Chabad Synagogue – San Diego

One Dead, Three Injured in Shooting at Chabad Synagogue Near San Diego

Rabbi and two others hospitalized; 19-year-old is in custody

April 27, 2019 7:41 PM

Updated 4/28/19 8:15 a.m. EST

A gunman walked into a Chabad-Lubavitch center outside San Diego during services on the last day of Passover on Saturday morning and opened fire, killing one person and injuring three. The suspect, John Earnest, a 19-year-old white male from San Diego, is in custody.

Around 11:30 a.m., as the congregation had been listening to the biblical verses describing the observance of Passover, the service was abruptly interrupted by gunshots. Once, twice, they rang out from the lobby, fatally striking Lori Gilbert-Kaye, 60, of Poway and grievously injuring the synagogue’s rabbi, Yisroel Goldstein, who later required surgery on both hands. Six more shots then rang out, injuring 8-year-old Noya Dahan and her uncle, 34-year-old Almog Peretz of Sderot, Israel, who suffered a gunshot wound to the leg as he led his niece and a group of children to safety.

To read the full article:

chabad.org/jewish/One-Dead-Three-Injured-in-Shooting-at-Chabad-Synagogue-Near-San-Diego

Actualizado 28/04/19 8:15 a.m. EST

Un hombre armado entró en un centro de Jabad Lubavitch en las afueras de San Diego durante los servicios del último día de Pascua el sábado por la mañana y abrió fuego, matando a una persona e hiriendo a tres. El sospechoso, John Earnest, un hombre blanco de 19 años de San Diego, está bajo custodia.

Alrededor de las 11:30 a.m., cuando la congregación había estado escuchando los versículos bíblicos que describen la observancia de la Pascua, el servicio fue interrumpido abruptamente por disparos. Una vez, dos veces, salieron del vestíbulo, golpeando fatalmente a Lori Gilbert-Kaye, de 60 años, de Poway e hiriendo gravemente al rabino de la sinagoga, Yisroel Goldstein, quien más tarde requirió cirugía en ambas manos. Luego, se escucharon seis disparos más, hiriendo a Noya Dahan, de 8 años, y a su tío, Almog Peretz, de 34 años, de Sderot, Israel, quien sufrió una herida de bala en la pierna mientras conducía a su sobrina y un grupo de niños a la seguridad.

Cuando el terrorista se detuvo para recargar, un veterano militar de Chabad y de los Estados Unidos lo apresuró heroicamente. Cuando el tirador huyó, un oficial fuera de servicio de la Patrulla Fronteriza disparó y golpeó el vehículo del tirador cuatro veces.

La policía evacuó a los feligreses a un edificio cercano y comenzó a localizar a los heridos. Pero antes de permitir que lo llevaran al hospital, Goldstein se dirigió a su congregación y habló. Hizo referencia a un pasaje de la Hagadá, leído en el Seder de la Pascua: “No solo uno se ha levantado contra nosotros para destruirnos, sino que en cada generación se levantan contra nosotros para destruirnos; y el Santo, bendito sea Él, nos salva de sus manos ”. Continuó hablando sobre permanecer fuerte ante la adversidad y el odio.

El miembro de la congregación Minoo Anvari, cuyo esposo fue testigo del tiroteo, dijo que el rabino pidió la unidad y oró por la paz incluso después de recibir un disparo. “El rabino dijo: ‘Estamos unidos'”, relató Anvari, un refugiado de Irán.

“Él oró por la paz”, dijo Anvari. “Incluso a pesar de estar herido, se negó a ir al hospital hasta que habló. Y terminó su discurso y luego salió de la sinagoga “.

Goldstein, que es originario del vecindario Crown Heights de Brooklyn, Nueva York, también es un capellán judío del departamento del alguacil de San Diego. Goldstein ha sido descrito como “hablador, cálido y amable” por los miembros de la comunidad del sur de California.

Anvari dijo que su esposo le dijo que el tirador estaba gritando y maldiciendo cuando abrió fuego.

Según un testigo, el rabino herido trató de calmar al pistolero y a los miembros de la congregación.

Vaus dijo que la congregación fue atacada por “alguien con odio en su corazón … hacia nuestra comunidad judía y que simplemente no se mantendrá”. La congregación “tomó la seguridad muy en serio”, dijo.

