SHABBAT SHALOM

Shabbat, 12 SIVAN, 5778

26 MAYO, 2018

PARASHA NASO:

Números 4:21 – 7:89

Lectura de la Torá de Naso:

Advertisements

TZAV

Shabbat HaGadol

Parasha de la semana: TZAV  

Levíticos 6:1  -8:36

Pr. Malachi 3:4-24

6(1) Y le dijo el Eterno a Moisés: (2) “Ordena a Aarón y a sus hijos, diciéndoles: Ésta es la ley del holocausto. Permanecerá encendido sobre el altar toda la noche hasta la mañana, con el fuego ardiendo. (3) Y el sacerdote, vestido con túnica de lino y calzones de lino sobre su carne, quitará las  cenizas dejadas por la combustión de los holocaustos y las pondrás a un costado del altar. (4) Se quitará su vestimenta sagrada y se pondrá otra para llevar las cenizas fuera del campamento a un lugar limpio. (5) Y el fuego del altar seguirá ardiendo y no se apagará. El sacerdote encenderá sobre él leños toda la mañana, dispondrá sobre él los holocaustos y hará quemar sobre él la grasa de los sacrificios pacíficos. (6) Fuego perpetuo arderá en el altar y no se apagará. (7) Y ésta es la ley de la ofrenda vegetal. La ofrecerán los hijos de Aarón ante el Eterno delante del altar. (8) El sacerdote tomará un puñado de harina de sémola de la oblación con el aceite y el incienso y hará sahumar la mezcla en el altar, lo que será de olor grato al Eterno. (9) Y el sobrante, lo comerán Aarón y sus hijos. Lo comerán con pan ázimo, en un lugar santo, en el atrio del Tabernáculo. (10) No se cocerá con levadura. Es la parte que les asigne de Mis ofrendas ígneas. Es porción santísima como la ofrenda expiatoria y la ofrenda de culpa. (11) La comerán todos los varones de los hijos de Aarón y será ley perpetua para todas vuestras generaciones respecto a las ofrendas ígneas al Eterno. Todo lo que toque se santificará”.(12) Y le dijo el Eterno a Moisés: (13) “Ésta es la ofrenda que Aarón y sus hijos brindarán al Eterno el día de su unción: un décimo de efá de harina de sémola como ley perpetua, mitad por la mañana y mitad por la tarde. (14) Se freirá en la sartén, en trozos, con mucho aceite, de manera que el olor de la cocción sea grato al Eterno. (15) Y el sacerdote que entre los hijos de Aarón sea ungido presentará la ofrenda, que por ley perpetua del Eterno será totalmente quemada, (16) por cuanto toda la oblación del sacerdote será quemada del todo: no se ha de comer” (17) Y le dijo el Eterno a Moisés: (18) Diles a Aarón y a sus hijos: Ésta es la ley de la ofrenda expiatoria. En el lugar donde se ofrece el holocausto, se presentará la ofrenda expiatoria ante el Eterno. Es santísima. (19) El sacerdote que la ofrezca, la comerá en lugar sagrado, en el atrio del Tabernáculo. (20) Todo lo que toque la carne del animal sacrificado será santificado y cuando su sangre moje alguna vestidura, está será lavada en lugar santo. (21) Pero el recipiente de arcilla en que se cueza la carne será quebrada, pero si la vasijas es de cobre, será fregada y enjuagada con agua. (22) Todo sacerdote comerá esta ofrenda. Es santísima. (23) Pero no se comerá ninguna ofrenda expiatoria que sea traída con sangre al Tabernáculo; será quemada.

