Hoshana Rabbah (Chol Hamoed Sukkot)

 Hoshana Rabbah

The seventh day of Sukkot is called “Hoshana Rabbah” and is considered the final day of the divine “judgment” in which the fate of the new year is determined. The Psalm L’David Hashem Ori, which has been added to our daily prayer since the 1st of Elul, is recited for the last time today. Other Hoshanah Rabbah observances include:

It is customary to remain awake on the night preceding Hoshanah Rabbah and study Torah. We recite the entire Book of Deuteronomy and the Book of Psalms. In some congregations it is a custom for the Gabbai (synagogue manager) to distribute apples (signifying a “sweet year”) to the congregants.

In addition to the Four Kinds taken every day of Sukkot, it is a “Rabbinical Mitzvah”, dating back to the times of the Prophets, to take an additional aravah, or willow, on the 7th day of Sukkot. In the Holy Temple, large, 18-foot willow branches were set around the altar. Today, when we take the Four Kinds and carry them around the reading table in the synagogue during the “Hoshaanot” prayers, we make seven circuits around the table (instead of the daily one), and recited a lengthier prayer. At the conclusion of the Hoshaanot we strike the ground five times with a bundle of five willows, symbolizing the “tempering of the five measures of harshness.”

Link: The Willow (on the deeper significance of the mitzvah of aravah).

To read te full article:

https://www.chabad.org/calendar/view/day.htm

Hoshana Rabbah

El séptimo día de Sucot se llama “Hoshana Rabbah” y se considera el último día del “juicio” divino en el que se determina el destino del año nuevo. El Salmo L’David Hashem Ori, que se ha agregado a nuestra oración diaria desde el 1 de Elul, se recita por última vez hoy. Otras observancias de Hoshanah Rabbah incluyen:

Aprendizaje nocturno

Es costumbre permanecer despierto la noche anterior a Hoshanah Rabbah y estudiar Torá. Recitamos todo el Libro de Deuteronomio y el Libro de los Salmos. En algunas congregaciones es una costumbre para el Gabbai (administrador de la sinagoga) distribuir manzanas (lo que significa un “año dulce”) a los feligreses.

Willow y Hoshaanot

Además de los Cuatro Tipos tomados todos los días de Sucot, es una “Mitzvá Rabínica”, que se remonta a los tiempos de los Profetas, tomar un aravah adicional, o sauce, en el séptimo día de Sucot. En el Templo Sagrado, grandes ramas de sauce de 18 pies se colocaron alrededor del altar. Hoy, cuando tomamos los Cuatro Tipos y los llevamos alrededor de la mesa de lectura en la sinagoga durante las oraciones de “Hoshaanot”, hacemos siete circuitos alrededor de la mesa (en lugar del diario), y recitamos una oración más larga. Al final del Hoshaanot golpeamos el suelo cinco veces con un manojo de cinco sauces, simbolizando el “temple de las cinco medidas de dureza”.

Enlace: The Willow (sobre el significado más profundo de la mitzvá de aravah).

Comida festiva

Una comida festiva se come en la Sucá. Mojamos el pan en miel (como lo hicimos en cada comida festiva desde Rosh Hashaná) por última vez. Hoy es también la última ocasión en la que recitamos la bendición especial para comer en la sucá, ya que el mandamiento bíblico de morar en la sucá es solo por siete días (aunque es la práctica de muchas comunidades, y tal es la costumbre de Jabad). – que, fuera de la Tierra de Israel, comemos en la sucá también en el octavo día, Shemini Atzeret).

