Omer: Day One – Chessed sheb’Chessed / Omer: Día 1 – Jesed shebe Jesed Esta noche se cuenta 2

Sunday, April 21, 2019
16 Nissan, 5779
Passover – 2nd Day

Omer: Day One – Chessed sheb’Chessed

Tonight Count 2
To read the full article:
Español:

Lectura de la Torá de Pesach Day 2

Second Day of Pesach Day 2
Domingo, 16 Nisan, 5779
21 Abril, 2019

Leviticus Capítulo 22

26 Dios le habló a Moshé, diciendo: כווַיְדַבֵּ֥ר יְהֹוָ֖ה אֶל־משֶׁ֥ה לֵּאמֹֽר:
27 Cuando nazca un toro, oveja o cabra, debe permanecer con su madre durante siete días. Entonces, después del octavo día, será aceptable como sacrificio por ofrenda de fuego para Dios. כזשׁ֣וֹר אוֹ־כֶ֤שֶׂב אוֹ־עֵז֙ כִּ֣י יִוָּלֵ֔ד וְהָיָ֛ה שִׁבְעַ֥ת יָמִ֖ים תַּ֣חַת אִמּ֑וֹ וּמִיּ֤וֹם הַשְּׁמִינִי֙ וָהָ֔לְאָה יֵֽרָצֶ֕ה לְקָרְבַּ֥ן אִשֶּׁ֖ה לַֽיהֹוָֽה:
28 Ya sea un toro, una oveja o una cabra, no degüellen [una hembra] y su cría en el mismo día. כחוְשׁ֖וֹר אוֹ־שֶׂ֑ה אֹת֣וֹ וְאֶת־בְּנ֔וֹ לֹ֥א תִשְׁחֲט֖וּ בְּי֥וֹם אֶחָֽד:
29 Cuando sacrifiquen una ofrenda de acción de gracias para Dios, deben hacerlo de manera aceptable. כטוְכִֽי־תִזְבְּח֥וּ זֶֽבַח־תּוֹדָ֖ה לַֽיהֹוָ֑ה לִרְצֹֽנְכֶ֖ם תִּזְבָּֽחוּ:
30 Debe comerse el mismo día, sin nada que quede hasta la mañana [siguiente]. Yo soy Dios. לבַּיּ֤וֹם הַהוּא֙ יֵֽאָכֵ֔ל לֹֽא־תוֹתִ֥ירוּ מִמֶּ֖נּוּ עַד־בֹּ֑קֶר אֲנִ֖י יְהֹוָֽה:
31 Cuídense en lo referente a Mis mandamientos y cúmplanlos; Yo soy Dios. לאוּשְׁמַרְתֶּם֙ מִצְו‍ֹתַ֔י וַֽעֲשִׂיתֶ֖ם אֹתָ֑ם אֲנִ֖י יְהֹוָֽה:
32 No profanen Mi santo nombre. Yo debo ser santificado entre los israelitas. Yo soy Dios [y] estoy haciéndolos santos לבוְלֹ֤א תְחַלְּלוּ֙ אֶת־שֵׁ֣ם קָדְשִׁ֔י וְנִ֨קְדַּשְׁתִּ֔י בְּת֖וֹךְ בְּנֵ֣י יִשְׂרָאֵ֑ל אֲנִ֥י יְהֹוָ֖ה מְקַדִּשְׁכֶֽם:
33 y sacándolos de Egipto para ser su Dios. Yo soy Dios. לגהַמּוֹצִ֤יא אֶתְכֶם֙ מֵאֶ֣רֶץ מִצְרַ֔יִם לִֽהְי֥וֹת לָכֶ֖ם לֵֽאלֹהִ֑ים אֲנִ֖י יְהֹוָֽה:

Numbers Capítulo 28

19 Como ofrenda de fuego quemada a Dios, ofrecerán dos toros jóvenes, un carnero y siete corderos añojos, asegurándose de que [todos] estén sin imperfección. יטוְהִקְרַבְתֶּ֨ם אִשֶּׁ֤ה עֹלָה֙ לַֽיהֹוָ֔ה פָּרִ֧ים בְּנֵֽי־בָקָ֛ר שְׁנַ֖יִם וְאַ֣יִל אֶחָ֑ד וְשִׁבְעָ֤ה כְבָשִׂים֙ בְּנֵ֣י שָׁנָ֔ה תְּמִימִ֖ם יִֽהְי֥וּ לָכֶֽם:
20 La ofrenda de grano que deben presentar consistirá en harina de trigo mezclada con aceite, 3/10 [de efá] para cada toro, 2/10 para el carnero כוּמִ֨נְחָתָ֔ם סֹ֖לֶת בְּלוּלָ֣ה בַשָּׁ֑מֶן שְׁלשָׁ֨ה עֶשְׂרֹנִ֜ים לַפָּ֗ר וּשְׁנֵ֧י עֶשְׂרֹנִ֛ים לָאַ֖יִל תַּֽעֲשֽׂוּ:
21 y 1/10 para cada uno de los siete corderos. כאעִשָּׂר֤וֹן עִשָּׂרוֹן֙ תַּֽעֲשֶׂ֔ה לַכֶּ֖בֶשׂ הָֽאֶחָ֑ד לְשִׁבְעַ֖ת הַכְּבָשִֽׂים:
22 [Habrá asimismo] una cabra de ofrenda por el pecado para hacer expiación por ustedes. כבוּשְׂעִ֥יר חַטָּ֖את אֶחָ֑ד לְכַפֵּ֖ר עֲלֵיכֶֽם:
23 [Todos] éstos serán presentados además de la ofrenda quemada matutina que [se ofrece como] el sacrificio diario regular. כגמִלְּבַד֙ עֹלַ֣ת הַבֹּ֔קֶר אֲשֶׁ֖ר לְעֹלַ֣ת הַתָּמִ֑יד תַּֽעֲשׂ֖וּ אֶת־אֵֽלֶּה:
24 En cada uno de los siete días, prepararán un [sacrificio] similar como ofrenda de fuego consumida, una fragancia apaciguadora a Dios. Esto será además de la ofrenda quemada diaria regular y su libación. כדכָּאֵ֜לֶּה תַּֽעֲשׂ֤וּ לַיּוֹם֙ שִׁבְעַ֣ת יָמִ֔ים לֶ֛חֶם אִשֵּׁ֥ה רֵֽיחַ־נִיחֹ֖חַ לַֽיהֹוָ֑ה עַל־עוֹלַ֧ת הַתָּמִ֛יד יֵֽעָשֶׂ֖ה וְנִסְכּֽוֹ:
25 El séptimo día será una fiesta santa para ustedes, en que no harán trabajo mundano alguno. כהוּבַיּוֹם֙ הַשְּׁבִיעִ֔י מִקְרָא־קֹ֖דֶשׁ יִֽהְיֶ֣ה לָכֶ֑ם כָּל־מְלֶ֥אכֶת עֲבֹדָ֖ה לֹ֥א תַֽעֲשֽׂוּ:

 

II. LOS REYES 23 (1-9)

(1) Envió el rey y se reunieron con él todos los ancianos de Judá y de Jerusalén.

(2) Y subio el rey a la Casa del Eterno y todos los hombres de Judá y todos los moradores de Jerusalén  con él, los sacerdotes, los profetas y todo el pueblo, pequeños y grandes y leyó en sus oídos todas las palabras del Libro del Pacto que había sido hallado en la Casa del Eterno.

(3) Y el rey, de pie sobre una plataforma, hizo un pacto ante el Eterno, guardar Sus mandamientos, Sus testimonios y Sus estatutos con todo su corazón y toda su alma, en confirmación de las palabras del pacto que estaba escrito en el Libro y todo el pueblo se adhirió a la alianza.

(4) Y el rey ordenó a Helcías, el sumo sacerdote, a los sacerdotes de segunda categoría y a los cuidadores del portón que sacarán del Templo del Eterno todos los utensilios hechos para Baal, la asera y todo ejército del cielo y los quemó fuera de Jerusalén, en los campos del cedrón (Kidrón) llevando sus cenizas a Bet-El.

(5) Y destituyó a los sacerdotes idólatras a quienes los reyes de Judá habían designado para sacrificar en los altares de las ciudades de Judá y en los lugares vecinos de Jerusalén y también a quienes adoraban a Baal, al sol, a la luna, a las constelaciones y a toda la hueste del cielo.

(6) Y quitó la asera de la Casa del Eterno, la llevo fuera de Jerusalén, junto al arroyo Cedrón y la machacó hasta reducirla a polvo; arrojó el polvo sobre las tumbas de la gente común.

(7) Y destruyó las casas de los sodomitas que estaban en la Casa del Eterno donde se tejían mantos para la asera.

(8) Y trajo a todos los sacerdotes de las ciudades de Judá y profanó los altares donde los sacerdotes ofrecían sacrificios desde Gueba(Gueva) hasta Berseba (Beer Sheva). Y derribó los altares de las puertas que estaban a la entrada del portón de Josué ( Yehoshúa) que estaban a la derecha para quien entraba en la ciudad.

(9) Sin embargo, los sacerdotes de los altares no subían al altar del Eterno en Jerusalén , si bién que comían pan ázimo entre sus hermanos.

II. LOS REYES 23 (21-25)

(21) El rey ordenó a todo el pueblo diciendo: ·Celebrad la Pascua del Eterno vuestro Dios como está escrito en este Libro del Pacto”.

(22) No fue celebrada una Pascua así desde la época de los jueces que juzgaban a Israel, ni en todos los días de los reyes de Israel, ni de los reyes de Judá.

(23) En el decimoctavo año de rey Josías, se celebró esa pascua al Eterno en Jerusalén.

(24) Además a los nigrománticos y a los magos, a los ídolos domésticos y a todas las abominaciones que podían verse en la tierra de Judá y en Jerusalén, Josías los extirpó para que pudiera confirmarse las palabras de la Ley escrita en el Libro que Helcías el sacerdote había hallado en la casa del Eterno.

(25) No hubo rey como él, que se había entregado al Eterno con todo su corazón, con toda su alma, con todas sus fuerzas conforme a la Ley de Moisés (Moshé), ni habtrá después de él otro hombre como él.

Advertisements

La Hagadá – Pesaj

Cuando ya es de noche, antes de Kidush, prepare una keará (bandeja,) sobre la mesa, con tres matzot,shemurá, ‘cuidadas’ de toda humedad desde la cosecha del grano, una encima de la otra [con una servilleta entre ellas]: primero la Israel, sobre ella la Leví, y sobre ella laCohén.

Encima de éstas colóquese del lado derecho el zeróa hueso de cuello de pollo, asado, y del otro lado —del izquierdo— la beitzá, huevo duro; debajo de estos, en el centro, elmaror, raíz picante y lechuga; más abajo, debajo del hueso coloque el jaroset, y a su altura, debajo del huevo, el karpás, cebolla cruda; debajo de estos, debajo del maror, coloque el jazéret que se usa para korej.