7(1) Y ésta es la ley de la ofrenda de culpa, que es santísima. (2) En el lugar donde se efectúan los holocaustos, se degollará la victima del sacrificio de culpa y el sacerdote rociará su sangre alrededor del altar. (3) Sacará toda su grasa, la cola, la grasa que cubre sus entrañas, (4) los dos riñones y la grasa que está sobre ellos y el redaño que está sobre el hígado, (5) Y los hará quemar el sacerdote en el altar. Es ofrenda ígnea al Eterno, ofrenda de culpa. (6) Todo sacerdote la podrá comer, en lugar sagrado. Es ofrenda santísima. (7) La ofrenda de culpa es como la ofrenda expiatoria. Hay una ley para ellas. Ambas son para el sacerdote que hace la expiación. (8) Y el sacerdote que ofrece holocausto de alguien tiene derecho al cuero del animal. (9) Asimismo toda oblación cocida en el horno, en la olla o en la sartén será del sacerdote que la ofrezca. (10) Ya sea con aceite o seca, toda la oblación será equitativamente de todos los hijos de Aarón. (11) He aquí la ley del sacrificio pacífico que se brinda al Eterno. (12) Si se presenta en acción de gracias (al todá), junto con el sacrificio de acción de gracias, se ofrecerá tortas ázimas mezcladas con aceite, bizcochos ázimo untados con aceite y tortas de harina de sémola freídas en mucho aceite. (13) Con el sacrificio pacífico en acción de gracias también podrá ofrecerse tortas leudadas. (14) Y de cada ofrenda se brindará una unidad al Eterno que será para el sacerdote que rocía la sangre del sacrificio pacífico. (15) Y la carne del sacrificio pacífico en acción de gracia se comerá el mismo día en que se ofrece. No se dejará nada de ella hasta la mañana siguiente. (16) Si el sacrificio se ofrece en cumplimento a un voto o promesa (néder) o como donación (nedevá), se comerá la carne el mismo día pero lo que sobra podrá comerse al día siguiente. (17) Nada podrá  dejarse para un tercer día; si algo queda, será consumido por el fuego. (18) La carne del sacrificio pacifico que se coma al tercer día no será aceptada. No será tenida en cuenta como ofrenda e incluso será considerada como abominación. Quien la coma deberá pagar el pecado incurrido. (19) La carne que toque  cosa impura no será comida sino que se quemará. La carne no contaminada, podrá comérsela quien esté puro (limpio). (20) El alma que coma carne de sacrificio pacífico al Eterno teniendo impureza sobre sí será extirpado  de su pueblo. (21) Y el que toque cosa impura, impureza de hombre o de animal impuro o cualquier otra abominación inmunda y que coma carne del sacrificio al Eterno, (también) será borrado de su pueblo”. (22) Y le dijo el Eterno a Moisés: (23) “Diles a los hijos de Israel: No comeréis grasa de vacuno, ni de ovino, ni de caprino. (24) Y la grasa de cadáver de animal y de animal desgarrado, la usaréis para toda labor pero no podrá comerse. (25) Todo el que coma grasa de animal presentado para ofrenda ígnea será extirpado de su pueblo. (26) Y no comeréis sangre, de ave o de res, en ninguna de vuestras moradas. (27) Toda alma que coma sangre, será cortada de su pueblo”. (28) Y le dijo el Eterno a Moisés: (29) “Diles a los hijos de Israel: Quien quiera ofrecer sacrificio pacifico al Eterno, traerá el mismo su ofrenda de paz. (30) Con sus propias manos traerá las ofrendas ígneas al Eterno. Para ello traerá la grasa con el pecho (de la víctima), balanceando éste ante el Eterno. (31) Y el sacerdote hará quemar la grasa en el altar pero el pecho será de Aarón y sus hijos. (32) Daréis también al sacerdote la pierna derecha del sacrificio pacífico. (33) La pierna será del hijo de Aarón que ofrece la sangre de las ofrendas pacíficas. (34) Por cuanto el pecho del balanceo y la pierna de las ofrendas pacíficas de los hijos de Israel, lo he reservado para el sacerdote Aarón y sus hijos como ley perpetua para los hijos de Israel. (35) Esa es la parte de la unción de Aarón y la unción de sus hijos, de las ofrendas ígneas al Eterno, el día en que los presentó para oficiar ante el Eterno como sacerdotes, (36) lo cual mandó el Eterno que se les diera de las ofrendas de los hijos de Israel, el día en que fueron ungidos, porción que se les asignará para siempre, durante todas las generaciones”. (37) Esa es la ley del holocausto, de la ofrenda vegetal, de la ofrenda expiatoria, de la ofrenda de culpa, de la ofrenda por la consagración sacerdotal y del sacrificio pacífico, (38) que el Eterno dio a Moisés en el monte Sinaí el día en que ordenó a los hijos de Israel que ofrecieran sus sacrificios al Eterno en el desierto de Sinaí.