Tehillim – Psalms – Chapter 27

1Of David. The Lord is my light and my salvation; whom shall I fear? The Lord is the stronghold of my life; from whom shall I be frightened? אלְדָוִ֨ד | יְהֹוָ֚ה | אוֹרִ֣י וְ֖יִשְׁעִי מִמִּ֣י אִירָ֑א יְהֹוָ֖ה מָע֥וֹז חַ֜יַּ֗י מִמִּ֥י אֶפְחָֽד:
2When evildoers draw near to me to devour my flesh, my adversaries and my enemies against me-they stumbled and fell. בבִּקְרֹ֥ב עָלַ֨י | מְרֵעִים֘ לֶֽאֱכֹ֪ל אֶת־בְּשָׂ֫רִ֥י צָרַ֣י וְאֹֽיְבַ֣י לִ֑י הֵ֜֗מָּה כָּֽשְׁל֥וּ וְנָפָֽלוּ:
3If a camp encamps against me, my heart shall not fear; if a war should rise up against me, in this I trust. גאִם־תַּֽחֲנֶ֬ה עָלַ֨י | מַֽחֲנֶה֘ לֹֽא־יִירָ֪א לִ֫בִּ֥י אִם־תָּק֣וּם עָ֖לַי מִלְחָמָ֑ה בְּ֜זֹ֗את אֲנִ֣י בוֹטֵֽחַ:
4One [thing] I ask of the Lord, that I seek-that I may dwell in the house of the Lord all the days of my life, to see the pleasantness of the Lord and to visit His Temple every morning. דאַחַ֚ת | שָׁאַ֣לְתִּי מֵֽאֵת־יְהֹוָה֘ אוֹתָ֪הּ אֲבַ֫קֵּ֥שׁ שִׁבְתִּ֣י בְּבֵֽית־יְ֖הֹוָה כָּל־יְמֵ֣י חַיַּ֑י לַֽחֲז֥וֹת בְּנֹֽעַם־יְ֜הֹוָ֗ה וּלְבַקֵּ֥ר בְּהֵיכָלֽוֹ:
5That He will hide me in His tabernacle on the day of calamity; He will conceal me in the secrecy of His tent; He will lift me up on a rock. הכִּ֚י יִצְפְּנֵ֨נִי | בְּסֻכּוֹ֘ (כתיב בְּסֻכֹּה֘) בְּי֪וֹם רָ֫עָ֥ה יַ֖סְתִּירֵֽנִי בְּסֵ֣תֶר אָֽהֳל֑וֹ בְּ֜צ֗וּר יְרֽוֹמְמֵֽנִי:
6And now, my head will be raised over my enemies around me, and I will sacrifice in His tent sacrifices with joyous song; I will sing and chant praise to the Lord. ווְעַתָּ֨ה יָר֪וּם רֹאשִׁ֡י עַל־אֹֽיְבַ֬י סְֽבִֽיבוֹתַ֗י וְאֶזְבְּחָ֣ה בְ֖אָֽהֳלוֹ זִבְחֵ֣י תְרוּעָ֑ה אָשִׁ֥ירָה וַֽ֜אֲזַמְּרָ֗ה לַֽיהֹוָֽה:
7Hearken, O Lord, to my voice [which] I call out, and be gracious to me and answer me. זשְׁמַע־יְהֹוָ֖ה קוֹלִ֥י אֶ֜קְרָ֗א וְחָנֵּ֥נִי וַֽעֲנֵֽנִי:
8On Your behalf, my heart says, “Seek My presence.” Your presence, O Lord, I will seek. חלְךָ֚ | אָמַ֣ר לִ֖בִּי בַּקְּשׁ֣וּ פָנָ֑י אֶת־פָּנֶ֖יךָ יְהֹוָ֣ה אֲבַקֵּֽשׁ:
9Do not hide Your presence from me; do not turn Your servant away with anger. You were my help; do not forsake me and do not abandon me, O God of my salvation. טאַל־תַּסְתֵּ֬ר פָּנֶ֨יךָ | מִמֶּנִּי֘ אַל־תַּט בְּאַ֗ף עַ֫בְדֶּ֥ךָ עֶזְרָתִ֥י הָיִ֑יתָ אַל־תִּטְּשֵׁ֥נִי וְאַל־תַּֽ֜עַזְבֵ֗נִי אֱלֹהֵ֥י יִשְׁעִֽי:
10For my father and my mother have forsaken me, but the Lord gathers me in. יכִּֽי־אָבִ֣י וְאִמִּ֣י עֲזָב֑וּנִי וַֽ֜יהֹוָה יַֽאַסְפֵֽנִי:
11Instruct me, O Lord, in Your way, and lead me in the straight path because of those who lie in wait for me. יאה֚וֹרֵ֥נִי יְהֹוָ֗ה דַּ֫רְכֶּ֥ךָ וּ֖נְחֵנִי בְּאֹ֣רַח מִישׁ֑וֹר לְ֜מַ֗עַן שֽׁוֹרְרָֽי:
12Do not deliver me to the desires of my adversaries, for false witnesses and speakers of evil have risen against me. יבאַל־תִּ֖תְּנֵנִי בְּנֶ֣פֶשׁ צָרָ֑י כִּ֥י קָֽמוּ־בִ֥י עֵֽדֵי־שֶׁ֜֗קֶר וִיפֵ֥חַ חָמָֽס:
13Had I not believed in seeing the good of the Lord in the land of the living! יגל֗וּ֗לֵ֣֗א֗ הֶֽ֖אֱמַנְתִּי לִרְא֥וֹת בְּטֽוּב־יְהֹוָ֗ה בְּאֶ֣רֶץ חַיִּֽים:
14Hope for the Lord, be strong and He will give your heart courage, and hope for the Lord. ידקַוֵּ֗ה אֶל־יְהֹ֫וָ֥ה חֲ֖זַק וְיַֽאֲמֵ֣ץ לִבֶּ֑ךָ וְ֜קַוֵּ֗ה אֶל־יְהֹוָֽה:

Salmo 27

Salmo de David. El Eterno es mi luz y mi salvación. ¿A quién he de temer? El Eterno es la fortaleza de mi vida. ¿De quién he de tener miedo? (2) Cuando me acometieron malhechores para consumir mi carne, mis adversarios y mis enemigo tropezaron y cayeron . (3) Aunque un ejército acampe contra mí, mi corazón no temerá. Aunque se levante la guerra contra mí, aun entonces estaré confiado. (4) Una cosa le he pedido al Eterno, y eso buscaré: que pueda vivir en la Casa del Eterno todos los dfías d emi vida, para contemplar la majestad del Eterno y para estar siempre temprano en Su Templo. (5) Por cuanto Él me oculta en Su pabellón en el día del mal, me esconde en lo recóndito de Su tienda, me alza sobre una roca, (6) y mi cabeza será levantada por encima de la de mis enemigos en derredor, ofreceré en Su Tabernáculo sacrificios al son de la trompeta y cantaré alabanzas al Eterno. (7) Escucha, oh Eterno, cuando llamo con mi voz, sé misericordioso conmigo, y repóndeme. (8) En tu Nombre ha dicho mi corazón: “Buscad Mi rostro”. Tu rostro, oh Eterno, he de buscar. (9) No me arrojes fuera, ni me abandones, oh Dios de mi salvación, (10) porque aunque mi padre y mi madre me abandonaron, el Eterno me recogerá. (11) Enséñame Tu camino, oh Eterno, y condúceme por una senda llana, debido a los que me acechan. (12) No me entregues a merced de la voluntad de mis adversarios, porque falsos testigos se levantaron contra mi y alientan violencia. (13) Yo no hubiera creído que vería la bondad del Eterno en la tierra de los vivos. (14) Espera al Eterno. Sé fuerte y toma coraje tu corazón. Espera el Eterno.

Advertisements

The Holy Temple: an Anthology / El Santo Templo: Una Antología

For 830 years — from 833 to 423 BCE and again from 349 BCE to 69 CE — there stood an edifice upon a Jerusalem hilltop which served as the point of contact between heaven and earth. So central was this edifice to our lives as Jews that nearly two-thirds of the mitzvot(commandments of the Torah) are contingent upon its existence. Its destruction is regarded as the greatest tragedy of our history, and its rebuilding will mark the ultimate redemption — the restoration of harmony within G‑d‘s creation and between G‑d and His creation.