ORDEN DEL SEDER DE PESAJ

Kadesh Recite el Kidush.
Urjatz Lavado de las manos.
Karpás Comer el Karpás.
Iajatz División de la matzá del medio.
Maguid Recitado de la Hagadá.
Rajtzá Lavado de manos [para la matzá].
Motzí Bendición de HaMotzí [sobre la matzá].
Matzá Bendición, e ingesta, de la matzá.
Maror Bendición, e ingesta, del Maror.
Korej Ingesta de matzá y Maror combinados.
Shulján Orej “Mesa Tendida” [cena festiva].
Tzafún Ingesta del Afikomán oculto.
Beiraj Birkat HaMazón [Bendición después de la comida].
Halel Recitado de Salmos de Alabanza.
Nirtzá El Seder es aceptado favorablemente.

KADESH

KIDUSH

Preparad la comida del Rey Superno. Esta es la comida del Santo, bendito sea, y Su Shejiná.

Cuando la Festividad acaece en Shabat, se dice primero “El sexto día…”:

El sexto día. Y fueron acabados los cielos y la tierra y todas sus huestes. Y Dios acabó en el séptimo día Su obra que había hecho, y descansó en el séptimo día de toda Su obra que El había hecho. Y Dios bendijo al séptimo día y lo santificó, porque en él descansó de toda Su obra que Dios creó para funcionar.

En un día de semana, comenzar aquí:
[En Shabat, agregar las frases entre paréntesis.]

¡Atención Señores!

Bendito eres Tú, Adonai, nuestro Dios, Rey del universo, que crea el fruto de la vid.

Bendito eres Tú, Adonai, nuestro Dios, Rey del universo, que nos ha elegido de entre todas las naciones, nos ha elevado por sobre todas las lenguas, y nos ha santificado por medio de Sus mandamientos. Y Tú, Adonai, nuestro Dios, nos has dado con amor (en Shabat: Shabatot para descanso y) Festividades para regocijo, fiestas y estaciones para alegría, (en Shabat: este día de Shabat y) este día de la Festividad de Matzot, y esta Festividad de convocación santa, Epoca de nuestra Libertad (en Shabat: con amor,) una convocación santa, conmemorando el Exodo de Egipto. Pues Tú nos has elegido y a nosotros has santificado de entre todas las naciones, y Tu sagrado (en shabat: Shabat y) Festividades (en Shabat: con amor y buena voluntad,) con regocijo y alegría, nos has dado como patrimonio. Bendito eres Tú, Adonai, que santifica (en Shabat: el Shabat e) Israel y las estaciones festivas.

Cuando una Festividad acaece al concluir el Shabat, se recitan las siguientes bendiciones de Havdalá antes de la bendición de “…que nos ha concedido vida…”:

Bendito eres Tú, Adonai, nuestro Dios, Rey del universo, que creó las luces del fuego.

Bendito eres Tú, Adonai, nuestro Dios, Rey del universo, que establece una distinción entre sagrado y profano, entre luz y oscuridad, entre Israel y las naciones, entre el Séptimo Día y los seis días de trabajo; entre la santidad del Shabat y la santidad de la Festividad Tú has establecido una distinción, y has santificado al Séptimo Día por sobre los seis días de trabajo. Tú has apartado y santificado a Tu pueblo Israel con Tu santidad. Bendito eres Tú, Adonai, que establece una distinción entre lo santo y lo santo.

Bendito eres Tú, Adonai, nuestro Dios, Rey del universo, que nos ha concedido vida, nos sostuvo, y nos hizo posible llegar a esta ocasión.

Se bebe la copa de vino sentado, reclinándose [los varones] hacia el lado izquierdo en señal de libertad.

URJATZ

Lávese las manos sin recitar la bendición.

KARPAS

Tome menos de un kazáit de karpás, sumérjalo en agua salada o vinagre, y recite la siguiente bendición:

Barúj atá Adonái, Elohéinu Mélej haolám, boré prí haadamá.

Bendito eres Tú, Adonai, nuestro Dios, Rey del universo, Creador del fruto de la tierra.

Al recitar la bendición, tenga en mente que también es para las hierbas amargas [de maror y korej, a comer más tarde].

IAJATZ

Tome la matzá del medio y pártala en dos, un trozo más grande que el otro. El trozo mayor se [parte en cinco trozos, se envuelve en una servilleta y se] deja de lado para ser usado como afikomán. El trozo menor se devuelve a su lugar, entre las dos matzot.

MAGUID

Alce la bandeja con las matzoty diga:

Este es el pan de aflicción que nuestros antepasados comieron en la tierra de Egipto. Quienquiera tenga hambre, que venga y coma; quienquiera esté en necesidad, que venga y celebre el Seder de Pesaj. Este año [estamos] aquí; el año venidero en la Tierra de Israel. Este año [somos] esclavos, el año venidero [seremos] gente libre.

Se coloca a un lado la bandeja con las matzot, [nuestra costumbre es sólo cubrirlas,] y se llena la segunda copa de vino. Ahora el niño pregunta “¿Qué hace diferente?…”:

Español

Fonética

¿Qué hace diferente a esta noche de todas las [demás] noches? ¿Ma nishtaná haláila hazé micól haleilót…
En todas las noches no precisamos sumergir ni siquiera una vez, ¡y en esta noche lo hacemos dos veces! …shebejól haleilót éin ánu matbilín afílu paám eját, haláila hazé shtéi peamím?
En todas las noches comemos jametz o matzá, ¡en esta noche solamente matzá! …shebejól haleilót ánu ojlín jamétz umatzá, haláila hazé kuló matzá?
En todas las noches comemos cualquier clase de verdura, ¡esta noche maror! …shebejól haleilót ánu ojlín sheár ieracót, haláila hazé marór?
En todas las noches comemos sentados erguidos o reclinados, ¡esta noche todos nos reclinamos! …shebejól haleilót ánu ojlín béin ioshbín ubéin mesubín, haláila hazé kulánu mesubín?

La bandeja es devuelta a su lugar con las matzot parcialmente descubiertas.
Entonces decimos “Esclavos fuimos…”:

[En Shabat HaGadol, el Shabat anterior a Pesaj, se comienza acá:]

Esclavos fuimos para el Faraón en Egipto, y Adonai, nuestro Dios, nos sacó de allí con mano fuerte y brazo extendido. Si el Santo, bendito sea, no hubiera sacado a nuestros padres de Egipto, nosotros, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos hubiéramos continuado subyugados al Faraón en Egipto. Aun si todos nosotros fuéramos sabios, todos entendedores, todos conocedores de la Torá, seguiríamos estando obligados a narrar el éxodo de Egipto; y todo el que se explaya al analizar el éxodo de Egipto es merecedor de alabanza.

Aconteció que Rabí Eliezer, Rabí Iehoshúa, Rabí Eleazar ben Azariá, Rabí Akivá y Rabí Tarfón estaban reclinados [en un Seder] en Bené Berak. Estuvieron analizando el éxodo de Egipto durante toda aquella noche, hasta que vinieron sus discípulos y les dijeron: “¡Maestros nuestros! Llegó la hora de recitar el Shemá de la mañana!”

Rabí Eleazar ben Azariá dijo: “Soy cual un hombre de setenta años, pero no logré demostrar que es menester mencionar el éxodo de Egipto en la noche, hasta que lo explicara Ben Zomá: “Está dicho: Para que recuerdes el día en que saliste de Egipto todos los días de tu vida (Deut. 9:3). Ahora bien, ‘los días de tu vida’ se refiere a los días, [y la palabra] ‘todos’ [adicional] indica la inclusión de las noches”. Los Sabios, sin embargo, dijeron: ” ‘Los días de tu vida’, se refiere al mundo presente; y ‘todos’ indica la inclusión de los días del Mashíaj”.

Bendito es el Omnipresente, ¡bendito sea El! Bendito es El que dio la Torá a Su pueblo Israel, ¡bendito sea El! La Torá habla de cuatro hijos: Uno es sabio, uno es malvado, uno es simple, y uno no sabe cómo preguntar.

El Sabio, ¿qué dice? “¿Qué son los testimonios, los estatutos y las leyes que Adonai, nuestro Dios, ordenó a ustedes?” (Deut. 6:20) . Tú, a su vez, has de instruirlo en las leyes de Pesaj, [hasta la que dice que] “no se debe comer postre después de la ofrenda de Pesaj”.

El malvado, ¿qué dice? “¿Qué es este trabajo para ustedes?” (Ex. 12:26) . ¡Dice “para ustedes”, pero no para él! Al excluirse a sí mismo de la comunidad, ha negado aquello que es fundamental. Tú, por lo tanto, desafílale los dientes y dile: Es por esto que Adonai hizo por mí cuando salí de Egipto (Ex. 13:8) ; ¡”por mí”, pero no por él! ¡Si él hubiera estado allí, no hubiera sido redimido!”

El simple, ¿qué dice? “¿Qué es esto?” (Ex. 13:14). De modo que le dirás: Con mano fuerte nos sacó Adonai de Egipto, de la casa de esclavos (Ibíd.).

En cuanto a aquél que no sabe cómo preguntar, tú debes iniciarlo, como fuera dicho: Contarás a tu hijo en aquel día diciéndole: ‘es por esto que Adonai hizo por mí cuando salí de Egipto’ (Ex. 13:8) .

Se podría pensar que [el análisis del éxodo] debe ser desde el primer día del mes [de Nisán]. Por eso dice la Torá: [Contarás a tu hijo] en aquel día […] (Ex. 13:8) . “En aquel día”, sin embargo, podría significar cuando todavía es de día; dice por eso la Torá: […diciéndole:] ‘es por esto [que Adonai hizo por mí cuando salí de Egipto’]. La expresión “por esto” puede utilizarse únicamente cuando la matzá y el maror están ya colocados ante ti.

Al principio nuestros antepasados rindieron culto a ídolos; pero ahora el Omnipresente nos atrajo a Su servicio, como fuera dicho: Y dijo Iehoshúa a todo el pueblo: Así dijo Adonai, el Dios de Israel: ‘Tus antepasados solían vivir al otro lado del río — Teraj, el padre de Avraham y el padre de Najor, y sirvieron otros dioses (Jos. 24:2) .

Y Yo tomé a su padre Avraham de allende el río y lo conduje a través de toda la tierra de Canáan. Aumenté su simiente y le di a Itzjak, y a Itzjak di a Iaacov y a Esav. A Esav di el Monte Seír para poseerlo, y Iaacov y sus hijos descendieron a Egipto’ (Jos. 24:3-4) .