8(1) Y le dijo el Eterno a Moisés: (2) “Toma a Aarón, a sus hijos, las vestiduras, el óleo de la unción, el novillo para el sacrificio expiatorio, los dos carneros y el cesto de panes ázimos. (3) Y convoca a toda la congregación a la puerta del Tabernáculo”. (4) Y Moisés cumplió con la orden del Eterno, reuniendo a toda la asamblea a la puerta del Tabernáculo; (5) y Moisés dijo a la asamblea: “He aquí lo que el Eterno mandó hacer”. (6) Y Moisés acercó a Aarón y a sus hijos y los lavó con agua. (7) Le puso (a Aarón) la túnica, lo ciñó con el cinturón, le puso el manto y sobre este el efod que sujetó con cinto. (8) Y le vistió luego el pectoral donde le puso los urim y los tumim. (9) Y le cubrió la cabeza con el turbante en cuyo frente puso la lámina de oro que constituía la diadema Sagrada, conforme a lo que el Eterno le había ordenado a Moisés. (10) Y Moisés tomó el óleo de la unción, untó con él el Tabernáculo y todo lo que estaba con él, santificándolo todo. (11) Roció con el óleo siete veces el altar y todos sus utensilios, como así también el pilón y su pedestal para santificarlos. (12) Y vertió el óleo de la unción sobre la cabeza de Aarón, que así quedo ungido y santificado. (13) Y Moisés acercó a los hijos de Aarón a quienes vistió con túnicas, ciñó con cinturones y puso turbantes en la cabeza, según lo que el Eterno había ordenado a Moisés. (14) Aproximó el novillo par la ofrenda expiatoria, y Aarón y sus hijos apoyaron sus manos en la cabeza de la víctima. (15) Degolló el animal y recogió su sangre con la cual hizo aspersión sobre los cuernos del altar, alrededor de él, purificándolo. Roció la sangre sobre el pedestal del altar, santificándolo y haciendo expiación sobre él. (16) Tomó toda la grasa que estaba sobre las entrañas, el redaño del hígado, los dos riñones y la grasa que los circundaba y los hizo quemar en el altar. (17) Y al novillo con su cuero, su carne y su excremento, lo quemó en el fuego fuera del campamento, tal como el Eterno le había ordenado a Moisés. (18) Después ofreció el carnero destinado a la ofrenda ígnea, y Aarón y sus hijos apoyaron sus manos sobre la cabeza de la víctima. (19) Moisés la degolló y roció su sangre sobre el altar en derredor. (20) Luego, trozó el carnero e hizo quemar la cabeza, los trozos cortados y la grasa, (21) Lavó las entrañas y las patas con agua e hizo quemar todo el carnero en el altar. Era ofrenda ígnea de olor grato al Eterno, tal como le había sido ordenado a Moisés. (22) Luego, presentó el otro carnero destinado a la ofrenda de consagración sacerdotal, y Aarón y sus hijos apoyaron sus manos en la cabeza de este carnero. (23) Moisés lo degolló, recogió su sangre y mojó con ella el lóbulo de la oreja derecha de Aarón, el pulgar de su mano derecha y el pulgar de su pie derecho. (24) Pidió a los hijos de Aarón que se acercarán y roció con la sangre el lóbulo de la oreja derecha, el pulgar de la mano derecha y el pulgar del pie derecho de cada uno de ellos, y roció también el altar en derredor. (25) Y tomó la grasa, la cola, toda la grasa que estaba sobre las entrañas, el redaño del hígado y los dos riñones con la grasa y la pierna derecha; (26) Y del cesto del pan ázimo que estaba delante del Eterno, tomó una torta de pan ázimo, una torta de pan de aceite y un bizcocho, los puso sobre la grasa y sobre la pierna derecha. (27) Y  puso todo en las manos de Aarón y de sus hijos e hizo balancear todo ante el Eterno. (28) Después Moisés retomó todo en sus manos y lo hizo quemar en el altar del holocausto. Era ofrenda de consagración sacerdotal, ofrenda ígnea de olor grato al Eterno. (29) Y Moisés tomó el pecho y lo hizo mecer ante el Eterno. Del carnero de consagración, esa parte pertenecía a Moisés como lo había ordenado el Eterno. (30) Luego Moisés tomó el óleo de la unción y la sangre que estaba sobre el altar y salpicó (con la mezcla) a Aarón, a sus vestidos, a sus hijos y a los vestidos de sus hijos, y así santificó a Aarón, a sus vestidos, a sus hijos y a los vestidos de sus hijos. (31) Y les dijo Moisés a Aarón y a sus hijos: “Cocinad la carne a la puerta del Tabernáculo (32) Y comedla allí con el pan que está en el cesto de las consagraciones. Y quemaréis en el fuego el sobrante de la carne y del pan. (33) Y permaneceréis en la entrada del Tabernáculo siete días, o sea hasta que se cumpla el plazo de vuestra consagración, cuyo ritual durará siete días. (34) Como se hizo hoy, así ordenó el Eterno que se haga para vuestra expiación. (35) Por lo tanto, morareis en la entrada del Tabernáculo día y noche durante siete días custodiando las pertenencias del Eterno para que no muráis, porque así se me ha ordenado”. (36) Aarón y sus hijos hicieron pues todo lo que había dispuesto el Eterno por intermedio de Moisés.