Maimonides writes: “The location of the Altar [in the Holy Temple] is very exactly defined… It is a commonly-held tradition that the place whereDavid and Solomon built the Altar on the threshing floor of Arona, is the very place where Abraham built an altar and bound Isaac upon it; this is where Noah built [an altar] when he came out from the Ark; this is where Cain and Abel brought their offerings; this is where Adam the First Man offered a korban when he was created — and it is from [the earth of] this place that he was created….”

To read the full article:

https://www.chabad.org/jewish/The-Holy-Temple-an-Anthology

Durante 830 años, desde 833 hasta 423 aC y nuevamente desde 349 aC hasta 69 dC, se erigió un edificio sobre una colina en Jerusalén que sirvió como punto de contacto entre el cielo y la tierra. Tan central fue este edificio para nuestras vidas como judíos, que casi dos tercios de las mitzvot (mandamientos de la Torá) dependen de su existencia. Su destrucción es considerada como la mayor tragedia de nuestra historia, y su reconstrucción marcará la redención final: la restauración de la armonía dentro de la creación de Di-s y entre Di-s y Su creación.

Maimonides escribe: “La ubicación del Altar [en el Templo Sagrado] está muy exactamente definida … Es una tradición común que el lugar donde David y Salomón construyeron el Altar en la era de Arona, es el mismo lugar donde Abraham construyó un altar y ató a Isaac sobre él, aquí es donde Noé construyó [un altar] cuando salió del Arca, aquí es donde Caín y Abel trajeron sus ofrendas, aquí es donde Adán el Primer Hombre ofreció un korban cuando él fue creado – y es de [la tierra de] este lugar que fue creado … “

Aquí veníamos, tres veces al año, en Pesaj, Shavuot y Sucot, trayendo con nosotros ofrendas a Di-s, y trayéndonos para “ver y ser vistos por la faz de la Tierra”. Aquí la Presencia Divina era manifiesta: este era el arquetipo de la “morada de Di-s en el mundo físico” que es el propósito de la creación.

Los maestros jasídicos nos dicen que cada año en Shabat Chazon – “Shabat de la Visión”, como se llama el Shabat que precede al Noveno de Av, el día en que se lamenta la destrucción de ambos Templos – a cada uno se le otorga una visión del Tercer Templo . Puede que no lo veamos con nuestros ojos físicos, pero nuestras almas lo ven y están impregnadas de la determinación y el poder de liberarse de nuestro estado actual de galut (exilio y desplazamiento espiritual) y restaurar la presencia Divina manifiesta en nuestro mundo.

Los diecisiete ensayos e historias en esta antología exploran la importancia del Santo Templo como el “hogar” y “lugar” Divino, como la “puerta del cielo” para el servicio del hombre a Di-s, y como la máxima encarnación de Di-s. deseo de crear vida y esfuerzo de la humanidad para santificarlo:

 

¿¡Dónde están los hombres de corazón generoso!?Where are the men with the generous heart !?

En la Parasha del sábado 10 de Marzo, VAYAKHEL y PEKUDE (ÉXODO 35-40), se convoca a todo hombre generoso a traer ofrendas al Eterno, para la construcción del Tabernáculo.

In the Parasha of Saturday March 10, VAYAKHEL and PEKUDE (EXODUS 35-40), every generous man is called to bring offerings to the Eternal, for the construction of the Tabernacle.