“I also understand from folks on the scene that this shooter was engaged by people in the congregation and those brave people certainly prevented this from being a much worse tragedy,” Vaus told reporters.

“También entiendo que personas valientes de la copngregación, ciertamente evitaron que esto fuera una tragedia mucho peor”, dijo Vaus a los periodistas.

Una oración especial en el servicio de Yizkor

Esa misma tarde, la policía permitió que los feligreses se reagruparan en la casa cercana del rabino Mendel Goldstein, donde concluyeron las oraciones. El servicio incluyó a Yizkor, en el cual se recuerdan las almas de los seres queridos difuntos. Habiendo sido informados de que Gilbert-Kaye había sucumbido, dijeron una oración especial por su alma.

Siguiendo la costumbre jasídica, cuando el día llegó a su fin, se sentaron para una comida festiva conocida como la comida del Moshiach, que incluía cantos y bailes alegres. El alcalde de Poway, Steve Vaus, se unió a ellos, junto con otros invitados.

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump y otros ofrecieron pensamientos, oraciones y condolencias después del ataque.

“Ante el odio sin sentido, nos comprometemos a vivir orgullosamente como judíos en este país glorioso”, dijo el rabino Yonah Fradkin, director ejecutivo de Chabad del condado de San Diego. “Creemos firmemente que el amor es exponencialmente más poderoso que el odio. Estamos profundamente conmovidos por la pérdida de una verdadera mujer de valor, Lori Kaye, que perdió su vida únicamente por vivir como judía “.

La mayoría de las sinagogas en todo el país aumentaron la seguridad después de que un hombre armado abrió fuego dentro de la sinagoga Árbol de la Vida de Pittsburgh el 27 de octubre, matando a 11 personas.

Al enterarse del ataque, hubo llamadas a oraciones (Salmo 20), caridad y actos de bondad para una recuperación completa y rápida de los heridos, incluido el rabino, Yisroel ben Chana Priva. Los nombres hebreos de Noya Dahan y Almog Peretz se publicarán cuando estén disponibles.

Tehillim – Psalms – Chapter 20

1 For the conductor, a song of David. אלַֽמְנַצֵּ֗חַ מִזְמ֥וֹר לְדָוִֽד:
2 May the Lord answer you on a day of distress; may the name of the God of Jacob fortify you. ביַֽעַנְךָ֣ יְ֖הֹוָה בְּי֣וֹם צָרָ֑ה יְ֜שַׂגֶּבְךָ֗ שֵׁ֚ם | אֱלֹהֵ֬י יַֽעֲקֹֽב:
3 May He send your aid from His sanctuary, and may He support you from Zion. גיִשְׁלַ֣ח עֶזְרְךָ֣ מִקֹּ֑דֶשׁ וּ֜מִצִּיּ֗וֹן יִסְעָדֶֽךָּ:
4 May He remember all your meal offerings and may He accept your fat burnt offerings forever. דיִזְכֹּ֥ר כָּל־מִנְחֹתֶ֑יךָ וְ֜עוֹלָֽתְךָ֗ יְדַשְּׁנֶ֣ה סֶּֽלָה:
5 May He give you as your heart [desires], and may He fulfill all your counsel. היִֽתֶּן־לְךָ֥ כִלְבָבֶ֑ךָ וְֽכָל־עֲצָֽתְךָ֥ יְמַלֵּֽא:
6 Let us sing praises for your salvation, and let us assemble in the name of our God; may the Lord fulfill all your requests. ונְרַ֚נְּנָ֨ה | בִּ֘ישׁ֚וּעָתֶ֗ךָ וּבְשֵׁם־אֱלֹהֵ֥ינוּ נִדְגֹּ֑ל יְמַלֵּ֥א יְ֜הֹוָ֗ה כָּל־מִשְׁאֲלוֹתֶֽיךָ:
7 Now I know that the Lord saved His anointed; He answered him from His holy heavens; with the mighty acts of salvation from His right hand. זעַתָּ֚ה יָדַ֗עְתִּי כִּ֚י הוֹשִׁ֥יעַ | יְהֹוָ֗ה מְשִׁ֫יח֥וֹ יַֽ֖עֲנֵהוּ מִשְּׁמֵ֣י קָדְשׁ֑וֹ בִּ֜גְבוּר֗וֹת יֵ֣שַׁע יְמִינֽוֹ:
8 These trust in chariots and these in horses, but we-we mention the name of the Lord our God. חאֵ֣לֶּה בָ֖רֶכֶב וְאֵ֣לֶּה בַסּוּסִ֑ים וַֽאֲנַ֓חְנוּ | בְּשֵׁם־יְהֹוָ֖ה אֱלֹהֵ֣ינוּ נַזְכִּֽיר:
9 They kneel and fall, but we rise and gain strength. טהֵמָּה כָּֽרְע֣וּ וְנָפָ֑לוּ וַֽאֲנַ֥חְנוּ קַּ֜֗מְנוּ וַנִּתְעוֹדָֽד:
10 O Lord, save [us]; may the King answer us on the day we call. ייְהֹוָ֥ה הוֹשִׁ֑יעָה הַ֜מֶּ֗לֶךְ יַֽעֲנֵ֥נוּ בְיֽוֹם־קָרְאֵֽנוּ:

LOS SALMOS 20

(1) Para el director del coro. Salmos de David.

(2) Que te oiga el Eterno en el día de tribulación. Que te engrandezca el Nombre del Dios de Jacob (Yaacov).

(3) Que te envíe ayuda desde el Santuario y desde Sión te sustente.

(4) Que reciba el memorial de todos tus ofrendas y acepte el sebo de tus holocaustos.

(5) Que te dé conforme a tu propio corazón, y cumpla todos tus propósitos.

(6) Nosotros aclamaremos regocijados tu victoria , y en el NOmb re de nuestro Dios alzaremos nuestros estandartes. Cumpla el Eterno todas tus peticiones.

(7) Ahora sé que el Eterno salva a Su ungido. Le responderá desde Su santo cielo, con las poderosas acciones de su mano derecha salvadora.

(8) Algunos confían en carros de guerra, y algunos en caballos, pero nosotros mencionaremos el Nombre del Eterno nuestro Dios.

(9) Se han doblado y han caído, pero, nosotros nos hemos levantado y permanecemos firmes.

(10) ¡Salva, oh Eterno! Respóndanos el Rey en el día en que le llamemos.

Hundreds gather for vigil near targeted California synagogue / Cientos de personas se reúnen para la vigilia cerca de la Sinagoga de California

Vigilia celebrada fuera del árbol de la vida de Pittsburgh para víctimas de disparos en Poway.

El lunes por la tarde se llevará a cabo una vigilia en San Diego que conmemora a las víctimas del ataque de tiro sinagoga de Poway, que conmemora a Lori Gilbert Kaye, una adoradora que perdió su vida durante el ataque en la sinagoga de la mañana del sábado.

Today, 7:30 am

Hundreds gather for vigil near targeted California synagogue

Leaders ask community members to do acts of kindness to remember Lori Gilbert-Kaye, 60, a longtime member of Chabad Poway who was killed in Saturday’s attack

Hundreds of people gathered Sunday night at a park for a vigil to honor the victims of an attack on a synagogue the day before.

People at the community park near Chabad synagogue in Poway held candles and listened to prayers in Hebrew.

Leaders asked community members to do acts of kindness to remember Lori Gilbert-Kaye, 60, a longtime member of the synagogue who was killed in Saturday’s attack.

To read the full article:

.timesofisrael.com/hundreds-gather-for-vigil-near-targeted-california-synagogue

Cientos de personas se reúnen para una vigilia cerca de la sinagoga de California.

Los líderes les piden a los miembros de la comunidad que hagan actos de bondad para recordar a Lori Gilbert-Kaye, de 60 años, miembro de Chabad Poway que murió en el ataque del sábado.

Cientos de personas se reunieron el domingo por la noche en un parque para una vigilia en honor a las víctimas de un ataque a una sinagoga el día anterior.

La gente en el parque comunitario cerca de la sinagoga de Jabad en Poway sostuvo velas y escuchó las oraciones en hebreo.

Los líderes pidieron a los miembros de la comunidad que hicieran actos de bondad para recordar a Lori Gilbert-Kaye, de 60 años, miembro de la sinagoga que fue asesinada en el ataque del sábado.

El alcalde Steve Vaus dijo que apoyaría a la comunidad, y el rabino Yisroel Goldstein, quien recibió un disparo en el ataque, dijo que ver a la multitud reunirse fue un consuelo.

“Lo que nos pasó, nos pasó a todos”, dijo Goldstein.