Reflexión:

¿Por cuánto tiempo arderá el fuego en el altar? 

6 (6) Fuego perpetuo arderá en el altar y no se apagará.

¿Cuál es el lugar santo?

7(9) Y lo sobrante, lo comerán Aarón y sus hijos. Lo comerán con pan ázimo, en lugar santo, en el atrio del Tabernáculo.

¿Cuál es la porción santísima?

(10) No se cocerá con levadura. Es la parte que les asigne de Mis ofrendas ígneas. Es porción santísima como la ofrenda expiatoria y la ofrenda de culpa.

¿Respecto a las ofrendas, cuál de los hijos de Aarón podía presentar la ofrenda?

6 (15) Y el sacerdote que entre los hijos de Aarón sea ungido presentará la ofrenda, que por ley perpetua del Eterno será totalmente quemada,

6(17) Y le dijo el Eterno a Moisés: (18) Deles a Aarón y a sus hijos: Ésta es la ley de la ofrenda expiatoria. En el lugar donde se ofrece el holocausto, se presentará la ofrenda expiatoria ante el Eterno. Es santísima.

7(1) Y ésta es la ley de la ofrenda de culpa, que es santísima.

¿Acaso esto aplica respecto a la conservación de los alimentos? 

7(16) Si el sacrificio se ofrece en cumplimento a un voto o promesa (néder) o como donación (nedevá), se comerá la carne el mismo día pero lo que sobra podrá comerse al día siguiente. (17) Nada podrá  dejarse para un tercer día; si algo queda, será consumido por el fuego.

¿Qué es lo que no deben comer los hijos de Israel?

(22) Y le dijo el Eterno a Moisés: (23) “Diles a los hijos de Israel: No comeréis grasa de vacuno, ni de ovino, ni de caprino. (24) Y la grasa de cadáver de animal y de animal desgarrado, la usaréis para toda labor pero no podrá comerse. (25) Todo el que coma grasa de animal presentado para ofrenda ígnea será extirpado de su pueblo. (26) Y no comeréis sangre, de ave o de res, en ninguna de vuestras moradas. (27) Toda alma que coma sangre, será cortada de su pueblo”.

¿Se come la sangre?

7(26) Y no comeréis sangre, de ave o de res, en ninguna de vuestras moradas.

¿El sacerdote tenía que comer todo el mismo día, y si no tiene hambre?

7(16)Si el sacrificio se ofrece en cumplimento a un voto o promesa (néder) o como donación (nedevá), se comerá la carne el mismo día pero lo que sobra podrá comerse al día siguiente. (17) Nada podrá  dejarse para un tercer día; si algo queda, será consumido por el fuego.

¿En qué momento se oficializa a Aarón y sus hijos como sacerdotes? ¿Hubo una ceremonia? ¿Cómo fue?

8(1) Y le dijo el Eterno a Moisés: (2) “Toma a Aarón, a sus hijos, las vestiduras, el óleo de la unción, el novillo para el sacrificio expiatorio, los dos carneros y el cesto de panes ázimos. (3) Y convoca a toda la congregación a la puerta del Tabernáculo”. (4) Y Moisés cumplió con la orden del Eterno, reuniendo a toda la asamblea a la puerta del Tabernáculo; (5) y Moisés dijo a la asamblea:  “He aquí que el Eterno mandó hacer”. (6) Y Moisés acercó a Aarón y a sus hijos y los lavó con agua. (7) Le puso (a Aarón) la túnica, lo ciñó con el cinturón, le puso el manto y sobre éste el efod que sujetó con cinto. (8) Y le vistió luego el pectoral donde le puso los urim y los tumim. (9) Y le cubrió la cabeza con el turbante en cuyo frente puso la lámina de oro que constituía la diadema sagrada, conforme a lo que el Eterno le había ordenado a Moisés.

Jeremias 7:21-28 y 9:22-23

Así dice el Eterno de los Ejércitos, el Dios de Israel: Agregad vuestras ofrendas a vuestros sacrificios y comed carne. (22) Porque Yo no hable a vuestros padres, ni les ordené en el día en que los saqué de la tierra de Egipto con respecto a ofrendas o sacrificios, (23) sino que esto les ordené, diciendo:”Escuchad Mi voz y Yo seré vuestro Dios, y seréis Mi pueblo, y anda en todo el camino que Yo os ordeno, para que todo os vaya bien”. (24) Pero no escucharon, ni inclinaron sus oídos sino que anduvieron en sus propios consejos, es decir, en la obstinación de su corazón malvado; retrocedieron en vez de avanzar, (25) desde el día en que vuestros padres salieron de la tierra de Egipto hasta este día, y aunque Yo mandé profetas a todos Mis siervos, enviándolos con tiempo y a menudo, (26) no Me escucharon, ni inclinaron su oido sino que endurecieron su cerviz obrando peor que sus padres. (27) Y dirás todas estas palabras a ellos, pero ellos no te escucharán. Los llamarás pero ellos no te responderán. (28) Por lo tanto, les dirás:Ésta es la canción que no ha escuchado la voz del Eterno su Dios, ni ha recibido corrección. La fidelidad ha perecido y está cortada por la boca.