Éxodo 35 (4) Y le dijo Moisés a toda la congregación de los hijos de Israel: “Esto es lo que ordenó el Eterno: (5) Brindad vuestra ofrenda al Eterno. Todo hombre de corazón generoso traerá la ofrenda al Eterno(…)

Éxodo 35 (20) Y se retiraron todos los hijos de Israel de la presencia de Moisés. (21) Y vinieron luego los de corazón generosos y trajeron las ofrendas para el Eterno, para la obra del Tabernáculo, para todo su servicio y para los vestidos sagrados. (22) Tanto hombres como mujeres, todos de corazón generoso, trajeron broches, aros, sortijas, brazaletes y otros objetos de oro para el Eterno. (23) Y todo varón que tenía telas teñidas de celeste, púrpura o carmesí, lino fino, pelo de cabra, cueros de carnero teñido de rojo y cueros de tejón, los trajeron. (24) También presentaron al Eterno ofrendas de plata y de cobre bruñido, como asimismo maderas de acacia para las obras del servicio. (25) Y toda mujer de mano hábil hilaba tejidos teñidos de celeste, púrpura y carmesí y también de lino. (26) Y todas las mujeres que podían hacerlo, hilaban el pelo de cabra . (27) Y los jefes trajeron piedras de ónice y las piedras de los engarces para el efod y para el pectoral. (28) También trajeron especias, aceites para las luminarias y para el óleo de la unción e incienso. (29) Todo hombre y toda mujer de corazón dispuesto para contribuir a la obra que el Eterno había ordenado a Moisés que hicieran, trajeron  sus ofrendas (…)

¿Sabías que Moisés ordeno no traer más ofrendas? /Did you know that Moses ordered not to bring more offerings?

Éxodo 36 (3) Y tomaron en presencia de Moisés todas las ofrendas que trajeron los hijos de Israel para la obra del servicio sagrado y comenzaron a ejecutarla. Y cada mañana, le traían a Moisés más ofrendas. (4) pero un día, los expertos que hacían la obra sagrada (5) se presentaron ante Moisés y le dijeron: “El pueblo trae más de lo necesario para la obra que ordenó el Eterno”. (6) Entonces Moisés dispuso, por medio de un pregón, que no se trajeran más ofrendas para la obra sagrada, y el pueblo cesó las donaciones.

Ahora, en este tiempo, año 2018 (5778), Judá trabaja incesantemente para reconstruir el Santo templo, El Templo de Jerusalén (hebreo: בית המקדש, Beit Hamikdash).

Si todo nosotros, los habitantes  de todas las naciones, separáramos $10 dólares cada més, acaso no ayudaríamos a completar la obra para el Eterno?

Isaías 56:6 También los extranjeros que se adhieran al Eterno para adorarle y amar el Nombre del Eterno para ser Sus siervos. cada uno que se guarde de profanar el sábado y sea fiel a Mi pacto. (7) También a ellos, los traeré a Mi montaña sagrada y los haré gozosos en Mi casa de oraciones. Sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptados sobre Mi altar porque Mi Casa será llamada Casa de Oraciones para todos los pueblos.

Now, at this time, year 2018 (5778), Judah works unceasingly to rebuild the Holy Temple, The Temple of Jerusalem (Hebrew: בית המקדש, Beit Hamikdash).

If all of us, the inhabitants of all nations, will separate $ 10 dollars every month, would not we help to complete the work for the Eternal?

SHALOM AND WELCOME to the official website of the TEMPLE INSTITUTE in Jerusalem, Israel. The Temple Institute is dedicated to every aspect of the Holy Temple of Jerusalem, and the central role it fulfilled, and will once again fulfill, in the spiritual wellbeing of both Israel and all the nations of the world. The Institute’s work touches upon the history of the Holy Temple’s past, an understanding of the present day, and the Divine promise of Israel’s future. The Institute’s activities include education, research, and development. The Temple Institute’s ultimate goal is to see Israel rebuild the Holy Temple on Mount Moriah in Jerusalem, in accord with the Biblical commandments. We invite you to read our Statement of Principles. To l