Bendito es El que guarda su promesa a Israel, ¡bendito sea El! Pues el Santo, bendito sea, calculó el fin [de la esclavitud], con objeto de actuar tal como dijera a Avraham en el “Pacto entre las Partes”, como fuera dicho: Entonces El dijo a Avraham: ‘Has de saber que tu simiente será extranjera en tierra que no es de ellos, y ellos los esclavizarán y los harán sufrir, durante cuatrocientos años. Mas Yo también juzgaré a la nación a la que servirán, y luego de esto saldrán con gran fortuna’ (Gén. 15:13-14) .

Conforme las instrucciones de Rabí Itzjak Luria, se debe alzar ahora la copa y se cubren las matzot. [Nuestra costumbre: se cubren primero las matzot y luego se alza la copa].

¡Y ella es la que sostuvo a nuestros padres y a nosotros! ¡Pues no sólo uno se alzó contra nosotros para exterminarnos, sino que en cada generación se alzan sobre nosotros para exterminarnos, ¡y el Santo, bendito sea, nos salva de su mano!

Se deposita la copa sobre la mesa y se descubre la matzá.

Sal y aprende lo que Laván, el arameo, quiso hacer a nuestro padre Iaacov. El Faraón no promulgó su decreto sino contra los niños varones, en tanto que Laván, en cambio, quiso desarraigarlos a todos, como fuera dicho: El arameo quiso destruir a mi padre; y él descendió a Egipto y moró allí, en ínfimo número; y allí se convirtió en nación, grande, fuerte y numerosa (Deut. 26:5) .

Y él descendió a Egipto… — obligado por decreto Divino.

…y moró allí… — esto enseña que nuestro padre Iaacov no fue a Egipto para radicarse, sino solamente para morar allí por un tiempo, como fuera dicho: Dijeron ellos al Faraón: ‘para morar en la tierra hemos venido, porque no hay pasto para el ganado de tus siervos, pues el hambre es grave en la tierra de Canáan; y ahora, te rogamos, permite a tus siervos asentarse en la tierra de Góshen (Gén. 47:4) .

…en ínfimo número… — como fuera dicho: Con setenta almas descendieron tus padres a Egipto, y ahora Adonai, tu Dios, te ha hecho tan numeroso como las estrellas del cielo (Deut. 10:22) .

…y allí se convirtió en nación… — esto enseña que Israel era distinguido allí.

…grande, fuerte… — tal como fuera dicho: Y los hijos de Israel fueron fructíferos y crecientemente abundantes, y se volvieron muy, muy fuertes, y el país se llenó de ellos (Ex. 1:7).

…y numerosa — como fuera dicho: Pasé por sobre ti y te vi revolcándote en tu sangre, y te dije: ‘por tu sangre vivirás’, y te dije: ‘por tu sangre vivirás’. Hice que te acrecientes como las plantas del campo, y tú aumentaste y engrandeciste y te volviste hermosa; tus pechos se formaron y tu cabello creció largo; pero estabas desnuda y descalza (Iejezkel 16:6-7) .

“Los egipcios nos maltrataron y nos hicieron sufrir, y cargaron sobre nosotros trabajo duro”(Deut. 26:6) .

Los egipcios nos maltrataron… — como fuera dicho: Vamos, actuemos astutamente con él [el pueblo] no sea que se multiplique y, de suceder una guerra contra nosotros, se una a nuestros enemigos, pelee contra nosotros y abandone el país (Ex. 1:10) .

…y nos hicieron sufrir… — como fuera dicho: Pusieron sobre él [el pueblo de Israel] alguaciles para hacerlos sufrir con sus cargas, y ellos edificaron ciudades de depósito para el Faraón, Pitom y Raamsés (Ibíd. 1:11) .

…y cargaron sobre nosotros trabajo duro — como fuera dicho: Los egipcios hicieron trabajar a los hijos de Israel con rigor. Amargaron sus vidas con duro trabajo, con mortero y con ladrillos, y toda suerte de labor en el campo, todo su trabajo que ellos los hicieron trabajar con rigor (Ibíd. 1:13-14) .

“Y nosotros clamamos a Adonai, el Dios de nuestros padres, y Adonai oyó nuestra voz y vió nuestra aflicción, nuestra labor y nuestra opresión” (Deut.26:7) .

Y nosotros clamamos a Adonai, el Dios de nuestros padres… — como fuera dicho: Y aconteció en el curso de aquellos muchos días, que murió el rey de Egipto; y los hijos de Israel suspiraron debido a la servidumbre y clamaron. Y su clamor por ayuda subió hasta Dios desde la servidumbre (Ex. 2:23) .

…y Adonai oyó nuestra voz… — como fuera dicho: Y oyó Dios sus lamentaciones, y recordó Dios Su pacto con Avraham, Itzjak y Iaacov (Ex. 2:24) .

…y vio nuestra aflicción… — esto se refiere a la separación del marido de la mujer, como fuera dicho: Y vio Dios a los hijos de Israel y Dios tomó cuenta (Ex. 2:25) .

…nuestra labor… — esto se refiere a los hijos, como fuera dicho: Todo hijo que naciere, al río arrojaréis; y toda hija mantendréis con vida (Ex. 1:22) .

…y nuestra opresión… — esto se refiere a la presión, como fuera dicho: He visto la opresión con que los egipcios los oprimen (Ex. 3:9) .

“Y Adonai nos sacó de Egipto con mano fuerte y con brazo extendido, con gran manifestación y con señales y maravillas” (Deut. 26:8) .

Y Adonai nos sacó de Egipto… — no por medio de un ángel, ni por medio de un serafín, ni por medio de un mensajero. ¡El Santo, bendito sea, lo hizo en Su gloria El Mismo! Como fuera dicho: Y pasaré por la tierra de Egipto en aquella noche, y golpearé a cada primogénito en la tierra de Egipto, de hombre a bestia, y contra todos los dioses de Egipto ejecutaré juicios; Yo, Adonai (Ex. 12:12) .

Y pasaré por la tierra de Egipto en aquella noche… — Yo, y no un ángel;
…y golpearé a cada primogénito en la tierra de Egipto... — Yo, y no un serafín
…y contra todos los dioses de Egipto ejecutaré juicios… — Yo, y no un mensajero;
…Yo, Adonai — ¡soy Yo y ningún otro!

Con mano fuerte… — esto se refiere a déver (peste), como fuera dicho: He aquí que la mano de Adonai será sobre todo tu ganado en el campo, sobre los caballos, los asnos, los camellos, los vacunos y los ovinos, una peste gravísima (Ex. 9:3) .

…y con brazo extendido… — esto se refiere a la espada, como fuera dicho: Su espada estaba desenvainada, en su mano, extendida sobre Jerusalén (I Crón. 21:16) .

…y con gran manifestación… — esto se refiere a la revelación de la Shejiná (la Presencia Divina), como fuera dicho: ¿O ha intentado dios alguno venir para tomar para sí una nación de dentro de otra nación con pruebas, señales y maravillas, con guerra, con mano fuerte, con brazo extendido, y con grandes manifestaciones, tal como todo lo que Adonai, vuestro Dios, hizo por vosotros en Egipto ante tus ojos? (Deut. 4:34)

…y con señales… — esto se refiere a la vara, como fuera dicho: Toma en tu mano esta vara con la cual ejecutarás las señales (Ex. 4:17) .

…y maravillas — esto se refiere a la sangre, como fuera dicho: Y mostraré maravillas en el cielo y en la tierra

Al pronunciar las palabras siguientes, “sangre, fuego, y columnas de humo”, derrame tres veces del vino de la copa. No retire vino sumergiendo un dedo en él, sino volcando de la copa misma, y hágalo en un recipiente quebrado. (Téngase en mente que la copa simboliza el aspecto de Maljut que contiene un aspecto de “furia e indignación”. Por intermedio de nuestra facultad de biná(entendimiento) volcamos [aquel aspecto de “furia e indignación”] al derramar del vino de la copa en un recipientes quebrado que representa a la Kelipá, es decir, aquello que es llamado “maldito” [el principio del mal]).

Sangre, fuego, y columnas de humo (Ioel 3:3) .

Otra explicación: mano fuerte indica dos [plagas]; brazo extendido, otras dos; gran manifestación, otras dos; señales, otras dos; y maravillas, otras dos.

Estas son las Diez Plagas que el Santo, bendito sea, trajo sobre los egipcios en Egipto, y ellas son:

Al recitar las Diez Plagas, derrame de la copa misma diez veces, como se dijera antes (y al derramar téngase nuevamente en mente lo que se dijera antes). El vino que queda en la copa (se habrá vuelto “vino que provoca alegría”, por lo que) no debe derramarse, sino que se le agrega vino.

Sangre. Ranas. Piojos. Bestias Salvajes. Peste.
Sarna. Granizo. Langosta. Oscuridad.
Muerte de los Primogénitos.

Rabí Iehudá se refería a ellas con siglas:

[También al decir cada una de las siglas “DeTzaJ…” se derrama del vino de la copa, y sólo luego se la vuelve a llenar].

DeTzaJ (sangre, ranas, piojos);

ADaSh (bestias, peste, sarna);

BeAJaV (granizo, langosta, oscuridad, primogénitos).

Rabí Iosi, el galileo, dijo: ¿De dónde sabes que los egipcios fueron castigados con diez plagas en Egipto, y luego fueron castigados con cincuenta plagas en el mar? En Egipto dice de ellos: Los magos dijeron al Faraón: ‘Este es el dedo de Dios’ (Ex. 8:15) . Y en el mar dice: Israel vio la gran mano que Adonai puso sobre Egipto; y el pueblo temió a Adonai, y ellos creyeron en Adonai y en Moshé, Su servidor (Ex. 14:31). Ahora bien, ¿cuánto fueron castigados con el dedo? ¡Diez plagas! Debes decir entonces que en Egipto fueron castigados con diez plagas, ¡y en el mar fueron castigados con cincuenta plagas!

Rabí Eliezer dijo: ¿De dónde sabemos que cada plaga individual que el Santo, bendito sea, trajera sobre los egipcios en Egipto consistió de cuatro plagas? Pues fue dicho: Envió contra ellos Su fiera ira, furor, indignación, angustia, una pandilla de emisarios de mal (Sal. 78:49) . Furor, indica una; indignación, dos; angustia, tres; pandilla de emisarios de mal, cuatro. De ahí que debes decir que en Egipto fueron castigados con cuarenta plagas, y en el mar fueron castigados con doscientas plagas.

Rabí Akivá dijo: ¿De dónde sabemos que cada plaga individual que el Santo, bendito sea, trajera sobre los egipcios en Egipto consistió de cinco plagas? Pues fue dicho: Envió contra ellos Su fiera ira, furor, indignación, angustia, pandilla de emisarios de mal (Ibíd.) . Su fiera ira, indica una; furor, dos; indignación, tres; angustia, cuatro; pandilla de emisarios de mal, cinco. De ahí que debes decir que en Egipto fueron castigados con cincuenta plagas, y en el mar fueron castigados con doscientas cincuenta plagas.