9:22 Así dice el Eterno: Que el hombre sabio no se gloria por su sabiduría, ni el hombre rico por sus riquezas, (23) sino que se gloríen en esto: en que Me comprenden, Me conocen y saben que Yo soy el Eterno que obra misericordia, justicia y rectitud en la tierra, porque en tales cosas Me complazco, dice el Eterno.

 Malachi 3:4-24

Entonces, las ofrendas de Judá y de Jerusalén serán aceptas al Eterno como en los días remotos y como en los años antiguos. (5) me acercaré a vosotros en juicio, seré un testigo veloz contra los adivinos, contra los adultos, contra los que juran en falso y contra los que oprimen al jornalero en sus salarios, a la viuda y al huérfano, contra los que apartan al extranjero de su derecho y no me temen, dice el Eterno de los Ejércitos. (6) Porque Yo, el Eterno, no cambio y vosotros, oh hijos de Jacob, no estáis consumados. (7) Desde los días de vuestros padres, os apartaréis de Mis preceptos y no lo habéis guardado. Volved a Mí y Yo volveré a vosotros, dice el Eterno de los Ejércitos. pero decís: “¿En qué hemos de volver?” (8) ¿Robará un hombre a Dios? Sin embargo, me robáis. Pero decís: “¿En qué te hemos robado?” En los diezmos y en las ofrendas. (9)Sois malditos porque me robáis como toda la nación. (10) Traed todo el diezmo al granero para que haya alimento en Mi casa. probadme en esto, dice el Eterno de los Ejércitos y veréis si no os abro ventanas del cielo y os derramo bendición para que haya cosecha más que suficiente. (11) Y reprenderé al insecto devorador por vuestro bien y no destruirás los frutos de vuestra tierra, ni vuestra vid arrojará su fruto antes de tiempo en el campo, dice el Eterno de los Ejércitos. (12) y todas las naciones os considerarán felices porque tendréis una tierra hermosa, dice el Eterno de los Ejércitos. Y todas las naciones os considerarán felices porque tendréis una tierra hermosa, dice el Eterno de los Ejércitos. (13) Vuestras palabras han sido demasiado fuertes contra Mí, dice el Eterno. Sin embargo, decís: “¿Qué hemos hablado contra Ti?” (14) Habéis dicho: “En vano servir a Dios. ¿Qué provecho tenemos siguiendo Sus preceptos y andando circunspectos a causa del Eterno de los Ejércitos? (15) Al altanero, le consideramos feliz. El que obra maldad se engrandece. Ponen  a prueba a Dios y son librados”. (16) Entonces los que temían al Eterno hablaron entre sí. Y el Eterno escuchó y oyó. Se escribió un libro de memoria ante Él para los que temían al Eterno y tenían presente Su Nombre. (17)Y serán Míos, dice el Eterno de los Ejércitos el día en que Yo haga Mi propio tesoro. Y me co padeceré de ellos, como un hombre se compadece de su propio hijo que le sirve. (18) Y nuevamente discerniré entre el recto y el malvado, entre el que sirve a Dios y el que no Lo sirve. (19) Porque he aquí que viene el día que abrasará como un horno, en el que tropezarán todos los soberbios y todos los que obran maldad. Y en ese día, arderán dice el Eterno de los Ejércitos de modo que no quedará de ellos ni raíz ni rama. (20) pero para los que de vosotros teméis Mi Nombre, se levantará el sol de la justicia trayendo salud eterna en sus alas y saldréis saltando alegres como terneros cebados. (21) Y pisotearéis a los inicuos que se convertirán en cenizas bajo las plantas de vuestros pies en aquel día que preparo, dice el Eterno de los Ejércitos. (22) Acordaos de la ley de Moisés Mi siervo, que le prescribí en el Sinaí (Jorév) para todo Israel, con sus estatutos y sus preceptos. (23) He aquí que os mandaré a Elías (Eliyá) antes de que venga aquel día grande y terrible del Eterno. (24) Hará volver el corazón de los padres a los hijos y el corazón de los hijos a sus padres para eu Yo no venga a herir la tierra con mayor destrucción. he aquí que os mandaré a Elías (Eliyá) antes de que venga aquel día grande y terrible del Eterno.