SHALOM Y BIENVENIDOS al sitio web oficial del TEMPLE INSTITUTE en Jerusalem, Israel. El Instituto del Templo está dedicado a cada aspecto del Templo Sagrado de Jerusalén, y al papel central que cumplió, y cumplirá una vez más, en el bienestar espiritual tanto de Israel como de todas las naciones del mundo. El trabajo del Instituto toca la historia del pasado del Templo Sagrado, una comprensión del presente y la promesa Divina del futuro de Israel. Las actividades del Instituto incluyen educación, investigación y desarrollo. El objetivo final del Instituto del Templo es ver a Israel reconstruir el Templo Sagrado en el Monte Moriah en Jerusalén, de acuerdo con los mandamientos bíblicos. Te invitamos a leer nuestra Declaración de Principios. Para l

For more information:

https://www.templeinstitute.org

 

https://www.templeinstitute.org/donate.htm

REFLEXIÓN:

Es bueno aclarar que, no tengo ninguna relación con el Instituto del Templo, solo comparto esta información por  considerarla valiosa, ya que  habemos muchos que anhelamos ver reconstruido el Santo Templo (Hebrew: בית המקדש, Beit Hamikdash), en este tiempo.

It is good to clarify that, I have no relationship with the Temple Institute, I only share this information as valuable, as there are many who long to see the Holy Temple rebuilt (Hebrew: בית המקדש, Beit Hamikdash) at this time.

“Bayt al-maqdis” deriva de la terminología bíblica hebrea como ‘Beit Hamikdash’ / ” Beyt ha-Miqdash” (literalmente la “Casa del Santuario”) – “Bayt al-Maqdis” /“Bayt al-maqdis”derives from the biblical Hebrew terminology as ‘Beit Hamikdash’,the Hebrew reference to the Holy Temple.

The writing on the wall

Ancient Arabic inscription bears witness to the fact that the Dome of the Rock structure was originally named ‘Bayt al Maqdis’ referring to “The Holy Temple”

A team of archaeologists revealed the existence of a 1000-year-old text, dated to the beginning of the Islamic era, which indicates that the Muslims perceived the Dome of the Rock as a reestablishment of the earlier Jewish Temple. They referred to it as “Bayt al-maqdis” in the inscription, which derives from the biblical Hebrew terminology as ‘Beit Hamikdash’, known as the Hebrew reference to the Holy Temple.
This unique find is located in the central mosque at the village of Nuba, next to the city of Hebron. Its significance lies in the fact that it is dated to the early Islamic Period, and it sheds light on the sanctification process of Jerusalem and especially of the Temple Mount to the Muslems.
The text on the rock quotes;
“In the name of Allah, the merciful God
This territory, Nuba, and all its boundaries
and its entire area, is an endowment to the Rock
of Bayt al-Maqdis and the al-Aqsa Mosque,
as it was dedicated by the Commander of the Faithful, ̒Umar iben al-Khattab
for the sake of Allah the Almighty”
The village of Nuba is mentioned in the inscription text as an endowment to the Rock of Bayt al-Maqdis [The Holy Temple] and the al-Aqsa Mosque. The text also notes that the one who did the dedication was ̒Umar iben al-Khattab, the Arab ruler who conquered Jerusalem from the Byzantines in 638 AD.
Assaf Avraham and Peretz Reuven, the archeologists who presented the existence of the inscription last week in the Conference on ‘New studies in the archaeology of Jerusalem and its region’ that was held at the Hebrew University in Jerusalem, pointed out that this text is, in fact, testimony that at least one of the names of the Dome of the Rock in the first centuries of Islam was “Bayt al-Maqdis” which preserves the Hebrew name “Beyt ha-Miqdash” (literally the “House of Sanctuary”). “The choice to use the name ‘Bayt al-Maqdis’ was not original,” says Assaf Avraham. “Using this name derived from the deep influence of Jewish tradition on the development of Islam in its earliest days.” In an article that was published in the Conference pamphlet, early evidence was presented in the form of quotes by Moslem believers who, it appears, entered and prayed within a place of worship at the Temple Mount, which was named “Bayt al-Maqdis” For example:

“I would regularly pray with Ibn-Dahar in Bayt al-Maqdis, when he entered, he used to remove his shoes.”
“Anyone who comes to Bayt al-Maqdiss only for the sake of praying inside it – is cleansed of all his sins.”
“I entered Bayt al-Maqdis and saw a man taking longer than usual for his bows.”
“The rock that is in Bayt al-Maqdis is the center of the entire universe.”