[Las siguientes catorce estrofas que concluyen con “Daienu…” se recitan de una vez].

Cuántos niveles de favor ha concedido el Omnipresente sobre nosotros!

Si El nos hubiera sacado de Egipto, y no hubiera ejecutado juicios contra ellos

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera ejecutado juicios contra ellos, y no contra sus ídolos

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera destruido sus ídolos, y no hubiera matado a sus primogénitos

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera matado a sus primogénitos, y no nos hubiera dado sus bienes

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera dado sus bienes, y no hubiera partido para nosotros el mar

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera partido para nosotros el mar, y no nos hubiera hecho pasar por él en seco

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera hecho pasar por él en seco, y no hubiera ahogado en él a nuestros opresores

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si hubiera ahogado en él a nuestros opresores, y no nos hubiera provisto de nuestras necesidades en el desierto por cuarenta años

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera provisto de nuestras necesidades en el desierto por cuarenta años, y no nos hubiera alimentado con el maná

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera alimentado con el maná, y no nos hubiera dado el Shabat

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera dado el Shabat y no nos hubiera traído al Monte Sinaí

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera traído ante el Monte Sinaí, y no nos hubiera dado la Torá

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera dado la Torá y no nos hubiera introducido en la Tierra de Israel

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Si nos hubiera introducido en la Tierra de Israel, y no hubiera construido para nosotros el Beit HaBejirá (la Casa Elegida)

— ¡Daienu, nos hubiera bastado!

Pues entonces, cuánto más debemos estar agradecidos al Omnipresente por la bondad doble y redoblada que El ha concedido sobre nosotros, pues nos sacó de Egipto, ejecutó juicios contra ellos, y contra sus ídolos, mató a sus primogénitos, nos dio sus bienes, partió para nosotros el mar, nos hizo cruzarlo en seco, ahogó en él a nuestros opresores, proveyó nuestras necesidades en el desierto por cuarenta años, nos alimentó con el maná, nos dio el Shabat, nos trajo ante el Monte Sinaí, nos dio la Torá, nos introdujo en la Tierra de Israel, y construyó para nosotros el Beit HaBejirá para expiar todos nuestros pecados.

[Hasta aquí se dice en Shabat HaGadol, el Shabat anterior a Pesaj].

Rabán Gamliel solía decir: Quienquiera no analizara estas tres cosas en Pesaj, no ha cumplido su deber; y ellas son: Pesaj (el sacrifico Pascual), matzá (el pan ázimo) y Maror(las hierbas amargas).

Pesaj — el cordero de Pesaj que nuestros padres comían durante la época del BeitHaMikdash, ¿Por qué causa [así hacían]? Porque el Omnipresente pasó por alto las casas de nuestros padres en Egipto, como fue dicho: Y diréis ‘Es una ofrenda de Pesaj para Adonai, porque pasó por alto las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios con una plaga, y salvó nuestras casas’. Y el pueblo se inclinó y se prosternó (Ex. 12:27) .

Se toma en la mano la matzápartida y se dice:

Esta matzá que comemos, ¿por qué causa? Porque la masa de nuestros padres no tuvo tiempo de leudar antes que el Rey de los reyes de reyes, el Santo, bendito sea, Se les revelara y los redimiera. Como fuera dicho: Y cocieron tortas de matzá de la masa que habían sacado de Egipto, pues no fue leudada; pues habían sido expulsados de Egipto y no podían demorarse, ni tampoco habían preparado toda [otra] provisión (Ex. 12:39) .

Se toma el maror en la mano y se dice:

Este maror que comemos ¿por qué causa? Porque los egipcios amargaron la vida de nuestros padres en Egipto, como fuera dicho: Y amargaron sus vidas con duro trabajo, con mortero y con ladrillos y toda suerte de labor en el campo; todo su trabajo que ellos los hicieron trabajar con rigor (Ex. 1:14) .

En cada generación la persona está obligada a considerarse a sí misma como si ella hubiera salido de Egipto, como fuera dicho: Y dirás a tu hijo en ese día: ‘es por causa de esto que Adonai hizo conmigo cuando salí de Egipto’ (Pesajím 10:5) . El Santo, bendito sea, no solamente redimió a nuestros padres de Egipto, sino también a nosotros redimió junto con ellos, como fuera dicho: Es a nosotros a quien sacó de allí, para que pueda traernos y darnos la tierra que juró a nuestros padres (Deut. 6:23) .

Se cubre la matzá y se alza la copa.
La copa se sostiene en la mano hasta concluir la bendición “que nos redimió…”.

Por lo tanto es nuestro deber agradecer, loar, alabar, glorificar, ensalzar, adorar, bendecir, enaltecer y honrar a Aquél que realizó todos estos milagros para nuestros padres y para nosotros. Nos sacó de la esclavitud a la libertad, de la tristeza a la alegría, del duelo a la festividad, de la profunda oscuridad a la gran luz, y de la esclavitud a la redención. Por ello, entonemos ante El ¡Haleluiá — Alabad a Dios!

¡Haleluiá — alabad a Dios! Ofreced alabanza, servidores de Adonai; alabad el Nombre de Adonai. Que el Nombre de Adonai sea bendecido, de ahora y para toda la eternidad. Desde donde el sol sale hasta donde el sol se pone, es alabado el Nombre de Adonai. Alto por encima de todas las naciones es Adonai; Su gloria trasciende los cielos. ¡Quién es como Adonai nuestro Dios que mora en lo alto [y sin embargo] mira hacia tan bajo sobre el cielo y la tierra! El alza al pobre del polvo, levanta al menesteroso del muladar, para sentarlo con los nobles, con los nobles de Su pueblo. Transforma a la mujer estéril en una familia, en una jubilosa madre de hijos. ¡Haleluiá — alabad a Dios! (Salmo 113) .

Cuando Israel salió de Egipto, la Casa de Iaacov de un pueblo de lengua extranjera, Iehudá se convirtió en Su [pueblo] sagrado, Israel, Su dominio. El mar vio y huyó, el Jordán se volvió hacia atrás. Las montañas saltaron cual carneros, las colinas cual corderos jóvenes. ¿Qué te sucede, mar, que huyes; Jordán, que te vuelves hacia atrás; montañas, que saltáis como carneros; colinas, como corderos jóvenes? [Lo hacemos] ante el Amo, el Creador de la tierra, ante el Dios de Iaacov, que transforma la peña en un estanque de agua, el pedernal en un manantial de agua (Salmo 114) .

[Se vuelve a alzar la copa].

Bendito eres Tú, Adonai, nuestro Dios, Rey del universo, que nos redimió y redimió a nuestros padres de Egipto, y nos hizo posible llegar a esta noche para comer matzá y maror. En igual forma, Adonai, nuestro Dios y Dios de nuestros padres, permítenos llegar a otras efemérides y festividades que vendrán a nosotros en paz, con alegría en la reconstrucción de Tu ciudad, y con júbilo en Tu servicio [en el Beit HaMikdash]. Entonces comeremos de los sacrificios y de las ofrendas de Pesaj (en la conclusión del Shabat se dice: de las ofrendas de Pesaj y de los sacrificios) cuya sangre será salpicada sobre la pared de Tu altar para aceptación; y Te agradeceremos con una nueva canción por nuestra redención y por la salvación de nuestras almas. Bendito eres Tú, Adonai, que redimió a Israel.

Se recita la siguiente bendición, y se bebe la [segunda] copa, reclinado [hacia la izquierda]:

Barúj atá Adonái, Elohéinu Mélej haolám, boré prí hagáfen.

Bendito eres Tú, Adonai, nuestro Dios, Rey del universo, que crea el fruto de la vid.

Continuar con “LA HAGADÁ (SEGUNDA PARTE, MITZVOT ESPECIALES Y CENA FESTIVA)

Para continuar leyendo:

es.chabad.org/jewish/La-Hagad-Segunda-Parte-Mitzvot-Especiales-Y-Cena-Festiva.htm

Passover 2019 (Pesach) – What Is Passover? / Qué es Pesaj?

Passover 2019 will be celebrated from April 19-April 27

  • Passover 2019 will be celebrated from April 19 – April 27.
  • The first Seder will be on April 19 after nightfall, and the second Seder will be on April 20 after nightfall.
  • Passover is celebrated by eating matzah (unleaven bread) and maror (bitter herbs).
  • For the duration of the 8 (or 7 days in Israel) of Passover, chametz (leaven) is strictly avoided.

What Is Passover?

The eight-day festival of Passover is celebrated in the early spring, from the 15th through the 22nd of the Hebrew month of Nissan, April 19 – April 27, 2019. Passover (Pesach) commemorates the emancipation of the Israelites from slavery in ancient Egypt. Pesach is observed by avoiding leaven, and highlighted by the Seder meals that include four cups of wine, eating matzah and bitter herbs, and retelling the story of the Exodus.

In Hebrew it is known as Pesach (which means “to pass over”), because G‑d passed over the Jewish homes when killing the Egyptian firstborn on the very first Passover eve.

To read the full article:

chabad.org/passover/pesach

  • La Pascua 2019 se celebrará del 19 de abril al 27 de abril.
  • El primer Seder será el 19 de abril después del anochecer, y el segundo Seder será el 20 de abril después del anochecer.
  • La Pascua se celebra comiendo matzá (pan sin levadura) y maror (hierbas amargas).
    Durante la duración de los 8 (o 7 días en Israel) de la Pascua, se evita estrictamente el jametz (levadura).

El festival de ocho días de la Pascua se celebra a principios de la primavera, del 15 al 22 del mes hebreo de Nissan, del 19 de abril al 27 de abril de 2019. La Pascua (Pesaj) conmemora la emancipación de los israelitas de la esclavitud en el antiguo Egipto. . Pesaj se observa evitando la levadura, y se destaca por las comidas del Seder que incluyen cuatro copas de vino, comer matzá y hierbas amargas, y volver a contar la historia del Éxodo.

En hebreo se conoce como Pesaj (que significa “pasar por alto”), porque Di-s pasó por encima de las casas judías cuando mató al primogénito egipcio en la primera víspera de la Pesaj.

Después de muchas décadas de esclavitud a los faraones egipcios, durante los cuales los israelitas fueron sometidos a un trabajo agotador y horrores insoportables, Di-s vio la angustia de la gente y envió a Moisés a Faraón con un mensaje: “Envía a mi pueblo, para que puedan sírveme. ”Pero a pesar de las numerosas advertencias, el Faraón se negó a prestar atención al mandato de Di-s. Di-s entonces envió a Egipto diez plagas devastadoras, afligiéndolos y destruyendo todo, desde su ganado hasta sus cultivos.