Women’s Special Mitzvot

The woman, the pillar of the Jewish home, has been gifted with three special mitzvot that are the foundation of Jewish living.

These mitzvot are:

  • kindling the Shabbat and festive candles;
  • taking challah, and by extension, the laws of keeping kosher;
  • the laws of family life.

While both men and women are obligated in these fundamental mitzvot, the Jewish woman has been given precedence and carries the authority in ensuring their proper fulfillment. As the backbone of her home, she sets the tone and imbues her environment with its inner spiritual mission.

The Shabbat candles ushering in the holy day of Shabbat transform our mundane weekday into a time of peace and sanctity. The challah taken from our loaves of bread reminds us that our sustenance comes from G‑d and, like the laws of kosher food, demonstrate that even the seemingly mundane activity of eating is a G‑dly act. And the laws governing family life reflect how even our bodily drives can be holy (…)

Procedure

The candles should be placed on or near the Shabbat dinner table.

Put some coins in a charity box before lighting. Dressed in Shabbat finery, at least 18 minutes before sunset, light the candles (before marriage, women and girls light one candle; post-marriage, at least two candles).

Cover the flames with your hands, then cover your eyes while saying:

Blessed are You, L‑rd our G‑d, King of the universe, who has sanctified us with His commandments and commanded us to light the holy Shabbat candles.

Baruch a-ta A-do-nai Elo-hei-nu me-lech ha-o-lam a-sher ki-de-sha-nu be-mitz-vo-tav ve-tzi-va-nu le-had-leek neir shel Sha-bat ko-desh.

Uncover your eyes, look at the flames, and greet your family with “Good Shabbos” or “Shabbat Shalom.” No weekday activities are to be done from that point on (…)

Challah

The first portion of your kneading, you shall separate as a dough offering (challah) . . . In all your generations, give the first of your kneading as an elevated gift to G‑d. (Numbers 15:20–21)Life in its totality is a sacred endeavor

When the Jewish people first entered and settled the Land of Israel, one of the gifts they were commanded to give to the kohanim, the priestly tribe, was challah—a portion of dough separated from their kneading bowl every time they baked bread (…)

Family Life and Mikvah

The laws of family life reflect the Torah’s view that the physical union between man and woman is holy and G‑dly. The mandatory separation times fosters feelings of longing, desire and a sense of appreciation, which are followed by the excitement of reunion. It offers couples the possibility of repeated “honeymoons” during the course of their marriage. The times of physical separation also ensure that the relationship sets time to nurture not only physical closeness but also strong emotional bonds (…)

For read the full articles:

theJewishWoman/articleWomens-Special-Mitzvot

http://www.chabadmsl.com

¡¡Inicia Shabbat!! ¡¡Hoy viernes a las 6:00 PM!!

Cada semana, de Shababat (Sábado) en Shabbat (Sábado),  leemos una porción (Parasha) de la Torah.

Esta semana leemos VAYIKRA

Levítico 1 – 5

Cada viernes a las 6:00 PM, en cada hogar judío, en todo el planeta, …se encienden las velas de Shabbat!

Las mujer, encendemos las velas de Shabbat y decimos la siguiente Bendición:

Barúj atá A-do-nái E-lo-héinu mélej haolám
ashér kidshánu bemitzvotáv vetzivánu
lehadlik ner shel Shabat Kodesh.
Bendito eres Tú, Di-s, nuestro Señor,
Rey del Universo, Quien nos santificó
con Sus preceptos y nos ordenó encender
las velas del sagrado Shabbat.
………………………………………………..Blessed are you, Adonai our G-d, Sovereign of the universe, who hallows us with mitzvot, commanding us to kindle the light of Shabbat.

V’shamru v’nei Yisrael et HaShabbat,    
laasot et HaShabbat l’dorotam
b’rit olam.
Beini uvein b’nei Yisrael
ot hi l’olam,
ki sheishet yamim asah Adonai
et hashamayim v’et haaretz,
uvayom hashvi-i shavat vayinafash.

The people of Israel shall keep Shabbat, observing Shabbat throughout the ages as a covenant for all time.
It shall be a sign for all time between Me and the people of Israel, for in six days Adonai made heaven and earth, and on the seventh day G-d ceased from work and was refreshed.