Goldstein, Noya Dahan, de 8 años, y su tío de 34 años, Almog Peretz, resultaron heridos cuando un hombre armado irrumpió en la sinagoga y abrió fuego cuando unas 100 personas adoraban en el interior.

La policía identificó al tirador como John Earnest, de 19 años, quien había publicado en internet comentarios anti-judíos justo antes del tiroteo y afirmó que estaba detrás del incendio de una mezquita en el área semanas antes.

Según los registros del Departamento del Alguacil del Condado de San Diego, Earnest enfrenta un cargo de asesinato y tres de intento de asesinato, y comparecerá ante un juez que será acusado formalmente el 1 de mayo.

A los seis meses del día después de que un supremacista blanco matara a 11 personas en una sinagoga de Pittsburgh, el ataque planteó nuevas preguntas sobre un aumento nacional en el antisemitismo y en los delitos de odio en general, y sobre la respuesta a menudo polémica del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Los grupos de derechos humanos dicen que los últimos años han visto el mayor aumento de incidentes antisemitas en décadas, mientras que algunos críticos dicen que la retórica de Trump ha tenido un papel importante.

For veteran Israeli medic, a California ‘heaven’ shattered by familiar bloodshed

Magen David Adom’s Shimon Abitbul traveled to Poway for his grandson’s bris. When he went to synagogue on Shabbat, he endured something he never thought possible in America

WASHINGTON — Shimon Abitbul is no stranger to bloodshed.

A deputy director for the Israeli Magen David Adom ambulance service, Abitbul has served as a paramedic in some of the country’s deadliest conflicts. Most notably, he was the rescue service’s station chief in Kiryat Shmona, his hometown on Israel’s northern border, which was battered by Hezbollah rockets during the Second Lebanon War in 2006.

But on Saturday, Abitbul witnessed a kind of violence far more unexpected and disturbing, he said, than anything he’s encountered before.

He was attending morning services at Chabad of Poway with two of his grandchildren and his son-in-law when a man entered the sanctuary and opened fire.

Lori Gilbert-Kaye, 60, was killed, and eight-year-old Noya Dahan and her 34-year-old uncle Almog Peretz were injured.
Earlier that week, Abitbul, 60, was in that same synagogue for the bris (circumcision) of his youngest grandson — whose birth had brought him out to California.
To read the full article:

Para el veterano médico israelí, el “cielo” de California destrozado por un derramamiento de sangre familiar

Shimon Abitbul de Magen David Adom viajó a Poway para el bris de su nieto. Cuando fue a la sinagoga en Shabat, vivió algo que nunca pensó posible en América.

WASHINGTON – Shimon Abitbul no es ajeno al derramamiento de sangre.

Abitbul, subdirector del servicio de ambulancias israelí Magen David Adom, ha servido como paramédico en algunos de los conflictos más mortíferos del país. En particular, fue el jefe de la estación de servicio de rescate en Kiryat Shmona, su ciudad natal en la frontera norte de Israel, que fue golpeada por los cohetes de Hezbolá durante la Segunda Guerra del Líbano en 2006.

Pero el sábado, Abitbul fue testigo de un tipo de violencia mucho más inesperada e inquietante, dijo, que cualquier otra cosa que haya visto antes.

Asistía a los servicios matutinos en Chabad de Poway con dos de sus nietos y su yerno cuando un hombre entró al santuario y abrió fuego.
Lori Gilbert-Kaye, de 60 años, fue asesinada, y Noya Dahan, de ocho años, y su tío Almog Peretz, de 34 años, resultaron heridos.

A principios de esa semana, Abitbul, de 60 años, estaba en la misma sinagoga para el bris (circuncisión) de su nieto más joven, cuyo nacimiento lo había llevado a California.

La hija de Abitbul ha vivido en el suburbio de Poway, unida de San Diego, durante seis años, dijo. Él viene a verla al menos dos veces al año.

Abitbul dijo que Poway era como un segundo hogar, pero donde a menudo se siente más seguro que en Kiryat Shmona, que se encuentra en la frontera con el Líbano, cuyo grupo terrorista Hezbolá se ha comprometido a destruir el estado judío.

“Vengo de Israel, sé lo que es una situación de seguridad”, dijo Abitbul. “Cuando vengo aquí, me siento como el cielo”.

Hasta que el cielo fue secuestrado.