A la medianoche del 15 de Nissan en el año 2448 desde su creación (1313 aC), en  la última de las diez plagas D-s paso a través de los  egipcios, matando a todos sus primogénitos. Mientras lo hacía, Di-s perdonó a los hijos de Israel, “pasando por alto” sus hogares, de ahí el nombre del día festivo. La resistencia del faraón se rompió, y prácticamente expulsó a sus antiguos esclavos de la tierra. Los israelitas salieron con tanta prisa, de hecho, que el pan que hornearon como provisiones para el camino no tuvo tiempo de levantarse. Seiscientos mil hombres adultos, además de muchas más mujeres y niños, salieron de Egipto ese día y comenzaron la caminata hacia el Monte Sinaí y su nacimiento como el pueblo elegido por Di-s.

En la antigüedad, la celebración de la Pascua incluía el sacrificio del cordero pascual, que se asaba y se comía en el Seder la primera noche de la festividad. Este fue el caso hasta que el Templo de Jerusalem fue destruido en el siglo primero.

La Pascua se divide en dos partes:

Los primeros dos días y los últimos dos días (el último que conmemora la división del Mar Rojo) son días festivos completos. Las velas  se encienden por la noche, y las comidas de días festivos y suntuosos se disfrutan tanto de día como de noche. No vamos a trabajar, conducir, escribir, encender o apagar dispositivos eléctricos. Se nos permite cocinar y llevar al aire libre.

Los cuatro días intermedios se denominan Chol Hamoed, semi- festivos “días intermedios”, cuando se permiten la mayoría de las formas de trabajo.

No Chametz

Para conmemorar el pan sin levadura que los israelitas comieron cuando salieron de Egipto, no comemos, ni siquiera conservamos en nuestro poder, ningún jametz desde el mediodía del día anterior a la Pascua hasta la finalización del feriado. Jametz significa grano fermentado: cualquier alimento o bebida que contenga incluso un rastro de trigo, cebada, centeno, avena, espelta o sus derivados, y que no esté protegido contra la fermentación o la fermentación. Esto incluye pan, pasteles, galletas, cereales, pastas y la mayoría de las bebidas alcohólicas. Además, se puede asumir que casi cualquier alimento o bebida procesada es jametz, a menos que se certifique lo contrario.

Liberar nuestras casas de jametz es un proceso intensivo. Se trata de una misión de búsqueda y destrucción de limpieza de primavera durante las semanas previas a la Pascua, y culmina con una búsqueda ceremonial de jametz la noche anterior a la Pascua, y luego se quema la ceremonia de la mañana antes del feriado. Los jametz que no se pueden eliminar se pueden vender a un no judío (y se pueden volver a comprar después).

Matzah

En lugar de jametz, comemos matzá, pan plano sin levadura. Es una mitzvá participar de matzá en las dos noches del Seder (ver más abajo para más información sobre esto), y durante el resto de las vacaciones es opcional.

 

Las seders

El punto culminante de la Pascua es el Seder, se observa en cada una de las dos primeras noches.

El Seder es una tradición familiar de quince pasos y un banquete lleno de rituales.

Los puntos focales del Seder son:

Comiendo matzá
Comer hierbas amargas: para conmemorar la amarga esclavitud sufrida por los israelitas.
Beber cuatro tazas de vino o jugo de uva, una bebida real para celebrar nuestra nueva libertad.
La recitación de la Hagadá, una liturgia que describe en detalle la historia del éxodo de Egipto. La Hagadá es el cumplimiento de la obligación bíblica de contar a nuestros hijos la historia del Éxodo en la noche de la Pascua. Comienza con un niño que hace las tradicionales “Cuatro preguntas”.

Un mensaje de Pascua

La Pascua, que celebra la serie más grande de milagros jamás experimentada en la historia, es un momento para llevar a la naturaleza a lo milagroso. ¿Pero cómo se logran los milagros? Tomemos nuestro ejemplo de la matzá. Plano y sin sabor, encarna la humildad. Al librarnos de los egos inflados, podemos aprovechar el pozo milagroso de la energía divina que todos tenemos dentro de nuestras almas.

 

 

Passover (Pesach) –  Retelling the Story of the Exodus.

Devarim – Deuteronomy – Chapter 6

20 If your son asks you in time to come, saying, “What are the testimonies, the statutes, and the ordinances, which the Lord our God has commanded you?” ככִּֽי־יִשְׁאָֽלְךָ֥ בִנְךָ֛ מָחָ֖ר לֵאמֹ֑ר מָ֣ה הָֽעֵדֹ֗ת וְהַֽחֻקִּים֙ וְהַמִּשְׁפָּטִ֔ים אֲשֶׁ֥ר צִוָּ֛ה יְהֹוָ֥ה אֱלֹהֵ֖ינוּ אֶתְכֶֽם:
21 You shall say to your son, “We were slaves to Pharaoh in Egypt, and the Lord took us out of Egypt with a strong hand. כאוְאָֽמַרְתָּ֣ לְבִנְךָ֔ עֲבָדִ֛ים הָיִ֥ינוּ לְפַרְעֹ֖ה בְּמִצְרָ֑יִם וַיֹּֽצִיאֵ֧נוּ יְהֹוָ֛ה מִמִּצְרַ֖יִם בְּיָ֥ד חֲזָקָֽה:
22 And the Lord gave signs and wonders, great and terrible, upon Egypt, upon Pharaoh, and upon all his household, before our eyes. כבוַיִּתֵּ֣ן יְהֹוָ֡ה אוֹתֹ֣ת וּ֠מֹֽפְתִ֠ים גְּדֹלִ֨ים וְרָעִ֧ים | בְּמִצְרַ֛יִם בְּפַרְעֹ֥ה וּבְכָל־בֵּית֖וֹ לְעֵינֵֽינוּ:
23 And he brought us out of there, in order that He might bring us and give us the land which He swore to our fathers. כגוְאוֹתָ֖נוּ הוֹצִ֣יא מִשָּׁ֑ם לְמַ֨עַן֙ הָבִ֣יא אֹתָ֔נוּ לָ֤תֶת לָ֨נוּ֙ אֶת־הָאָ֔רֶץ אֲשֶׁ֥ר נִשְׁבַּ֖ע לַֽאֲבֹתֵֽינוּ:
24 And the Lord commanded us to perform all these statutes, to fear the Lord, our God, for our good all the days, to keep us alive, as of this day. כדוַיְצַוֵּ֣נוּ יְהֹוָ֗ה לַֽעֲשׂוֹת֙ אֶת־כָּל־הַֽחֻקִּ֣ים הָאֵ֔לֶּה לְיִרְאָ֖ה אֶת־יְהֹוָ֣ה אֱלֹהֵ֑ינוּ לְט֥וֹב לָ֨נוּ֙ כָּל־הַיָּמִ֔ים לְחַיֹּתֵ֖נוּ כְּהַיּ֥וֹם הַזֶּֽה:
25 And it will be for our merit that we keep to observe all these commandments before the Lord, our God, as He has commanded us.” כהוּצְדָקָ֖ה תִּֽהְיֶה־לָּ֑נוּ כִּֽי־נִשְׁמֹ֨ר לַֽעֲשׂ֜וֹת אֶת־כָּל־הַמִּצְוָ֣ה הַזֹּ֗את לִפְנֵ֛י יְהֹוָ֥ה אֱלֹהֵ֖ינוּ כַּֽאֲשֶׁ֥ר צִוָּֽנוּ:

DEUTERONOMIO 6(20-25)

(20) Cuando mañana te pregunte tu hijo: “¿Qué significa los mandamientos, los estatutos y los preceptos que os impartió a vosotros el Eterno nuestro Dios?”,

(21) le dirás a tu hijo: “Fuimos siervos del faraón en Egipto y el Eterno nos libró de Egipto con mano poderosa,

(22) envió señales y obró prodigios funestos para Egipto, el faraón y toda su gente, ante nuestros ojos,

(23) pero a nosotros, nos sacó de allí para traernos aquí, con el fin de darnos esta tierra que a nuestros padres había jurado que daría.

(24) Y nos mandó el Eterno que cumpliéramos todas las leyes, temiendo al Eterno nuestro Dios, para nuestro bien, todos los días, para que nos mantuviéramos vivos como hasta hoy.

(25) Y tendremos justicia si observamos todos estos mandamientos ante el Eterno, nuestro Dios, como Él nos lo ordenó.

Shemot – Exodus – Chapter 12

26 And it will come to pass if your children say to you, What is this service to you? כווְהָיָ֕ה כִּי־יֹֽאמְר֥וּ אֲלֵיכֶ֖ם בְּנֵיכֶ֑ם מָ֛ה הָֽעֲבֹדָ֥ה הַזֹּ֖את לָכֶֽם:
27 you shall say, It is a Passover sacrifice to the Lord, for He passed over the houses of the children of Israel in Egypt when He smote the Egyptians, and He saved our houses. And the people kneeled and prostrated themselves. כזוַֽאֲמַרְתֶּ֡ם זֶֽבַח־פֶּ֨סַח ה֜וּא לַֽיהֹוָ֗ה אֲשֶׁ֣ר פָּ֠סַ֠ח עַל־בָּתֵּ֤י בְנֵֽי־יִשְׂרָאֵל֙ בְּמִצְרַ֔יִם בְּנָגְפּ֥וֹ אֶת־מִצְרַ֖יִם וְאֶת־בָּתֵּ֣ינוּ הִצִּ֑יל וַיִּקֹּ֥ד הָעָ֖ם וַיִּשְׁתַּֽחֲוֽוּ:

ÉXODO 12 (26-27)

(26) Y cuando os pregunten vuestros hijos: ¿Qué significa eso para vosotros?

(27) Les reponderéis: Sacrificio de Pascua es para el Eterno, que pasó de largo por las casas de los hijos de Israel en Egipto cuando hirió a los egipcios, quedando libradas nuestras casas”. Y se posterno el pueblo en reverencia.

Shemot – Exodus – Chapter 13

14 And it will come to pass if your son asks you in the future, saying, “What is this?” you shall say to him, “With a mighty hand did the Lord take us out of Egypt, out of the house of bondage. ידוְהָיָ֞ה כִּֽי־יִשְׁאָֽלְךָ֥ בִנְךָ֛ מָחָ֖ר לֵאמֹ֣ר מַה־זֹּ֑את וְאָֽמַרְתָּ֣ אֵלָ֔יו בְּחֹ֣זֶק יָ֗ד הֽוֹצִיאָ֧נוּ יְהֹוָ֛ה מִמִּצְרַ֖יִם מִבֵּ֥ית עֲבָדִֽים:

 

ÉXODO 13(14)

(14) Y cuando te pregunte mañana tu hijo: “¿Qué es esto?”, le contestarás: “Con mano vigorosa nos libró el Eterno de la casa de servidumbre, de Egipto.