El pueblo de Israel guardarán el Shabat y  observara el Shabbat a través de las edades como un pacto de todos los tiempos.
Será una señal para siempre entre Mí y los hijos de Israel, porque en seis días hizo Adonai los cielos y la tierra, y en el séptimo día, Di-s cesó de trabajar y reposó.

La Bendición del vino:

Baruch atah, Adonai Eloheinu, Melech haolam, borei p’ri hagafen.

Praise to You, Adonai our G-d, Sovereign of the universe, Creator of the fruit of the vine.

Bendito eres Tú, Adonai nuestro Di-s, Rey del universo, creador del fruto de la vid.

Luego del Kidush, los padres bendicen a sus hijos, vivenciando así la milenaria tradición.

Bendición para los hijos

After Kidush, the parents bless their kids.

Con sus manos por encima de la cabeza de cada hijo, dice la siguiente bendición:

They put their hands on the head of their kids, and bless them saying:

For boys / Para los hijos:

Y’simcha Elohim k’Efrayim v’che-Menasheh.

May God make you like Ephraim and Menasheh.

Quiera Di-s hacerte como Efráim y Menashé.

For girls / Bendición para las hijas

Y’simeich Elohim k’Sarah, Rivkah, Rachel, v’Leah.

May G-d make you like Sarah, Rebecca, Rachel and Leah.

Quiera Di-s hacerte como Sará, Rivká, Rajel y Leá.

Despues todos juntos / Then to all children:

Y’varechecha Adonai V’yish’m’recha.
Ya’er Adonai panav eilecha vichuneka.
Yisa Adonai panav eilecha v’yasem l’cha shalom.

May God Bless you and guard you.
May the light of God shine upon you, and may God be gracious to you.
May the presence of God be with you and give you peace.

Que Di-s te bendiga y te proteja, que resplandezca Su Rostro hacia ti,                                                                                                              te dé gracia y te conceda la paz.

Netilat Iadaim: Lavado de manos para la bendición del pan – Guía paso a paso

http://www.aishlatino.com/sh/csh/Lavandose-las-Manos-para-el-Pan.html

Hamotzí

Se bendice el pan antes de la cena de Shabbat:

Say this blessing before eating challah before the meal of Shabbat:

Baruch Atah Adonai, Eloheinu Melech haolam,
Hamotzi lechem min haaretz.

Our praise to You, Eternal our G.d, Sovereign of the universe,
Who brings forth bread from the earth

Bendito eres, Oh Señor, Di-s nuestro, Rey del universo, que extraes el pan de la tierra.

SALMO 92

Cántico. Para el día Sábado (Shabat, descanso). (2) Es cosa buena alabar al Eterno y cantar alabanzas a Tu Nombre, oh Altísimo, (3) declarando Tu benevolencia por la mañana, y tu fidelidad por las noches, (4) con un instrumento de diez cuerdas, y con un arpa y con el dulce son de la lira. (5) Porque Tú, Oh Eterno, me has alegrado con Tu labor, exaltaré las obras de Tus manos. (6) ¡Cuán grande son Tus obras, oh Eterno! Y Tus pensamientos son muy profundos como la hierba. (7) El que es bruto no sabe, y el tonto no comprende esto. (8) Cuando los inicuos florecen como la hierba, y cuando los obradores de maldad proliferan, es cuando más pueden ser destruidos. (9) Pero Tú, oh Eterno, está en lo alto para siempre. (10) Porque he aquí que Tus enemigos, oh Eterno, tus enemigos perecerán. Todos los obradores de iniquidad serán esparcidos. (11) Pero a mi honra Tú la has exaltado como el cuerno del uro. Soy ungido con rico óleo. (12) Mis ojos han reparado en los que me acechan. Mis oídos han escuchado el deseo de los inicuos que se levantan contra mí. (13) El justo florecerá como palmera. Crecerá como un centro en el Líbano. (14) Plantados (los justos) en la Casa del Eterno, florecerán en los atrios de nuestro Dios. (15) Producirán todavía fruto en edad avanzada. Serán vigorosos y de abundantes frutos, (16) para declarar que el Eterno es recto. Es mi roca en la que no hay injusticia.

SALMO 93

(1) El Eterno reina. Revestido es de majestad. El Eterno está vestido: Se ha ceñido de fortaleza. El mundo está establecido para que no pueda moverse. (2) Tu trono está establecido desde antiguo. Tú eres desde la eternidad. (3) Se han levantado los torrentes, oh Eterno. la crecientes han elevado su voz. Las inundaciones hacen oír su estruendo. (4) Sobre la voz de muchas aguas, las poderosas olas del mar, el Eterno desde lo alto muestra Su poder. (5) Tus testimonios son muy seguros. La santidad orna Tu casa, Oh Eterno, para siempre.

