֹֽנְכֶ֖ם תִּזְבָּֽחוּ:
30 Debe comerse el mismo día, sin nada que quede hasta la mañana [siguiente]. Yo soy Dios. לבַּיּ֤וֹם הַהוּא֙ יֵֽאָכֵ֔ל לֹֽא־תוֹתִ֥ירוּ מִמֶּ֖נּוּ עַד־בֹּ֑קֶר אֲנִ֖י יְהֹוָֽה:
31 Cuídense en lo referente a Mis mandamientos y cúmplanlos; Yo soy Dios. לאוּשְׁמַרְתֶּם֙ מִצְו‍ֹתַ֔י וַֽעֲשִׂיתֶ֖ם אֹתָ֑ם אֲנִ֖י יְהֹוָֽה:
32 No profanen Mi santo nombre. Yo debo ser santificado entre los israelitas. Yo soy Dios [y] estoy haciéndolos santos לבוְלֹ֤א תְחַלְּלוּ֙ אֶת־שֵׁ֣ם קָדְשִׁ֔י וְנִ֨קְדַּשְׁתִּ֔י בְּת֖וֹךְ בְּנֵ֣י יִשְׂרָאֵ֑ל אֲנִ֥י יְהֹוָ֖ה מְקַדִּשְׁכֶֽם:
33 y sacándolos de Egipto para ser su Dios. Yo soy Dios. לגהַמּוֹצִ֤יא אֶתְכֶם֙ מֵאֶ֣רֶץ מִצְרַ֔יִם לִֽהְי֥וֹת לָכֶ֖ם לֵֽאלֹהִ֑ים אֲנִ֖י יְהֹוָֽה:

Numbers Capítulo 28

19 Como ofrenda de fuego quemada a Dios, ofrecerán dos toros jóvenes, un carnero y siete corderos añojos, asegurándose de que [todos] estén sin imperfección. יטוְהִקְרַבְתֶּ֨ם אִשֶּׁ֤ה עֹלָה֙ לַֽיהֹוָ֔ה פָּרִ֧ים בְּנֵֽי־בָקָ֛ר שְׁנַ֖יִם וְאַ֣יִל אֶחָ֑ד וְשִׁבְעָ֤ה כְבָשִׂים֙ בְּנֵ֣י שָׁנָ֔ה תְּמִימִ֖ם יִֽהְי֥וּ לָכֶֽם:
20 La ofrenda de grano que deben presentar consistirá en harina de trigo mezclada con aceite, 3/10 [de efá] para cada toro, 2/10 para el carnero כוּמִ֨נְחָתָ֔ם סֹ֖לֶת בְּלוּלָ֣ה בַשָּׁ֑מֶן שְׁלשָׁ֨ה עֶשְׂרֹנִ֜ים לַפָּ֗ר וּשְׁנֵ֧י עֶשְׂרֹנִ֛ים לָאַ֖יִל תַּֽעֲשֽׂוּ:
21 y 1/10 para cada uno de los siete corderos. כאעִשָּׂר֤וֹן עִשָּׂרוֹן֙ תַּֽעֲשֶׂ֔ה לַכֶּ֖בֶשׂ הָֽאֶחָ֑ד לְשִׁבְעַ֖ת הַכְּבָשִֽׂים:
22 [Habrá asimismo] una cabra de ofrenda por el pecado para hacer expiación por ustedes. כבוּשְׂעִ֥יר חַטָּ֖את אֶחָ֑ד לְכַפֵּ֖ר עֲלֵיכֶֽם:
23 [Todos] éstos serán presentados además de la ofrenda quemada matutina que [se ofrece como] el sacrificio diario regular. כגמִלְּבַד֙ עֹלַ֣ת הַבֹּ֔קֶר אֲשֶׁ֖ר לְעֹלַ֣ת הַתָּמִ֑יד תַּֽעֲשׂ֖וּ אֶת־אֵֽלֶּה:
24 En cada uno de los siete días, prepararán un [sacrificio] similar como ofrenda de fuego consumida, una fragancia apaciguadora a Dios. Esto será además de la ofrenda quemada diaria regular y su libación. כדכָּאֵ֜לֶּה תַּֽעֲשׂ֤וּ לַיּוֹם֙ שִׁבְעַ֣ת יָמִ֔ים לֶ֛חֶם אִשֵּׁ֥ה רֵֽיחַ־נִיחֹ֖חַ לַֽיהֹוָ֑ה עַל־עוֹלַ֧ת הַתָּמִ֛יד יֵֽעָשֶׂ֖ה וְנִסְכּֽוֹ:
25 El séptimo día será una fiesta santa para ustedes, en que no harán trabajo mundano alguno. כהוּבַיּוֹם֙ הַשְּׁבִיעִ֔י מִקְרָא־קֹ֖דֶשׁ יִֽהְיֶ֣ה לָכֶ֑ם כָּל־מְלֶ֥אכֶת עֲבֹדָ֖ה לֹ֥א תַֽעֲשֽׂוּ:

 

II. LOS REYES 23 (1-9)

(1) Envió el rey y se reunieron con él todos los ancianos de Judá y de Jerusalén.

(2) Y subio el rey a la Casa del Eterno y todos los hombres de Judá y todos los moradores de Jerusalén  con él, los sacerdotes, los profetas y todo el pueblo, pequeños y grandes y leyó en sus oídos todas las palabras del Libro del Pacto que había sido hallado en la Casa del Eterno.

(3) Y el rey, de pie sobre una plataforma, hizo un pacto ante el Eterno, guardar Sus mandamientos, Sus testimonios y Sus estatutos con todo su corazón y toda su alma, en confirmación de las palabras del pacto que estaba escrito en el Libro y todo el pueblo se adhirió a la alianza.

(4) Y el rey ordenó a Helcías, el sumo sacerdote, a los sacerdotes de segunda categoría y a los cuidadores del portón que sacarán del Templo del Eterno todos los utensilios hechos para Baal, la asera y todo ejército del cielo y los quemó fuera de Jerusalén, en los campos del cedrón (Kidrón) llevando sus cenizas a Bet-El.

(5) Y destituyó a los sacerdotes idólatras a quienes los reyes de Judá habían designado para sacrificar en los altares de las ciudades de Judá y en los lugares vecinos de Jerusalén y también a quienes adoraban a Baal, al sol, a la luna, a las constelaciones y a toda la hueste del cielo.

(6) Y quitó la asera de la Casa del Eterno, la llevo fuera de Jerusalén, junto al arroyo Cedrón y la machacó hasta reducirla a polvo; arrojó el polvo sobre las tumbas de la gente común.

(7) Y destruyó las casas de los sodomitas que estaban en la Casa del Eterno donde se tejían mantos para la asera.

(8) Y trajo a todos los sacerdotes de las ciudades de Judá y profanó los altares donde los sacerdotes ofrecían sacrificios desde Gueba(Gueva) hasta Berseba (Beer Sheva). Y derribó los altares de las puertas que estaban a la entrada del portón de Josué ( Yehoshúa) que estaban a la derecha para quien entraba en la ciudad.

(9) Sin embargo, los sacerdotes de los altares no subían al altar del Eterno en Jerusalén , si bién que comían pan ázimo entre sus hermanos.

II. LOS REYES 23 (21-25)

(21) El rey ordenó a todo el pueblo diciendo: ·Celebrad la Pascua del Eterno vuestro Dios como está escrito en este Libro del Pacto”.

(22) No fue celebrada una Pascua así desde la época de los jueces que juzgaban a Israel, ni en todos los días de los reyes de Israel, ni de los reyes de Judá.

(23) En el decimoctavo año de rey Josías, se celebró esa pascua al Eterno en Jerusalén.

(24) Además a los nigrománticos y a los magos, a los ídolos domésticos y a todas las abominaciones que podían verse en la tierra de Judá y en Jerusalén, Josías los extirpó para que pudiera confirmarse las palabras de la Ley escrita en el Libro que Helcías el sacerdote había hallado en la casa del Eterno.

(25) No hubo rey como él, que se había entregado al Eterno con todo su corazón, con toda su alma, con todas sus fuerzas conforme a la Ley de Moisés (Moshé), ni habtrá después de él otro hombre como él.