Shemot – Exodus – Chapter 13 (6-7)

6 For seven days you shall eat unleavened cakes, and on the seventh day, there is a festival for the Lord. ושִׁבְעַ֥ת יָמִ֖ים תֹּאכַ֣ל מַצֹּ֑ת וּבַיּוֹם֙ הַשְּׁבִיעִ֔י חַ֖ג לַיהֹוָֽה:
7 Unleavened cakes shall be eaten during the seven days, and no leaven shall be seen of yours [in your possession], and no leavening shall be seen of yours throughout all of your borders. זמַצּוֹת֙ יֵֽאָכֵ֔ל אֵ֖ת שִׁבְעַ֣ת הַיָּמִ֑ים וְלֹא־יֵֽרָאֶ֨ה לְךָ֜ חָמֵ֗ץ וְלֹא־יֵֽרָאֶ֥ה לְךָ֛ שְׂאֹ֖ר בְּכָל־גְּבֻלֶֽךָ:
8 And you shall tell your son on that day, saying, “Because of this, the Lord did [this] for me when I went out of Egypt.” חוְהִגַּדְתָּ֣ לְבִנְךָ֔ בַּיּ֥וֹם הַה֖וּא לֵאמֹ֑ר בַּֽעֲב֣וּר זֶ֗ה עָשָׂ֤ה יְהֹוָה֙ לִ֔י בְּצֵאתִ֖י מִמִּצְרָֽיִם:

ÉXODO 13(6-8)

(6) Durante siete días comerás pan sin fermentar y en el día séptimo, harás fiesta al Eterno.

(7) El pan ázimo será durante los siete días y no será visto por ti pan leudado ni verás levadura alguna en todo tu hogar.

(8) Y le dirás a tu hijo ese día: ” Por eso me hizo el Eterno salir de Egipto”.

 

Shabbat HaGadol, “The Great Shabbat.”  / Shabbat HaGadol, “El Gran Shabat” – Comienzo de la Redención

War of the Egyptian Firstborn (1313 BCE)

In a communication to Moses on the 1st of Nissan — two weeks before the ExodusG‑dinstructed the Children of Israel that “On the tenth of this month, every man shall take a lamb for his family, one lamb for each household… It should be held in safekeeping until the 14th of this month; the entire community of Israel shall then slaughter their sacrifices in the afternoon. They shall take the blood and place it on the two doorposts and on the lintel… They shall eat the meat that night, roasted over fire, with matzahs and bitter herbs…” (this was the first Seder, held on the night the Jews left Egypt). “I will pass through Egypt on that night, and I will kill every firstborn in Egypt, man and beast… The blood will be a sign for you on the houses where you are staying; I will see the blood and pass over you — there will not be any deadly plague among you when I strike the land of Egypt.” (Exodus 12:3-13)

To real the full article:

chabad.org/library/jewish/War-of-the-Egyptian-Firstborn

El Shabat que precede a Pesaj es llamado Shabat HaGadol -el Gran Shabat. Existen muchas costumbres especiales relacionadas con este Shabat.
Israel celebró su primer Shabat HaGadol en Egipto, en el décimo día de Nisán, cinco días antes de su redención. En aquel Shabat, los Hijos de Israel recibieron su primera mitzvá (precepto) que rigió únicamente para ese momento y no para las futuras generaciones: En el décimo día de este mes [Nisán]… tomará cada uno un cordero por casa paterna, uno por familia… (Exodo 12:3). Esta mitzvá de preparar un cordero para el sacrificio de Pesaj cuatro días antes de realizar la ofrenda fue especificada sólo en relación con aquel primer Pesaj en Egipto, pero con respecto a los siguientes la Torá no nos ordena proceder de esta forma. Sin embargo, el pueblo de Israel la siguió cumpliendo, dedicando estos días al examen de sus corderos, verificando que no tuvieran ningún defecto que los pudiera invalidar para ser sacrificados.
Grandes milagros tuvieron lugar en favor de los Hijos de Israel en este primer Shabat HaGadol. En aquel día (…)

¿Por qué conmemoramos este milagro el Shabat anterior a Pesaj y no el 10 de Nisán, el día en que realmente ocurrió, tal como menciona la Torá (Exodo 12:3)? (…)

Para continuar leyendo el artículo:

jabad.org.ar//shabat-hagadol-el-comienzo-de-la-redencion

 

“Diles a los hijos de Israel: Éstas son las festividades sagradas a las que os convoca el Eterno”

Lévitico 23

23(1) Y el Eterno le dijo a Moisés: (2) “Diles a los hijos de Israel: Éstas son las festividades sagradas a las que os convoca el Eterno. (3) Seis días trabajarás pero el séptimo será el sábado (Shabbat, reposo), de estricto descanso y santa convocación. No harás trabajo alguno en él. Es sábado para el Eterno, en vuestras moradas. (4) Éstas son las fiestas sagradas a las que os convoca el Eterno, las que guardaréis en su tiempo. (5) En el mes primero (nisán), el día catorce, al caer el sol, Pascua (Pésaj) es para el Eterno. (6) Y el día quince del mismo mes es la festividad del pan ázimo para el Eterno. Durante siete días, comeréis pan sin levadura. (7) El primer día será de santa convocación: no haréis trabajo servil. (8) y brindaréis ofrendas ígneas al Eterno esos siete días. El día séptimo es de santa convocación. No haréis trabajo servil”. (9) Y le dijo el Eterno a Moisés: (10) “Diles a los hijos de Israel : Cuando lleguéis a la tierra que os prometio daros, recogeréis la cosecha y traeréis un ómer de los primeros frutos (primicias) al sacerdote. (11) Y él alzará ea ofrenda, balanceando ante el Eterno, para que sea acepta. Lo hará a la mañana siguiente del día de descanso. (12) Y ofreceréis ese día un cordero sin tacha, de un año, por holocausto al Eterno. (13) Y su ofrenda vegetal será de dos diezmos de harina de sémola amasada con aceite. Será ofrenda ígnea de olor grato al Eterno y su libación (nésej) de vino será de un cuarto de hin. (14)Y no comeréis pan leudado, ni grano tostado, ni espigas frescas hasta el día de la ofrenda a vuestro Dios. Será ley perpetua para vuestra posteridad en todas vuestras moradas. (15) Y contaréis siete semanas completas desde el día posterior al primer día de Pascua, o sea desde el día que trajisteis el ómer de la ofrenda alzada. (16) Al cumplirse cincuenta días, o sea el día siguiente del plazo de siete semanas, ofreceréis una nueva oblación al Eterno. (17) Para ello, sacareis de vuestra morada dos panes para ofrenda alzada en balanceo; serán cocidas con dos diezmos de harina de sémola con levadura. Serán primicias para el Eterno. (18) Y ofreceréis además del pan siete corderos sin mácula, de un año y un novillo y dos carneros que serán holocausto para el Eterno con la ofrenda vegetal y al libación. Será ofrenda ígnea de olor grato al Eterno. ((19) Y luego sacrificaréis un macho cabrío por expiación y dos corderos de un año por sacrificio pacífico. (20) Y el sacerdote los lazará, meciéndolos, sobre el pan de las primicias, como ofrenda alzada ante el Eterno; y los panes junto con los dos corderos consagrados al Eterno serán para los sacerdotes. (21) Y ese día será de santa convocación para vosotros, no haréis trabajo servil. Será ley para vosotros y vuestras posteridad en cualquier lugar donde vivirá. (22) Y en la época de la cosecha, no segará hasta el límite extremo del campo, ni recogerá las espigas sobrantes. Dejarás todo eso para el pobre y el forastero. Lo ordeno Yo, el Eterno, vuestro Dios”. (23) Y le dijo el Eterno a Moisés: (24) “Diles a los hijos de Israel: El día primero del mes (tishrí) será para vosotros día de descanso, de convocación santa y lo conmemoraréis al son de trompeta (de cuerno de carnero). (25) Ese día, no haréis trabajo servil y brindaréis al Eterno una ofrenda ígnea”. (26) Y le dijo el Eterno a Moisés: (27) “Y el día diez de ese mes séptimo será día de expiación(Yom Kipur), de santa convocación para vosotros. Ayunaréis y brindaréis una ofrenda ígnea al Eterno. (28) No haréis labor alguna ese día porque es día de expiación de vosotros al Eterno, vuestro Dios. (29) Quien no ayune ese día será extirpado de su pueblo. (30) Quien trabaje ese mismo día, lo borraré del seno de su pueblo. (31) No haréis pues labor alguna. Será estatuto por todas las generaciones, dondequiera que habitéis. (32) Será día de estricto descanso y ayunaréis a partir del crepúsculo vespertino del día nueve del mes y durará hasta el atardecer del día siguiente”. (33) Y le dijo el Eterno a Moisés: (34) “Diles a los hijos de Israel: El día quinto del mes séptimo será la festividad de las cabañas (Sucot) para el Eterno, que durará siete días. (35) El primer día será de santa convocación: no haréis trabajo servil. (36) Los siete días, brindaréis ofrenda ígneas al Eterno. Al octavo día, que será de santa convocación para vosotros, presentaréis ofrenda ignea al Eterno y no haréis trabajo servil. (37) Tales son las festividades del Eterno, de santa convocación, para brindar al Eterno una ofrenda ígnea, un holocausto, una ofrenda vegetal, un sacrificio de animal puro y libaciones, cada día lo que corresponde, (38) aparte de los sábados del Eterno, de vuestros presentes, de vuestros votos y de vuestras donaciones al Eterno. (39) Y el día quince del mes séptimo, al termino de la cosecha, celebraréis festividad al Eterno (la fiesta de las cabañas) durante siete días. El primero será de estricto descanso, como así mismo el día octavo. (40) Y tomaréis paras vosotros frutos de cidra (árbol cítrico), hojas de palma, ramas de mirto y de sauce del arroyo, y os regocijaréis ante el Eterno, vuetsro Dios durante siete días. (41) Será una fiesta al Eterno de siete días en el año. Ley eterna será para vosotros estas fiesta , para que la celebréis anualmente cada mes séptimo. (42) Viviréis en cabañas esos siete días. Cada nativo de Israel habitará en cabáñas, (43) para que vuestras generaciones sepan que hice habitar a los hijos de Israel en tiendas cuando los libré de la tierra de Egipto, Yo, el Eterno, vuestro Dios”. (44) Así, Moisés enseñó a los hijos de Israel las festividades del Eterno.