“Early Islamic literature shows that religious rituals were conducted within the Dome of the Rock at the beginning of the Islamic era” says Assaf; “These rituals were inspired by ancient traditions which took place within The Biblical Temple as is documented in the bible and in ancient Jewish literature”. An ancient Muslim source describes and stresses this point:
“Every Monday and Thursday morning the attendants enter the bath house to wash and purify themselves. They take off their clothes and put on a garment made of silk brocade embroidered with figures, and fasten tightly the girdle embellished with gold around their waists. And they rub the Rock over with perfume. Then the incense is put in censers of gold and silver. The gate-keepers lower the curtains so that the incense encircles the Rock entirely and the scent clings to it.”
These well documented and detailed procedures bear similarities to rituals that were practiced in the Jewish Temple, and were probably derived from them.
The Nuba inscription implies that the building of the Dome of the Rock marks the re-construction of the biblical Holy Temple, in essence, one of the most significant acts in the early history of Islam, a new world view that asked to glorify Jerusalem’s position as the world’s religious center for Islam.
When cross-referenced with other Muslim traditional literature of the time, it becomes clear that the Dome of the Rock’s structure was named Bayt Al-Maqdis in which prayers were conducted traditionally. It was the holiest structure within the Temple Mount and it was perceived as a renewed temple.
This unique revelation bears importance and relevance today considering Unesco’s latest resolution which ignores the Jewish affinity to the Temple mount.

La escritura en la pared

La antigua inscripción árabe es testigo del hecho de que la estructura de la Cúpula de la Roca originalmente se llamaba ‘Bayt al Maqdis’, que se refiere al “Templo Sagrado”.

Un equipo de arqueólogos reveló la existencia de un texto de hace 1000 años, fechado al comienzo de la era islámica, que indica que los musulmanes percibieron la Cúpula de la Roca como un restablecimiento del Templo judío anterior. Ellos lo llamaron “Bayt al-maqdis” en la inscripción, que deriva de la terminología bíblica hebrea como ‘Beit Hamikdash’, conocida como la referencia hebrea del Templo Sagrado.
Este hallazgo único se encuentra en la mezquita central en el pueblo de Nuba, al lado de la ciudad de Hebrón. Su importancia radica en el hecho de que está fechado en el período islámico temprano, y arroja luz sobre el proceso de santificación de Jerusalén y especialmente del Monte del Templo a los musulmanes.
El texto en la roca cita;
“En el nombre de Alá, el Dios misericordioso
Este territorio, Nuba, y todos sus límites
y toda su área, es una dotación para la Roca
de Bayt al-Maqdis y la mezquita de al-Aqsa,
como fue dedicado por el Comandante de los Fieles, ̒Umar iben al-Khattab
por el bien de Alá el Todopoderoso “
El pueblo de Nuba se menciona en el texto de inscripción como una dotación de la Roca de Bayt al-Maqdis [El Templo Sagrado] y la mezquita de al-Aqsa. El texto también señala que el que hizo la dedicación fue ̒Umar iben al-Khattab, el gobernante árabe que conquistó Jerusalén de los bizantinos en 638 d.
Assaf Avraham y Peretz Reuven, los arqueólogos que presentaron la inscripción la semana pasada en la Conferencia sobre “Nuevos estudios en la arqueología de Jerusalén y su región” que se celebró en la Universidad Hebrea de Jerusalén, señalaron que este texto es: de hecho, el testimonio de que al menos uno de los nombres de la Cúpula de la Roca en los primeros siglos del Islam fue que conserva el nombre hebreo “Beyt ha-Miqdash” (literalmente la “Casa del Santuario”) . “La elección de usar el nombre ‘Bayt al-Maqdis’ no era original”, dice Assaf Avraham. “Usar este nombre derivó de la profunda influencia de la tradición judía en el desarrollo del Islam en sus primeros días”. En un artículo que se publicó en el folleto de la Conferencia, se presentaron pruebas tempranas en forma de citas de creyentes musulmanes que, al parecer, , entró y oró en un lugar de adoración en el Monte del Templo, que se llamó “Bayt al-Maqdis”, por ejemplo:

“Regularmente oraba con Ibn-Dahar en Bayt al-Maqdis, cuando ingresaba, solía quitarse los zapatos”.
“Cualquiera que venga a Bayt al-Maqdiss solo por orar dentro de él, es limpiado de todos sus pecados”.
“Entré en Bayt al-Maqdis y vi a un hombre que tardaba más de lo habitual en hacer reverencias”.
“La roca que se encuentra en Bayt al-Maqdis es el centro de todo el universo”.

“La literatura islámica temprana muestra que los rituales religiosos se llevaron a cabo dentro de la Cúpula de la Roca al comienzo de la era islámica”, dice Assaf; “Estos rituales fueron inspirados por antiguas tradiciones que tuvieron lugar dentro del Templo Bíblico como está documentado en la Biblia y en la literatura judía antigua”. Una antigua fuente musulmana describe y enfatiza este punto:
“Todos los lunes y jueves por la mañana los asistentes entran a la casa de baños para lavarse y purificarse. Se quitan la ropa y se ponen una prenda de brocado de seda bordada con figuras, y abrochan fuertemente la faja embellecida con oro alrededor de sus cinturas. frote la roca con perfume. Luego el incienso se pone en incensarios de oro y plata. Los porteros bajan las cortinas para que el incienso rodee por completo la roca y el aroma se adhiere a ella.
Estos procedimientos bien documentados y detallados guardan similitudes con los rituales que se practicaban en el Templo judío, y probablemente derivaban de ellos.
La inscripción de Nuba implica que la construcción de la Cúpula de la Roca marca la reconstrucción del Templo Sagrado bíblico, en esencia, uno de los actos más significativos en la historia temprana del Islam, una nueva visión del mundo que pidió glorificar la posición de Jerusalén como el centro religioso mundial para el Islam.
Cuando se hace referencia cruzada con otra literatura tradicional musulmana de la época, queda claro que la estructura de la Cúpula de la Roca se llamaba Bayt Al-Maqdis, en la cual las oraciones se celebraban tradicionalmente. Era la estructura más sagrada dentro del Monte del Templo y se percibía como un templo renovado.
Esta revelación única tiene importancia y relevancia hoy considerando la última resolución de la Unesco que ignora la afinidad judía con el Monte del Templo.

Fuente:

The Holy Temple

LOS SALMOS

99 (1) Salmo. El Eterno reina. ¡Tiemblen los pueblos! Él esta entronizado sobre los querubines. estremézcase la tierra. (2) Grande es el Eterno en Sión, y esta por sobre todos los pueblos. (3) Alaben ellos Tu Nombre por grande y terrible. Santo es. (4) (Su fuerza) la fuerza del rey que ama la justicia. Tú has establecido la equidad. Tú has ejecutado justicia y rectitud a Jacob. (5) Exaltad al Eterno nuestro Dios, y posternaos ante Su escabel. Santo es. (6) Moisés y Aaron entre Sus sacerdotes, y Samuel (Shmuel) entre los que invocan Su Nombre, llamaron al Eterno, y Él les respondió. (7) les habló en la columna de nubes. Ellos guardaron Sus testimonios, y el estatuto que Él les dio. (8) ¡Oh Eterno, Dios nuestro! Tú les respondiste. Dios compasivo fuiste Tú para ellos, aunque Te tomaste venganza cuando se descarriaron. (9) Exaltad al Eterno nuestro Dios, y adoradle en Su santo monte, porque el Eterno nuestro Dios es santo.