VERSOS BIBLICOS DONDE ES MENCIONADO EL SÁBADO.

Génesis 2(1-3) Y fueron acabados los cielos, la tierra y todas sus huestes. (2)Y habiendo terminado Dios al día séptimo, la obra que había hecho, descansó el día séptimo de todo el trabajo realizado. (3) y Dios bendijo el séptimo día y lo santificó porque en él descansó de toda la obra que había creado.

Éxodo 20:8 Te acordarás del día de reposo (Shabbat, Sábado) para santificarlo. (9)Seis días trabajarás y harás toda tu labor, (10) pero el día séptimo, sábado, lo consagrarás al eterno, tu Dios y ese día no harás labor alguna, ni tú, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu animal, ni el extranjero que esté en tu casa, (11) porque es seis días hizo el Eterno los cielos, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos y descansó el día séptimo; por eso bendijo el día sábado y lo santificó.

Levíticos 23.3 Seis días trabajarán, pero el séptimo será sábado (Shabbat, reposos), de estricto descanso y santa convocación. No harás trabajo alguno en él. Es sábado para el Eterno, en todas tus moradas.

Deuteronomio 5:12 Guardarás el día de descanso (Shabbat, sábado) para santificarlo, como el Eterno, tu Dios te ha mandado . (13) Seis días trabajaras y en ellos harás tus obras, (14) pero el día s´primo es de descanso para el Eterno, tu Dios. En él no harás trabajo alguno, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni tu asno, ni el forastero que habita dentro de tus puertas. tu siervo y tu sierva descansarán como tú. Acuérdate de que fuiste siervo en la tierra de Egipto y que el eterno tu Dios te sacó de allí con mano poderosa y brazo extendido. Por consiguiente, el Eterno tu Dios, te ordena que guardes el día de descanso.

Jeremías 17:24 Y ocurrirá, si me escucháis diligentemente, dice el Eterno, no pasando carga alguna por los portales de esta ciudad el día sábado, sino santificando el día de descanso sin hacer trabajo alguno, (25) que entrarán por los portones de esta ciudad reyes y príncipes que se sentarán sobre el trono de David, vendrán en carros y caballos, ellos y sus príncipes, los hombres de Judá y los moradores de Jerusalén y esta ciudad será habitada para siempre. (26)Y vendrán de las ciudades de Judá y de los lugares enredador de Jerusalén, de las tierras de Benjamín y de la llanura, de las montañas y del sur, trayendo holocausto y sacrificio, ofrendas vegetales e incienso y trayendo sacrificios de agradecimiento a la Casa del Eterno. (27) Pero si no Me escucháis para santificar el día sábado y que lleváis cargas y entráis por los portones de Jerusalén el día sábado, entonces prenderé fuego a dichos portales y devoraré los palacios de Jerusalén y no será apagado.

Ezequiel 20:19 Yo soy Dios el Eterno. Andad en Mis estatutos, guardad Mis preceptos y cumplidlos. (20) Y santificad Mis días de descanso (sábado) y ellos serán señal entre Yo y vosotros para que sepáis que Yo soy el eterno Vuestro Dios.

Isaías 58:13 Si dejas de rechazar el Sábado, si te abstienes de dedicarte a tu negocio en Mi día sagrado y consideras el Sábado como un deleite, si consideras honroso el día sagrado del Eterno y lo honras, si no haces tus propios designios ese día, ni que ejercer tu negocio o hablas de él, entonces te deleitaras en el Eterno y te haré cabalgar sobre los lugares elevados de la tierra; te alimentaré con la herencia de Jacob tu padre porque la boca del Eterno así lo a dicho.

Isaías 56(1-2) Así dice el Eterno: Guardad la justicia y haced lo que es recto porque Mi salvación está próxima y Mi justicia será revelada. (2) Feliz es el hombre que hace esto y el hijo del hombre que a ello se asiere, guardándose de profanar el sábado y que guarde su mano de toda obra mala.

Isaías 66(23) Y acontecerá que de una luna nueva a otra y de un sábado a otro, toda criatura vendrá a reverenciarme, dice el Eterno.

Nehemías 13:18 ¿No es lo mismo que hicieron vuestros padres, haciendo recaer la ira De Dios sobre nosotros y sobre esta ciudad? ¿Queréis acarrear aún más males sobre Israel profanando el sábado?

LA BIBLIA

HEBREO – ESPAÑOL

Versión Castellana

Conforme a la tradición judía

Por Moisés Katznelson

Para mayor información:

http://www.aishlatino.com/tp/