SHABBAT (Levíticos 23:1-4)

(FOTO – SHABBAT EN JERUSALEM)

PESAJ (Levíticos 4-5)

YOM KIPUR (Levítico 23: 26)

SUCCOT (Levíticos 23: 33-44)

(Levíticos 23: 6-8)

(Levíticos 23:9-14)

(Levítico 23:15-21)

(Levítico 23: 20-32)

 

Reflexión:

¿Acaso no sería de bendicion para nuestras familias, celebrar las Altas Fiestas que convoca el Eterno?

Leyes y Costumbres – Jabad

Shabat, 7 Abril, 2018

 22 Nisan, 5778

En el octavo día de la Pascua leemos Deuteronomio 15:19-16:17. Al igual que la lectura para el segundo día, enumera el ciclo anual de fiestas, sus celebraciones especiales, y las ofrendas que en estas ocasiones se presentaban en el Santo Templo en Jerusalén.
La conexión especial del Octavo Día con la redención futura se refleja en la Haftará (lectura de los Profetas) para el día de hoy – Isaías 10:32-12:06.

DEUTERONOMIO 15:19-16: 17

15 (19) Todo primerizo macho que nazca de tus vacadas y de tus rebaños, lo consagrarás al Eterno tu Dios. No harás trabajo alguno con tu buey primerizo, ni esquilarás el primerizo de tu rebaño. (20) Lo comerás ante el Eterno tu Dios cada año, con tu familia, en el lugar que escoja el Eterno. (21) Y si el animal tiene alguna tacha, vale decir, si es rengo, ciego o enfermo, no lo sacrificarás al Eterno tu Dios, (22) sino que lo comerás en tu ciudad (fuera del santuario). Pondrán comerlo tanto quien es puro como quien no lo es, como si el animal fuera gacela o ciervo. (23) En todo caso, no comerá la sangre sino que la verterá sobre la tierra como agua.

16(1) Guardarás el mes de Aviv (Nisán) y celebrarás la Pascua (Pesaj) al Eterno porque en el mes de Aviv, el Eterno te sacó de Egipto de noche. (2) Por lo tanto, brindarás el sacrificio pascual al Eterno tu Dios, de ovejas y vacas, en el lugar que escogerá el Eterno para establecer su nombre. (3) No comerás nada leudado. Durante siete días comerás pan ácimo, el pan de la pobreza porque saliste de la tierra de Egipto apresuradamente (sin tiempo para leudar), para que te acuerdes siempre del día en que saliste de la tierra de Egipto. (4) No se verá nada leudado dentro de tus límites durante siete días y no quedará hasta la mañana siguiente nada de la carne que sacrificarás a la tarde del primer día. (5) No podrás realizar el sacrificio pascual en las ciudades que te dio el Eterno tu Dios, (6) sino únicamente en el lugar que escogerá el Eterno tu Dios, para establecer Su nombre. Allí ofrecerás el sacrificio al atardecer, a la caída del sol, en el tiempo en que saliste de Egipto. (7) Asarás la carne y la comerás en el lugar que escogerá el Eterno tu Dios y a la mañana siguiente volverás a tus tiendas. (8) Durante seis días comerás pan ácimo y en el séptimo, os congregaréis ante el Eterno tu Dios. Ese día no trabajarás.

(9) Siete semanas has de comer, a partir del tiempo del comienzo de la cosecha del higo (El segundo día de Pascua). (10) Y observarás la festividad de las semanas (Shavuot, Pentecostés) ante el Eterno tu Dios con una ofrenda voluntaria de tu mano para que te bendiga el Eterno tu Dios. (11) Y te regocijarás ante el Eterno, tu Dios, con tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, el levita que mora en tu ciudad, el extranjero, el huérfano y al viuda que esté entre vosotros, en el lugar que escoja el Eterno tu Dios para establecer Su Nombre. (12) Y recordarás que siervo fuiste en Egipto, al cumplir tales preceptos.

(13) Celebrarás la festividad de las cabañas (Sucot) durante siete días, una vez recogido el producto de tu era y de tu lagar. (14) Te regocijarás en la celebración tú con tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, el levita, el forastero, el huérfano, y la viuda que mora contigo. (15) Durante siete días harás celebración al Eterno tu Dios en el lugar que Él escogerá porque el Eterno te bendecirá en todo cuanto hagas con tus manos. (16) Tres veces por año se presentarán todos los varones de tu pueblo ante el Eterno tu Dios en el lugar que escogerá: en la festividad del pan ácimo, en la de las semanas y en la de las cabañas, y no aparecerán ante el Eterno con las manos vacías. (17) Cada cual traerá lo que su mano le permite dar, conforme a la bendición que le dio el Eterno.

Isaías 10:32 En este mismo día, hará un altar en Nob (Nov) y agitará la mano amenazadoramente al monte de la hija de Sión, la colina de Jerusalén. (33) He aquí que el Señor, el Eterno de los Ejércitos, desgajará el ramaje con fuerza terrorífica; los altares de estatuas serán cortados y los arrogantes serán humillados. (34) Y Él talará los troncos del bosque con hierro. Y el Líbano caerá por mano de un poderoso.

11(1) Y saldrá un retoño de Isaí (Yíshaí) y un renuevo brotará de sus raíces. (2) El espíritu del Eterno depositará sobre él el espíritu de sabiduría y de la comprensión, del consejo y de la fortaleza, del conocimiento y del temor del Eterno. (3) Y el temor del Eterno será su deleite, no juzgará por la vista de sus ojos, ni decidirá por lo que oigan sus oídos (4) sino que con justicia juzgará al pobre y decidirá con equidad por los débiles de la tierra, herirá la tierra con la vara de su boca y con el aliento de sus labios matará al malvado. (5) La rectitud ceñirá sus lomos y la fidelidad ceñirá su cintura. (6) Y el lobo morará con el cordero, el leopardo se acostará con el cabrito y andarán juntos el becerro, el leoncillo y el cebón y los conducirá un niño. (7) La vaca y el oso comerán juntos; sus cachorros se acostarán juntos. Y el león comerá paja como el buey. (8) Y el niño lactante jugará en el agujero del áspid y el recién nacido pondrá la mano sobre la madriguera del basílico. (9) Ellos no lastimarán ni herirán en toda Mi santa montaña, porque la tierra estará llena del conocimiento del Eterno, como las aguas cubre el mar.

(10) Y ocurrirá en aquel día, que el renuevo de la raíz de Isaí será como bandera de los pueblos. A él acudirán las naciones y será como bandera de los pueblos. A él acudirán las naciones y será glorioso su lugar de descanso.

(11) Y sucederá en aquel día, que el Señor pondrá Su mano por segunda vez para recobrar los restos de Su pueblo que aun quedaran de Asiria, de Egipto y de Patros (Egipto meridional o Tibaida), de Cus (Cush, Etiopía), de Elam (Persia) y de Sinar (Shinar, Babilonia), de Hamat (Jamas, región al norte de Israel) y de las islas del mar. (12) Pondrá una bandera para las naciones y convocará a los dispersos de Israel, reunirá a los esparcidos de Judá, desde los cuatro rincones de la tierra. (13) También la envidia de Efraín se apartará y los que molesten a Judá serán cortados. Efraín no envidiará más a Judá y Judá no molestará más a Efraín. (14) Ambos volarán sobre el hombro de los filisteos en el oeste; juntos arruinarán a los hijos del oeste; extenderán su mano sobre Edom (Idumea) y Moab (Moav). Y los hijos de Amón les obedecerán. (15) Y el Eterno destruirá totalmente la lengua del mar egipcio. Y con Su viento abrasador, levantará Su mano sobre el río, lo partirá en siete arroyos y hará que los hombres lo pasen a pie enjuto. (16) Y habrá un camino real para el resto de Su pueblo que quedará de Asiria, como lo hubo para Israel en aquel día en que subió de la tierra de Egipto.

12(1) Y dirán en aquel día: “Yo te agradeceré, oh Eterno, porque aunque Tu ira fuera contra mí, Tu ira se ha apartado y me estás consolando. (2) He aquí que Dios es mi salvación. Confiaré en Él y no temeré, porque Dios el Eterno es mi fortaleza; mi canto es a Él y Él  se ha tornado en mi salvación. (3) Por tanto, con alegría sacaréis agua de los pozos de la salvación. (4) Y en aquel día, diréis:”Agradeced al Eterno, proclamad Su nombre, declarad Sus obras entre los pueblos, decid que Su nombre es exaltado. (5) Cantad al Eterno, porque ha obrado con gloria; que eso sea conocido por toda la tierra. (6) Gritad fuerte, moradores de Sión, porque grande es el Santo de Israel en medio de ti”.

Mañana es el octavo día de la cuenta de Omer. Puesto que, por el calendario judío, el día comienza en el anochecer de la tarde anterior, contamos el omer correspondiente a mañana esta noche, después del anochecer: Hoy es ocho días, que son una semana y un día, del Omer. “(Si usted se olvido la cuenta esta noche, puede contar el Omer durante todo el día siguiente, pero sin la bendición correspondiente).

Los 49 días de la Cuenta del Omer, recuerdan la travesía espiritual de siete semanas hecha por nuestros antepasados desde la salida de Egipto hasta el Monte Sinaí. Cada noche recitamos una bendición especial y contamos los días y las semanas que han pasado de la Cuenta del Omer; el día cincuenta es Shavuot, la festividad en la cual celebramos la entrega de la Torá.

La Sefirá de esta noche es: Jesed shebe Gevura – – “Bondad en fuerza”

Las enseñanzas de cabala explican que hay siete “Atributos Divinos”Sefirot – los cuales Di-s asume para relacionarse con nuestra existencia:

Jesed, Guevura, Tiferet, Netzaj, Hod, Iesod y Maljut (“Amor”, “fuerza”, “belleza”, “victoria”, “esplendor”, “fundación” y “soberanía”).

En el ser humano, creado a la imagen Divina, las siete sefirot se reflejan en las siete “cualidades emocionales del alma humana: Amabilidad, autocontrol, armonía, ambición, humildad, conexión y receptividad. Cada una de las siete cualidades contiene elementos de las otras siete–es decir, “amabilidad en amabilidad”, “alojamiento en amabilidad, “armonía en amabilidad”, el etc. –creando un total de 49 rasgos. La cuenta del Omer de 49 días es un proceso de 49 pasos hacia la auto-refinación, con cada día dedicado a la “rectificación” y a la perfección de una de las 49 “sefirot“.