Abitbul fue con su nieta de cinco años, su nieto de dos años y su yerno a los servicios matutinos de Shabbat este fin de semana, que también tuvieron lugar el último día de la Pascua. Después de una hora y media de servicio, Abitbul le dijo a The Times of Israel, su inquieto nieto quería salir a jugar.

Tomó al niño y lo guió fuera del templo, hacia un área de recepción trasera. Unos segundos después de que entraron en esa habitación, escuchó disparos.

“En este momento, puse a mi nieto en el piso, y mi cuerpo sobre él, y cerré su boca. No grites ”, dijo Abitbul. “Después de siete disparos, oí al rabino gritar:” ¡No te pares! ¡ACUESTATE!'”

Una vez que no escuchó más estallidos, Abitbul dijo que llevó a su nieto a buscar a su nieta y su yerno. Cuando vio que estaban a salvo, se fue solo a controlar a los heridos. (Dijo que nunca vio al tirador, que para entonces había huido de la escena).

En la puerta, Abitbul notó a Gilbert-Kaye, quien había recibido un disparo y estaba tendida en el suelo. Ella no se movía

“Una mujer estaba en el suelo inconsciente”, describió. “Fui a revisar su pulso. Un hombre  estaba a su lado, de rodillas. Me dijo: ‘Ella es mi esposa’ ”.

Abitbul se dio cuenta de que había un agujero en el pecho de la mujer. “Me mató en este momento”, dijo.

Su esposo, un médico, se desmayó cuando Abitbul comenzó a realizar la CPR dijo. “Cuando le sucede a la familia, no estás pensando”, explicó, con su acento israelí.

“No es normal que vayas a darle tratamiento a tu novia. Puedo entenderlo “, dijo Abitbul,”.  Es un momento que no puedo olvidar, creo que para toda mi vida “.

Los paramédicos de Poway llegaron rapido y  se llevaron a Gilbert-Kay al hospital. Otros feligreses dijeron que ella había protegido al rabino de las balas de los pistoleros, saltando frente al asaltante.

No mucho después del ataque, el presunto tirador fue detenido. Las autoridades de Poway dijeron que el sospechoso era John T. Earnest, un estudiante de 19 años que estaba en la lista del decano de una universidad local donde estudiaba enfermería. Fue puesto bajo custodia en un cargo de asesinato en primer grado y tres cargos de intento de asesinato en primer grado.

Fuera del aula, parecía que Earnest estaba impregnado de la teoría nacionalista blanca y consumido por el odio hacia los judíos.

Horas antes de ingresar a Poway Chabad, aparentemente publicó un manifiesto en línea, en el que advirtió que los judíos estaban buscando reemplazar a la raza blanca. Citó a Adolf Hitler como una de sus inspiraciones, junto con Robert Powers, el tirador de la sinagoga de Pittsburgh, y Brenton Tarrant, el atacante de la mezquita Christchuch.

Un día después del tiroteo, Abitbul dijo que estaba en un estado de desorientación y conmoción. Había ignorado, dijo, de la medida en que se estaba produciendo la violencia antisemita en los Estados Unidos, que podía infectar a una comunidad como Poway.

“Vengo aquí para visitar a mi nieto y mi hijo cada seis meses”, dijo. “Esta es la primera vez que he aprendido sobre el antisemitismo aquí”.

Abitbul continuó: “Vienes aquí y piensas: esta es la mayor democracia del mundo y ves lo que ha sucedido en la sinagoga. No te lo puedes imaginar “.

PM Netanyahu condemns California synagogue attack

28 Apr 2019

In light of the upsurge in antisemitic attacks around the world, Prime Minister Netanyahu will, this week, convene a special discussion of all elements dealing with the issue.
El primer ministro Benjamin Netanyahu, esta mañana (domingo 28 de abril de 2019), emitió la siguiente declaración:
 
“Condeno el abominable ataque a una sinagoga en California; este es un ataque al corazón del pueblo judío. Enviamos nuestras condolencias a la familia de Lori Gilbert-Kaye y nuestros mejores deseos de una rápida recuperación de los heridos. La comunidad internacional debe intensificar la lucha contra el antisemitismo “.
 
En vista del aumento en los ataques antisemitas en todo el mundo, el Primer Ministro Netanyahu convocará, esta semana, una discusión especial de todos los elementos que tratan el tema.