SALMO 106

(1) ¡Aleluya! Alabad al Eterno, porque Él es benevolente, Su misericordia perdura por siempre. (2) ¿Quien puede expresar las portentosas acciones del Eterno o hacer oír toda Su alabanza? (3) Felices son los que aguardan justicia y proceden con rectitud en todo tiempo. (4) Acuérdate de mí, oh Eterno, cuando favorezcas a Tu pueblo. Piensa en mí, en la salvación de Tu parte, (5) para que yo pueda contemplar la prosperidad de tus elegidos y regocijarme en la alegría de Tu nación y gloriarme con Tu herencia. (6) hemos pecado con nuestros padres. Hemos obrado con iniquidad. Nos hemos comportado con maldad. (7) Nuestros padres en Egipto no prestaron atención a Tus maravillas. No se acordaron de la multitud de Tus compasiones, sino que fueron rebeldes en el mar, en el mar Rojo (Suf). (8) Sin embargo , Él los salvó, por consideración a Su nombre, para que Su inmenso poder fuese conocido. (9) Reprendió al Mar Rojo, que se secó, y los condujo por las profundidades, como si fuera por un desierto. (10) Y los salvó de la mano de los que les odiaban, y los libro de la mano del enemigo. (11) Y las aguas cubrieron a sus adversarios. No quedó ninguno de ellos. (12) Entonces ellos creyeron en Sus palabras y Le cantaron alabanzas. (13) Mas pronto olvidaron Sus prodigios. No esperaron Su consejo, (14) sino que ansiaron demasiadas cosas en el desierto y pusieron a prueba a Dios allí. (15) Y Él les dio lo que Le había pedido, pero envió flaqueza a sus almas. (16) También tuvieron envidia de Moisés en el campamento, y de Aarón, el consagrado al Eterno. (17) Se abrió la tierra y se tragó a Datan, y cubrió la compañía de Abiram (Aviram). (18) El fuego también se encendió en medio de ellos, y la llama consumió a los inicuos. (19) Hicieron un becerro en Horeb (Jórev), y adoraron una imagen fundida. (20) De tal modo cambiaron Su gloria por la semejanza de un buey que come hierba. (21) Olvidaron a Dios su salvador, que había hecho tan grandes cosas en Egipto, (22) obras prodigiosas en la tierra de Cam, y cosas terribles junto al mar Rojo. (23) Dijo entonces que los destruiría, y si no hubiese intercedido Moisés Su escogido ante Él en la brecha para aplacar Su ira, Él los habría destruido. (24) Además, se burlaron de la tierra deseada, y no creyeron en Su palabra. (25) Y murmuraron en sus tiendas, y no escucharon la voz del Eterno. (26) Por lo tanto, Él juro, con respecto a ellos, que os derribaría en el desierto, (27) y que arrojaría su simiente entre las naciones, y los dispersaría en las tierras. (28) Además, se allegaron a Baal peor y comieron los sacrificios de los muertos. (29) Así le provocaron con Sus actos, y estalló la plaga entre ellos. (30) Entonces se levantó Fineas (Pinjas) y ejecutó juicio, y así se detuvo la plaga. (31) Y eso fue considerado justicia, de generación en generación, para siempre. (32) Le airaron también en las aguas de Meribá, y le fue mal a Moisés a causa de ellos. (33) Porque amargaron su espíritu, y habló con rudeza. (34) Ellos no destruyeron a los pueblos, como les había ordenado el Eterno, (35) sino que se mezclaron con las naciones, y aprendieron sus obras, (36) Sirvieron a sus ídolos, que se convirtieron en trampa para ellos. (37) Sí, sacrificaron a sus hijos y a sus hijos a los demonios, (38) Y derramaron sangre inocente, o sea la sangre de sus hijos y de sus hijas, a quienes sacrificaron a los ídolos de Canaán. Y la tierra quedó con sangre. (39) De tal manera se contaminaron con sus obras y se descarriaron en sus acciones. (40) Por lo tanto se encendió la ira del Eterno contra Su pueblo, y Él aborreció Su heredad. (41) Y Él los entregó  en las manos de las naciones, y los que les odiaban gobernaron sobre ellos. (42)Sus enemigos también los oprimieron, y fueron dominados dijo su mano. (43) Muchas veces Él los entregó, pero ellos siguieron rebeldes y se hundieron aún más en sus iniquidades. (44) Sin embargo, Él reparó en sus aflicciones cuando escuchó su clamor. (45) Se acordó de Su Pacto y se arrepintió conforme a la multitud de Sus compasiones. (46) Hizo que fuesen compadecidos los que fueron llevados en cautiverio. (47) Sálvanos, oh Eterno, Dios nuestro, y reúnenos de entre las naciones, para que alabemos Tu santo Nombre y triunfemos alabándote. (48) Bendito sea el Eterno, Dios de Israel, desde la eternidad hasta la eternidad, y diga todo el pueblo: “Amén. Aleluya”.

SALMO 107

(1) “Alabad al Eterno, porque es benevolente y Su misericordia perdura para siempre”. (2) Así digan los redimidos del Eterno, a quienes Él libró de la mano del adversario, (3) y reunió de las tierras, desde el oriente hasta el occidente, y desde el norte, y desde el mar. (4) Vagaron por el desierto donde nada había. No encontraron morada alguna. (5) Hambrientos y sedientos, sus almas desfallecieron. (6) Entonces clamaron al Eterno en medio de sus tribulaciones, y Él los libró de sus apreturas. (7) Y los condujo  por un camino derecho, para que pudieran ir a una ciudad habitada. (8) Alaben ellos al Eterno por Su misericordia y Sus  obras maravillosas para con los hijos de hombre, (9) porque satisfizo el alma ansiosa, y al alma ambienta Él la llenó de bien. (10) Estaban sentados en tinieblas y en las sombras de la muerte, cautivos por la aflicción y por hierros, (11) porque se habían rebelado contra las palabras De Dios y habían desoído el consejo del Altísimo. (12) Por lo tanto Él humilló el corazón de ellos con trabajos. Tropezaron y no hubo quien los ayudara. (13) Clamaron al Eterno en medio de sus padecimientos, y Él los salvó, (14) Sacándolos de las tinieblas y de la sombra de la muerte y rompiendo sus cadenas. (15) Alaben ellos al Eterno por Su misericordia y por Sus obras maravillosas para con los hijos de hombre, (16) porque Él rompió los portones de bronce y cortó las barras de hierro aprisionadoras. (17) Enloquecidos por el camino de sus transgresiones, y afligidos a causa de sus iniquidades, (18) sus almas aborrecían toda clase de alimento, y se acercaban a los portones de la muerte. (19) Clamaron pues al Eterno en medio de sus tribulaciones, y Él los salvó. (20) Envió Su palabra y los sanó, y los libró de sus tumbas. (21) Alaben ellos al Eterno por Su misericordia y por sus obras maravillosas para los hijos de los hombres, (22) y ofrezcan los sacrificios de la alabanza, y declaren Sus obras cantando. (23) Los que bajan al mar en barcos, los que trafican en las grandes aguas, (24) vieron las obras del Eterno, y sus maravillas en las profundidades. (25) Porque Él ordena, y se levanta el viento tormentoso que levanta las olas. (26) las que ascienden al cielo y bajan a los abismos. Su alma se derrite por causa del mal. (27) Van de un lado a otro y tambalean como borracho, y toda su sabiduría es tragada. (28) Claman (los marinos) al Eterno en su aflicción, y Él los saca de apreturas. (29) Aquieta la tormenta, de manera que las olas se aplacan. (30) Entonces se alegran porque las olas se aquietaron, y Él los conduce a su deseado puerto. (31) Alaben al Eterno por Su misericordia y por Sus obras maravillosas para con los hijos de hombres. (32) Exáltenle también ante la congregación del pueblo, y alábenle en el consejo de los ancianos. (33) Él convierte los ríos en un desierto, y los manantiales en tierra sedienta, (34) y una tierra fructífera en un erial salitroso, por la maldad de quienes moran allí. (35) Torna un desierto en un estanque de agua, y una tierra seca en manantial, (36) y allí hace recibir al hambriento, y establecen una ciudad para habitar, (37) y siembran los campos, y plantan viñedos, que rinden frutos abundantes. (38) Él también los bendice, de modo que se multiplican en gran manera, y no tolera que su ganado decrezca. (39) Y otra vez son disminuidos y abatidos, a causa de la opresión del mal y de los padecimientos. (40)Él derrama desprecio sobre príncipes, y hace que vaguen en el desierto sin camino. (41) Pero levanta al necesitado de la miseria y hace que su familia sea como un rebaño. (42) Lo ve el recto y se alegra, y toda la iniquidad cierra su boca. (43) El que sea sensato observe estas cosas, y considere las compasiones del Eterno.

El Tania del Día

Likutei Amarim, en medio de Capítulo 41

El Tania es una exposición filosófico-cabalista que enseña al hombre a aproximarse a su Creador

Likutei Amarim, en medio de Capítulo 41

Pero la unión de la propia alma [del individuo] con la luz de Di-s, y su absorción dentro de ésta, volviéndolos uno — esto es lo que todo hombre de Israel desea con absoluta y completa sinceridad, con todo su corazón y con toda su alma, en virtud del amor natural oculto en el corazón de cada judío para aferrarse a Di-s y no desunirse, escindirse o separarse, Di-s libre, de Su bendita Unidad y Unicidad bajo ninguna circunstancia, aun a costa de su vida misma. La ocupación en la Torá y los mandamientos y la plegaria es también cuestión de entrega real del alma, al igual que cuando abandona el cuerpo al cabo de setenta años, pues [en ese momento] ya no piensa en las necesidades corpóreas, sino que su pensamiento está unido con, e investido en, las letras de la Torá y la plegaria, que son la palabra y el pensamiento de Di-s, y ellos se vuelven realmente uno. Esta es [también] toda la ocupación de las almas en el Jardín del Edén, como se afirma en la Guemará y en el Zohar, con la diferencia de que allí ellas se deleitan en su captación de la luz de Di-s y su absorción dentro de ella.

Es por ello que fue ordenado [por los Hombres de la Magna Asamblea] recitar al comienzo de las bendiciones de la mañana, antes de la oración, “Di-s mío, el alma [que Tú pusiste dentro de mí es pura]… Tú la soplaste [dentro de mí] y Tú eventualmente la tomarás de mí…”. Es decir: En vista de que Tú la soplaste dentro de mí y Tú eventualmente la tomarás de mí, por eso yo, desde ahora mismo, Te la entrego y devuelvo a Ti, para unirla con Tu Unicidad, como está escrito: “A Ti, Oh Di-s, alzo mi alma” [a fin de unirla con Di-s], o sea, a través de la ligazón de mi pensamiento con Tu pensamiento, y de mi habla con Tu habla, por medio de las letras de la Torá y la plegaria [que pronuncio]; y, especialmente, cuando uno habla a Di-s en segunda persona, como [en la frase] “Bendito eres Tú” y similares.

FUENTES:

https://es.chabad.org/calendar/view/day.htm

LA BIBLIA

HEBREO – ESPAÑOL

Versión Castellana

Conforme a la tradición judía

Por Moisés Katznelson

Imágenes: Google